Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

A paso de tortuga (aveces de caracol)

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Dulfary el 05/02/10, 04:21 pm

En cambio, Dulfary, también iba distraida. No en cavilaciones interrnas, sino totalmente externas. Le costaba quedarse callada por mucho tiempo y cada que podía trataba de establecer conversación grupal (sin obtener mucho exito, al parecer, con Lohengrin)

- Yo no tengo problema en avanzar hasta que los pies duelan - los miró, a sus pies, como si ellos le respondieran qué tal estaban en su paseo - aunque ir de noche, por la selva sí, puede ser algo peligroso - admitió.

No creyó que estuviera tan lejos el lugar y dio gracias al viento a que la llevó a encontrarse con ellos.

- Yo vengo de un lugar lejano, como el 90% de las personas que son de aquí, de Jasperia, llegué hace mmm mas o menos un tiempo, desde otro lugar que no es mi hogar, un sitio muy bonito pero que se echó a perder - hizo una mueca de tristeza - lastima - y la sonrisa volvió de inmediato - y dije: HAGAMOS A LA MAR!!!! y así llegué hasta aquí - aun no estaba muy segura de si debía contarles que estaba en una misión... o lo había hecho ya? se tomaría un timpo antes de hacerlo. Por otro lado, podía ser que ninguno fuera dejando huellas que permitiera hacerles seguimiento, pero esa ultimo comentario echaba por tierra cualquier intención de tratar de pasar desapersibidos en el lugar, por el alto volumen con que lo dijo, incluido el brazo levantado como marino.

- Y no sabría que más contarles, tal vez sería mas sencillo responder a preguntas -

Las sospechas de Lohengrin no estaban muy alejadas de la realidad. Ajeno al escandalo que hacía la rubia, habían unos cuantos pares de ojos observando desde los lugares privilegiados que les daba el estar bien camuflados.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Lohengrin el 17/02/10, 01:13 pm

Lohengrin empezaba a acostumbrarse a escuchar y entender los sonidos de la selva. Correteos, gorgeos, silbidos, ramas y hojas moviéndose... No le molestaba en absoluto la charla de sus compañeras de viaje, si bien prefería centrarse en la vigilancia de los alrededores. Aunque era un hombre de guerra, a menudo había ejercido como batidor, sobe todo desde que vivía fuera de la Fortaleza de la Orden, y sabía que la seguridad de un grupo muchas veces dependía de que sus exploradores escucharán un ruido de más... o de menos.

La jungla parecía estar como siempre, solo que... alguno de los ruidos que provocaban los animales pequeños habían dejado de escucharse... Los reptiles no se arrastraban sobre las hojas caídas y las cortezas, las aves habían volado hasta las ramas más altas... Tal vez no fuera nada, pero...

"Vigilad los lados y arriba", interrumpió el caballero. "Algo no marcha como debe, aunque no se qué es. Echad mano a las armas, pero no desenvainéis bruscamente... Con suerte será una falsa alarma..."

La hoja de Lohengrin siseó muy lentamente al salir de su vaina, y luego tomó su hoja más corta con la izquierda. Y como última precaución, no se olvidó de lanzar un rápido vistazo a su espalda.
avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Miyuki el 19/02/10, 09:08 am

Escuchaba la charla de la simpática Dulfary con una sonrisa en el rostro. Había mucho más aparte de lo que contaba, pero quizás no era el momento, ni el lugar para hablar. Las oraciones eran algo confusas, era mas bien como si estuviera hablando con ella misma, había pasado por muchas cosas al parecer, y eso que no parecía tener tantos años de vida, debía ser una chica muy activa.

- Sin duda sería más fácil preguntando, tambien sería más fácil si nos detuviéramos, pero esto ultimo deberá esperar - Decía las cosas de modo demasiado correcto, se volvía algo complicado de entender - ¿Y, Señorita Dulfary, a qué se dedica? - Alguna profesión debía tener, los humanos adoraban dedicarse a una especialidad, y si era posible, ganar dinero con ello.

El primer signo de que algo no estaba bien le llego a Miyuki minutos después que a Lohengrin. Los animales habían dejado de hablarle, el aire se había echo pesado y los arboles le advertían que algo no andaba bien. Pero algunas veces las plantas exageraban, y los animales se asustaban por cualquier cosa... Ella misma se asustaba por cualquier cosa. Por eso, simplemente puso algo más de atención, pero no llego a ver el umbral del miedo.

- Usted es el que sabe, Señor - Dijo Miyuki dando a entender que haría lo que aconsejara.

En un bosque tan espeso no le servía de nada mirar, así que cerro los ojos y escucho con atención los alrededores. Podía oír a varios animales corriendo lejos, los aleteos de un pájaro, un silbido que no era provocado por algo con plumas, una rama que se quebraba... Habían varias cosas rodeándolos, no le quedaban dudas.

Con delicadeza saco una pequeña daga de su vaina, centímetro a centímetro y la escondió en sus largas mangas. No iba a poder hacer mucho con algo tan pequeño, pero llegado el caso sería mejor que nada.
avatar
Miyuki

Cantidad de envíos : 156

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Dulfary el 02/03/10, 02:30 pm

Sonreía bastante tranquila, ajena a los peligros del mundo y mas aun ahora que iba acompañada de amigos.

- Señorita? - le sonaba extraña que alguien fuera tan formal con ella, sobre todo otra mujer - no, no, no, nada de señorita, ni señora, solo Dulfary, estamos en confianza, cierto? - que ella creyera una cosa no quería decir que todo el mundo creyera lo mismo - yo me dedico a mantener el equilibrio entre el bien y el mal, pero de momento solo hago labores de exploración con esos fines, trato de conocer Jaspia y ya luego me pondré a hacer lo que mejor hago, meterme en problemas - respondía con la verdad totalmente, no estando muy segura del por qué; ambos le inspiraban confianza, parecían buenas personas y gente de fiar en términos generales*

Al no estar acostumbrada a moverse por los bosques, los diversos estímulos que para sus acompañantes fueron tan obvios y alarmantes, para ella simplemente pasaron desapercibidos.

Sin embargo, una cosa no tenía que ver con la otra, es decir, Miyuki estaba concentrada y le había parecido que Lohen había cerrado los ojos, además había solicitado estar prestos a sus armas y la tensión en general, en ellos dos, si era algo que captaba con facilidad.

No sacó armas, no aun. En lugar de eso empezó a fijarse en las pequeñas cosas del ambiente, a sentir como el viento traía el posicionamiento de seres que si se movieran, sin mucho éxito en su tarea por la cantidad de arboles.

Estaban sobre aviso, bien podían tratar de seguir adelante con su emboscada, o dejarse ver y tratar de ganar su confianza. Otra opción era dejar que sus nervios llegaran al límite al no salir ni dejarse ver y esa idea se les empezaba a antojar la más plausible, aunque no parecían llevar mucho de valor más que ellos mismo como posible mercancía

- Movámonos – dijo la rubia con serenidad, pero ella misma no se movió hasta que sus compañeros hicieron lo propio.







*fdi: oye!!! tu tienes cara de pc!! eres de confiar!!
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Lohengrin el 08/03/10, 03:54 pm

Sin decir nada, Lohengrin avnzó hasta situarse casi a la altura de Miyuki, cubriendo así el lado de la derecha. Los que vigilaban desde los bordes del camino no habían hecho movimiento alguno, pero seguían al acecho.

Al ver la pequeña arma de Miyuki no pudo evitar pensar que se vería en apuros en caso de trabarse en un combate cerrado, por lo que, con mucho disimulo sacó de su funda la daga con la que Dulfary se había liberado de la trampa de lazo. Treinta y cinco centímetros del mejor acero que se podía encontrar en Jaspia, aunque no eran tan fáciles de ocultar como la pequeña arma de la joven. Le ofreció la daga con muchísimo cuidado, tratando de llamar la atención lo menos posible.

Por otra parte, Dulfary había aminorado la marcha, pero sin detenerse. Lohengrin lo juzgó oportuno, y siguieron caminando.
"Recordad la trampa de lazo.", indicó, sin añadir nada más. Hasta ahora no había detectado ninguna otra trampa entre las hojas que cubrían el camino.

Demasiados nervios. El caballero esperaba un ataque, pero no ocurrió nada. De vez en cuando vigilaba cada uno de los flancos, esperando distinguir si sus silenciosos acosadores eran hombres, bestias, o alguna otra cosa.

"Mantener el equilibrio entre el bien y el mal? Eso suena interesante..."
pensó para sí Lohengrin.

Seguían avanzando, y entraron en una zona más espesa de la jungla, las ramas de los árboles se juntaban sobre ellos a varios metros de altura, de manera que el brillo del sol aparecía y desaparecía entre las hojas y lianas. "Mala señal...", masculló el guerrero.
avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Miyuki el 11/03/10, 08:31 am

Mientras caminaban el caballero se acerco a Miyuki, en un principio no entendió bien qué le sucedía, pero en cuanto vio el mango del cuchillo que le ofrecía saco conclusiones rápido. Miro el objeto con algo de interés, era mas bien tosco para su apreciación tan quisquillosa, grande, pesado y sin ningun adorno. En síntesis, no podía usar una cosa así, siquiera estaba segura de qué tan bien lo podría manejar. Hizo una leve reverencia mientras negaba con la cabeza, solo esperaba haber sido educada, resultaba increíble que esa fuera su mayor preocupación.

Caminaron a buen ritmo, si la kitsune hubiese sabido mas sobre sentimientos humanos de seguro se habría sentido algo nerviosa con la tensión del momento. Pero esa clase de cosas le resultaban como mínimo difíciles de entender, otros directamente imposibles. Había sacado el cuchillo, si, al fin y al cabo no deseaba que la lastimaran, pero le costaba pensar en el peligro como algo real.

No dejo que su sonrisa desapareciera ni por un momento de su rostro, esa sonrisa afable y tranquila que hacia parecer que se encontraban en una sala de té y no en medio de un bosque rodeados por el enemigo.

- No dejaría que caigan sobre ninguna trampa, Señor Lohengrin - Respondió ante la advertencia. Sus sentidos eran los de un zorro, su inteligencia la de un humano, a menos que lo hiciera a propósito, no dejaría que sus compañeros de viaje cayeran en las trampas.

Pensó un instante qué haría si llegaban a aparecer los tan nombrados rivales, al menos en un comienzo intentaría defenderse, pero si todo se volvía demasiado difícil lo mejor sería correr. En cualquier caso, serviría mas que estuviera viva y libre para luego ir a ayudar al resto.

Pronto el bosque se espeso, no solo los antiguos árboles les cerraban el paso, el aire tambien se sentía más pesado y la luz del sol más escasa. Ya no podía caminar uno al lado del otro, al ser la guia Miyuki se puso delante de los otros dos.

- Ya no falta tanto para...-No pudo terminar la oración, primero su nariz olfateo, mas luego alzo la vista para confirmarlo.

Unas sombras, más de cinco casi seguro, surcaban los árboles justo arriba de sus cabezas y era más que obvio que sus intenciones no eran de las mejores. Saltaron sobre los tres viajeros con la confianza del que realiza una emboscada.

La kitsune no pudo hacer mucho, es lamentable decirlo, pero no podía ayudar en esa clase de situaciones, el susto la hizo cambiar a su forma de zorro nuevamente, pero el humo que la des transformación producía cubrió su nueva apariencia el tiempo suficiente como para esconderse entre los árboles.
avatar
Miyuki

Cantidad de envíos : 156

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Narrador el 11/03/10, 08:00 pm

La sensación de estar siendo observados se hacía cada vez más agobiante y pesada a medida que el follaje se hacía más espeso alrededor del camino, y apenas debía quedar más de una hora de luz solar. Los brillantes colores verdes de la jungla empezaban a tomar matices más y más oscuros, y pronto se tornarían en grises con la caída de la noche.

De pronto, los amortiguados correteos que habían escuchado se hicieron mucho más audibles durante un momento, arriba, sobre las ramas de los árboles que se entrelazaban a gran altura sobre el sendero, formando una especie de bóveda vegetal. Apenas tuvieron tiempo de levantar sus cabezas, cuando desde diversos puntos cayó sobre ellos una espesa sustancia blanquecina que se enredaba en todos lados. Estaba formada por fuertes hebras que se adherían entre sí formando un grueso manto que se desplomó sobre los viajeros.

Muy a tiempo, Miyuki desapareció en una nube de humo, de manera que ni Lohengrin ni Dulfary pudieron discernir dónde se encontraba. Sin embargo, ellos tenían en ese momento otros problemas más acuciantes.

El bosque había desaparecido detrás de todas aquellas capas de hilos, que apenas permitían ver lo que había a una distancia mayor de tres metros. Dentro de toda aquella confusión se escucharon fuertes chasquidos y gorgoteos, y las pegajosas hebras se estiraron, se encogieron, y volvieron a estirarse alrededor del caballero y la exploradora, creando algo parecido a una jaula, y varias formas (cuatro, cinco, seis, quizá más) descendieron desde las alturas a gran velocidad, hacia la sorprendida pareja.

La kitsune, desde fuera, pudo ver como unas grandes arañas terminaban de tejer la trampa en forma de tosco cilindro, y subían velozmente hacia la parte superior. Las criaturas sobrepasaban ampliamente el tamaño del pequeño zorro.





(Lohengrin y Dulfary se encuentran dentro del área de efecto de un conjuro de Telaraña* (Mag/Hcr 2, pg 262 del Manual del Jugador de D&D 3.5). Como esto es interpretativo pueden decidir libremente el resultado de su tirada de salvación (dificultad Normal). La telaraña no es aún demasiado espesa, así que pueden moverse y combatir sin muchas dificultades si la pasan. No sabéis cuántas formas os rodean, pero podríais distinguir claramente cualquiera que se acercara a vosotros. Diablos, lo que iba a ser un desigual combate para tres está a punto de convertirse en una masacre para dos… Tirad por vuestra iniciativ… epa… Ah, cómo echo de menos los dados y el factor azar…

Miyuki, en tu forma de zorro, la telaraña no te afecta en absoluto. Distingues una araña particularmente grande (casi como un ternero) observando la situación desde las alturas, y dentro de la trampa, a Lohen y a Dul siendo atacados por otras arañas algo más pequeñas.

*Sin embargo, no es un conjuro, es una telaraña real…


Orden de acción: Dulfary, Lohengrin, Miyuki, Narrador… )
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Dulfary el 14/03/10, 03:18 pm

Efectivamente, a pesar de su expresión distraida, desde que todos estuvieron tensos, Dulfary estaba pendiente de las trampas, no fuera a caer en una de ellas, nuevamente. Habría sido muy predecible que justo en ese momento fuera así, pero no ocurrió, al menos no como estaban pensado ellos, no era una trampa de cuerdas.

Sin detenerse, al escuchar los ruidos sobre su cabeza levantó la vista y entonces, no solo dejó de caminar, si no que dio un preventivo paso a trás, ampliando aun más la distancia entre ellos dos, y Miyuki. Con la telaraña cayendo sobre ellos, sacó dos de sus kunai, de debajo de la camisa lo suficientemente rápido como para parecer que salían de la nada y al hacerlos girar para alejar esa cosa de ella, el viento pareció ganar un poco mas de fuerza a favor de ellos, decayendo casi de inmediato cuando la primera de las arañas se dejó ver.

Trataba de alejarse de los hilos pegajosos a sabiendas que, si venían de las arañas, quedar atrapados en ellos sería como jugar a ser moscas, mas teniendo en cuenta el tamaño de las criaturas.

Bajo esas condiciones, por mas que aun tenían algo de espacio, era algo complicado para la kazekage defenderse del acoso de las arañas, estaba acostumbrada a eludir ataques hasta de dos armas, pero tratar de esquivar las diversas patas de los animales era mucho mas complejo y pronto se vio en la necesidad de hacer hacerles daño para que la dejaran tranquila y no llegaran a ver como un delicioso bocadito, cortando las patas que tenía mas cercanas, cunado una de las arañas se le vino demasiado encima, deteniendo a la defensiva una de sus ¿patas? pero clavando el kunai en la otra rasgando hasta lo que vendría a ser la articulación.

Muy a su pesar, y en contra de su costumbre, no pudo poner atención a lo que hacía Lohengrin o cómo se encontraba en ese momento, confiando ciegamente en que se estaría defendiendo mucho mejor que ella misma.

fdi: sorry, estoy cruda de ideas
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Lohengrin el 14/03/10, 04:48 pm

NPC mode on:

Lohengrin también tuvo tiempo de ver cómo caía sobre ellos la gruesa tela de araña, y con un rápido movimiento deslizó su espada larga fuera de su vaina, trazando un arco sobre su cabeza, evitando así verse completamente cubierto. Una enorme araña pasó rápidamente por su lado derecho, algo lejos para atacar, así que la dejó pasar. Otras dos se estaban acercando, una de ellas, del tamaño de un perro grande, caminaba por la masa de hilos y capas que estaba sobre su cabeza, mientras que otra mucho más pequeña (apenas llegaba hasta su rodilla) corría diréctamente hacia él.

Aún tenía en la mano la daga que había ofrecido a Miyuki, y tomó una rápida decisión. Corrió dos pasos hacia adelante, e hincó con fuerza su hoja más corta sobre el torso de la araña más pequeña, atravesando su cuerpo y clavando la punta en tierra. Las patas de la araña se retorcieron, pero ésta no logró liberarse. El caballero se dió la vuelta buscando a la araña que antes había pasado a su lado, y encontró como Dulfary estaba debatiéndose con ella, mientras que otra se acercaba por la espalda a la exploradora. ¿Y dónde estaba su otra compañera?

"¡¡¡Cuidado atrás!!!", avisó el caballero. Trató de acercarse para ofrecer ayuda cuando sintió un tirón en el tobillo derecho, al parecer uno de los hilos se había enredado en su bota. No tuvo tiempo para liberarse, pues otra araña, esta vez una de respetable tamaño, se precipitó hacia él. Lanzó un golpe con su espada larga, pero la criatura retrocedió lo justo para esquivarlo, y luego volvió a atacar, abriendo y cerrando sus grandes mandíbulas.

avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Miyuki el 15/03/10, 08:04 am

Todo había cambiado de un segundo a otro, Miyuki había saltado a un costado, pero no por inteligente, sino llevada por el puro instinto de huir, al igual que se había des transformado por el susto. Corrió lo suficiente como para que ninguno de los hilos la atrapara, pero sin perder de vista a sus compañeros, les había prometido que no los dejaría caer en ninguna trampa, y no pensaba romper la promesa.

Se sintió algo más aliviada al ver que ambos habían encontrado el modo de no quedar del todo atrapados, y peleaban por liberase con todas sus fuerzas. Pero tenía que pensar en algo pronto, algo, algo, algo, algo...

Con su tamaño actual no podía hacer mucho, a lo sumo morder las patas de las arañas, que la superaban en tamaño y fiereza. Pero no tenía muchas alternativas...

Miro con atención a cada una de las agresoras, tenían que tener una líder, estaba segura, alguna que coordinara a las demás al menos de modo básico, no estaba segura de que tan inteligentes eran esos bichos. Pronto la encontró, era algo más grande que las otras, y por el momento no parecía intervenir mucho en la lucha que se estaba llevando a cabo.

Miyuki corrió con su forma de zorro aun hacia lo que parecía la más grande de los arácnidos. El enorme ser (ya que al lado de la kitsune parecía enorme) no presto atención a lo que parecía un animal del bosque, no al menos hasta que estuvo muy cerca, entonces percibió la diferencia, y se volteo a recibir lo que sabia que no era un zorro.

La kitsune mordió con fuerza una de las patas, a lo que la araña reacciono sacudiéndola por el dolor, la atacante salió disparada y golpeo de espalda contra un árbol. Ya estaba metida en el asunto, así que no se podía hacer mas que seguir atacando. Todos los intentos de Miyuki terminaron de igual modo, lograba infligirle algunas heridas con sus colmillos y garras, pero ninguna de gravedad.

Así no funcionaba, tenía que aprovechar su mente, no su fuerza inexistente... ¿Qué tanto se podían creer las ilusiones esos seres? Alejada de su oponente, el zorro se concentro levemente y una llama tan real como uno estuviera dispuesto a creer apareció desde donde ella estaba, esparciéndose rápidamente por las telas de las arañas que sabia, eran inflamables.

F.D.I: Es una aclaración, las llamas son solo ilusiones, como todo lo que crea Miyuki, por lo tanto no queman, pero se ven reales, y se siente calor cuando se acercan. Si cualquiera distrae o asusta a la kitsune, se desconcentra y todo desaparece.
avatar
Miyuki

Cantidad de envíos : 156

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Narrador el 15/03/10, 08:58 am

La situación distaba mucho de ser la ideal para los aventureros. Lohengrin y Dulfary se las estaban viendo con dos grandes arañas cada uno, mientras que la kitsune había desaparecido por completo de la vista de todos. Una de ellas pasó velozmente junto a Lohengrin para lanzarse sobre Dulfary, que la recibió con dos rápidos movimientos de sus kunai, causando una grave herida a la criatura, y obligándola a retroceder unos pasos. La exploradora pudo ver como Lohengrin atravesaba con su daga a otro de aquelllas cosas, bastante más pequeña que las otras, dejandola clavada en el suelo y retorciéndose de dolor. Cuando se dio la vuelta para ayudar a Dulfary, otra araña más estaba lanzando un ataque por la espalda sobre ella. Al menos tuvo tiempo de avisarla.

Otro bicho más atacó al caballero, éste respondió con su espada, fallando por poco el golpe. La araña volvió a atacar. También había ruidos de lucha sobre sus cabezas y a varios metros de altura, pero era prácticamente imposible distinguir nada. Se trataba de la pequeña kitsune, que sin mucho éxito estaba intentando contener a la más grande de todas las arañas, una imponente bestia casi del tamaño de una vaca, de color pardo escuro, grandes mandíbulas chorreantes y cuatro pares de ojos. El pequeño zorrito no tuvo mucha dificultad para evitar la mayoría de los ataques, pero se veía incapaz de hacerle daño, y fue repelido de un violento golpe.




Abajo, las cosas no andaban mucho mejor. Con gran espanto por parte de los aventureros, la telaraña se incendió en las alturas, y las llamas se extendieron rápidamente por toda su superficie. Todas las arañas retrocedieron aterrorizadas, dando un valioso respiro a los combatientes, que sin embargo, desconocían el origen ilusorio de las llamas. La temperatura había subido varios grados de golpe (o eso creyeron todos), y no parecía haber ningún hueco para salir. Parecían estar dentro del mismo Infierno.



La que has liado, Miyuki... Bien, Dulfary ha herido gravemente a una araña Mediana, mientras que Lohengrin ha matado a otra Pequeña. Otra detamaño mediano está enzarzada en combate con Lohengrin, que sigue teniendo una pierna atrapada por la tela de araña, y otra más salta sobre Dulfary (has podido verla a tiempo). La araña más grande de todas no ha sufrido daños. Después de resolver todo esto, la telaraña se ha incendiado con un fuego ilusorio, así que todas las arañas retroceden. La mayor de todas se muestra algo confusa, y no hace nada. Miyuki, desde tu privilegiada (es un decir) situación, puedes ver muchas más cosas, te mando un MP con la información...

Resumen:

Podeis distinguir a cinco arañas...

Dulfary ha herido a una araña Mediana. Recibirá un ataque de otra araña mediana.
Lohengrin ha matado a una araña Pequeña. Recibirá un ataque de otra araña Mediana.
Miyuki distrae a la araña GRANDE, y luego incendia la telaraña... Salvaje !

Despues de eso, todas las arañas se asustan y retroceden, excepto la GRANDE, que no hace nada.
Evidentemente, nadie sufrirá daños por fuego, pero joé lo que asustan las llamas...

Orden de acción: Dulfary, Lohengrin, Miyuki, Narrador.
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Dulfary el 15/03/10, 08:49 pm

A pesar de las heridas, la araña no parecía dispuesta a dejar ir su presa, obligando al a niña a volver a lastimarla en la pata contraia cuando trató de sujetarla con la pata que le seguía. Se tuvo que agachar para eso y sintió profundas nauseas con la sensación del arma resgando al aracnido. El animal perdió el equilibrio hacia adelante y ella por muy poco no logra echarsep ara atràs, lejos de los inmundos pelos y de toda ella.

Justo cuando tocó el piso con ambos pies para poder ir en auxilio de los demás, escuchó la voz de Lohen advirtiendole. Se giró bruscamente y antes de darse cuenta del todo que lo que tenía ante si era uno de esos bichos, le lanzó el kunai que fue a darle a uno de sus repugnantes ojos y volvio a retroceder, teniendo cuidado de no tropezarse con la otra que había caido.

La que había perdido el ojo empezó a chillar y depronto todo se volvió aun mas caotico: fuego!! en las hebras de la telaraña. Las criaturas corrieron, tan rico ellas que si podían corren sin quedar pegadas a su red. Dulfary también quiso correr pero no había a donde y menos sin Lohengrin, pero esta parecía no estar intersadao en moverse mas allá de donde estaba.

Se apreruó a llegar a él y cuando le iba a preguntar si estaba herido, se dio cuenta que se había enredado con la telaraña y practicamente tirandose al suelo, para estar lejos de las llamas y el humo y el calor de éstas, pasó el cuchillo por debajo de la red y lo cortó sin tocarlo.

- Estas bien?? Te puedes mover?? nos vamos a quemar vivos!!! - importante mantener la calma en un momento de crisis
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Lohengrin el 15/03/10, 09:51 pm

NPC mode on:

Viendo que Dulfary se defendía con habilidad, Lohengrin se concentró en sus propios problemas. Su pie atrapado no era un gran inconveniente, ya lo liberaría más tarde. Observó fíjamente a la gran araña, y ésta atacó. El caballero estaba preparado, y la repelió con un fuerte mandoble de su espada, que hizo un pofundo corte a la bestia. Ésta retrocedió, con una gran herida en el abdomen. Lohengrin buscó su daga para arrojársela y terminar con ella, cuando de pronto los alrededores estallaron en llamas, y todas las criaturas se retiraron velozmente.

Había que salir de allí, o todos morirían abrasados. ¿Pero cómo había ocurrido aquello? Por orden, cortar su atadura, recoger a Dulfary, salir de allí y buscar a Miyuki... En estas cavilaciones, la pequeña ninja llegó hasta su altura y cortó los hilos que tenían su bota trapada. Bien, dos pasos cumplidos, y ahora...? El fuego parecía más fuerte a sus espaldas, de la dirección que traían, pero no sabían lo que podrían encontrarse al frente. Rápidamente desabrochó su capa y la echó encima de Dulfary, para evitar las quemaduras. "Deberíamos... atravesar eso..." dijo Lohengrin señalando la parte donde más vivas eran las llamas. Parecía un suicidio, pero al menos sabían lo que había detrás, el camino que habían tomado hasta ahora. Ir hacia adelante o internarse en el bosque saliendo del camino entrañaban riesgos desconocidos... Buscó con la mirada a Miyuki, pero dónde se había metido...? Dejarla atrás no era una opción...

Ah, la daga... Estaba clavada en el cuerpo de una araña, que estaba ardiendo en ese momento. Lohengrin la recogió con gran rapidez, para no abrasarse las manos. Estaba fría, pero el caballero no reparó en ello.

Narrador: En medio de todo aquel caos, se escuchó un inhumano grito de terror por encima de la escena. Lohen y Dulfary miraron hacia arriba instintivamente, pero la gruesa telaraña y las llamas que la cubrían no dejaban ver nada...

Te toca, Miyuki...
avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Miyuki el 16/03/10, 08:15 am

Mejor de lo que había imaginado.

Lo del fuego había funcionado, la kitsune no podía sentirse más orgullosa de si misma, el detalle de que sus compañeros estaban desesperados pensando que se iban a quemar vivos era solo una nimiedad al parecer.

La gran araña seguía allí, como sin saber qué hacer, pronto se marcho tambien. Miyuki habría aplaudido de poder, estaba muy contenta con los resultados, fue entonces cuando se percato de los otros dos seres que su fuego había instado a salir. Parecían arañas, pero viéndolas nuevamente, tenían piernas y cuatro brazos, aunque lo desagradables que eran lo compartían con sus primas de ocho patas.

Uno de ellos estaba desesperado por salir, chillaba como los mil demonios, el otro parecía más decidido a atacar. Tenía una clase de disco con filo en la mano que la kitsune no lograba reconocer, pero si se dio cuenta de una cosa: No iba a poder distraerlos, ni tampoco golpearlos, así que solo podía correr.

Miro hacia abajo, en busca de sus amigos, no lograba discernir bien donde estaban, pero suponía que no muy lejos de donde estaban antes. Hizo que las llamas crecieran un poco al rededor suyo y se transformo en la joven que era antes de asustarse. Luego se lanzo al piso aterrizando con ambos pies justo en frente de sus compañeros, ¡Eso si que era suerte!

- Recomiendo que salgamos de aquí lo antes posible, amigos - Y lo decía muy en serio, no quería tener que pelear con esas cosas.

El sonido de dos cosas que caían tras ella le avisaron que era tarde, que los seres los habían encontrado ya.
avatar
Miyuki

Cantidad de envíos : 156

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Narrador el 17/03/10, 09:07 am


Lohengrin y Dulfary conseguían, con alguna dificultad, mantener a raya a sus adversarios, Cuando se desató el infierno, las arañas retrocedieron confusas. Dos de ellas habían muerto, y otras dos tenían graves heridas, así que finalmente huyeron. La mayor de todas las arañas se limitó a trepar hacia arriba para mantenerse fuera del alcance de las llamas y observar mejor la situación.

El incendio parecía aumentar, y los dos aventureros estaban buscando un lugar apropiado para atravesar las llamas y escapar, cuando la grácil figura de Miyuki aterrizó junto a ambos, vestida una vez más con su kimono de seda. “Recomiendo que salgamos de aquí lo antes posible, amigos”, dijo con muchísima seriedad.

Justo en aquel momento, dos nuevas formas cayeron en pie a muy pocos metros de los aventureros. Esta vez no eran arañas, pero… casi. Dos grandes figuras humanoides, caminaban sobre dos piernas, sí, pero tenían cuatro brazos cada una. Una de ellas era tan grande que le sacaba medio cuerpo a Lohengrin. Estaba armada con dos cimitarras con la hoja de metal de color negro, y lucía un llamativo amuleto en forma de collar, con varios cristales unidos por una fina cadena. El otro era algo más pequeño, y estaba armado con una lanza adornada con dos o tres pequeños cráneos de alguna clase de infortunado animal.

Ambos eran de un color pardo o negruzco, con pelos hírsutos por todo su cuerpo, y una cabeza con seis pares de ojos, y dos mandíbulas enfrentadas horizontalmente. Y lo que hacía aún mas terrorífica su visión, ambas estaban envueltas en llamas, y no parecían darle ninguna importancia al hecho. De las demás arañas no había ni rastro, las que aún podían moverse se habían arrastrado fuera del combate, y la más grande de las arañas, la que había visto Miyuki, parecía haberse puesto a salvo también. Sin embargo, la kitsune tampoco estaba segura del todo.

El más grande de ellos, el de las dos cimitarras, también llevaba un arma arrojadiza en forma de disco de madera con varios filos dispuestos a lo largo de su circunferencia. Visto y no visto, la criatura arrojó su arma hacia Miyuki, con endiablada puntería. El otro, aún miraba con recelo las llamas, pero sujetaba con firmeza su lanza, dispuesto a atacar a cualquiera de los aventureros que se acercara a su posición.


Resumen:

Áuste a la mierda, oiga !!!! Desgraciaooo ! Te ví a escabechar entero !!! Como vaya p’allá te ví a tener que caldear bien… !

Orden de acción: El de siempre, señoritas…
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Dulfary el 25/03/10, 08:27 pm

Así como las llamas se hacían mas grnades, acordes a lo esperable en ese tipo de incendios, el panico de la niña con dizfras de adulto, se hacía mas y mas grande. Ya no le preocupaban las arañas, no solo porque había huido, sino por que el asunto del fuego, le asustaba más.

El aire, en esa trampa de arañas, pronto iba a escasear y así no pdría hacer uso del elemento para tratar de generar un salida para ellos dos y ni hablar de lo complicado que sería dar con Miyuki. ~ Pobre Miyuki, qué habrá sido ella? podremos rescatarla a tiempo? ~

No le puso atención a lo que decía Lohengrin, por estar metida en sus pensamientos. Lo que si hizo fue seguir su dedo hacía donde decia y por fin hizo conexión la idea en su cabeza.

- Aja, si, claro!! estas loco!!! yo por ahi no me voy a me... - se quedó callada tan de repente como energica había empezado su protesta por lo que pedía. Y no era para menos, justo en ese momento caido junto a ellos la kitsune. Tras el breve instante que le tomó reaccionara a esto miró a Lohengrin sorprendida - Olvidalo - fue todo lo que dijo y empezó a hacer katas para abrir un poco mas las llamas y poder huír ; no se iba a quemar mas de la cuenta y el viento tendría que actuar a su favor. Claro que la ultima vez que intentó algo así, en lugar de lograr un corredor entre las llamas las avivó más. Había que arriesgarse.

Y entonces, el grito que le erizó los vellos y con el grito, más problemas. Las dos horribles criaturas le hicieron dar un paso atras a Dul asustada. Cambio de priorida dde miedos: ya no era el fuego, eran esos dos.

Nunca había visto algo así, ni siquiera en los mas viejos bestiarios de su casa. No era solo su aspecto aracnido, era lo peligrosos que se veían, eran, a una palabra, mas allá de su colección de brazos, intimidantes.

Y encima, les impedían salir corriendo. Es que querían que todos murieran en medio del fuego? A todas estas, de donde venía el fuego? Miyuki era maga? tal vez. Sí, tenía que ser eso, pero el hechizo entonces estaba fuera de control y...

- Ay no!! - no sacó el kunai lo suficientemente rápido como para neutralizar la rodela que le lanzaban a Miyuki, pero aun así lo lanzó contra el arma que iba contra ella - cuidado!! -




fdi: señor narrador, le faltó decir: salven sanidad jaja
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Lohengrin el 30/03/10, 02:52 pm

NPC mode on:

Por si tuvieran poco problemas de los que preocuparse, ahora aparecía Miyuki de la nada, y además perseguida por dos horribles criaturas arácnidas. Lohengrin había ya visto demasiadas cosas horrbles en su vida, pero no pudo evitar sentirse impresionado. Sin embargo, era parte de su oficio el devolver aquella clase de cosas a los oscuros pozos de los que habían salido, y conocía la mejor manera de aplicarse en esa tarea. Por un momento olvidó el incendio, y casi a sus compañeras. Apartó a Dulfary de su camino, y avanzó varios pasos hacia adelante, mientras descolgaba el escudo de su espalda.

Vio pasar a su lado el arma arrojadiza que lanzó una de aquellas criaturas, y aprovechó para cargar contra aquel ser, aprovechando que estaba desprevenido, pero él tuvo tiempo de parar el golpe con una de sus cimitarras y atacar con la otra. Afortunadamente el escudo de Lohengrin detuvo el ataque. El caballero retrocedió unos pasos, hasta situarse entre los dos arácnidos, pasando sin querer por encima de las llamas. Tanteaba a uno y a otro, pero el de la lanza no se decidía a atacar. De todas formas, confiaba en entretener a los dos el suficiente tiempo para que a alguna de sus compañeras tuviera ocasión de intervenir. Aquellas criaturas eran hábiles con las armas, así que Lohengrin se concentró en defenderse, esperando un fallo de alguno de los dos.


Narrador: El objeto arrojadizo pasó junto a Lohengrin, en la dirección de Miyuki. Dulfary, a la desesperada, lanzó una de sus armas, un segundo antes de que la empujara Lohengrin. Afortunadamente para la kitsune, el kunai de Dulfary impactó con el otro objeto, a apenas dos o tres centímetros del rostro de Miyuki, y las dos armas salieron despedidas en direcciones diferentes. La extraña arma quedó finalmente enredada en una de las telas de araña, que seguía ardiendo...
avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Miyuki el 31/03/10, 12:58 pm

La cara de sorpresa de sus compañeros de viaje lo decían todo, Miyuki giro sobre si misma solo para confirmar lo que ya sabía. Lo que si la sorprendió fue un enorme metal filoso volando hacia su rostro.

- Hiiiiii! - Grito con susto mientras se le erizaban las pelos de la nuca. No podría haber amagado a hacer nada, si no hubiese sido por Dulfary no seguiría respirando en ese mismo momento.

Miro a la ninja con renovado aprecio, sin duda buscaría el modo de agradecerle mas tarde. Ya que en ese mismo momento vio como Lohengrin la empujaba y corría directo al ataque, tenían suerte de que el caballero estuviera de su lado, peleaba ferozmente contra las horribles bestias.

Obviamente Miyuki no sabia nada en lo que respecta a pelea, ni al uso de armas, ni a la estrategia. Por lo tanto, que el valiente caballero estuviera en realidad peleando a la defensiva, esperando la intervención del resto de su grupo, le paso completamente desapercibido.

Lo que si noto era que el truco de las llamas ya no funcionaba, las criaturas no le tenían miedo, hasta el mismo Lohengrin las traspasaba sin darse cuenta. Lo mejor sería entonces deshacerlas, e invertir esa concentración en algo más productivo.

La kitsune cerro los ojos durante unos segundos y las llamas desaparecieron por completo, como si jamas hubiesen existido. Telarañas y arboles estaban intactos, y por el momento al menos las arañas no aparecían.

La batalla la tenia anonadada, al contrario que sus compañeros ella jamas había contemplado algo semejante. En la aldea que cuidaba los mayores contratiempos que podía verse era una escaramuza entre dos campesinos enojados. Por lo tanto, no sabia muy bien qué hacer....

Se aparto levemente de la pelea y espero un momento adecuado...
avatar
Miyuki

Cantidad de envíos : 156

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Lohengrin el 04/04/10, 02:19 pm


El arácnido que había lanzado el objeto arrojadizo hacia Miyuki lanzó una imprecación al aire al ver como Dulfary detenía el arma con una de las suyas. Confiaba en matar rápidamente a uno de sus oponentes para sembrar el pánico en los demás, y alcanzarlos cuando tratasen de huir a través de la tupida tela de araña. En lugar de eso, uno de aquellos seres, armado con una espada, se lanzó sobre ellos.

En un principio, las criaturas se mostraron sorprendidas y confusas ante el inesperado ataque del caballero, pero pronto tomaron posiciones. Situándose una a cada lado de Lohengrin, trataban de alcanzarlo con sus armas. El más pequeño amagaba para distraer al caballero, pero éste evitaba sus ataques, mientras se concentraba en detener los demoledores golpes del otro.

En ese momento se esfumaron las llamas que los rodeaban, desapareciendo de golpe, y sin que se hubieraoperado ningún cambio en el terreno, todo estaba intacto, como antes de que el incendio hubiera existido.

El más alto de los dos, armado con las cimitarras, farfulló algo en un idioma incomprensible, de manera que el de la lanza asintió, y se giró para encarar a las dos mujeres. Parecía haber recobrado la confianza ahora que no veía ningun fuego a su alrededor. Sosteniendo su arma con fuerza, avanzó con paso decidido y atacó a Dulfary desde lejos, tratando de golpear con la punta de la lanza.




Orden de acción: Dulfary, Lohengrin, Miyuki, Narrador.
avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Dulfary el 06/04/10, 06:18 pm

Alguien alguna vez dijo que todo es tendiente a empeorar. Dul no creía en eso, ella era todo optimismo y candor así que le resultaba muy dificil creerlo, pero situaciones como aquella, en que todo confabulaba para que en efecto enpeoara a veces, solo aveces, la hacían dudar.

En su cabeza no se llegó a preguntar qué mas le faltaba a la situación para darle más caos, pues Miyuki gritó de forma estridente que sintió que sus timpanos se resentían sobre manera, y no había terminado de llavarse las manos a los oídos cuando Lohen, de la fomra atenta y caballerosa, la hizo a un lado para ir en contra de los seres. Acababa de lanzar el arma, así que estaba en ese mínimo instnate en que el eje de cuerpo se encontraba fuera de balance, el cual no siempre era notorio ni representaba un problema, pero si se le empujaba justo en ese momentico...

Por tratar de mantener el equilibrio, se olvidó del entorno, manoteó para no caer, golepando a Miyuki en el proceso, su pie se movió un poco, enredandose en las pegajosas ebras de la trampa en donde estaban y se dijo que solo le faltaba caer en medio del as llamas que... donde estaban las llamas? Todo lo que tenía de agilidad lo invirtió en caer del todo, girando sobre si misma, primero 180 y luego 360 grados. No era el momento para descuidar a los seres horribles que estaban ahí.

- Lo siento - se apresuró a disculparse alarmada con la kitsune y se agachó a soltar lo que la retenía, con la mirada fija en el combate que tenía Lohen. Si seguía perdiendo el tiempo ahi no podría ayudarlo. Chas, libre, se levantó rápidamente y corrió donde estaban ellos, de la fomra mas suicida posible. Eran grandes, eran feos, eran fuertes y estaban mejor armados. Era una locura.

Al menos no fue la única que lopensó, el horrible ser venía tambien a su encuentro.

Lanzas.

Esas siempre eran peligrosas. Tendría que esperar hasta que la atacara para poder meterse en su circulo vital y no podía detenerse en su carrera porque entonces se delataría. La suerte estuvo de su lado, la criatura lanzó una estocada, que evadió por muy poco y con ayuda de su propia arma, ahora debía ser muy rápida para meterse cerca de él, pero en el momento en que pasaba cerca la punta de la lanza, la criatura la blandió de tal forma que logró golpearla con las caravelas que tenía. Se apartó de nuevo, sin dejar de avanzar. La decoración del arma no solo era macabra, si no util, sintió tanto el golpe como el leve pinchazo de los huesos, que parecían estar mas afilados en ciertos lugares con ese proposito.

Au, le había dolido, la cosa iba demasiado veloz para su plan incial, lo vio cambiar de posición las manos en el arma, la inercia haría el resto si cambiaba la trayectoria de su ataque por un curva que la volviera a golpear. Dulfary decidió no lanzarle el arma, en lugar de eso trató de cortar la madera del asta, mientras hacía apoyo con el pie para saltar alejandose de la lanza que de nuevo venía hacia ella, describiendo la curva que había predicho.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Lohengrin el 17/04/10, 08:40 am

Lohengrin vio por el rabillo del ojo como la otra criatura dejaba el combate para enzarzarse con Dulfary y Miyuki. "Error", pensó para sí. Hasta ahora había luchado a la defensiva para tantear las fuerzas de los otros y defender sus dos flancos, pero con un solo enemigo quizá podria llevar la iniciativa en el combate.

Ignoró el blanco facil que le ofrecía el arácnido menor al retirarse, pues sabía que eso lo expondría demasiado al ataque del otro, que en efecto de produjo. Detuvo un golpe, esquivó el segundo, y lanzó su ataque. El arácnido era muy rápido, así que el caballero solo llegó a rozar el dorso de su mano con la punta de la espada, suficente para causarle una pequeña herida y hacerlo retroceder un paso. Dos, tres pasos. Ahora era Lohengrin quien golpeaba una y otra vez, pero las dos cimitarras de su enemigo resultaban muy efectivas a la hora de bloquear sus mandobles.

El combate parecía más o menos igualado, pero Lohengrin sabía que un fallo del monstruo en este momento podría darle la victoria, y se afanaba en buscarlo.

"Podemos ganar! "
, gritó a sus compañeras. No era un grito de guerra, era simplemente información. Podrían ganar si uno de los dos enemigos caía, tres contra uno sería una ventaja más que suficiente. Con gusto el caballero hubiera tratado de distraer o atacar al de la lanza para dar una buena oportunidad a Dulfary o a Miyuki, pero no era lo que le aconsejaba su experiencia en la batalla.

Vio a su enemigo resoplar y corregir su postura, y Lohengrin aprovechó para lanzar un golpe de arriba a abajo, sobre la cabeza de la bestia. No era la mejor opción, pero sí la más rápida.


avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Miyuki el 20/04/10, 11:02 am

Todo iba muy rápido, no llegaba a registrar uno de los acontecimientos que en seguida era superado por el anterior. Discretamente, la kitsune se había retirado de la batalla, para esperar un momento más idóneo para atacar, en varias oportunidades pensó que era adecuado, pero a ultimo momento se arrepentía.

"Lo que necesitas es algo llamado decisión, querida Miyuki" Esas cosas no se puede crear con ilusiones, hay que tenerlas, y por eso mismo le causaba un gran problema. Ella era como un recipiente vacío, y las experiencias que vivía día a día la iban llenando.

Precisamente eso hacia mientras miraba a sus dos compañeros pelear, como dos ojos ambarinos profundos que observaban desde la sombra cada movimiento. Ellos estaban en problemas, no era momento de meditar, pero no sabía hacer las cosas nuevas de modo impulsivo, en cierto modo le causaba bastante envidia el modo de actuar de Dulfary.

Ya era el momento de hacer algo, primero ayudaría a la muchacha, parecía tener algunos problemas. Justo cuando la kitsune se estaba acercando Dulfary recibió un duro golpe con la lanza de su oponente, Miyuki frunció el ceño en un gesto de dolor, pero aun así camino despacio, yendo siempre por detrás en un vano intento por tomarlo por sorpresa.

Pero es difícil tomar por sorpresa a algo que tiene tantos ojos por mas que este en plena batalla. Se volteo enfrentando a la kitsune, esta no retrocedió, aunque le costo lo suyo no seguir su instinto natural huir despavorida. Su rostro reflejaba un gracioso cejo fruncido, por lo delicada que era su piel, cualquiera diría que nunca en toda su existencia había puesto seriedad en su cara.

Al menos lo había distraído lo suficiente, ahora le estaba dando la espalda a la chica ninja....
avatar
Miyuki

Cantidad de envíos : 156

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Narrador el 22/04/10, 03:57 pm

El arácnido peleaba duramente con Dulfary. Intercambiaron golpes durante casi un minuto, la ninja trataba de atrapar el astil de la lanza con sus armas, que no eran las más apropiadas para la tarea. Trataba de partirlo en dos, pero no consiguió hacerlo. La criatura continuaba atacando, pero erraba casi todos sus golpes.

Mientras tanto Lohengrin también se batía. Su enemigo retrocedía paso a paso, pero se batía con suma habilidad, y a ratos, las dos cimitarras en sus manos apenas podían verse por la velocidad con que se movían.

Miyuki contemplaba ambos combates, en principio sin decidirse a actuar, hasta que por fin tomó una decisión y avanzó hacia el monstruo que atacaba a Dulfary. Éste amagó un golpe contra Dulfary para hacerla retroceder, y se giró completamente para encarar a la Kitsune. No era posible leer ninguna emoción en su horrible e impenetrable rostro, con sus seis pares de ojos y sus babeantes mandíbulas enfrentadas lateralmente.

Pero de haberse registrado alguna, ésta sería la sorpresa de encontrarse al frente de un oponente totalmente desarmado. Su primera reacción fue cubrirse, pero al ver que Miyuki no atacaba, envió un golpe recto hacía el pecho de ella. Después de eso trató de girarse para recibir a Dulfary. ¿Dónde estaría?

Un poco más lejos, proseguía el otro combate. Lohengrin aprovechó un descuido de su adversario para lanzar un fortísimo golpe de arriba a abajo, pero la criatura cruzó sus cimitrras por encima de su cabeza en el último momento, trabando así la espada del caballero. El engendró aprovechó la situación para lanzar varios golpes al pecho de Lohen, utilizando su segundo par de brazos. Dirigió uno, dos, y hasta tres puñetazos al hombre.
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Dulfary el 26/04/10, 02:09 pm

No importaba cuanto se alejara en sentido horizontal, tenía que salir de alcance, el del asta, si quería contar con algo de tiempo para pensar y no solo dar golpes basados en el instinto.

Claro que eso era algo que también podía servir y mucho.

De momento, lo que intentaba con el cuchillo, debilitar la madera del arma, noestada dando mucho resultado y por ahora solo le quedaba seguir esquivando, buscando la forma de ganar mas tiempo para ella y un mejor contraataque.

Justo cuando la lanza trató de golpearla un poco mas alto y ella iba a escurrirse por debajo de esta para variar un poco el movimiento, el hombre araña se giró con algo que había captado su atención. No se tomó la molestia de pensar, para qué, si cuando lo hacía por lo general algo acababa mal, asíque se fue contra el cuerpote de la criatura, haciendo apoyo en su propia arma, la lanza, cuando se giraba nuevamente para ver que estaba haciendo ella.

Lo trató de patear con toda la fuerza que pudo en la cabeza, usando el hombro del bicho como segundo punto de apoyo para patearlo por segunda vez, de forma contraria a la primera, en lo que caía a su espalda, muy cerca a donde había estado Miyuki un segundo antes del golpe de la bestia, de tal forma que su siguiente movimiento sería golpearlo por tercera vez en la corva de una de las rodillas, pero a media caída una de las manos extras de la criatura la agarró por el tobillo.

Si sus dos golpes habían tenido efecto, este había sido pasajero o lo estaba sobrellevando con estoisimo. Movió el brazo con el que sujetaba a Dulfary dejandola colgada bocaabajo con mucha facilidad, de nuevo, en lo que sus otras manos acortaban la distancia de la lanza. La niña se removió inquieta, mas bien asustada y lo trató de golpear con fuerza en la muñeca para que la saltora, pero este lo que hizo fue zaranderarla para que no lo lograra aunque entre el forcejeo lo logró obligandola a soltar el agarre y dejandola caer un poco mas lejos de lo que estaba él por la inercia del zarandeo.

Cayó de muy mala forma, al punto que tuvo que sacudirse en el suelo para recobrar el sentido del espacio, ambos lo hicieron, lo que le dio la oportunidad a ponerse de pie de nuevo.

- Miyuki, estas bien??? - preguntó preocupada, dando pasos atrás.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Lohengrin el 04/05/10, 04:31 pm

PNJ mode on:

En ese momento Lohengrin permanecía totalmente ajeno al otro combate. Por una fracción de segundo, la criatura con la que luchaba había sido capaz de detener un mandoble que sin duda la hubiera partido en dos. Había cruzado us dos armas por encima de su cabeza, atrapando durante un instante la espada del caballero.

Los dos se miraron, sus rostros frente a frente. El hombre apretaba los dientes, mientras el sudor empezaba a resbalar sobre su frente. Solo durante unos momentos, contempló el antinatural rostro de su adversario. Era un extraño contraste, no se adivinaba inteligencia alguna en su mirada, solo un brillo rojizo y apagado en sus múltiples pares de ojos. Y sin embargo, esa cosa se batía con una extraordinaria habilidad y precisión. Sus mandibulas se abrieron y cerraron mientras emitían un escalofriante sonido, un chirrido agudo y penetrante.

El siguiente movimiento estaba claro, y Lohengrin dio un paso adelante para propinar un fuerte rodillazo en el pecho del monstruo, pero en su camino se encontró con los puños de su segundo par de brazos. Resopló al recibir varios golpes en su estómago, hasta tres puñetazos lanzados en rápida sucesión. La criatura tenía una fuerza prodigiosa, y sus certeros golpes causaron un intenso dolor. Gracias a la Dama, pensó, aquel ser no tenía más armas que las cimitarras. Retrocedió un par de pasos, pero su enemigo avanzó con él, y cuando trataba de liberar su espada, el arácnido descruzó las cimitarras en un movimiento para desarmar a Lohengrin. Tuvo éxito, y la espada del hombre se escapó de su mano, y voló varios metros más allá, lejos del combate.


FDI - No sé cómo hacen uds para escribir cosas tan largas...
avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: A paso de tortuga (aveces de caracol)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.