Censo
Últimos temas
» Adonde me lleven los sueños
04/04/18, 08:55 pm por Lisandot

» Sentimientos encontrados
22/02/18, 10:03 pm por Songèrie

» El fin de un viaje y el comienzo de otro.
04/02/18, 03:16 pm por Florangél

» Vini, saquei, marchi
30/01/18, 06:23 pm por Narrador

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/01/18, 06:01 pm por Narrador

» Trama 3 . Se reclutan piratas y maleantes varios
30/01/18, 05:58 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Eso de tener algodón en las orejas

Ir abajo

Eso de tener algodón en las orejas

Mensaje por Alexander Beltane el 31/07/16, 11:57 pm

Algo peor que llegar a un lugar y ser ignorado por cientos de transeúntes, mientras se hacen cosas de bardo, es ser ignorado por cientos de transeúntes porque te dieron mal el dato de qué lugares podrían ser habitados por gente generosa con el resto, sin importarle tanto su propio bolsillo. Ah, y mientras se hacen cosas de bardo

Fuí afortunado que el capitán del galeón del otro puerto me pudiera llevar gratis a Thialir. Bueno, no exactamente gratis. Tuve que gastar mi garganta por todo el tiempo que fue el recorrido, siendo mi forma de pago el cantar aquellas canciones que muchos piratas amaban gritar mientras trabajaban. Si, lo que usted puede conocer como Salomas. Siendo honesto, no son muy de agrado, ya que el sonido del mar golpeando la madera del barco hace que la voz se tenga que elevar como si estuviera cantándole una sonata de amor a un golem de piedra de 10 metros (y sin mencionar que esas cosas ni tienen oídos. Osea, tendría que ser un golem muy sensual para estar cantándole sonatas de amor), por lo que mi voz terminó bastante rasposa cuando llegamos a destino

---
Hace algunas horas atrás
---

Alexander: Ya estamos listos para zarpar al cabo de Hornos,
Todos: ¡Levad anclas, girad y avanzad!
Alexander: Muchachos, hemos empeñado nuestras botas y ropas,
Todos: ¡Nos embarga la alegría!

(Coro)
¡Tirad del gancho, tirad con fuerza!
¡Levad anclas, girad y avanzad!
El ancla está izada y el cable recogido,
¡Nos embarga la alegría!


Alexander: Pronto estaremos avanzando por las esclusas,
Todos: ¡Levad anclas, girad y avanzad!
Alexander: Donde las muchachas hermosas vienen con sus galas,
Todos: ¡Nos embarga la alegría!

---
De vuelta al presente
---

Igual, confesando, es divertido cantar en barcos. Nunca faltan los marineros o piratas que te siguen la letra, porque las salomas tampoco es que san poco famosas, y siempre están los clásicos con los que enganchan de una

Pero pensándolo bien, ¿será el haber cantado por horas continuas me habrá afectado la voz? Osea, convengamos, eso difícilmente se llama canto. Gritarle a los tipos podría ser una mejor descripción de lo que hicimos (y creo que fui mejor en ello que el mismo capitán). Por supuesto, no la sentía desgastada, pero tampoco es algo que podía confesar abiertamente. ¿Qué clase de bardo juzgarme la gente que no tiene idea de su propia voz? ¡Pero no era culpa mía que se escuchara siempre igual! Osea, hacía lo típico de imitar ciertas voces cuando había que hacer algo teatral, y era curioso cuántas mujeres lo pedían en la cama, pero más allá de eso, no era muy consciente de cuán afectada estaba

Pues, habían dos posibilidades. Una, o esta gente era muy tacaña, o este bardo tenía su voz acabada durante el día. No, ahora que lo pienso, esta gente es tacaña aún cuando la segunda opción fuera la correcta. ¡Piensalo! Si ves a un bardo con una voz ronca, casi acabada, ¿no sería parte de la empatía humana el darle un poco más de dinero a este pobre servidor del placer auditivo y de cosas misceláneas?

Y solo habían 2 monedas de plata en el humilde sombrero que estaba invertido en el suelo. Eso, y una pelusa, un par de papeles sucios y una cáscara de plátano. ¡Que mi sombrero no es un basurero, carajo!

Que terrible desgracia mi vida...

Alexander, en un estado que reflejaba muy opuestamente al ritmo que emabana de su cítola, cerró sus ojos y dejó que sus dedos hicieran el resto del trabajo, dejando que su agotada y rasposa voz descansara de su viaje. Lejos de tocar por necesidad, sus dedos parecían pensar y sentir de manera muy separada de la mente del bardo, otorgando una música que lentamente comenzó a difundirse por las calles de la ciudad, siendo llevada por el viento y alcanzada por oídos que hacían que sus dueños giraran su cabeza, en búsqueda del origen de aquella canción

avatar
Alexander Beltane

Cantidad de envíos : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Eso de tener algodón en las orejas

Mensaje por Lita el 01/08/16, 07:25 pm

Lita llevaba meses dando vueltas por las islas, el inicio de la guerra había complicado sus planes y aún no había encontrado el cómo y sobre todo el quién, la ayudara a recuperar su cuerpo. A ratos se encontraba de un humor de perros y gastaba bromas pesadas a todo el que se cruzaba en su camino, era su única vía de escape. A ratos se encontraba tan deprimida que asustaba a todo el que la veía. Y las menos veces que decidía ser optimista la gente reaccionaba igual que siempre al ver a un fantasma y salían despavoridos en el mejor de los casos cuando no intentaban exorcismos para echarla. Con lo cual su buen humor desaparecía casi al instante. Meses sin hablar con nadie como era debido estaban empezando a causarle ciertos trastornos y ya hasta hablaba con las piedras y los árboles.

En esos momentos se encontraba cerca de la entrada de la ciudad en un nuevo intento por hacer contacto con alguien inteligente que no saliera corriendo a las primeras de cambio al ver que podían ver a través de ella y atravesarla. Al oír una melodía alegre y pegadiza su ánimo mejoro visiblemente (la música tenía siempre ese efecto en ella), y decidió acercarse a la fuente del sonido.

Ciertamente la música era buena pero la voz del tipo… era mejor que dejara que sus manos actuaran solas y que cerrara la boca. Cuando por fin llegó junto al bardo este había hecho caso de sus pensamientos y solo tocaba su cítola, bastante bien por cierto.

Sin poder contenerse se puso a bailar en el aire, como a 10 centímetros del suelo al ritmo de la música. Lo que para ella era una bendición y hacía que su ánimo mejorara, para el bardo seguramente sería una maldición, los transeúntes que pasaran por allí al ver a la fantasma bailando como poseída, saldrían corriendo en dirección opuesta sin dejar ni una sola moneda en el sombrero.
avatar
Lita

Cantidad de envíos : 31

Volver arriba Ir abajo

Re: Eso de tener algodón en las orejas

Mensaje por Alexander Beltane el 05/09/16, 12:35 am

El joven bardo no se daba cuenta de la emoción que embargaba su ser cada vez que dejaba que sus dedos dominaran el pequeño instrumento musical. Y cuando era humilde, reconocía que solo se trataba de interpretaciones que podían escucharse de cualquier otro instrumentista. O quizás el desconocimiento de esas melodías por parte de oídos ajenos. No sabía asociarlo, pero sus dedos eran como el suave toque de un amante por la espalda de una musa, sonriente por la sensación de los dedos de quién inspiraba creatividad. Las cuerdas se movían con sensaciones muy independientes entre si, como si cada una evocara una sensación distinta, un sentimiento único. No era algo que pudiera darse conscientemente, así tampoco se daba cuenta de ello. Para él, era como si le consultaran cuán azul era el cielo, o cuán verde eran las praderas

Eso hacía que su inspiración se traspasara a los corazones de quienes cruzaban caminos con él, metamorfoseando sentimientos, eliminando preocupaciones, mascarando mentiras. Desgraciadamente, aquel no sería un día de ellos


- P... pero...

... ¿Pero qué acaba de ocurrir?

- ¡Pero si nisiquiera pensaba cantar! Esta es una falta de respeto a mi persona. ¡Je!

Osea, en realidad me estaba emocionando y estaba esperando el encore para emocionarme con una tonada. Ya saben, esa que decía sobre el amor marinero entre una sirena y un marino. Es muy linda, la verdad. Me la enseñaron un día que iba en un barco con una viuda, y me contó sobre ella. Pero juro que iba a quedar bonito, si no requiere tanto esfuerzo y hasta la he cantado resfriado sin problemas

Alexander, claramente, no había notado la presencia del fantasma detrás suyo

- Hmmm... ¿Pero y si fuí maldecido? - hablaba consigo mismo en voz alta, mientras se cruzaba de piernas - A lo mejor alguien me puso algo como para espantar a la gente cada vez que hablo. Quizás ni tenga que ver con el viaje en barco que hice

- Pero si soy una persona adorable, ¿quién podría hacerme algo como eso? - se rascaba la cabeza, visiblemente molesto - me pregunto si habrá alguna... - su cuerpo comenzaba a temblar de solo pensar en pronunciar la palabra - ... bruja que me pueda ayudar. Ya me imagino lo que va a pedirme

Tomaba su cítola, y arreglándola para el viaje, comenzó a caminar cabizbajo, todavía sin notar que toda la causa del espanto de su audiencia se debía a una bailarina fantasmal. Probablemente no lo notaría hasta que fuera muy tarde, o la situación muy obvia

- Apuesto a que va a pedirme que abrace su cuerpo lleno de arrugas asquerosas, con varices, granos en la nariz, esquelético cuerpo... - su tono de voz parecía bastante derrotado, así también como si hablara de experiencia propia - ... y yo, que soy tan bonito...
avatar
Alexander Beltane

Cantidad de envíos : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Eso de tener algodón en las orejas

Mensaje por Lita el 14/09/16, 06:32 pm

Lita se paró en el mismo momento que paró la música, iba a saludarle y pedirle que siguiera con la música, pero el tipo empezó a hablar y, frunciendo el ceño observó a su alrededor… no había nadie, el tipo estaba solo, pero no tampoco parecía que le estuviera hablando a ella. Lita decidió escucharle y ver si le faltaba un tornillo o dos, si era un tipo peligroso o simplemente un solitario que gustaba de hablar para sí mismo por no sentirse tan solo.

- Eh!

Vale que fuera un fantasma, vale que la gente solía saludarla con un ¡Aaaaaaahhhh! Para después salir corriendo, pero de ahí a que su presencia la considerara una maldición… flotó más cerca del tipo con intención de pegarle un buen susto pero se quedo parada a mitad de camino

-¡Ah!

Al escucharle hablar sobre brujas un escalofrío recorrió a la fantasma y eso que no tenía cuerpo. Solo de pensar en brujería casi podía sentir como se le revolvía el estómago (inexistente) y como un sudor frió caía por su cuerpo (¿Cuál cuerpo?). La magia la había dejado en aquel estado y, aunque otro tipo de magia le había devuelto la ilusión durante un tiempo había desaparecido dejando un vacío aún mayor.

A pesar del miedo y los supuestos sudores y escalofríos, decidió seguirlo, algún día quizá necesitara de los servicios de una bruja para recuperar su cuerpo.

Al ver como caminaba cabizbajo se sintió algo culpable. Puede que se sintiera maldito porque no había conseguido atraer ningún espectador generoso y posiblemente era culpa de ella. Floto hasta ponerse delante del tipo.

- ¡Hola! Siento haberte espantado al personal, es que me gusta mucho la música y no lo haces nada mal

Del enfado, al miedo, a la culpa y después el buen humor que volvía a sentir, Lita era así, nunca se podía acertar con ella.
avatar
Lita

Cantidad de envíos : 31

Volver arriba Ir abajo

Re: Eso de tener algodón en las orejas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.