Censo
Últimos temas
» Adonde me lleven los sueños
04/04/18, 08:55 pm por Lisandot

» Sentimientos encontrados
22/02/18, 10:03 pm por Songèrie

» El fin de un viaje y el comienzo de otro.
04/02/18, 03:16 pm por Florangél

» Vini, saquei, marchi
30/01/18, 06:23 pm por Narrador

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/01/18, 06:01 pm por Narrador

» Trama 3 . Se reclutan piratas y maleantes varios
30/01/18, 05:58 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Obras cortas y no tan cortas

Ir abajo

Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Talinthraxus el 24/06/11, 06:35 pm

Primero que nada, HOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Navegando un poco en el barco que quizás le robe a los invasores de Shamataw, llegué a este subforo dedicado a los relatos.

En esta primera oportunidad, quisiera dejarles un pequeño cuento o relato que escribí hará cosa de dos años. Se titula LA ESPERA. Ojalá resulte de su agrado.

Spoiler:
La gente miraba el banco vacío de la estación del ferrocarril. Sentían esa extraña melancolía de quien se despide de un amor que verá a la semana siguiente. Aún la sentían allí. Claudia solía sentarse allí a mirar el horizonte. Había muerto tras 15 años de amarga espera.
Una joven, llamada Viviana, se había convertido en su mejor amiga. A ella le había revelado Claudia que esperaba a un hombre que no conocía. Ese hombre no llegaría en el tren, como lo hacían todos. Él vendría a pie, atravesando la inmensa llanura.
Viviana miró el banco vacío. Ya nadie se sentía allí, como una señal de respeto a la memoria de Claudia. Había quien aseguraba que su espíritu seguía allí, esperando. Recordando a su amiga, Viviana dirigió su vista a ese horizonte que Claudia solía observar tan detenidamente. Le pareció escuchar pasos desde el banco, que se dirigían a la llanura. Supuso que sólo se trataba de su imaginación, pero al observar nuevamente el horizonte, su corazón se aceleró súbitamente. Se distinguía la figura de un hombre, un hombre que, a pie, atravesaba la inmensa llanura, rumbo al pueblo. Sin que ella lo notara, los ojos de Viviana se humedecieron y una sonrisa iluminó su rostro.

Bueno, en este momento no escribiré mucho porque este telado que me tocó tiene un problema con los números de la parte alfanumérica -sólo andan el 5 y el 6 -y cada tanto escribe algún 0 rebelde. Está mal este teclado... Bueno. Volveré pronto para compartir algún otro cuento o quizás también alguna poesía.
avatar
Talinthraxus

Cantidad de envíos : 44

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 09:54 pm

Hace tiempo no pasaba. Este es un poema que tengo datado del 27 de mayo del 2009, pero es unos días más viejo. Me lo inspiró la persona en cuyo honor creé el nombre "Daliny". Ojalá les guste

Poema #1
En mi exterior te veo
En mi interior te siento
En la distancia te observo
En el tiempo te recuerdo
A menudo pienso que te quiero
Y luego creo que te aborrezco
Me pregunto qué es lo que siento
Y por qué te echo de menos
Si se supone que todo lo cura el tiempo
Pero aún estás en mis pensamientos
Todavía te extraña mi cuerpo
¿Adónde se fueron tus besos?
Ya se apagó todo ese fuego
No sé qué hacer con esos momentos
¿Cómo perderlos si no los tengo?
¿Cómo abandonarlos en un lienzo?
¿O cómo hago para perderlos
Después de escribir estos versos?
¿Cómo conservar mi silencio?
Te estoy siendo sincero
Hasta hoy me desgarro por dentro
Quiero romper por siempre el sello
Con el cual me hiciste prisionero
Quiero alzar la vista al cielo
Y olvidarme de este cuento
De este mito loco y bello
Que vaga por mis sentimientos
Y me hace sentir un pobre perro
Que desde el día de su nacimiento
Fue día y noche un callejero
Que enfrentó al más frío invierno
Y recorrió el mundo buscando un dueño
Pero de tanta tristeza quedó ciego
Mi llanto ahora está seco
Porque mientras escribo todo esto
De a poco lo voy entendiendo
Y ahora al fin comprendo
¿Cómo pude ser tan necio?
Abandoné todos mis proyectos
Para emprender sólo los nuestros
Pero ahora ya no te encuentro
Mi corazón me estaba diciendo
El error que estaba comentiendo
Por cruzar ese hermoso sendero
Y aquel misterioso velo
De repente me encontré en el suelo
Más de una persona me creyó muerto
Pero no caigo sólo con eso
Supuse que debías saberlo
Olvidaste que sé levantar vuelo
Que en el alma un fénix llevo
De las cenizas siempre vuelvo
Y acá estoy, hablándote de nuevo
Pero en un momento me detengo
Pues no sé qué estoy escribiendo
Ahora sí que lo recuerdo
Y sé por qué ya no te tengo
Sé adónde huyeron tus besos
Y por qué se apagó ese fuego
Veo tus ojos y no creo
Que algo de todo esto sea cierto
Quizás nada sea verdadero
Hoy me alcanzó tu perfume, el viento
Y acaricié tu sedoso cabello
Reluciente como un impecable espejo
Y contemplé tu cuerpo perfecto
Pero sé que a pesar de esto
No eres más que un bello sueño
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 09:56 pm

Esto no me acuerdo bien por qué salió, pero data del 24 de febrero del 2010

No lo quisimos, pero pasó.
Intentamos evitarlo, pero ocurrió.
No lo dijimos, pero se escuchó.
Quisimos apartarlo, pero volvió.
Intentamos ocultarnos, pero nos vio.
Nos resistimos, pero nos manipuló.
Debíamos vencerlo, pero fue más fuerte que los dos.
Y ahora, toda una contradicción.
Queremos tenerlo, pero él nos dice NO.
Y por mucho que lo lloremos, sabemos que ya se murió.
No sirve que me extrañes, si ya no estoy junto a vos.
¿De qué me sirve soñarte, si sé que sos una ilusión?
¿De qué me sirve amarte, si sabemos que lejos estamos mejor?
En resumen querida mía, ¿para qué verte en el Sol?
Si sé que cuando suspiras, lo haces por otro amor.
Que no te da lo que te ofrezco, no te quiere como yo.
Pero que a pesar de maltratarte, tiene consigo tu corazón.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:00 pm

Este texto surgió en 5 minutos, el 15 de marzo del 2010. Como puede deducirse, alguien que aparentemente me quería actuó como si nunca me hubiese conocido.

La vida te cruza con mucha gente, con la mayoría de las cuales no tenés trato alguno. Te pone en el camino amistades, noviazgos, vínculos familiares, relaciones que muchas veces no parecen tal cosa. Pero, ¿qué pasa cuando el tiempo se mete en el medio de una relación que parecía buena? Me refiero a esas relaciones que solamente se ven "interrumpidas" por el tiempo, ya que ninguno de los integrantes de la misma hace algo como para que la relación se destruya.
Creo que estas interrupciones que pone el tiempo son lo que revela la verdadera naturaleza de cada ser. Aquel que te hacía sentir bien de repente te hace sentir que nunca pasaste por su camino; aquel que te ninguneaba de repente se da cuenta que te quiso, y que está feliz de volver a verte. ¿Es necesario que deban pasar meses o años sin verse para que la gente se dé cuenta de lo que significan los demás en su vida? ¿O es todo una enorme farsa del destino que solamente quiere que nos invada esa sensación de seguridad para después volver a estrellarnos contra la soledad?
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:02 pm

Siempre tuve un aprecio especial por los guerreros medievales, y creo que me hubiese gustado ser uno. Por esa razón, este texto se llama "El último aliento del guerrero"
22 de abril del 2010

Quiero pedir perdón a todos aquellos que aportaron su granito de arena para que yo logre vencer en esta guerra. Temo que ella tuvo razón aquella noche, y por más que después me haya dicho "Olvidate de lo que te dije, es mentira" yo me vi forzado a desmostrarle lo equivocada que estaba. Hice todo lo que estuvo a mi alcance para seguir adelante, inclusive me refugié en un sueño al ver que las fuerzas que el mundo real me brindaba no eran suficientes. Busqué apoyo en alguien que mi mente creó, alguien que sólo existe cuando yo la nombro, pero sólo será real el día que logre cumplir el único sueño que me queda en la vida. Pero aún falta mucho para concretarlo. Hasta entonces, sólo será una persona que nunca fue, pero me hubiese encantado que sea. Un sueño que se destruyó. Algo que jamás fue, pero sin embargo allí estuvo.
Resulta extraño y de nada me sirvió. Llegué hasta la puerta del castillo, logré abrirla con la ayuda de todos, pero adentro me encontré con un ser que podría denominar "Realidad". Creo que estaría de más decir que no hubo ningún tipo de chance. Pero ya lo dije. Sabía que mis probabilidades de vencer eran prácticamente nulas, pero quizás existía una chance del 0,001% para vencerlo. Si me rendía sin luchar, nunca sabría si lo hubiese vencido, me quedaría con esa duda para siempre, y no me hubiese perdonado dar marcha atrás. Luché, y caí derrotado. Intenté levantarme, pero ya no me quedaban fuerzas. Aquellos que me acompañaban ya no pudieron levantarme. Caí, mi vida fue perdonada a cambio de jurar que ya no volvería a ese castillo a buscar aquello que buscaba. Con la escasa energía que me quedaba, lo medité. ¿Servía estar vivo si eso significaba fallarle a quien me esperaba allí adentro? Estuve a punto de rechazar la oferta y atacar, para morir luchando hasta el final, pero no pude. Sentí una mano cálida en mi hombro, al levantar la vista vi que había gente rodeándome. No estaba solo. Una voz le respondió al ser que oficiaba de verdugo. Esa voz no pertenecía a ninguno de mis acompañantes. Era mi voz, pero no era yo quien hablaba. Mi voz respondió: "Acepto irme. Pero en algún momento regresaré. Seré más fuerte y te derrotaré". Una brisa me relajó, cerré los ojos y desperté. Pero ya no era el mismo. Algo en mí había cambiado. Despertó aquel que murió aquella noche donde empezó esta guerra.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:03 pm

11 de junio, una fecha marcada por muchas cosas. Este texto se escribió ese día, del año 2010

Un año ya... si pudiese decirle a ese pibe que fui hace un año que todo terminaría bien, que no sufra, hubiese sido mucho más lindo llegar a los 19.
Pero también sé que no me hubiese identificado con ciertas canciones que hoy me encantan, como "Al vacío", u "Otro camino". Y debo dar las gracias a Movistar por querer cagar a Fer, y a Fer por enseñarles a no meterse con él. A Fede porque gracias a él conocí a Fer. A mi viejo, porque si no hubiese sido tan pelotudo como para dejarse dominar por su aguijón quizás yo no hubiese conocido a Fede, por ende a Fer, por ende no hubiese tenido el internet gratis desde un celular, y por ende jamás hubiese mandado esa solicitud. Y muy probablemente hoy me sentiría mucho más solo.
Gracias a todos los que están.

Miro de frente a mi corazón. Él sabe lo que pienso. Quisiera tener el poder de modificar lo que siente, de que me obedezca, pero no hay caso... el corazón es estúpido. Le explico que cómo puede ser que una persona que no me conoce sea capaz de ver aunque sea una silueta de lo que él dice, que alguien que jamás nos conoció sea capaz de regalarnos una sonrisa renovadora. Y él, sigue empecinado, encaprichado, mirando para ese lado. A veces pienso que la única solución es arrancármelo y demostrarle que no va a poder solo, que no puede sin mí.
¿En qué se basa este estúpido corazón para sentir así? ¿De dónde sacó esa idea de que algún día alguien podría escuchar ese código morse con el que habla? ¿Quién le dijo que alguien podría entender sus latidos?

Ya ha pasado un año. Un año desde que empezó esta suerte de capricho del que ya no puedo sacarlo. No quiere salir, aunque sabe que se está quemando, que está sufriendo. Logré convencerlo de que sentía otra cosa, durante algunos meses, pero sin embargo, está convencido nuevamente y camina ciego hacia un lugar que no sabe adónde queda. Sueño con el día en que él sea capaz de ver la verdad. Estoy de acuerdo en que lo que él hace no es algo que haga cualquiera, pero no voy a acompañarlo esta vez. No estoy de acuerdo. Si tiene que salir bien, bienvenido sea. Si tiene que salir mal, ahora tengo de dónde agarrarme para no caer a la nada.

Vencer al demonio del invierno es muchísimo más fácil que hacer reaccionar a tu propio corazón. Y existía un trato. Durante un mes... Ya casi estamos por la mitad y todavía nada. Casi un acto de cobardía. Porque estoy seguro de que mi corazón es muchísimo más adorable que mi mente. El problema es que mi corazón suele amar muy rápido, ya que es estúpido. Mi mente no ama a nadie aún. A duras penas quiere. Mi corazón olvida y ama otra vez. Mi mente no olvida, y muy rara vez perdona.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:05 pm

El 11 de julio del 2010, ya con 20 años, mi mente creó este poema que fue adaptado para convertirse en canción, a pedido de un amigo.

Mundo de fantasía
Recorre nuevamente ese sendero
Donde ella lo vio la última vez
Desea haber podido decirle "Te quiero"
Pero ya es tarde y no se volverán a ver

Se refugia en un mundo que él mismo imagina
En el que siempre la mira a los ojos
Y le recita al oído cada una de sus poesías
Sus acordes lo ayudan a no sentirse tan solo

Se refugia en un universo de eternas melodías
Vive en un mundo perfecto donde no hay heridas
Un jardín encantado repleto de fantasía
Donde la magia no es cuento y la felicidad no es utopía

¿Por qué no lo dejan soñar que ese lugar existe?
¿Por qué lo intentan sacar? Ahí es feliz
¿Por qué no pueden entender que allí es donde vive?
Déjenlo en paz, que allí puede al menos sonreír

Ya no se esfuercen por recuperarlo
A él no le interesa regresar
Entiendan que luchan en vano
Él nunca abandonará ese lugar

Se refugia en un universo de eternas melodías
Vive en un mundo perfecto donde no hay heridas
Un jardín encantado repleto de fantasía
Donde la magia no es cuento y la felicidad no es utopía

Déjenlo vivir en ese universo
Allí él es feliz, es su propio cuento
Un mundo musical de dulces sinfonías
Ni la soledad podrá extinguirlas

Se refugia en un universo de eternas melodías
Vive en un mundo perfecto donde no hay heridas
Un jardín encantado repleto de fantasía
Donde la magia no es cuento y la felicidad no es utopía

Vive en un mundo que roza la perfección
En un cuento de hadas que su mente inventó
Donde la vida y la distancia no pudieron con los dos
Una fantasía en que ella no se marchó
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:06 pm

Este poema fue escrito en el 2009, pero fue leído recién el 20 de julio del 2010 por la persona que lo inspiró. Cosas de la vida que separan a la gente...

A tu amistad
Aunque quizás no sea cierto
Hay algo que hoy debo decirte
Aunque estemos lejos
Aunque quizás esto no existe
Yo sé que te quiero
Nadie logró lo que en mí hiciste
Lo mucho que te debo
Sólo puedo devolverlo permaneciendo firme

Un fénix en el alma
Un dragón en el corazón
Mi vida no se apaga
Por vencido no me doy
La guerra nunca acaba
Pero hoy sé que cuento con vos
El enemigo siempre avanza
Pero solo ya no estoy

Luchando hasta el final
Dando lo mejor que guarda mi ser
Y si vos estás acá
Sé que no me van a vencer
Defendiendo lo que significás
En mi corazón y en el mundo que temo perder
Dispuesto a siempre pelear
Y a levantarme siempre luego de caer

Marcaste mi vida
Iluminaste mi camino
Me revelaste el poder que escondía
Desde el día en que supe que aquel niño
Del que el mundo se reía
Puede derrotar al acechante peligro
Que aguarda en cada esquina
Me ayudaste a vencer a mi destino

No sé por qué te conocí
No sé hacia dónde va mi rumbo
Me hiciste volver a sonreír
Cambiaste mi forma de ver el mundo
De pie a tu lado hasta el fin
Desde que te conocí ya por nada me derrumbo
Y aunque nadie te vea aquí
Y estemos lejos ambos estamos juntos

Hoy te siento en mi interior
Aunque no puedo verte a mi lado
Estás en el más profundo rincón
De mi ser y el gran aprecio que te guardo
Es algo que anida en mi corazón
En donde ocupás un gran espacio
Conocerte estimuló mi valor
Gracias por la hermosa amistad que me has brindado.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:09 pm

El 19 de septiembre de 2010, nació este texto, que habla de uno de mis proyectos personales más anhelados, y también habla un poquito de septiembre.

Como ya he dicho más de una vez, este mes tiene cierta dosis de melancolía. El 5 ha nacido la mayor musa de mi vida, de cuyos ojos nació la vida y los sucesos de todo aquello que habita la isla Werth. Lo estuve pensando anoche... Y todo nació de ahí. Todo por culpa de Jhony, que era con quien yo estaba conversando ese recreo en marzo del 2005. Ahí supe su nombre, después llegó el Warcraft 3 y su maldito editor, donde armé un mapa donde estaba "la Salvadora". Ahí nació todo, en una primera versión demasiado básica, demasiado tonta. La isla no tenía nombre ni ubicación en el mundo real. Su protagonista era Cacho, que después cambió su nombre por el actual. Usaba las esferas (que en un principio fueron 3 porque en el editor del mundo Warcraft del RoC sólo existían 3 esferas (la de fuego, la de hielo y la de rayo). Después las esferas se mezclaban y este objeto asesinaba a Cacho, que pasaba a ser un esqueleto, mientras su alma se convertía en el Doppelganger, palabra que conocí gracias a Martin Mystery. Ahí nació todo, sólo había un demonio llamado Apocalipsis Lord y había dos dioses, el supremo se llamaba Lord of Destiny, el nombre del otro fue el único acierto en cuanto a nombres que pegué en esa primera versión, por lo que no lo nombraré. Después fui cambiando nombres, agregando personajes y dando nombre a los lugares de la isla, que pasó a formar parte del mundo real. ¿Cómo llegué a esto? Fueron esos ojos los que despertaron todo lo que acabo de mencionar. Y ahora estoy prisionero de esos iris, de esos malditos pero hermosos globos oculares. Es lo malo de tener memoria, recuerdo muchas cosas.



Esto es sólo un pequeño recorrido a través de mi mente, donde todos los pensamientos se conectan entre sí, tarde o temprano.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:13 pm

El 25 de septiembre de 2010, escribí este "Poema escrito a 3 personas distintas", y dejo la introducción original.

Este es un poema que escribí hace un par de días. Empecé escribiéndole a una persona, después fue lo que le hubiese escrito un personaje que inventé a otro personaje, y finalmente le escribí a una tercera persona... Cuando uno está loco...

__________________________________________________________________

La luna alumbra mi dolor
y en su rostro te veo a vos
pero sé que en tu luna no estoy yo

Mis recuerdos te lloran hoy
también mi alma y mi corazón
Todos y, sin embargo, mis ojos no.

No te lloran, ellos no lloran
Mis ojos simplemente te ignoran

Aún recuerdo aquella vez
en que por vez primera miré
esa sonrisa que sólo vos tenés

Recuerdo cuando te empecé a querer
tus lindos ojos y tu piel
y aunque te extrañe no te quiero ver

Recuerdo que quise olvidar
Y olvidé que no quise amar
Amé esos labios que hoy quiero recordar

Hoy siento que estás aquí
Que estás aquí queriéndome a mí
Que quiero de una vez ya no sentir

No te quiero ir a buscar
Y sé que en vano es esperar
No sé si te quiero lejos o acá nomás

No sé si quiero verte o no
No sé si quiero oír tu voz
Quisiera al menos una maldita razón

Para el rencor, para la huida
Para el perdón, o la bienvenida

Si ya no vuelves te querré
Y si regresas te odiaré
Pero si no te veo te extrañaré

Y no late mi corazón
Si ya no puedo oír tu voz
Pero sé que lo mejor es el adiós

No digas que me extrañás
No me digas que me amás
No, si ya no sirve, no digas más

Ya no sirve un "Te quiero"
Ya no sirve lo que siento
Ya nada me sirve si no te tengo

Ya no sirve tu perdón
Ya no sirve la razón
Desde que no estás todo es tan triste

No sirvió beber alcohol
La amistad no me alivió
Nada me salvó cuando te fuiste

Se cansó mi corazón
Ya no fui el mismo, ya no
En un demonio estuve convertido

En mi ser creció el rencor
Creció el odio, murió el amor
Ya no quise más ningún destino

Imploré una oportunidad
De encontrarnos una vez más
Pero eso nunca pasó, nunca...

Jamás olvidé tu voz
Seguías firme en mi interior
Llegué a ver tus ojos en la luna

Y de repente el rencor
En nostalgia se transformó
Así acabó, yo no podía creerlo

No fue cariño, fue amor
No fue tristeza, fue dolor
Y fueron ganas de hablarte de nuevo

Y ahora ya no hay dolor
Y por fin volví a ser yo
No me falta nada. No, ya no...
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:14 pm

El 13 de octubre del 2010, escribí este choclo, que fue una mirada al pasado.

Esto nació hace muchos años, casi por la mitad de mi vida. No sé la fecha exacta y no podría aproximarla mucho, pero estoy seguro de que fue a mis 10 años, durante el 2001. Por alguna razón, ahí comenzó a gestarse el camino que me llevaría a este destino. Ya tenía cierta soledad, que pareció haber desaparecido cuando festejaba mis 10 años. Recuerdo que ese año fue glorioso. Fue la ÚNICA fiesta donde fueron casi todos, fue un lindo cumpleaños. Ese año (2000) también fui a un campamento con el colegio y a otro a La Plata, capital de Buenos Aires. A fin de año iba a ir a la costa, pero fui tarde a la casa de mi abuela porque no sé por qué mierda no me llevaron temprano, y me perdí la costa. A cambio, fui a Paraná. También gané el "Diploma de Inglés" a fin de año. Fue un lindo año. Fue como si la vida hubiese decidido que "Neri" merecía una linda despedida. En el 2001 conocí a una de las tantas personas de las que creí enamorarme, en mi inocencia y estupidez de los primeros años, y fue donde empezó esa suerte de mudanza que se concretaría al año siguiente. También tuve como compañero a Fede, amistad que se forjaría al año siguiente. Relato todo esto porque tiene mucha relevancia en esto que llamé "El Despertar". No sé bien si a finales del 2001 o principios del 2002, mi papá y yo nos mudamos. Ese fue el gran chispazo para que naciera esa persona que busqué hasta hace poco. No pregunten el motivo, pero ese año me sentí solo nuevamente, como me sentía a los 9 años. Volví a refugiarme en "el mundo de la imaginación", pero esta vez ya no desde las historietas que quizás mencione en otra nota, y tampoco a través de los juguetes que permitían a un niño crear una historia. Esta vez me refugié de lleno en la escritura. Ya había empezado el año anterior, pero era más por el lado de la poesía (recuerdo, más o menos, una que decía algo como "escapando de un gran gato, venía un pequeño grillo, que saltando y saltando, se escondió en un gran castillo", o algo así decía), y no era un refugio, sino más bien un pasatiempo. En el 2002 se convirtió en un refugio del que por suerte pude dejar de depender. Mi soledad se vio ligeramente soslayada cuando a Fede y a mí nos metieron en un mismo grupo (con Sandra y Natalí, si la memoria no me falla). Todo cambió la noche después de que cumplí 12 años. Esa noche soñé que estaba escapando de toda la gente que me conocía. Todos querían matarme, en el sentido literal de la palabra. Nada de metáforas. Llegaba a Salvigny (en la esquina con Zeppelin -no recuerdo cómo se escribía el nombre de esa calle-) y de ahí corría a ruta 3. Después doblaba a la derecha y corría. Corría mucho. Veía una casa solitaria a un costado de la ruta. Entraba allí y conocía a una mujer llamada Florencia, que me salvaba la vida y hablaba con el resto para que me entendieran. Y después, en el sueño, ella me decía que existía, pero no tenía ese aspecto ni ese nombre. Al despertar, todo fue distinto. No fue mejor, y definitivamente no fue peor. Era igual, pero tenía una misión: encontrar a Florencia. Hoy lo veo a 8 años de distancia y veo que fue muy estúpido buscar en el mundo real a alguien que soñé. Sin embargo, sé perfectamente que volvería a hacerlo, ya que ese sueño me daba las fuerzas que necesitaba. A fin de año conocí a quien después sería "la Primera Mardy". En el 2003, pasó algo que me hubiese gustado que no pase. La última clase antes del día del maestro (en 7ºA, para ver si alguno recuerda lo que pasó ese día). Recuerdo que era un miércoles, teníamos Plástica con Jaramillo las primeras 2 horas y después teníamos con Tassi. Ella se había ido a ver a los que estaban ensayando para el acto. Y "el grupo de siempre" había hecho un hermoso mensaje de "Feliz día del Maestro" en el pizarrón. Con los nombres de todos. ¿Alguien se acuerda lo que pasó? Yo sí, por desgracia tengo muy buena memoria. A alguien se le dio por poner "Negri". La verdad es que no sé a quién mierda le di tanta confianza como para que me dijera así. Creo que incluso hoy, hay sólo 3 personas que pueden llamarme así. Lo borré. Pero creo que ese fue de los grandes errores de ese día. Al parecer, vieron que me molestaba, y empezaron a escribir todos. En un momento, "el mono" me agarró para que no pueda borrar, le di un cabezazo y él después me dio un "soplamocos" en la nuca. En ese momento, cuando pensé en hacer algo que les hubiese infundido terror, llegó Tassi. Si se preguntan qué iba a hacer, hagan memoria. Después de ese golpe me quedé quieto, miré mi mesa y mi cartuchera, donde había un objeto que era capaz de asegurarme una victoria aplastante. Si fuese capaz de volver a ese día, lo tomaría desde el principio. ¿Se acuerdan del compás que tenía en 7º? Uno azul, largo, viejo, con la punta algo oxidada. Llegó Tassi, y no hice nada. Todo quedó en mi simple imaginación. Después, bueno, para qué contar lo que pasó después. Más o menos por septiembre o principios de octubre. Creo que sería mejor que lo cuente mi viejo. Una noche, donde despertaron en mí dos cosas. La primera fue eso que llamé "Doppy" (si prestan atención a mi página de perfil, verán que dice "Doppy065"). La otra, fue el inicio de esa búsqueda que me llevaría a conocer un par de personas (2 pares, de hecho) a las que llamé "Mardy". No sé si mi viejo tiene buena memoria, pero alguien esa noche (en el terreno, noche en la que después comimos empanadas y recordé frases que seguramente pertenecen a la separación de mis padres) me dijo lo que podría denominarse una pregunta retórica, compuesta por 8 palabras. Las 8 palabras que me impulsaron a buscar una mujer que me quiera. Las que dieron origen a varios de los que denomino "habitantes de mi mente". Esa frase fue "¿No te das cuenta que nadie te quiere?". Después lo quiso arreglar, pero era como si yo le hubiese dicho "puta de mierda". Son cosas de las que no se vuelven. Y en ese momento lo vi. Nadie me quería. Sólo podía contar con Fede. La gente que tenía cerca no me quería, y la gente que me quería no se esforzaba por verme. Creo que una convivencia de 2 años, todos los días, y mucho antes de eso vernos varias veces, más lo que supuestamente mi papá sabía de mí, supongo que sabía lo que iban a significar esas palabras.Ese es el inicio de este camino que recorrería por los siguientes 7 años. Mi vida se basaría en encontrar a una mujer capaz de quererme en serio. Cometí el error de crear un título que sólo llevaría una mujer a la vez, y no habría más de 4. Eso nació cuando yo tenía 15 años. Hubo "4 Mardys". Una por año, una a la vez.Podría contar detalladamente la historia de cada una de las 4, pero esta nota se iría a cualquier parte y se haría sumamente larga. Además comprobé que en toda la lista hay sólo una persona que dispone del tiempo y las ganas necesarias para leer una nota larga. Y como quiero que esas cosas lleguen a algunos ojos, las voy a escribir por separado. Solía tener una versión en donde daba el nombre de cada una de las 4, pero decidí que esta vez no lo voy a hacer.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:17 pm

15 de octubre, y para reflejar la locura de esos años:
Un texto llamado: Con ustedes...

...Neri
Hola... ¿Qué puedo decirles sobre mí? Creo que no puedo decirles nada que ustedes no sepan. Siempre sentí que camino a un costado del camino, intentando entrar, pero siempre hay algún auto pasando que no me deja formar parte del camino. Intento ir en la dirección correcta, sólo espero que alguien en algún momento me haga un lugar y así poder formar parte del mundo, como todos. Sentirme acompañado, no volver a sentir esta soledad atroz que me azota cada día de mi vida. Lo más poderoso... Lo más poderoso creo que debe ser el amor. Quizás es porque hasta el momento no sentí demasiado. Sólo sentí el que proviene de mí mismo. Gente que me quiere, sí... Confío en que hay alguien en algún lugar, sólo espero ser capaz de encontrar a esa persona.

...Matías
¡¡¡Hola gente!!! Neri dice que no me tomo nada en serio... ¡¡¡MENTIRA!!! El problema es que él siempre se hace problema por todo. Esa a la que él llama "la Cuarta" tiene razón (ya que nombré a la Cuarta... por su culpa dejamos ir algo que hoy podría ser eso que ese pendejo anda buscando). Mirá vos... Puse "nombré"... Jeje... Creo que me junté demasiado con K-cho, siempre hablando con metáforas y comparaciones... Déjenme decirles algo que quizás muchos de ustedes no sepan: el ÚNICO que se ríe acá soy YO. El resto son un montón de amargados que esperan que la vida les dé felicidad a través de algún hechizo o una de esas cosas. En fin... ¿Lo más poderoso? Humor, sin duda. Creo que alguien que no ríe es alguien que no tiene futuro, porque querrá cortarse las venas antes de poder ser feliz o una de esas giladas que hacen los que no quieren ver el lado lindo de la vida. ¿En serio tengo que decir si creo que hay gente que me quiere? Sí, hay. Quien me quiere quiere a la alegría. Quien no me quiere es un amargado, no hay vuelta que darle. Siempre hay un lado positivo. Very Happy

...Omar
Qué mierda... La verdad que no sé para que carajo hay que hacer esta pelotudez... Bueno... Primero debería saludar, ¿no? Hola... ¿Está bien así o pretenden que sea algo alegre o una de esas expresiones absurdas que dicen algunos neófitos? Bueno, yo no invento palabras. Se supone que alguien que quiere ser escritor debe respetar su idioma. ¿De qué se supone que tengo que hablar? [...] Dale... Si a nadie le interesa lo que yo tengo que decir. No leen una mierda y mirá si van a leer justo cuando digo algo yo... Por favor... Algunos imbéciles dicen que nunca aprendí a sonreír... ¿Pero saben qué? Me olvidé a eso de los 9 años. A ver... Vamos con esas idioteces que pusieron los otros dos... Lo más poderoso... Nada es más poderoso, el poder reside en un equilibrio de diversos factores. Si me preguntan, la perfección se alcanza con la suma de la sabiduría, un buen capital, una familia de la que sólo vos sepas (para evitar a esos pelotudos que secuestran a un familiar tuyo y pretenden que les pagues) y mente fría, para resolver los problemas sin titubear. Alguien que me quiere... Me quiero yo, y me parece que hay una persona que está de acuerdo con mi manera de pensar, pero no me quiere. Listo, cumplí con mi parte. Ahora déjenme de romper las pelotas, ¿sí? Gracias.

...K-cho
Heme aquí... Después de mucha espera y de visitar ciertos extremos. Soy uno de los últimos en llegar, y sin embargo soy el más conocido de todos Very Happy eso es PODER. A ver... Definirme en pocas palabras. El sentido del humor hace bien, pero no puede vivirse de él. Estoy rodeado de poca gente, pero son pilares fuertes. Y la sabiduría es lo más importante. Claro, cabe destacar que hay algo en mí que no me agrada. Estoy incompleto, soy sólo una mitad. O quizás soy menos que eso. Debo encontrar a alguien que no da señales de existir. Esta búsqueda me tiene atrapado desde mi primer día, podría decirse que llegué para eso. Quizás después deba marcharme, pero bueno... Cosas que pasan. Más poderoso... Ya lo dije: la sabiduría. Y alguien que me quiere... ¡Uffffffff! Muchísima gente (o al menos todos de los que conozco algo más que el nombre y el apellido).

...Doppy
Estuve pensando como podría entrar, y se me ocurrió que la mejor frase era "Hola, malditos mortales", pero algunos de ustedes me caen bien, y considero que dos o tres alcanzarán la inmortalidad. Así que me presentaré con un "Bienvenidos a mi despertar". Quizás algunos hayan oído hablar de mí, quizás algunos hayan leído lo que podría ser mi nombre. Dicho sea de paso, quiero aclarar que "Doppy" no es mi nombre. Es una suerte de diminutivo cariñoso. No puedo decir que tenga nombre, Doppy es un diminutivo de Dop (aunque es más largo), lo cual sería más bien un título. No tengo ganas de explicar bien de qué se trata, no vaya a ser cosa que alguno se asuste o me insulte y me obligue a liberar la ira que vengo guardando hace años. Me gusta decir que soy el "alter ego" de K-cho, porque ambos buscamos algo, lo mismo, de hecho. Yo ya tengo asumido que cuando lo encuentre cerraré los ojos hasta el último de mis días, a menos que esta maldita especie de la que me tocó formar parte arrebate de mi lado aquello que habré encontrado. Mi tarea principal es la de evitar que ingresen agentes extraños, y arrancar aquello que está haciendo mal. Sólo existe una cosa que no pude sacar, pero lo haré pronto. Cierto... Las "consignas" (no sé cómo decirles, por eso lo puse entre comillas). Lo más poderoso es la memoria y la mente, y no sé si existe gente capaz de quererme. Sólo intenté ser querido en dos oportunidades, y en ambas me han mandado a la porra alguien que el pecho frío de Neri llamó "Mardy". Más concretamente, tuve trato con la Tercera y la Cuarta. No es que nadie quiera a Neri, el problema es que ese título que él daba hasta que se resignó, se lo dio a personas que no estaban a la altura. Pero en fin... El corazón es estúpido, no me hizo caso, y ahí se dio el resultado.
PD: Bienvenida de nuevo, Tercera Mardy...

...Raznet
Me dicen "el nuevo". Me presento en sociedad. Soy Raznet (la forma completa del nombre es "dios Raznet", pero creo que ustedes lo considerarían muy egocéntrico, cosa muy lejana de la realidad, el nombre simplemente se dio así). He nacido luego de un trauma sufrido por el sujeto en cuestión. Ya no hay lugar para eso que los hipócritas humanos llaman "perdón". Antes que nada, quiero aclarar que comparto la misma idea que aquellos que me precedieron: un ser humano no es lo mismo que una persona. Como le expliqué a alguien a quien algunos llaman "niño orca" hace poco, para que se entienda definitivamente lo que diferencia ambos términos. El ejemplo perfecto de ser humano es Videla, por citar a alguien que creo que todos los lectores conocen (con conocer, quiero decir que saben de quién hablo). Algún ejemplo de persona podría ser Facundo Arana o la cara conocida de Julián Weich (por lo mismo, citar una persona que creo que todos conocen). Segundas oportunidades, desde este punto creo que ya no se dan. A más de uno no le agradó mi manera de actuar, no le agrada mi forma de pensar, donde trabar la vida de alguien se paga con la propia vida, estoy seguro de que a más de uno le caeré mal. Pero sepan algo, la soledad crea ciertos espectros que acompañan al solitario. Intenten tenerlo presente, no sería lindo tener que pasar nuevamente por esa sombra de angustia. Lo más poderoso, la motivación para continuar. De nada sirve tener todo el poder del universo si no tenés algo que te motive a usarlo. Y con respecto a si alguien me quiere, creo que serán pocos, o incluso ninguno, los que lo hagan.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:19 pm

20 de octubre del 2010, una mujer llamada Giselle me inspiró esto, llamado
G.I.S.E.L.L.E.

Grandes Ideas Saborean Esa Llamativa Lágrima Emanada
Ganchos Impregnan Señales Extensas, Libros Lloran Emocionados
Glosan Imágenes Solemnes En Las Lluvias Extrañas
Gritan Interminablemente Su Enésima Llamada, Los Emisarios

Guía Inerte Supone Eternas Líneas Lánguidas Erróneas
Giran Indefinidamente Sobre Esta Linda Luna Eterna
Gozan Imponiendo Suposiciones Empalagosas, Lúgubres Liras Emocionan
Gobiernos Imaginarios Sucumben En La Locura Externa

Guerras Injustificadas Suelen Estallar Las Leves Explosiones
Gruesos Imanes Sujetan Esa Limitada Libertad, Excusas
Ganan Insignias Superficiales, Etéreas; Lamentan Los Errores
Gotas Imposibles, Sentimientos Enfrentados, Locamente Los Empujan

Guerreros Impasibles Sufren En La Llama, Enamorados
Graban Increíbles Serenatas Entre Las Llaves Escondidas
Gemidos Insaciables Sobre Este Lecho Levemente Estropeado
Gusto Improbable Entre Llamaradas Lujuriosas Enardecidas
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:20 pm

Al leerlo, me di cuenta de que sirve también con ustedes. Siéntanse destinatarios:

Ya sé que no necesitan que los cuide, pero estoy dispuesto a hacerlo. Ya sé que no necesita que los ayude, pero si precisan una mano voy a estar. Ya sé que no soy lo más importante de sus vidas, pero voy a estar siempre. Ya sé que mi humor no es el mejor, pero sonrío sólo con verlos. Ya sé que cometo errores, pero quiero corregirlos para ser mejor. Ya sé que hay mejores guerreros, pero igual estoy en sus filas. Ya sé que les fallé alguna vez, pero acá estoy para enmendar mi error. Ya sé que no soy la luna de ninguno, pero me alcanza con ser una estrella.
La vida nos cruzó por alguna razón. Por algo nuestros caminos pasaron por ese mismo punto. Por algo les estoy escribiendo. Gracias por existir. Simplemente... gracias.
Un abrazo.
Los quiero.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:22 pm

El nacimiento de Doppy, lo encontré revisando el correo...


Dejame contarte una historia...

Esta historia habla de un niño pequeño que nació alguna mañana de invierno. Ya desde pequeño se proyectaba muy distinto al resto. Cuando todos iban a la plaza a jugar, a revolcarse en el piso, correr por ahí, este niño simplemente se quedaba con su madre, en un banco de la plaza, a sumar. Esa era su diversión. Fue el único niño del barrio que tomaba un yogur de limón que cierta marca había sacado. De hecho, la almacenera reveló a su madre que solamente traía ese yogur por ese niño. Le daban asco las cosas dulces. Además, su muñeco favorito fue un pinocho horrible, según sus propios padres.
Con el paso de los años, ese niño descubriría que algo crecía dentro de él. Algo que en su mundo infantil no podía entrar, pero sin embargo allí estaba. Él tenía 13 años cuando lo vio por primera vez. Era muy parecido a él, y estaba a su lado. Sin embargo, nadie preguntaba por él. ¿Acaso nadie lo veía? Lo ignoró, no quería que el resto creyera que él estaba loco. Sin embargo, ese ser que él no quería ver fue el único que lo defendió. Fue su guía, su guardián, su amigo.
Pensé en esa frase "El amor está a sólo un paso del odio". Y se me ocurrió que quizás el odio no es otra cosa que la mente intentando proteger al corazón de alguien que lo ha lastimado. El corazón simplemente quiere, no distingue a quién debe querer y a quién no debe querer. El corazón siempre quiere. Es la mente la que pone las trabas, la que es capaz de odiar. Y el odio surge porque una persona lastimó nuestro corazón. Entonces, la mente decide ponerse delante, para protegerlo, y es ahí donde nace el odio.
Este niño del que te hablo, pasó por eso. Tuvo una de las peores noches de su vida, estaba completamente angustiado, hasta que la mente decidió interponerse. Si lo hubieses visto, te hubiese parecido que ese niño ya no era él, sino que se trataba de otra persona que lo reemplazaba. De hecho, así era. Son muchas las personas que sienten esto, pero su temor a ser tomados por locos es lo que les impide contarlo. Después de una angustia que lo llevó al llanto (provocado no sólo por su tristeza sino también por su ira), se encontró comiendo empanadas como si nada hubiese ocurrido. Sólo uno de los allí presentes notó que algo andaba mal con ese niño, pero no dijo nada. Sin embargo, nadie imaginó lo que había despertado aquella noche. Un ser que existió siempre pero al que nadie podía ver. Un ser al que ese niño llamó "Doppy". Su mejor amigo, aquel que nunca lo traicionaría, que siempre estaría.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:24 pm

Esto me lo inspiró uno de mis amores platónicos... Fecha: 3 de marzo del 2011

Mientras el mundo se desmorona, cuando ya nada lograba sostenerme de pie, ahí reapareciste, bajando como si fueras un ángel que vivió un tiempo en un infierno que bien podría confundirse con un paraíso. Un espíritu que no tiene como misión protegerme, ni orientarme en el camino correcto, ni salvarme. Su único objetivo es hacerme tener un sueño lindo, que logre liberarme un poco del mundo real, donde las cosas no salen como a mí me gustaría. Si en algún momento estas palabras llegan a tus ojos, sólo quiero que sepas que intenté escapar de vos, pero algo me mantuvo atado y me arrastró nuevamente a esa falsa esperanza de quien sabe que su meta es imposible, o al menos demasiado poco realizable. Me atrevería a decir que si este sueño se concretara alguna vez, estaría listo para el fin, que seguramente llegará poco después, pues sería demasiado hermoso verlo hecho realidad.

Lo único malo de sentirme así es que sé que mi mente no podrá ocuparse a pleno de otras cosas. Me tomó veinte años conocerme, y sé que soy de las personas que necesitan de una musa para liberar su poder, pero al encontrarla todo lo demás se hace más difícil aún, como si ya no fueran lo suficientemente difíciles sin necesidad de una distracción. Venciste al Zelda, cosa que muy pocas personas logran. Y ni siquiera puedo decir que te conozca. Lo que tengo de vos puede ser una completa farsa, como puede ser real. ¿Cuándo sabré la verdad? Creo que cuando la vida decida que ha llegado el momento. Sólo espero que tu presencia no me impida concretar los 3 deseos que tengo para esta década de vida, para los años que ojalá vengan después, ya tendré tiempo, y si no lo tengo, quizás muera teniendo ese deseo que llegó casi a mitad de camino, existía, pero se retiró ante la llegada de otra persona, pero ahora volvió, no sé si con más fuerza que antes, o teniendo un mayor impacto debido a mi edad. Ambas son buenas teorías. El tiempo pasa y de un tiempo a esta parte viví varias cosas, no sé si muchas o pocas, pero sé que fueron varias, y me hicieron cambiar muchísimo, más de lo que cualquiera que me haya conocido después puede imaginar siquiera. Por desgracia, siento que sos una de las cosas en las que he fracasado incluso antes de luchar seriamente. Ya no puedo mentirme como antes. Ya no puedo decirme que tu presencia fue algo que apareció en mi vida solamente para que yo sepa de tu existencia. Hoy sos algo más que una presencia que renueva mis esperanzas, algunas perdidas hace tanto tiempo.

Si pudiese hablar con el destino, le preguntaría si alguna vez nuestras miradas van a cruzarse en un mar de gente, si alguna vez vamos a hablar cara a cara, si alguna vez voy a conocer la verdad que me empujó a saber que, en algún lugar del vasto mundo, existís. Se lo preguntaría, no para saberlo, sino para conocer el grado utópico de mi situación. He sido bastante utópico durante toda mi vida, ahora reconozco aquellas cosas que escapan de la realidad para permanecer inmóviles en el mundo de los sueños. Una realidad paralela donde al menos algunas cosas salen bien, y donde puedo mostrar al mundo quién soy. Donde los desafíos tienen solución. Donde no existe mazmorra insuperable. Donde puedo abandonar un poco mi personalidad y ser otro, al menos por un ratito.

En cierta forma, me gusta que las cosas sean así. No es el camino que elegí, pero es el camino que decidí continuar. Ya no puedo volver atrás, y tampoco quiero quedarme, porque en la vida, quedarse es dejar de andar, y si dejás de andar, la muerte te alcanza. Es una carrera donde tenés que avanzar tanto como puedas antes de que se termine todo, mientras en el camino vas tomando decisiones, haciendo diversos tipos de cosas que, de cierta manera, determinan la longitud de la ruta elegida. Es imposible ganar, solamente se puede aspirar a romper récords. La vida es como un Tetris que empiezan a jugar las personas que te crían y seguís vos. Errores seguramente vas a cometer, espacios quedan siempre, pero lo importante es que siempre haya lugar para la pieza que sigue.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:25 pm

Una compañera de trabajo me inspiró esto el 9 de abril del 2011

No creo estar en lo cierto al decir que sus ojos dicen mucho de su historia. Pero, de todas formas, me hacen verla de esta manera.

De pie, esperando a que alguien pase, encerrada en su propio mundo. Radio, música. ¿Quién sabe? Conversando con alguien que quizá está a kilómetros, seguramente lo está. En una tierra ajena, que al mismo tiempo forma parte de su mapa cotidiano. Sus ojos no reflejan tristeza, ni melancolía. Sus ojos, más bien, parecen no observar en profundidad. Parecen ver superficialmente, pero no por no interesarse. Es como si observase aquello que la rodea sintiendo que ella pertenece a otro lugar y que jamás va a pertenecer. Quizás tiene miedo de pertenecer, porque no quiere sufrir. Quizás sus ojos tienen esa mirada porque en el pasado sufrió por mirar más allá. Si eso es real, entiendo cómo se siente. Los auriculares cson prácticamente un lenguaje corporal que dice "no me hablen". Su mirada, perdida, casi desinteresada. Su celular, herramienta que la mantiene cerca de su tierra más cercana, no parece tener el poder de sacarle una sonrisa. Quizás tiene miedo de ser lastimada o, probablemente, ya tiene todo lo que necesita.

Hace tiempo que necesito una musa de carne y hueso, con nombre y apellido. Recuerdo su nombre. Recuerdo su apellido. Recuerdo su campera roja, su campera gris, su remera verde, su remera gris con algo escrito en color negro en la parte de adelante, su celular rojo y negro (me atrevería a decir un Nokia) y sus auriculares negros, de los cuales el izquierdo está caído y el derecho en su mano cuando habla, mientras en su mano izquierda sostiene una botella de Mirinda. Zapatillas, creo que blancas, y la verdad no tengo idea de su pantalón. Los papeles debajo del brazo izquierdo cuando camina. Y una vincha, o como sea que se llame ese accersorio del pelo, casi imperceptible de no ser por el peinado que usa, donde casi todo el pelo va hacia atrás, excepto la parte de adelante, que cae hacia un costado, creo que la derecha. Sus ojos, claros. Realmente claros. Y verdes. De un verde muy claro. Altura, hasta mi hombro. Pero sobre todo esto, hay algo que me hace pensar en ella. Siento que la vi antes. No sé dónde, no sé cuándo. Alucinaciones, "Deja-Vu", destino, coincidir en alguna calle... La verdad... no tengo ni puta idea...
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:27 pm

Una de mis notas más personales: Delirios de una madrugada. (año 2011)

Lo primero que quiero aclarar es que este texto que leerán es algo que escribí a la madrugada, o algo así. Lo empecé a las 01:30 del viernes 29/04 (trasnoche del jueves).

En algún lugar del planeta, existe alguien que está haciendo esto. Escribiendo en un procesador de texto mientras escucha música, música de un compilado que esa misma persona armó. Si tan sólo esa persona y yo pudiésemos comunicarnos. Cuando uno decide que el mundo no es lo suficientemente poderoso como para hacerlo cambiar, cuando uno decide pensar distinto a los pares que lo rodean, nace la soledad. Como en ese comercial de Rumba, donde uno "cree que no" y desaparece. La vida es así. Si todo el grupo piensa que una cosa es buena, y vos te atrevés a expresar que no pensás así, desaparecés. Y en eso se basó buena parte de mi vida. En desaparecer. Hay una frase que yo solía escribir muy a menudo hace algunos años, con respecto a eso: "Cansado de no existir". Solía sentirme triste por estar solo, de un modo que ya casi resultaba literal (lo hubiese sido si no fuese por Fede aquel período 2002/2003). Soledad. Palabra extraña. No es una palabra linda, pero tampoco es fea. Alguien que cree que es mejor tener y perder que nunca haber tenido, obviamente tuvo. Si no tuviste, tener y perder es lo peor que te puede pasar. Creciste en ese universo unipersonal llamado soledad, encontraste a alguien que te hizo sentir acompañado, que te hizo sentir que finalmente la soledad desapareció de tu vida. Y se va. Tratá de sobrevivir después. La soledad es desgarradora cuando creíste que ya no la sentirías, y reaparece en tu vida, y carga en un solo segundo todo el peso del tiempo que estuviste acompañado. Puedo dar cátedra de lo que es sentirse solo. Abrazar a alguien a quien querés decirle las palabras "Te amo", pero siendo consciente de que al decirlas, esa persona se va de tu vida. Sentir esa lanza ardiente que se hunde en tu corazón, el cual late con fuerza, como si quisiera que la persona lo escuche. Esa lanza que te duele pero que al mismo tiempo ayuda a cicatrizar viejas heridas. Y de la soledad nace otra palabra. Silencio. ¿Hay algo más difícil de callar que el amor que sentís por alguien? No es fácil, pero lo hacés con la estúpida idea de que es un acto noble. Amar en silencio. Eso es romántico cuando no razonás. Y quizás estés pensando eso de que el corazón no piensa o que el corazón posee razones que la razón no comprende. Y es justamente ahí donde nace la estupidez. Si creés que es lindo callar tus sentimientos por otra persona, no estás razonando. Te estás destrozando por dentro, y del otro lado existen dos opciones: se da cuenta de lo que sentís, pero no hace nada porque no le interesás; o no se da cuenta, lo que significa que no le importás. ¿Para qué vas a callarte entonces? Lo que se siente hay que decirlo, de una forma u otra. ¿Saben cuándo es realmente jodido que alguien no se dé cuenta de lo que sentís? Cuando se da cuenta alguien que no te conoce. ¿Y saben cuándo jode más un rechazo? Cuando la otra persona se queda con alguien peor, que no la hace sentir mejor que vos. Pero es en ese momento cuando tenés que darte cuenta de que esa persona no te sirve. Mientras más tardes, más va a doler, y se va a hacer más difícil. La fantasía de "va a darse cuenta de que no vale la pena y va a venir a mí" podés borrarla. Si la vida realmente es justa, vos vas a conocer a otra persona, y cuando llegue el momento del "regreso lastimero", si sos una persona, le vas a decir que ya encontraste otro camino; si sos un ser humano, te quedás con esa persona y abandonás a quien está con vos. Lo peor de la soledad es que a veces castigás a la gente que no tuvo la culpa. La soledad lleva a dos caminos posibles: antisociabilidad profunda, o rápido afecto. O no te relacionás prácticamente con nadie, o querés demasiado rápido a la gente. Ambos son problemas. La antisociabilidad te hace estar aún más solo. Querer rápido puede significar mucho sufrimiento.

La lista de reproducción acaba de tener un brusco cambio musical. Pasó de un tema bajón a uno "pum para arriba". Quiero que sepan ante todo que esto está siendo escrito durante la madrugada. Bah... Lo que algunos llaman madrugada. Yo lo llamo "Fin de La venganza". El problema es que ahora no puedo escuchar "La Venganza" porque el fakin' puerko se olvidó el cable del grabador. Y me cago en todo... No debería dejarlo dormir siquiera. Bueno, mientras el tiempo avanza, y de repente empiezo a escribir pelotudeces (cambiar de tema sobre la marcha me pasa muy seguido cuando escribo), comenzó a sonar un tema que me he atrevido a "autodedicarme". El texto "Con ustedes..." puede hacerles entender mucho de lo que pasa por mi cabeza, producto de mi solitaria infancia. Estos días estoy ligeramente bajoneado. Estoy con la cabeza en otro lado. Estoy esperando una respuesta de tierras lejanas. Sólo tengo planes. A ciegas no me voy a ir hasta allá. Siguiendo un espejismo, sí, pero a ciegas no me voy a ninguna parte. No vaya a ser cosa que llegue allá y me entere que pasó esto y lo otro, y todos mis planes que me llevaron a estar donde estoy ahora se vayan al joraca porque ALGUIEN dejó de comunicarse. Y si ESA persona se siente tocada con esta parte de la nota, -que muy probablemente ni siquiera lea, porque ya aprendí a analizar más o menos cómo actúa ante mis escritos; seguro que ni siquiera leyó la que dice "Si estás etiquetado, LEELA" (dicho sea de paso, fue por esa persona que le puse ese título, porque sé que si no uso ese título no la lee ni en pedo)- que me diga (si se siente tocada, lo reitero porque se armó un choclo importante desde que empecé). Cinco siglos igual. Hace dos años, más o menos para esta época todo se empezó a ir al diablo. Pero bueno, qué sé yo. Esa vez fue completamente culpa mía, lo reconozco. Ahora no sé si sea tan así. Sad but true. Tema de Doppy a Neri, por definirlo de alguna manera. Lo escuché poco después de aquel 11 de junio, y me sentí identificado. Pero basta de vivir con las patitas en el barro, ¿no? Hora de mirar pa'lante. Después de todo, queda más o menos un mes y medio para ese viaje que me motivó a empuñar esa espada espiritual que ahora carece de filo, pues ese viaje de repente no parece tan tentador como al principio. Necesito una respuesta del otro lado. Mis ideas se acaban. Se acaba el tiempo. Se acaba todo.

Aprovecho el ritmo que está tomando esto y aparte esa canción que me recuerda a ese momento tan triste, tanto que hasta me atrevería a decir que me cagó la primera mitad del 2009, para hacer una suerte de catarsis. Y sólo quiero referirme a un tema. Amistad. ¿Qué tan amigo es alguien que no te contesta? ¿Qué tan amigo es alguien que no te da razones para actuar mal? ¿Qué tan amigo es alguien que te critica por no pedir esas explicaciones? Si este dragón dorado daba la vida por tu sonrisa, ¿por qué no diste ni siquiera dos minutos de tu tiempo para contarle cómo está tu vida? Guardar una pata en el barro sirve. Sobre todo, para ver ese pasado que no pudiste ver en su momento. Ver de qué lado llegaba la amistad. Y ahora esto se está repitiendo. No me jode que pase. Me jode que sea otra persona la que hable por aquella a la que le pregunto. Digo, a quien esté leyendo esto. Imaginate preguntarle a alguien cómo le va y que nunca te responda. Ahora imaginate que a una persona cercana a ese alguien le preguntás cómo les va y esa tercera persona SÍ te responde. Lo que más me jode de esto que acabo de escribir es que si llega a la persona que tendría que llegar para tener sentido, esa persona se va a enojar, y muy probablemente me borre de su vida otra vez. Es mucho pedir un "Estoy bien, gracias", según parece. Pero bueno, cuando tu camino te puso en conocimiento de que estas cosas pueden pasar, y vos aceptaste recorrerlo de todas formas, hay que aguantar las consecuencias. Volviendo a lo mismo. La soledad. Creo que no hay nada peor que verla venir y sentir que no podés hacer nada al respecto. No haber escrito esto podría haber sido la respuesta, pero como dije en el primer párrafo, no sirve callarte lo que sentís. Y la persona a la que quiero decírselo no puede oír mi voz, así que le dejo mis palabras. Lo que me preocupa, es que estoy seguro de que ni siquiera las va a leer. Capaz que aquella persona que SÍ me responde los mensajes la lea. No sé si sabrá que estoy hablando de quien hablo, pero sería bueno que sí.

NOTA FINAL= En una primera versión de la novela que espero publicar durante esta década de vida, la muerte de "Mardy", era el 4 de julio. Hoy tranquilamente podría ser el 11 de junio. El 11 de junio del 2009, cayó "La Tercera Mardy". El 11 de junio del 2010, terminó de enterrarse "La Cuarta Mardy". 11 de junio del 2011... ¿Cae de nuevo "La Tercera"? Sería estúpido que cayera al leer esta nota. ¿Pero saben qué? Presiento que es exactamente eso lo que va a pasar.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:30 pm

Poema #3 (fecha original: 19/11/09)


La mente y el corazón se han puesto de acuerdo
Para decirte esta noche lo que siento
Pensamientos y sentimientos me guían a tu recuerdo
Y aunque intente evitarlo, siempre te sueño

Te sueño siempre que me duermo
Te sueño estando despierto
Y es que simplemente te sueño
Te sueño en todo momento

¿Por qué? Porque te quiero
Quiero vivir en el fondo de tus pensamientos
Quiero habitar el más profundo de tus sueños
Quiero que veas mi nombre en las estrellas del cielo

Quiero que no exista el dolor en la extensión de nuestro suelo
Quiero que nuestros destinos unan por siempre su vuelo
Quiero, si lo nuestro no ha de ser, representar un hermoso recuerdo
Quiero ser el único dueño de tu mirada y tus besos

Quiero que sepas esta noche
Que antes que mi corazón explote
Debo decirte todo lo que llevo dentro
Debo desahogar hasta el último sentimiento

Que no me falta nada siento
Cuando estoy con vos
Y sin embargo al mismo tiempo
Siento que me faltás vos

Soy el prisionero de tus ojos claros
Y aquí te espero, encadenado
Espero, iluso, que me liberes con tus labios
Pero sé que un beso tuyo me convertirá en tu esclavo

Sos la vela que desde la distancia me alumbra
En la más oscura de todas las penumbras
Sos ese Sol que me mira cada día
Y me hace sentir que vale la pena vivir la vida

Sos la Luna que, desde el cielo,
Me recuerda cada noche lo mucho que la quiero
Sos el verso que sostiene este poema
De mi mundo sos la reina y de mi corazón la princesa

Sos ese sueño del que no quiero despertar
Sos quien salva a mi alma de la soledad
Sos mi poesía más hermosa
Mi pluma y mi musa inspiradora

Sueño con el día en que por fin
Tu voz me haga saber que me amas
Sueño con verte sonreír, y hacerte feliz
Y con un beso dejarte enamorada

Ver tu cabello en la mañana
Iluminado por el brillo del alba
Erizar tu piel con mis caricias
Atrapar tu corazón uniendo mis labios a los tuyos

Abrazar tu cintura entrelazando nuestras vidas
Y luego recorrer el camino estando juntos
Recorrer mi vida tomándote de la mano
Y hacerte saber con un suspiro lo mucho que te amo

Porque, quieras creerlo o no, te necesito
De la mejor forma que puedo, describo
Lo que siento, tenías que saberlo
Ya no puedo callar mis sentimientos

Te regalo cada latido
Que sale de mi corazón
Te regalo cada suspiro
Cada parpadeo, cada oración

Cada rima, cada verso
Que dedico a tus besos
Esos besos con que sueño
Cada vez que me duermo

Dedico este poema a tu corazón
Todas estas líneas son para vos.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:33 pm

Del 4 al 10 de mayo del 2011

Faltan dos meses y dos días para mi cumpleaños número 21. Hoy es 4 del 5. Dentro de una semana decidiré mi destino, la razón por la que podría decirse que lucho, o mejor expresado, la razón por la que hago algo que podría denominarse luchar. El 11 de mayo voy a decidir qué hago con mis planes a corto plazo. Es sólo un plan, pero podría decirse que es de los más serios que tuve en toda mi vida. Y el miércoles 11 de mayo no es una fecha cualquiera en mi vida. Suelo recordar bastante bien las fechas. Y en el 2005, el 11 de mayo también cayó miércoles. Ese miércoles, hablé por primera vez con la mayor musa de mi vida. Hablé por primera vez frente a frente. Esta nota se llamaba "Intento de gloria en un fracaso sin precedentes" porque pensaba hablar de ella. Ha sido un fracaso absoluto. De esos que no podré repetir por mucha voluntad que empeñe en lograrlo. Claro que nunca se debe subestimar la propia capacidad por caerle mal a alguien. Sé que puedo hacer muchas cosas para caerle mal a una persona. Es más, me atrevería a decir que es lo que mejor me sale.

Pero el fracaso, sobre todo en un aspecto tan necesario como ese, es algo que formó parte de absolutamente todos mis escritos no hylianos. Incluso, hubo quien me llamó fracasado, y en ese aspecto de la vida, tiene toda la razón del mundo. Y es que quizás he crecido de una manera que no creció la mayor parte de la generación a la que pertenezco. Siempre he sido un bicho raro, un ente viviente que camina, cerca del grupo, pero sin deseo alguno de integrarse. Y esto se conecta con la nota anterior. Aunque esta vez, no creo que sean delirios. Ahora no tengo nada que recriminarle a nadie. Y lo que podría recriminar no es tan importante, ya que mi forma de ver las cosas logra encontrarle un lado hermoso. Siempre existe una bienvenida, pero no siempre existe una despedida. Es lindo eso, en la medida de que la bienvenida luego llegue. Llevo esa idea del escudo grabada. Voy borrando dos veces algo que puse. Primero por una persona, después porque no sé qué estaba por escribir. Gloria. Encontrar la gloria puede hacer que un fracaso adquiera un carácter poético, romántico, e incluso épico. La gloria hallada en mi caso, se compone de una novela, dos poemas, una capacidad de análisis que muchas veces me genera problemas y la capacidad de crear relatos a partir de cosas insignificantes, como por ejemplo esas historias largas y sin sentido que no llevan a ninguna parte, que ayudaban a soportar las horas de filosofía con que despedíamos la semana en segundo año del polimodal.

Bueno. En este momento tengo sueño.

//////////////////////////////////////////////////////

Muy probablemente la continúe después... Ahora me voy a dormir... A tratar de encontrar otra persona que me inspire... Cada vez cuesta más...

//////////////////////////////////////////////////////

Estoy retomando esta nota el día 8 del 5. Doloroso, lo vi venir, pero no quería que pase. Me parece que encontré otra fuente de inspiración. Es detestable que me pase esto. Sólo espero que, ya que está en "vías de musa potencial", logre adquirir un poder suficiente como para volver a afilar la espada con la que lucho. Y es que con logros así es cuando descubro que valió la pena crear una musa. Me recuerda a la versión que quise de alguien, a quien ayer volví a ver. He cometido muchos errores en mi vida, y llegado el punto máximo, esos errores me convirtieron en alguien que prefiere la invisibilidad a equivocarse. Y es que sé que me estoy equivocando. Sólo creo tener una solución que no perjudique a nadie que conozca. Y reivindicando esa frase que tanto me gusta, "en defensa de tu nombre" lo voy a hacer. Voy a tener que transformar lo que esa persona me inspira, en algo para otra persona. Y es ahí donde el rol tiene una utilidad seria en mi vida. Yo sabía que había una razón importante para hacer que Ruyan fuese escritor. Volcar ahí todo lo que se me ocurra.

Mi manera de sentir ha cambiado demasiado desde que conocí a quien llamé (y aún denomino) "la Cuarta". Mi cariño solía ser un arma de doble filo. Pero ahora, después de sentir cómo mis esfuerzos resultaban en vano, he aprendido a no demostrar el afecto. Demuestro el aprecio, sí. Pero aprendí a no demostrar afecto a alguien a quien no ame. Es feo. Me convertí en algo que siempre detesté. Ahora soy una concentración antropomorfa de ira esperando una excusa buena para estallar. Me gustaría entender qué fue lo que me pasó para transformarme en esto que soy ahora. Me sigo amando, y antes de dejar de hacerlo prefiero suicidarme. Sin embargo, siempre detesté la gente irascible. Y me transformé en una. ¿Será que ese ninguneo a mis esfuerzos terminó de aniquilar mi paciencia? ¿Será que, al caer la última de "las Cuatro", mi otro costado cobró una fuerza inusitada? ¿O será que no he recibido ni la mitad de lo que dí? Quizás me resigné a pensar que con paciencia no se llega a ninguna parte. No tengo idea de lo que pasó, pero hoy ya no soy el mismo que hace un año. Ya no habrá alguien cuya influencia iguale a lo que fueron "Las Cuatro Mardys". Ya no va a existir algo que se parezca. Pero espero que esta persona logre que mi carácter vuelva a ser tan tranquilo como antes. Tengo esa ilusión, y es lo único que pido que logre. Pero es tan arriesgado lograr eso. Debería mentalizarme que su forma de ser es exactamente igual a la de esa persona que alguna vez creí amar, para así evitar cualquier tipo de malentendido.

Existen sucesos en la vida de la gente que marcan su camino, hechos que los hacen meditar sobre el rumbo elegido. ¿Hice bien? ¿Me equivoqué? ¿Qué hago ahora? ¿Por qué no hice aquello que no hice y sí hice lo que hice? Preguntas que pretenden encontrar una explicación al presente, a través del análisis del pasado. El futuro se decide en el presente, y por esa misma lógica, fue el pasado quien definió el presente. Si no se hubiesen separado mis padres, quizás no hubiese asistido a ese colegio. Si no hubiese asistido a ese colegio, quizás no la hubiese conocido nunca. Si no la hubiese conocido, esa historia podría no haber existido. Quizás el día de hoy ni siquiera me gustaría escribir. Quizás tendría otro trabajo, hubiese asistido a otros colegios, al igual que mi hermano, y probablemente no tendría los amigos que tengo, no conocería a la gente que conozco. Quizás mi personalidad hoy sería otra. Pero, sin embargo, no me gustaría saber qué hubiese pasado. Estoy contento con la vida que tengo. Este camino me enseñó a expresarme a través de la escritura, me enseñó a valorar a la gente que me quiere, aprendí a encontrar belleza antes que defectos, me enseñó a crear vida.

Existe gente que me gustaría olvidar, pero quedarían huecos en mi vida. Esa misma gente que a veces quiero borrar de mi memoria, causó algo en mí, dio origen a algo de mi creatividad. Mi manera de ver las cosas hoy podría ser muy superficial si no me hubiesen pasado ciertas cosas. Y si hay algo que me gusta es dar consejos sobre temas que conozco. Creo que esos son los que más sirven. Los de alguien que pasó por lo que estás pasando, y entiende tu manera de sentir, pensar o ver las cosas. Sueño con el día en que mi voz no sea necesaria para expresarme. Sueño con el día en que los ojos lo digan todo, que las letras lo expresen todo, que no haga falta decir absolutamente nada. El día en que un saludo sea expresado con un abrazo, una idea con un par de letras, un sentimiento con una mirada, un estado de ánimo con un gesto. Pero sé que ese día no va a llegar, al menos no acá. La imaginación es un alivio muy poderoso cuando se la aplica correctamente. Ya no estás solo. No sos el único que afronta tu vida. Alguien la afronta a tu lado, desde adentro tuyo. Alguien que te ayuda a ver las cosas con claridad. Alguien que te protege, para que vos puedas proteger a quien juraste proteger, en aquellos días de tu más tierna infancia. Y yo Juré defender a la gente que quiero, cueste lo que cueste. Sólo aguardo expectante a que se me presente la oportunidad de hacerlo.

Parece una broma del destino. Tenía 2 meses cuando logré obtener lo necesario. Ahora tengo 4 meses otra vez, pero ya vengo con un mes de ventaja. Es lindo tener un motivo para sentir que las cosas van por buen camino. Es lindo tener con quién compartir esos sucesos, por más que no sea alguien que conocés mucho, alguien a quien podría denominar "Seguidora de Sast". No sabe quién es Sast, pero estoy convencido de que si "se convierte", ella sería su deidad.

Suena el mejor tema de la historia, el que más me identifica, uno que dentro de algunos años podrá hablar por mí perfectamente. Si tuviese buena voz para cantar, lo cantaría todo el tiempo. Porque si hay algo de lo que puedo estar orgulloso a los casi 21 años, es que nunca traicioné mis principios por obtener algo. He sufrido por mantenerlos, pero nunca los abandoné. Y las cosas buenas que he conseguido, tienen un sabor especial porque las conseguí siendo yo. Mi mamá dice que tengo la mente cerrada y por eso no veo la profundidad del arte. Si de algo soy capaz, es de ver más allá de lo que los ojos me muestran. Obviamente, no siempre veo las cosas como son, muchas veces observo cosas que en realidad no existen, pero no lo cambiaría. Mi arte depende mucho de la belleza. Y en cuanto a la belleza, siempre se dice que para que el resto te aprecie, primero tenés que quererte vos. Lo que no le escuché a nadie decir, es que para encontrar tu propia belleza tenés que ser capaz de encontrar belleza en los demás. Y "los demás" no son sólo la gente que querés. Es un camino que no se transita fácilmente. Primero tenés que ser capaz de encontrar la "belleza fácilmente perceptible". Después, encontrar en vos dicho tipo de belleza. Cuando lo lográs, tenés que aprender a detectar esa belleza que, según todos dicen, es la que verdaderamente importa. Cuando sepas encontrar esa belleza en cada persona o ser humano que conozcas, vas a encontrar tu propia belleza, y ésta superará tus defectos, de los cuales también tenés que ser consciente. Una vez logrado esto, tenés que encontrar la manera de que el resto del mundo encuentre esa belleza en tu persona. Y una vez que tu hermosura sea detectada, mostrar tus defectos. El mayor problema que puede surgir es que tus defectos salgan a la luz antes de que muestres tus virtudes, y la única opción que queda para cumplir tu objetivo final es seguir mostrándolos, pero no tan seguido como antes. Cuando alguien ve tus defectos antes que tus virtudes, tenés que asegurarte de que no los olvide, pero mostrarle tu belleza durante el proceso. Si todo sale bien, tus virtudes opacarán los malos aspectos de tu ser, obteniendo el cariño de la otra persona. El resto depende de cada uno. Se ama a otra persona cuando sos capaz de detectar exactamente qué es lo que te desagrada y qué es lo que te gusta, cuando sos capaz de pensar en otra cosa, cuando podés pensar en lo que sentís por esa persona. En lo personal, nunca me pasó, pero dicen que después de "conquistar al ser amado", muchas personas tienen dudas sobre lo que sienten. Creo que ese es el camino que conduce a amar a alguien. Lo importante es entrar y salir de allí rápidamente, para que nadie sufra. Y eso se debe al impulso. Nuestra especie tiene una característica. Se guía por la razón. Los sentimientos pueden ser muy lindos, pero necesitan de la razón para hacer feliz a la gente.

/////////////////////////////////////////////////////
Cerrada el 10 de mayo.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:34 pm

En la madrugada del 14 de mayo del 2011

El Werthtrew es el ser que nació cuando Rakno (transformado en el dios de la luz) y el Dop' Garz (el demonio de la oscuridad) volvieron a ser uno. Este ser fue el único habitante del Universo que podría enfrentar al destino. Por eso, durante el final del Axurkendim, él viajó al pasado para salvar a la Salvadora, quien moriría al finalizar el ritual que lograría la armonía entre la humanidad y la naturaleza. Al regresar en el tiempo, conoció a Tetvopu, la deidad que controlaba absolutamente todo lo que sucedía en el universo. Lo enfrentó para evitar la muerte de la Salvadora, pero a pesar de su enorme poder, el Werthtrew no pudo representar un verdadero desafío para Tetvopu. La Salvadora murió, pero, en reconocimiento a la gran fuerza de voluntad que el Werthtrew había demostrado durante la lucha, le aseguró que la mujer que él había protegido tanto, regresaría. Sólo debía esperarla. Cuentan que, desde entonces, el Werthtrew espera el regreso de la Salvadora, esa mujer que logró salvarlo de las sombras y despertó su potencial.

Esta introducción hace referencia al Axurkendim. Y la elegí porque hace algunos meses decidí que así terminaría la historia. Y hoy la Tercera Mardy se fue para siempre, o al menos hasta que la vida decida cruzarnos de nuevo, quizás en algún otro momento de nuestras vidas. No puedo dormir, lo intenté, pero parece ser algún tipo de insomnio adquirido, me cuesta dormir. Tengo que entrar a las 10, pero no creo que me pueda levantar. Son las 3:11 y sigo despierto. No puedo conciliar el sueño, porque me la paso pensando en lo que le dije. Por ahora, sólo puedo recordar los hermosos momentos que pasé en su compañía. Probablemente, tarde tanto como la vez anterior en superarlo. Hicieron falta amigos, gran contención, escuché a Anestesia por primera vez, y me puse en pedo por primera vez en mi vida. En ese estado, la recordé y casi me pongo a llorar. Pero mis amigos me levantaron el ánimo antes de que eso suceda. Por suerte existe gente como ellos a mi alrededor. Por suerte los tengo. Esta vez no va a ser tan fácil. No. Porque no sólo pasó eso. En mis planes, contaba con la presencia de cierta gente que descubrí con enorme pesar que ya no estaría, al menos tan diariamente como antes. Me hacía bien saber que estaban ahí. Pero imagino que el destino sabe por qué hace las cosas. Imagino que este no es el final de mi camino. Soy un caminante, lo he sido siempre. Un caminante con principios, los cuales mantuve siempre y siempre mantendré. Y si me siento triste, no voy a aparentar felicidad. Si estoy triste, estoy triste y punto. Aparento felicidad cuando me siento feliz, soy un buen tipo cuando estoy de buen humor. Cuando estoy de mal humor, soy un irascible de mierda o un antisocial grave. Cuando estoy enamorado, trato bien a todo el mundo. Cuando me lastiman, hago lo que me sale, putear, o llorar, o estar bajoneado todo el día, o lo que mierda sienta en ese momento. No pidan que bloquee mi tristeza, porque soy impredecible cuando lo hago, me puede salir el buen humor como me puede salir la ironía más detestable. Si estoy triste, estoy triste y punto. No hay vuelta que darle. Existe gente que puede alegrarme el día, como existe gente que puede cagármelo. Si ayer no hubiese estado triste, capaz que hoy no tenía trabajo. Pero por suerte, estuve triste todo el día. Y el cielo me acompañó en mi tristeza. Lloró las lágrimas que yo por principios no lloré. Esas lágrimas que hubiesen salido si estaba solo. El frío fue la tristeza que me invadía. No hubo tormenta, yo no estaba furioso. Creo que fue la primera vez que sentí que el cielo me acompañaba verdaderamente en mi dolor.

No es fácil la vida de alguien solitario. Me encanta estar en compañía de la gente que quiero, pero necesito estar solo para liberar mi potencial. Tengo el gran defecto de querer a la gente. Tengo el gran defecto de detectar belleza en cada persona o ser humano que conozco. Quizás la única solución sea a través de aquel mal de la sociedad tan bien visto, por alguna razón. Beber alcohol cuando estoy triste me ablanda aún más. Y cuando me ablando, empiezo a llorar. Y cuando lloro, me desahogo. Ayer a la madrugada, derramé algunas lágrimas y eso me ayudó a dormir. No quiero que pase lo que me pasó cuando tenía 13 años. Cuando lloré y después perdí todo sentido de preocupación. Si eso me pasa, después me va a chupar un huevo todo. Y ya van dos días seguidos donde tengo ganas de matar a un par de personas que pasan por la estación. El jueves dos maleducados de mierda, y el viernes dos tipos que no son capaces de estirar 5 centímetros el brazo. Espero que hoy no pase nada. Estas pérdidas me transforman. Yo tenía afecto hacia el prójimo. De un tiempo a esta parte, sólo quiero tener una buena excusa para descargarme en una persona todo el dolor, dolor que sé que esa persona no me habrá causado, pero no va a importar. Necesito algo en lo que apoyarme. Mis amigos y mi familia sólo me mantienen de pie. No tengo algo que me haga descansar. Y lo necesito. Lo busco desde mis 12 años. Creí encontrarlo 4 veces, y ya me ven. Estuve casi 20 años persiguiendo una utopía. Y según la teoría de Fede, según lo que él entiende como "amar", yo la amé. Fue la primera mujer a la que amé, si amar es lo que Fede entiende como tal cosa. Fue la primera vez que quise tragarme las lágrimas pero éstas salieron de todas formas. Muchas otras veces tuve ganas de llorar, pero aguanté y pude contenerme. Esta vez, sin embargo, fue mucho más fuerte que yo. Pero eso no significa que la odie, no. Realmente quiero que sea feliz, en honor a esa amistad hermosa que alguna vez tuvimos, y que fue el cierre del primer Axurkendim completo. No quiero olvidarla, quiero sonreír al pensar en ella. Eso va a llevar su tiempo, pero si pude hacerlo antes, podré ahora. Déjenme purgar mi dolor. No soy alguien fácil de alegrar, es poca la gente que puede lograrlo. Puede sonar masoquista, pero estar triste me sirve. No sé si será parte de lo que algunos llaman "tener corazón de artista", pero la tristeza hace que no sólo encuentre belleza. Me hace ver hermosura. Les pido que me dejen sumirme en mi imaginación cuando me cuelgue con alguna cosa. Mi mente necesita ver hermosura. No hablo de personas, hablo de todo aquello que sea hermoso. Necesito detectarla para darme cuenta de que no está todo perdido. Si puedo escribir, si puedo volcar lo que siento en las palabras, significa que aún se puede luchar. De los seres vivos indicados, me alcanza una sonrisa luminosa, un abrazo sagrado, una Frost Chain de un solo target, un chiste horrible, una risa maléfica, un profesor de teatro invocado mediante macumba y estupefacientes, one shot, unas bombas de papa, un duelo de balón-pie, o un mangueo de Don Satur para alegrarme el día. Lo bueno de estar solo es que aprendés a valorar a la gente que te rodea. Lo malo es que te sentís incompleto.

El tema de Los hombres de Paco. Nada que perder. Empezó a sonar cuando cierro la nota. Y es verdad. No se está tan mal, este gris no es el final. Mi vida va a ser la más hermosa de todas. Sólo debo seguir viviéndola y luchando para que eso pase. Los buenos guerreros son aquellos que luchan aún cuando saben que no tienen chance. Sólo se necesita un motivo.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 05/11/12, 10:35 pm

Una cosa lleva a la otra (9 de junio del 2012)

¿Y si resulta que, por una vez, no se trata de una exageración? ¿Si resulta que estas horas son tan reales, tan idénticas a mi manera de percibirlas? En ese caso, podría torcer el mundo para demostrarte que hay un error entre nosotros, hay un suceso que no debía ocurrir. Y sin embargo, aunque siento que no debería sentirlo, ahí está. Y no es ni más ni menos que aquello que pedí cuando tenía un bloqueo: Inspiración. Y esa inspiración llegó de tu mano. De las pocas veces que llega lo que pido, y, paradójicamente, me está costando demasiado tener la voluntad para mantenerlo y poder sacarle provecho. Podrías pensar que te estoy usando, y no me daría la cara para negarlo, pero tampoco podría afirmarlo. Sos una musa, que me permite sentir lo que sienten, pensar lo que piensan, decidir cómo actúan. Conocerlos más que antes, a pesar de que todos ellos salieron de mí.

Debería estar estudiando, pero no consigo centrar mi atención. Y lo realmente raro es que esa falta de concentración no es por pensar en vos, sino en las consecuencias de este cruce. El poder llegar más lejos que nunca, poder pensar de la forma en que otro lo haría. Adoptar un punto de vista distinto, y convencerme que es el propio, durante algunos minutos. Casi como actuar, pero con una frontera de posibilidades que la actuación propiamente dicha no podría darme, que yo no podría darle a la actuación. Imaginar lo que sería conversar con alguien que el resto no puede ver, sino hasta que se manifiesta. Adoptar la forma, la edad, el género, las costumbres y la vida de alguien completamente distinto. Haber luchado contra todo para sobrevivir durante nueve años, haber pasado los últimos catorce años en soledad, haber perdido todo en una invasión, haber crecido aislado de todo, haber nacido para salvar un mundo desconocido, haber expulsado de mi hogar por descubrir cómo lograr lo imposible. Tener conocimientos que en realidad no existen.

Quizás trastornado, quizás creativo. La verdad es que no sabría cuál es la palabra correcta para definirme, pero si algo sé, si de algo estoy seguro, es que sea cual sea la palabra perfecta para describir mi manera de pensar, mi forma de ver las cosas, yo soy eso que tengo en la cabeza. Hoy no podría concebirme a mí mismo sin todo eso que puedo llegar a ser. Cierto que tuve una vida antes de "crear esa vida", pero fue eso lo que me llevó a crearlos. Ruyan no salió simplemente de mi cabeza un día que estaba en pedo o inspirado, Breigal no salió de una adaptación de un personaje que leí, Tsuki no salió de un cuento de hadas, y prefiero no ahondar en el resto porque esto se hace literalmente eterno. Cada uno tiene una parte de mí, soy un poco de cada uno de ellos. Soy todos y a la vez no soy ninguno.

Tengo un poquito de cada uno, pero sé que no soy ninguno de ellos. Yo soy este ser que escribe, yo soy el que les dio vida, el que los controla la mayoría de las veces. A veces la situación escapa de mis manos, pero es eso lo lindo de crear una historia conjunta. Por eso esos lugares de interpretación o roleo me hacen tan bien. Creo que escribir una historia junto a otra persona es lo más hermoso que puede pasarle a alguien que desea ser escritor. Su mente se amplía, aprende a interpretar las distintas personalidades, conoce nuevas técnicas de escritura. Y si uso la tercera persona es porque estoy hablando en general. En mi caso particular esos lugares fueron casi un centro terapéutico. Y sinceramente, no sé dónde estaría de no ser por ellos. Y cuando digo ellos, me refiero a la gente que conocí gracias a esos lugares.

Resumiendo con la persona original que inspiró estas palabras, quiero decirte que hoy sos vos la que mantiene la línea de un par de ellos. Todo forma parte de aquello a lo que también considero arte.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Millaray el 07/11/12, 06:49 pm

Recién salidito del horno,

Tendría que ponerme a ver qué armo para mañana, tendría que ponerme a indagar en el paradero de Giselle, pero en media hora un buen día se va al infierno. Y curiosamente el día de hoy se perfilaba para ser muy bueno. No faltaron ganas de matar a alguien, o al menos de insultar y escupirle en el ojo. El problema era que esa persona que en mi opinión se merecía la muerte (porque considero que no le sirve al país que quiero para mis hijos), poseía 2 características que me hubiesen manchado el nombre: era mujer, y de apariencia extranjera. En el mejor de los casos, podrían haberme tildado de xenófobo, pero muy probablemente hubiese recaído en la categorización de machista primitivo del que casualmente estoy averiguando. Aún más: lo más seguro era que entraría en ambas al mismo tiempo. ¿Por qué sería justo que le metan un fierro caliente en los dedos hasta que se muera? (cosa que, se puede deducir, demandaría mucho tiempo) La respuesta es simple: subió al colectivo en la misma parada que una mujer que tenía una nena en brazos. La mujer que tenía la nena en brazos subió primera, pero tuvo el inconveniente de que sacó su boleto con monedas, a diferencia de la señora a la que le estoy deseando la más larga de las agonías, que utilizó el tan generalizado SUBE (una tarjeta electrónica que se usa para pagar el pasaje en los transportes públicos). Una chica, que estaba en el primero de los asientos individuales, se levantó para ceder, naturalmente (o mejor dicho, de la manera socialmente aceptada), el lugar a la mujer que tenía la nena a upa. ¿Qué hizo la señora? Después de mirar a la mujer que tenía la nena en brazos, fue como toda mala gente que se precie de serlo, y se sentó en el asiento que tan amablemente cedió la chica que estaba antes. Marche un hacha oxidada pa la vieja. La mujer a la que le robaron el lugar llegó hasta la cuarta hilera de asientos, y como buen ciudadano, le cedí mi lugar. Ya tenía cosas malas en las que pensar sin necesidad de que esa mancha, que ocupaba el primer asiento detrás del conductor, se hiciera presente en mi día. Hoy fue literalmente un día de miércoles. Creo que fueron más cosas de las que quería soportar las que vinieron a mi cabeza al mismo tiempo. Y así estoy, con un deseo no concretado de matar. Ojo, es matar gente que, tanto figurativa como literalmente, está ocupando el lugar que otra persona necesita y merece más. He visto las suficiente gente mayor a lo largo de mi vida como para saber que esa de la que hablo no necesitaba el asiento. Le dio pereza viajar parada y le dio pereza también los códigos sociales, y por eso se sentó en el asiento que estaba libre.

Creo que cada vez son más las cosas que no me importan, y el problema de que eso pase es que hay un trasfondo bastante extenso. No haber llorado (lagrimeé, sí, pero no lloré) el 17 de agosto es la prueba más clara de que estoy perdiendo la capacidad de sentir. Como para no perderla, también... Las cosas ya no me duelen, me molestan. Por eso tengo ese carácter insoportable que tengo, porque las cosas me molestan. Cada vez que piso la Universidad, siento que estoy perdiendo el tiempo. Siento que lo único que me llenan son los lunes, y las correspondientes horas invertidas para ese día. Pero el resto... Es perder el tiempo. Sé que es un poco tarde para sentir que Teoría social, Sociología y Procesos sociohistóricos mundiales no me llenan, pero llegó ahora. Queda bancarme la amargura un par de semanas más, y después seré libre. Este cuatrimestre no es lo mismo, no sé si será porque las 3 materias me hablan de los mismos tipos y ya estoy harto, o si es porque tengo libres los martes, y los miércoles voy a la tarde, o si es más lo que hay que leer, o que sea porque hay gente que no está, lo que incluye gente que ya nunca va a estar. Hay personas que me acostumbré a ver desde la primera mañana que pisé la Universidad, y ahora ya no veo. No sé si sea que las extraño, pero sí siento que el ambiente no es el mismo si no están.
avatar
Millaray

Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Breigal el 25/11/12, 09:37 pm

Ya no espero que comprendas lo que sufro yo por verte
Ya no quiero que me entiendas ni tampoco comprenderte
Ya no espero que descubras lo que pasa aquí en mi mente
Ya no quiero ni pensarte pero siempre estás presente.
avatar
Breigal

Cantidad de envíos : 135

Volver arriba Ir abajo

Re: Obras cortas y no tan cortas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.