Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Cargamento peligroso

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 02/03/10, 08:26 am

Era difícil contestar qué tan consiente era Sophitia de su mortalidad. Que algún día se iba a morir lo sabia bien, eso es obvio, pero que tanto tiempo pensaba en ello, prácticamente nada. Tal vez fuera porque, si lo meditaba demasiado, el miedo a extinguirse no la dejaría hacer nada de lo que hacia. La vida era para vivirla, el futuro no existía, solo el presente y el pasado, nada había tenido, y nada tenia en el presente...

Pero esta mentalidad estaba muy lejos de ser deprimente ni mucho menos, al contrario, el no pensar en el mañana la ayudaba a vivir el momento, su vida era como un fósforo, una llama que prendía fácil, rápido y así se apagaba tambien. Pero podía decir con la frente bien en alto que había vivido su vida como había querido, sin deberle nada a nadie, y siempre siendo fiel a si misma.

Con las ultimas declaraciones de la elfa había terminado de confirmar lo que anteriormente suponía. Yshara era más que una asesina, era alguien que amaba lo que hacia, una de esas personas que disfrutan del matar con deliciosa certeza y detalle.

Técnicamente Sophitia debería sentirse espantada y horrorizada de lo que había apenas vislumbrado, sin embargo... La pirata no tendría cientos de años, ni una vida eterna, pero en sus veinte años de vida había visto algunas cosas, entre ellas, gente buena, mala, gris, psicópatas, santos devotos, no creyentes, y muchos más. Si hubiese tenido la mala suerte de ver en detalle la clase de cosas de las que la elfa disfrutaba, probablemente se hubiese sentido algo asqueada, pero no juzgaría. Si tenia que elegir, más desagradable le resultaban las personas imparciales, que no arriesgaban una sola decisión en toda su vida.

El hombre que había golpeado certeramente en la nuca quedo algo confundido, tardaría unos pocos segundos en reaccionar, Sophitia lo golpeo en la boca del estomago y se preparo para recibir a sus dos compañeros. Uno de ellos intento agarrarla, pero la pirata peleaba con el estilo de las calles, y aunque tuviera que morder, arañar o escupir, no dejaría que la atraparan.

Mientras lanzaba golpes hacia todos lados, no con gracia, ni con estilo, pero si de modo efectivo, reía sin parar, feliz de sentirse así de viva. Agarro la silla donde antes había estado sentada y se la rompió a un sujeto que estaba peleando con un tercero, antes de que reaccionara salto a la mesa y pateo las jarras con todo sus múltiples contenidos directo a las caras de sus agresores del momento. Todo era un descontrol, y ella reía y reía, no podía evitarlo, era como una niña con muchos juguetes nuevos. Un hombre salto desde atrás y la arrojo bajo la mesa, dándole un buen golpe, quedo debajo de él, y estaba a punto de golpearla cuando ésta agarro una de las patas de la silla que había roto y le dio en medio de la cara.

- ¡Esto es vida! - Grito mientras se levantaba, y es que nada fuera del mar la hacia sentir tanta cantidad de adrenalina como una pelea así.

Miro al rededor buscando a Yshara, no quería perderla de vista, no porque pudiera tener problemas ni mucho menos, sino para poder intercambiar miradas, y saber así cuando salir del lugar. Lo mejor sería que fuera antes de que llegaran algunos guardias o cualquiera que quisiera poner orden.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 03/03/10, 12:07 am

Esto es vida.

Sí, esto es vida. A Sophitia no le faltaba razón. Tal vez a Yshara la situación le daba algo de apuro; sus sentidos, sus instintos, le decían que era una imperdonable falta a la prudencia en alguien en su situación. Aunque lo cierto es que Yshara no era ninguna fanática de la disciplina. Podía permitirse aquellos arranques de soltura. No era lo suficientemente conocida en aquella ciudad como para que un exceso pudiera repercutir en su volumen de trabajo. Qué paradójico. Yshara sonrió para sí misma al darse cuenta de que tenía... reparos.

Pero, enseguida, se dio cuenta de algo fundamental.

Se quedó seria, viendo pelear a la pirata, sin intervenir todavía en la refriega. Había obviado algo muy importante. De haber entrado antes en combate... bien, las cosas habrían acabado en tragedia. Yshara no se había dado cuenta de que no era una pelea a muerte. Sophitia peleaba, pero no a matar. Y enseguida, algo en su cabeza dijo: "Claro, idiota". Pero se avergonzó ligeramente. Una de sus manos ya estaba sobre la empuñadura de un puñal, y de haber entrado antes en combate se lo habría clavado a alguien en el hígado.

- ¿Te gusta mirar, zorra? Te voy a...

Escuchó a medias el comentario que le dirigía un hombre fornido y vigoroso que, desde atrás, le puso la mano sobre el hombro izquierdo. Curiosamente, al hacerlo, se sorprendió. Bajo la capa... le pareció que había tocado metal. Daba igual, porque vio cómo los ojos de Yshara se volvían hacia él con desdén, y al instante siguiente su nariz se rompía bajo la presión del codo izquierdo de la na'kari, oculto bajo su capa. Dejó escapar un bufido asfixiado, respirando sangre, y cayó violentamente de espaldas sobre una mesa al tiempo que la pelirroja se volvía hacia otro hombre.

- Había olvidado lo divertido que es esto - dijo, sonriendo fríamente.

Qué mas daba que ella no se hubiera unido. Al final, la pelea la buscaba a ella. Y no estaba en su naturaleza rechazarla.

Detuvo un puñetazo. Tal como se había movido, la parte derecha de su cuerpo quedaba ahora al descubierto, bajo su capa, pero no la izquierda. Yshara no vestía gran cosa; bajo el manto, un peto muy ligero de un metal negruzco que le cubría la caja torácica, dejando libre el abdomen, era su único blindaje. Vestía una especie de body de color negro, que dejaba al descubierto sus piernas, en las que llevaba un par de correas donde portaba pequeñas dagas, y botas hasta ligeramente por debajo de la rodilla. Yshara no vestía así por exhibir su cuerpo, aunque había que reconocer que, si bien salvaje, la elfa tenía una cierta hermosura felina, y había observado que su atuendo a menudo sorprendía a oponentes varones el tiempo suficiente como para resultar fatal. Lo cual era una ayuda, sin duda, pero no el propósito. Para empezar, así estaba más cómoda. Para seguir, se sentía mejor así, con un atuendo ceñido del que nadie pudiera darle un tirón. Y para terminar, siempre había encontrado detestables las faldas, e incómodos los pantalones.

De todas maneras, aquel pirata en particular entraba dentro del grupo de los varones que cometían el error de mirar a la elfa con lascivia aunque fuera solo un momento. Dejó escapar un gañido cuando la mujer le agarró de la mano, y luego un quejido cuando la puntera metálica de la bota derecha de Yshara se clavó justo por debajo de su esternón, doblándole de dolor; a continuación, con una agilidad envidiable, levantó la pierna por encima de su cabeza y le asestó una patada descendente en la nuca, que le dejó fuera de combate. Fue rápido, y como quiera que la pelea aumentaba en proporciones y la elfa se encontró enseguida con la atención de más personas, Yshara decidió moverse. Pateó la silla en la que había estado sentada para hacer caer de mala manera a un tercer hombre, al tiempo que saltaba sobre la mesa para acceder al lado de la refriega en el que Sophitia se hallaba inmersa.

Sophitia. La habían derribado. Se deshizo rápidamente del hombre que lo había hecho, no obstante; y la elfa supo saltar en el momento justo para plantarse entre ella y otro de aquellos bastardos, que iba a golpearla aprovechando que estaba en el suelo. Vaciló cuando la capa de la elfa le pasó por delante de los ojos, y lo siguiente que sintió fue un enorme dolor que le hizo caer de rodillas, mientras se llevaba las manos a aquella parte de su anatomía que peor encajaba los golpes.

De Yshara habían dicho muchas cosas, pero había una que siempre había hecho mucha gracia a la elfa. Al parecer, a alguien que intentó matarla le aconsejaron algo: Cuidado con sus patadas. La elfa le cruzó la cara sin mucha ceremonia, derribándolo. Usó la mano izquierda, aún cubierta por el manto. Y saltaron unas gotas de sangre, como si le hubiera golpeado con un arma.

- ¿Estás bien? - preguntó.
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 03/03/10, 08:41 am

Manos, pies, cabezas, todo se mezclaba en un caos total, Sophitia ya no sabia ni a quien golpeaba, el porqué era obviamente inexistente, así que no valía la pena preguntarlo.

Se estaba levantando cuando un sujeto se acercaba a golpearla, no estaba en una posición cómoda para poder responderle de igual manera, aun así, se preparo para recibir el golpe. Pero por suerte para ella una figura esbelta y delgada la saco del apuro.

- Gracias por eso, amiga - Apoyo ambas manos en el piso y se levanto de un salto, en seguida preparada para continuar.

Se puso espalda con espalda con Yshara, sonrió divertida y alentó al resto a que vinieran a buscarlas. Por ser las que iniciaron la pelea, las únicas dos mujeres y las que más huesos habían roto, se habían vuelto el centro de atención de todo el bar. Los hombres, heridos profundamente en sus cuerpos y en su orgullo las observaban con profundo odio, querían derribarlas, golpearlas y violarlas hasta dejarlas muertas. Por mala suerte para ellos, la cosa no iba a estar fácil.

La elfa había dejado por fin ver lo que tenia debajo de la capa, Sophitia apenas había atisbado algo mientras se levantaba, y en verdad era impactante, entendía perfectamente por que muchos hombres se quedaban sorprendidos al verla. Lo único que poseía bajo la capa era un ajustado body, casi como una segunda piel, que dejaba al descubierto las piernas por entero, y remarcaba lo perfectas de sus curvas. "No por nada es una elfa" Pensó la pirata sonriendo divertida.

Uno de los bandidos se acerco con una rudimentaria daga casera. Para los cánones de la pirata eso era trampa, pero ¿quien iba a andar poniendo reglas en una pelea de taberna? El sujeto agitaba el arma blanca cerca de la muchacha, Sophitia se iba corriendo hacia atrás esquivando siempre por lo justo, en una de las tantas logro hacer un largo tajo en la camisa, pero por suerte, al ser holgada, no llegó a la piel. Se corrió a un costado, lo tomo por la muñeca y se la retorció hasta que soltara el arma, pero por distraerse con eso no pudo evitar un botellazo que le dio en la cabeza.

Por fin habían logrado que se enoje, no estaba segura de si por el golpe en si, o por darse cuenta que se había distraído, pero estaba enojada. Borro toda sonrisa de su rostro y los ojos dejaron de tener ese brillo típico de ella. Se dio vuelta y miro al hombre que la había golpeado, camino despacio hacia él, no tenía mucha conciencia de lo que hacia, su parte lógica se había apagado. Tomo una botella que estaba sobre la mesa y le rompió el fondo, consiguiendo así tener un arma extremadamente filosa. Luego lo que quedaba de conciencia se esfumo, y el sujeto se volvió una masa roja en el suelo...

Se levantó y giro para buscar a algún otro, pero ya sin armas, el objeto de su enojo ya no estaba, se sentía mejor. Pateo las rodillas de uno que estaba peleando con Yshara, derribándolo, no pudo evitar reír al ver lo fácil que se había tropezado. De un momento al otro todo el odio había desaparecido y otra vez volvía a ser la misma, siquiera recordaba lo que había sucedido. Levanto la vista para encontrar los ojos de su compañera de pelea, ambas la estaban pasando de maravilla, pero ya era hora de irse.

- ¿Nos vamos? - Pregunto, pero no era una pregunta en realidad, era un imitación de cordialidad. Agarro su mano y la insto a salir del lugar corriendo, no quería tirar de ella, con solo una charla le había bastado para darse cuenta lo ciclotímica que podía ser la elfa, y no tenía deseo alguno de hacerla enojar.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 08/03/10, 12:19 pm

No importaba.

Yshara apenas le prestó atención. No hacía falta un agradecimiento, y la elfa no se detuvo a saborearlo. No solía entrar en combate acompañada de otra persona, y si lo hacía, solía ser porque dicha persona la había contratado como escolta; en éste caso se debía simplemente a que aquella mujer gozaba de su curiosidad y de su confianza, aunque en el caso de Yshara, lo segundo era algo huidizo.

Basta de divagaciones. La pelea seguía en marcha. Yshara y Sophitia estuvieron espalda con espalda un momento; al siguiente, la pelea se había recrudecido. Un hombre malcarado con un abrigo largo y sucio que avanzaba hacia ella parecía su siguiente oponente, y la elfa no esperó a ser atacada. Dio un paso adelante, moviendo el brazo derecho como si fuera a dirigirle un puñetazo, y consiguió que moviera los brazos para defenderse, momento en el cual su pierna izquierda se alzó como un pistón hasta alcanzar la mandíbula del hombre y levantarle en vertical unos centímetros, apoyado en su bota. Hizo girar la pierna, y estampó bota, pierna y hombre contra la mesa en la que habían estado sentadas hacía un instante, rompiendo madera, mandíbula y seguramente una o dos costillas.

Pero la cosa se había puesto fea. Algunos de ellos estaban desenvainando cuchillos y dagas, y por lo que veía, Sophitia había matado a uno. "¡Matado!", pensó con una sonrisa. "Eso es trampa, yo también quiero". Agarró la muñeca de alguien que había intentado asestarle una puñalada, y le dobló la mano hasta que soltó el arma. Y quizá por hacer caso al pensamiento que había en su cabeza en ésos momentos, le cruzó la cara.

Seguía teniendo la mano izquierda oculta bajo la capa, pero ésta vez no hizo nada para que la tela amortiguase. El hombre sangró profusamente por la mejilla, y seguramente perdió el ojo izquierdo. La mano de la elfa estaba recubierta por una especie de brazalete, que no estuvo a la vista durante más de un instante. Suficiente para percatarse de que recubría sus dedos con afiladas garras de metal. Una bofetada era suficiente para desfigurarlo; la elfa se lo apartó de delante agarrándolo por el cuello con el brazo y usando su peso para lanzarle por encima de su hombro, mientras se volvía. En ese momento pudo haberse llevado un buen navajazo, pero Sophitia hizo tropezar al hombre que venía a dárselo.

La miró con mudo agradecimiento, pero sus ojos enseguida fueron detrás de ella. Debería haber tenido más cuidado.

Reconocía al hombre. Unos instantes antes, había estado curioseando por la taberna, mirando a un lado y a otro. Si hubiera estado extraordinariamente atenta, se habría dado cuenta de que no era un pirata; de haber estado solo moderadamente atenta, se habría dado cuenta de que el hombre había entrado en la posada y había hecho un par de preguntas.

Ahora era tarde, y Sophitia sugería que se marcharan. Nunca en mejor momento, porque tras ella, seis o siete hombres encapuchados desenvainaban largos alfanjes de acero mientras se dirigían hacia ellas con cara de pocos amigos. Yshara sonrió sombríamente, reconociendo a uno de ellos. La habían encontrado. Pero, ¿Cómo?

Seguramente, de nuevo, lo sabría si hubiera estado atenta. Pero si hubiera estado atenta, no se habría divertido tanto.

- Vamos - dijo la elfa, dejándose arrastrar por su compañera de baile, pero a su vez dando un tirón a su brazo para sugerir un cambio de dirección que no implicase la proximidad de los hombres armados. - ¿Por la cocina? - agregó.

Ya habían despertado demasiada atención. No le sorprendería ver aparecer a la guardia de la ciudad, suponiendo que ésta fuera una de esas ciudades en las que la guardia se pasa por las tabernas como aquella.
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 08/03/10, 01:40 pm

El nivel de las heridas que provocaba Yshara eran superiores en todo sentido, no solo en limpieza y exactitud, sino tambien porque se notaba que eran realizados sin verdadero esfuerzo. La pirata no poseía un estilo, ni una táctica, era la diferencia entre tomarse la matanza como un trabajo o como un inconveniente imposible de evitar. Al menos, por suerte para ella, no le causaban impresión los resultados de la pelea, y bien dicho esta el "por suerte" considerando la compañera que había elegido esa noche.

La pelea se volvía a cada momento más problemática, ya no resultaba divertido, lo que si sería interesante ahora era lograr escapar de sus agresores. Con su sonrisa característica de oreja a oreja, Sophitia se mostraba dispuesta a marcharse lo más rápido que pudieran. El cambio de dirección era una extraordinaria idea, la elfa pensaba muy bien, ¿De cuantos problemas por el estilo se habría escapado?

Corrió hacia la cocina a puras zancadas, empujando a varios en el proceso. Ni hace falta aclarar que Sophitia no se había percatado de la presencia de los caballeros que buscaban a Yshara, no los había visto nunca y entre tantas personas eran todos iguales.

Salto por encima de la barra y entró en la cocina pateando la puerta, ¿Porque de ese modo? Pues, por que así resultaba más entretenido, por supuesto. El pobre cocinero se había escondido bajo la mesada de trabajo, tal vez era nuevo y no estaba acostumbrado a las peleas.

Siguieron de largo y salieron por la puerta trasera de la taberna, había un barril con agua limpia a un costado de la puerta, un patio pequeño muy sucio y un establo maltrecho por si resultaba que algún cliente tenía caballo... Cosa que al parecer no pasaba desde hace mucho tiempo.

- ¿Por donde? - Ya que la primer idea de la asesina había sido tan buena, lo mejor era volver a probar suerte - ¿Las casas están lo suficientemente juntas?

No había mucho tiempo, pero si pudieran ir por algunos techos y luego bajar en algún callejón oscuro, tal vez los despistarían más que corriendo por las calles.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 13/03/10, 11:52 pm

Éso no importaba.

Sophitia pronto descubriría que, para una asesina, el movimiento es algo fundamental. Lo mismo que, seguramente, la pirata tenía una destreza a la hora de moverse de un lado a otro en un barco de la que Yshara carecía, la elfa entendía de subirse a tejados.

No hacía falta que las casas estuvieran juntas. Había un ventanuco en en establo, eso era todo lo que la elfa necesitaba. Era una de ésas casas antiguas de dos alturas, que en la parte superior tenía una ventana cerrada con tablones de madera y rematada, arriba, por un trozo de madera situado trasversal a la ventana, por si había que subir algo al piso superior.

Yshara observó el entorno con rapidez. Necesitaba que Sophitia también pudiese subir, así que era perfecto. La elfa corrió hacia la pared sin pararse demasiado a pensar, colocó un pie sobre ella y se impulsó hacia arriba lo suficiente para colocar el otro. La gravedad comenzó a reclamarla, así que saltó, y en el punto álgido de dicho salto clavó profundamente las garras de la mano izquierda en el pedazo de madera saliente, al que se encaramó sin mucho cuidado. Desde ésta posición, pudo darle una fortísima patada a la madera que cerraba el ventanuco, abriéndola hacia adentro, y se introdujo en la casa. No por nada en concreto, sino para tener un lugar donde apoyar las piernas.

Salió de inmediato, casi sin revisar lo que había en la habitación; un pequeño almacén, como había imaginado. Asomó medio cuerpo por la ventana, y le tendió la mano derecha a Sophitia, en dirección al suelo, para que tuviera un agarre más bajo que el pedazo de madera.
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 15/03/10, 08:47 am

Sophitia se quedo mirando asombrada la destreza de la elfa, era increíble, en verdad parecía como si la gravedad no la tuviera en cuenta. Dio un salto, dos y ya estaba en un segundo piso.

La pirata se volteo al escuchar unos ruidos tras ella, algunos de los borrachos habían salido a buscarlas, era extraño que fueran tan insistentes, por lo general se conformaban con seguir peleando dentro. Quizás fueran algunos de los que habían golpeado, en tal caso, era algo personal.

Sin pensarlo mas, Sophitia corrió hacia donde estaba Yshara, pateó unas cajas que habían cerca para subir un poco más y salto hacia la mano de su compañera agarrándose con fuerza. Apoyo ambos pies en la pared para intentar subir más fácil. Por suerte, si bien no tenia la agilidad de la elfa, si tenía buen estado físico y bastante fuerza para su tamaño. Con un poderoso envión se impulso hacia la madera y se colgó, luego solo balanceo las piernas y se subió a la misma con algo mas de esfuerzo. Por fin subió al techo de la casa y espero a que su compañera hiciera lo mismo.

Los agresores estaban abajo... ¿Estaban mirando el modo de subir? Eso estaba muy alejado de algo normal, la pirata los miró con más detalle, tampoco parecían borrachos, ¿De donde habían salido esos?

Luego tendrían tiempo de pensarlo, sería mejor seguir corriendo. Miro al rededor, vio un techo algo más cercano que otros, salto hacia allí sin mas y se volteo en espera de que Yshara hiciera lo mismo, aunque en cierto sentido, siempre parecía ir un paso por delante.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 16/03/10, 06:50 pm

La elfa ayudó a subir a Sophitia, y luego se asomó al ventanuco. Su idea era dar el mismo salto que la pirata había realizado, agarrándose de la traviesa para acceder al tejado. En cuanto puso un pie sobre el marco de la ventana, un virote de ballesta la disuadió de intentarlo. Volvió a entrar en el edificio con un respingo, sorprendida.

Ah, bueno, no sabía de qué se sorprendía. Parecía obvio. Desató la vaina de su espada del cinto, con un tirón fuerte, y golpeó el techo del edificio varias veces con ella, mientras corría hacia el otro lado de la cámara en la que se encontraba. La idea era que Sophitia comprendiera que se estaba moviendo por debajo, y no se quedase a esperarla.

No tardarían en seguirlas. Es más, el otro lado... había unas escaleras que conducían hacia abajo, y no parecía haber salida. Su unica salida aparente era bajar las escaleras. Y quedar a merced de los hombres, claro; no esperaba que no entrasen en el edificio. De hecho, escuchaba pasos.

Yshara sonrió. Hacía tiempo que no se divertía.

Cambiándose la espada de mano, sosteniéndola con la izquierda, metió la derecha en un pequeño saquito que llevaba al cinto, y del que sacó un puñado de diminutas cuentas de colores, semejantes a canicas. Arrojó unas pocas escaleras abajo, sin demasiado cuidado, y luego volvió a meter la mano mientras corría en dirección contraria. De nuevo, tiró un puñado hacia el jardín. Por último, corrió en dirección opuesta.

La cámara no era tan grande para que todo ésto le hubiera ocupado más de unos segundos. Los hombres aún no habían tenido tiempo de alcanzar la escalera, y la elfa seleccionó con cuidado las cuentas del siguiente puñado. Apartó nueve o diez cuentas de color rojo brillante, que se parecían a sus ojos. Las arrojó en la parte de la estancia más alejada de la ventana, y corrió en dirección opuesta, dando de nuevo golpes con la espada en el techo.

- ¡Sophitia! - dijo. - Si puedes oírme, ¡Agárrate!

Escuchaba los primeros gemidos de sorpresa. Los hombres se habían encontrado con las canicas, y se burlaban del efímero intento de la elfa por detenerles. ¿Qué podían hacer unas cuantas cuentas de cristal para evitar su avance?

Yshara sonrió, cerrando a medias los ojos mientras se arrebujaba en su capa.

- I'nai - susurró.

A continuación, una explosión sacudió el edificio.
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 17/03/10, 09:22 am

Al mirar atrás para confirmar que Yshara la seguía, se sorprendió al no encontrarla. No pudo evitar pensar que algo le debía haber pasado, pues, no era posible que tuviera dificultades para subir. Sophitia maldijo por lo bajo y salto de nuevo al techo del almacén.

El salto de vuelta fue algo más difícil, porque había una diferencia de alturas, pero solo un poco, por unos momentos una de las piernas le quedo colgando y fue entonces que sintió una saeta pasar por cerca de ella. Termino de subir asustada por lo inesperado del tiro, se dio vuelta y con mucho cuidado miro a los que habían sido. Eran los hombres que salieron de la taberna, habían rodeado el edificio, y por primera vez Sophitia pensó en que la asesina podía tener algo que ver en todo el asunto.

Entonces le llego la vos de la elfa, advirtiéndole que se agarre de algo, no sabia en que demonios estaba pensando. Corrió hacia el borde opuesto del que estaba y asomando solo las manos se agarro de la viga que sostenía el techo, sabía que si asomaba más partes del cuerpo probablemente le dispararían.

De pronto, una explosión sacudió todo el lugar, Sophitia se agarro más fuerte aun, temiendo rodar y caer. No había visto que Yshara llevara pólvora, ¿de donde había salido el estallido? Cuando estuvo segura que no vendría una segunda detonación se levanto y fue hacia la ventana por la que había subido en un principio.

Miro con cuidado, había un virote clavado en el marco de la ventana, de seguro por eso Yshara no había subido. Los sujetos se habían alejado un poco por la explosión, pero no tardarían en volver. Se asomo un poco a la ventana para tratar de ver a la elfa.

- Eres una maldita psicópata, ¿lo sabias? - Dijo con una sonrisa de oreja a oreja la pirata - ¿Piensas subir o que?

Un nuevo virote la convenció de que lo mejor era volver a subir con rapidez. Lo único que tenía a mano para molestar eran tejas, y la mayoría ya estaban rotas por los años y la explosión reciente. Pero, ¿Qué mas daba? Se paro en el techo y comenzó a lanzárselas.

- ¿Quién se creen que son para tratar de matarme? - Hablaba como enojada, pero la realidad era que se estaba divirtiendo a no poder mas, y de vez en vez no podía evitar que se le escapara una carcajada.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 19/03/10, 11:32 am

Hubo unos instantes de silencio después de la explosión.

Efectivamente, Yshara no llevaba pólvora, aunque tenía alguna noción de cómo se fabricaba. El sistema de aquellos objetos era... diferente. Aquel "saquito" había sido un 'regalo' de alguien a quien había servido durante una temporada, y tenía varias propiedades mágicas interesantes.

Uno podía meter la mano tantas veces como quisiera, y la sacaría siempre, inefablemente, llena de diminutas cuentas de colores. Las había de muchos tipos; rojas, verdes, azules, amarillas, naranjas. Cada una de ellas se activaba con una orden específica, y tardaba un ratito en recuperarse, es decir, sólo podía activar un tipo de cuentas al mismo tiempo. Las rojas en particular provocaban una pequeña explosión; no demasiado grande, ni letal, por lo que Yshara había acabado cogiendo la mala costumbre de lanzarlas a puñados. Un puñado suificientemente grande de explosivos, sean lo poco potentes que quieran ser, es bastante para volar lo que se te ocurra.

Yshara había conseguido una cierta experiencia en 'demoliciones' con el paso d elos siglos. Sabía la cantidad justa que debía aplicar para no salir volando por los aires en una sala como aquella, pero aun así, se había chamuscado un poco. La parte en la que había soltado un puñado de cuentas específicamente rojas, ahora presentaba un vistoso boquete en el muro. Y la elfa sonreía con sorna, entre el humo de la explosión y las sombras quedibujaban demonios en los tatuajes de su rostro.

"Eres una maldita psicópata, ¿Lo sabías?".

Era Sophitia; estaba en la ventana. Parecía alegre. Aquello la divertía. En su fuero interno, Yshara comenzó a apreciar sinceramente a la pirata. Corrió hacia la "otra" ventana, recién abierta, y saltó para engancharse en los tejados. Ahí no había un travesaño de madera, y la piedra de la pared soltó chispas cuando la elfa le clavó las garras a la argamasa. Trepó de cualquier manera, y para cuando Sophitia se dio la vuelta, caminaba hacia ella, manchada de tizne y de hollín, con la capa soltando leves volutas de humo que se confundían con el profundo azul oscuro de la noche.

- Sí - dijo. - Sí, lo sabía. Pero gracias.

Sonrió, mientras miraba al tejado al que - no podía saberlo - Sophitia había saltado un instante antes. Señaló con la mano, y saltó casi de inmediato.

- No te buscan a tí - murmuró, divertida. - Son amigos de mi trabajo de ésta noche. No se cómo me han encontrado.

Tenía gracia. No se sentía inclinada a callar delante de aquella mujer. La elfa se permitió una leve risilla para sí misma, mientras se asomaba un poco a la calle, intentando localizar la posición de los atacantes. Bueno, aquello iba a ser intenso. Pero no quería obligar a la pirata a seguirla, aunque ella parecía encantada.

- Es mi baile - dijo. - ¿Quieres bailar?
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 19/03/10, 12:11 pm

En segundo nada mas, Yshara ya esta arriba del techo tambien, la pirata no pudo evitar dar un respingo al darse vuelta y verla allí, había olvidado la existencia de la otra ventana y por lo tanto no se lo esperaba. Mas luego rió tanto por el comentario de la asesina como por haberse asustado.

Tenía una apariencia bastante curiosa, algo chamuscada y con la capa humeando levemente. A cada momento Sophitia entendía un poco mas el porque a la elfa le había parecido tan sorprendente que le dijera que parecía una dama de alta sociedad, si la veía ahora, semi quemada, con esa extraña garra en su brazo y siendo perseguida por los techos, la comparación era como mínimo graciosa.

Sin embargo, cuando la vio caminar hacia el techo al que ella había saltado antes no podía evitar pensar que aun así sus movimientos eran extremadamente medidos, delicados en cierto sentido, como los de un gato quizás sea lo más cercano, o tal vez era que no podía evitar ver como una humana.

Salto tras ella nuevamente y escucho la explicación de tan extraña situación.

- Algo había imaginado - Miro atrás al escuchar un sonido, los hombres había logrado por fin subir, o al menos dos de ellos, sin duda el asunto que tuvieran con Yshara debía ser muy importante.

Solo al ver que uno de ellos sacaba la ballesta nuevamente, la preocupación se hizo levemente perceptible para la propia Sophitia, ¡sobre todo porque no sabía donde esconderse! Corrió lo más rápido que pudo a resguardarse tras una chimenea, y mientras recuperaba el aliento respondió a la pregunta.

- Por supuesto que si, pero es mi deber avisarte que tengo dos pies izquierdos - Y lanzo una carcajada fresca y autentica.

La aclaración era necesaria, ya que a menos que se metieran en una pelea cuerpo a cuerpo no podría ayudarla en mucho. Es verdad que la mujer no parecía necesitarla, pero aun así.

"No tenía porque meterme", pensó por un instante, la elfa misma estaba liberándola de toda culpa o cargo, pero hacia mucho tiempo que no se divertía tanto y estaba disfrutando de la compañía de Yshara, no quería que terminara aun, "No todavía", aun podía mostrarle un par de cosas.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 29/03/10, 11:02 am

Mierda.

Habían tardado demasiado. Culpa suya, había perdido mucho tiempo dentro de la casa; pero no podía haberlo hecho de otro modo. Tenía que reconocer que la habían puesto en un buen aprieto.

- Bueno, así es más divertido - bromeó mientras corría.

Y todo éso, ¿Para?

Yshara chasqueó la lengua. Se habría reído de saber lo que pensaba Sophitia. Sí, el motivo por el que la seguían era el más importante que se le ocurría. No estaban intentando vengar a un capitán. Por querido que fuera Trawen, no valía la vida de tanta gente. Más lógico hubiera sido que su patrón hubiera mandado localizar a Yshara para vengarse de las molestias, pero era difícil que se hubiera dado cuenta tan pronto de lo que había pasado. No, el motivo obvio era...

El dinero. Yshara pestañeó. El dinero, maldita sea.

La elfa saltó al otro lado del vértice de un tejado justo a tiempo de que uno de los virotes de la ballesta le pasase por encima. Rodó sin estar a más de un puñado de metros de donde Sophitia se había refugiado, y se agarró de las tejas con la garra. No se molestó en contraatacar, porque tenía una idea más acuciante: se llevó la mano derecha a la cintura, y sacó de su zurrón un par de las monedas que se había llevado del camarote del capitán.

No había pensado en ello hasta el momento, pero era el dinero con el que había pagado a la camarera. Claro, así la habían localizado. Estúpida, ni siquiera se había fijado en si era o no dinero local. La elfa se mordió el labio inferior, pero no había reproche. Un error lo comete cualquiera. Lo consideraría la próxima vez.

- Eh - murmuró, rodando sobre el tejado hasta ponerse cerca de donde Sophitia se encontraba, aún al otro lado. - Corre. Te cubriré.

Tenía en la mano su arco, y se acababa de poner una flecha en la boca. Asomó una mano, y esperó a que le dispararan. Su idea, obviamente, era salir y disparar, y darle a su compañera el tiempo suficiente como para que siguiera corriendo mientras atraía la atención de los... ¿Marineros? Ya no estaba tan segura. ¿Soldados? ¿Mercenarios...?

Bah, qué mas daba. Carne muerta.
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 30/03/10, 09:35 am

La situación se ponía a cada momento más jodidamente complicada, de vez en vez escuchaba Sophitia como los virotes volaban a centímetros de donde estaba. ¿De donde sacaban tanta puntería esos malditos? Lo peor era que la pirata se sentía inservible en semejante situación. Siquiera podía arrojarles piedras como antes ¿Por qué nunca había aprendido a tirar con la ballesta? ¡Ah! Por que era aburrido, es cierto...

Vio como la asesina rodando ágilmente esquivaba los virotes y colgaba de la extraña garra, Sophitia iba a hacer amague de ayudarla, pero noto que la elfa no estaba para nada preocupada por su desventajosa situación, sorprendentemente solo estaba revisando su bolsa. Las monedas, ¿Acaso por eso la perseguían? Dinero, siempre era el culpable de todo, la muchacha no pudo evitar reír un poco al pensar esto.

Luego rodó hacia donde estaba ella, y tomo un arco dispuesta a responder los ataques. ¿Qué mas podía hacer mas que mirar? "Corre. Te cubriré." Sophitia frunció el ceño enfadada con la idea, no le gustaba para nada correr como conejo asustado mientras Yshara se quedaba. Pero no tenía mas opciones...

- De acuerdo, intentare bajar, pero vente en cuanto puedas o regreso - Dicho esto, dio media vuelta y emprendió la retirara entre rodando y corriendo para evitar el ser un blanco fácil de atinar.

Salto a otro techo cercano, era el de una casa de familia, un solo piso y por lo tanto, mucho más cerca del suelo. Por fin tenía un poco de suerte, se colgó del borde y cayo sin mas al piso.

Sintió entonces un toque en el hombro, como alguien que quería llamar su atención, por instinto se dio vuelta, un hombre algo diferente a los otros le sonreía, tenia el pelo bien peinado y al parecer era pulcro, pero Sophitia no pudo detenerse a ver muchos más detalles, en seguida un golpe en medio del rostro la hizo retroceder. El muy maldito había visto que escapaba y había rodeado para alcanzarla.

Por la fuerza del golpe la pirata retrocedió algunos pasos agarrándose la sangrante nariz. Levanto la vista nuevamente y lo contemplo con profundo odio, escupió un poco de sangre antes de hablar.

- Si llega a estar rota, te sacare las tripas por la boca - Saco su familiar daga y la empuño lista para la pelea.

El otro sujeto solo le sonreía, era obvio que en verdad disfrutaba de pelear, quizás aceptaba esa clase de trabajos solo por eso. Sophitia no iba a ser menos, le sonrió a su vez y le pateo tierra en plena cara, luego se lanzó al ataque, una patada en pleno estomago. Ahora ella reía y él retrocedía, pero no le dio mas tiempo que ese.

En un principio el contrincante solo esquivaba, en un momento oportuno la tomo por la muñeca y se la retorció, obligándola a soltar su arma. Pero no seria tan fácil, con la mano libre la pirata le dio un buen golpe en el rostro. Sonrió alegre, ahora estaban a mano, ambos desarmados y con un golpe en la cara. Separándose unos pasos, se miraron y volvieron a los golpes, el otro sujeto tenia un estilo mucho más refinado, pero Sophitia poseía experiencia, y mucha (pero en verdad mucha) terquedad.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 01/04/10, 09:25 pm

Pero para ser carne muerta, los hijos de perra eran tenaces.

Yshara hizo lo que prometió, sin sorpresas: Asomarse. Disparó una flecha. No le dio tiempo a apuntarla, de modo que falló, como era de esperar. La respuesta fue un virote que, si la elfa no se hubiera movido tan rápido como lo hizo, le habría atravesado las costillas por un pecho.

El segundo virote voló en su dirección apenas una fracción de segundo después, pero la elfa ya se había agachado. Cargaba una segunda flecha en su arco, y la de su enemigo le pasó por encima. Sophitia ya se había puesto en marcha, pero aquellos hijos de puta tenían buena puntería. Salió de nuevo, apuntó un poco mejor, soltó la cuerda. Uno de los hombres dejó escapar un agudo alarido, y un golpe seco retumbó en la noche. Primero golpeó las tejas; luego, aparentemente, se despeñó al suelo.

La elfa comenzó a moverse casi de inmediato. Quedarse a ver si había más gente era, cuanto menos, una insensatez; y Sophitia ya le sacaba algo de ventaja. Rodó por el tejado, aprovechando la pendiente, y se enganchó del tejado más bajo, al que también había descendido Sophitia. No bien lo hubo hecho, saltó de nuevo.

Había pensado: "Si son buenos, se habrán movido y justo ahora me tendrán a tiro". En realidad no lo había pensado literalmente. Yshara no esperaba a que sus pensamientos se formulasen. Se quedaba con la impresión incial, y la seguía; su instinto había demostrado ser muy, muy bueno. En cualquier caso, la elfa saltó hacia el lugar del que venía, y se quedó agarrada por debajo de las tejas. De nuevo, si no lo hubiera hecho, la flecha la habría matado. "Si son buenos", repitió para sí. Hijos de perra. Eran muy buenos.

Sophitia estaba abajo, en la calle. Podía verla, y estaba en aprietos. Pero no podía ayudarla. Se habría podido dejar caer a la calle y atravesarle el hígado al hombre con el que peleaba, pero habría cometido una imprudencia escandalosa; dejar a un hombre con semejante puntería en los tejados, donde podía matarlas si le placía.

Así que se movió con toda la rapidez que pudo, desplazándose por la fachada del edificio hacia el lado derecho. No tenía mucho tiempo, el arquero estaría avanzando de nuevo hacia su posición...

... efectivamente. No se asomó. Era bueno, sabía que Yshara le habría matado si lo hubiera hecho. En su lugar saltó al tejado contiguo, donde volvería a tener la superioridad sobre Yshara. Desafortunadamente para él, la mujer, al ser arquera, se había dado cuenta del detalle. Saltaron casi a la vez; él desde arriba, ella desde abajo. Ella se lo esperaba, él no.

Se hicieron una bola al caer, agarrados como iban. La ballesta salió disparada de la mano del hombre, golpeó el suelo, cayó a la calle, se disparó. El hombre... el hombre quedó desarmado, pero cuando acabaron de rodar, quedó encima de Yshara, a la que trató de inmovilizar.
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 05/04/10, 11:39 am

Pasados los minutos, Sophitia ya había recibido golpes en las costillas, hombros, y piernas. Pero el otro sujeto tenia un ojo morado, e labio roto, y cojeaba levemente de una pierna, en lineas generales estaban a mano, pero con la enorme diferencia que la pirata seguía sonriendo, no ya su oponente.

Se encontraban muy cerca, frente a frente, un golpe directo a su rostro parecía ser suficiente, pero el sujeto era demasiado bueno esquivando y Sophitia recibió otro golpe en las costillas por el error. Pero a cambio lo tomo por la cabeza y le dio varios rodillazos en el estomago, que no se la llevaría de gratis, lo empujo lejos y subió la guardia una vez mas.

El hombre se paraba inclinado por culpa de los golpes, ya no había mas que hacer. Sophitia se lanzo hacia él y lo tiro al suelo, quedando ella arriba, lo siguiente era simple, golpear al tipo hasta que quedara inconsciente, muerto o como fuera. La pelea había terminado, le había costado lo suyo a la pirata, pero al final su resistencia había marcado la diferencia.

Miro al rededor en busca de su compañera, no tardo mucho en ver a una bola de brazos y piernas rodando de aquí para allá. Un virote salió disparado y la elfa quedo abajo del sujeto.

No había mucho que pensar, Sophitia corrió hacia el lugar y llegando con algo de dificultad por culpa de los múltiples magulladuras que tenia, pateo al sujeto con todas sus fuerzas en las costillas, provocando un feo sonido al quebrarle un par, pero apartándolo definitivamente de la pelea.

- ¿Te parece si nos vamos de una vez? - Dijo agarrándose a la vez su propio estomago y ofreciéndole la mano libre a Yshara.

Tal vez habían mas de ellos por algún lado, pero no lograba verlos, así que simplemente correr lejos era una buena opción.

Una vez mas había quedado echa un desastre, la camisa sucia con mezcla de tierra y sangre, varios botones habían desaparecido y sus pechos cubiertos con vendas firmemente atadas se veían claramente, se había sacado la sangre de la nariz con la manga de su propia ropa, el pelo estaba despeinado, así que simplemente lo soltó, ya lo ataría luego.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 12/04/10, 10:20 am

No había sido lista.

En realidad, sí que había sido previsora. Pero no del todo. A veces, las pequeñas cosas son las que marcan las grandes diferencias. Yshara se había imaginado cuál era el movimiento más obvio; saltar al otro tejado y ensartarla con una flecha. Su movimiento había sido el correcto, y le había sorprendido, y también desarmado.

No obstante, no había tenido en cuenta que era un hombre. Su peso era mayor, su masa muscular, también. Estaba bien entrenado, así que la sorpresa duró un instante. Para cuando dejaron de rodar, Yshara estaba en desventaja, y un par de puñetazos lo atestiguaron de inmediato. A la elfa se le escapó un quejido sordo, pero los golpes no la detuvieron. El tipo le puso las manos sobre las muñecas, agarrándola con fuerza, pero se sorprendió al encontrar metal en el brazo izquierdo de la mujer, el tiempo suficiente para que le encajara un cabezazo. Gimió, pero la agarró más fuerte, y estaba a punto de retorcerle el brazo derecho cuando Sophitia intervino.

Y justo a tiempo, maldita fuera. Yshara rodó fuera del alcance del tipo tan pronto como se lo quitaron de encima, agarrándose la muñeca. Au. El hijo de puta tenía fuerza. Sophitia le ofreció la mano, pero la elfa en su lugar se apoyó en la cadera de la mujer. Tenía la sensación de que le desencajaría el hombro si dejaba que tirara.

- Me parece... - comenzó a decir.

Se volvió.

Fue salvaje, visto y no visto. El metal centelleó en su mano un momento, y cada uno de los dedos revestidos de metal del brazalete que le cubría la mano izquierda desaparecieron hasta el nudillo entre el cuello y el tórax del hombre derribado. Emitió un gorjeo espantoso, llevándose las manos a la herida como para agarrar el brazo de la pelirroja, pero ya no estaba ahí. Sacudiéndose fuertemente la mano para que las cuchillas salpicasen la sangre adherida, Yshara se volvió de nuevo hacia Sophitia.

- ... buena idea.

El aspecto de la elfa no era mucho mejor que el de Sophitia. Tal vez ella tenía menos lodo, e Yshara tenía una forma extraña de mantener un cierto halo de dignidad aun pese a los tiznajos, la sangre y las magulladuras. Después de todo, era su oficio. Hasta que no tenía un par de cardenales, no estaba 'vestida para matar'. Sonrió.

- Estás mejor así - musitó, mientras se dirigía hacia el... ah, mierda. Ya no estaban en los tejados. Miró a Sophitia; no conocía la ciudad. - ¿Por dónde?
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 12/04/10, 12:49 pm

Era una profesional con todas las letras, no dudo ni un segundo antes de clavar su extraña arma sobre el sujeto. ¿Acaso ella había dudado al momento de golpear al otro tipo hasta morir? No, no se había sentido inquieta, no había pensado, pero era diferente, Yshara no se encontraba en peligro cuando lo hizo, simplemente termino con lo que había comenzado momentos antes. “ Ellos empezaron” Penso la pirata, y dejo el asunto atrás.

La asesina estaba muy mal tratada, el agresor había logrado golpearla varias veces antes de que ella llegara. Así y todo, casi no cojeaba y mantenía la frente en alto, como si nada de eso tocara su dignidad en lo mas mínimo. Y en cierto sentido tenía razón, el ganador era que el que quedaba en pie, en ese caso, ambas podían caminar con la frente en alto.

- Chistosa – Fue lo único que dijo ante el comentario de la elfa, no existían posibilidades de que se viera mejor ahora que antes, a menos que uno tuviera gustos muy extraños. Pero para personas como ellas las heridas de batalla debían ser motivo de orgullo. Al final, no podía afirmar como le quedaba, pero si podía decir con seguridad que se encontraba muy feliz por todo lo que había pasado durante la noche.

La mente de Sophitia pensaba a toda velocidad, las seguirían persiguiendo, personas tan tenaces no se rendirían así como así. ¿a dónde podían ir para que dejaran de perseguirlas? Algún lugar algo mas privado, rápidamente penso en todos sus conocidos.

- ¡Ven conmigo! – Tenia una idea.

Inmediatamente se echo a correr con toda la velocidad de la que era capas teniendo en cuenta su estado, conocía bien la ciudad, mucho mejor que el promedio de las personas. Los callejones oscuros muchas veces eran su casa, otras tantas un buen lugar donde esperar, y por sobre todas las cosas, un buen lugar por donde escapar. Pero su objetivo no era marear a sus posibles perseguidores hasta lograr perderlos, ellos también debían conocer bien las pequeñas calles. No, su objetivo era ir a un lugar donde no se le permitiera el acceso a cualquiera.

Doblo varias veces, a simple vista parecía que estaba tomando callejones al azar, pero no era eso en lo absoluto, sabía bien a donde se dirigía. Por fin llegaron a una calle sin salida, en uno de los costados había una puerta de madera gruesa, pero maltrecha, y sobre todo antigua, no tenía manija del lado de a fuera, solo una rejilla corrediza a la altura de la cara.

Sophitia toco con cierto ritmo especifico y la rejilla se abrió dejando ver los ojos de un hombre.

- ¿Quién anda?- Dijo con vos ronca de fumador empedernido.

- Soy Sophitia, abre la maldita puerta que necesito asilo y tu me debes una – No necesitaba dar mas explicaciones, se lo debía, así que no podía decir ni un pero.

Abrió la puerta de mala gana, los goznes hicieron un ruido horrible, la pirata casi temió que todo el barrio los escucharan. Entraron rápidamente y la puerta se cerro tras ellas. El lugar obviamente era un refugio para truhanes de la peor calaña. Entre los ladrones y comerciantes de baja categoría se sabia que si querías hacer algún negoció y no tenias donde, podías arreglar en lugares así. Eran como territorios neutrales para los criminales, y en casos extremos hasta podías pasar una noche, pero solo si tenías la confianza del dueño, o como en este caso, si te debía un favor.

- Nos quedaremos un rato, hasta que pase el alboroto – No era una pregunta, sino una afirmación bien fundada.

- Como quieras, pero ya no te debo nada – Dijo un sujeto no muy alto, de contextura gruesa y cara de pocos amigos, luego se dio vuelta y se marcho, no quería saber nada mas del tema.

Había unas pocas personas hablando en el lugar, cada uno en lo suyo, nadie tenía ganas de meterse en más problemas de los necesarios. Las recién llegadas subieran una escalera angosta que daba a un pasillo y luego a una habitación. Era pequeña, con una cama maltrecha y una mesa nada mas, pero al menos una ventana daba a la calle, lo cual hubiera permitido que entrara la luz si fuera de día.

- No es un gran lugar, pero de seguro no nos buscaran aquí – Era un sitio con varias ventajas para su situación – Aparte, si preguntan abajo nadie dirá que nos vieron, hay ciertos códigos.

Se sentó en la cama y comenzó a revisar si tenía alguna herida que se pudiera infectar o similar, se quito lo que había sido una vez una linda camisa y se fijo también debajo de los pantalones levantándoselos por los tobillos. En líneas generales estaba bien, nada mas que algunos moretones.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 21/04/10, 01:34 pm

Al menos, Sophitia conocía la ciudad.

Al parecer se había buscado una buena guía. Yshara tenía un sentido de la orientación desarrollado a base de muchos años de deambular por lugares que no conocía, igual que aquella ciudad, pero después de un par de vueltas entre los callejones incluso ella se sintió perdida. No obstante, el pensamiento de la pirata fue el mismo que tuvo ella: Seguramente los tipos conocerían bien aquella ciudad.

Ese era el motivo por el que Yshara corría tras Sophitia con el arco en la mano, y una flecha atravesada en el brazo del arma, lista para cargarse. E iba alerta, pese a que su atención principal estaba puesta en seguir a Sophitia. Reconocer la ciudad era secundario. No es que fuese a enterarse de su trazado en ésos momentos, de todas formas.

Pero finalmente, llegaron a un lugar en el que la pirata se detuvo. Y la elfa guardó finalmente el arma, no queriendo que, justo en ese momento, alguien la reconociese por culpa del arco. No tardaron mucho en pasar a lo que parecía una especie de 'casa franca', y subir a una habitación donde Sophitia se sentó en la cama.

Yshara no se relajó. Igual que Sophitia, estaba algo magullada, y en general bastante maltratada, pero no se detuvo a mirar sus heridas. Sabía más o menos dónde estaban, y tenía la suficiente experiencia como para saber la magnitud de los daños sólo por cómo le dolía cada una. Lo primero que hizo fue acercarse a la ventana, aun en la oscuridad del cuarto, y mirar hacia afuera con detenimiento, escudriñando la calle a la que daba.

- Ya veo - asintió a las palabras de Sophitia, mientras vigilaba. - Parece que conoces bien ésta ciudad. ¿Te encuentras bien?
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 22/04/10, 11:15 am

La elfa no bajaba la guardia ni por un instante, muy profesional de su parte, por el contrario Sophitia ya se encontraba desparramada en la cama. Los moretones de diferentes tamaños y colores no la inquietaban, en pocos días estaría como nueva.

- La conozco bastante bien, tengo por costumbre andar mucho - Le gustaba saber bien los detalles del lugar donde iba a estar, eso le permitía escapar mas fácilmente cuando era necesario y, dado su modo de vida, resultaba indispensable bastante seguido - Si, no es nada que no se cure en pocos días.

¿Los elfos veían en la oscuridad? No estaba segura, nunca se los había preguntado, en cualquier caso, Yshara no quitaba la vista de la ventana mientras hablaba, ¿aun estaría nerviosa? Y no era para menos, los sujetos que las habían atacado no eran niños de pecho, tarde o temprano las encontrarían y entonces una vez mas sería correr o pelear, aunque ahora ellos ya sabían varias cosas de sus personas, como quienes eran y como peleaban. Mientras que ellas no tenían mucha información, ¿Cuantos eran? ¿Qué tan buenos? ¿Hasta donde las perseguirían?

Tanto jaleo le había dejado con mucha sed, quería unos pocos jarros de cerveza antes de irse a dormir. Suponía que abajo tendrían alguna que otra cosa, y si insistía mínimamente podría ponerlo dentro del mismo favor que se suponía ya le habían pagado.

- Oye, iré abajo a buscar algo para beber, tal vez unas cervezas ¿Quieres? - Dijo mientras se levantaba despacio para que las magulladuras no dolieran. Recordaba que a la elfa no le gustaba las bebidas humanas, pero tal vez por una vez...

Luego de oír la respuesta bajo a la planta baja, varios de los que estaban cuando llegaron ya se habían marchado, y algunos nuevos estaban por ahí repartidos. El lugar no era una taberna, no servía comida y bebida en grandes cantidades, era mas bien como una casa muy grande, podían tener alguna que otra cosa para consumo personal, y si pagabas te convidaban un poco, obviamente por el doble de lo que valía afuera.

Fue directo al dueño, que en ese momento estaba hablando con otro sujeto, no la recibieron con buenas miradas ni sonrisas, pero le daba igual, nadie era muy agradable en ese lugar.

- ¿Tienes algo para beber? - El hombre frunció el ceño molesto por la intromisión - No armes problemas por tan poco, pagaré por la porquería que tengas...


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 27/04/10, 11:54 am

Las calles estaban vacías.

Lo cual, Yshara lo sabía bien, no significaba que no hubiera nadie buscándolas... o acechándolas. Los elfos no podían ver en la oscuridad como si fuera de día, pero sí que podían ver bastante mejor que los humanos. Al menos en el caso de la tribu a la que pertenecía Yshara, sus ojos se parecían más a los de los gatos, igual que su nariz.

Sus dedos tamborileaban nerviosamente sobre la madera del marco de la ventana. Sus pensamientos eran un carro desbocado; no podía saber ninguna de las cosas que se preguntaba, como quiénes eran aquellos hombres, si marineros o mercenarios, y en este caso de quién, pero no podía evitarlo. Tenía que tener conjeturas para saber qué hacer. Huir no era su estilo. Si se había hecho un enemigo, la seguirían acechando.

- ¿Eh?

Las palabras de Sophitia le sacaron de su ensimismamiento.

Cerró los ojos, sacudió la cabeza. Idiota, no olvides dónde estás. No estás sola. Trató de sonreír, aunque fue una sonrisa... triste. Distante. No es que le saliera una mejor.

- Disculpa - dijo. - Sí, claro. Me apetece un trago.

No es que no le gustasen las bebidas humanas, es que prefería las élficas. Claro que, no pudiendo elegir, no le hacía ascos a la manufactura humana.

Tampoco le dijo nada sobre el pago. Yshara era consciente de que a Sophitia las bebidas no le iban a salir gratis, pero ahora mismo no estaba segura de que fuera buena idea que le diese del dinero que ella traía. Después de todo, estaba segura de que era lo que había atraído la atención de los mercenarios. O marineros. O lo que fueran.

Se volvió.

"Maldita sea", era el pensamiento más activo en su mente. "¿Qué importa que nos escondamos aquí una hora, una noche o un mes? Si son buenos, nos encontrarán, y si les pagan, no dejarán de buscarnos cuando salgamos. La única forma de librarnos del problema es matarlos."

Pese a todo, Yshara se sentó en el borde de la cama, pensativa. Por un momento consideró marcharse; dejar en paz a Sophitia, a la que solo podía meter en un problema serio, dejarle unas cuantas monedas de oro por las molestias y salir por la ventana. Pero aquellas monedas seguramente le causarían un problema mayor. Si hubiera conocido la ciudad y si hubiera tenido otro tipo de monedas, seguramente no se lo hubiera pensado. No porque no valorase su ayuda, sino porque no quería meterla en líos.

Pero en ese momento estaba atrapada, y sólo podía pensar en que necesitaba... un plan.
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 30/04/10, 08:58 am

Mientras el dueño del lugar iba al deposito a buscar un poco de cerveza, Sophitia se sentó en una silla cercana a pensar. El gesto que Yshara hizo al responderle había denotado con toda seguridad las preocupaciones que rondaban su mente. En ultima instancia, la pirata podía irse siempre que quisiera. En ese mismo instante podía abrir la puerta y salir de allí, esconderse en casa de algún conocido durante varios días y esperar a que todo se solucionara solo.

Pero no le parecía correcto, si bien el problema original estaba relacionado con las monedas marcadas que tenía la asesina, ella tampoco se había quedado atrás comenzando una pelea en la taberna, llamando así la atención de todos en el lugar y haciendo que las encontraran aun más fácilmente. Pero esa culpabilidad parcial le importaba poco y nada, era una pirata, podía cargar con la culpa y todas esas tonterías morales que a otro volverían locos. Simplemente, le caía bien la elfa, y si podía ayudarla en algo, por mínimo que fuera, estaría contenta.

Distraída como estaba con estos asuntos, siquiera noto que el hombre ya había vuelto con dos jarras grandes de cerveza.

- ¡Oye! - Sophitia levanto la cabeza, la interrupción la había tomado por sorpresa - Hoy estas mas extraña de lo normal... - Dijo mientras dejaba las cervezas en la mesa mas cercana y extendía la mano exigiendo el pago.

- Si, todo es muy extraño hoy - La pirata sonrió algo irónica, sin duda que todo había sido muy particular.

Agarro la bolsa entera de monedas que le quedaban y se la dio sin contarlas, él tampoco lo hizo, sabia que eso seguramente era todo lo que tenía, si faltaba pedir más sería en vano, y si sobraba mucho mejor. La pirata siquiera miro el dinero, no era eso lo que le importaba, se había acostumbrado a que llegara tan rápido como se iba. Se encogió de hombros, agarro las dos jarras y emprendió la vuelta.

Abrió la puerta del cuarto con el pie de modo bastante torpe, y entró sin mas, dejando las jarras una en mano de la elfa y otra directo a su boca. El liquido se sintió refrescante en su seca garganta, estaba aguada, era verdad, pero era lo mejor que conseguiría en ese lugar. Ahora podía pensar mucho mas claramente, había que ir a buscarlos y asegurarse que no quisieran molestar mas...

- Como yo lo veo... - Dijo mientras se echaba una vez mas en la cama con ambos brazos tras la cabeza a modo de almohada - Solo nos podemos esconder esta noche como máximo, luego tendremos que salir y enfrentar el asunto, o mejor dicho, a cada asunto uno por uno - La declaración era obvia, la sangre no se haría esperar.

Lo que quedaba de su cerveza, que era bastante poco, descansaba en el piso junto a la cama, no demasiado lejos. Estiro la mano y termino el fondo de un solo trago, se limpió una ligera espuma con el brazo y sonrió.

- Necesitaría, sin embargo, que me contaras al menos un poco de como empezó esto - No podía andar por ahí atacando sujetos sin saber el porque al menos - Sera una locura, pero muy divertido, eso sin duda! -


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 01/05/10, 11:46 pm

En la situación de Yshara, parecía sencillo caer en la paranoia.

Piénsalo. Aquella mujer podía estar intentando ganarse su confianza, podía formar todo parte de un truco. Había mil formas en las que podía verse a un enemigo en la pirata, y una conspiración en su proverbialmente oportuna intervención en todo aquel asunto.

Yshara aceptó la jarra de cerveza, sonrio lacónicamente de nuevo, y tal vez solo por la fuerza de la costumbre, la olfateó antes de llevarse el primer trago a la boca. Había mil formas en que podía desconfiar de ella, pero no iba a hacerlo. Había podido matarla, y no lo había hecho. Éso probaba muchas cosas. Las demás tendrían que irse probando poco a poco.

- Me contrataron para evitar que un barco zarpase - murmuró, omitiendo nombres, algo cuya intencionalidad podía interpretarse tanto como 'para proteger a la pirata' como 'por si estaba intentando sonsacarle'. - Esa es la versión sencilla. El barco pertenecía a la flota de un mercader local que tiene algunos... negocios turbios. Había contrabando de por medio, y alguien no quería que se hiciera a la mar. Así que me metí dentro, esperé a que el capitán cerrara el trato con su patrón, lo degollé, me quedé el dinero y me aseguré de que todo sucediera antes de una inspección de aduanas.

La elfa se reclinó en la cama, con una media sonrisa alegre en los labios. Era obvio que no hablaba a menudo de su trabajo. La forma en que planeaba las cosas era algo demasiado privado como para compartirlo, pero le satisfacía que las cosas le salieran bien, como a todo hijo de vecino. Se permitió una leve risa.

- Sea como sea, hay un comerciante muy rico y muy jodido por mi culpa en éstos momentos - recapituló. - Ésos simpáticos chicos podrían ser agentes del mercader, o marinos contrabandistas intentando vengar a su capitán. O asesinos pagados por cofradías comerciales. Creo que nos han encontrado por culpa de las monedas.

Ahora estaba más seria. Volvió a tomar un sorbo de la cerveza, que para ella sabía a rayos, y se le escapó un leve gruñido mientras miraba al techo, pensativa. Luego, sus ojos se posaron sobre los de Sophitia. La examinaba cuidadosamente, de nuevo, como había hecho antes.

- En realidad no puedo saberlo - musitó, y su expresión cambió. - Todo ésto puede ser tremendamente simple o ridículamente complejo. Te agradezco la ayuda que me has prestado, Sophitia, pero, ¿Estás segura de que quieres meterte en éste asunto? No me debes nada, y puede ser peligroso.
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 03/05/10, 12:52 pm

Sin duda la paranoia de la elfa era mas que justificada, no solo por la mala fama que tienen los piratas, Sophitia había aparecido de la nada, ofrecido su ayuda, y la había llevado hasta un refugio poco conocido. Demasiadas contribución para una causa que ni siquiera era la suya, sin contar con que apenas se conocían.

Sin embargo, si Yshara hubiese conocido a la pirata un poco mas, se daría cuenta que esa lógica tan común no iba con la mentalidad de la chica. No tenía mucho motivo para vivir, en realidad, tenía uno solo y era recuperar su barco, pero hasta que no surgiera la oportunidad de lograrlo, estaba completamente libre de hacer lo que se le antojara.

Nadie la extrañaba, nadie la esperaba ni lloraría su tumba, se mantenía viva a veces por simple inercia, otras recordaba la traición y se aferraba a su existencia con uñas y dientes. Si había algo que en verdad la haca sentir viva (aparte de navegar, por supuesto) era el vivir aventuras, el hacer cosas impredecibles y descabelladas... Como bien había dicho en el bar al momento de comenzar la pelea "Eso era vivir".

La asesina contaba los hechos ocurridos como si hablara de un día de campo, cuanta naturalidad, ¿desde hacía cuanto que hacia esa clase de cosas? El plan que había llevado acabo era sin duda muy bueno, y al parecer también fue efectivo... Lastima el error final... Aunque Sophitia no se sentía con motivo para hablar al respecto, a ella nunca se le habría ocurrido que la pudieran detectar por las monedas.

Esos ojos otra vez, eso le basto a la muchacha para suponer que no confiaba del todo en ella. No se sentía ofendida, en la clase de trabajos que hacia la elfa era normal desconfiar, era casi como una moneda de cambio corriente. Pero ella no tenía nada que ocultarle, y si la franqueza era su lema, esta vez no sería menos.

- Mira, entiendo perfectamente si desconfías de mi, no me parecería extraño... - Se sentó en la cama para darle mas seriedad a sus palabras -Pero soy una persona sincera y directa, mis motivos no son un secreto, me meto en esto porque estoy aburrida, no tengo nada importante para hacer con mi existencia por ahora y me caíste bien - En resumidas cuentas era eso - Es tan simple como eso - Aunque sus palabras habían sido directas, no había en momento alguno mostrado enojo, o subido el tono, quería explicarse, no pelear.

¿Se entendería el porque? ¿Era en verdad importante que se entendiera? Si se enojaba o no lograba comprender sus motivos, podía irse y ya, aunque prefería que no fuera así. Siquiera estaba segura de que ella misma creyera en sus palabras estando la situación al reves, pero si no se fiaban la una de la otra, tampoco podrían hacer nada.

Volvió a recostarse luego de su corto discurso, miró por la ventana para ver que tan avanzada estaba la noche. Debían llegar a un acuerdo antes de que saliera el sol, y si era posible dormir un poco, por supuesto, pero sobre todo poner las reglas del juego.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Yshara el 16/05/10, 01:10 am

Yshara asintió silenciosamente con la cabeza.

Que había sinceridad en las palabras de la pirata, no lo dudaba. Que, si lo pensaba fríamente, no había nada que la mujer pudiera sacar del hecho de traicionarla, tampoco lo ponía en duda. Podía creer que quería quitarle unas monedas, pero entonces lo habría hecho de otra manera, o eso quería creer, sin ponerse en peligro. No, no había dudas.

Sin embargo, aquello era todo. Yshara no estaba dispuesta a confiar más en alguien a quien acababa de conocer. Lo cual no significaba, en absoluto, que la elfa cerrara las puertas a que hubiera una mayor conexión entre ellas... más adelante.

Cuando Sophitia se recostó en la cama, Yshara siguió mirando durante unos instantes a la calle. Comenzaba a caer una fina llovizna nocturna, y a la pelirroja le dio la sensación de que duraría un buen rato. No había indicios de que nadie se encontrase en los alrededores, y se atrevió a pensar que les habían perdido de vista. Por ahora. Podía relajarse, pero éso no significaba que no fuera a dormir con una daga debajo de la almohada.

Yshara se volvió.

- No te lo tomes a mal - dijo, sin mirar a la pirata, mientras cruzaba la habitación. - Me gustas, pero no confío en nadie. Aunque seguramente he confiado más en tí que en cualquier otra persona que haya conocido en una situación parecida.

No era una disculpa. Tampoco una excusa. Yshara era franca, era uno de sus muchos problemas. Le gustaba, lo cual para la asesina era decir mucho de una persona, pero seguramente no era lo que Sophitia esperaba encontrar en una conocida o una amiga. No obstante, si a ella no le importaba, como estaba pasando, y demostraba ser de confianza, como hasta ahora estaba demostrando, a Yshara no le importaba confiar en ella, incluso apreciarla.

- Estoy en un lío - agregó, echando la aldaba y el pestillo de la puerta. - Mis líos a menudo le cuestan la vida a quienes se meten en ellos. Te agradezco que estés aquí, pero quiero que seas consciente de ello.

No lo decía para que abandonara ni para que se lo replanteara. Claro que Sophitia era más que libre de hacer ambas cosas. Sólo quería que comprendiera el riesgo. Paradójicamente, Yshara estaba intentando ser... simpática. Es solo que aquello era su forma de serlo.
avatar
Yshara

Cantidad de envíos : 876

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Sophitia el 16/05/10, 12:29 pm

Recostada en la cama, miraba pasear a la elfa de una parte al otro del cuarto. Se notaba su nerviosismo a la legua, y estaba bien que así fuera, si no se preocupaba ella, ¿quién lo iba a hacer? Sophitia seguro que no, eso de preocuparse de mas no era algo que le agradara mucho, de otro modo, no habría elegido ser pirata. Allí estaba, tirada en la cama relajada, con los ojos cerrados mientras una de las mejores asesinas del mundo rondaba por el cuarto, siempre podía decir que había sido una buena vida.

- Jajaja! Considerando como eres, eso casi es como un "te adoro" - Dijo la muchacha abriendo solo uno de los ojos para mirar a Yshara mientras reía - Gracias por cierto - Y lo decía en serio, por lo poco que había visto, la elfa no era muy cariñosa, con semejante trabajo no era para menos. ¿Cuantas veces la habrían traicionado? ¿Cuantas le habrían mentido? Seguro que mas de las que Sophitia pudiera contar.

Y el factor riesgo saltaba una vez mas a escena, no sabia en qué clase de problemas se estaba metiendo, lo que si era cierto, es que la muchacha no había pasado 20 años de vida con los brazos cruzados, había tenido sus problemas, sus contratiempos y varias veces habían puesto precio a su cabeza. En resumidas cuentas, no era ajena a ese mundo, podía ser mas o menos grave, pero al final todo era igual, algunos se peleaban porque les robaban unas pocas monedas, otros porque les robaban miles, la reacción era la misma.

- No te preocupes por mi, sé que tengo apariencia de niña a veces, pero no lo soy - Había vuelto a cerrar los ojos y una media sonrisa adornaba su rostro - Tu cuéntame qué quieres hacer y veremos el cómo se puede hacer.

Salir de la isla por un tiempo era lo ideal, sobre todo si se podía ir a otra algo mas desierta, pero de seguro esos sujetos tendrían previsto eso, los muelles tendrían gente observando desde todos los lugares posibles. Tal vez la elfa tuviera alguna buena idea... Sino, pensarían en algo, no era problema...

Poco a poco, la pirata comenzó a quedarse dormida, el pasar de las horas en un lugar tan cómodo lograron convencerla de que una siesta no era tan mala idea, estaba muy cansada de tantas emociones. Pronto su respiración se volvió regular y apenas perceptible, señal obvio de estaba en un sueño de los mas profundos.

Era extraño, por que dormida era cuando más se notaba que solo tenia unos pocos años, su rostro se relajaba y dejaba de mostrar esa constante sonrisa burlona que tanto le servía a diario para enfrentar nuevos retos, todos esos gestos que la ayudaban a no perder el valor.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Cargamento peligroso

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.