Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

A buscarse la vida mandan

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: A buscarse la vida mandan

Mensaje por Stella el 10/01/11, 12:20 pm

Stella se sentía también cansada pero en estos momentos le preocupaba más el hecho que Songèrie si se veía totalmente agotada, sonrió pues se vio reflejada en sus primeros intentos al tratar de controlar sus habilidades.

Con cuidado la abrazó por el hombro para que Chevalier no se fuera a caer, y con la mente acercó su pedazo de pastel; si estaba agotada pero no iba a desperdiciar un pedazo de chocolate solo porque sí.

-"Será mejor que vayamos a la posada a descansar y luego buscamos un lugar lindo para vivir."

Observó como la gente que no había salido corriendo para perseguir al ladrón las miraba con temor, más a ella que a la pequeña; suspiró por lo bajo se echaría la culpa de todo incluso de la muralla para que Songèrie pudiera estar sin problemas; lo último que deseaba es que le hicieran la vida tan difícil como sabía que las personas que no entendían que era una habilidad no algo del demonio.

Mientras iban caminando con cuidado de no tropezarse un niño de no más de 5 años se les acercó, sus ojos brillaban como dos luceros y su pequeña boca se mantenía abierta.

-¿Puedes mover cualquier cosa? ¿Puedes volar o hacer que alguien lo haga?

La emoción del niño era evidente, estaba segura que nunca había visitado el circo sino sabría que aunque no podía volar si podía jugar mucho con las leyes de la física. Sin separarse mucho de Songèrie se puso en cuclillas para ver al pequeño de frente y sonreírle, si tan solo esa admiración no cambiara por miedo sino que hubiera un mutuo respeto el mundo sería un mejor lugar.

-"Puedo mover casi cualquier cosa pero todavía no descubro como volar…."

Le guiñó un ojo, mientras una de las manitas del niño se acercaba con timidez para tocarle la mejilla antes de pellizcarsela con cariño..

-"Sí eres de verdad!
avatar
Stella

Cantidad de envíos : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: A buscarse la vida mandan

Mensaje por Katherine el 13/01/11, 07:39 pm

FDI: Si hay algún inconveniente con que me meta en la historia simplemente me avisan, no hay ningún problema.


Habían pasado unos días desde que me decidí por cambiar mi vida. Hasta ahora no me estaba yendo nada mal, empecé a dar unas pequeñas demostraciones de mis talentos en una plaza cercana a mi casa y gracias a ello ganaba unas monedas. A pesar de que mi padre pertenecía a una clase acomodada económicamente no quería pedirle nada a él, después de todo tarde o temprano tendría que ganarme mi propio sustento.

El día había comenzado como cualquier otro, los pájaros surcaban los cielos entonando su canción, el sol brillaba con fuerza y yo me preparaba para ganarme unas monedas gracias a mis pequeños actos, tal vez luego comería algo en el centro y regresaría a mi casa para practicar un poco.

La mañana pasó rápidamente y bastantes personas se acercaron a verme y me dejaron unas cuantas monedas como recompensa. Mi estómago me decía que ya era hora de un descanso asique me dirigí hacia un pequeño puesto no muy lejos de ahí.

El lugar era simplemente una habitación no tan grande ni muy pequeña, estaba hecha de madera y en el frente tenía un pequeño toldo. Entre y me senté en una silla que había cerca de la entrada. Las mesas y las sillas no eran muy grandes ni lujosas pero permitían comer tranquila y cómodamente. Decidí saltarme el plato principal y dirigirme directamente al postre, ordene una porción grande de pastel de chocolate para calmar mi estómago que no paraba de suplicar por alimento.

Antes de que me trajeran mi orden y antes de que pudiese reaccionar, algunas sillas y muebles comenzaron a levitar hacia un joven que salía corriendo del lugar a toda prisa con un zurrón entre las manos, y detrás de él corría una mujer de cabello naranja. Fue tan grande la impresión que por un momento me olvide del hambre y me quede estática observando tal situación. Cuando reaccione decidí ir detrás de esa chica para saber qué era lo que había pasado y si ella había hecho ese acto con los muebles, después de todo en la academia donde estudie jamás había visto a alguien que hiciera algo parecido y me intrigaba de sobremanera.

Al salir del restaurante no muy lejos logre ver una pequeña multitud agrupada alrededor de algo o alguien, con un poco de suerte ese alguien seria la chica del restaurante y su pequeña amiga. Con un poco de esfuerzo y un par de empujones o bastonazos comenzó a abrirme paso entre la gente con intención de llegar al centro de la multitud.

avatar
Katherine

Cantidad de envíos : 22

Volver arriba Ir abajo

Re: A buscarse la vida mandan

Mensaje por Songèrie el 14/01/11, 11:38 pm

FDI: ¡Bienvenida! Por mi no hay inconvenientes.

Me gustaba muchísimo que la gente me mirara cuando hacía mi acto de malabarismo, que hiciera comentarios y aplaudiera: mientras más gente, mejor, sobre todo cuando uno esperaba que le dieran una moneda, como había pasado en la mañana. Pero lo de ahora era diferente, no había diversión ni admiración en los ojos de la gente que nos miraba; había temor y eso me hacía sentir mal.

El brazo de Stella rodeando mis hombros me hacía sentir algo segura, pero yo ya no tenía ganas de pastel, no tenía ganas de nada más que de irme de ahí, a cualquier parte, lo más rápido posible, así que la oferta de irme a la posada a descansar me alivió mucho; no sabía de que posaba hablaba Stella, pero no importaba, debía ser una que ella conocía y eso bastaba.

Mientras caminábamos, lento para no chocar con nadie ni tropezarnos, los mirones continuaban observándonos y haciendo comentarios entre si, pero nadie intentaba acercársenos, simplemente nos dejaban pasar. Sólo un niño fue diferente a los demás.
Él no estaba asustado, sino que asombrado y embelesado y se acercó a hablarle a Stella con total confianza. Me hizo pensar en como sería El Bebé en unos años más y, al mismo tiempo, sentí nostalgia por el pequeño monstruo que estaba en alta mar y me regocijé con la inocencia y curiosidad del pequeño que teníamos delante.

Cuando le tocó la cara a Stella y exclamó “¡Sí eres de verdad!”, como si hubiera pensado que ella era una aparición, me dieron ganas de darle un abrazo y pellizcarle las mejillas, de tan lindo y adorable que se veía, pero no tuve tiempo de hacerlo. De entre la multitud apareció una mujer muy agitada, que tomó al pequeño de la mano y lo apartó de Stella.

- Mamá, mira ella es… - alcanzó a decir el chiquillo, pero su madre no estaba para compartir sus descubrimientos. Sin prestar atención a lo que su hijito trataba de explicarle, comenzó a reprenderlo airadamente.

- ¡Eres un niño malo! ¡Te he dicho que no te alejes y que no hables con personas desconocidas! – gritaba mientras lo arrastraba.

Cuando oí que al pequeño sollozar a lo lejos, ¿le habría pegado su mamá?, no pude evitar ponerme a llorar también.
avatar
Songèrie

Cantidad de envíos : 57

Volver arriba Ir abajo

Re: A buscarse la vida mandan

Mensaje por Stella el 18/01/11, 04:27 pm

FDI Bienvenida!

DDI
La verdad es que aunque Stella se encontraba más que acostumbrada a que la vieran raro, no iba a exponer a Songèrie, aunque más tardó en pensarlo que cuando la pequeña lloraba. Ni pudo despedirse del niño que le había robado una sonrisa cuando la mamá había aparecido y se lo había llevado; entendía lo preocupante que era que un chiquillo desapareciera de su lado y que el miedo se convertía en enojo pero zarandear así a un ser tan indefenso le molestaba.

-"Tranquila nena, no pasa nada...."

La pequeña multitud les abría el paso y Stella, abrazaba con fuerza a su "hermanita", la sonrisa no se borraba aún de su rostro pero sus ojos se encontraban atentos a cualquier movimiento extraño. Tantas veces había visto como el miedo se convertía en agresión que de forma discreta acomodó su bastón para poder (o al menos intentar) desviar) cualquier golpe.
De reojo notó como parecía que alguien en vez de alejarse parecía querer acercarse a ellas, se detuvó y puso a Songèrie detrás suyo, Stella podía recibir cualquier clase de golpes pero no permitiría que algo le pasara a la pequeña.


-"Pase lo que pase no intervengas Songèrie...."

Dijo mientras tomaba su bastón y se preparaba para lo peor, se imaginaba desde un hombre tamaño rande, hasta guardias o quizá el ladrón que regresaba acompañado de refuerzos.
avatar
Stella

Cantidad de envíos : 20

Volver arriba Ir abajo

Re: A buscarse la vida mandan

Mensaje por Katherine el 26/01/11, 03:38 pm

FDI:

Perdón por un post demasiado corto pero mi ordenador se averío y tuve que escribir el post desde cero y además hay cosas que no las recuerdo bien. En cuanto recupere mi ordenador mis demás respuestas serán un poco mas largas lo prometo.

DDI:

Había estado buscando a las dos chicas durante varios minutos. En un momento pensé que tal ves ese no seria el día en el que las encontraría asíque decidí dirigirme hacia mi casa para preparar el acto de mañana. Ahora el único problema era como salir de esa multitud en la que había metido yo sale, aunque con algunos empujones o bastonazos logre salir sin problemas; una ves que ya lo había logrado comencé a caminar una ves mas hacia el restaurante para poder orientarme mejor.

Las personas con las que me cruzaba me miraban un poco raro y se apartaban para dejarme pasar, algo que me hacia sentir un poco raro ya que era algo que nunca me había pasado. En un momento las personas que estaban frente mío se apartaron y me dejaron ver a las dos personas que yo estaba buscando.

-Pase lo que pase no intervengas Songèrie....

Esas palabras hicieron que me detuviera a pocos metros de las dos mujeres mirando fijamente a la mayor y sin saber que hacer, después de todo no tenia idea de a que se debían esas palabras y ni siquiera sabia si las decía por mí.
avatar
Katherine

Cantidad de envíos : 22

Volver arriba Ir abajo

Re: A buscarse la vida mandan

Mensaje por Songèrie el 16/02/11, 11:52 pm

FDI: Lamento la tardanza.

DDI:
Cuando Stella me habló para consolarme, me sentí avergonzada. Estaba ahí, portándome como una bebita llorona en lugar de hacerlo como la persona grande que era, con razón ella a veces me trataba como si se creyera mi mamá. Me sequé las lágrimas con la mano y traté de tranquilizarme, para lo cual me ayudaba mucho que Stella me mantuviera abrazada.

Aparte de consolarme, eso me hacía sentir segura y me ayudaba a no pensar en la gente que nos observaba aunque, a decir verdad, ya no nos miraban tanto. Parece que ya se habían cansado porque no pasaba nada nuevo y habían decidido ocuparse de sus propios asuntos. Nos abrían paso y se olvidaban de nosotras; eso pensaba yo y pensar eso me tranquilizaba, así que me sorprendí mucho cuando Stella repentinamente se puso en guardia, ¿qué estaba pasando?

Luego de colocarme a su espalda y hacerme una advertencia, la Divina Ángeluz se dispuso a enfrentar algo, lo que fuera. Sabía que ella esperaba que me quedara donde me había dejado, pero no pude hacerlo; sentía muchísima curiosidad y, además, no quería que ella enfrentara sola el peligro. No era justo, ella había venido en mi busca y estábamos juntas en esta y aunque había estado llorando como una nenita, no lo era y podía ayudar si era necesario. Así que, con Chevalier encaramado en mi cabeza – no sé por qué se le había ocurrido subirse allí – me moví hacia un costado de Stella sin hacer ruido y me dispuse a observar lo que venía.

Lo que vi no era nada amenazador. Sólo era una chica, casi tan mayor como Stella y, como ella, llevaba un bastón. Yo había visto como mi amiga manejaba el bastón para defenderse y si la desconocida lo usaba igual, podía ser de verdad peligrosa, pero su actitud no era amenazante, más bien parecía sorprendida. Mientras la extraña miraba fijamente a Stella, como preguntándose que iba a hacer ésta, yo la miraba a ella. Su vestimenta, que le dejaba el vientre al aire, me hacía recordar a Samira, una bailarina que había trabajado en el circo una temporada.
avatar
Songèrie

Cantidad de envíos : 57

Volver arriba Ir abajo

Re: A buscarse la vida mandan

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.