Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Inventor

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Inventor

Mensaje por Xavi_Raider el 01/12/10, 04:55 pm

Llevo muchos años surcando los mares de Jaspia, siempre evitando acercarme a cualquier isla, en todo este tiempo de soledad he tenido tiempo para perfeccionar mi embarcación, mejorando mi taller, mejorando las armas existentes y creando de nuevas, inventando cosas como un motor que sirve para navegar más velozmente, entre otros inventos y algunos que aún estoy construyéndolos.

-Que aburrido es hablar solo, encima hay una niebla extraña a ras de agua.

Se queda mirando la niebla que tenía un color raro y un olor desagradable cuando el cielo se nubla y empieza a llover y a relampaguear, por fortuna uno de los inventos era un mástil de metal el cual receptaba los rayos y almacenaba esa energía en un deposito.

-Esto no es tan normal, estos fenómenos climatológicos tan de repente… y ahora la mar empieza a hacer oleaje…
Tras meterse dentro y con un volante de madera eludir las olas más grandes, luego tras llevar así 10 minutos, todo despejó, el cielo tenía un agujero redondo entre las nubes.

Ya comprendo, debo de estar en el ojo de la tormenta, si pudiera salir sin tener que atravesarla de nuevo…

-Idea! Si coso estas telas haciendo una lona circular, la sujeto por las cuatro esquinas de la embarcación y ese espacio lo lleno de aire caliente, la gran tela se inflaría ya que fuera hay aire frio y el aire caliente es más ligero que el frio. De ese modo el aire caliente empujaría la lona de tela hacia el cielo y con ella todo lo que este agarrada a ella, es decir mi “casa flotante” pasaría a ser una “casa voladora”! Suena de locos, pero hasta el momento ningún invento mío ha fallado.

Pero de donde podría sacar yo tanta tela? Y además, de donde consigo suficiente aire caliente en un ambiente tan húmedo y mojado como es el mar?
avatar
Xavi_Raider

Cantidad de envíos : 48

http://xaviraider.mforos.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Dulfary el 08/12/10, 12:56 am

La respuesta a las necesidades del Inventor, yacía desmadejada con la mitad del cuerpo por fuera de estribor, sus brazos colgando de forma casi patética por fuera del barco, los pies en puntitas para ayudarle a su adolorido vientre en cada arcada que sacaba todo aquello que había comido en el día, en el mes, en el año... en su vida entera.

Desde el momento en que el barco zarpo de los puertos de Tinaraith, había estado mareada y con nauseas, hasta que estas terminaron de hacer estragos en su cuerpo. Ahora no podía retener nada de lo comía o bebía y es que aunque podría dejar de comer, cuando lo que devolvía era su bilis se asustó y prefirió que fuera comida.

La piel blanca de Dulfary, algo enrojecida por el sol de alta mar, se veía preocupantemente verde. Había agotado sus reservas de hierbas para sedarse y no darse cuenta del bamboleo del barco y ahora, ni siquiera iba a su litera, permanecía en cubierta, todo lo cerca a una baranda para poder vomitar. Sus ojos carmesíes, permanecían acuosos, pese a que tenía los labios resecos.

El viaje, normal en todas sus escalas, había sido horrible para ella, el peor que había hecho. No entendía por qué le había sentado tan mal. Su meta era llegar a Rhylia, su meta era empezar su trabajo cuanto antes, su meta ya le importaba un pepino, quería estar en tierra firme y no volver a subirse en una cosa monstruosa de esas que tan mal le hacía a su bienestar. Casi era preferible para ella lanzarse a una de sus sombras y viajar a través de esta a donde fuera que la llevara, no le importaba.

El sol sobre su cabeza adolorida, le hizo tratar de regresar la mitad de su cuerpo que quería huir, al interior del navío en busca de la sombra, pero cuando la divisó, esta se hizo borrosa.

- No... a desmayarme... Si, mejor me desmayo – sonrió débilmente ante la idea de perder el conocimiento y descansar, pero no era eso lo que opacó su sombra. Su fiel aliado, sopló cálidamente, acariciándola, dándole fuerzas, pero avisando de un frente un poco más frío.

Al levantar la vista, se topó con una nube plomiza. Gigantesca. Esta nube se tragó al sol y dejó ver un cielo gris y perturbador, en el que a lo lejos, se verían relámpagos. Dio un paso atrás asustada. No porque el barco fuera a naufragar, eso no lo veía, sino porque una tormenta implicaba más movimiento, mas nauseas.

- CAPITAN!!! TORMENTA AL ESTE!!! – gritó el vigía y el movimiento del personal fue instantáneo. El velan se infló el movimiento del barco se hizo brusco. El viento se hizo mas fuerte justo cuando la muchacha rubia se dejó caer al suelo para aferrarse a algo. Las olas empezaron a golpear con violencia al barco y pronto el agua vino de todas las direcciones, de los costados, del cielo, del mar, el viento era un bramido y la inclinación que lograba el barco era atemorizante para los pasajeros que iban en él. El día se hizo noche y aun no estaban a media mañana.

Murallas de agua amenazaban con volcar la embarcación que de pronto pareció hecha de papel, incapaz de resistir la fuerza de los elementos.

Dulfary trató de convocar al viento, pedirle que los ayudara, que menguara un poco, pero estaba demasiado asustada y enferma por el viaje para siquiera mover las manos o tener un pensamiento coherente.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Sophitia el 08/12/10, 12:59 am

Sophitia descansaba en el carajo del barco junto al vigía luego de una larga jornada laboral. Se había visto obligada a embarcarse luego de que unos canallas la golpearan y le robaran la última bolsa de monedas que le había quedado. Malditos idiotas, días después los había encontrado y les había dado una lección, pero ya era tarde, el dinero había desaparecido.

Resignada, fue a los muelles a buscar un barco que necesitara un marinero y ahí estaban los resultados. Sus piernas colgaban del costado de la plataforma, bebía de una pequeña petaca y disfrutaba del suave movimiento del barco. Su compañero miraba si cesar de un lado para el otro, en busca de cualquier cosa que pudiera amenazar el barco, era joven aun, eso explicaba su alto grado de responsabilidad.

Miro hacia uno de los costados, estaban bastante alto, pero podía ver a todos los pasajeros moviéndose de aquí para allá, y entre todos ellos encontró a la dulce Dulfary, la pirata no pudo evitar echar a reírse cuando vio que aun seguía agarrada firmemente de la baranda del barco. Se había encontrado con la muchacha al poco de subir, y desde entonces que la veía vomitar una y otra vez sin parar, no había remedio que le alcanzara.

En un comienzo Sophitia había intentado ayudarla, le había conseguido varios frascos de medicina, y le había dado algunas palmadas en señal de apoyo. Luego de eso se había tenido que poner a trabajar si no quería que el capitán la echara por la borda. El resto del tiempo se la había pasado subiendo, bajando, corriendo, ayudando aquí, atando allá, y haciendo cualquier cosa que al capitán se le ocurriera.

Pero al final el descanso había llegado, la pirata se dejaba estar, tranquila, lamentablemente para ella, ya estaba llegando a su fin, iba siendo hora de que retomara sus tareas.

- Bajo, nos vemos luego - Le dijo al vigía mientras ponía los pies en la red para bajar, se encontraba a mitad de camino cuando escucho el grito.

- CAPITÁN!!! TORMENTA AL ESTE!!! –

Eso no sonaba nada bien, Sophitia se giro hacia el este algo ansiosa, no necesito ningún catalejo para ver lo que se venía. Enormes nubes negras amenazaban el cielo, iluminadas unicamente por los constantes rayos que las surcaban, no era una tormenta, era una tempestad, si no se movían pronto no se salvarían.

La pirata termino de bajar lo que le quedaba de trecho dejándose caer y raspándose levemente las manos en el proceso. Enseguida recibió sus primeras ordenes, tenían que preparar el barco para lo que se venía, porque no había modo alguno de evitarla. La mitad de los marineros corrieron a atar cualquier objeto que pudiera resultar peligroso, a tirar el peso extra y la otra mitad a cerrar las velas antes de que los fuertes vientos rompieran los palos mas grades.

Se encontraba colgada de la soga de uno de los mástiles cuando vio a Dulfary dando vueltas por el barco. Las fuertes aguas movían la nave sin esfuerzo alguno, subiéndola varios metros, hundiendo buena parte de la proa con cada nueva ola que golpeaba. La lluvia no se había hecho esperar, caía con una fuerza inusitada, y el viento hacia crujir cada una de las maderas. Sophitia de soltó de donde estaba colgada, su trabajo era importante, pero si no ayudaba a la muchacha temía que se cayera del barco en cualquier momento.

Corrió como pudo, incluso a ella se le hacia difícil no caerse, esquivar a otros pasajeros y a los objetos que los marineros no habían hecho a tiempo de atar. La intensidad de la tormenta iba en aumento, la pirata comenzaba a durar de las posibilidades que tenían de salir con vida. Pero no era momento para pensar en esas cosas, por fin había llegado hasta la mareada chica, la tomo por uno de los brazos y la abrazo con fuerza.

- ¡Hagas lo que hagas, no te sueltes de mi! - Le dijo acercando la boca a su oído para que la escuche por encima de los poderosos vientos.

Apenas terminaba de decir esta única oración cuando vio lo que se venía, su rostro se puso pálida, en toda su vida de pirata no había visto una ola de semejantes dimensiones, su instinto fue más rápido que su mente, con la mano libre tomo nuevamente una de las sogas de los palos mayores y le dio varias vueltas, luego tan solo cerro los ojos, rezando que fuera suficiente.

El agua cubrió todo el barco, se podían escuchar los gritos de las personas cuando eran arrastradas hacia la oscuridad del océano, y algo mucho peor, las maderas del barco cediendo. Ya no había modo alguno de evitarlo, se iban a hundir.

Lo siguiente nunca iba a quedar muy claro en la mente de Sophitia, recordaba el agua aplastandolas, la horrible sensación de no poder respirar, recordaba que siempre se había mantenido fuertemente agarrada a la mano de Dulfary. Desesperadas nadaron hasta la superficie, y lo ultimo que recordaba era que se habían agarrado de una madera antes de quedar inconsciente.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Rose Riadh el 08/12/10, 12:59 am

Era un trabajo ingrato, desapasionado.

Pero era un trabajo. Y en ése sentido, alguien con la apabullante falta de recursos de Rose no podía quejarse. Los problemas recientes con los piratas habían revivido la vieja tradición de alquilar unas cuantas espadas para hacer compañía a los marinos durante las travesías, por cortas que fueran. Y la alternativa, para la pelirroja, que sólo sabía ganarse la vida mediante su espada, era la mendicidad.

De modo que la decisión estaba clara; pero era un trabajo ingrato, desapasionado, que se limitaba a aburrirse en un cuartucho en compañía de mercenarios de dudosa procedencia cuyos intereses estaban puestos en jugar a las cartas, rapiñar cualquier cosa robable a los pasajeros, y tratar de acostarse con ella. Además, por muy necesarios que fueran, estaba mal visto que los mercenarios se dejaran ver por los pasajeros del barco, lo que añadía incomodidad a la situación. Su trabajo consistía, pues, en aburrirse y esperar que el vigía no diese la voz de alarma...

¡CAPITÁN! ¡TORMENTA AL ESTE!

... O, bueno, al menos que fuera ésa.

La pelirroja levantó la cabeza, igual que Sash, el mercenario que en ésos momentos se encontraba con ella en los aposentos. La decisión fue silenciosa y unánime, y al cabo de un instante ambos se asomaron a la cubierta del barco, preguntándose de qué tipo de tormenta se estaba hablando. Ninguno de los dos tenía mucha experiencia en barcos, pero la palabra "Tormenta" no necesita muchos conocimientos sobre navegación para levantar una sensación de pavor en la boca del estómago.

Y, diablos, no era para menos. La tenían encima. Nubes negras, oscuras, un vendaval incipiente que arrojaba sus mantos y los cabellos de Rose al viento. Los marineros iban de un lado para otro de la nave, agarrando los cajones con gruesas cuerdas, pero la tormenta era... demasiado fuerte. Demasiado rápida. Antes de que nadie pudiera hacerse una idea de lo que estaba sucediendo, una ola trasversal hirió la línea del timón; y un océano rugiente de furia se levantó como el titán que era.

Rose se volvió para gritarle al mercenario, pero ya no se encontraba allí. La pelirroja pensó que debía haber vuelto al camarote, y se planteó imitarle; pero hubo algo en su interior que protestaba. ¿Y si el barco se hunde?, se dijo. Si estás ahí dentro, será una tumba. Buscó con la mirada, descartando, pues, aquello: ¿A quién...? No estaba segura. ¿Al capitán? ¿A Sash? No entendía de tormentas, quería saber si estaban en peligro inmediato o sólo era su inexperiencia. Necesitaba que alguien la tranquilizase. Y le pareció ver...

Le pareció ver a una vieja amiga, alguien a quien hacía tiempo que no veía. ¿Un producto de su imaginación...? Nunca pudo comprobarlo. El océano, atroz, voraz, devoró antes a la embarcación.

Rose ni siquiera vio la ola, y no estaba preparada para la repentina y completa inmersión. Estar en cubierta le salvó de morir en la tumba que ella misma había predicho; estar desprevenida impidió que pudiera tomar aire. En aquel infierno confuso de diez segundos, Rose se agarró a lo primero que encontró, sintiendo que le faltaba el aire, y luchó contra una corriente que la arrastraba hacia la oscuridad. Perdió el conocimiento casi de inmediato, y nunca supo a qué se había agarrado, ni que fue lo que le salvó la vida al permitirle, aun inconsciente, flotar hasta la superficie.
avatar
Rose Riadh

Cantidad de envíos : 256

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Xavi_Raider el 08/12/10, 08:33 am

Xavi decidió hacer una ronda por la cubierta para ver si su "casa flotante" había tenido alguna avería, la embarcación estaba de una pieza, suspiro de alivio pero vio un barril hacia el oeste.

-¿Que diablos? ¿Un barril en medio de la nada?

De nuevo entro en "la sala de control" y giró el volante de madera hacia ese barril, la curiosidad le vencía y ya empezó a imaginarse cosas raras que podría tener ese barril. Cuando lo alcanzó, paró en seco y con un bastón garfio agarró el barril y lo depositó en la embarcación, mientras hacía eso, vio que dos muchachas estaban agarradas a este como si su vida dependiera de dicho barril.

Era el primer contacto con otras personas des de hacía más de 10 años, no dudó en cogerlas y postrarlas en el interior, en unas literas, les tomó el pulso y miró su respiración, estaban muy débiles, pero vivas. Antes de que pudiese atenderlas oyó un clok de afuera, salió a ver y era otra muchacha con el pelo rojo agarrada a un trozo de un mástil, no dudó ni un instante en sacarla del agua y ponerla junto a las otras dos, esta también estaba viva, al igual que las otras, no tenía muy buen aspecto.

-Sacarlas del agua está bien, pero... ¿que tipo de chicas serán? y ¿como han podido atravesar la tormenta hasta su centro?

Xavi tenía muchas preguntas y ninguna respuesta, pero sus instintos le decían que velase por ellas hasta que estas se valiesen de sí mismas, entonces recordó las clases que acudía cuando era medio noble medio mendigo, clases de supervivencia, medicina y primeros auxilios.

Ellas estaban empapadas así que con algo de vergüenza les sacó sus ropas y las tendió fuera para que se secaran, luego las cubrió con mantas individuales y se quedó sentado al suelo, esperando a que despertasen para obtener respuestas, pero llevaba varias noches sin dormir y estaba fatigado, sin darse cuenta se quedo dormido.
avatar
Xavi_Raider

Cantidad de envíos : 48

http://xaviraider.mforos.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Dulfary el 09/12/10, 12:49 pm

Los marinos se esforzaban por mantener las cosas a bordo, incluyéndose ellos mismos, Dul lo veía, por el rabillo del ojo, pero lo veía. Por qué tenía que moverse tanto, se preguntaba por qué los marinos se asustaban tanto con una tormenta... ahí venía de nuevo, la arcada. Solo salió bilis... no había nada más que sacarle a su cuerpo.

La mancha en el entablado de cubierta fue borrada por la ola que ingresó al barco y se llevó consigo a mas de uno. Ahora no solo se sentía enferma, se sentía (y estaba) mojada. Sophitia le decía algo, estaba segura de eso, pero no podría precisar el qué.

~ hermano viento, calma... calma...~ hermano viento estaba frenético y madre tormenta lo enloquecía aun más.

Acató la orden de no soltarla, se aferró a ella, asustada, la pirata tenía que notarlo (si alguna vez lo hizo) la forma en que se aferraba distaba mucho de ser la de una persona adulta, lo hacía como la niña maldita que era, apretando los ojos, cuando una nueva ola se metió en al barco y parte de la baranda de babor se rompió al impacto de agua y enseres y marinos y pasajeros.

Al abrir los ojos, por fortuna o desgracia, no vio lo que vio Sophitia, vio un manchón rojizo, que se convirtió en una nube que se desvanecía cuando el escenario se oscureció aun más, por la sombra de la ola tipo tsumani. Convocó al viento, con una mano mientras con la otra se aferraba a la ropa de Sophitia. Obedeció, giró en torno a ellas y trató de repeler la fuerza del mar que se ensañaba con el barco, pero el agua era mas fuerte, sobre pasó la barrera y cayó sobre ellas.

Mientras para Sophitia el recuerdo no era claro del todo, para Dulfary si lo fue, agua por arriba, agua por los costados devorando el barco y todo cuanto encontraba, la sensación de vacío al precipitante al océano, la presión de la succión que quería cobrar las vidas de quienes aun estaban abordo al momento del impacto, darse cuenta que no había tomado suficiente aire para resistir el nado hacia la superficie, la tensión de la mano de la pirata al tirar de ella cuando la soga, atada a la madera hizo su esfuerzo por subir, las burbujas nublando su visión, el súbito reconocimiento del manchón rojizo como un rostro amigo, Rose, la sensación de estarse soltando de Sophitia, la falta de aire, dejar escapar el poco que tenía, el zumbido en los oídos, el frío del agua

~ es Rose... no tiene mucho sentido, pero es Rose... ~ la bendición, por fin, de la inconsciencia.

* * *

Una de las chicas que encontró en medio del ojo de la tormenta, tormenta que se negaba a disiparse, como si aun buscara victimas que se le habían escapado, era rubia. Su ropa, azul en su mayoría, era muy sencilla, pantalón ajustado, blusa de cuello en V y manga larga, a pesar del clima tropical, botines, una franja de tela elástica y oscura en el cuello. Atada a la cadera, de una forma que ni el naufragio la separó de esto, tenía una bolsita, de pequeñas dimensiones.

Inconsciente como estaba, su cara, de piel clara al igual que en el resto de su cuerpo, como comprobaría mas tarde al desvestiría, era angelical, manaba inocencia, aunque el ceño fruncido le restaba placidez. Al quitarle la ropa, daría con una segunda camiseta, mayada y bajo esta, una pequeña camiseta, de finos tirantes. Cuando por fin lograra quitarle toda la ropa vería la única cosa que era discordante: dos cicatrices a la altura del vientre, en dirección a la cadera, casi casi paralelas, que por su forma y posición, si Xavi tenía conocimientos al respecto, tuvieron que ser de heridas casi mortales.

* * *

En la inconsciencia, su sombra la dejó tranquila. La dejó descansar. Estaba deshidratada, estaba débil, pero fue la necesidad de agua la que la hizo reaccionar, lo que obligó a su cuerpo a volver a la vida. Cosa que no agradeció en lo mas mínimo. Cuando empezó a despertar, se sintió ausente, desorientada, lo ultimo que recordaba era el agua, la angustia de saber que naufragaría de nuevo, pero luego, con un sobresalto se sentó buscando con la mirada a Sohpita, encontrándose con el cuerpo de Rose, desnudo. Abrió los ojos como platos, asustada, por qué estaba sin ropa? Movió la vista, la pirata también estaba ahí, desnuda.

Contuvo la respiración, más por impresión que por lo que le reveló: ambas respiraban. Solo entonces pensó el algo, bajó la vista y se puso muy roja, tanto como el iris sus ojos: ella también lo estaba. Tiró la mano en busca de algo con lo cual cubrirse, mientras se acercabaa gatas a ambas, para tratar de despertarlas. Claro que esta vez no fue tan delicada como podría haberlo sido en otras circunstancias.

Pasó por alto el detalle de estar en un barco.


avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Sophitia el 09/12/10, 01:34 pm

Sophitia permanecía inconsciente en el nuevo barco, los múltiples giros que las grandes olas la habían obligado a hacer la habían dejado muy maltratada, una contusión en la parte de arriba de la cabeza delataba el fuerte golpe que probablemente la dejara sin conocimiento.

La pirata tenia un largo cabello negro, que en general llevaba atado, pero las aguas se habían llevado su cinta, dejando sus rizos sueltos y despeinados. Sus rasgos estaban relajados, completamente dormida, parecía ser una muchacha muy joven. Las ropas que llevaba eran simples, unos pantalones negros sueltos que usaba dentro de la botas, una camisa blanca de algodón y finalmente unas vendas fuertemente atadas que cubrían sus pechos para que no la molestaran al momento de pelear.

Su cuerpo desnudo poseía una particularidad, múltiples cicatrices lo surcaban por todas partes, algunas más chicas, otras no tanto, era algo de esperarse en un pirata, pero sin saber su profesión, resultaba extraño ver el cuerpo de una mujer tan dañado. Por fuera de eso, su piel era tersa y suave, algo tostada por trabajar bajo el sol.

Comenzó a recuperar la consciencia cuando se sintió fuertemente sacudida, alguien la apremiaba a que se levantara, y por algún motivo ya se imaginaba de quien se trataba. Abrió despacio uno de los ojos mientras se quejaba, había luz, su boca estaba seca y todo le daba vueltas.

- Qué demo...? Esto es peor que cualquier resaca – Se levanto muy despacio para no volver a caerse, mientras se tomaba la cabeza con una de las manos, sentía como si le estuvieran martillando la mollera por dentro, y sin piedad!

Solo entonces noto que estaba sin ropa, no le gustaba para nada la idea, pero tampoco pensaba abochornarse, miro a la dulce Dulfary, estaba roja como un tomate, y a Sophitia le dio ganas de echarse a reír, pero el dolor de cabeza la disuadió de hacerlo. Así y todo, la pirata también agarro la primer sabana que encontró para cubrir sus vergüenzas.

-¿Dónde estamos? – Era la pregunta lógica luego de semejante naufragio.

Había una tercer chica en el lugar, tenia una cabellera roja intensa, parecía muy joven, y estaba también desnuda. Miro el cuarto donde estaban, por el movimiento era obvio que se trataba de un barco, era un cuarto interesantemente grande donde las tres podían dormir en camas separadas. Observando estos detalles fue que por fin se dio cuenta del muchacho que estaba sentado en el piso ¿Sería el culpable de su desnudez? Si así era tendría que contestar un par de preguntas el muy pervertido.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Rose Riadh el 09/12/10, 03:16 pm

El sueño de la inconsciencia no suele recordarse.

Tampoco se rompe con facilidad. Igual que sus compañeras de naufragio, Rose aún permaneció inconsciente algún tiempo, sin ser consciente ni de que era 'pescada' ni de que era desvestida.

La ropa de Rose era bastante humilde, fiel reflejo de su condición de mendiga ocasional; falda y blusa, raídas y descoloridas por el uso, pero negras originalmente. También llevaba unas botas, botas de soldado, prácticas y resistentes. Desvestida, su piel era pálida, adornada con un puñado de pecas difusas, sin cicatrices dignas de mención hasta que le mirabas la espalda, donde tenía un corte grande a la altura del omóplato izquierdo, una puñalada grave, que debía haber estado a punto de matarla, rozando el corazón.

En algún momento del período de inconsciencia, algo la zarandeó. Y le costó más trabajo volver a la realidad, confusa, mareada. Lo primero que sintió fue una terrible oleada de náusea, y un dolor atroz de cabeza, mientras sus ojos se enfocaban a medias en una figura que le resultaba vagamente familiar, aunque no estaba segura.

Pestañeó un par de veces, incrédula, pero ya le había jugado la imaginación antes una mala pasada. ¿Dulfary...? No, no podía ser. ¿Qué iba a hacer Dulfary allí, en mitad de...?

"¿Dónde estamos?"

... buena pregunta.

Rose hizo un esfuerzo por moverse, y se dio cuenta, uno, de que estaba desnuda, y dos, de que alguien la había cubierto con una especie de manta. Se sonrojó, y se arrebujó en la tela mientras miraba a su alrededor. Estaban en una especie de barco... pero no el mismo en el que había perdido el conocimiento. ¿Dónde...?
avatar
Rose Riadh

Cantidad de envíos : 256

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Xavi_Raider el 09/12/10, 05:19 pm

Tras un largo bostezo y estirar sus extremidades, se puso en pie y al alzar la mirada vio a las tres algo enojadas y con cara de pocos amigos.

-Er, esto, hola?

Xavi era testigo de que ellas seguían estando en pésimas condiciones, pero eso no las detuvo a la hora de preguntarle dudas razonables.

¿Donde estaban? ¿Que hacían desnudas? ¿Quien era él? ¿Que pasó?

El también tenía algunas preguntas para ellas, pero dada la incómoda situación en la que se encontraban las tres, dio prioridad a resolver las dudas de sus invitadas accidentadas.

-Os encontré flotando, a vosotras dos en un barril que tengo fuera y a ti, pues apareciste poco después agarrada a un trozo de un mástil. Para evitar hipotermia os saque las ropas y las puse fuera, tendidas, se están secando y os cubrí con esas telas individualmente. Sobre la ubicación actual, estamos en el ojo de un gran huracán, estáis en mi "casa flotante", en realidad es una embarcación como la de un barco, pero su estructura es redonda y no uso velas para desplazarme, estáis en la habitación más vacía que tengo ya que en mi habitación no hay espacio para tantas personas, esta embarcación no fue diseñada para llevar pasajeros o carga de mercancía. Podéis pasearos por toda la embarcación pero no toquéis mis inventos, algunos son muy peligrosos.

Casi sin aire después de exponer las aclaraciones, se fue hacia un baúl, en el había material médico, pero antes de abrirlo se paró y haciéndose toques en la mollera se fue a un armario, al abrirlo salió una bruma fría, dentro tenia comida y bebidas, el aire frio salía de unas rejillas (otro de sus inventos), de ahí sacó una botella de agua fresca y unas tapas frías de carne de pescado crudo en un plato de chapa de metal.

-Supongo que tendréis sed y hambre, tomad y serviros vosotras mismas, no es gran cosa, pero en alta mar no hay muchos recursos.

Les puso el plato y la botella encima de una mesa de madera robusta y perfilada, luego cogió cuatro tamburetes y los puso alrededor de la mesa, tres en un lado y uno al otro lado, Xavi se sentó en el tamburete solo, frente a él tenía la mesa con la comida y la botella, los tres tamburetes y ellas al fondo con una expresión distinta a la anterior.
avatar
Xavi_Raider

Cantidad de envíos : 48

http://xaviraider.mforos.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Dulfary el 09/12/10, 06:51 pm

Miraba preocupada a las dos muchachas, sujetando fuertemente la sabana contra si misma. Iban despertando y se apresuró a hacer dos veces la misma pregunta en diferente dirección.

- Estas bien? Estas bien? No sé donde estamos... yo... me estoy mareando de nuevo... Sophitia, gracias - dijo con ingenua sinceridad y luego clavó la vista en Rose, que no se había levantado. La sonrisa de la niña en cuerpo de mujer lo dijo sobre como se sentía de verla.

Cuando Xavi habló, Dulfary metió un salto que la puso de frente a él, asustada por la sorpresa. No se había fijado, pero cuando fue a abrir la boca para decir algo, ella siempre tenía que decir algo, el sujeto empezó a hablar.

Respondía preguntas que no se terminaron de hacer, por parte de la pirata, eso lo comprendía, después de todo no sabía desde cuando estaba escuchando, pero la información que le daba sobre pasaba lo poco que habían expresado.

Lo miró atónita, dejando que la sabana, por efecto de las leyes de la gravedad se deslizara un poco en su cuerpo... una imagen que... bueno, ella sabía de cierto kamael que lo mataría solo por haber estado en ese cuarto en ese momento. Se acomodó como pudo la sabana y se sentó en la litera en la que estaba Rose, mientras él se movía haciendo uso de aparatos que no entendía.

- El ojo del huracán, has dicho? - preguntó preocupada. Puso su mano con la palma hacia arriba y la cerró de inmediato. Se sintió más desnuda y desprotegida que nunca en su vida, un sentimiento de desolación fue creciendo en su interior mientras miraba aterrada hacía un punto en el infinito - el ojo? -sentía la garganta reseca y... se tapó la boca. En el ojo del huracán no podía hacer contacto con el viento, con su amigo, su aliado, el único que nunca la dejaba...

- yo... - miró a la pelirroja y a la morena, las lágrimas amenazaban con llenar sus ojos, si se contenía era por el hecho que la tormenta en algún momento tendría que disiparse y volvería el viento.

Su bien, tenía las mismas dudas que ellas, y el vaivén volvía a hacerla desear estar en tierra firme.

- Y tú quien eres? - la voz sonó rasposa, así de seca tenía la garganta - tienes algo de ropa que nos prestes - pidió tímidamente, mientras en su cabeza empezaba a entender que si él estaba ahi, tal vez era él quien las había desnudado - no es de una persona decente dejar desnudas a tres señoritas!!!! - ahora si explotó con violencia, no era culpa de Xavi, era efecto de la desazón por estar en el Ojo.

fdi: TIPS de Innita!! : no cantes movimientos que no hemos hecho: " vio a las tres algo enojadas y con cara de pocos amigos." ninguna ha dicho esto aun jiji:P (al menos yo te lo voy a cumplir... falta ver como reaccionan las otras dos)


Última edición por Dulfary el 10/12/10, 03:04 pm, editado 1 vez
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Sophitia el 10/12/10, 08:24 am

El sujeto en cuestión media al rededor del 1,80 de alto, un hombre común y corriente de pelos negros largos y piel poco acostumbrada al sol. Hablaba y hablaba sin parar, la pregunta de Sophitia sobre dónde estaban había quedado contestada y con creces, mas un plus de información que vaya a saber uno el porque se le había ocurrido decir.

- Bien, entiendo - Dijo la pirata haciendo acopio de su parte más razonable.

Entendía como habían llegado ahí, probablemente el caer en el ojo del huracán las había salvado, aunque eso significara ponerlas en aun más riesgo más adelante. También lograba entender en cierto sentido el porque estaban desnudas, miro a la chica de pelo rojo, parecía algo entre avergonzada y enojada, y se conocían con Dulfary, eso ya le daba un punto de confianza a los ojos de la pirata. En cambio la rubia parecía profundamente preocupada por el lugar donde se encontraban, aunque Sophitia no entendía bien porque.

Miro con bastante interés los movimientos del sujeto ¿Qué era lo que pretendía? ¿Qué eran todas esas cosas raras que había en el cuarto? Sophitia no era una persona que se dejara llevar así como así, mucho menos cuando aparecía desnuda en un barco desconocido.

- Estoy de acuerdo con Dulfary - Dijo poniéndose de pie agarrándose con una mano la sabana y gesticulando con la otra - Te conviene darnos algo de ropa ahora mismo si no quieres que la situación se ponga fea - Su gesto había vuelto a ser el de siempre, los dolores eran algo soportable para alguien que se pasaba la mitad del tiempo con resaca - Te agradezco que nos hallas sacado del agua y todo, pero tienes que pulir mucho tus modos.

Cuando una pirata, el peor ejemplo posible en lo que a modales respecta, te dice que tienes que fijarte en como haces las cosas, puedes estar seguro de que algo no anda bien. Sophitia tenía de los peores caracteres que los marineros hubiesen visto nunca, y lo único que había evitado que pateara todos los muebles del lugar era que sus múltiples dolores se lo impedían.

Así y todo, agarro una de las botellas de agua y la bebió de una sola vez, pero en lugar de tirarla o dejarla vacía de nuevo en la mesa, se la quedo en la mano, podía hacer milagros solo con una botella como arma.

(FDI: Me sumo a lo que dijo Inna, doy por sentado que es por que no entendes bien la dinámica aun. En lo personal, no me gusta que digas lo que va a hacer mi personaje, prefiero ser libre de decidirlo. Por favor, trata de evitar oraciones como "ellas al fondo con una expresión distinta a la anterior", por ejemplo. Gracias! )


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Rose Riadh el 14/12/10, 12:17 am

El barco. La tormenta.

Recordaba, de pronto. Chispazos de lo que sucedió antes de perder el conocimiento, durante la tormenta, antes de embarcar. Chispazos de un montón de cosas, un montón de recuerdos, y de repente... aquella maldita barrera que le impedía acceder a su propia alma. La pelirroja cerró los ojos con fuerza, como si tratase de combatirla. Por un instante se sintió tan cerca, tan cerca de atravesarla, que volver a la realidad casi la deprimió.

- ¿Dulfary?

No eran alucinaciones suyas. La otra mujer lo había dicho, era su nombre, no podía ser. Dos chicas iguales, llamadas igual, en el mundo, tenía que ser ella. Pero, ¿Dulfary? ¿Allí? ¿Qué estaba haciendo? De repente una gran incertidumbre le asaltó, ¿Y si había pasado algo de lo que no se había enterado? ¿Y si había posado mucho tiempo inconsciente?

Y entonces, su mente, su bendita mente que a veces, cuando se encontraba con ésa condenada barrera, decidía actuar por su cuenta, le puso al corriente de todo. De la tormenta, de las palabras de sus compañeras de naufragio, a quienes no estaba prestando atención consciente en su estupefacción. Se sacudió la cabeza, entrecerró los ojos, decidiendo que era mejor no ver nada que intentar enfocar la vista.

- El ojo del huracán - repitió. - ¿Un huracán en estos mares? ¿Cómo es que... cómo ha podido llegar éste barco hasta el centro?

Su mano buscó la de Dulfary a tientas, estrechándola entre sus dedos. Cielos, qué... qué feliz de volver a encontrarla por ahí, aunque fuera en éstas circunstancias. Tenían mucho de qué hablar, pero sabía que no era el momento. Y se sonrojó por su arrebato.

- Oh, hum... gracias - dijo. - ¿Quién eres?
avatar
Rose Riadh

Cantidad de envíos : 256

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Xavi_Raider el 14/12/10, 06:48 am

-Así que, por lo que decís, tu eres Dulfary y tu Sophitia, quien eres tú pelirroja? Por lo menos se ve claramente que ya os conocíais de antes. Sigo sin entender muchas cosas de vosotras, pero os pido perdón por las molestias que os he ocasionado.

Mientras se levantaba de su tamburete para dirigirse hacia la puerta le vino en mente que no respondió correctamente a las preguntas más importantes, así que mientras abría la puerta y girando la cabeza hacia ellas les dio las tan ansiadas respuestas.

-Me llamo Xavi Raider, tengo 27 años y soy inventor, si esperáis un momento aquí dentro os traigo vuestros atuendos, supongo que ya estarán secos.

Sin nada más a añadir atravesó la puerta dejándola entreabierta y subió escaleras arriba hasta llegar al tejado, donde estaba toda esa ropa tendida, la recogió y comprobó que estuvieran secas, tras ello miró hacia el firmamento, todo a su alrededor era una tormenta extremadamente difícil de cruzar, a pesar de que su "casa flotante" aguanto hasta llegar al ojo de una sola pieza, el no estaba muy seguro de si saldría intacta por segunda vez.

Se pasó unos minutos pensando en ello, luego decidió regresar con ellas, ya las estaba haciendo esperar demasiado y después de la primera mala impresión que se llevaron de él, se sentía mal por lo torpe que siempre fue al tratar con desconocidas.

Seguidamente volvió a bajar por esas escaleras y a entrar por la puerta que había dejado entreabierta, luego la cerró tal y como estaba de un buen principio y colocó ese montón de ropa al lado de la mesa, a continuación volvió a hablar de más.

-Si necesitáis curaros o poneros vendas, en este baúl encontrareis material médico de sobras.

Después de decir aquello pensó que lo mejor que podía hacer ahora mismo era dejarlas solas ya que seguro que se sentirían incomodas si se quedase viendo como se cambian, así que se fue hacia el otro lado de esa habitación y salir por otra puerta que le dejaba justo en el puente de control, luego cerró la puerta mientras dijo una última frase.

-Cuando estéis listas ya me avisareis, yo también tengo preguntas que formularos.

En la habitación ya solo estaban ellas con sus ropas amontonadas al lado de la mesa.
avatar
Xavi_Raider

Cantidad de envíos : 48

http://xaviraider.mforos.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Dulfary el 14/12/10, 06:44 pm

La desarmó. Su expresión de inocente perplejidad así lo demostraba. El enojo inicial y tardío había desaparecido. Con lo que dijo, con el plato de comida en el que no había reparado, con la botella de agua que no podría beber no solo porque la pirata se la tomó toda, sino porque sabía que estando tan fría, en su nivel de deshidratar le haría mal.

Sus mejillas se colorearon de rojo con su disculpa, con lo que decía al presentarse. Había reaccionado mal, muy mal, ante lo que era más superficial. Bajó la vista apenada y fue entonces que se cruzó con los ojos de Rose.

Le sonrió, de nuevo, reafirmando que era ella. Qué hacía ahí? como había llegado a Jaspia? eran dos preguntas para responder luego.

- Mi nombre ya lo sabes - dijo con suavidad, pero con la misma garganta rasposa - tengo... bueno no importa cuantos años tengo - no le diría la verdad a nadie mas - y soy parte de la comitiva de avanzada para explorar los desequilibrios entre luz y sombra en Jasperia - ahí si no mintió, no mucho, después de todo no era parte, ella era toda la avanzada. Guardó silencio y lo dejó marchar.

De forma casi involuntaria se llevó la mano a la cadera, ahí donde debería estar su bolsita de armas. Debía tenerla Xavi y se dio cuenta de algo.

- El chico - ja!! ella diciéndole a alguien chico - es muy hábil, logró soltar mi bolsa de armas - estaba genuinamente impresionada - baja eso Sophitia, no estas en un bar - le sacó la lengua y le apretó la mano a Rose, con una sonrisa mas animada.

Para cuando regresó Xavi y ofreció medicamentos y vendas, pensó en si estaba herida. Pero eso no le importó.

- Lo que necesito es un estomago nuevo... - se dejó caer en la litera de Rose a dejarse morir, sin poder darle las gracias al inventor, pues salió nuevamente del lugar - desató mi bolsa de armas... es un genio... - insistió con los ojos vidriosos, sintiendo como los jugos gástricos se revolvían en su estomago.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Sophitia el 15/12/10, 08:13 am

Sophitia escucho las disculpas y relajo un poco el cuerpo, no era que por eso ya le iba a caer bien y todo, pero al menos no parecía tener malas intenciones, por el momento lo mejor era no crear disturbios. La muchacha de pelos de fuego dijo por fin unas palabras, parecía un pequeño pimpollo de rosa abandonado en alta mar, toda suave y delicada.

- Bah, ni que fuera para tanto - Le respondió a Dulfary tirando despreocupada la botella por encima de su hombro, por suerte callo sobre la cama y evito que se rompiera.

Así estaba la cosa, estaban con un tal Xabi, en un bote, en medio del ojo de una tormenta, la pirata comenzaba a creer que tenia una maldita suerte para cruzarse con todos los problemas de Jaspia. Se dejo caer en la cama mientras traían su ropa y se cruzo de piernas, también se podía decir que tenia suerte, de no haberse cruzado con ese sujeto hubiese terminado nadando con los tiburones.

- Lo que pregunto la muchacha - Dijo Sophitia señalando a la pelirroja - es cierto, no entiendo como hizo este pequeño bote para llegar aquí, pero lo más importante ¿cómo saldremos?

Recordó las enormes olas que habían dado vuelta el barco mercante en el que estaban antes, de solo imaginar el enfrentar eso mismo pero en ese barquito se le helaba el alma. Se levanto a buscar su ropa mientras Xavi salía del cuarto, dejo caer la sabana sin mas y comenzó a vestirse.

- No sabía que tu bolsa de armas era tan compleja - Comento la pirata, busco en el montón de ropa hasta tocar algo duro - Debe ser... ¿esto? - Tenia que admitir que no entendía ni en sueños como se ponía esa cosa, mucho menos como se sacaba - Tómala - Dijo arrojandosela suavemente para que la agarre.

Ya vestida y más tranquila, la pirata estaba predispuesta a hablar con el inventor con mucho menos mal humor.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Rose Riadh el 16/12/10, 11:39 pm

[F.D.I.: Ruego disculpen, suelo tardar un poco en contestar...]

Al igual que sus compañeras, Rose empezó por vestirse. Sus ropas no tenían mucho valor, pero el pudor sí. Sin embargo, lo que sus ojos buscaron en primer lugar cuando se acercó a sus pertenencias fue... ah, allí estaba. Su espada.

Casi la achuchó con cariño al recuperarla, alegre de que no se hubiera perdido. Era la única pertenencia real que tenía, lo único de valor que poseía. Y Dulfary, desde el encuentro que tuvieran hace ya tanto tiempo, en las ruinas de una ciudad, sabía lo importante que era.

Y ya, más decentes las tres, y más despierta la pelirroja, pudo continuar la charla.

- Yo nunca he oído hablar de un barco que le sobreviviera a un huracán - dijo, imbuída de la ilusión ingénua de quien espera que los dioses se crean lo que está diciendo. - Dijo que era un inventor. Quizás pueda hacerlo una segunda vez.

Dicho ésto, y ya segura de que podía mantener el equilibrio - Rose y el agua nunca se habían llevado demasiado bien, y la pelirroja no sabía por qué - se acercó a Dulfary, y le dio un abrazo. Hacía demasiado tiempo que no la veía.

- Soy Rose - se presentó ante Sophitia, inclinando la cabeza. - No te conozco, pero si eres amiga de Dulfary, eres amiga mía.

No recurrió a los suministros médicos. No le hacían falta. Si hubiese inventado la aspirina, y le hubiese explicado lo que era, quizás, pero...
avatar
Rose Riadh

Cantidad de envíos : 256

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Xavi_Raider el 17/12/10, 07:15 am

El Inventor comprobó que su maquinaria (control del barco) siguiese funcionado, él savia que sus inventos nunca fallaban y en esta ocasión no fue excepción, todo funcionaba correctamente.

-Genial, todo va como la seda, la idea de hacer la embarcación con forma redonda fue perfecta para ese tremendo oleaje, a eso la solidez interna hecha con metales en lugar de usar vigas de madera como es habitual en todo barco.

-Aún no me han llamado, supongo que estarán vistiéndose, aprovechare para entrar dentro el bidón que venía con esas dos chicas.

Salió a la cubierta, arrastró el bidón hasta la sala de control y con una palanca abrió cuidadosamente la tapa, curioso destino, su interior estaba lleno de velas de barco, justo lo que necesitaba para su última invención, "la casa voladora".

-Genial, esto es perfecto, si lo coso tal y como lo expuse en los planos... Sí, hay tela de sobras, bien, pero me llevara unas horas para tenerlo listo y me sigue faltando el elemento primordial, una fuente de aire caliente...

Mientras que pensaba en eso, se olvidó por completo de que tenía tres huéspedes en la habitación de al lado.
avatar
Xavi_Raider

Cantidad de envíos : 48

http://xaviraider.mforos.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Dulfary el 22/12/10, 04:50 pm

- No es compleja, es muy simple, una bolsa dimensional como cualquier otra. Pero el nudo con el que la ato a mi si es complejo le aclaró a Sophitia - Por eso es que no me la pueden robar o yo no la puedo perder... SI!! es esoo!! - la peuqña bolsa de tela cayó en sus manos , para lo cual se levantó solo el tiempo suficiente, lo que sirvió para que Rose la abrazara.

Era lo mejor que podía ocurrirle. Como la niña que era regresó el abrazo y se abandonó al gestó, recostó la cabeza en Rose y cerró los ojos, sin agregar nada a la presentación que hacía la medjo elfa. De quedó un rato así mientras se le pasaba un poco el mareo.

Tenía que vestirse. Así que eso la sacó de su estado de mimo y procedió a ponerse prenda por prenda hasta estar presentable; ató con rapidez y maestría su bolsa de armas.

- Bien, paso uno, veamos que hay ahi para las heridas, tal vez me pueda encontrar algo que me quite las nauseas y luego... luego ver si esta casa flotante nos puede sacar de aquí. Les parece? se dirigió al baúl señalado y buscó entre sus cosas. Tablillas, vendas, alcohol (que ocultó de Sophitia) una cosa marron pardusca liquida que no sabía que era (yodo) agua, que por su transparencia de intuía limpia fresca y pura (a saber como lo había logrado) pero no había plantas... agujas de sutura, hilo, mas vendas, materiales para enyesar, no, no había plantas. Si Dul estuviera al tanto que no tocaba la tierra hacia tanto tiempo, entonces habría entendido que no las tuviera y sabría que de tenerlas, estas quizá no eran tan frescas.

Metió la mano en su bolsita y sacó su atado de hiebas. Le quedaba solo una hoja de lo que fuera que se llevó a la boca y mascó.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Sophitia el 23/12/10, 09:30 am

Escucho la presentación de Rose con algo de gracia, no estaba acostumbrada que la gente le hablara con tanto formalismo, e intento ignorar el afectuoso abrazo de las muchachas. No estaba acostumbrada a ver afecto de modo tan obvio, hasta cierto punto le daba un poco de envidia que tuvieran tanta confianza. Miro para otro lado y rascándose la cabeza distraída respondió.

- Ya es obvio, pero bueno, yo soy Sophitia, mucho gusto – Su tono era lo mas cortes que sabía entonarlo, si era amiga de Dulfary no quería ofenderla.

La pirata observo como la muchacha sacaba diferentes objetos del maletín medico, no tenia mucha idea de que eran esas cosas, toco la inflamación que tenia en la cabeza, no necesitaba nada para eso, solo un poco de agua fría, y en lo posible un trago. Daría su alma por un buen trago de cerveza fría, pero dudaba mucho que pudiera conseguirla en varios días, que tristeza.

- Veamos entonces como sacar esta cosa de aquí – Se dirigió a la puerta por la que se había ido Xavi mientras preguntaba - ¿Alguna tiene experiencia en manejar barcos?

Por como se paraban sobre el movedizo piso la pirata misma podía contestar esa pregunta, pero quería estar segura, todo sería más fácil si podía contar con algo de ayuda al momento de manejar la embarcación. El otro muchacho tenía que saber algo, sino no se explicaba como había llegado hasta ahí. Dio un suspiro antes de abrir la puerta, todo sería muy complicado y trabajoso, y lo que menos tenía ganas de hacer luego de un naufragio era trabajar.

Abrió la puerta sin mas y encontró al inventor examinando con profundo interés lo que parecían ser velas de reserva de otro navío ¿Qué era lo que pretendía? Agregar velas no los ayudaría en nada, en una tormenta de semejantes magnitudes, no había que acelerar, sino cerrar hasta el más pequeño pedazo de tela, dejar que las olas hicieran su trabajo e intentar que el barco no se hundiera. ¿Sería que en realidad no sabía nada de navegación?

- Oye – Dijo llamándole la atención mientras entraba al cuarto – No pretendo decirte cómo debes manejar tu barco, pero estamos preocupadas por nuestra seguridad, queremos saber qué planes tiene para salir de aquí.

Era una mezcla de exigencia, y pedido, pero increíblemente no amenazador, algo fuera de lo común en Sophitia. Tal vez tanto tiempo con Florangel la habían ablandado un poco después de todo. No era momento de pensar en eso, se quedo contemplando al dueño del barco, a la espera de una respuesta satisfactoria.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Xavi_Raider el 23/12/10, 04:51 pm

Xavi oyó la voz femenina de alguien y al girarse se acordó de ellas. Cuando este inventor está sumergido en alguna idea, desconecta del mundo real. Tras unos segundos de silencio, el inventor reflexiono sobre qué respuesta darle ya que la cosa no estaba para hablar más de la cuenta como era costumbre en él.
-Esto, te llamabas Sophitia, no? Por tu vestimenta y la forma de formular la pregunta, debes tener experiencia en barcos.
Agarró un trozo de vela y en la otra mano un esbozo de su “casa voladora”, proyecto que se quedó en vía muerta.
-Descubrí un modo para salir de la tormenta sin pasar por dentro de ella, más bien pasar por encima de ella. Es una idea descabellada, tengo que montarlo todo, pero mi “casa flotante” no puede elevarse si no tengo un aire más caliente que el del ambiente que nos rodea.
Después de decir eso de aire caliente, le vino la ocurrencia de que no necesariamente necesitaba aire caliente, bastaba con un aire que fuera más “ligero” el aire normal, pero de nuevo se veía en un camino sin salida.
-Si existiese un modo de generar aire ligero, no necesariamente tendría por qué ser aire caliente… Ups! Lo siento, vuelvo a hablar de más.
Al mirar al panel de control, había un regulador con aspas ligeramente inclinadas que media la velocidad del viento, al soplar el viento, las aspas se movían, entonces le vino la idea de la “hélice”.
Unas hélices grandes regulables para inclinarlas a voluntad podrían aprovechar el aire en movimiento para “volar”, encima de esas hélices atar las velas con forma de globo y así el mismo aire de las hélices llenaría de aire los globos de tela, pero se veía de nuevo en una contradicha, si no sopla viento, las hélices no se moverán y nada funcionará.
-Puf, para que salga bien lo que tenía en mente necesito otro método, hay que ir a donde haiga tierra firme, en alta mar no puedo hacer mi idea realidad.
El inventor algo apagado de moral guardó de nuevo la vela y los esbozos en su escritorio, se volvió la mirada hacia Sophitia y le contó su única vía de escape.
-No hay otro remedio, hay que atravesar de nuevo la tormenta, esta embarcación al ser redonda es tremendamente estable y sus materiales muy resistentes, pero el balanceo es mayor.
Tras contarle la cruda realidad, le explicó detalladamente como funcionaba el panel de control, el mando direccional, el timón y la velocidad rápida gracias a un motor fe fabricación propia.
-Si te cuento todo esto es porque puede darse el caso de que yo no pueda hacerlo por el motivo que sea y veo en tu expresión que eres experta surcando los mares. Ves a avisar a las otras dos chicas de que volvemos a la tormenta para salir de ella y una última cosa, gracias…
avatar
Xavi_Raider

Cantidad de envíos : 48

http://xaviraider.mforos.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Sophitia el 31/12/10, 10:23 am

Cuando el inventor menciono su vestimenta y su actitud, Sophitia no pudo evitar el mirarse a si misma con una sonrisa torcida en el rostro ¿Así que parecía una navegante por sus modos? ¿Parecía también una pirata? Pero ninguna de estas cosas las dijo, no sabía qué concepto tenia este sujeto o Rose sobre esta profesión y no quería crear un ámbito de desconfianza en un momento tan delicado.

-Si soy una navegante experimentada, lo que si te digo es que no entiendo ni jota de lo que dices sobre aires calientes y fríos, y volar o lo que sea – Sophitia era una pirata, no una científica, no era tonta, ni mucho menos, pero se le daba mejor actuar que pensar.

Luego Xavi se volvió a dar vuelta, sumergiéndose en su mundo de ideas e inventos. Esto a la pirata la exaspero, necesitaban actuar… ¡Y ya! ¿O se creía que la tormenta los esperaría por siempre a que ellos se decidieran el modo mas cómodo de salir? Dulfary comenzaría a marearse de seguro, la muchacha esa Rose no parecía que fuera mucho de estar en barcos, y el único hombre de abordo se la pasaba en su mundo.

-Sin duda que hablas mucho, cierra el pico, muéstrame como se usan esos controles raros que tienes ahí y sigue mis ordenes, tendremos mucha suerte si logramos llegar a la costa vivos, ya ni te digo con la embarcación en buenas condiciones – La pirata ya calculaba como sería el asunto, seguramente el barco se rompería, odiaba la idea de llegar a tierra firme remando en un par de tablas, pero no quedaban muchas alternativas, harían lo mejor posible.

Incluso el barco era extraño, decía algo sobre un motor, y una velocidad o algo por el estilo, ella no entendía de esas cosas, sabía de velas, viento y latitudes. Aun así, vería como se las arreglaría, por más cosas raras que tuviese esa cosas, al final, lo único que contaba era su habilidad para calcular la resistencia de la embarcación.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Dulfary el 31/12/10, 10:54 am

- Yo no quiero volver a la tormenta - dijo la rubia con un tono totalmente descorazonado - preferiría mil veces arriesgarme a crear un cataclismo por el choque de vientos y presiones al interior del ojo que volver ahí... - Suspiró.

Apoyada en el dintel de la puerta, había escuchado buena parte de la conversación, la otra parte se la perdió ensimismada en sus nauseas. Ella podía obligo a entrar, para no sentirte tan desprotegida, pero... era algo peligroso, muy peligroso. Xavi requería de aire caliente para hacer subir las velas, aunque la niña no entendía del todo cómo, y la presión atsmoferica del ojo era my baja. Un mal movimento de su parte, un mal callculo, algo que se saliera de control y generaría un nuevo ciclon dentro de la tormenta.

- Yo sí conozco el viento - sonrió con dulzura - es mi amigo y lo puedo controlar, reconozco sus cambios y sus sutilezas, pero necesitaría guía, guía para poder hacerlo funcionar en la... ¿la qué llamaste al barco? - se había dirigido en todo momento a Xavi y aunque estaba de nuevo veeerde, tenía el buen animo de ayudar.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Rose Riadh el 06/01/11, 08:08 pm

[FDI: Perdón, con el lío no sabía que me tocaba a mí contestar]

En contra de lo que Sophitia podía pensar, Rose tenía cierta experiencia en barcos.

El problema era que la propia Rose no lo sabía. Sus "problemas de memoria" le impedían saberlo, pero lo cierto es que el balanceo del barco, aunque violento a causa del fuerte viento y la forma de la embarcación, no le suponía un grave problema. No obstante, no había mucho más que pudiese hacer.

Había que salir de la tormenta. El inventor pedía tierra firme - ella también, pero por motivos muy diferentes -, Sophitia se ofrecía para guiar el barco y Dulfary para generar viento. Por su parte, la pelirroja puso en práctica sus portentosas aptitudes en no ser especialmente útil, lo cual le resultaba un tanto penoso, dada la situación.

- Ésto no puede salir bien... - susurró para sí misma.

No obstante, era una opinión que se cuidó mucho de compartir con el resto. Dirigiéndose a la cubierta, armada con un pequeño catalejo que llevaba en el cinto, Rose se dedicó a observar la tormenta, el muro de trescientos sesenta malditos grados de tormenta que se aproximaba desde todas las direcciones...

Al parecer, más rápido de lo que ellos eran capaces de elaborar una respuesta. Si no salían rápidamente de ella, sería la propia tormenta quien los echase de su centro.

- Sea lo que sea, hay que hacerlo ya - dijo, ésta vez en voz alta, en dirección al interior de la sala.
avatar
Rose Riadh

Cantidad de envíos : 256

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Xavi_Raider el 10/01/11, 05:05 pm

Sin más dudas y sin pensar en las cuensecuencias, el Inventor desplegó las velas de forma que cubrian "la casa flotante" (embarcación rara), con unos arneses, cuerdas y atandolo todo en la estructura redonda del barco regresó dentró y empezó a dar ordenes.

-Sophitia, intenta mantener el volante completamente inmovil y pulsa hacia arriba de esa palanca cuando notes que empezamos a elevarnos. Esa palanca es el timón.

-Dulfary, ¿Podrás llenar de corrientes de aire tenues y a la vez más calientes que la temperatura ambiente? Tienes que concentrarlas en el interior de la lona que cubre el barco, ese aire ascendente llenará la vela y nos elevará.

-Y tú, ahún desconozco tu nombre, pero podrias ir a un eztremo de la embarcación y yo en el otro extremo. Devemos vigilar que no se desaten los nudillos que rodean toda la embarcación, son los que sujetan la vela, si ves que se va a desatar alguno avisame y entre los dos lo volveremos a atar.

-Pues ese es el plan para salir de aquí. Volando! Lo que nadie núnca ha logrado conseguir.

Tras dar las instrucciones se pusó en la parte lateral izquierdo de la casa flotante (si todo funiona seria la casa voladora) y dió la señal para que todo empezara.

-Ahora!
avatar
Xavi_Raider

Cantidad de envíos : 48

http://xaviraider.mforos.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Sophitia el 12/01/11, 08:53 am

Sophitia no había terminado de captar como era que funcionaba la cosa esa que el inventor llamaba barco, habían toda una serie de palancas, botones y cosas similares que no tenía idea de cómo funcionaban ¿Tan difícil era que le dieran un timón y un par de velas? Aun así todo se puso en marcha antes de que pudiera quejarse u oponerse de manera alguna. Xabi se las arreglo para echar encima del barco la lona que había encontrado, aunque costo lo suyo por lo irregular de la barca, pero luego cometió un grave, grave error, y eso era darle ordenes a la pirata.

- ¿Esta cosa es un timón? – Dijo al escuchar las instrucciones del inventor, su tono era cortante y su mirada parecía quemar, pero la prioridad era salir de allí, no podía golpear al sujeto, era el único que sabía como funcionaba esa cosa, si hubiese naufragado ella sola, ya lo había tirado al mar, pero estaban en juego las vidas de las otra dos muchachas - Como digas...-

Se trago su mal humor con mucho esfuerzo, dándose vuelta quedando de cara al tablero de controles oculto su mala cara, pero no dijo una sola palabra mas, simplemente hizo lo que le habían.... “ordenado” hacer.

El bote se zarandeaba hacia todos lados producto de la olas que se volvían más y más enormes a cada momento, la tormenta estaba llegando, o mas bien, se estaban moviendo del centro, la lona comenzaba a reaccionar ante los fuertes vientos de afuera, y lo peor de todo era que eso no era todo, apenas podían ver los comienzos de lo que iba a ser el resto del huracán.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Inventor

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.