Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

[Sin título. Aún]

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Otto Hoenheim el 27/03/11, 06:51 pm

Otto se llevó la mano a la barbilla pensativo mientras escuchaba la oferta de Leob. El dinero era tentador, sin duda, pero como había dicho antes, el tamaño de la bolsa era la segunda consideración. La primera era lo que había que hacer para conseguirla.

Y aquello era un tema bien distinto. Pantanos de Kuzueth, con su largo historial de leyendas de caníbales y los rumores del incremento reciente en su actividad. Dos patrullas de milicianos desaparecidas. Un farero que había pasado largo tiempo cruzando aquel pantano sin ninguna incidencia conocida, desaparece sin dejar rastro.

Lo único que podía deducir de todo ello era lo que su instinto de autoconservación le había empezado a susurrar con insistencia; "Problemas en los que lamentarás haberte metido". Pero había otra voz, por primera vez en muchísimo tiempo, que se enfrentaba a ese susurro. Loeb era una persona influyente, o mejor dicho, estaba muy cerca de una persona influyente, por lo que podría ser un contacto interesante en el futuro, mínimo para aumentar su negocio y, con fortuna, podría ponerle un paso más cerca de Wolfgang.

La decisión en la mente del joven llegó al mismo tiempo que el desconocido, cuya súbita aparición le sobresaltó.

- No tengo problema en que nos ayude, sin duda un luchador podría sernos útil. - coincidió con Katherine. - Cuente conmigo, del mismo modo, pero toda información que pueda darnos nos será útil, incluso la que no lo parezca. Todos los datos de los que disponga del farero, de las patrullas perdidas, incluso de la carga perdida. Todo esto puede no ser más que una elaborada mascarada para un robo que se haya engrandecido por un par de patrullas que se perdieron por la jungla. - terminó, dirigiéndose a Leob, su mente de ingeniero comenzando a analizar el problema.
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Lohengrin el 29/03/11, 06:37 pm

Luego de invitar a sentarse al guerrero, el secretario del conde unió sus manos y pensó durante unos instantes. "Veamos... Sobre el farero y su familia, se que son de los pocos medianos que viven en Jaspia. Se llama Mirval, vive con su mujer en el faro, y tienen dos hijos. El alcalde Boisin lo contrató y paga su sueldo. Una vez al mes o así baja al pueblo a comprar suministros y aceite para el faro. Nunca ha tenido ningun percance, es cierto. Aqui en Daosh se le tiene por un buen hombre. Por supuesto, ha faltado a su última cita con los comerciantes."

Bebió de su jarra ysiguió haciendo memoria. "He perdido dos pequeños barcos de carga, la carga no tenia nada especial, alimentos, vino, metales... Y he perdido dos patrullas de cuatro hombres cada una, enviadas con una semana de diferencia a investigar lo ocurrido. Por supuesto que los soldados del conde son de fiar, yo mismo los escogí."

Miró a sus interlocutores, y se encogió de hombros. "Sobre los salvajes, entre la milicia de Daosh y los hombres del conde, nos bastamos para proteger el pueblo y las minas. No atacan a menudo, pero antes manteniamos una especie de tregua, y no había incidentes. Pero las granjas de los alrededores sí estan teniendo más problemas. Creo que las patrullas han debido ser atacadas por ellos, o quizá por los monstruos del pantano. Hay toda clase de criaturas por alli..."

Volvió a sacar su bolsa de cuero de entre sus ropas, y se escuchó una vez más el tintineo del oro. "Será mejor que partais mañana a primera hora de la mañana, teneis toda la tarde para hacer averiguaciones en el pueblo, o comprar lo que podais necesitar, hoy es dia de mercado." Lentamete sacó unas pocas monedas de la bolsa, y con mucho cuidado las apiló sobre la mesa, contando así hasta seis piezas de oro.

"Esto es un pequeño anticipo por el trabajo, es la costumbre del conde. También es su costumbre perseguir y ejecutar a los que se fugan con el anticipo en el bolsillo, pero pareceis gentes de palabra. Cuanto antes comenceis, antes estará hecho el trabajo. Os veré aquí cuando hayais terminado, no teneis mas que sentaros a esperar. Os aseguro que seré informado casi al instante. "

Luego de responder a las últimas preguntas de los aventureros, Leob se levantó de la mesa y se dispuso a marcharse. Al mismo tiempo lo hicieron los cuatro soldados que charlaban en la otra mesa. Todos ellos llevaban el emblema de la casa condal en sus ropas. Pagó a Dalatar todas las cuentas, y salió de la taberna, bien escoltado.


FDI: Podeis mandarme al privado todas las preguntas que tengais, y yo edito esta respuesta y os contesto a todo. Tambien podeis hacermelas por msn, o en el tema "Partidilla", el resto de la infrmación que pueda tener Lob puedo darla fuera de la partida. No os da la impresión de que se haya callado nada.

Acaba de pasar la hora de comer, y el pueblo bulle de actividad. Es día de mercado, aunque el de Kuzueth no es especialmente famoso ni variado. Si quereis comprar algo, podeis mandarme una lista y os diré todo lo que habeis podido conseguir, aunq tb podemos interpretarlo si os apetece.

Un saludo, y gracias.

Orden de accion, el de siempre. Gonzalvus, Katy, Otto, Narrador. Trataré de no meterme a desti
empo Razz
avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Gonzalvus el 07/04/11, 08:22 pm

-Ya me había fijado en usted, señor. ¿Suele interrumpir las conversaciones de los demás sin presentarse, y de una manera tan ruda?- le respondió el hombre calvo al asesino. Tenía razon, la persecución había hecho olvidar sus modales.

- Beb... disculpadme los malos modales, mi nombre es Gonzalvus - dijo el asesino inclinando levemente su cabeza. - ¿Les importaría desirme sus nombres? -

- De cualquier manera, si estais decididos a aceptar el trabajo, atravesar los pantanos no es una tarea sencilla. Tal vez os interese tener compañía. - Prosiguió el hombrecillo - Y nuestro nuevo amigo parece un hombre duro, a pesar de su pequeño tamaño. ¿Cual es tu formación como guerrero? Has estado en algun ejército? -

- Mi formación como guerrero... soy un guardaespaldas que de momento esta sin trabajo. -

La conversación siguió con el asesino en silencio. El hombre calvo dejó 6 monedas de oro sobre la mesa y se fue con una patrulla de guardias. Gonzalvus se quedo en silencio esperando la reacción de los demas.
avatar
Gonzalvus

Cantidad de envíos : 80

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Narrador el 08/04/11, 11:35 am

*** Acto I, escena II ***

Spoiler:
Quieren banda sonora? Denle aquí.

Daosh es un pueblo pequeño en su numero de habitantes, pero aún más en su extensión, donde casi seismil almas ocupan un pequeño espacio robado a la espesa jungla que lo rodea. La impresión general es de pobreza y desánimo. Sus habitantes caminan cabizbajos buscando pasar desapercibidos y conducir sus vidas sin llamar la atención del conde o de sus hombres. La mayor parte de ellos viven de la pesca o la minería, y unos pocos artesanos y granjeros venden sus productos los días de mercado.

Hoy es uno de esos días, y el centro de la ciudad parece algo más animado. Su plaza principal, o Plaza del Mercado, es lo bastante grande como para albergar un gran número de carros y tenderetes donde se ofertan diversos productos, y los artesanos más pudientes (herreros, armeros, sastres...) tienen sus viviendas y talleres en los edificios aledaños. Ninguno tiene más de dos plantas, y estan construidos en piedra oscura y madera.

Ahora mismo hay bastate gente comprando y vendiendo, y se mezclan una gran cantidad de olores y sonidos en el aire. Granjeros que pregonan sus mercancías, discusiones por los precios, el repicar de un martillo contra un yunque, los balidos de las ovejas y el cacareo de las gallinas, el olor del pescado fresco y la carne salada, etc. Aquí es posible encontrar cualquier mercancía normal, pero si se buscan productos de lujo, herramientas específicas, útiles para aventureros o componentes mágicos, eso es algo más complicado, aunque el oro todo lo puede. Una patrulla de soldados del conde, y otra de la guardia de la ciudad patrullan el mercado, los últimos tratando de evitar a los primeros.



La Sirena Varada está a muy pocas varas de la plaza del mercado, y es posible llegar en unos minutos. Katy, Otto y Gonzalvus están a sus puertas, decidiendo cómo comenzar sus investigaciones. Preguntando han conseguido un puñado de direcciones interesantes, y tienen oro de sobra en sus bolsillos para una buena juerga o una tarde de compras. Karis sale un momento para despedirse de los tres jóvenes, y hacerles unas últimas recomendaciones sobre los rateros, los precios abusivos de algunos comercios, y el mejor lugar para comprar provisiones para el viaje a través de la jungla. Por supuesto, ese lugar es la Sirena.

Una fina llovizna empieza a caer mansamente, pero eso no parece detener la actividad del pueblo. Karis interrumpió la animada charla del grupo, y dijo:

"Perdón... acabo de recordar una cosa... Tomé unos documentos prestados, sobre la historia de esta isla, y debo ir a devolvérselos al alcalde Gunnar. Si os parece bien, nos veremos dentro de unas horas. Trataré de pedirle a Gunnar algo de información sobre la tarea que nos ha encargado Leob, de acuerdo? Hasta pronto !!!"

Luego de despedirse, Katy se alejó calle arriba, en dirección opuesta a la de la Plaza del Mercado, dejando solos a Otto y a Gonzalvus.

FDI: Podeis hacer lo que queráis. Buscar información, ir de compras, etc. Podeis poneros de acuerdo o hacer planes en los privados o en el hilo "Partidilla", podeis dividiros o ir juntos, o lo que querais. Lo razonable es que comenceis el viaje mañana a primera hora de la mañana, de este modo solo tendreis que hacer una única noche en la jungla. Podeis preguntar lo que querais, y si quereis comprar cosas, podeis pasarme una lista con todo, y así en una sola Respuesta os digo el resultado.
Nuevo Orden de Acción: Gonzalvus, Otto, Narrador.


Un saludo.
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Narrador el 07/06/11, 06:14 pm

[Editada la Respuesta anterior... Nos ponemos de nuevo en marcha... Su turno, maese Gonzalvus...]
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Gonzalvus el 08/06/11, 12:13 am

Los tres jovenes salieron de la taberna; la pelirroja llamada Katherine; un joven alto y algo encorvado llamado Otto; y un encapuchado llamado Gonzalvus.

- Perdón... acabo de recordar una cosa... Tomé unos documentos prestados, sobre la historia de esta isla, y debo ir a devolvérselos al alcalde Gunnar. Si os parece bien, nos veremos dentro de unas horas. Trataré de pedirle a Gunnar algo de información sobre la tarea que nos ha encargado Leob, de acuerdo? Hasta pronto !!! -
Katherine dijo que debía hacer algo antes de seguir y se fue del grupo.

Gonzalvus vio como se fue Katherine y se volvió a Otto - Voy a buscar una herrería para ta'mir kardan mis katares y a un herborista para comprar alguna hierbas... curativas. -
- ¿Vienes o sigues tu propio râh? -
avatar
Gonzalvus

Cantidad de envíos : 80

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Otto Hoenheim el 08/06/11, 05:10 pm

Otto se llevó pensativo la mano a la barbilla; apenas le había dado tiempo a decir un escueto "adiós" a Katherine antes de que ésta saliera apresuradamente de la taberna y ahora se encontraba a solas con aquel bajito, pero sin dudas seguro de sí mismo, nuevo camarada.

Él no necesitaba pasarse por la herrería, ni tampoco recolectar hierbas; tenía una ración razonable de componentes de conjuros y el averiado guante le proporcionaría materiales para reparar o improvisar algún artilugio que juzgase necesario.

- No, intentaré ver que puedo averiguar sobre el farero y el pantano. ¿Cuánto tardarás en... "tamirkardanar" tus katares? Bueno en cualquier caso, nos vemos en una hora en el centro de la plaza.
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Narrador el 08/06/11, 08:12 pm

Gonzalvus no tuvo que alejarse demasiado para encontrar la herboristeria local. Deanna, una anciana mujer y su hija, que ronda la cincuentena, dirigen el establecimiento que provee de hierbas y otras medicinas a los habitantes del pueblo. "Consuelda, manzanilla y lavanda para limpiar y desinfectar las heridas. Necesitarás vendas también, toma algunas. Romero y corteza de sauce para el dolor, ortiga para las hemorragias... No tenemos mucho mas, señor, normalmente solo vendemos remedios para las enfermedades más comunes... Si, claro que tenemos aceite de sabila para las quemaduras..." Después se encaminó a ver al armero, que limpió concienzudamente los puñales del joven, y cambió las tiras de cuero de la empuñadura. Luego los hizo pasar brevemente por su amoladora. Le enseñó a Gonzalvus el surtido de armas que poseía. Lanzas, mazas de todo tipo, escudos de madera, dagas y cuchillos de distinta hechura... "Si deseáis algo especial, señor, solo teneis que decírmelo, trabajo rápido y lo tendré en pocos días. Si lo que estáis buscando son arcos, flechas y virotes, el taller del flechero está pocas calles más abajo..."

[El precio de lo que has comprado es tan pequeño que ni lo contamos... Si quiere hacer alguna otra cosa, es el momento de decirlo... Otto no debe estar lejos, aunque lo ha perdido de vista en medio del bullicio del mercado... Ha empleado usted unos tres cuartos de hora en todo esto...]

Mientras tanto, Otto hizo algunas preguntas sobre el farero y los pantanos de la zona. No había nungún guía o explorador en el pueblo, así que no obtuvo mucha información de primera mano, salvo la de un leñador que había estado allí pocos días antes. "El conde Einon envióa un grupo grande de hombres a la jungla para determinar la calidad de las maderas, y si merecía la pena explotarlas, pero no encontramos nada valioso. LLevabamos un guía que debía protegernos, pero afortunadamente no nos encontramos con los salvajes. La zona de los pantanos es otra cosa, por lo que dicen está poblada de criaturas enormes y agresivas... Serpientes venenosas, panteras negras, sabandijas, árboles que caminan..." La información que obtuvo sobre los pantanos era poco tranquilizadora. Pero también escuchó rumores de aventureros que a veces entraban en la jungla, y regresaban con las manos rebosantes de joyas...

Luego, habló con un rollizo comerciante que se dedicaba a traer a la isla barriles de vino de las otras islas. "Si, conozco bien a Mirval, un hombre muy simpático... Bueno, medio-hombre, es uno de esos medianos... No se de dónde vienen, en toda Jasperia hay solo cinco o seis familias... Vive con su mujer en el faro, y tiene dos hijos pequeños. Ya lo creo que le gusta el vino ! Es un hombre jovial y muy amable, siempre que puede acude a la Sirena a beber unos tragos... Y me compra un tonel de vino siempre que pasa por Daosh. Una vez al mes a comprar provisiones y airearse un poo.... Sí, señor, por una moneda de oro tendréis un tonel del mejor vino de todo el Trisquel... De verdad espero que no le haya ocurrido nada malo. Vais a atravesar el pantano, señor? Espero que sepáis utilizar bien ese bastón... "

[Si tiene preguntas concretas, puede usted hacerlas cuando quiera, le puedo responder aqui, o por MP. A la gente del pueblo le encanta hablar sobre la jungla, pero todos se muestran preocupados sobre los salvajes... El comerciante le ofrece un pequeño vaso de vino para que lo pruebe. No está mal, pero es algo fuerte. A la gente de aquí le gusta. Parece que Mirval tiene buena reputación en el pueblo. ]

Orden de acción: Gonzalvus, Otto, Narrador.
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Gonzalvus el 10/06/11, 11:30 pm

Luego de las compras y de darle el merecido mantenimiento a los dos katares se dirijió al centro de la plaza. Mientras caminaba recordo viejos tiempos en el gremio, no estaba seguro que sensación sentía, si era aburrimiento, nostalgia, o si estaba, ¿ansioso?.

Continuó el camino hasta llegar a su destino y luego se sentó a esperar a Otto, calculaba no faltaría mucho para que se cumpliera la hora. Mientras veía a la gente caminar por la plaza, la mayoría pesadamente. No sabía nada de Kuzueth, pero imaginaba que la vida alí no era facil. "En ningún lugar es facil", se corrigió a si mismo mentalmente.

FDI: Disculpen por la tardanza y por la pobreza de... emmm, esto. Estoy en uno de esos periodos de "sequía cerebral". Se hace lo que se puede Neutral .
avatar
Gonzalvus

Cantidad de envíos : 80

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Otto Hoenheim el 14/06/11, 06:43 pm

FDI: ¿Sequía cerebral? Es época de exámenes; el cerebro humano da para lo que da.... xDDD

DDI:

"Las historias de aventureros que se adentran en lugares extraños y regresan con montones de tesoros suelen omitir los relatos sobre los aventureros que entraron en el mismo lugar y nunca salieron" solía decir Wolfgang con respecto a las historias de tesoros, y Otto estaba muy de acuerdo. Él se veía a sí mismo con muchas posibilidades de acabar como uno de esos aventureros olvidados.

Otra cosa que sacó en claro es que era mejor que utilizase parte de sus fondos en comprar antídotos contra los animales venenosos de la jungla. Daosh se encontraba cerca de la misma, por lo que no dudaba que alguien en el pueblo se encargaría de preparar remedios. Añadió eso a la batería de preguntas que utilizaba con los lugareños y cuando averiguara dónde se encontraba, se encargaría de adquirir unos cuantos.

Su conversación con el tonelero fue la que más duró de cuantas tuvo, en gran medida por que Otto no estaba muy acostumbrado al sabor del alcohol, y aquel vino le sabía tan fuerte que tuvo que contener la tos cuando lo notó descender por su garganta.

- S...sí, está muy bueno, muchas gracias. - no quería faltar al respeto a su interlocutor por lo que no podía dejar el vaso, así que optó por el mal menor, apurarlo a pequeños sorbos. - Tengo unos cuantos trucos en mi manga, además del bastón, claro. - dijo con una sonrisa. - La última vez que bajó Mirval al pueblo, ¿notó algo raro? Un comentario inusual, un pedido mayor de lo normal...
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Narrador el 15/06/11, 06:35 pm

El comerciante se rascó la cabeza, y pensó durante unos momentos... "No, nada fuera de lo común... Comida para un mes, mi tonel de vino, aceite para mantener encendido el faro... Oh, si, ahora que lo menciona... Compró un centenar de puntas de flecha metálicas al flechero del pueblo, es un semielfo llamado Altadir." Le indicó donde estaba su taller. "Oh, bueno, no recibimos mucha gente envenenada en el pueblo, la verdad es que evitamos el bosque todo lo que podemos. Deanna y su hija llevan la herboristería del pueblo, estoy seguro de que tendrán algo en su tienda. Pero cuando hay algún accidente grave, o alguna enfermedad que exceda los conocimientos de Deanna, es Vallis quien se ocupa de ello. Es el clérigo que está a cargo del templo local. Dirige los oficios y mantiene el culto a la Dama. No le cobra nada a la gente de Daosh, pero sus servicios resultan caros para los extranjeros."

Mientras Gonzalvus paseaba distraídamente, escucho algo de alboroto a su espalda... Un niño de apenas diez años, corría perseguido por otro grupo de chavales algo mayores, que lo amenazaban con gruesas palabras. El infante chocó contra Gonzalvus , y se agarró a sus ropas, mientras el grupo de chicos se detenía en seco, sin saber qué hacer...



En otro lugar, Otto terminaba de agradecer su ayuda al tonelero, mientras pensaba qué hacer ahora.




Para Otto, decidir su próximo movimiento tal vez fuera un plan a mediano plazo, ya que de uno de los callejones, una mano lo atajó, tomándolo del brazo y arrastrándolo de forma violenta hacía el fondo de un callejón.

No era fortuito el movimiento, lo había estado observando todo el día, desde el momento en que empezó a llamar la atención en la taberna. Sabía lo que quería de él y de su amiga, pero a esta la perdió cuando trato de bajar el perfil por dejarse descubrir por el asesino bajito de la capa echada y lenguaje extraño.

Ahora, había seguido cada uno de sus pasos, por supuesto desconocía la conversación pero si sabía que se estaban metiendo en un problema grande y en este momento, lo ultimo que quería eran problemas o tendría que dar demasiadas explicaciones engorrosas a su nuevo “tutor”.

Lo jaló, con toda la fuerza de la que era capaz, pero apoyándose en la destreza y habilidad para solventar cualquier resistencia de su parte. La combinación de ambas resultó en un error de calculo, pues lo hizo impactarse contra el muro de ladrillos con más violencia de la que en realidad quería.

Fue esa la razón por la que se encontró con unos rojos, demoniacos, que lo miraban con el ceño fruncido, sobre una máscara de tela que cubría a su agresor hasta el tabique.

- Tu y yo, tenemos que hablar – dijo una voz femenina, aunque la palabra correcta sería amenazó




Orden de acción: Gonzalvus, Otto, Narrador.



Última edición por Narrador el 14/07/11, 10:43 am, editado 1 vez
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Gonzalvus el 07/07/11, 01:23 am

El asesino escuchó un gran alboroto y, de repente, un tirón en su ropa. Un niño de 10 años o tal vez menor necesitaba ayuda por que un grupo de chicos, de entre 12 a 13 años aproximadamente, lo había estado persiguiendo y amenazandolo con palabras bastante fuertes para su edad.

En cuanto llegaron los perseguidores se detuvieron en seco, les debió de sorprender el atuendo del joven encapuchado y la reacción del niño. Gonzalvus se dió media vuelta quedando cara a cara con el grupo de alborotadores y apartó al pequeño dejandolo detras suyo.

- ¡¿Pero que rayos estan haciendo?! ¡¿Por qué siguen al niño?! - Levantando la voz y pareciendo lo mas severo posible, Gonzalvus imitó a su antiguo maestro mientras miraba seriamente a los chicos delante suyo. - Goftanam, ¡¿Por qué perseguían a este pobre niño?! -

Gonzalvus no sabía tratar con los niños pero de lo que recordaba de su niñez eran los estrictos sermones que su maestro le daba cuando con Brüne (En realidad, siendo arrastrado por Brüne), hacían desastres en la primera casa de asesinos donde se hospedaron.
avatar
Gonzalvus

Cantidad de envíos : 80

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Otto Hoenheim el 09/07/11, 12:01 am

- De acuerdo, muchas gracias por su ayuda, buen hombre. - y dejando el vaso vacío apoyado en el tonel sobre el que estaban hablando añadió. - Y por el vino. Le daré cuenta a Mirval de su preocupación cuando le encontremos, no se preocupe.

El siguiente paso era sencillo, se encaminaría a la tienda de Deanna a por algún remedio curativo por si alguna criatura venenosa conseguía superar el cuero basto de sus botas o de las de Gonzalvus y, a continuación, se dirigiría a la flechería de Altadir. Si Mirval había decidido aprovisionarse de munición, era probable que notara algo preocupante antes de que llegaran a aquella situación y el armero elegido tenía muchas posibilidades de haber oído algo al resp....

- ¡Woah! - Fue cuanto pudo exclamar mientras su línea de pensamiento era bruscamente interrumpida por un tirón que le sacaba de las vías principales; tan brusco de hecho que hizo saltar pequeñas nubes de vapor de sus pistones, sin embargo su función era desviar proyectiles y golpes, no habían sido pensados para evitar presas.

- Uff...- fue lo siguiente que dijo cuando su espalda dio contra el muro con brusquedad. A aquellas alturas, la pequeña vocecita que le había recomendado quedarse al margen parecía tener más razón que nunca; y lo siguiente que susurraba al oído del chico también sonaba agradablemente sensato. "Corre". El problema era... que aquello no parecía factible.

Los ojos rojos de su asaltante se encontraron con sus ojos casi negros; su ceño fruncido contra la expresión de cervatillo que se encuentra de repente frente a un caballo al galope de Otto. El resultado era claro.

- Por favor, no tengo apenas dinero, pero se lo daré gustoso... no me haga daño, por favor. - Dijo lastimeramente.

No, desde luego, Otto no era el prototipo de héroe; al menos carecía del coraje que los caracteriza.
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Narrador el 14/07/11, 10:41 am

Los jóvenes rodeaban a Gonzalvus y al más pequeño, y parecían no saber qué hacer. "¿Pero que rayos estan haciendo?! ¡¿Por qué siguen al niño?!". Levantando la voz y pareciendo lo mas severo posible, Gonzalvus imitó a su antiguo maestro mientras miraba seriamente a los chicos delante suyo. "Goftanam, ¡¿Por qué perseguían a este pobre niño?!"

En ese momento, y todos a una, cada uno de los pequeños salió corriendo en una dirección diferente, incluido el infante que se agarraba a los pantalones de Gonzalvus, como si todo obedeciera a un plan preestablecido. El “pobre niño” había tenido tiempo de meter las manos entre las ropas del asesino, y así robar uno de sus preciados katares. Lo lanzó por el aire a las manos de otro chiquillo, que lo recogió con presteza, y se internó corriendo y evitando gente en la plaza del mercado. Los demás muchachos habían desaparecido, cada uno en una calle diferente. *

Lejos, en otro de los callejones… El asaltante no era mucho más alto que Otto. De hecho, era algo más bajo, incluso, tal vez una cabeza menos que el joven mago. Pero lo atenazaba con fuerza, y sus ojos rojos y brillantes lo miraban con severidad. Apretó aún más su presa, y lo estudió con detenimiento...

"Por favor, no tengo apenas dinero, pero se lo daré gustoso... no me haga daño, por favor.", Dijo lastimeramente. Otto no oponía ninguna resistencia. Y entonces la voz femenina volvió a hablar.


Mantuvo la mirada de una forma pesada e incómoda sobre el muchacho por un momento. Veía su miedo y por un momento Otto vería en los del asaltante diversión, pese al entre ceño fruncido. Sin embargo, esto no disminuyó en lo absoluto lo amenazante de la situación.

- Daño? – repitió con sorpresa y entonces sus ojos sí sonrieron con malicia – Eso depende de cuánto dinero traigas – se acercó otro poco a él, con clara intención de intimidarlo – de cuanto se trata ese poco de dinero? – parecía estar molesta por el descubrimiento de la pobreza de su víctima, quizá fue por eso que, mientras una mano le sostenía de la base del cuello contra la pared, la otra se ocultaba en su espalda a la búsqueda de algo; dada la situación, no era de extrañar que se pensara que sacaría un arma más persuasiva que sus palabras.


* Por la Dama, maese Gonzalvus... Que levanten la mano los que ya sabían que iba a ocurrir ESTO... Alguien ha jugado poco rol aquí... :\
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Gonzalvus el 14/07/11, 10:51 pm

En el momento en que el katar se deslizó por su funda el asesino se dió vuelta en seguida y el niño pequeño se vió obligado a pasarle su botín a otro chico, el cual el encapuchado alcanzó facilmente. Ese niño corría rápido, pero Gonzalvus reaccionó aún más rápido y luego de algunas zancadas lo tomó por el brazo, en el cual estaba sosteniendo el katar, y se lo quitó rapidamente.
Todos los chicos se dispersarón por diferentes calles y no aparecieron mas. Gonzalvus soltó al niño y lo dejo irse también. No llamó mucho la atención este acontecimiento, parecía que no era raro allí.

Gonzalvus siguió su camino hacía el puntó de reunión y esperó un largo rato. Al ver que no llegaba decidió ir en su busqueda, lo cual, pensó Gonzalvus, no sería muy dificil dado el aspecto tan peculiar de Otto.
Caminó por la ciudad preguntando por un chico alto, algo desgarbado y con una toga extraña y una cicatriz en su ceja. Las instrucciones que le dieron lo llevarón hacia un tonelero, el cual le dijó que Otto se dirigía al taller del flechero Altadir y le indicó su dirección.

Al llegar, éste le dijo que no vió a ese chico, que nunca llegó. El asesino dio algunas vueltas por la zona pero no encontró a su acompañante, lo cual hizo que se comenzase a preocupar un poco.
- ¿Dónde estará Otto? - se preguntó a si mismo mientras rehacía nuevamente el camino hacia el tonelero.
avatar
Gonzalvus

Cantidad de envíos : 80

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Otto Hoenheim el 18/07/11, 09:11 am

FDI: *Levanta la mano. -El clásico recurso del carterista... ¿cuántas veces habré picado en ese truco?
XD

DDI:

Otto estaba asustado; ya desde pequeño, siempre había sido poco firme a la hora de encarar los problemas y, por tanto, fácil de intimidar. Todo ello pese a que su gran estatura, incluso de niño, le hacía tener que mirar hacia abajo para estar cara a cara con sus agresores; su delgadísima complexión compensaba tal ventaja. "Espárrago" o "espiga de trigo" eran sólo dos de los muchos apelativos poco amistosos con los que los matones de su pueblo se burlaban de él.

Pero ser fácil de asustar también tenía un lado positivo: se acaba desarrollando un instinto para salir indenme de esas situaciones. Si su atacante pensaba que era la primera vez que se encontraba en una situación como aquella estaba tristemente equivocada. Por alguna razón, ese pensamiento hacía poco por animar a Otto...

-To...Toma, esto es todo lo que tengo.- tartamudeó mientras rebuscaba en uno de sus bolsillos. De él extrajo una pequeña esfera metálica de cobre, de más o menos el tamaño de un puño; la movió un poco para que escuchara el inconfundible sonido de metal contra metal y se la lanzó con suavidad...

...Claro que él nunca dijo que ese tintineo fueran monedas. En aquel momento, pese a su aterrado semblante, tenía toda su fe puesta en dos de sus inventos. Confiaba en la AturdeBrutos que acaba de entregar a su agresora y que debía detonar en cualquier segundo; y confiaba ciegamente en el aislante de su abrigo y sus válvulas de vapor, para que sólo ella recibiera las descargas aturdidoras y él pudiera poner pies en polvorosa.
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Dulfary el 18/07/11, 05:35 pm

Estaba casi segura de haberle visto, en la taberna de la Sirena, que tenía una bolsa con dinero, no una esfera. Ajena a que se tratara de un truco, retrocedió un poco ante el lanzamiento, por poco la deja seguir derecho, pero si algo tenía, era educación, así que retiró la mano de su espalda para atraparla y le regresó la esfera a su mano, sujetándola con la propia.

- No, a ver, DI. NE. RO. No juguetes. Monedas, plata, cobre, or… no, oro no, o tal vez sí, pareces un buen chico, dinero. Y… - su mirada, rojiza, se hizo predadora – yo sé que sí tienes dinero, así que atente a lo que te conviene – le quitó la esfera, la examinó ante sus ojos y la botó por encima de su hombro hacia el fondo del callejón como si en efecto fuera un juguete, dejando de nuevo la mano en su espalda, lista para sacar la tan temida arma.

- Sé lo que pretendes hacer, sé a dónde se dirigen tú y tus dos amigos, si es que la chica regresa, así que no te hagas el tonto conmigo. Tengo aquí dos – sacó su mano de atrás y mostró dos tubos alargadas – dos rollos mágicos que a mí no sirven pero a ustedes sí y que son mi bol… - soltó un respingo y dio un salto al costado de Otto, casi arrastrándolo con ella.

No había sido ofensivo, había sido protección, protección para él. El estallido de la esfera la había tomado por sorpresa, de hecho la asustó. La descarga le erizó los vellos, quizá fue la antesala, lo que la hizo reaccionar en alerta antes de la explosión. El haberse quitado a tiempo, pero sobretodo el haber querido proteger a Otto, fue lo que la salvó de ganarse la descarga ella misma.

Sentía el corazón en la garganta, esta aturdida, no por la descarga, sino por la situación, por lo que había ocurrido.

- ME ATACASTE!!!! – lo acusó en un tono más bien infantil, señalándolo agresivamente con el dedo – yo te quería ayudar y tu me atacaste!!! – lo gritó molesta, inmaduramente enojada, al punto de descubrirse la cara para poder gritarlo más a gusto – ERES UN TONTO!!! – y entonces, lo golpeó en el hombro, ajena a la reacción que tendría el invento que lo protegía.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Narrador el 18/07/11, 05:58 pm

Esto merece una banda sonora:

Spoiler:

Otto dejó caer una pequeña bola metálica en la mano de su agresora. Ella la miró sorprendida, antes de lanzarla por detrás de su hombro... Cuando trataba de explicarle el motivo por el que lo había abordado, Dulfary escuchó un 'click' a su espalda. Sin pararse a pensar, cubrió con su cuerpo el de Otto, al tiempo que el aturde-brutos detonaba detrás de ella. ¡¡¡ BOUM !!!


La explosión la hizo zarandearse, pero no cayó al suelo. - ME ATACASTE!!!! – lo acusó en un tono más bien infantil, señalándolo agresivamente con el dedo – yo te quería ayudar y tu me atacaste!!! – lo gritó molesta, inmaduramente enojada, al punto de descubrirse la cara para poder gritarlo más a gusto – ERES UN TONTO!!! - y entonces, lo golpeó en el hombro, ajena a la reacción que tendría el invento que lo protegía.

Y el invento reaccionó. Varios chorros de vapor salieron de las pequeñas válvulas de vapor que cubrían el hombro del abrigo de Otto, acertando en pleno rostro a Dulfary, y haciendola caer sentada sobre su trasero, con su media melena totalmente desordenada. "¡¡¡ANIMAL !!!" , gritó ella de nuevo, al tiempo que arrojaba con fuerza uno de los estuches de pergaminos, acertando justo entre los ojos del mago.

En ese momento, Gonzalvus apareció en el otro extremo del callejón, contemplando perplejo la escena.


Orden de actuac... errrr... perdonen, todavía me estoy riendo... errrr.... Gonzalvus, Otto, Dulfary, Narrador. Solo falta que aparezca en escena Leob disfrazado de gorila, y Dalatar persiguiendolo con la vara en la mano...


avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 154

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Gonzalvus el 21/07/11, 04:28 am

El asesino seguía buscando a Otto, cuando de repente llamó su atención, una luz y una exploción, provenientes de un callejón. (FDI: AAAAH!!! MUCHAS RIMAS!!!!!)
Al acercarse se asombró al ver a su compañero y a la chica de la capucha negra tirados en el suelo.

Esta última comenzó a gritarle al inventor y se descubrió el rostro para hacerlo mas comoda. Se levantó y lo golpeó en el hombro, lo que desencadenó un chorro de vapor dirigido casualmente a la cara de ella. Cayó al suelo sentada y algo despeinada. Al grito de "¡ANIMAL!" le tiró un estuche el cual le dió en medio de los ojos al pobre mago.

A Gonzalvus la situación le parecía bastante curiosa, hasta cómica. La de los ojos rojos ya no parecía aquella figura oscura que lo había amenazado con un cuchillo en la garganta, es más, hasta había dicho que los quería ayudar.

- Xub, podrían decirme ¿Qué esta pasando aquí? - preguntó confundido Gonzalvus, levantando una ceja.

FDI: ¡Estoy harto de hacer este post! Esta es la tercera vez que lo escribo. Las primeras dos fueron borradas por un pequeño error mío.


Última edición por Gonzalvus el 25/07/11, 08:27 pm, editado 1 vez
avatar
Gonzalvus

Cantidad de envíos : 80

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Otto Hoenheim el 23/07/11, 09:22 pm

La situación se volvía (aún más) surrealista por momentos.

Todo había comenzado con su truco con la AturdeBrutos; por un instante temió sinceramente por su vida, cuando ella le devolvió el invento; las piernas temblaban levemente al pensar que ella no se había tragado el truco de las monedas en el interior del orbe, pero antes de que tartamudeara una explicación, ella la arrojó descuidadamente a su espalda. Con eso bastaría...

Pero entonces, un nuevo giro inesperado; con el casi inaudible click del mecanismo de la esfera, ella reaccionó protegiéndole. De hecho, el que le sujetara para ponerle a cubierto, fue lo único que evitó que el chico aprovechara la distracción para salir huyendo como había planeado. Seguía "capturado" por la ladrona cuando...

De nuevo, la reacción de la joven le tomó desprevenido. ¿Le estaba reprendiendo? ¿A él?

- ¡Oh, perdóname por intentar defenderme de alguien que me asalta de improviso, me amenaza y según todo lo que podía saber, iba a sacar un arma! - respondió casi en el mismo tono inmaduro.- ¿Qué otra cosa esperabas que hiciera, invitar a té?

- Si querías ayudarme, podías haberme abordado de manera menos... ¡No hagas eso!- intentó advertirla, pero era demasiado tarde. Un movimiento brusco contra su hombro, un leve chasquido y WHOOSH.... Y como guinda, el vapor había cambiado radicalmente el peinado de la chica.

Aunque mejor dicho, como guinda, su disculpa se vio bruscamente interrumpida por el impacto de un tubo entre sus ojos.

- Ayyyy.... Pe... ¡pero si ahora yo no hice nada! - contestó viendo aún estrellitas por lo sensible de donde golpeó el tubo. - Eso duele...

Acariciándose suavemente el entrecejo dolorido con una mano, le tendió la mano a la chica, para ayudarla a levantarse. - Mi nombre es Otto, ¿qué tal si damos esto como un enorme malentendido y lo olvidamos?

- ¡Gonzalvus! Parece que he encon...bueno sería más exacto decir que alguien que puede ayudarnos me ha encontrado
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Dulfary el 25/07/11, 01:44 am

No esperaba que eso pasara. Que el muchacho se defendiera, que la golpeara, la apartara, que gritara, tratara de huir, cualquier cosa, que pasara cualquier cosa, pero no aquello que en realidad ocurrió.

Que su ropa reaccionara y la agrediera como respuesta por su golpe, con una lluvia de vapor, era algo que estaba muy remotamente lejos en su imaginario. Le dio en la cara, la envió al piso y realmente lo ultimo que le preocupó fue su peinado. Estaba impactada, pero el shock duró muy poco.

- ¡¡¡ANIMAL !!!" - gritó ella de nuevo, al tiempo que arrojaba con fuerza uno de los estuches de pergaminos, acertando justo entre los ojos del mago. Ella sólo quería ayudarlo, salir del asunto de los pergaminos mágicos que a ella no le servían, no quería asustarlo, se sintió afectada emocionalmente, parecía ser un buen chico de pronto resulto no solo ser alguien muy extraño sino prácticamente un fenómeno que no sólo la reprendía sino que la había agredido con la ropa, por muy particular que eso resultara.

Sintió ganas de llorar, pero en lugar de eso reaccionó de nuevo de forma agresiva.

- Cual arma??? yo no he sacado armas!! - protestó ante su amable intento por iniciar de nuevo y sintió como las lágrimas llegaban a sus ojos.

- No sé - prácticamente hizo un puchero, mientras sus dedos hacían un esfuerzo poco determinado por peinarla de nuevo - me pegaste y me quisiste hacer daño con lo que sea que me diste, de verdad creí que tu eras una pers.. -

Justo a la mitad de la palabra, quizá un poco antes, se le erizó el nuca y una sola palabra vino a su mente ~ asesino ~ pensado y hecho, en la boca del callejón apareció el señor pequeño de capucha, la expresión aniñada y angelical de Dulfary desapareció para dar paso a una mas decidida y prevenida. Con un solo movimiento, estuvo de pie, en guardia y ahora si había sacado un arma, lista para defenderse, no del chico (aunque ahora era consciente que también él era una amenaza, diferente, pero amenaza), sino del llamado Gonzalvus.

un cuchillo romboidal, con filo en ambos lados de la hoja, con símbolos extraños grabados en él.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Lohengrin el 26/07/11, 08:12 pm

Como quiera que ustedes solos están llevando el peso de la acción, el Narrador no cree necesario intervenir en este turno, así que les ruego que continúen. Maese Otto tiene en un MP buena parte de la información que necesitan uds para seguir la partida...

Por cierto, Señor Mago, si su augusta persona se digna a descifrar los rollos que le ha lanzado Dulfary, descubrirá dos pergaminos con el conjuro "Telaraña" (que no valen gran cosa, aunque para un apuro pueden ayudar), y uno de "Dominar Monstruo" (ese sí podría resultar muy util). Cada pergamino resulta destruido después de ser utilizado, y no se pueden aprender. Estaré de vacaciones, pásenlo bien, y no se me acuchillen demasiado. Smile ]

Orden de acción: Gonzalvus, Otto, Dulfary. Si quieren seguir luego en el mismo orden, tienen mi venia.

Atte: El sexy Narrador Lohen. :\
avatar
Lohengrin

Cantidad de envíos : 1179

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Gonzalvus el 27/07/11, 04:15 am

Gonzalvus se había imaginado algunas reacciones que la chica podía haber tenído, pero esa en especial lo sorprendió e hizo que por reflejo desenfunde sus dos katares y se ponga en posición defensiva. No lograba entenderla, dado que por momentos parecía una chica normal y hasta cómica y por otros su mirada se endurecía y se volvía, nuevamente, la chica de la capucha negra.

- ¡Gonzalvus! Parece que he encon...bueno sería más exacto decir que alguien que puede ayudarnos me ha encontrado - Dijo Otto antes de darse cuenta que la chica estaba empuñando un cuchillo y en guardia.

- Otra vez nos encontramos - Dijo Gonzalvus seriamente. - Por favor, podrías bajar ese čâqu, alguien podría salir herido -Y con esa advertencia no se refería exactamente a su persona o a Otto.

El encapuchado se preparó para recibír el posible ataque de la chica de los ojos rojos, y, en lo posible, intentar dejarla fuera de combate hiriendola en las piernas o en los brazos.
avatar
Gonzalvus

Cantidad de envíos : 80

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Dulfary el 10/08/11, 01:45 pm

A Otto se le había dejado prácticamente con la mano estirada, con la conversación iniciada y con un golpe entre los ojos. En medio de dos personas armadas. Lo que lo hacía un buen momento para hacerse a un lado sin llamar la atención.

- Ja!! lastimar?? Ten cuidado con tus palabras que esto no es ningún copo - irreverente, le apuntó con el arma. Osada si, suicida no. No lo atacaría hasta que fuera necesario, hasta que el intentara agredirla.

Su mirada se desvió a los katares. El escalofrío que le recorrió la nuca no fue una sorpresa. No era la primera vez que veía uno de esos y cada vez que los veía, había sido en manos más que expertas, así que sabía que esta no sería la excepción. Estar a la defensiva era lo mejor que sabía hacer y lo que más ventaja le daba.

Ignoró por completo la forma en que el tal Otto luchaba por abrir el tubo en el que estaban los rollos con magia.

- Baja tú esas cosas si no quieres problemas - amenazó, haciendo girar el arma en su mano hasta quedar en una pose perfecta para defenderse o atacar, segun fuera su decisión, moviendo el pie ya no en guardia, sino presta para pasar a la acción.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Gonzalvus el 15/08/11, 12:30 am

Gonzalvus, luego de darse cuenta de su propia reacción, relajó su pose defensiva hasta dejar colgando los brazos.

- Espera, realmente no busco problemas contigo - Dijo el asesino - Y alguien que busca problemas no haría esto - Soltó los katares y se alejó un paso de ellos, mirandola directo a los ojos.

Recordó una de las enseñanzas mas importantes que su maestro Athavulfus le había inculcado, no siempre la violencia es una opción. Casi podía verse a si mismo cuando tenía 15 años y se la pasaba luchando contra todos. Recordaba que ese día al fin había podido vencer a un estudiante que lo molestaba hace mucho y cuando le contó a su maestro, este lo reprendió. Gonzalvus se escusó diciendo que el otro había empezado primero a lo que su maestro respondió "Ojo por ojo y todos nos quedaremos ciegos".

FDI: Bueno, disculpen por haber tardado tanto y si los desilucioné con la respuesta. Se hace lo que se puede.
avatar
Gonzalvus

Cantidad de envíos : 80

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sin título. Aún]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.