Censo
Últimos temas
» Adonde me lleven los sueños
04/04/18, 08:55 pm por Lisandot

» Sentimientos encontrados
22/02/18, 10:03 pm por Songèrie

» El fin de un viaje y el comienzo de otro.
04/02/18, 03:16 pm por Florangél

» Vini, saquei, marchi
30/01/18, 06:23 pm por Narrador

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/01/18, 06:01 pm por Narrador

» Trama 3 . Se reclutan piratas y maleantes varios
30/01/18, 05:58 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

No todos los espíritus son amables

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 13/07/11, 07:37 pm

El alba se alzaba cuando llegué, subida a mi pequeño vehículo de hielo, a una isla que no conocía hasta ese momento. Lo primero que me llamó la atención fueron las adorables criaturas que nadaban a su alrededor, como una especie de "guardianes de sus costas". Descendí en el mar, pues tenía muchísimas ganas de interactuar con esas simpáticas criaturas. En eso estaba, cuando un inmenso torrente de agua se alzó ante mí, causando que pierda el equilibrio.

-¡Iblagia! -grité enfurecida, y congelé el agua que se había elevado súbitamente.

-Gran error, mediocre hechicera -gritó Iblagia desde la columna de hielo, y lo dividió en cientos (¿o acaso serían miles?) de pequeños fragmentos de hielo que lanzó hacia mí. Usé mi magia para evaporarlos y me impulsé hacia él aprovechando el agua del mar. Cuando llegué ante él, le sonreí.

-Iby -le dije.

-¡Ni siquiera lo pienses! -gritó, pero eso no lo salvó de mi abrazo. Me aseguré de sujetar sus manos para evitar que me atacara por la espalda. -¡Suéltame! -ordenó intentando liberarse.

-Pero si eres tan mono...

-¡Que me sueltes! -insistió.

-Con una condición. Me ayudarás a entrenar y dejarás de ser tan agresivo con tu humana compañera -le dije. Me miró a los ojos, juraba notar desprecio en ellos. Desprecio que ya no me afectaba tanto como al principio, pues se había convertido en algo sumamente habitual.

-De acuerdo -me dijo con tono resignado y agachando la mirada. Lo solté y ni bien lo hice se situó en la orilla de la isla. Luego giró sobre su eje y me miró, acto seguido dejó ver una sonrisa pícara. Me apresuré a llegar a la isla tan rápido como fuera posible, pero no pude salvarme de la cruel venganza de Iblagia. Las aguas se agitaron a una elevadísima velocidad, supe que no podría salir de allí por los medios comunes, así que me impulsé bajo el agua como si fuera un misil subacuático o algo parecido. Aparecí ante Iblagia y lo apreté fuertemente con mis brazos, mientras me internaba en la isla llevándolo como si fuese un muñeco de felpa.

-No me refería a esa clase de ayuda, Iblagia.


Última edición por Tsuki Umi el 27/10/11, 03:21 pm, editado 3 veces
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 15/07/11, 01:32 am

Edmund despertó en oscuridad, no sabía hace cuanto estaba inconciente, solo que cuando se intentó levantar se golpeó la cabeza. Al cabo de un rato descubrió que estaba dentro de algo. Al tacto parecía madera, era rectangular, estaba hecho a su medida... ¡Era un ataúd!
El chico rubio lo abrió desde dentro y salió rapidamente. Descubrió que aún tenía su mochila y al revisarla estaba todas sus pertenencias.

Sus ojos se fijaron en el libro donde estaba sellada su acompañante y sintió la necesidad de desenfundar su hermosa espada, pero se resistió y cerró la mochila. Salió de lo que parecía una bodega donde almacenaban cosas y por como se mecía el suelo dio por sentado que se encontraba en un barco. Luego de caminar un rato por el pasillo salió a la cubierta donde un marinero lo atajó y le preguntó quién era. Edmund le contó su historia de la cual el marinero se rió a carcajadas y lo llevó con el capitán. Al escuchar la historia del rubio, el capitán no le creyó, lo acusó de polizón y lo dejó en la primera isla que se toparon, en Denkenia.

Cuando el barco estuvo cerca de la isla, lo tirarón por la borda y nadó hacia la costa. Con mucho esfuerzo legó a la orilla, practicamente arrastrado por las aguas. Al incorporarse se dió cuenta de que se encontraba en medio de la nada, mojado, lleno de arena, en una tierra que desconocía totalmente, y lo peor era que no sabía porque había despertado en un condenado ataúd, en un barco desconocido y en dirección hacia esas tierras. Necesitaba alguna referencia para ubicarse geograficamente, se sentía perdido y algo desamparado.

Subitamente las aguas se agitaron de una manera anormal y una ola gigantesca cayó sobre él, empapandolo completamente, otra vez.

- Genial, ¿Y ahora qué? -


Última edición por Edmund Dyrle el 28/07/11, 02:51 am, editado 3 veces
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 15/07/11, 08:17 pm

Apenas había comenzado mi caminata, cuando Iblagia, atrapado entre mis brazos, dijo seriamente:

-Hay alguien cerca.

-Genial, necesitaremos conocer este lugar. Debemos descansar en alguna parte si queremos entrenar.

-No lo entiendes. Hay un poder oscuro cerca. Debemos marcharnos de esta isla ahora mismo.

-Iby -le dije, mirándolo a los ojos. Él levantó la mirada para posar su vista en mí-. ¿De dónde proviene ese poder oscuro? Podríamos hacer un gran favor a los habitantes de este lugar si nos deshacemos de él.

-No creo que sea prudente. Está concentrado en un espacio muy pequeño.

-Maldad en un espacio muy pequeño. No sé a quién me recuerda... -dije con sarcasmo, mirando de reojo al espíritu que mi abrazo tenía prisionero. -¿Dónde está?

-No se te ocurra culparme si te mueres. Suéltame, por favor, y te guiaré.

-No creas que caeré con eso. ¿Es hacia allí? -pregunté, girando para quedarme enfrentando una posición.

-No. Es por ese lado -dijo Iblagia, apuntando con su cabeza como podía. Giré hasta que apunté a la costa. -Allí. Camina derecho.

-¿Qué tan poderosa es esa fuerza? -pregunté mientras avanzaba hacia el lugar.

-Bastante. O quizás no lo sea tanto, pero siento que está concentrada.

Me acerqué a la costa, sin soltar ni un poco a Iblagia, pues estaba segura de que a la menor oportunidad tomaría represalias contra mí. Pude ver a un muchacho alto, delgado y rubio allí. Estaba completamente empapado. Parecía fastidiado.

-¿Esa es la gran amenaza? Pues te apostaría lo que quieras a que tú empapaste a la amenaza.

-Ese muchacho no es normal. Ten cuidado.

-Yo tampoco soy normal. Estoy hablando con una iguana. -Mi tono serio y cortante, como yo sabía, muy en el fondo, que sucedería, ofendió seriamente a Iby. O quizás fue lo que le dije lo que provocó su ira.

-¿Iguana? ¿Soy uno de los espíritus marinos más poderosos y me llamas "iguana"? Tienes un serio problema de ubicación, mocosa. Un problema que corregiré ya mismo.

Una inmensa ola se alzó en el mar y avanzó hacia mí, formando una intimidante cabeza de dragón presta a devorar todo lo que se cruzara en su camino. El joven rubio seguía allí. Él no tenía la culpa de que Iby me detestara, y esa ola no debía mojarlo. Envié el hielo de mi adorno y las flores de mi báculo hacia él para crear una pared de hielo que le sirviera de escudo contra el poderoso ataque de Iblagia.

-¡No te muevas! -le grité. La ola llegó a mí, me arrastró una buena cantidad de metros, hasta que finalmente logré reaccionar y frené el feroz torrente que me llevaba al centro de la isla, contra mi voluntad. -¡¡¡Iby!!! ¡¡¡Me las pagarás!!!


Última edición por Tsuki Umi el 27/10/11, 03:22 pm, editado 2 veces
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 21/07/11, 03:45 am

Edmund estaba terminando de limpiarse la arena mojada de la ropa cuando escuchó un "¡No te muevas!" y se quedo helado. Una gran ola absurdamente gigantesca se acercaba hacia él desde el mar, formando una inmensa cabeza de lo que parecía un dragón.

- Esto raya los limites de lo absurdo. - Dijo sorprendido mientras esperaba el golpe del agua contra él, no tenía caso intentar escapar.

Lo mas extraño fue que luego de ver la silueta de pequeñas cosas volando, dirigiendose a la ola, apareció una especie de muro enorme de hielo de un grosor impresionante. Una magia realmente asombrosa, y algo que seguramente Edmund no lograría en muchos años de estudio.

Mientras veía como esa masa de agua gigantesca entraba a la isla la oyó nuevamente, pero esta vez gritando algo así como una amenaza hacia un tal "Iby", no estaba seguro.

- Que día tan particular... - dijo Edmund mientras se acercaba a donde escuchó aquel ultimo grito, preguntandose nuevamente donde demonios estaba.


Última edición por Edmund Dyrle el 23/07/11, 05:06 am, editado 2 veces
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 22/07/11, 07:30 pm

Estaba completamente cubierta de agua. Me tomé mis buenos segundos para normalizar mi respiración y después usé mi magia para secarme, mediante la evaporación del agua. Luego de eso, congelé el agua que acababa de evaporar para restaurar mi adorno y la flor de mi báculo.

-¡Iby! -Pese a todo, no olvidaba que debía vengarme de lo que acababa de hacerme. Di unos pasos y encontré a Iblagia inconsciente. ¿Le había ocurrido algo? Corrí hacia él, sumamente preocupada, y lo levanté. Lo revisé buscando heridas, y sentí un inmenso alivio cuando descubrí que estaba dormido. -Tonto -le dije, con esa pequeña esperanza de que pudiera escucharme-. Sabes que no debes esforzarte tanto.

Ese último y, para mi gusto, innecesario ataque lo había dejado completamente agotado. Rodeé mi cuello con sus brazos y lo apoyé contra mi cuerpo, después puse mi mano izquierda debajo de su espalda para cargarlo. Mientras caminaba con él a cuestas, pensé que cuando se despertara podría enojarse conmigo por cargarlo como un bebé, pero no me importaba demasiado.

Casi me había olvidado de que ese chico alto estaba cerca. Lo recordé súbitamente cuando lo vi caminar hacia mi ubicación. ¿Sería cierto lo que Iblagia me había dicho? ¿Llevaría ese muchacho un poder demoníaco? Decidí acercarme, y si acaso se mostraba hostil en algún momento, lanzaría a Iby al universo espiritual y yo escaparía aprovechando mis poderes defensivos. Además, el mar estaba cerca, y en ese lugar podía convertirme en una fortaleza viviente.

-Hola -lo saludé amablemente mientras me presentaba ante él-. Me llamo Tsuki, es un placer. -Hice una pequeña reverencia flexionando levemente las piernas hacia adelante. - Bonito lugar, ¿cierto?


Última edición por Tsuki Umi el 26/10/11, 04:03 pm, editado 1 vez
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 23/07/11, 05:05 am

Edmund continuó caminando hasta que finalmente conoció al origen de la voz, un chica de ojos celestes y, curiosamente, pelo del mismo color. Estaba cargando una especie de reptil bastante particular.

- Hola, me llamo Tsuki, es un placer. - la chica lo saludó haciendo una pequeña reverencia.

- Oh, igualmente, mi nombre es Edmund, pero prefiero que me llamen Ed. - Contestó el rubio, haciendo su mejor esfuerzo por sonreir. Hasta ahora lo unico bueno que había pasado fue que gracias a esa chica no terminó mas mojado (Si eso era posible) de lo que ya estaba.

- Bonito lugar, ¿cierto? - Comentó Tsuki, Ed miró alrededor.

- Parece un bonito lugar, excepto por algo. - Luego de decir eso, señaló a la costa. - ¿Alguna vez habías visto olas de ese tamaño?, no me gustaría tener una casa cerca de la playa si viviese por aquí. -

El chico rubio se descolgó la gran mochila que llevaba en sus hombro, y al notarla completamente empapada, decidió ver que provisiones habían sobrevivido al agua. Se sentó en una roca bastante grande en el suelo y comenzó a revisar su contenido.
La carne seca, algunas raices y las nueces estaban completamente mojadas pero podían ser salvadas todavía. Algunos mapas quedaron completamente arruinados y otros no tanto. Lo que llamó la atención del joven fue el libro que mantenía sellada a su acompañante. Por alguna extraña razón, no había sufrido ni un poco de daño, es mas, parecía como si el agua no lo hubiese tocado.
Luego de tenerlo en sus manos, otra vez oía esa hermosa voz en su cabeza, clamando para que la desenfundace, para que saciase esa sed interminable de sangre. Estuvo un buen rato dubitativo y en cuanto estuvo por abrirlo recordó a la chica y levantó la vista para verla.

- Una pregunta, ¿Eres de por aquí? - Preguntó Edmund a Tsuki mientras intentaba recordar como había llegado a ese ataud en aquél endemoniado barco.
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 26/07/11, 07:06 pm

El joven rubio, absolutamente empapado de pies a cabeza, se presentó como Edmund. "Ed"... Me agradaba cómo sonaba.

-Entonces te llamaré Ed -le dije sonriendo. Cuando Ed comentó acerca de las olas, supuse que hacía referencia a las represalias de Iby, y reí levemente.

El muchacho se sacó la mochila y se sentó en una roca para revisarla. De lo poco que podía ver desde esa distancia, parecía que todo estaba arruinado. Me acerqué lentamente para observar en mayor detalle. Me sentí culpable cuando vi que algunos papeles que tenía estaban destrozados.

-Emmm... Yo podría ayudarte a salvar la comida. Aunque no estoy segura de poder hacer algo para salvar esos papeles.

Ed miró detenidamente un libro. Un segundo... ¿Acaso ese libro estaba seco? Me sorprendí enormemente al notar que parecía estar completamente seco, incluso Ed pareció sorprenderse. La manera en la que observaba el libro me hizo pensar que allí guardaba algo muy importante, aunque no parecía estar aliviado por ver que el agua no lo había alcanzado. Parecía necesitar que se conserve, pero no parecía desearlo realmente. Quizás debía entregar ese libro en alguna parte.

-Parece que has tenido suerte, Ed. -Luego me preguntó de dónde provenía.- Yo... Nací en Pulau-Sihir. Estoy recorriendo el resto de las islas para perfeccionarme. Éste pequeñín es Iby, mi compañero. Aunque detesta que lo llamen "Iby", así que te sugiero que no lo hagas.

Entonces recordé que Ed había mencionado que no le gustaría tener una casa en la playa si viviese por allí. Eso me dio a entender que provenía de otro lugar.

-¿Tú vienes de muy lejos?

Mientras tanto, Iby seguía completamente dormido. Pude notar que sus músculos se estaban relajando. Despertaría pronto. Pensé en que me reprendería por hablar con ese joven que albergaba una fuerza demoníaca. Quizás hasta atacaría a Ed. No podía decir que esa idea me agradara, pero si Iblagia tenía razón respecto a él, podía ser lo recomendable. No parecía ser un mal sujeto, y tampoco parecía esforzarse por caerme bien. Eso era lo que realmente me desconcertaba. Si realmente era un demonio o algo así, quizás querría ganarse mi confianza de la manera más rápida posible para luego atacar. O ya me hubiese atacado. O podría estar esperando a que baje la guardia. En cualquier caso, Iby despertaría pronto, y él era todo lo que necesitaba para defenderme eficientemente.

-Yo estaba por explorar la isla. ¿Quieres venir?


Última edición por Tsuki Umi el 26/10/11, 04:04 pm, editado 1 vez
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 27/07/11, 03:26 am

- Emmm... Yo podría ayudarte a salvar la comida. Aunque no estoy segura de poder hacer algo para salvar esos papeles. -

- Por los papeles no te preocupes, eran simplemente algunos mapas y cosas hechos por mí que ya no servían - dijo Edmund levantando los hombros. No estaba equivocado, esos eran mapas de Magic Kingdom, lugar que no volvería. - Si pudieses secar la comida me sería de mucha ayuda. -

Mientras Ed hacía un inventario de las cosas que habían sobrevivido Tsuki comenzó a acercarse para ver también lo que quedaba. El chico de entre todas las cosas se asombró al ver el libro que mantenía a la Espada Fantasma sellada seco.

- Parece que has tenido suerte, Ed. - Comentó Tsuki por lo del libro, Ed la miró y luego sus ojos volvieron al libro y sonrió. No fue una sonrisa de felicidad, sino una cargada de tristeza. No, como se estaba equivocando Tsuki al decir eso.

Ed le preguntó de donde provenía y élla contesto que de un lugar llamado Pulau-Sihir. Que estaba recorriendo las islas para perfeccionarse. Luego nombró a Iby, su extraño compañero, esto le le dio un poco de gracia al joven. - Asi que el pequeñín se llamaba Iby. - Habló el rubio casi sin darse cuenta.

- ¿Tú vienes de muy lejos? - Preguntó la chica del cabello celeste.

- Vengo de un lugar algo lejano llamado Magic Kingdom. Mi viaje no fue exactamente planeado, por diferentes circunstancias terminé siendo acusado de polizón en un barco y obligado a saltar por la borda. - Le respondió el joven mientras, luego de haber vaciado su mochila, al darla vuelta, cayó mas agua y para sorpresa de Edmund algunas algas marinas. - Perfecto, esto va a apestar a pescado dentro de un rato. -

- Yo estaba por explorar la isla. ¿Quieres venir? - Le propuso la joven hechicera a Ed.

- Me parece perfecto. Viajar solo es muy aburrido, ademas pareces una persona bastante interesante - Le contestó sonriendo éste. - Debo guardar algunas cosas en la mochila y podemos comenzár a movernos -
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Narrador el 27/07/11, 12:53 pm

- He visto poder. Control completo de la fiereza del mar, que es indomable. Eso es poder, y el poder es respetado aunque sea un poder absurdo.

Una mujer se acercaba por la arena, andando despacio, con un extraño contoneo de los hombros que, lejos de ser fruto de coqueteo, parecía más bien debido a un descontrol sobre su propio cuerpo. Cada tambaleo desplazaba el mechón de despeinado pelo negro que encuadraba su cara, el resto oculto por una capucha de tela morada. Sus ojos ambarinos brillaban bajo largas pestañas, pero permanecían fijos, casi perdidos.
Se detuvo frenando bruscamente a la altura de Edmund y Tsuki, y cruzó su brazo derecho sobre el pecho para agarrar su otro brazo, como abrazándose a si misma.

- Y siento poder. Pero un objeto no se merece respeto. ¿Está ese objeto en manos adecuadas?

Sus labios carnosos pero agrietados se torcieron en una extraña sonrisa, dejando escapar una risa aguda.

- Pero es poder de todas formas, y el poder se recompensa. Quiero un ipoq. ¿Podéis cazarlo para mí?
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 157

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 28/07/11, 07:56 pm

Me llamaba la atención notar que Ed parecía estar triste por ver que el libro estaba sano. Al notarlo, tuve una pequeña corazonada. Iby había dicho que el poder demoníaco estaba concentrado en un espacio muy pequeño. ¿Acaso residía en ese libro? Despertó una pequeña admiración al imaginar que Ed podría haber sido enviado en una misión para purificar ese libro. Cierto que no era bueno sacar conclusiones demasiado apresuradas, pero imaginaba que debía existir una importante razón para conservar ese libro que, además, parecía no agradarle demasiado al joven rubio.

Cuando Ed vació su mochila, cayeron algas y él comentó que olería a pescado. Evaporé toda el agua que pude y la quité para secar las pertenencias de Ed. Me dijo que venía de un lugar llamado Magic Kingdom y fue echado de un barco, acusado de polizón. Sonaba muy extraño. Me agradó muchísimo que Ed aceptara la invitación.

-De acuerdo -dije, dando un pequeño salto de manera involuntaria. Tenía una pequeña sonrisa adornando mi rostro, y se vio un poco opacada cuando vi una mujer acercándonse a nosotros. No parecía estar bien, se podían ver sus ojos de un extraño color amarillo, cuya mirada parecía flotar en el aire. Tenía una capucha que tapaba su cabeza, pero podía verse un mechón de su negro cabello.

A pesar de su intimidante aspecto, no me hubiese asustado de no haber hablado como lo hizo. Hablaba sobre el poder, sobre el control de la fiereza del mar (imaginé que hacía alusión a Iby), y decía que el poder se respetaba aunque se tratara de uno absurdo. No supe por qué, pero me sentí levemente aludida por ese comentario. Luego habló sobre un objeto aparentemente muy poderoso. Miré a Ed con una pregunta nadando en mi mente: ¿Ese objeto sería el libro? El poder se recompensa.

Dí un paso hacia atrás, esa sonrisa y esa risa posterior me asustaban. Abracé a Iby con más fuerza. Un ipoq... Esa mujer quería que Ed y yo cazáramos un ipoq para ella.

-¿Qué es un ipoq?

Algo me decía que esa isla no era tan paradisíaca como creía. Esos ipoq parecían ser muy poderosos, y por esa razón se precisaba de un trabajo en equipo.


Última edición por Tsuki Umi el 26/10/11, 04:05 pm, editado 1 vez
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 01/08/11, 04:07 am

Luego de que Ed aceptó la invitación, Tsuki dijo "De acuerdo" y pegó un saltito sonriendo, de una manera que a Edmund le pareció graciosa y adorable a la vez, le recordaba a una niña pequeña por momentos. Comenzó a guardar las cosas en la mochila cuando, de repente, escucho a una mujer hablar de manera extraña. Hablaba de poder, del poder de manejar el mar y cuando Ed la vió, se dió cuenta que no solo era extraña su forma de hablar, sino ella en sí.

Caminaba hacía ellos como perdida, hechizada, con un extraño movimiento de hombros, como si no pudiese controlar completamente su cuerpo. Edmund no pudo evitar fruncir el entrecejo en señal de confusión al verla y luego, mirar a Tsuki levantando una ceja. Cuando llego a la altura del grupo fue cuando dijo algo que realmente lo sorprendió. Habló sobre poder en un objeto, y si estaba en las manos adecuadas. Ed no pudo evitar mirarla a los ojos, atonito y algo palido. Vió que esta no estaba realmente viendo ni a la hechizera ni al joven, tenía la vista perdida en la nada.

La mujer sonrió de una manera antinatural y dejó escapar una risa bastante atemorizante. Ed se quedó helado en el lugar, no esperaba que la encapuchada se comportase así. Despues de esa escena espeluznante, les pidió que quería que cazaran un ipoq. Su hilo de pensamiento posterior cincidió con la pregunta que hizo Tsuki ¿Qué demonios era un ipoq?.

El rubio se dio cuenta, luego de todo lo sucedido, que no solo no se esperaba el extraño comportamiento de la mujer, no se esperaba nada de la extraña y desastroza serie de acontecimientos que comenzaron a suceder luego de haber abandonado su hogar (mas bien, haber sido echado por sus padres), para buscar objetos curiosos y "aventuras".

- Supongo que a esto se lo podría llamar una, "aventura". - Dijo para si mismo, sin darse cuenta que estaba pensando en voz alta.
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Narrador el 01/08/11, 05:55 am

La mirada de la mujer se enfocó sobre Tsuki en cuanto ésta abrió la boca. Fue un cambio brusco; sólo cuando tenías sus propios ojos clavados en los tuyos podías apreciar realmente la fuerza de aquella mirada. Ahora que había vuelto al plano real, la mujer parecía exultante, intimidante, poderosa y peligrosa... pero la severidad de su gesto desapareció inmediatamente, y al momento siguiente pareció como si nunca hubiera estado allí.

Dejó caer el brazo con el que se había rodeado a si misma y se irguió para abandonar la posición levemente encorvada que había estado manteniendo.

-Devoradores de almas, se dice – respondió calmada, con tono pausado - . Nadie ha visto un ipoq y vivido para contarlo, se dice. Las morsas que de día nadan alegremente por la isla se convierten de noche en ipoqs, se dice, y quien al ponerse el sol quede fuera del islote en el que está la ciudad morirá.

La mujer parecía haber retomado el control de si. Su forma de hablar era cabal y parecía expresarse desde el conocimiento; sus ojos no revelaban emociones, pero al menos ya no estaban perdidos.

- Devoradores de almas – repitió –. Y por tanto cada alma que devoran pasa a ser parte de ellos... ¿Qué mayor fuente de almas puede haber en el archipiélago? Quiero un ipoq. Cazad un ipoq para mí y no os faltará nada en la vida. Fallad, y morís.
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 157

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 04/08/11, 06:22 pm

Oí a Ed diciendo algo sobre una aventura. Tras realizar mi pregunta, la mujer me miró a los ojos y hasta pareció atravesarme con ellos. De repente pasó a mirar alguna partícula que estuviese volando por el aire a mirar mis ojos. Parecía amenazarme con la mirada, al punto de hacerme desear con todo mi ser que Iby despierte. Sin embargo, esa intimidante expresión se perdió al instante. Duró demasiado poco, pero estaba segura de no olvidarla en mucho tiempo.

La mujer se irguió por completo con los brazos cayendo a ambos lados de su cuerpo. ¿Devoradores de almas? ¿Cómo es que Iby no había notado que tales seres habitaban esa isla? Miré a las morsas que estaban nadando de esa manera tan simpática. ¿Esos eran los ipoq? Me costaba creerlo, aunque la mujer dijo que su transformación ocurría durante la noche. Parecía haber estudiado a esos seres durante mucho tiempo. Aunque una pregunta bastante seria comenzó a nadar en mis pensamientos. ¿Para qué querría tantas almas?

Su oferta me pareció poco confiable. Realmente no creía que algo pudiese faltarme. Bueno, sí. Me faltaba la plena confianza de Iby, pero no estaba segura de que eso fuese algo que esa mujer pudiese darme. Mi compañero despertaría pronto. Miré a Ed a los ojos. Quizás a él le interesaba esa aventura, como él la llamó. Yo podría ayudarlo sin problemas, pues esas morsas eran seres marinos, y teníamos el mar cerca de nosotros. Para cuando llegara la noche, Iby ya estaría despierto.

-¿Qué dices, Ed? ¿Lo hacemos?

De mi rostro había desaparecido toda sonrisa. Estaba completamente seria, pues sabía que si hacíamos aquello que esa mujer nos pedía, arriesgaríamos nuestras vidas.


Última edición por Tsuki Umi el 26/10/11, 04:05 pm, editado 1 vez
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 05/08/11, 03:42 am

Luego de la pregunta de Tsuki, la mujer la miró a lo ojos pareciendo conciente por primera vez, y noté como la joven hechizera estaba poniendose tensa hasta que nuevamente la misteriosa encapuchada perdió la vista nuevamente. Dijo uqe los ipoq eran comedores de almas, o por lo menos eso se decía. También que las morsas que nadan a la luz del día, ne la noche se convierten en ipoqs. Según la mujer dijo, son una gran fuente de almas.

La última frase fue la que resonó mas en Edmund, especialmente la sentencia final.

- Quiero un ipoq. Cazad un ipoq para mí y no os faltará nada en la vida. Fallad, y morís. -

- ¿Qué dices, Ed? ¿Lo hacemos? - Preguntó Tsuki, completamente seria, lo que hizo que Edmund se diera cuanta, quitando la curiosidad(su peor enemiga de siempre) de lado, que no solo iba a arriesgar su vida en esa aventura, iba a poner en peligro la vida de la pobre hechicera. Es pregunta hizo que Ed sienta un peso terrible sobre él, el peso de la responsabilidad.

Ed miró a Tsuki un momento, la miró a los ojos pero no vió miedo, vió, extrañamente, convicción. Parecía que élla también quería hacerlo, el rubio no sabía si era por curiosidad, por riquezas, por el simple hecho de vivir aventuras, pero estaba dispuesta a correr el riesgo.

- Si esos terribles y peligrosos ipoqs son la transformación nocturna de esos tranquilos animalitos, podríamos atrapar a una de esas morsas siendo de día. - Comenzó a decirle a Tsuki. - Y de noche tendrías a tu ipoq. - Terminó su frase viendo a la encapuchada.

Parecía demasiado simple el razonamiento de Ed, y hasta parecía tonto que fuese tan fácil dado que la extraña mujer buscaba personas con "poder", pero el rubio necesitaba su respuesta. Tal vez, si encaraban el problema desde ese otro punto de vista, podría ser mucho mas simple, como a Edmund le gustaba.
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Narrador el 07/08/11, 11:17 am

- Intentadlo como queráis - respondió la mujer, súbitamente despreciativa -. Cazad cincuenta morsas si así vais a conseguir algo; no me importa el medio mientras me traigáis un ipoq.

Se adivinaba en ella algo de impaciencia y un incipiente aburrimiento; chasqueó la lengua y, sin concederles un minuto de gracia, les dio la espalda. Retomó su andar siguiendo la dirección contraria a aquella por la que había venido; se movía despacio, pero con mucha más seguridad que cuando Tsuki y Edmund la habían visto por primera vez. Su paso no era firme en la arena, y estaba lejos de resultar abiertamente imponente o amenazadora, pero sus movimientos tenían algo de hipnótico y algo de peligroso, como una serpiente que repta lentamente en la orilla.

- A no ser que queráis que os mate, no os volváis a cruzar en mi camino sin lo que os he pedido – advirtió – . Pero si encontráis un ipoq, buscadme en Denke...preguntad por Neltira, y entonces os alegraréis de haberme conocido. Odio – la mujer se detuvo para girarse hacia ellos una última vez –, odio que me hagan esperar, y no creo que me pase una vida en esta isla podrida. Tenéis una semana; informaos, preguntad, lanzaos a lo loco, abandonad Denkenia en el primer barco que veáis; haced lo que más os plazca.

Volvió a girar su cuerpo y prosiguió su marcha sobre la arena, alejándose de ellos sin añadir nada más.
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 157

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 09/08/11, 10:36 am

Lo cierto es que la idea que Ed sugirió me pareció llena de sentido. Aunque no pude evitar pensar que alguien seguramente ya lo habría intentado por ese camino. No obstante, la mujer pareció encontrar demasiado infantil esa idea, pues el tono que usó para responderle a Ed no resultó para nada amigable.

Parecía querer su ipoq en ese mismísimo instante. Hasta parecía estar enojada con nuestras preguntas, preguntas que, sin embargo, eran perfectamente lógicas teniendo en cuenta que era la primera vez que ambos pisábamos esa isla. ¿Cruzarnos? ¡Pero si fue ella la que vino a nosotros! En cierto punto me indignaba esa actitud que tenía esa mujer que ahora se alejaba de nosotros de manera muy extraña.

Pareció importarle demasiado que Ed y yo entendiésemos que detestaba esperar, pues interrumpió su marcha para mirarnos por última vez. Luego de darnos el plazo de una semana para llevarle su ipoq, se marchó sin darnos tiempo a responder. Fue en ese momento cuando me dí cuenta que tanto Ed como yo olvidamos hacerle una pregunta crucial: ¿Lo quería vivo?

Con una calma que parecía inmutable y con la certeza de que Denke era la ciudad donde se estaba a salvo de los ipoq, y estando casi segura de que recordaría el nombre de la mujer, suspiré levemente preocupada. Esa mujer no nos había dicho gran cosa sobre los ipoq. Cierto que nos había dicho lo más importante: eran devoradores de almas y eran esas adorables morsas. Pero no sabíamos si tenían algún poder especial, alguna debilidad, si eran veloces, fuertes, si atacaban en grupo.

Lo que más llamaba mi atención era el hecho de que el único lugar seguro parecía ser esa ciudad. Si esa ciudad estaba en un islote, ¿por qué las morsas no nadaban a ella? Supuse que debían sufrir una gran transformación, pues según lo que la mujer nos dijo, si alguien estuviese en las profundidades de la isla, pero fuera de la ciudad, moriría de todas formas.

-En la ciudad debe existir alguna especie de barrera espiritual -comenté-. Por eso los ipoq no se acercan a ella. -Luego le susurré a mi espíritu compañero al oído: -Iby. ¿Estás despierto? Tenemos una especie de misión. -No hubo respuesta, tras lo cual suspiré y le hice un pequeño masaje en la espalda a mi compañero mientras lo cargaba.

Pensé en las posibilidades que teníamos. Se me ocurrió que podríamos probar con la idea de Ed y, en caso de que no funcione, ir a Denke para averiguar la razón que alejaba a los ipoq de ese islote.

-Podríamos intentar capturar una de esas criaturas y esperar al anochecer para ver si se transforma. Si lo hace, se la llevamos a... Neltira. No soy muy buena para recordar nombres. Y mientras esperamos a que comience la noche, podemos buscar esa ciudad. En caso de fallar, lo soltamos y averiguamos un poco más en la ciudad. ¿Qué te parece? Por cierto, Ed. ¿Sufres de vértigo en las alturas?


Última edición por Tsuki Umi el 26/10/11, 04:06 pm, editado 1 vez
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 10/08/11, 01:36 am

Ed escuchó un poco tenso, dada la extraña atmosfera que la mujer generaba, la respuesta que dió, la cual fue algo hostil. Parecía, por como contesto, que su idea no le había resultado seria, o caso contrario, que estaba harta de hablar con ellos y quería irse de una vez.

Dió media vuelta y comenzó a desandar sus pasos sin esperar respuesta. Mientras se alejaba con esa exotica forma de caminar, les advirtió, en otras palabras, que si se cruzaban en su camino con las manos vacías lo iban a lamentar, y aclaro, que odiaba esperar y que tenían una semana para llevarle el ipoq. Ed se quedó pensativo mientras perdía de vista a la encapuchada.

- En la ciudad debe existir alguna especie de barrera espiritual. Por eso los ipoq no se acercan a ella. - Le comentó Tsuki, haciendolo volver a la realidad, luego acerco su cabeza a "Iby" y le susurro algo, suspiro y comenzó a masajear su espalda. No parecía que se iba a despertar pronto.

- La pregunta es, ¿Dónde vamos a conseguir una jaula lo suficiente grande para contener a una morza? - Dijo Ed mirando a la hechicera.

- Podríamos intentar capturar una de esas criaturas y esperar al anochecer para ver si se transforma. Si lo hace, se la llevamos a... Neltira. No soy muy buena para recordar nombres. - Habló de repente Tsuki.

- Si, si no me equivoco es Neltira por la que hay que preguntar - Respondió Edmund sin darse cuenta. - Disculpá, proseguí por favor. -

- Y mientras esperamos a que comience la noche, podemos buscar esa ciudad. En caso de fallar, lo soltamos y averiguamos un poco más en la ciudad. ¿Qué te parece? Por cierto Ed. ¿Sufres de vértigo en las alturas? - Finalizó Tsuki.

- Un plan excelente, solo necesitamos pensar en la jaula y nos podemos poner en marcha. - Contestó el viajero. - ¿Vertigo? Creo que no. ¿Porque la pregunta? -
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 15/08/11, 01:29 pm

-Jaula... -murmuré. Yo podría armar una de hielo, pero no quería correr el riesgo de que eso congele a la morsa. Parecía absurdo, pero lo cierto es que me había pasado en un par de oportunidades, y había aprendido a temerle a esa idea. La posibilidad de que Iblagia aprese a esa criatura, cuyo nombre Ed me enseñó en ese momento, era algo que no debía tomarse en cuenta. Iby la licuaría por completo.

Sonreí cuando Ed se mostró de acuerdo con mi plan. Me hacía bastante feliz pensar que en algún punto, no resultaba una decepción para alguien. Aunque claro, Ed no conocía a mis padres. Quizás de haberlos conocido hubiese esperado que yo ya hubiese capturado un par de ipoqs. Se me ocurría que eso sería lo que la gente de Pulau-Sihir esperaría de mí en caso de estar presente.

Lo cierto es que una vez ausente esa mujer, me sentía mucho más cómoda. Era bastante lógico que Ed quisiera conocer el motivo de mi última pregunta. Imaginaba que no se trataba de una pregunta común.

-Para el transporte. Podemos buscar esa ciudad por aire. Una jaula... -pensé en voz alta. Observé a Ed. Lo cierto es que no parecía ser alguien muy fuerte físicamente hablando. La idea de cortar algunos árboles para hacer una jaula con sus troncos se disipó de mi cabeza tan fugazmente como había llegado. -Sólo se me ocurre una idea, por ahora. Puedo armar una jaula de hielo, pero esos seres deberían tolerar el frío. Para que una plataforma así no se rompa precisa de mucha solidez, y esta solidez requiere frío. Hubo bajas por no tenerlo en cuenta -le comenté con tristeza-. Me gustaría que Iby estuviese despierto. Él podría darnos más ideas.

Comencé a girar suavemente mi cintura de lado a lado, y apoyé mi cabeza junto a la suya. Para luego cerrar mis ojos intentando pensar en alguna otra idea. Tenía la débil (y absolutamente carente de fundamentos) esperanza de que Iblagia pudiese traspasarme su sabiduría si juntábamos nuestras mejillas mientras estábamos abrazados y con los ojos cerrados. Un estornudo me obligó a abrir los ojos.

-Suéltame AHORA -me dijo un susurro amenazante que sonaba junto a mi oído.

-Bienvenido -le susurré y lo coloqué en el suelo. Mi compañero me observaba con un evidente enojo-. Estabas inconsciente, por eso te cargué. -Iby dio media vuelta para observar a Ed, y luego volvió a mirarme, reprendiéndome con sus ojos.

-¿Acaso eres estúpida? -me preguntó con desprecio.

-Él es Ed. Ed, él es Iblagia, mi compañero. -Luego me agaché para poder hablar frente a frente con Iby.- Escucha. No es malo. Y es bueno que te hayas despertado. Necesitamos una idea para transportar a una de esas morsas.

-Podemos meter a ese sujeto en su boca y que él la sostenga desde adentro, mientras tú tiras de sus pies para ir adonde debes llevarla. ¿Por qué demonios estás hablando con él?

-Es tu culpa que esté así. Además, arruinaste todas sus pertenencias.

-Está bien que lo haya hecho. No podemos arriesgarnos, debe morir de hambre. Dime que no lo has hecho... -me dijo luego con un tono cargado de desesperanza.

-Sí lo hice. Salvé sus cosas.

-¡Idiota! -me retó Iby mientras me daba un puñetazo en la cabeza aprovechando que estaba a su misma altura. Luego de un "Au" de dolor, le pegué con mi bastón en su cabeza para devolverle el golpe.

-Se supone que fuiste enviado para ayudarme, así que hazlo. Debemos capturar a una de esas morsas. Y Ed es de los nuestros. Si intenta asesinarme, elimínalo si así lo deseas, pero si eso no sucede nunca seremos aliados. ¡Incluso amigos!

Esperaba cualquier reacción por parte de Iby, excepto la que tuvo. Me sostuvo la mirada como si no quisiera creer lo que acababa de oír; como si mis palabras lo hubiesen herido. Era la primera vez que lo veía así. ¿Acaso había dicho algo que no correspondía? Mi preocupación se trasladó a mi rostro inmediatamente y balbuceé una disculpa, pero de nada sirvió.

-De acuerdo -me dijo mi compañero con un tono tan triste en su voz que provocó un nudo en mi garganta y posó algunas lágrimas en mis ojos-. Entonces que él te ayude. Al parecer se ha ganado tu cariño. No se te ocurra culparme cuando él esté asesinándote. -Dio media vuelta para mirar a Ed, al tiempo que me daba completamente la espalda. -Será mejor que ni se te ocurra, hombrecito lánguido -le dijo con desprecio, luego de lo cual Iby se convirtió en agua y marchó al mar para mezclarse con él. ¿Hombrecito lánguido? Él nunca había insultado a alguien aparte de mí. Es más, solía mostrarse muy amable con la gente que conocíamos, sólo para demostrarme que era yo la indigna de su respeto. ¿Tanto le dolieron mis palabras?

Un ligero sollozo escapó de mí y solté mi bastón para taparme los ojos con las manos mientras algunas lágrimas salían de ellos. Me aterraba pensar que decepcioné incluso al único que no esperaba nada de mí. Iby cumplía con lo que yo esperaba de la gente de Pulau: no tenía demasiadas expectativas sobre mi persona. Con él, yo no me sentía presionada para alcanzar la perfección. Con él me sentía como una buena hechicera, no como una hechicera que debía ser perfecta.

-¿Qué fue lo que dije? -me pregunté en voz alta.- Si siempre hablamos así, si siempre nos llevamos así... ¿Por qué me abandonas ahora? -Luego levanté mi vista para mirar a Ed. Algunas lágrimas aún corrían por mis mejillas.- ¿Qué dije que no le haya dicho antes? -le pregunté como si él supiera cada cosa que Iby y yo nos habíamos dicho, como si Ed hubiese sido testigo de cada vez que él me llamó "mediocre", "inepta", "pirómana" o "burla médica"; como si hubiese presenciado cada vez que yo lo llamé "sirviente", "pequeñín", "espíritu subdesarrollado" o "lagartija de charco".

Intenté normalizar mi respiración y sequé mis lágrimas. No podía olvidar que debíamos capturar un ipoq. Consolándome un poco con la idea de que ya podría hablar con Iby más tarde, tomé mi bastón y me puse de pie. Inflé mis pulmones y suspiré largamente, como quien toma aire para recuperar la calma.

-Un ipoq. Sólo uno. No debería ser tan difícil. -Una sonrisa melancólica que intentaba ser amable, y tenía deseos de serlo, adornó ese comentario.

Spoiler:
FDI= Cuando Iblagia mira a Ed, dos lágrimas caen de sus ojos.


Última edición por Tsuki Umi el 18/07/12, 12:41 pm, editado 2 veces
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 18/08/11, 02:48 am

Lo que contestó la hechizera dejó algo sorprendido a Ed "Para el transporte. Podemos buscar esa ciudad por aire."

- ¿Por aire?... - pensó en voz alta Ed sin darse cuenta. Pero su pensamiento se detuvo cuando Tsuki siguió hablando.

- Sólo se me ocurre una idea, por ahora. Puedo armar una jaula de hielo, pero esos seres deberían tolerar el frío. Para que una plataforma así no se rompa precisa de mucha solidez, y esta solidez requiere frío. Hubo bajas por no tenerlo en cuenta. - comentó la chica algo triste.

- Me gustaría que Iby estuviese despierto. Él podría darnos más ideas. - dijo despues, para la sorpresa del rubio.

- ¿Iby? ¿Tu lagarto mascota? - Preguntó éste, sabía que lagunas personas conseguían creatividad de sus mascotas, pero ella había dicho que podría "darles mas ideas".

A Ed le pareció bien el plan, pero aún había algo que lo intrigaba y no era otra cosa que su posición exacta. Todavía no sabía con exactitud donde estaba. Necesitaba ubicarse, necesitaba un mapa.
Tsuki estaba con su mejilla apoyada suavemente en su pequeña mascota cuando, repentinamente, ésta pareció despertar. Tsuki la dejó en el suelo y esta miró al rubio y luego a su ama.

- ¿Acaso eres estúpida? - preguntó Iby, a lo que Ed se sobresaltó. No esperaba que este hablase, y menos que se dirigiese a la uqe lo había tratado con tanto cariño de esa manera.

- ¿Pero qué...? - No pudo evitar decir el rubio mientras hacía una mueca entrecerrando un ojo y levantando la otra ceja, mientras Tsuki los presentaba.

- Podemos meter a ese sujeto en su boca y que él la sostenga desde adentro, mientras tú tiras de sus pies para ir adonde debes llevarla. ¿Por qué demonios estás hablando con él? - Le dijo a la hechizera de manera bastante brusca. Parecía enojado con Ed o algo así.

Comenzaron a discutir sobre porque la chica había ayudado a Edmund. Esta terminó bruscamente cuando Iblagia, como lo había presentado la hechizera, le pegó un puñetazo a esta en la frente mientras le decía "Idiota" y luego de unos segundos se reanudo.

Obviamente, el pobre viajero no entendía nada e inoportunamente comenzaba a escuchar los suaves susurros de la espada. " ¿No estas cansado? ¿Cómo podes soportarlos? Encargate de ellos. Úsame, voy a estar muy orgulla de tí si lo haces ". Cada vez los susurros eran mas fuertes y lentamente se iba imaginando el rostro sonriente de la chica que simbolizaba su espada. Esas facciones tan armoniosas y bellas, ese cabello plateado y hermoso y esos rojisos ojos, que parecían estar sedientos de sangre.

Ed volvió al plano real cuando vió que la discución parecía haber terminado.

- De acuerdo - Luego de uqe Iblagia pronunciase esto Tsuki pareció entristecer bastante, hasta unas lagrimas se asomaron en su rostro. - Entonces que él te ayude. Al parecer se ha ganado tu cariño. No se te ocurra culparme cuando él esté asesinándote. - Y luego se dió vuelta, quedando de frente con el chico. - Será mejor que ni se te ocurra, hombrecito lánguido - Dijo con desprecio a Ed para luego transformarse en agua e irse hacia el mar. Lo que mas llamó la atención del joven fueron las dos lagrimas que cayeron de sus dos ojos.

- Uh, disculpenme, no estaba prestando aten... - Comenzó a decir Ed pero se detuvo cuando vió que Tsuki estaba muy triste. A ella se le escapó un sollozo y soltando el bastón se tapó el rostro y comenzó a llorar.

Edmund se quedó mirando como lloraba, no sabíendo como reaccionar. No sabía si tenía que apoyar una mano en su hombro y decirle "No te preocupes, ya va a pasar" o alguna otra forma de consolarla.

- ¿Qué fue lo que dije? - Preguntó para si misma. - Si siempre hablamos así, si siempre nos llevamos así... ¿Por qué me abandonas ahora? -

- ¿Qué dije que no le haya dicho antes? - Le preguntó a Ed, descubriendose y mirandolo a la cara.

Edmund se sentía muy mal por la hechicera, no le gustaba ver a las personas tristes, y menos a una mujer o a un niño. La miró con tristeza, sin saber que decir, intentandole mostrarle su pesar con su rostro.
Tsuki se secó las lagrimas y levantó su bastón del suelo. Tomó aire y suspiró ligeramente para calmarse.

- Un ipoq. Sólo uno. No debería ser tan difícil. - Dijo con una triste sonrisa.

- Disculpame Tsuki, yo no quería... - Comenzó Ed, pero realmente no sabía que decir. Lo mas curioso y tal vez lamentable, era que comenzaba a notar no tener idea de como actuar a los acontecimientos que venían sucediendole, desde que despertó de ese ataud, en ese barco y comenzaba, tristemente, a acostumbrarse a ello.

- Te prometo que vamos a conseguir un ipoq y que Iby va a volver a tus brazos. - Dijo sonriendo Edmund, mientras extendía su mano hacia Tsuki para sellar el pacto.
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 22/08/11, 02:02 am

Me estaba costando demasiado reponerme al dolor que significaba haber defraudado a Iby. El dolor no nacía de su abandono propiamente dicho, sino de su decepción con mi persona. Ed tenía intenciones de consolarme, pero no parecía tener idea de cómo hacerlo.

-No es tu culpa, Ed... -me apresuré a señalar cuando él se disculpó por lo que acababa de suceder.

A pesar de que estaba convencida de que Ed era en realidad una buena persona, y que quizás ese poder demoníaco residía en ese libro, no pude evitar sorprenderme cuando me hizo esa promesa sonriéndome. Me tomé un instante para estrechar su mano, un instante que utilicé para intentar asimilar que eso era real, que realmente existía gente que no se decepcionaba al verme llorar por discutir con un espíritu.

De haberlo pensado, hubiese llegado a la conclusión de que el retorno de Iby era algo que Ed no podía darse el lujo de prometer, pues él no tenía ningún tipo de poder sobre Iblagia. Pero en ese momento de debilidad no me importaba ese detalle. En ese momento, sólo necesitaba sentirme contenida y pensar que realmente era posible ese regreso. Por alguna razón estuve convencida de que Ed lo traería de regreso. Por alguna razón creí que él tendría ese poder de hablar con Iby, de convencerlo para que me perdone. Mientras mantenía su mano firmemente estrechada, lo miré a los ojos, como si lo estuviese analizando para asegurarme de que esa no era una promesa vacía. No sé por qué, pero vi en ellos la certeza de que Iblagia regresaría, que podríamos llevarnos bien, que ya nunca discutiríamos, que cada uno confiaría plenamente en el otro, que él me ayudaría a convertirme en una leyenda y que yo lo ayudaría a crecer.

Impulsada por esa seguridad que me parecía ver en la mirada de Ed, tiré de su brazo y lo abracé fuertemente con mis brazos sobre sus hombros.

-Gracias -le susurré con los ojos cerrados. Luego de unos segundos me separé de él y suspiré levemente-. ¿Qué te parece si nos ponemos en camino, Ed?


Última edición por Tsuki Umi el 26/10/11, 04:07 pm, editado 1 vez
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 25/08/11, 05:46 pm

Tsuki estuvo estrechando la mano de Ed mientras lo miraba a los ojos analizandolo, hasta que tiro de él y lo abrazo con sus brazos sobre los hombros susurrandole "Gracias".
El joven rubio se sorprendió, abriendo los ojos un poco mas de los normal y luego no pudo evitar ruborizarse, no estaba acostumbrado a tratar con mujeres y no se esperaba aquella reacción. Luego de unos segundos lo soltó.

- ¿Qué te parece si nos ponemos en camino, Ed? - Le dijo, luego de suspirar. Ed salió de su estupor y asintió.

El calor en sus mejillas lentamente sesó y el joven se relajó un poco. - Bien, si no me equivoco habías dicho algo así como volar hasta la ciudad. ¿No? ¿Me podrías explicar un poco mas mientras caminamos hacia la costa? - Habló Ed, mientras se acomodaba la mochila. - ¿O preferís primero ir a la ciudad? Se esta haciendo tarde y todavía tenemos bastante tiempo. - Luego de decir eso último se dió cuenta de que no había probado un bocado desde que esos monjes extraños lo habían aprisionado.

Calculaba que había estado una noche entera en el condenado ataud y era normal tener hambre, por lo menos en Ed.

avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 26/08/11, 07:34 pm

Luego de soltar a Ed, noté que él se había ruborizado, y no pude evitar sonrojarme un poco también, sólo un poco, mientras una sonrisa que intenté ocultar aparecía en mi rostro. Ed me pidió si podía explicarle eso de "volar a la ciudad", mientras se acomodaba la mochila. Era... agradable. Le sonreí antes de responder.

-Sí, claro. He aprendido a hacerme un vehículo -le dije levemente sonrojada, debido a que ese logro me provocaba cierto orgullo, y sentía que me encantaría compartirlo con alguien. Traje una masa de agua desde el mar ubicado cerca de nosotros y formé el pequeño vehículo, consistente, ni más ni menos, que en un sillón flotante hecho de hielo-. Podría amarrar la jaula aquí cuando capturemos esa criatura.

Comenzamos a caminar en busca de esos ipoq, con el sillón de hielo escoltándonos. En eso, traje un poco de agua que comenzó a danzar rápidamente frente a nosotrros, mientras avanzábamos.

-¿Cuál es tu animal favorito, Ed?


Última edición por Tsuki Umi el 26/10/11, 04:08 pm, editado 1 vez
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 27/08/11, 10:14 pm

Cuando el extraño sillón flotente hecho completamente de hielo Ed no pudo evitar sorprenderse. La maestría de la hechicera con ese elemento era impresionante.

- Impresionante - Fue la palabra que siguió a su pensamiento. - Yo también puedo manipular las artes magicas, pero no como tú. - Dijo despues, mientras caminaba al lado de su acompañante. Tsuki atrajo un poco de agua la cual comenzó a danzar en frente de ellos, como confirmando la teoría de Ed.
En ese momento volvió un pensamiento, el cual, desde que la vió crear semejante muro de hielo, estaba rondando en su cabeza. No sabía si preguntarle o no.

- ¿Cuál es tu animal favorito, Ed? - Le preguntó la chica de pelo azul haciendo que Edmund salga de sus cabilaciones.

- ¿Mi animal favorito? -Al repetir la pregunta de la joven hechicera se frotó la barbilla mientras su vista se perdía en el cielo. - Creo que el perro, es un buen animal. Esta siempre con uno y le es fiel e incondicional. - Contestó respondiendo a Tsuki. - Siempre quise tener un perro, pero mis padres me decían que si lo tenía, con lo irresponsable que era no lo iba a cuidar apropiadamente. - Dijo sin darse cuenta. - ¿Por qué la pregunta? -

"Mejor esperar un poco para preguntarle sobre aquello".
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Tsuki Umi el 28/08/11, 09:00 pm

Me sonrojé cuando Ed se mostró impresionado por la habilidad que acababa de demostrarle. No estaba para nada acostumbrada a que alguien se mostrara encantado con mi habilidad con el agua. El sillón casi se cae al suelo por esa reacción que tuve, pero logré mantenerlo en el aire.

Ante mi pregunta, Ed salió de sus pensamientos. Me intrigaba saber qué estuvo pensando, pero no sería correcto preguntárselo. Al saber que su animal favorito era el perro, le hice una escultura de hielo de ese animal y se la regalé.

-Tómala como un agradecimiento por no exigirme mucho -le dije con una amplia sonrisa.

El sol estaba a poco de ocultarse en el horizonte. Los ipoq salían por la noche. Quizás lo mejor sería ponernos a salvo esa noche, o podríamos armar ya la jaula e intentar capturar uno.

-¿Lo intentamos ahora o vamos a descansar? Creo que no estamos precisamente aptos para luchar contra un ipoq ahora. Imagino que son criaturas poderosas. Aunque, si quieres intentarlo, lo haremos -finalicé con una sonrisa infantil.

Spoiler:
FDI= Si Ed decide luchar ahora, empieza la cacería. Si prefiere buscar la ciudad, ya podés empezar el viaje si querés. Eso sí: Tsuki viaja sentada en uno de los apoyabrazos, le deja el asiento a Ed ^^


Última edición por Tsuki Umi el 26/10/11, 04:08 pm, editado 1 vez
avatar
Tsuki Umi

Cantidad de envíos : 127

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Edmund Dyrle el 30/08/11, 11:13 pm

Ed acepto la escultura algo sorprendido, la tomó en sus manos y la miró por un rato. Luego levantó la vista para ver a Tsuki y sonriendo le agradeció.

- Gracias Tsuki, nadie me había hecho un regalo tan bonito nunca - Dijo Edmund sinceramente, mirandola a los ojos y luego volvió a observar la escultura mas detenidamente.

- ¿Lo intentamos ahora o vamos a descansar? Creo que no estamos precisamente aptos para luchar contra un ipoq ahora. Imagino que son criaturas poderosas. Aunque, si quieres intentarlo, lo haremos. - Habló la hechicera, sonriendo como una niña pequeña.

El joven rubio lo pensó detenidamente. Por un lado estaba la idea de adentrarse en las costas. Siendo tan tarde los ipoqs aparecerían y según las advertencias de Neltira, eso no iba a ser nada agradable. Mientras que por el otro lado estaba la idea de ir a la ciudad, conocer como es, pedir alojamiento y poder cenar como se debe, ademas de poder quitarse la arena que se había alojado dentro de su ropa.

- Me parece una mejor idea ir a la ciudad - Comenzó a decir Edmund. - Debemos descanzar de nuestros viajes y evitar a los ipoqs que segun Neltira son bastante peligrosos, ¿Te parece una buena idea? - Concluyó.

Ed inspeccionó el extraño transporte de Tsuki, había visto cosas extrañas, pero ver un sillón de hielo flotante se llevaba el premio. Luego de estar un rato dandole vueltas una duda llegó a su mente.

- Tsuki, noté algo. Es un sillón de una sola plaza, no creo que entremos los dos. - Comentó Ed mirandola mientras levantaba su ceja derecha. Era un gesto bastante común en Edmund.

"En el viaje, en el viaje se lo voy a preguntar. Estoy seguro que ese es el momento adecuado"
avatar
Edmund Dyrle

Cantidad de envíos : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: No todos los espíritus son amables

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.