Censo
Últimos temas
» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
26/07/17, 07:30 pm por Kirill

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
27/04/17, 07:32 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
20/02/17, 01:01 am por Alexandra Whiskers

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 29/06/10, 07:51 am

- Por favor, llámadme Seizan, tanta formalidad no va conmigo.

Lo dijo con amabilidad, sabía que según la educación era difícil para algunas personas pasar del usted al tú, pero se sentiría más cómodo hablando con ella y era un acercamiento que, posiblemente, le permitiría conocerla algo mejor. A pesar de su petición y hasta que ella no le diera permiso, el seguiría tratándola de usted.

- Bueno, yo puedo esperar un tiempo, y seguro que también vos tenéis algún día de libre de vuestros quehaceres, aunque sea un viaje corto, seguro que da tiempo

No iba a rendirse tan fácilmente, no se sentía cómodo en presencia de la gente, y por eso solía rehuir a las personas, pero si encontraba a alguien que parecía tan fascinante, inocente o agradable como ella, no cejaba en su empeño, pese a las consecuencias que eso pudiera provocarle.

- Siento decir que me hayo confuso, no sé nada de la orden y la tal Dama que mencionáis, pero si es necesario aprender para poder visitaros, soy todo oídos. Y por favor, no os sintáis ofendida por mis palabras, pues soy un visitante de muy lejos y en mis tierras no se ha oído hablar de la Dama que vos mencionais.
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 18/07/10, 02:08 pm

Sorprendida ante tal respuesta (apesar de todas sus lecturas, en su cabeza no tenía cabida la no existencia de la Dama en ningún lugar) intentó darse una explicación de por qué no conocía un hombre como Seizan la existencia de la Dama y, aunque le costará bastante, intentaría iniciarle de una manera no demasiado ortodoxa en la Orden. Así que finalmente decidió ceder.

- Tengo que venir a la capital una vez al mes, quizás entonces pudiéramos vernos y podría enseñarle lo que sé de la Dama- Sin quererlo sus mejillas se sonrojaron y tuvo la sensación de que estaba dispuesta hacer algo completamente prohibido, le gustó la sensación-. Y ahora si me disculpais debería continuar con las compras de la señorita o perderemos el barco de vuelta-.

Se dio la vuelta en dirección al lugar donde Salvador y la jovencita comían un helado, pero antes de alejarse demasiado se volvió hacia lo que podría ser una nueva amistad, la primera fuera de los muros de Lytenberg.

- ¿Le veré dentro de un mes, entonces?- Preguntó con una sonrisa.

Fdi: Si eso lo dejamos aquí y continuamos con otro día que se encuentren. Si quieres podemos saltarnos varios encuentros, darlos ya por realizados, y pasar a uno en el que tengan ya más confianza y sepan un poco del otro. ¿Qué te parece?.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 19/07/10, 04:23 am

(FDI: Por mi perfecto ^^ ¿Abres nuevo tema o aquí? ¿Prefieres que sea otra “minitrama” para que entre más gente?

La muchacha finalmente cedía y el trato que le proponía era ideal para Seizan, al menos por el momento, verla una vez al mes durante un rato le permitiría disfrutar de su compañía sin verse sometido a constantes pesadillas… finalmente llegaría si los meses eran muchos, pero tardarían más en llegar y eso le permitiría conocerla antes.

Antes de que pudiera responder la muchacha se había dado la vuelta, iba a contestar en voz alta cuando ella volvió para hacer la última pregunta. Sonrió por la candidez de Mina y respondió tanto con palabras como haciendo un movimiento con la cabeza.

- Por supuesto, nos veremos en la cafetería donde comenzó esta bella amistad

Era un lugar tan bueno como cualquier otro. Y era el único lugar que conocía seguro.

- Hasta el próximo mes
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 19/07/10, 09:12 am

Fdi: Continuamos aquí y si alguien quiere entrar pues... ¡Bienvenido sea!
Que sepas que Mina le ha contado a Seizan prácticamente toda su vida (lo que viene en la ficha) y le ha dejado ver que es bastante soñadora y que no quiere quedarse en Lytenberg, aunque se siente obligada y agradecida por todo lo referente a su tío. Ah! y también sobre la Dama.


Era una mañana soleada, aunque comenzaba a hacer fresco. El invierno pronto se les echaría encima y sus visitas a la capital disminuirían y por tanto también sus encuentros con Seizan. Ya eran varios los días en los que se habían sentado a charlar en la cafetería donde se conocieron y, sorprendentemente, Mina había conseguido contarle como había sido su vida hasta aquel día, incluyendo la triste vida de sus padres. Por alguna razón no podía evitar contarle a aquel muchacho casi desconocido y con el que solo había compartido un té o un café muchos de sus sentimientos que habían permanecido guardados durante la mayor parte de su vida. Si alguien de Lytenberg la viera no podría creerse que aquella chiquilla que reía fuera la misma que agachaba la cabeza y acataba ordenes dentro de la ciudad, a la que los muchachos más joven martirizaban para divertirse.

- Estoy preocupada por la Sra. Doyle, su estado no mejora y mis conocimientos de medicina no alcanzan para curarla. Solo puedo hacerla sentir mejor. Todas las noches rezo a la Dama para que haga algo por ella, pero tengo miedo de que me deje... ¿Qué iba a hacer yo?- Permaneció con la mirada perdida durante largos segundos- ¿Sabeis? Lleva días intentando hablar conmigo, dice que tiene algo importante que decirme, pero hablar le cansa tanto... Siempre le digo que mañana, cuando se encuentre mejor... Pero no mejora... Ains... ¿Qué voy a hacer yo cuando se vaya?-.

Una vez que conoces verdaderamente a Mina, no es demasiado dificil acertar (apesar de su frecuente inexpresividad) que es lo que realmente siente y Seizan podía ver en ella un mar de dudas y de temores, de auténtico terror a quedarse sola con su tiránico tío, privada quizás de lo único que realmente le gustaba hacer; trabajar en la enfermería.

- Pero no hablemos de eso ahora. Necesito alejarme un poco de la isla, completamente- Hizo un vago intento por sonreir-. ¿Ya habeis pensado cual será la próxima parada de vuestro viaje?-.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 26/07/10, 04:21 am

FDI: Ok, aunque Seizan no le ha contado a ella sobre su poder, ni mucho sobre su padre, prefiere olvidarlo y no comentarlo. Perdón por la tardanza, mucho lio.

Se había aficionado a sus encuentros mensuales con Mina, la muchacha, como había sospechado, no era tan sería como quería aparentar y ese aire soñador le encantaba. Disfrutaba mucho escuchándola contar su vida y las explicaciones sobre la orden de la Dama. Había notado que le resultaba complicado entender que fuera de aquel reino, en tierras lejanas, no se hubiera oído hablar de ella, o de ese culto, pero no le dijo nada.

Él, por el contrario, había procurado no contar nada más que lo imprescindible sobre su pasado, solía contarla cosas sobre sus viajes, pero más allá de eso nada, ni sobre su extraño y maldito poder ni sobre su padre ni su madre, ni siquiera sobre la mujer a la que tanto había amado. No quería hablar sobre su pasado.

Mina, por lo que ella contaba y Seizan deducía leyendo entre líneas, no había tenido una vida fácil, le había tocado sufrir y, sospechaba, que seguía sufriendo por no poder hacer lo que realmente deseaba, por la bondad de su corazón y por su “pepito grillo” particularmente molesto que la hacía cumplir con sus promesas y ser extremadamente agradecida. Pero eso, y la inocencia que en el fondo irradiaba, le encantaban de ella.

- Haces todo lo que puedes por ella, y seguro que está muy agradecida por tenerte a su lado, pase lo que pase, no será culpa tuya

Se notaba a la legua que le tenía mucho cariño a la señora Doyle, se la veía realmente afectada por su enfermedad, pero estaba seguro de que Mina hacía incluso más de lo que podía por ella.

- ¡Oh! Pues realmente no, aún no lo había decidido, esperaba que pudieras darme tu alguna indicación, ya sé que dices no conocerlas islas, pero seguro que sabes algo sobre ellas.
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 29/07/10, 05:49 am

- Apenas se más que unas pocas leyendas sacadas de los libros de la biblioteca...- Comentó, pero después de pensárselo durante unos largos segundos comenzó a contarle todo lo que sabía- Al norte de aquí está la isla de Valanderiel, sé que allí viven unos elfos que mantienen una lucha constante con los humanos por algo relacionado con los bosques... De vez en cuando los folletines hablan de desapariciones o asesinatos, pero yo no les presto demasiada anteción.

Al sur están Moramaile y Tinaraith. En la parte de Trinacria de Moramaile es donde vivía con mis padres, no creo haber vuelto a pasar por esos lugares desde entonces... - Hizo una mueca de tristeza, pero en seguida se repuso- Es todo trigal y granjas, salvo los pantanos a los que no se acercan muchos. Según me contaba mi madre allí vivían terribles monstruos que comían carne de niños... pero supongo que era únicamente una treta para que no me acercara porque era bastante peligroso. En la otra isla viven los enanos. Lo sé porque mis padres siempre hacían trueques con ellos. Creo recordar, aunque también es posible que lo haya leido en algún lugar, que estuve en la ciudad subterranea... No lo sé.

Del resto de islas apenas se nada. Junto con Rhylia, Shamataw y Nehmen son las más conocidas. Una por sus aguas y tranquilidad, y la otra porque es el bastión de todos los piratas de la región. Ni si quiera sabría decirte como llegar hasta ellas, la mayoría de las veces las confundo- Su rostro se sonrojó levemente, avergonzada de saber tan poco de su propia tierra.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 03/08/10, 06:10 am

Seizan escuchó con atención, las leyendas le gustaban, siempre había algo de verdad detrás de ellas, a veces una gran verdad y otras veces solo era una montaña de un pequeño grano de arena que alguien había exagerado, pero siempre tenían algo de cierto y le gustaba investigar esas leyendas.

Notó la fugaz muestra de tristeza que apareció por el rostro de Mina cuando habló de su isla natal y sus padres, posiblemente les echaba de menos o tal vez era por nostalgia de ver su tierra natal, igualmente estaba casi seguro de que le gustaría visitar la isla de nuevo.

- De momento creo que voy a visitar Valanderiel, y creo que reservaré Moramaile para cuando tengas unos días libres y puedas acompañarme

Sonrió mientras esperaba una respuesta de la joven. Quería ver cómo reaccionaba. Ya le había dicho que no mil veces, pero estaba seguro de que tarde o temprano lo acompañaría o cedía, o la “secuestraba” unos días para llevarla de viaje.

Sin embargo, se perdió la expresión que puso la joven, al otro lado de la calle se oyó un golpe bastante fuerte y acto seguido unos gritos, el instinto le hizo desviar la mirada hacía lo que ocurría fuera del local donde se encontraban.
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 04/08/10, 05:00 am

Del mismo modo, Mina se incorporó en su asiento mirando por la ventana para ver que ocurría fuera del local. En el suelo había un carro volcado repleto de frutas, calle abajo corría un hombre en dirección al carro mientras que en dirección contraria una bestia de tiro desbocada causaba el caos entre los transehuntes.

- ¡¡Ayudenla!! ¡¡Ayudenla!!- Gritaba una mujer llevándose los brazos a la cabeza mientras lloraba desconsolada.

Fue entonces cuando Mina descubrió el brazo de una niña entre las maderas astilladas. Como un resorte se levantó de su asiento para salir a la calle, cruzó la calle sin pensárselo e intentó tranquilizar a la mujer.

- Vamos a sacarla de ahí, no se preocupe, soy enfermera- Se sorprendió de sus propias palabras. No, no lo era. Quizás ni si quiera podía ayudar a la pequeña... Si hubiera un médico cualificado, ella podría ayudarle, pero ¿sola?. En aquel momento vio como la pequeña mano se movía y cualquier duda se le borró; enfermera o no, había que sacar a esa niña de allí.

Buscó con la mirada a Seizan, con un grupo de hombres y con el máximo cuidado posible podrían quitar la madera de allí y ella podría comprobar el estado de la pequeña.

Se arrodilló junto a la pequeña para mirar por debajo de la madera. La pequeña solo tenía el brazo y las piernas atrapados, su pequeño cuerpecito se había quedado en una oquedad formada por las maderas rotas.

- Hay que quitar las maderas con cuidado, juraría que si quitamos las que no son primero la pequeña podría quedar aplastada- Murmuró no queriendo ni pensarlo. Cogió la mano de la pequeña- Hola, soy Mina. ¿Y tú, cómo te llamas?- Le preguntó dulcemente.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 04/08/10, 05:52 am

Se levantó casi al mismo tiempo que Mina cuando vio la escena que trascurría fuera. En lugar de dirigirse a la madre de la niña atrapada bajo el carro, organizó en un momento a los hombres, todos habían quedado tan sorprendidos y algunos tan horrorizados que se habían quedado paralizados.

Unos, los que parecían más jóvenes y fuertes, los dirigió para que fueran tras el animal, cuanto antes lo pararan mejor, no necesitaban ni mas caos ni más accidentes. Unos cuantos que parecían más mayores los puso para alejar a los curiosos y dejar espacio para que los demás trabajaran el resto se reunieron alrededor de la niña, el carro y las maderas esperando órdenes.

Seizan había escuchado una parte de la conversación de Mina y, hasta donde el sabía, esta no era enfermera, aunque estaba más que cualificada para serlo, por lo que no dijo nada. Se acercó a ella y se agachó a su lado.

- Tienes a tu disposición varios brazos fuertes, y una mejor visión de la situación, guíanos para poder sacar a la niña

Se levantó justo después de terminar su frase y se reunió con los demás hombres esperado las “órdenes” de Mina. Confiaba en ella, puede que más que ella misma, y la creía más que capaz para dirigir el entuerto, esperaba que ella también tuviera la suficiente confianza en sí misma como para mantenerse fuerte.
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 04/08/10, 06:21 am

No, no tenía confianza en sí misma y, sin embargo, se sorprendió enormemente de su determinación cuando las primeras órdenes salieron de entre sus labios. Señaló la madera que había que quitar primero, dejando a juicio de los hombres quitar algunas de las que ella no tenía visión.

Hicieron falta más manos de las que en un principio se había pensado e incluso ella prestó su ayuda para coger alguno de los tablones más pesados. Cada vez que podía se agachaba para ver el estado de la pequeña a la que hacía hablar para que no se desmallara. Su voz salía en un hilo casi inaudible y Mina se preocupó mucho más cuando escuchó que ya apenas sentía las piernas.

- ¡Más rápido, más rápido!- Gritó a los hombres.

Llegaron unos cuantos policías que también se prestaron a ayudar y pronto una calesa se detuvo dispuesto a llevar a la pequeña al sanatorio lo más rápidamente posible.

Mina apenas espero a que toda la madera estuviera amontonada lejos de la pequeña y se arrastró por el suelo para acercarse lo máximo posible a ella. Examinó las heridas a las que podía llegar y descubrió que tenía una pierna rota. La otra pierna y el brazo parecían encontrarse aprisionados bajo la madera, pero la presión había disminuido considerablemente y parecía que iban recuperando su color. Tenía algunos arañazos y una herida en la cabeza de la que emanaba sangre, pero era solo superficial y posiblemente no necesitaría puntos. Después de reconocerla dejó escapar una sonrisa mientras acariciaba el pelo de la pequeña.

- Ya vas a salir de aquí y te llevarán a un sitio donde seguramente te den chuches... ¿Te gustan las chuches, verdad?- Le dijo a la pequeña en un susurro intentando tranquilizarla.

Por fin toda la madera se retiró y Mina pudo hacer lo poco que sabía hacer. Buscó en los puestos cercanos unas semillas que machacó con una piedra de la calle y se las metió en la boca a la pequeña explicándole a su madre que era solo un calmante para que no le doliera la pierna en su trayecto al sanatorio. Recogió uno de los tablones más pequeños, rasgó su vestido para conseguir tela y entablilló lo mejor que pudo la pierna de la pequeña. Con otro jirón vendó su cabeza para evitar que saliera más sangre y se le infectara. Cuando todo estuvo listo y la mujer le agradeció a todo el mundo haber salvado a su niña, la calesa se las llevó a ambas.

Después de verlos desaparecer por la calle y que el dueño de la bestia ya la tuviera en su poder. Mina se giró en busca de Seizan. La adrenalina había desaparecido de su cuerpo y ahora le temblaban las piernas, sinitó que se caería de un momento a otro y se tambaleó. Había utilizado todas sus fuerzas para sentirse segura y ahora ya no le quedaba energía para seguir en pie.

- Es diferente- Le susurró a Seizan cuando lo tuvo a su lado-. Es mucho más fácil curar a un hombre que a una niña y siempre tengo a alguien a mi lado- En realidad, sus palabras iban dirigidas a ella misma intentando explicarse por qué ahora le fallaban las fuerzas.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 04/08/10, 08:33 am

Sonrió justo antes de ponerse a trabajar, al ver que Mina tomaba la palabra y empezaba a dar órdenes, tal vez era solo la adrenalina del momento, pero era perfectamente capaz de hacerlo. Luego de dirigirle la sonrisa, se puso a trabajar con los demás.

Trabajan más despacio de lo que le hubiera gustado, pero era mejor ir despacio que aplastar a la pequeña con un mal movimiento que hiciera derrumbarse las tablas. Poco a poco, más hombres fueron uniéndose a la tarea y empezaron a coordinarse y trabajar más deprisa.

Le pareció que llegaba la policía e incluso le pareció oír que alguien se había ofrecido a trasladar a la niña, pero estaba demasiado concentrado en trabajar y esquivar el contacto de los otros hombres, que no tenía tiempo de prestar atención.

Cuando por fin pasó el “susto” y todo empezaba a despejarse, Seizan procuró apartarse un poco del jaleo, necesitaba un poco de aire, un poco de espacio y, para ser honestos, también un buen baño. No se largó del lugar por cortesía hacía la joven, pero de haber sido otra persona, se habría largado de allí.

Escuchó las palabras de la joven sin entender al principio por qué se lo comentaba, él no le había preguntado nada, ni le había pedido explicaciones, ni la había recriminado, a él le parecía que había hecho una magnífica labor. Luego se dio cuenta de que posiblemente la tensión de los momentos vivido la habían dejado algo fastidiada y lo hacía para tranquilizarse a sí misma.

- Yo creo que has hecho un trabajo magnífico, mejor que un profesional, porque, además, tú pones algo muy importante que muchos profesionales no hacen. Pones tu corazón. ¿Vamos a tomar una taza de té?
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 04/08/10, 09:58 am

- Creo que prefiero una tila- Dijo haciendo un intento de sonreír.

Al igual que ellos, la mayoría de la gente siguió con sus trabajos y sus compras habituales, aunque todavía se escuchaban algunas conversaciones relacionadas con el accidente. Pronto aquel suceso se olvidaría, como tantos otros acontecidos en la ciudad que, por suerte, había acabado bien. Sin embargo, Mina tardaría mucho tiempo en olvidarlo, no solo por haber conseguido hacerlo sola, si no porque no había sentido miedo. Algo que desde que la Sra. Doyle estaba enferma, temía demasiado.
***


Varios días después, Mina se encontraba fregando el suelo de la enfermería que, salvo por un par de hombres con contusiones leves, se encontraba completamente vacía. Canturreaba una canción que había escuchado en algún momento del día en el mercado y que se le había quedado gravada en la cabeza.

No prestó atención a la doncella que entró en la sala con pasó rápido hasta que la tuvo delante de ella; la Sra. Doyle se encontraba muy mal y había pedido con urgencia que fuera a hablar con ella. Mina no se lo pensó dos veces, dejó caer al suelo la fregona y echó a correr en dirección a los aposentos de la buena mujer.

Fue entonces cuando recibió de sus manos el paquete y el secreto que había guardado con tanto celo durante tantos años la Sra. Doyle. Mina juró que lo escondería como si fuera su mayor tesoro, protegiéndolo si hacía falta con su vida, solo para que la mujer no se encontrara peor. Le contó que era muy importante que nadie lo tuviera salvo ella, le pidió perdón por haberle pasado tal carga, pero allí a donde iba no podía ocuparse de ella, y sobre todo le rogó que tuviera muchísimo cuidado porque alguien sabía de su existencia y pronto vendría a buscarlo. Le contó la historia del caballero moribundo y, a pesar de no entender la importancia de aquel paquete, no dudó en hacerle caso pues el secreto que escondía era incluso mayor que todas las explicaciones que pudiera darle. Unas horas más tarde, la mujer murió en los brazos de Mina.
***


Fue Mina quien se ocupó del funeral, que se celebró un par de días después. No fueron demasiados los presentes en la ceremonia y solo Mina se quedó allí hasta bien entrada la noche, llorando y velando la tumba de la mujer.

Así se mantuvo hasta que escuchó unas rápidas pisadas a su espalda. Cuando se giró vio el rostro de Salvador y lo nervioso que se encontraba.

- ¿Qué ocurre? ¿Ha pasado algo?-.
- No, no, Mina... Quiero decir, sí. Estas en peligro, debes salir de la isla cuanto antes-.
- ¿Qué...?-.
- Unos hombres llevan todo el día preguntando por la Sra. Doyle y por ti, no entiendo como todavía no te han encontrado, pero no hay que tentar a la suerte. Son caballeros de la orden y debe ser algo importante porque son de alto rango. Han ido incluso a casa de tu tío y éste se ha prestado a ayudarlos, ahora deben seguir buscándote. No creo que sean de fiar y tenían cara de pocos amigos... Todos tememos por ti, debes marcharte.
- Pe... pero ¿qué voy a hacer? ¿a dónde voy a ir?-.
- No lo sé, lejos de aquí. No puedes volver a tu casa, seguro que la están vigilando. Lo mejor es que vengas conmigo, te hemos preparado una maleta con algo de ropa y dinero, y una barcaza te espera en los acantilados para llevarte a Tinaraith... Es lo máximo que podemos hacer sin jugarnos demasiado el pellejo-.

Mina no podía creérselo, ¿qué podía tener ella que fuera de tal interés?. Entonces recordó el paquete que la mujer le había dado y el aviso que acontinuación le rogó que hiciera caso, y palideció. No entendía nada de lo que pasaba, pero si era cierto, debía cumplir la promesa que le había dado a la Sra. Doyle; si hacia falta protegería el paquete con su vida.

- Te... Tengo algo que hacer antes-.
- Vale, pero ten cuidado Mina. Te esperará la barcaza hasta no más de las dos, presentante allí cuanto antes-.

Se despidieron entre lágrimas amargas y Mina echó a correr hacia el almacén de la enfermería. La joven no había hecho demasiado caso a la mujer y, sin abrir si quiera el paquete, lo dejó a la vista de todo el mundo en un rincón del almacén. Ahora entendió que la Dama debía protegerla porque gracias a aquello, el paquete todavía seguía en sus manos. En cuanto lo tuvo, se dirigió directamente a los acantilados.
***


Quince días más tarde todavía se encontraba en Tinaraith. La travesía había sido dura y muy cansada, pero había tenido la suerte de encontrar en la ciudad enana de Kor Naraith una familia que había conocido a sus padres. Después de tres largas noches durmiendo a la interperie agradeció aquella hospitalidad y solo entonces se atrevió a abrir el paquete de la Sra. Doyle.

Después de largos días estudiándolos, tomó una decisión; tenía que volver a Trinacria, necesitaba ayuda y en aquellos momentos, en la única persona que confiaba era Seizan por lo que le escribió una breve carta para cambiar el lugar de su cita que ya estaba cerca.
Me persiguen. Tengo algo muy importante que contaros. Tengo que veros, pero temo que vigilen la cafetería. Andaos con mil ojos, no sé cuanto pueden saber de mí. Os esperaré en la taberna enana de La Pierna Podrida dentro de cinco días, confío en que seaís capaz de encontrarla.

Mina.
La carta fue enviada a Seizan por mediación de un enano amigo de la familia que se preocupó muy mucho de entregar casi en mano la carta a Seizan. Y fue casi en mano porque se la deslizó en un bolsillo mientras se cruzaron.

Cinco días después Mina se encontraba en aquella oscura, sucia y maloliente taberna enana situada en uno de los callejones de la parte más pobre de Trinacria. Llevaba el pelo recogido, ropas de hombre e iba cubierta por una capa con capucha que ensombrecía su rostro. Tenía una jarra de cerveza que ni tan si quiera había probado y le temblaban las piernas. Por suerte, a un par de mesas de distancia, un fornido enano se ocupaba de velar por ella.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 05/08/10, 03:41 am

Seizan había llevado una infancia dura, aprendiendo a robar, espiar y asesinar para sobrevivir a su pare, por lo que no le pasó desapercibido el enano y el hecho de que pareciera interesado en él. No llevaba nada encima que fuera “robable”, por lo que se hizo el distraído, sintiendo curiosidad por las intenciones del enano y la sorpresa que se iba a encontrar.

Pero finalmente quién verdaderamente se llevó la sorpresa, fue Seizan, al descubrir que no intentaban robarle si no dejarle algo. Con curiosidad metió la mano en el bolsillo distraídamente y sacó la nota de Mina. Reconoció su letra, aunque se notaba que la había escrito con rapidez y algo temblorosa. Preocupado por la nota, el aviso y la muchacha, miró a su alrededor como buscando algo, que, en apariencia pareció encontrar en uno de los puestos. Compró una manzana y se metió rápidamente en un callejón.

No le costó mucho encontrar la taberna, ni tampoco pasar desapercibido de las miradas de los curiosos, sabía cómo esconderse, aunque resultara bastante más complicado en una ciudad enana. Aún así, ni Mina, ni su “guardaespaldas” enano, se dieron cuenta de su presencia en la taberna.

No la hizo esperar demasiado, solo lo suficiente para que le diera tiempo a comprobar que nadie vigilaba excepto el enano que la protegía. Si realmente se había metido en un aprieto iba a necesitar ayuda, mucha ayuda, ni el cambio de peinado ni la capa escondían su nerviosismo, su miedo y el hecho de que era una mujer.

Se levantó y se encaminó a la mesa de la joven, sentándose a su lado, aunque siempre guardando las distancias para no tocarla. Agarró la jarra de cerveza que ella no había tocado y se la llevó a la boca

- Sería una pena tirarla ¿te importa que me la beba yo?
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 05/08/10, 04:47 am

Mina observó al hombre que se acercaba; ¡por fin, Seizan! Intentó no dar demasiadas muestras de alegría y dejó que se sentara. Cuando tomó la jarra se limitó a hacer un gesto con la mano para que el joven bebiera sin preocupación (después de todo ella ni tan si quiera había probado el alcohol).

Cuando creyó que éste se había saciado miró al enano de reojo que le hizo un leve gesto con la cabeza en dirección a la puerta de atrás. Mina se levantó e hizo otro sutil gesto a Seizan para que la siguiera. Atravesaron una robusta aunque baja puerta de madera y se encontraron en un almacén repleto de barriles de cerveza y piezas de carne colgadas en el techo. Mina no se detuvo y cruzó la sala a paso rápido, abrió una nueva puerta y se encontraron en un patio del que subían unas estrechas escaleras. Cuando se encontraban en una de las habitaciones del segundo piso, Mina cerró la puerta detrás de Seizan después de ver a su "protector" esperando al pie de la escalera.

Mina se quitó la capucha y se desabrochó la capa dejándola caer en el suelo. Y, sin poder evitarlo y a pesar de saber que el contacto no era una de las cosas que más le gustaban a Seizan, corrió a abrazarlo y sintió como se le saltaban las lágrimas.

Llevaba tantos días aguantando, tantos días en tensión que se sorprendió al decubrir todo lo que había en su interior retenido. Ahora, con uno de los poquísimos amigos que tenía, si no se sentía a salvo al menos se encontraba más protegida y no tan sola como en días anteriores.

- No sé lo que está ocurriendo... No entiendo por qué, Seizan. He intentado darle una y mil vueltas, pero no soy capaz de descifrarlo- Dijo entre sollozos. Cuando consiguió calmarse se sentó al borde de la cama, con las manos cruzadas sobre el regazo y suspiró, dispuesta a contarle la historia desde el principio-. ¿Recordais que la Sra. Doyle quería contarme algo muy importante? Al final lo hizo antes de morir- Mina sacudió la mano para indicar a Seizan que estaba bien a pesar de que las lágrimas habían bañado de nuevo sus ojos ante el recuerdo de la mujer. Debía continuar-. Hace muchos años, curó a un caballero al que habían encomendado una misión. Era portador de un paquete que debía entregar en mano a una persona, pero no consiguió llegar a su destino y sus heridas eran tan graves que sabía que jamás podría hacerlo... por eso le legó el paquete a la Sra. Doyle. No le explico nada, salvo que era muy importante que lo escondiera y que no se lo enseñara a nadie porque había gente que lo buscaba y que no iba a dudar en matarla para conseguirlo.

Hizo una larga pausa mientras buscaba las palabras. Desde hacía un par de días dudaba de si la enfermedad de la mujer no había sido algo probocado ¿pero quién podía tener tan poco corazón?

Mina le relató todo lo que había pasado desde la noche en que la Sra. Doyle había muerto, como había escapado sin nada, cruzado hasta Tinaraith y dormido tres días en la calle antes de encontrar a aquella buena familia. Cuando acabó su relato, sin hablarle todavía del misterioso paquete, Mina hizo una pausa para ver cual era la impresión que todo aquello le daba a Seizan.

¿Por qué se lo había contado? Era todo un misterio, pero algo en su interior le decía que podía confiar en aquel hombre y así lo hizo. ¿Qué más tenía que perder? No tenía sitio donde vivir, ni trabajo con el que conseguir dinero. Estaba segura de que la perseguían aunque no alcanzaba a saber por qué. Y en aquel momento sí que estaba sola de verdad. Ya ni su tío había hecho intento por protegerla.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 05/08/10, 05:20 am

Seizan siguió en silencio a la muchacha por donde ella guiaba a través de las puertas y escaleras, observando toda la zona con el ojo crítico de quién está acostumbrado a analizar los escenarios por si necesitaba una segunda vía de huída o se siente vigilado.

Se preguntaba qué es lo que podía haberle pasado a una mujer como Mina. Hasta donde él sabía la joven no salía de su isla ni del lugar donde vivía excepto para las compras y para visitarlo a él, era tímida y muy correcta (demasiado en ocasiones) y no parecía de las que se metían en líos.

Una vez en la habitación, lo que menos se esperaba es que Mina se echara en sus brazos, se quedó paralizado por unos momentos, pero después asumió que hiciera lo que hiciese, las pesadillas de Mina vendrían a él, sabía que le había cogido cariño y que no iba a dejarla sola y en peligro y permanecer a su lado provocaría eso irremediablemente, lo había tratado de evitar procurando mantenerse alejado y con solo las visitas mensuales, de momento lo había logrado pero… suspiró y le devolvió el abrazo, con cariño.

Se sentó cerca de ella y escuchó con atención su relato, emitiendo tan solo un lo siento cuando se enteró de que la Sra. Doyle, a quién tanto quería Mina, finalmente había muerto.

Seizan, mucho más experimentado, para su desgracia, en las maldades de la gente, tenía menos dudas respecto a que la enfermedad de la señora Doyle hubiera sido provocada, casi hubiera puesto la mano en el fuego por ello. Y ahora el hombre que hubiera asesinado a la mujer, perseguía a Mina.

- Lo primero que tienes que hacer es ocultarte- Levanto una mano en un gesto que la decía que no hablara – Si ya sé que piensas que te has ocultado, pero se te reconoce fácilmente y podrían localizarte, seguir tus pasos. Te ayudaré a ponerte un disfraz si quieres y tenemos que largarnos de aquí llevas demasiados días en el mismo sitio y podrían localizarte con relativa facilidad. Una vez en otro sitio, pensaremos que hacer con ese paquete, lo importante ahora es tu seguridad
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 05/08/10, 05:39 am

- Pero... ¿y qué voy a hacer? Me he quedado sin nada, solo tengo ese dichoso paquete. No tengo dinero, ni si quiera tengo ropa. Y gracias a que vivo en la casa de una familia enana tengo algo para comer- Sollozó de nuevo, pero se sintió ridícula al ver a Seizan tan sereno y se contuvo-. ¿Y a dónde vamos a ir? ¿Cómo voy a arrastrarte conmigo?-.

Mina estaba echa un mar de dudas, y no era para menos. Después de todo ella era una chiquilla que, a pesar de que su vida no había sido fácil, no podía quejarse de su desgracia... hasta hoy. Sabía que la Dama le había encomendado aquella misión por alguna razón, pero no solo no entendía cuál era si no que, además, se sentía incapaz de realizarla.

Sus reflexiones se vieron interrumpidas por unas golpecillos en la puerta y se abrió sin esperar el permiso para hacerlo, el enano protector de Mina miró a ambos con gesto serio:

- Debeis marcharos ya. Unos cuantos soldados han entrado a la taberna, no sé cuales son sus intenciones, pero dudo que sean buenas. Salid por aquella ventana y subir al tejado. Recorred los tejados hasta el parque y buscad la casa que tiene las ventanas azules. Entrad sin llamar, la llave está junto al farolillo de la puerta. ¡Vamos, vamos! ¡Yo les entretendré, pero no os pareis!-.

Mina, acostumbrada a recibir órdenes dirigió su mirada a Seizan preguntándole que debían hacer. No tenían demasiadas opciones, y ella confiaba en aquel enano que tanto le había ayudado. Si decía que debían huir, debían hacerlo. Ahora entendía por qué Seizan estaba preocupado por ella, aún sin hacer nada no había pasado desapercivida.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 05/08/10, 06:21 am

Seizan iba a tratar de tranquilizarla y decirla los cambios que debía efectuar, cuando la puerta se abrió y las malas noticias que había esperado no recibir, llegaron. Miró a Mina con preocupación y, olvidando sus propios temores, la agarró de la mano y salió por la ventana.

Justo antes de cerrarla, le dio las gracias al enano y se encaminó, ayudando a la joven en lo que podía por los tejados siguiendo las indicaciones que habían recibido. Por suerte, o los guardias que habían llegado eran muy tontos o realmente la Dama en que la joven creía realmente existía y la protegía, porque llegaron a la casa de ventabas azules sin más problemas.

Una vez en el interior, le hizo un gesto a Mina para que guardara silencio y, sin encender ninguna luz, revisó la casa, lo más sigiloso que pudo. No había sobrevivido tanto tiempo confiando en la gente sin más. Una vez estuvo seguro de que la casa estaba vacía, volvió a por la joven y la llevó hasta un sótano que había descubierto en la casa, una vez allí, por fin encendió una vela.

- Espera, enseguida vuelvo

Volvió a subir y revisó los armarios de la casa buscando unas tijeras o un cuchillo, algo de ropa, y otras cosas. Encontró lo que buscaba y volvió al sótano donde Mina esperaba. Mientras colocaba las cosas y mezclaba en un cuenquito unos cuantos ingredientes le explicó a Mina sus intenciones

- Voy a cortarte el pelo y teñírtelo, incluidas tus cejas, para que no destaquen. Tendrás que llevar unas vendas en el pecho y ropas holgadas de chico. A partir de hoy y hasta que todo esto pase no serás Mina, serás un joven amigo mío de unas tierras lejanas que ha venido a visitarme sabiendo que estaba por aquí. Tendrás que buscarte un nombre de chico que te guste y empieza a imaginar tu reino, puedes inventarlo, pero no olvides los detalles, que sea lejano si es inventado, así cuando te pregunten no dudarás. Y practica un poco ahora mientras terminamos una voz menos femenina. Cuando terminemos aquí iremos al puerto más cercano y te subirás a un barco a hurtadillas y cuando salgas de allí preguntaras por mí, posiblemente nadie te de indicaciones, pero irás a una taberna cercana y me encontrarás por casualidad. No tienes que preocuparte no estarás sola, estaré vigilandote
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 05/08/10, 06:45 am

Mina correteó torpemente por los tejados y estuvo a punto de caer un par de veces, por suerte el sonido de sus tropiezos no llamó demasiado la atención de los ya pocos transeuntes de la calle. No tardaron demasiado en llegar a la casa señalada y Mina, que había atado sus nervios durante todo el camino para no cometer ningún error los soltó en un largo suspiro de alivio.

Se sentó donde encontró a la espera de que el muchacho volviera, con las manos cruzadas sobre el regazo, restregandolas pensativa. Asimilando cuanto iba a cambiar su vida en menos de unos cuantos minutos intentó buscarle el lado positivo a aquel asunto; ahora podría ser una persona completamente nueva, podría empezar una nueva vida... Con un poco de suerte desaparecería del mapa durante mucho tiempo antes de tener que huir de nuevo... Porque si de algo estaba segura era de que, a partir de ahora, no iba a poder dejar de huir.

Cuando Seizan volvió levantó la cabeza y lo miró dándole las gracias. Cogió aire y respiro hondo. Asintió y susurró un débil 'adelante' para que Seizan se pusiera en marcha con los cambios.

- ¿Y qué haremos después?- Preguntó, forzando al máximo la voz en un intento por parecer más varonil. Fue un fiasco, pero no se dio por vencida y siguió intentándolo- Quiero decir, cuando nos encontremos... Saldremos de Trinacria, pero ¿a dónde iremos?-.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 05/08/10, 07:03 am

Seizan se puso manos a la obra. Empezó por cortarla el pelo. Se lo cortó bastante corto, pero lo suficientemente largo para que un flequillo cayera sobre su frente ocultando parte de su rostro. Luego le puso el tinte sobre el pelo y con sumo cuidado sobre las cejas.

- Veremos que es el paquete, descifraremos su secreto y buscaremos una solución. No debes estar huyendo toda tu vida, no es fácil, ni es justo.

Su voz sonaba con firmeza y determinación, pero en el fondo se sentía preocupado, muy preocupado, sabía lo que era sentirse amenazado. Él no había tenido que huir, aunque lo había intentado algunas veces su padre siempre le encontraba, pero ver que tu vida corría peligro en cada esquina y cada rincón, que debías hacer algo que no deseabas… se preocupó aun mas por la muchacha y se preguntó si debería enseñarla también a manejar un arma… solo por si acaso.

Una vez con el pelo lavado y peinado. Le dio la ropa y las vendas que había encontrado y se los dio.

- Te espero fuera, avísame cuando te cambies… no quiero parecer un aprovechado, pero si tienes problemas con las vendas te ayudo a ponértelas, es mejor que te vea yo ahora a que te descubran y te maten

Eran palabras duras, pero era una realidad, si descubrían su engaño llamaría la atención y empezarían las sospechas, las huidas. Salió del sótano y cerró la puerta. Apoyándose en ella mientras esperaba y meditaba. Definitivamente el no era un guardaespaldas y era mejor que ella aprendiera a defenderse.
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 05/08/10, 07:57 am

Debía contarle lo que había descubierto, no era demasiado, pero lo suficiente como para sospechar qué era en realidad aquel extraño paquete. Mientras se ponía las vendas (un trabajo que le resultó sumamente complicado) meditó lo que iba a decirle.

Cuando estuvo lista buscó a su alrededor un espejo. Encontró uno roto, bastante lleno de polvo, pero lo suficientemente grande para contemplar su nueva imagen; había cambiado. Se reconocía en el espejo, pero no era ella, ya no. Su cuerpo seguía siendo pequeño para un hombre, pero las ropas holgadas escondían sus curvas lo suficiente. No parecía más que un chiquillo un poco alto para su edad. Sorprendentemente le gustó su pelo, no era la melena a la que estaba acostumbrada, pero se alegró de no tener que peinarlo y cepillarlo tan amenudo. Sonrío; no era tan malo como parecía.

Sobre una estantería encontró unos cuantos libros, los ojeó en busca de un nombre y pronto encontró uno que le gustaba lo suficiente; Mijail Serafini. Todavía debía pensar cual era el país del que provenía y qué hacía allí, pero eso aún podía esperar un poco.

Tras unos largos minutos abrió la puerta y esperó ver la reacción de Seizan. Carraspeó y se presentó como el nuevo muchacho que era:
- Hola, ¿qué tal me ves?- Dijo intentando que su voz sonara un poco más grave. Esta vez, aunque no era una voz demasiado masculina, podía colar como la de un chiquillo en la pubertad. Le dedicó una dulce sonrisa al muchacho: - Voy a mirar si hay algo con lo que se pueda cocinar, empiezo a tener hambre-.

Mina se dirigió escaleras arriba en busca de algo de comer. Se sorprendió al encontrar una cesta de verduras y algo de carne envuelta en un trapo. Preparó todo lo necesario y se puso manos a la obra mientras seguía dándole vueltas a si debía decirle al muchacho o no lo que había descubierto sobre el paquete.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 05/08/10, 08:31 am

Seizan sonrió a Mina cuando esta por fin salió de la habitación, el resultado era bastante decente, aunque aun se la reconocía. Pero bueno de momento podían comer algo y mientras charlaban la daría algunas clases… de “masculinidad”

- Está bien, subamos, pero tendrás que cocinar a oscuras y procurar hacer el mínimo ruido. Subo ahora, voy a recoger todo esto.

Entro dentro del sótano y metió las ropas de Mina, el pelo y los ingredientes restantes en una bolsa. Colocó todo en su sitio y subió con todo a la cocina. Fregó los instrumentos que había utilizado dejando todo tal y como estaba y dejó la bolsa junto a él para luego llevársela.

[color=violet]- Si tienes algo de valor en los bolsillos de tu ropa recógelo ahora, no debes llevar ninguna joya o colgante que te identifique, si los quieres conservar dámelos y te los guardaré para el futuro.[/b]

Se sentó en una silla de la cocina mientras cenaban. Veía a la joven meditabunda y parecía algo alicaída, pero parecía decidida, eso era bueno. Recordó entonces algo.

- ¡Ah! Y recuerda que lejos de aquí la Dama no es conocida, si eres mi amigo de tierras lejanas y yo no sabía nada tu tampoco puedes saberlo. Y recuerda que tu rostro aun es reconocible por los que te conozcan bien, no te preocupes demasiado por la limpieza y por supuesto nada de maquillaje.- sonrió- ¿Cómo debo llamarte?

Sabía que debía ser complicado para Mina, de repente su tranquila vida se veía totalmente transformada y ahora tenía que huir por su propia vida, le había colgado una pesada carga, pero había tomado la decisión de ayudarla.

- Lo estás haciendo muy bien, sé que es difícil, pero saldrás adelante estoy seguro
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 05/08/10, 09:26 am

Por suerte en la cocina parecía haber todo lo necesario para hacer una comida apetitosa, y todos los ingredientes está frescos y con buen color. A Mina, que llevaba demasiados días viviendo de la comida enana se le hizo la boca agua. Picó las verduras, salpimentó la carne y pronto hizo un sofrito para acompañar la carne que cocinó en el fuego con el mayor silencio del que fue capaz de conseguir.

El olor pronto inundó la cocina y también toda la casa, había sido algo inevitable, pero no le preocupó ya que no estaban demasiado aislados y por la ventana entraba la rica fragancia de otros menús. Preparó la mesa después de cerciorarse de que las ventanas y las cortinas estuvieran bien echadas y encendió una triste vela que encontró en un cajón, y se echó el pedernal con el que había encendido el fuego al bolsillo. Cuando volvió Seizan, la mesa ya estaba servida y ambos se sentaron a comer.

- No tengo nada de valor... Creo que nunca lo he tenido- Comentó en un suave murmullo (el pequeño paquete ya lo tenía bien escondido entre los pliegues de su nueva ropa)-. Mejor así, supongo, menos cosas de las que preocuparse- Sonrió y se llevó un nuevo trozo de carne a la boca y lo masticó con ganas-. Nada de hablar de la Dama, entendido.

La joven comenzaba a animarse, tenía que ver el lado positivo de las cosas, no podía hundirse y dejar su propia carga en manos de Seizan, ni hacer que éste se preocupara más por ella. Le obedecería tal y como había hecho siempre con todos aquellos a los que conocía, e intentaría hacerlo todo lo mejor posible.

- Mijail, Mijail Serafini. Ese será mi nuevo nombre. Vengo de unas lejanas tierras donde apenas hay trabajo y vago de un lugar a otro buscando algo que hacer- Dijo animadamente-. ¿A dónde iremos ahora?-.
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 05/08/10, 09:43 am

La comida que Mina había preparado estaba deliciosa y se la comió encantado mientras hablaban. Era una buena cocinera y empezaba a aprender que debía tener cuidado, había cerrado las cortinas y apenas había hecho ruido.

- Mijail, perfecto… debemos salir antes de que se haga de día todavía hay luz asique esperaremos aquí en la medida que no nos descubran. Si estás muy cansada puedes echarte un rato, te despertaré si ocurre algo

Era posible que las siguientes horas, mientras salían de la casa y llegaban al barco, fueran duros, puede que les descubrieran, era un momento delicado y era mejor que ambos estuvieran descansados.

Se acordó entonces de algo. Sacó una de sus dagas con su funda incluida y se la dio a la muchacha.

- ¿Sabes usarla? Si no, sería bueno que aprendieras… por lo que pueda pasar en el futuro

No quería presionarla, ni mandar sobre ella, ni obligarla a nada, pero era necesario que aprendiera algo básico para la supervivencia, para su propia supervivencia. Seizan iba a ayudarla si, y la mejor manera es que ella aprendiera a valerse por sí misma. No sabía ni cuándo ni cómo se echarían sobre ellos sus perseguidores y estaba convencido de que tarde o temprano lo harían. También sabía que se encontraría demasiado débil los primeros días de pesadillas par estar totalmente alerta.
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Wilhemina el 05/08/10, 03:00 pm

Mira miró la daga y se retiró ligeramente de la mesa. No es que no hubiera visto armas en su vida, después de todo vivía entre guerreros, y, además, aquella daga no era más grande que algunos cuchillos que utilizaba en la cocina. Fue el hecho de que aquello servía para herir a otro ser y por consiguiente protegerse a sí misma lo que le asustó.

- No... Yo sólo se manejar cuchillos para cortar carne, no... No sabría defenderme con eso- Murmuró sin dejar de mirar el debil brillo que producía la vela sobre del metal. Un segundo después recapacito; ya no podía asustarse. Si tenía que luchar, debía luchar. Le había hecho una promesa a la Sra. Doyle, tenía que proteger aquello con su vida y sus perseguidores no dudarían en arrebatársela si fuera necesario. Además estaba Seizan, era injusto que él estuviera siempre pendiente de ella- Esta bien. A... Aprenderé a usarla- En su tono de voz se notaba que no estaba 100% convencida, pero tenía que intentarlo.

Se levantó de la mesa dispuesta a recogerlo todo y dejarlo tal cual estaba cuando llegaron. Fregó, limpió y metio en un cubo los restos de comida. Recogió sus ropas e improvisó un pequeño saco donde guardó la carne y las verduras que habían sobrado, un poco de sal y una pequeña cacerola. Cuando lo tuvo todo preparado se dirigió a otra habitación, un saloncito donde había un pequeño sofá y un sillón, ambos cubiertos por una tela.

- Creo que podemos descansar aquí un rato. Todavía quedan unas pocas horas antes de que haya claridad- Dijo mientras dejaba en un rincón las que iban a ser, por ahora, sus únicas pertenencias-. ¿Te importa si mañana comenzamos con las clases? Creo que sí dormiré un poco, me encuentro bastante cansada...- No pudo evitar que un bostezo saliera de su boca, sonrió avergonzada, pero llevaba varias noches sin dormir bien y su pequeño cuerpo estaba demasiado forzado.

Fdi: Ya te mandé el mp Wink
avatar
Wilhemina

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Seizan el 06/08/10, 06:06 am

No quiso presionarla más, asique no dijo nada, solo asintió, la sonrió y se levanto de la mesa. La dijo que volvía enseguida y se llevó la bolsa con las ropas de Mina y los restos de su pelo y demás desechos del sótano y salió de la casa por una de las ventanas. Se encaminó de nuevo por los tejados a la otra punta del pueblo, depositó la bolsa en un barril y le prendió fuego, asegurándose de que no estaba cerca de ninguna casa, solo quería que ardieran las pruebas. Se escondió en uno de los tejados cercanos hasta que estuvo seguro de que no quedarían restos y los curiosos empezaron a llegar para apagar el fuego.

Entró de nuevo por una de las ventanas y rebusco por las habitaciones, necesitaba una capa parecida a la que Mina había olvidado en la taberna, por suerte para ellos, había una del mismo color e igual de larga, aunque era totalmente distinta en su forma. Serviría de noche no se distinguía tanto la forma y parecería que ella seguía queriendo ocultarse. Si alguien les había visto entrar, tenían que salir los mismos que entraban.

Para cuando bajó de nuevo, Mina ya había recogido todo.

- Esta bien, tenemos unas 3 horas para que sea noche cerrada, te despierto más tarde, descansa ahora

La sonrió y se sentó en el suelo apoyando su espalda contra la puerta de entrada. El también estaba algo cansado y, aunque no entraba en sus planes dormirse, finalmente se le cerraron los ojos… y las pesadillas comenzaron. Aquella noche Mina descansaría algo más tranquila libre de algunas de sus peores pesadillas.

Sus piernas no podían dejar de correr, le dolía hasta el último músculo, el aliento la faltaba, el corazón le latía a tal velocidad que parecía a punto de salírsele del pecho, pero no podía parar… Cada paso era dolor y miedo, se encontraba en un acantilado sin fondo que se extendía a ambos lados del estrecho y sinuoso camino, un mal paso y caería al vacío…

Volvió a mirar hacia atrás solo para acrecentar el terror en su interior. Una horda de perros con las mandíbulas más grandes que hubiera visto en su vida, y los dientes manchados de sangre la pisaba los talones, justo detrás de la horda guerreros de la Dama gigantes la perseguían con sus ojos rojos, intentado devorarla con sus lenguas de fuego. Sobre el cielo oscuro y sin luna, enormes esqueletos de aves gigantes trataban de atravesarla con sus enormes garras del tamaño de lanzas.

A lo lejos distinguió a sus padres y apretó aun más el paso, con ellos estaría a salvo, sus padres la querían y la protegerían pero al llegar a su lado, la empujaron contra sus perseguidores al tiempo que la increpaban con voz de ultratumba

- ¡Fue tu culpa! ¡Tú hiciste que ese accidente se produjera, tu acabaste con nuestras vidas y ahora lo tienes que pagar!

Trató de gritar y zafarse de los brazos de sus padres, pero se dio cuenta de que no podía gritar. Sus padres empezaron a secarse hasta convertirse en esqueletos a los que aun les brillaban los ojos. Asustada empujo a los esqueletos y echo de nuevo a correr, perseguida ahora también por sus padres.

A lo lejos su tío la saludo con una mano, pero al llegar junto a él, este la atrapó en abrazo de oso, un abrazo que quemaba la piel y le cortaba la respiración, al mirar a su tío a la cara intentado encontrar una explicación, se encontró con unos ojos negros como el carbón que brillaban con una extraña luz, unos dientes largos y afilados y una risa maquiavélica.

- ¡Dámelo, es mioooooo!

Aterrorizada empezó a gritar desesperada hasta que creyó que iba a perder el conocimiento su tío la soltó y empezó a tirar de uno de sus brazos, al mirar hacia abajo se dio cuenta de que lo que realmente quería era el paquete de la señora Doyle, lo había llevado en sus brazos todo el rato pero no se había dado cuenta hasta ese momento. Gritando echó a correr de nuevo huyendo de la cada vez más gigantesca horda de horribles criaturas, gigantes de la dama y demás seres que la perseguían, a los que se habían unido sus padres y su tío.

Se topó de golpe con una barrera que resultó ser la señora Doyle, estaba seria y tenía un tono algo verde, la mirada con reproche. Trato de decirla que huyera, que la perseguían que querían el paquete, que tenía que cuidarse y evitar que la mataran, pero las palabras no salieron de su boca, en cambio la dulce voz de la señora Doyle que recordaba se transformo en un voz que ponía los pelos de punta.

- Nunca debí confiar en ti, no puedes proteger el paquete, devuélvemelo. No puedes huir eres débil y estás sola.

Aquella última palabra pareció repetirse como si del eco se tratara infinitamente. Trató de devolverle el libro a la enorme mujer, pero estaba pegado a ella como si fuera una extensión de ella misma, tratar de separarlo olía.

- Harás que muera mucha gente ¡Dámelo!

Sintió la certeza de aquellas palabras, la gente a su alrededor moría por su culpa y aquel paquete era como un arma en sus manos que segaba la vida de los que quería. De pronto el paquete cambió de su forma de libro a la de una espada que seguía pegada a ella y que no podía controlar, cortando las cabezas de las personas a las que quería, ´sus padres, los enanos que la cuidaron, incluida la señora Doyle.

Aterrorizada, echó de nuevo a correr hasta toparse a con Seizan, su última esperanza, al acercarse y sin poder controlarlo le clavó el “paquete espada” también a él, que antes de caer también muerto la empuja hacia el acantilado

- Nunca terminará, siempre acabarás con las vidas de los que se preocupan por ti, estará SOLA

Gritando cayó en la oscuridad del vacío hasta que las llamas empezaron a formarse a su alrededor y sintió que las llamas empezaban a devorarla…


Seizan se despertó de golpe empapado en sudor y con el rostro pálido.
avatar
Seizan

Cantidad de envíos : 75

Volver arriba Ir abajo

Re: El primer paso del fin [Trama] Parte I.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.