Censo
Últimos temas
» Adonde me lleven los sueños
04/04/18, 08:55 pm por Lisandot

» Sentimientos encontrados
22/02/18, 10:03 pm por Songèrie

» El fin de un viaje y el comienzo de otro.
04/02/18, 03:16 pm por Florangél

» Vini, saquei, marchi
30/01/18, 06:23 pm por Narrador

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/01/18, 06:01 pm por Narrador

» Trama 3 . Se reclutan piratas y maleantes varios
30/01/18, 05:58 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Juego de Luces y Sombras

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Juego de Luces y Sombras

Mensaje por Dulfary el 03/01/12, 01:31 am

Los sentidos mas desarrollados de Cyrian tenían que notarlo. La atención de ella, no solo su mirada sino toda la atención, se había centrado en un solo aspecto: Las sombra. Se había dado cuenta del movimiento de las sombras mientras las convocaba, las había mirado sin sutileza mientras se dirigían a él, había perdido todo interés en el siguiente golpe o el próximo movimiento.

Nada mas tuvo importancia, ni la intrusión, ni el fuego, ni los libros, ni el peligro. Nada. La advertencia, la escuchó, ¿la escuchó? pero la entendió muy tarde, demasiado tarde. Las había seguido con cada sentido propio, pero el mas obvio fue la vista y su mirada de incredulidad y sorpresa no tuvo precio.

El estallido la hizo reaccionar. A medio, fue el viento que trató de protegerla con una furiosa barrera en los que sus ojos rojos estaba fijos en las sombras que rodeaban no solo la espada si no el combate. Las Sombras, como el viento, siempre están ahí había dicho Yato. Pero él, aquel que tenía en frente, no era un kazekage.

Sus ojos, ajena al peligro a su espalda y a su frente, saltaron de un punto a otro en él, evidentemente, pero evaluadores... no, buscaba algo, un distintivo, buscaba una lágrima y un ojo, buscaba rayas, buscaba el algo, el punto de atracción que la hiciera identificarse y... no lo había.

Descuidada, niña descuidada. No buscó evitar el desplome de los libros siquiera. El viento furioso apartó uno si acaso dos, los demás, de haber sido por ella, la habría lapidado. No habiendo encontrado indicios de su Clan, la visión de este como posible enemigo a tener en cuenta fue mayor y esta vez, pese a la velocidad del movimientos, los lindos y demoniacos ojos rojos de Dulfary siguieron paso a paso el ataque del arma, no en el filo del arma, sino la forma en que las sombras se movían.

Era como verlo en cámara lenta. El ataque parecía venir a ella, si, pero ni aun en ese momento se movió, lo que si se movió su Sombra, la cual trató de ganar corporeidad pero se contuvo al intuir el ataque. LA descarga contra el mueble, al fin, logró que apartara la mirada de Cyrian, aunque solo fuera para observar de reojo lo que ocurría a su espalda.

Al volver la vista al frente, seguía justo donde lo había dejado, muy cerca a ella, resguardándola con el escudo. - Qué rayos le pasa a este tipo? - lo pensó o lo dijo? ~lo pensé o lo dije? dah, que importa ~ Estaba demasiado impresionada como para darle algo de relevancia a esa minucia, aun cuando sus ojos preguntaban con transparencia ¿por qué lo hiciste?.

Por fin, con una mueca que denotaba que salía de su trance, se fijó en sus ojos rojos, en la sonrisa (media sonrisa) pero sobre todo sus ojos. No entendía por qué había hecho eso. Era su oportunidad perfecta para huir y aun así estaba ahí, jugando a los tantos, a los puntos o a las muertes, según quisiera llamarse y el grado de humor negro que se tuviera.

No necesitaba mirar la espada, la sentía, pero lo que miró, bajando lentamente la vista con esa expresión atónita aun en sus ojos, fue la delgada linea roja que se pintaba en la garganta de Cyrian. Un corte más que superficial, de esa clase de la que uno solo se percata cuando se rasca, menos que nada, ni un arañazo de gato. Ella misma no supo cuando se lo hizo, pero ahí estaba, de la misma forma en que kunai, se engarzaba en algo entre Cyrian y ella. Volvió la vista a sus ojos.

- Sombras - susurró, un secreto entre los dos y lentamente su expresión fue cambiando, sus cejas se fueron uniendo en un gesto de muda determinación cuando su kunai tiró de aquello en lo que estaba engarzado.

En casa, en Klokoff, iban a licharla
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de Luces y Sombras

Mensaje por Cyrian el 04/01/12, 09:05 pm

- Supongo que esto contaría como uno a vuestro favor.- dijo divertido cuando sintió el finísimo corte en su cuello. - Nada mal para una mera Iniciada. -Añadió en un tono cómplice, revelándole, si no era consciente ya de ello, que se había percatado de los jugueteos del aire a su alrededor.

Su expresión divertida se atenuó cuando sintió el sutil cambio en su entorno, con el giro del kunai. De nuevo, ese algo extraño en las sombras; esta vez afectando a uno de los jirones que aún quedaban adheridos a su hoja; un leve tirón como.... como si una cuerda uniera el arma de la Iniciada y la suya.

Ella también podía manipular las sombras. Un brillo de interés cruzó sus profundos ojos rojizos, que seguían atentos a los de ella, esperando el inevitable próximo encuentro. Cuando al fin sus miradas volvieron a estar enfrentadas, dijo sólo una palabra más.

- Sombras.

Pero era una palabra cargada de significado. Era la confirmación de aquel secreto compartido, para comenzar; pero la expresión divertida de Cyrian daba a entender algo más. En conjunto era una expresión de victoria, similar a la de un jugador de ajedrez que sabe que aunque su jugada haya sido descubierta, está a sólo unos movimientos de la victoria.

- Sombras. - repitió con una significativa mirada a su alrededor, al millar de pequeñas (y no tan pequeñas) hogueras que salpicaban la habitación, llenando de sombras danzarinas la habitación; tan rápidamente como la llenaban de humo.

Sin embargo, el buen humor de Cyrian no estaba destinado a ser longevo. En el exterior de la sala, las primeras voces de alerta retumbaban por la biblioteca; finalmente, la luz y el humo habían sido detectados por los guardianes del edificio y el tiempo, un lujo que había estado dilapidando, se había agotado. Su rostro recobró rápidamente la seriedad mientras retrocedía de un salto, liberando aquel jirón de sombra "enganchado" en el arma de ella, desligado de él.

- Temo que el juego se ha acabado, Iniciada. - dijo con fría calma, sin ninguna clase de emoción de nuevo en su glacial voz; el caos en su armonía inicial. - Un placer ganaros, tal vez os conceda la revancha algún día.- Hizo una cortés reverencia rápida a modo de despedida... que de paso le permitió recuperar su daga olvidada en el suelo enlosetado.

Y entonces, antes de que las voces alcanzaran la puerta, saltó de nuevo hacia atrás, alejándose de Dul... para sumergirse en las sombras que eran su mejor compañía.


¿Luz? No es más que una ilusión, su poder no es más que un guiño fugaz sobre la oscuridad que reina. La luz es una promesa vacía, un desafío imposible contra la absoluta negrura que es el estado natural. Algún día, toda se apagará y consumirá, y todos verán el mundo como es en realidad, oscuro y sin esperanza. Como lo veo yo.

Mientras tanto, dejad que vuestra luz me ilumine. No hace más que aumentar mi sombra.

avatar
Cyrian

Cantidad de envíos : 305

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de Luces y Sombras

Mensaje por Dulfary el 05/01/12, 01:15 am

Si para Cyrian no fue notorio, para Dulfary si. Al tirar de lo que estaba engarzado el kunai, la sombra, esta cedió y se cortó. Si, una sombra que se corta. Dulfary sí que lo escuchó, el gemido de la sombra al cortarse, su siseo al tratar de unirse con el resto de la sombra y lo que bien podría interpretarse como un suspiro de alivio al hacerlo.

Todos dentro del silencio, todos en la Sombra, nunca mejor dicho. Esa era la razón por la que la lincharían en su casa; sin embargo no le hizo mayor daño a la sombra. Por otro lado, quizá fue por eso que no escuchó el ruido por fuera de la habitación o quizá fue por oír su voz repitiendo la palabra.

En cuanto se apartó de ella, de un salto, Dulfary casi también da uno atrás, quedando totalmente en guardia al hacer esa reverencia ~no seas tonta, se burla y recoge la daga, tendré que hacer lo mismo antes que se vea la espada donde no debe ser ~

- Estoy viva - sonrió orgullosa y altanera - nadie pierde - lo mordaz de su sonrisa se perdió al verlo entrar en la sombra. Podía seguirlo, oh si, podía, si alguien tenía la capacidad era ella... siempre que la sombra no se volviera en su contra. Lo veía sumergirse en camara lenta, sin demostrar sorpresa alguna.

No, no lo seguiría, pero tampoco lo dejaría ir.

- Ahh no!! no estas ni tibio!! - exclamó con claridad y en simultaneo o incluso antes que sus palabras, ambos kunai viajaban en dirección al punto por donde huía Cyrian, uno de los cuchillo se adentró en la sombra presto a herirlo de gravedad dada la certera puntería de la niña, el otro, ancló la sombra... o debió hacerlo, debió anclar la sombra pero se clavó muy tarde en esta, cuando el muchacho ya había salido de su rango de visión.

- Genial, lo dejé esca cof escapar - protestó. Y esa era la palabra clave, por alguna razón, ya pensaría en ella si no se distraía en otra cosa, el anclaje de la sombra demasiado tardío y sabía que no era un error de habilidad, era un error de voluntad, cosa que la irritaba aun más.

- Como si me interesa esa estúpida revancha - agregó molesta, en voz alta, creyéndose sola, sabiendo perdido un kunai. Ahora tendría que esperar hasta la siguiente vez que los invocara para recuperarlo, si es que lo hacía.

La pregunta ahora era... qué debía hacer? Salir del lugar por otra sombra a riesgo de caer en Ur Shalasti o hacerse la victima y contarlo todo?.

- Este imbécil!! - exclamó furiosa - pues no!, ni mierda!, que se quede con las ganas que se meta su revancha por entre ... - la siguiente estantería empezó a resonar con fuerza, cosa que cortó su colección de improperios contra él.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de Luces y Sombras

Mensaje por Cyrian el 09/01/12, 03:25 pm

Algo no había salido acorde a lo previsto. Tuvo esa sensación aún antes de entrar por completo en las sombras que había preparado para salir durante su escaramuza.

Notaba una extraña calidez en su pecho, demasiado real como para tratarse de la satisfacción de haberse salido con la suya...

Mientras saltaba de sombra en sombra alejándose cada vez más de la biblioteca, en pos de la posada donde había registrado su tapadera, repasó mentalmente aquellos últimos instantes en la sala en llamas.

La iniciada había entendido su salto un instante demasiado tarde, exactamente lo que él quería pero... había algo más. Recordaba el suave siseo de la sombra que había quedado adherida al kunai de ella, aún después de que él la “soltara”, muy parecido al de una serpiente... incluso aquella pequeña vibración de alivio en ellas cuando aquel pedazo finalmente había regresado a sus compañeras. ¿Estaba sucediendo algo con sus sombras? ¿Estaban adquiriendo conciencia propia ahora que sus poderes no estaban bajo el amparo de Ethel; o quizás era algo relacionado con las misteriosas habilidades que la joven había blandido contra él?

No, no era tampoco aquello lo que sentía mal; ciertamente tendría que prestar atención por si se trataba de lo primero ya que podía convertirse en un grave problema, pero no era eso lo que rondaba su mente en aquel momento, mientras usaba una sombra tras otra para evadir a los grupos alertados por el incendio...

Entonces la realización le golpeó como una maza cuando al fin alcanzó su refugio. Recordaba las palabras de la Iniciada, sus actos mientras él saltaba fuera de escena, aquellos kunais que había arrojado hacia él...

En un principio, ni los consideró por haber sido lanzados contra él cuando su forma física ya no estaba del todo allí pero... el ver la afilada arma clavada con precisión justo bajo su clavícula y la mancha de sangre que se extendía hasta su pecho le hizo cambiar eso.

No había duda al respecto; el kunai le había seguido dentro de la sombra mientras retrocedía y su exceso de confianza en el amparo de las sombras había hecho el resto.

Con un giro, sus armas de nuevo volvieron a estar en guardia; si el arma podía seguirle, no podía estar seguro de que ella no hubiera hecho lo mismo... Un rictus de preocupación y dolor se dibujó en su cara. Estaba demasiado cerca, demasiado cerca como para permitirse un desliz así...

Sin embargo, la preocupación resultó vana. Nada rompió el silencio nocturno de aquel cuarto, nadie invadió la habitación desde una sombra; al cabo de un largo momento, Cyrian abandonó la postura defensiva y se dispuso a atender la herida, sin apartar demasiado su arma de él.

Y mientras examinaba la herida (descubriendo que la tela manchada había empeorado la apariencia de una herida poco más que superficial) y, posteriormente, improvisaba un apósito con un trozo de paño y un poco de brandy que había subido a la habitación, no pudo menos que sentir un renovado respeto por aquella Iniciada que había transformado una noche de sigilo y sombras en una mucho más interesante, de fuego y metal.

No por primera vez, se preguntó quién sería en realidad. Iba a ser divertido el volverse a medir en otra ocasión...

Pero aquello era secundario; lo más importante para Cyrian era el libro que reposaba inocente sobre la mesa, ajeno a que su posesión era una sentencia de muerte para los viejos camaradas del paladín caído.

¡Qué lástima que el contenido de aquel libro tampoco fuera a agradar a Cyrian!


¿Luz? No es más que una ilusión, su poder no es más que un guiño fugaz sobre la oscuridad que reina. La luz es una promesa vacía, un desafío imposible contra la absoluta negrura que es el estado natural. Algún día, toda se apagará y consumirá, y todos verán el mundo como es en realidad, oscuro y sin esperanza. Como lo veo yo.

Mientras tanto, dejad que vuestra luz me ilumine. No hace más que aumentar mi sombra.

avatar
Cyrian

Cantidad de envíos : 305

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de Luces y Sombras

Mensaje por Dulfary el 11/01/12, 01:13 am

El asunto era mucho mas grave que simplemente estar atrapada en el incendio. Había venido por algo y estaba casi segura que no lo había asustado ella. Pero tampoco lo vio sacar anda. Tal vez solo había leído, tal vez, ta l vez podrían haber muchos tal vez…

No se trataba de hacerse la víctima y contarlo, se trataba de ser una persona responsable y consecuente con su papel tanto en la Orden, como en el Clan y consigo mismo. Era un espía o lo que fuera y había que reportarlo. Había que contar libros. Había que tomar medidas.

Paso uno, salir de ahí. La puerta permanecía donde debía estar, y ahora que había visto escapar a Cyrian por una sombra, cual kazekage sin serlo, entendía por qué su intención nunca fue llegar allá y por qué su macabro baile no se movió en esa dirección.

Era una lastima que no se atreviera a seguirlo, de haberlo hecho… si su sombra no la envía a Kagmadtu, se habría reído mucho de verlo, desde las sombras en su posición de guardia esperando un ataque que no llegaría, casi como un tonto; incluso, su lo hubiera imaginado, habría servido para calmar sus nervios en ese momento en que no sabía qué hacer.

Pero lo había herido. Era tonto buscar por todo el reino alguien herido en la clavícula. Su herida habría ayudado, si y solo si ella hubiera hecho bien las cosas, las había hecho bien, pero no al estilo de su Clan, de ser el estilo de Clan estaría muerto con ese ultimo ataque, pero no… quizá solo ella sabría que la herida que tenía no fue letal solo porque ella así lo quiso, como siempre, porque por mas que fuera un espía y sería de utilidad saber para quíen o por qué espiaba, nunca tiraba a matar

~ y ahora moriré incinerada… ~ en tres agiles pasos o saltos, llegó hasta la puerta. Estaba caliente, del otro lado de la puerta podía escuchar las voces, la discusión de qué hacer y al acercar su mano sintió el calor que se consensaba en la antigua puerta de madera

~ si ponen la guarda me van a matar sin saberlo ~ no se atrevía a hablar, reservaba toda su energía y el poco aire puro que había para algo mas productivo que sus palabras. Sin embargo, entendía que no podía permanecer en silencio, que debía de alguna forma responder a los golpes que se daban a la puerta y la misma estrategia que usaron ellos, la utilizó ella. El golpe no era el de un puño, era el de algo macizo fuera lo que fuera, ella lo imitó, valiéndose del pomo de la espada, tres golpes fuertes para anunciar su presencia.

Por qué no abrir la puerta y salir corriendo? Por el calor… no podían propagar el incendio por el resto del edificio. Cerró los ojos, irritados por el humo y se puso de cuclillas junto a la entrada para aprovechar las frescura del aire mas bajo y se concentró. Tenía que hacerlo, entre sus pensamientos, los recuerdos, el miedo y el crepitar del fuego no lograba entender lo que le decían y necesitaba escucharlo, ellos sabían que hacer.

Se levantó despacio, convocó lo que quedaba de viendo avivando aun más el fuego. Era sencillo lo que tenía que hacer, dando un paso al frente, la barrera de aire aprisionó tanto el humo como el calor, pateó la puesta hacia atrás y entonces esta se abrió.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de Luces y Sombras

Mensaje por Narrador el 11/01/12, 01:16 am

Fuego. Fuego en su preciosa biblioteca. ¿Cómo era posible que burlara a los guardias? ¿A los caballeros? ¿A los paladines? Su hermosa biblioteca, sus tomos, todo lo que necesitaba y quería, y el fuego lo ponía en jaque. No podía ser.

Uno de los guardias de esa noche, había corrido a avisarle y ahora, el hombre joven miraba con un gesto entre la consternación y la furia, el pasillo por el que se escapaba el humo del archivo de registros. No eran sus tomas preciados, pero para el Cuervo, todo libro era valioso. Mandó a cerrar cada una de las salas adyacentes, cerrar (o activar más bien) los conjuros de protección que blindarían cada lugar contra cualquier daño y luego a por los archivos.

La algarabía solicitando agua, llevaba ya varios minutos, así como la discusión de cómo proceder ante algo que era obvio que podía pasar pero no esperaban que fuera tan pronto.

Cuando uno de los guardias quiso abrir la puerta para ver que sucedía, lo detuvo. De donde sacaban a semejantes novatos y por qué se los enviaban a él a cuidar sus cosas. Dos de los acólitos de la Pluma, casi lo arrojaron cuando intentó tocar la puerta siquiera. Todos estaban ahí, todos menos…

- Donde está la… Señorita Nareene? Arale Nareene – pregunto Darius [Apellido], Bibliotecario de la Orden. Ante la respuesta negativa de todo el personal de haberla visto, clavó su mirada gris en la puerta – Dame eso! – le dijo al guardia, giró la espada y esos fueron los golpes que escuchó Dulfary al interior del archivo.

Pocos parecieron sorprenderse ante la respuesta y los de la Pluma tuvieron que tomarse unos segundos para deliberar sobre la mejor manera de sacarla de ahí. Muy pocos la conocían y eso que llevaba varios días, casi una semana, asistiendo constantemente a la Biblioteca, sabían de su existencia pero no habían hablado con ella lo suficiente para conocer que habilidades o trucos, a parte de ser la sobrina de Devan de Darg, tenía.

- Yo la he visto manipular el viento, tal vez.. - tal vez se llevó un golpe en la cabeza de parte del anciano que cuidaba de la biblioteca en las noches prendiendo las luces… si supiese que fueron sus bolas de luz las que iniciaron todo…

- Arale, escúcheme – dijo Darius agazapado junto a la puerta – necesitamos que haga tiempo, tiene como hacerlo? – preguntó al aire, pues no hubo respuesta – escúcheme, debe ayudarnos a sacarla de ahí, pídale la sabiduría necesaria a la Dama para hallar la respuesta, nosotros sólo podemos esperar su señal, pero haga lo que haga, tenga en cuenta que estaremos muy cerca a la puerta y si se equivoca no será la única que sufra las consecuencias, me entiende? –

Necesitaba que entendiera que no podía dar una señal solo por salir de ahí, que había más vidas en riesgo y lo peor, más libros en riesgo. El tiempo apremiaba, pero tampoco podía presionarla más. Sólo le quedaba confiar en los hechizos de protección que tenían los tomos de esa sala en particular

– Tiene alguna manera de sofocar el fuego, conoce alguna forma de contener el calor? – miró a sus acompañantes por si alguien tenía otra idea y se las propuso a Dulfary.

Ahora solo quedaba aguardar a que Dama la bañara con su Luz y le diera la salida a través de su astucia. Ella, por su lado, aguardaban a la señal de ella, para abrir la puerta, mientras otros la cerrarían.

Toc.

Secó, sin florituras ni grandes protocolos. Un y solo un simple y llano Toc y todos, como un equipo se pusieron manos a la obra. Abrieron, alguien entró medio paso, la tomó bruscamente de la cintura y tiró de ella con suficiente fuerza para caer ambos al suelo de forma pesada y hosca después que se cerrara la puerta nuevamente. La ola de calor fue mucho menor a lo que esperaban, gracias al muro de contención de Arale.

Tiznada, sudada, sucia y con su espada en la mano, a medio caer en el suelo a medio estar sobre el guardia que la extrajo, respirando grandes bocanadas de aire fresco y al borde de la tos, lo primero que vería sería la túnica y las botas de Darius, quien se acercó a ella con preocupación y la pregunta obligada sobre su bienestar.

Ella, despacio, se dejó caer del todo al suelo, se quedó casi de rodillas, con las manos apoyadas en el frío piso de piedra, tratando de retomar el aliento y entonces, en un tono que denotaba más preocupación o curiosidad que acusación o imperatividad, vino la pregunta que empezó a desencadenarlo todo:

- Qué pasó? -
avatar
Narrador

Cantidad de envíos : 157

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de Luces y Sombras

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.