Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Conquistador

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Conquistador

Mensaje por Alex el 19/08/09, 12:23 am

El viento arrastraba tres de los cinco navios que habían dejado Port Eison; en la desconocida y pobre comarca de Lionna. En lo mas alto del mastil del buque que servía de cola para la extraña formación, había una persona, un vigía que oteaba sin fuerzas ni esperanzas el horizonte, en busca de tierra o Dios que diera por salvadas sus vidas. El sudor se dejaba caer por su oscura frente, y ya ni el empapado pañuelo que cubría su cabeza era capaz de absorver ni una gota mas de sudor. Sus ojos, enrojecidos por la humedad, el tiempo y las faltas de sueño, intentaban mantenerse alerta en aquel bancal de niebla. A sus pies estaba el resto de la tripulación, el timonel y el capitan; todos abandonados a su suerte y la mayoría tirados por el suelo, como poco mas que trapos que alguien a dejado a su suerte en una tormenta.

No había esperanza. De donde quiera que se cultivara, ahora era un campo estéril, cultivado con sal durante demasiado tiempo. Aquellas almas, que se quejaban ya sistematicamente, no podrían volver a ver a sus familias nunca mas. Eric nunca volvería a acariciar el pelo de su mujer, ni Joseph volvería a llevar a sus hijos a hombros mientras su mujer le reprendía por hacer locuras. Ni tan siquiera el bastardo de Carlos, el capitán, volvería a visitar la habitación VIP de su lugar de alterne favorito, La Liga Dorada. Alex ya no soñaría con volver a casa como un heroe liberador y el bueno de O'Hara no volvería a tocar aquella condenada harmónica. Quizas, eso fuera lo único bueno de su desesperanza... no había nada que lograra hundir mas la fé en la humanidad que aquella condenada harmónica.

Cuando O'Hara iba a llevarse la harmónica a la boca para despedirse de su vida, tocando lo que él creería sería su obra maestra, un gran estruendo hizo que cayera, cortandose los labios con el canto de la harmónica. Quizas eso les llenara de las energías suficientes como para levantarse de nuevo, entre risas y lágrimas, y otear la nada entre la niebla a la espera de entender que había sido ese estruendo; algo parecido al ruido que haría una ballena al ser atropellada por la quinta flota Lionnense. Pero, como era de esperar, la niebla impidió que un juicio se derramara sobre aquellas pobres y ya casi secas cabezas. Y entonces, cuando todos estaban asomados en las dos amuras de la embarcación, un segundo estruendo, mas claro que el primero, tuvo lugar. Era mucho mas claro, como el ruido de la madera torciendose hasta llegar a su límite, pero aun y así, las muertas mentes de los tripulantes de la tercera nave no se imaginaban que podía estar ocurriendo hasta que se hizo patente. Vieron como la popa del segundo navió se les acercaba a gran velocidad, siendo la única opción que se les ocurrió correr en dirección de su propia popa. Cuando las naves colisionaron, el único deseo del capitán era que la mampara de colisión no se rompiera o se hundirían y todo se iría a la mas profunda de las mierdas.

Cuando se empezaron a levantar, todos vieron como los temores del capitán se hacían certeros. O'Hara, con sus labios que clamaban al cielo por un hilo y una aguja, fué el primero en reaccionar, y corriendo con todas las fuerzas que le quedaban, saltó por estribor al grito de "El barco se hunde!". Pobre alma en pena, si el barco realmente se hundía ¿que mas daba saltar antes, después o no hacerlo?. Lo único que les alegró, fué escuchar el grito seco de su maltrecho compañero. Cuando se asomaron, le vieron cojear mientras gritaba que se había roto una pierna. Todos los grumetes comenzaron a gritar y a lanzarse como locos al agua. Lo que O'Hara había encontrado y el motivo del frenazo en seco se les había hecho patente al fin. Habían alcanzado tierra firme. Eric, el novato recien casado; no dejaba de llorar mientras caminaba en dirección a la playa, rodeado de los hombres de los tres navíos. Alex se dejaba ayudar por Fernando, el timonel, ya que tenía una herida en la pierna que ahora mismo escocía como el infierno. Uno de los pocos consuelos que tenía era que seguramente los labios de O'Hara tardarían meses en permitirle acercarse a cualquier clase de instrumento, después de los cortes y el baño en agua salada.

Poco a poco fueron llegando a tierra firme, y por alguna absurda razón, se sentían salvados. Solo algunos pocos, los mas veteranos, entendían que aquello solo les había dado unas pocas opciones mas a sobrevivir, y que para nada los problemas habían terminado, como creían practicamente todos los novatos. Pero Eric volvería a pensar en su mujer, Joseph volvía a soñar con sus hijos y su mujer, Carlos estaba pensando en la cantidad de mujeres que iba a montar cuando volviera y O'Hara... todos soñaban con que las heridas de los labios fueran irrecuperables. Pero Alex no pensaba en nada, estaba planeando como salir de ahí. Era incapaz de pensar en otra cosa, jamas era capaz de ver las situaciones actuales mirando hacia atrás. Para él solo existe un lugar donde mirar, y es a un metro de donde vas a colocar tu pié para no caerte.

Con aires de jefe, comenzó a acercarse al inmenso bosque que tenian enfrente. Sentía como las gotas de sudor de su frente desaparecían, notaba como aquel bosque vomitaba frio en cualquier dirección. Se giró hacia su grupo de habituales cojeando aun levemente.

-Chicos, que alguien suba a los barcos para buscar telas y cuerdas mientras los demás recogemos leños o ramas. Como nos coja la noche aqui desprevenidos estamos acabados- Su tono era autoritario, imperativo. Sus compañeros no reaccionaron, simplemente se limitaron a mirarle. -¡¿A que esperais, maldita sea!?-

La gente comenzó a levantarse de la arena y a buscar maneras de subir a los barcos de nuevo, cuando Carlos detuvo todo aquel movimiento.

-Eh, eh, eh!- Dijo alarmado y dirigiendose a lo que parecía ser el centro de todo aquel súbito movimiento. -Marineros, éste es el barco de Carlos... y yo soy Carlos. ¿Quien cojones es él para decir lo que hacer?- La gente se quedó parada, mirandose los unos a los otros, sin saber que hacer.

Alex se acercó a Carlos. Le miró a los ojos, tanto que por un momento le pareció que giraban. -Carlos, hace rato que nos hemos bajado de tu barco... y ésta, es ahora MI expedición. Tienes suerte de que solo estemos saqueando tus barcos y no alicatandote para servirte de cena.- Alex no esperó la contestación, dirigiendose a buscar leña en dirección al bosque. Carlos susurró algo, cosa que pocas veces le iba a importar menos que ahora.

En un tiempo lograron sacar varios colchones, las últimas reservas de comida y bebida de la bodega; lona de las velas y cuerdas de los amarres y, con bastante esfuerzos y no menos conflictos, en un tiempo razonable tenían montado el campamento de su primer día. A ninguno le quedaban fuerzas para nada mas que para aquello, motivo por el que acabaron con las provisiones y se emborracharon, esperando tener fuerzas suficientes para cazar algo comestible al siguiente día. Tras una noche de historias, cuentos y leyendas (y una agradable ausencia de música), al final todo el campamento cayó rendido bajos los efectos del alcohol, esperando despertar con fuerzas para afrontar esta nueva etapa de sus aventuras.


Última edición por Alex el 22/08/09, 12:20 am, editado 1 vez

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 19/08/09, 09:20 pm

No iba a negar que el tener que visitar la isla cada determinado tiempo para no perder el contacto con la sociedad élfica que la había educado le molestaba un poco; quizá se había acostumbrado con demasiada facilidad al contacto con los humanos y sus bulliciosas ciudades pero lo cierto es que Anaïs se sentía fuera de sitio en el bosque.

Aunque en algunos momentos de su juventud ayudó a defenderlos de los codiciosos leñadores lo cierto es que en este momento prefería más la quietud que daba el suave ir y venir de las olas en la playa. Llevaba caminado un par de horas, lo suficiente para saber que no la estaban siguiendo y también que estaba suficientemente alejada de la aldea de su madre.

El bochorno que solía sentirse a mitad del día se veía reemplazado por una suave brisa y un clima más agradable, sobre todo tomando en cuenta que aún estando aquí seguía con su “uniforme” de la Orden, vestida de negro por completo lo único que lograba era que se resaltara la palidez de su piel y el azul de sus ojos. Suspiró mientras continuaba con su paseo en la playa, manteniéndose alerta a cualquier ruido extraño que pudiera producirse, pero también sabía que de estar en peligro los humanos eran lo bastante ruidosos como para poder ponerse en una posición ventajosa para el ataque.

Lo que le sorprendió por completo fue cuando a lo lejos logró distinguir lo que parecían tres masas de gran tamaño que simplemente estaban ahí , al afinar la visión pudo darse cuenta de que también había lo que parecían ser carpas..


-Un campamento…

Susurró suavemente mientras desenfundaba a Thenidiel, no creía que se tratara de una armada que pudiera hacer daño, después de todo al acercarse lo suficiente los ronquidos seguramente pondrían en alerta a todos los elfos de la isla. Tan sigilosamente como el constante chocar de sus zapatos con la arena se acercó tratando de hacer un conteo de cabezas y ver de quién se trataba.

Al estar cerca pudo comprobar que era un campamento bastante improvisado, hombres acostados por todos lados sin un orden que pudiera servirles en caso de un ataque, un fuerte olor a licor que seguramente era lo que contenían algunas jarras y lo que parecían ser las cenizas de un fuego usado para cocinar y alejar a los animales salvajes. Solo esperaba que no hubieran cortado más de los árboles necesarios sino el conflicto no tardaría en estallar de un momento a otro, los elfos rara vez perdonaban a aquellos que tomaban más de lo que necesitaban y que solamente desperdiciaba los frutos de la naturaleza.

Continuando con su revisión del campamento trató de distinguir quién podría ser el encargado de tan desastroso campamento pero la verdad es que ni siquiera todos los años que había pasado en la sociedad humana le habían dado la fineza para distinguir entre un grupo tan uniforme de hombres maltrechos a alguno que pudiera ser el jefe…

*clank*

El choque de la gabardina contra una de las jarras metálicas hizo un pequeño ruido que seguramente podría despertar a alguno de los marineros que no estaban tan borrachos, Anaïs de inmediato se puso en posición de defensa escudriñando cualquier movimiento que pudiera haber en su extenso rango de visión; ahora solo había que esperar unos instantes a ver si alguien se había percatado del ruido, sino era el momento de buscar un lugar para poder vigilarles ya que fuera de día.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 19/08/09, 10:28 pm

Aquel ruido casi no tuvo repercusiones en el panorama. Excepto un hombre, que levantaba su torso y observaba la figura de negro, que no reaccionaba. Se restregó los ojos contra sus puños para aclarar su imagen o ver si era algun tipo de alucinación. No lo era, había alguien ahí y no era, desde luego, de su tripulación, ya que aquello era una mujer y la última si tiró del barco hacía unos meses. Intentó hablar, pero sus labios estaban tan hinchados que apenas hacía mas que decir frases incomprensibles mientras las babas se dejaban caer de aquel par de labios inhumanos. Y entonces, el hombre grito, agitando sus brazos como un desquiciado.

Si había una cosa que O'Hara tuviera, era pulmones. Un par de enormes y entrenados pulmones que eran capaz de desatar la peor de las tormentas acústicas jamas imaginadas. Algunos comenzason a desperezarse, otros se despertaban agitados y otro, sencillamente, no se despertaban. Desde un lugar indeterminado del "campamento", una jarra vacía golpeó al despertador en la cabeza, cayendo éste rendido de nuevo en la manta que lo separaba del suelo, entre gimoteos.

-¡Maldito loco! ¡Sabes que jodida hora es!- La voz provenía de uno de los marineros de la primera embarcación, que se volvía a estirar en la cama.

-¡¡Una mujer!!- Gritó Carlos, el capitán -¡¡Rápido, cogedla!! ¡¡Pueden pasar años hasta que podamos volver a sentir el suave tacto de una mujer!!- A lo que el resto de la tripulación que estaba despierta parecía bastante dispuesta. Joseph fué el primero en lanzarse como un loco a por ella. Todos suponían que pasar tanto tiempo soñando con su mujer le había producido una angustia tal que en aquel momento no podía hacer otra cosa que comportarse como un perro baboso.

-Deteneos, bárbaros- Gritó Alex, que lanzó su escudo a la cabeza de Joseph, sin demasiados resultados. Era demasiado tarde, la líbido de aquellos hombres desesperados había acabado totalmente con su cerebro.


Última edición por Alex el 22/08/09, 12:21 am, editado 1 vez

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 19/08/09, 11:23 pm

Anaïs no pudo más que sonreír, no se estaba enfrentando a un entrenado ejército enemigo sino a una tripulación maltrecha y con el libido a flor de piel. El grito del marino hizo que se sobresaltara unos momentos, después de todo su fino oído había hecho que se oyera mucho más cerca de lo que quería tener a cualquiera que estuviera por ahí.

-Así que desean el suave tacto de una mujer…Thenidiel creo que tendremos diversión esta noche..

La semi-elfa dejó que una macabra sonrisa se posara en sus labios, mientras veía como los hombres se abalanzaban sobre ella, sin siquiera percatarse que había una espada en medio de ellos y su cuerpo. EL que iba hasta la cabeza tenía un aspecto en verdad miserable, ninguna persona en su sano juicio se lanzaría de esa manera ante una espada….aunque quizá el problema era que si habían encallado aquí su travesía no había sido ningún crucero de placer.

A lo lejos le pareció escuchar la voz de otro hombre que pedía compostura, pero sería mucho más fácil el que se la pidiera a una manada de buitres hambrientos. Utilizando su agudo sentido de la vista y el oído logro identificar las pisadas de al menos unos 15 hombres que estaban sino abalanzándole si tenían las intenciones de ayudar a quien llegara a ella primera por lo que si sus fríos cálculos no se equivocaban con que matara a uno o dos las cosas podrían enfriarse lo suficiente….claro que si se equivocaba tendría a esos quince “hombrecitos” con instintos lujuriosos y asesinos tras de ella; un día de campo como cualquier otro.

El hombre que había recibido el golpe en la cabeza no era lo suficiente ágil para poder esquivar todo lo que estaba tirado en el campamento por lo que trastabilló más de una vez, lo que le dio la oportunidad perfecta a Anaïs de acomodarse en una posición por la que pudiera infligirle el mayor daño pero sin llegar a matar, con inmovilizarlo sería suficiente.

Aunque estaba corriendo un poco encorvado, el hombre sería unos centímetros más bajo que ella, lo que seguramente le daba una apariencia de desventaja pero no contaban con los años de experiencia y de duro entrenamiento que había recibido de la orden. Afianzó sus pies en la arena esperando que se abalanzara de inmediato a su cuerpo y fue en ese instante cuando el pobre hombre vio en realidad a lo que se enfrentaba, pero ya era demasiado tarde como para que cambiara su táctica, incluso tenía ya los brazos estirados para tratar de sujetarla. Con un firme pero a la vez grácil movimiento de su brazo consiguió que Thenidiel se hundiera en el costado de Joseph, de una manera no demasiado profunda pero tampoco tan simple como para que pudiera moverse con facilidad sin temor a hacerse más daño, y en su ya de por sí maltrecha forma quizá no fuera lo más inteligente.

Los gemidos no se hicieron esperar, aunque claro eso pareció no convencer a todos los hombres que estaban dispuestos a disfrutar de cualquier clase de “cariños” que una fémina pudiera ofrecerles, así que de inmediato se preparó para el siguiente ataque, por más torpe que fuera un descuido podría acarrearle problemas.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 19/08/09, 11:45 pm

La gente se había vuelto totalmente demente. Ningun valor funcionaba ahora ni ninguna orden era lo suficientemente imperativa como para calmar a aquella jauría de hombres desesperados. A los demás no pareció importarles demasiado que Joseph fuera cortado, y las apariencias no siempre engañan. Luego le llorarían, pero ahora mismo lo importante para ellos era conseguir aquella mujer, conseguir su cariño o forzarla a ofrecerselo. Para ellos era lo mismo justo ahora. Joseph había tirado sus sueños por la ventana tan solo por haber visto a aquella mujer, ¿que no iban a hacer los demás cuyos sueños no entraban en conflicto con los cariños y carantoñas de aquella mujer?.

Alex saltó sobre el tumulto y placó a tres marines, a los cuales comenzó a golpear con su espada envainada con reiterada saña, mientras les insultaba. Con dos golpes por cabeza esperaba que se dieran por aludidos. Se giró hacia el resto de la manada y comenzó a pedir calma a golpe de vaina. Cada golpe que Alex asestaba caía en saco roto, y los tres que acavaba de golpear ya se habían levantado. La estrategia era clara, si iban todos a por una no podían fallar, y con una mujer podían servirse entre todos. Las leyes, las normas morales y la educación funcionan allá donde se establece y se confia en ellas. Para ellos, este lugar es un nuevo mundo, un mundo cuyas leyes desconocen y, por ende, no respetan.

Alex gritaba que parasen, pero ellos seguian a su bola, excepto dos o tres; contando con Carlos, demasiado acostumbrado a mandar como para hacer algo y a O'Hara, cuyo dolor físico le impedía hacer cualquier movimiento. Pero Alex se iluminó. Aquella espada no debía de doler lo suficiente, y se fué en busca de su escudo. Si no escuchaban su voz o el mensaje de su espada, los enviaría a dormir a todos con un par de contusiones craneales y quizas alguna fractura.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 20/08/09, 12:04 am

-Así que ni por su compañero herido son capaces de reaccionar…

Se notó un desprecio palpable en la voz de Anaïs, después de todo al ser Paladín había aprendido que era tan importarse proteger a sus compañero de batalla como era protegerse a sí mismo, pero claro estaba comparando a soldados entrenados con una bola de marineros de agua dulce que ni siquiera podían comportarse como personas civilizadas.

El siguiente ataque fue un poco más complejo de prever, después de todo no era lo mismo que te atacara solamente un lujurioso perro a tener que cuidarte las espaldas de los tres que se habían animado aún después de haber recibido dos fuertes golpes en la cabeza por quien parecía ser el único hombre cuerdo que se encontraría en esta noche.
Muy bien midiendo las fuerzas el más peligroso era quien estaba en el centro, pues parecía una piedra: bastante alto y con una musculatura que se notaba le había costado lograr a pesar del continuo esfuerzo que se hacía en el barco. Los otros dos marineros eran casi de la misma complexión que Anaïs por lo que no se vería en demasiados apuros.

Estaba entrenada para herir si era necesario y solamente matar en casos extremos pero como iban las cosas al parecer tendría que haber al menos un par de muertes para que los demás se dieran cuenta que no se estaban enfrentando a una simple mujer que había decidido salir a pasear. Dio un paso hacia atrás topándose con uno de los barriles que habían ya vaciado en su “cena de celebración” antes de irse a dormir y sonrió, pero esa sonrisa solamente se transformó en una mirada llena de hielo y deseos de lucha.

Empujó el barril con un ágil movimiento de sus caderas, mientras se preparaba para recibir el “abrazo de oso” que le quería poner el marinero, por supuesto que la velocidad a laque se movía (y que más que nada era impulsado por la lujuria que sentía) no era de temerse en comparación con la de la semi-elfa que sabía perfectamente que hacer en ese caso. Como un suave suspiró se movió lejos del alcance del abrazo y hundió a Thenidiel hasta lo más profundo del estómago del hombre y tratando de no tardarse demasiado la saco de nueva cuenta y espero la reacción de los dos hombres que lo habían acompañado, si no les detenía eso sería una matanza y posiblemente se metería en problemas con sus superiores en la Orden y con los elfos de la aldea.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 20/08/09, 12:23 am

Alex hizo una mueca de dolor mientras miraba hacia "el gorila". Le acavaban de abrir un ombligo nuevo, pero no se debería de quejar, se lo había buscado. Tras recuperar un poco la compostura, se dirigió todo lo rápido que podía, y era bien poco, en dirección a aquellos dos descerebrados. Escudo en mano, golpeó al primero en la cabeza con todas sus fuerzas. El ruido no fué el esperado, y un desagradable ruido a roto sonó sobre el ruido metálico del escudo. Algo se había roto, pero Alex sentía que era el precio por la vida de su compañero, por lo que, girando el escudo sobre su derecha y llevandolo todo lo atrás que le permitió su cadera, golpeó al otro chico en la cabeza con un movimiento horizontal con el escudo, que al menos y para alegría de Alex no repercutió en ningún ruido de hueso roto.

Parecía que los demás se habían calmado. Alex respiraba pesadamente, mientras tenía el escudo cogido con las dos manos, apoyandolo en el suelo, como si pesara demasiado. En ese momento, tomó aire; dejó caer el escudo en el suelo, y comenzó a patear en los riñones al queno había sonado a roto aun. -Maldita panda de retrasados mentales, os debería de cortar los testiculos a todos y pincharlos en estacas a la entrada del campamento, pedazos de mierda!-

El pobre y ya tullido marinero se encontraba en el suelo, hecho un obillo sollozando algo parecido a un "lo siento". Alex no pararía hasta que le viera mear sangre. Al menos, todos se habían parado y ahora, todos parecían un poco mas en su sitio. Al menos ahora todos se comportaban como humanos que eran, no como bestias.

Carlos, por su parte, se acercó corriendo por la espalda de Alex, daga en mano, dispuesto a ventilar la espalda de su enemigo estatutario. Alex, estaba demasiado concentrado como para verlo venir, aquellos riñones aun no tenían el color morado oscuro que quería darles. Aunque pocos los sabían, en el fondo Alex, era un romántico del arte.


Última edición por Alex el 22/08/09, 12:22 am, editado 1 vez

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 20/08/09, 12:48 am

La reacción del hombre pensante la tomó un poco por sorpresa, pero logró que la sonrisa fuera menos macabra y que se detuviera el ataque antes de que entrara en un trance que podría poner en peligro a todos los que ahí se encontraban.

El lenguaje altisonante que estaba siendo utilizado por el hombre hizo que Anaïs enarcara una ceja, si bien no porque jamás había escuchado algo así sino porque no se esperaba una reacción tan…emotiva? de parte de una persona que tenía relación con los lujuriosos estos.

El peso del capitán hacía que sus pasos se escucharan con una claridad que posiblemente la semi-elfa notó sin muchos problemas, de reflejo alcanzó a ver el destello de la daga y haciendo una pequeña muestra de lo que era capaz. Pateó con precisión al barril en dirección a Carlos, que recibió el golpe en las piernas y perdió el balance cayendo de rodillas en la arena. Mientras buscaba su daga Anaïs se acercó rápidamente y le levantó la barbilla con la punta de Thenidiel.


-Solamente los cobardes atacan por la espalda; y un cobarde no merece misericordia en el campo de batalla.

La mirada serena, y la voz fría hacían entender a cualquiera que estuviera observando la escena que no dudaría ni un segundo en cortarle la cabeza a su capitán, que tenía los ojos puestos en los azules de la mujer como si con ello pudiera apelar a su lado “femenino” y pedir clemencia.
Sin separar sus ojos de los del hombre y agudizando el oído en dado caso que los hombres decidieran que esta humillación estaba de más preguntó a Alex en un tono un poco menos frío pero igual de distante


-Y bien? Lo decapito o preferís que solamente lo lastime lo suficiente para que se arrepienta de sus actos?

No sabía si había sido ese hombre quien había dado la orden de atraparla, pero seguramente con las súplicas que no tardarían en venir podría comprobar su teoría; puesto que la dirección de la que había venido era la misma que la de la voz; y con ello darle el castigo que se merecía; siempre se le podía "resbalar" la mano.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 20/08/09, 01:24 am

Alex la miró respirando de manera pesada, y sudaba profusamente. Aquella humedad estaba acabando con él. Se incorporó apoyandose en sus propias rodillas hasta conseguir alzarse del todo. Miró al capitán con condescendencia, una mirada que parecía abogar por un castigo leve, sin mayor repercusión que una semana en la enfermería. El tipo de castigo que suele hacer que la gente como Carlos reflexiones acerca de lo que ha hecho toda su vida y decida no volver a hacerlo. Sabía que con eso se solucionaría todo, y que con un simple castigo, las cosas volverían a ir como la seda, como iban antes de que todos se lanzaran a la mar y se quedaran sin alimentos ni esperanzas.

Tras reflexionar acerca de esto y ver aquella cara asustada, miró hacia abajo, apoyandose de nuevo en sus rodillas. El tiempo le trascurría mas despacio, como si el mismisimo dios le estuviera dando tiempo para reflexionar observó el morado y la sangre de aquellos hombres a sus pies. No entendía como se habían degradado de esa manera. La chica hablaba su idioma y ademas, era una buena espadachina; prueva de que no habían tocado una tierra virgen y de que, desde luego, aquella joven, en caso de ser virgen también, seguiría siendolo.-Cortale la jodida cabeza- No titubeó. Le daba igual que pudiera enmendarse aquel capitán, ya le había tocado las narices durante demasiado tiempo y ya no le importaba nada. La muerte de Carlos era la manera mas directa de que esa tripulación de impresentables entendiesen que quien ahora mandaba era él.

Cuando se levantó, cogió impulso y pisó el costal de aquel pobre diablo que no había recibido aun una lesiónde consideración. Ahora ya tenía una. No quería mirar cuando la elfa tomara su propia decisión, pero tampoco le importaba lo que pasase. Al fin y al cabo el único soldado entre aquella multitud era él, y no pensaba salvarlos si volvían a atacar. Miraba en dirección al bosque respirando, de nuevo, pesadamente, mientras la elfa ejecutaba su decisión, fuera cual fuera.


Última edición por Alex el 22/08/09, 12:26 am, editado 1 vez

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 20/08/09, 11:33 am

Anaïs simplemente se encogió de hombros, no es que creyera que estaba apoyando al justo sino simplemente era la úncia persona que parecía tener algún sentido de cordura y aunque quizá después debería de arrepentirse en alguno de los rituales de purificación en este momento no pensaria demasiado en ello.

Con un rápido movimiento de su brazo y sin que los gemidos llegaran a tonos insospechados la cabeza cayó aún con los ojos reflejando elmiedo que había sentido su dueño instantes previos. Esa parecía la mejor solución para acabar la revuelta que había enfrentado momentos antes, los demás marineros empezaban a verla con una pizca de temor aunque sus ideas lujuriosas aún se transparentaban pero al menos ahora lo pensarían dos veces.

Giró su cabeza hasta donde se encontraba el "líder" y sintió una curiosidad en preguntarle porque no había visto la escena si es que tanto orden deseaba imponer y quería demostrar quien era el que mandaba. Pero sus pensamientos rápidamente se alejaron de esa dirección, había muchas personas que no deseaban encontrarse con la muerte en cualquiera de sus formas, débiles para ella.


-Ya que se ha restaurado un "orden", podría decirme qué hacen aquí?

La pregunta fue dicha en un tono lejano, sabía que con la pequeña escaramuza los elfos estarían mucho más atentos a lo que ocurría en la costa y lo último que deseaba era tener que escoger un bando. Primero debía saber lo más que se pudiera acerca de los extranjeros (por no decir salvajes) y de ser necesario informaría a la Espada acerca de posibles problemas futuros.

Con cuidado limpo a Thenidiel en su abrigo mientras se encaminaba al lado del líder, no la envainó por el hecho de que si eran capaces de atacar por la espalda a uno de los suyos ella no pintaba con tener una suerte diferente.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 20/08/09, 11:48 am

Alex ladeó la cabeza y medio cuerpo hacia atrás, para mirar a la chica mientras hacía la pregunta. No terminaba de entenderlo... a él le parecía obvio. Con un gesto de la cabeza intentó señalar los barcos, pero temiendo que no lo pudiera interpretar, le señaló los tres navios.

-Llevabamos ya mucho tiempo perdidos en alta mar, y ayer por la tarde, en el banco de niebla, chocamos contra la orilla. - Había obviado el tema del "orden", sobretodo después de lo visto. No era que Alex fuera un hombre de hielo, él también llevaba mucho tiempo sin conocer mujer, pero llevaba casi mas tiempo aun sin conocer buena comida y una cama digna. Y ese tipo de información es el que ella, la presa de las peores ideas de aquellos hombres, podía darle. -Un buen lider te pediría perdón por lo ocurrido con toda esta panda de... degenerados- Alex se iba acercando con pasos anchos, posando sus manos sobre las caderas... -No esperes que yo lo haga, todo lo que han hecho lo han hecho bajo su propio libre albedrio-

Pasó por delante de ella. La olió. Y maldijo todas las hormonas que habitaban su cuerpo.

-Lo que si quiero, es darte las gracias por evitar que el cerdo del capitán me abriera la espalda, te debo una- Se giró hacia ella, con la cabeza de lado, intentando quitarse el flequillo de la cara, y le tendió la mano -Alex Valenti, de la capital de Imeria-


Última edición por Alex el 22/08/09, 12:26 am, editado 1 vez

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 20/08/09, 01:12 pm

Así que eso sería lo más que conseguiría del hombre, la mujer simplemente dejó que satisficiera su curiosidad cuando se acercó a ella después de todo también estaba analizando todos sus movimientos. Después de observar el desastre de campamento y escuchar la explicación quizá entendía un poco la reacción de los pobres diablos pero no por eso merecían otra clase de condena.

Observó como el hombre estiraba la mano y se presentaba, al parecer no todos los modales estaban perdidos, y aunque le disgustaba el contacto con otras “personas” (sean elfos o humanos) sabía que en estos momentos ellos necesitaban más de ella que al revés así que la ventaja estaba de su lado.


-Anaïs Paladín de la Orden.

No creyó necesario profundizar más de momento, después de todo si habían encallado estaba segura que lo que más necesitarían en estos momentos sería reparar sus naves, conseguir techo y comida, y bueno después de su experiencia seguramente alguna mujer de caderas inquietas dispuesta a ignorar las enseñanzas de la Dama. Pero ella no estaba aquí para juzgar, de ser una bola de salvajes se habían convertido en refugiados y aunque no era parte de su estado ‘normal’, sentía una ligera obligación de ayudarles. Claro que considero unos instantes si decirles que cortaran muchos árboles para reparar sus barcos, omitiendo el hecho de que entonces los elfos se encargarían de que no sufrieran ninguna penuria más. EL pensamiento la hizo sonreí de nueva cuenta mientras examinaba a lo que quedaba de los hombres, algunos habían decidido que era mejor regresar a dormir y otros la miraban con deseos de venganza.

-Cuál era el nombre de vuestro destino?

Con esa información podría llegar a hacerse una idea que tan desviados de su curso se encontraban en realidad, aunque lo mejor era que se dirigieran hacia Trinacria. Por más paradisiaca que pudiera ser esta isla sus habitantes eran siempre recelosos de los extraños, y ella no los culpaba.

-Es mejor que se mantengan alejados del bosque por la noche, y que si van a talar sea solo en las partes cercanas a la costa...

Al final ella no tenía nada que ver con estos hombres, y sobre advertencia no hay ninguna posibilidad de reclamo. Miró fijamente a Alex, no parecía ser una persona demasiado avispada pero al menos estaba segura que la cordura podría acompañarle más tiempo que a los demás; eso era suficiente para que la curiosidad que sentía se viera acrecentada y sintió deseos de interrogarle pero tuvo paciencia habría tiempo, siempre había tiempo.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 20/08/09, 09:18 pm

Alex miró en dirección al bosque. ¿Que lo podía hacer tan peligroso? Si huviera bestias salvajes ya habrían atacado mientras todos dormían y no creo que a ningun predador se le escape una treintena de tios durmiendo en la playa, sobretodo con el ruido que hicieron la noche anterior, pero entonces ¿que era exactamente lo que tenian que temer?.

-No se que deberíamos de temer del bosque por la noche, pero te estoy agradecido por el consejo. Tampoco creo que tengamos que talar arboles, de estos tres barcos con tiempo podriamos hacer dos, o uno mas grande aun. Salieron 5 embarcaciones y dos se perdieron en un ataque pirata en alta mar, de la misma manera que los tres barcos que aqui ves antes sumaban mas de 100 personas entre los 3. Ahora quedan 45 como mucho. - Alex parecía acostumbrado a expresarse con normalidad, desde luego no parecía un completo bárbaro del mar, como aquellos hombres. La verdad, es que tardó un mes en dejar de vomitar todo lo que comía. -Nos dirigíamos al continente de Ashram, en la gran peninsula del sur; ¿te suena?-

Ella era un... ¿Paladín?. Fuera lo que fuera aquello, estaba en una orden. Le importaba muy poco cual, pues todas la ordenes tienen riquezas y poder. Y quien tiene riquezas y poder es porque depende de una sociedad mas o menos estructurada, y eso ahora mismo era lo mejor que les podía pasar. No solo no habían caido en un paraiso virgen si no que ademas había sociedad. Alex le dió la espalda a Anaïs, en dirección a los hombres. -Muy bien haraganes, ganaos la comida y la cama; quiero que comenceis a reparar dos naves con lo que queda de la tercera en la que ibamos el capitán y yo! Vamos, Vamos!- Para cuando terminó el discurso, se giró hacia Anaïs de nuevo. -Quisiera pedirte un favor, un simple y sencillo favor. ¿Podrías llevarnos a la ciudad de donde es tu orden? Necesitamos comida y algunos otros víveres, y si se requiere, podríamos pagarte por la ayuda-

Mientras hablaban, Alex comenzó a ponerse la coraza de la armadura, una pieza central con cinco placas enlazadas que le dan movilidad sin restar protección.


Última edición por Alex el 29/08/09, 06:34 am, editado 2 veces

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 21/08/09, 01:04 pm

Anaïs sonrió al escuchar que no encontraba que temer, como buen humano sus pensamientos eran demasiado simples como para entender que había muchas, no, muchísimas cosas que estaban más allá de su alcance y que siempre estaban vigilados.

-Ashram? No el nombre no me suena de mucho..

Observó la actitud de Alex con sus hombres, no tenía mucha madera de líder pero de todas formas parecía que la única manera en la que se podría tratar con esa banda de bárbaros y salvajes era si se imponía en base al miedo; muy posiblemente era lo único que entendían esos pobres diablos de la línea de comando.

-Están ahora en la Isla de Valanderiel, al norte de lo que llamamos el Triskel..

Envainó a Thenidiel, mientras observaba como se ponía la coraza, se sintió un poco sorprendida pues no pensaba que alguien así pudiera tener cualquier clase de protección que diera la idea de alguna clase de educación guerrera. Y a pesar de la cantidad de años que había pasado al lado de los humanos no dejaban de mostrarle que por más previsibles que pudieran ser siempre había algo que podían enseñarle: nunca des por hecho que todos son iguales.

-Podemos tratar conseguir algunos víveres con la aldea de los humanos, después puedo indicarle el camino para llegar a la capital Trinacria donde es posible que también pueda informarse acerca de que tan lejos está su destino.

La voz era bastante fría, como si la simple mención de un pago la hubiera ofendido, claro no se trataba de una mujer que adoptara a todos los perritos callejeros que se encontrara pero el simple hecho de que le fueran a pagar por ayudar a unos salvajes no le sentaba nada bien. Después se dedicó a observar como los hombres “trabajaban” sin saber si al darle la espalda sufrirían la misma suerte que sus dos compañeros. Al parecer el pobre insensato que había sufrido primero no lograba causar la suficiente lástima como para que le ayudaran por lo que Anaïs simplemente pensó una plegaria en la que pedía perdón por las malas obras que el hombre había cometido, después de todo una de las enseñanzas más importantes era la de perdonar…claro que era mucho más fácil perdonar cuando las personas estaban cercanas a la muerte, o como en el caso del capitán muertas.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 21/08/09, 07:17 pm

Alex creió conveniento ignorar el cambio de tono de su contertuliana. No le interesaba comenzar una discusión que pudiera acabar en varios miembros cercenados, fueran de quien fueran, ya que a su manera de ver esta pequeña chica era su única esperanza. En ese momento, huvo algo que se clavó en su mente. No tenía importancia, pero era algo que si no se quitaba ahora iría haciendo la herida mas grande hasta que el escozor de no escupir la pregunta pasara a ser dolor.

-¿Aldea de los humanos?- Preguntó con un tono a medio camino entre la broma y la formalidad. -¿De que quieres que sean si no?- La frase no era una sentencia, dejaba claro que esperaba una respuesta, pero no se imaginaba hasta donde podía alcanzar su repercusión. Todo las demás razas con culturas ajenas a la humana de las que había oido hablar o leido, acabaron con la gran batida de las llanuras del claro oeste, en Oilwast; donde la orden de los dragones, la elite de la caballería a distancia, dió caza y exterminio a los goblins de todo el continente. Y ahora era provable, existia la posibilidad de que aqui huviera mas. Pero en caso de haber mas... ¿mas de que?.

-Y si no fuera mucha molestia... ¿me podrías contar por el camino lo que es "el Triskel" o "Trinacria"?- Alex se comenzó a colocar las correas que mantenían las hombreras pegadas a la coraza.


Última edición por Alex el 22/08/09, 12:29 am, editado 1 vez

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 21/08/09, 07:53 pm

La pregunta de Alex dejó perpleja a Anaïs, estaba convencida que había escuchado mal pero trató de no reírse ante el poco conocimiento que acababa de mostrarle el hombre; contestando en el tono que utilizaba con los escuderos e iniciados.

-El Triskel es el conjunto de tres islas, en este momento nos encontramos en la que está más al norte llamada Valanderiel donde está la aldea de los humanos y los elfos que viven en el bosque. Al sureste está Tinaraith que es volcánica con enanos, y al suroeste Moramaile que es donde se cultiva más cosas. Trinacria nuestra capital se encuentra en la parte donde las tres islas parecen tocarse. Claro hay muchas más islas en este archipiélago y no solo humanos…

Tomó un respiro, mientras esperaba la reacción del hombre, quizá era un ‘halago’ el hecho de que la hubiera tomado por una humana 100% pero no pudo negar que ese hecho hizo que recordara los problemas vividos con los elfos. Sintió como una ráfaga de resentimiento la cubría y dio un paso hacia atrás, sintiendo que explotaría en cualquier momento se giró para ver el trabajo de los hombres quizá no tendrían que incomodar a su familia talando más de la cuenta.

-Es posible que pueda conseguir un mapa en Moramaile aunque creo que tendría más exactitud que el que pudiera conseguir en Trinacria…pero sería mejor que no fueran todos sus hombres, no creo que sea prudente que llame la atención de la guardia.

Por no decir que si quería quedarse con algún hombre sería mejor que los dejara en alguno de los bares que rodeaban la plataforma antes de siquiera intentar conseguir víveres o información en Trinacria. Las cosas podían ponerse muy negras de un momento a otro.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 21/08/09, 11:09 pm

Alex se erguió con una hombrera a medio arreglar. Ahora ya no sabía si reirse él o tomarsela por una lunática que sabía usar bien la espada. Descartó la burla o la broma debido a su tono de voz, pero se quedó en silencio frente a ella. ¿Que decir?. Daba por hecho que las demás razas eran historias de viejas pero... ¿enanos? ¿elfos?. O la imaginación de aquella mujer era mas fértil que los pastos después de una batalla o habría algo de verdad, y aunque Alex se la quería tomar en serio, le resultaba dificil. Increiblemente dificil.

Ladeó la cabeza mientras se encogía un poco de hombros. -Bueno, espero sinceramente que no sean tan dificiles de tratar como en las historias que se cuentan en el lugar de donde vengo- El tono que acavaba de usar con él le importó bien poco. Demonios, si el diera algunas cosas por sentadas también trataría a quien no las tuviera tan por sentadas como auténticos desventurados, sin cielo ni estrella alguna.

-¿Hay acaso algún motivo por el que fuera no deseable llamar la atención de la guardia?- "Son Orcos del paso del norte, Dragones con hálito de fuego o quizas hombres calamar que nos escupirían tinta", pensó para sus adentros. Se moría de ganas de decirlo, pero hacerlo sería problematico, mas allá de lo que sería satisfactorio para alguien como él -A menos que exista alguna ley seca o algún edicto que diga que está prohibido estampar tres navios a linea de costa; no hemos hecho nada malo. Al menos, no se ha llegado a consumir el único error que iban a cometer, a costa de la vida de dos hombres... y medio.-

Prosiguió colocandose el cinto con las musleras y las protecciones del brazo, junto con las coderas. -En cualquier caso, solo llevaré a cuatro de mis hombres, dos que me ayuden y los dos que necesiten ayuda médica mas urgente - Se giró hacia sus hombres, ya casi totalmente montado. Solo le habían visto con la armadura durante el ataque pirata de hacía unos meses, nunca la usaba en alta mar -O'Hara y Joseph, os venís conmigo. Los demás que no tengais mucha faena a la que atender con los barcos, encargaros de que no les fale de nada a los heridos. -


Última edición por Alex el 22/08/09, 12:31 am, editado 1 vez

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 21/08/09, 11:56 pm

Anaïs decidió ignorar el tono de voz, si podía ser muy paciente pero todo tenía un límite y tratándose de ella quizá no sería muy buena idea el llega a él. Observó la armadura y sintió deseos de probarla en contra de Thenidiel aunque claro con dos cuerpos por hoy era más que suficiente, que se lo merecían era claro pero debía tranquilizarse.

-Oh los relatos suelen quedarse cortos….

“Sobre todo con los elfos” pensó antes de mirar de reojo a los dos hombres que vendrían con ellos. Quizá hubieran tenido más suerte de embonar perfectamente de haber encallado en la isla pirata, suspiró supuestamente eran sus ‘vacaciones’ y había acabado como niñera de una bola de marineros y un ‘líder’ que tenía de eso lo mismo que muchos de los escuderos.
Por un momento pensó si el cruzar el bosque sería una buena idea llevando a esos tres hombres, podría causar algunos conflictos con los elfos y si de por sí estaba como que en el borde de que la ‘desheredaran’ le importaba más que su madre estuviera segura.


-Iremos por la costa hasta la ciudad, será más largo pero en el estado en el que se encuentran no creo que pudieran ser muy ágiles en el bosque.

Y si se dejaban llevar como había podido ver hace minutos no se darían cuenta de que les esperaba cuando tendrían más de una flecha al cuello. Lo único malo de llevarlos hasta la aldea es el recelo y la antipatía con la que la trataban los humanos; sí, la respetaban por ser paladín de la Orden pero su sangre élfica hacía que no pudieran confiar en ella más allá. Aunque claro, si había problemas eran los primeros en pedirle que se encargara del asunto, si eran rápidos en darle rienda suelta cuando veían el peligro de seguir talando demasiado cerca y que los elfos estaban más sensibles que de costumbre.
Empezó a caminar, cuando sintió que estaba siendo observada, pero no era una sensación de lujuria ni ninguna que la pusiera en un estado de alerta; al girarse a los árboles alcanzó a ver el reflejo de unos ojos castaños, en definitiva el ir por la costa sería la mejor opción. Se llevó la mano a Thenidiel de forma casi imperceptible como si quisiera dar un mensaje de que los hombres no se acercarían al bosque, pero de todas formas estarían vigilándole; mucho más cerca de lo que quisiera.


-Mejor que sus hombres no se acerquen para nada al bosque, espero que tengan víveres para soportar dos días en lo que consigue que los humanos le ayuden.

Odiaba tener que ir a la aldea pero si los dejaba solos seguro que ninguno sobreviviría y luego tendría que hacer un reporte de por qué decidió dejarlos a su suerte, y no había nada peor para un Paladin que tener que hacer un informe detallado. Lo bueno de pasar más tiempo con estos extranjeros sería el hecho de poder “interrogarlos” acerca de sus creencias mucho antes que Lady Amaraya siquiera pudiera considerarlos un peligro para la creencia comunal de Jasperia; esta sería una entrada interesante en su diario.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 22/08/09, 12:17 am

Había ignorado una pregunta, pero ahora mismo era lo de menos. Se colocó las botas, la última pieza de la armadura, a la que le faltaba el casco; seguramente perdido hacia algún tiempo debido a su no utilización. Era asfixiante usar el casco con aquella mata de pelos que dios le había dado. Se colocó su espada en la parte baja de la espalda, donde llevaba todo lo que requerirían.

-Estás insistiendo demasiado en que no se entre en el bosque... ¿hay algún problema con ello?- No terminaba de decidirse entre el tono inquisitivo o el de pregunta con buena fe. Al final eligió el segundo. -En cualquier caso, les daré orden en tal sentido. Tu debes de saber mejor que yo que clase de peligros habrá ahí dentro, gargantuas, behemots, pequeñas hidras...- rezaba para que no fuera lo primero. Hacía como cinco años perdió a mas de 20 hombres y un buen puñado de autoestima de un solo garrazo de uno de esos indeseables bichos. Los bosques de Imeria no estarían tan llenos de elfos, enanos y gallifantes; pero desde luego no eran un paseo simple, lo cual es un problema cuando el 75% del terreno de Imeria eran bosques, selvas y montañas donde se escondían bestias titánicas. Por suerte había manera de hacerlas huir o asesinaarlas...

Por fin estuvo listo. Espada, escudo, armadura y mochila. Si no llevaba mas de 25kg extras encima se sentía tan indefenso. -Vigilad, no entreis en el bosque y sobretodo; haced rondas y racionad la poca comida que queda. Nos veremos en dos días- Alex tiró de las cintas que mantenían su equipo fijado a su espalda. -¡Vamos allá!-

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 22/08/09, 12:40 am

Anaïs sonrió, de la forma que lo hace alguien cuando el punto que estaba tratando de transmitir al fin era captado por el otro lado de la comunicación; claro que en este caso habían sido más intentos de los que le había tocado hacer con anterioridad pero cada caso era distinto.

-Mi familia no da una bienvenida acogedora a otras razas..

Fue lo único que replicó antes de emprender el camino, esperaría que al menos tuvieran la suficiente facilidad para hacer algo de ejercicio, aunque trataría de llevarlos por los senderos menos peligrosos. Aunque ellos no lo supieran debían de agradecer el haber encallado en esta playa, estaba a cuando mucho un día de camino de la aldea humana (si iban arrastrados) y había suficiente espacio entre el bosque y el mar como para poder pasar desapercibido aunque sea un par de horas.

Sin poder evitarlo volteaba de reojo de vez en vez cuidándose la espalda tanto de ambos marinos como de los fugaces destellos que provenían del bosque, suspiró no sabía que era peor el ser vigilada de lejos por elfos, estar de niñera de humanos o el no poder saber cómo empezar la plática para que le contara de su tierra y sus creencias.


-Puedo preguntar de dónde son?

No hay nada como hacer una pregunta directa y quizá el nombre le daría una idea de que clase de culto profesaban, aunque en realidad era probable que hasta que le diera una descripción detallada se imaginara algo que rimara con el nombre y que fuera producto de su a veces desbocada imaginación.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 22/08/09, 01:01 am

Se iban alejando del punto de discordia. La verdad es que desde lejos la imagen era de cuadro, tres naves empotradas en la playa, y dos de ellas en fila. Si no supiera que cuando ocurrió había una niebla del carajo, habría afirmado con total seguridad que los marineros eran unos cafres y los vigias unos miopes.

-Venimos de Imeria. Yo soy de la capital, Czitshe; pero casi toda la tripulación es de Port Eison, el puerto mas importante de Imeria y de casi todo el continente. Esperabamos encontrar a un mes con buen viento Ashram, en dirección norte, noreste; pero al parecer estabamos equivocados, y... creo que llevabamos ya 4 meses. La suerte es que llevabamos comida de mas para aguantar en Ashram una buena temporada y montar un campamento base decente. En Ashram nos esperaban las fuerzas armadas imerenses, mis hombres, en definitiva. Una misión en el extranjero, pero hemos acabado aqui...- Quizas no fuera suficiente para asombrara la elfa, pero Alex caminaba con total tranquilidad con todo aquel armatoste y una espada a medio camino entre una de mano y media y un mandoble de hoja ancha, y eso era mucho peso. Lo mas que parecía molestarle era la pierna, con la puñetera herida remojada en agua de mar.

-Por lo que sobreentiendo, tu no eres humana tampoco, ¿no?- En cuyo caso, a Alex el término raza le parecía excesivo para alguien que podía hacerse pasar por humano.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 22/08/09, 11:16 am

-Solamente la mitad de mí es humana.

Sonrió, precisamente era ese 50% de ‘humanidad’ lo que le había traído tantos problemas antes de escuchar el llamado de la Dama, si los elfos eran una cosa totalmente especial con el trato de otras razas, puras o mezcladas. Después trató de imaginarse la ciudad a la que pertenecía Alex, seguramente tendría su parte comercial y los barrios bajos, pero por más que trataba no sabía qué clase de culto podían tener.

-Entonces espero que podamos encontrar Ashram en nuestros mapas y se pueda enviar siquiera aún mensajero para avisar que están con bien….bueno una parte al menos.

Así que este hombre si tenía educación militar, se preguntaba que tan diferente sería a la que ella había recibido, las preguntas empezaban a amontonarse en su cabeza pero sabía que debía ser paciente no quería que se sintieran en un interrogatorio al menos no ahora.

-Puedo suponer por sus palabras que hay más hombres que cualquier otra raza en Imeria cierto?

Su curiosidad se reflejaba por momentos en sus ojos, mientras su mente se encargaba de guardar toda esa información: las palabras exactas, la tonalidad, las expresiones faciales; si, en definitiva, sería una entrada muy interesante en su diario solamente necesitaba sacar toda la información que le hacía falta.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 22/08/09, 11:57 am

Cuanto interés de golpe. Alex se sentía un poco sorprendido, pero no tenía porque morderse la lengua, para nada.

-Las historias de las tierras del oeste de Imeria hablan de guerras raciales que acabaron con la extinción de las demás razas de la faz de Imeria, pero lo mas que recuerdo, son unos bichejos tribales llamados goblins. Nada de lo que tu me has dicho me es familiar y yo, desde luego, nunca hasta ahora había visto nada que tuviera ni un ápice de no-humano. Aunque supongo que los susodichos elfos no deben de ser muy diferentes de los humanos, ya que para que existan casos como el tuyo, deben de parecerse al menos, ¿no?- De todas maneras, tampoco le interesaba demasiado el aspecto de aquellos bichos. Color carne, plateados o verde esmeralda.

-... por lo que si, se podría decir que hay mas hombres que ninguna otra cosa. Aunque todo lo que te digo es en base a cuentos e historias de eras pasadas. Imeria es una tierra de humanos, supongo.- Cada palabra que daba Alex se fascinaba de la facilidad que estaba demostrando para creer en la existencia de otras razas. O lo mismo solo le seguía el juego a una loca que sabía como usar una espada, solo Dios sabría decirlo con exactitud. De cualquier manera, le había vomitado toda la información que él tenía al respecto.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 22/08/09, 01:05 pm

-Interesante..

Por un instante se preguntó cómo sería vivir en un lugar donde la raza que eras si importaba y podría traerte muchos problemas; no iba a negar que había un poco de eso en Jasperia pero al menos sabían mantener las distancias y preferían ignorarse antes que matarse. AL menos algunos porque nunca faltaba el sicópata que deseaba hacer una ‘limpieza’ solamente por el hecho de que era más ágil.

-Si los elfos son más parecidos al menos a primera impresión, pero tienen diferentes cultura, educación y bueno en general en casi todo.

La verdad es que Anaïs no se consideraba humana ni elfa, tomaba lo que le convenía de ambos mundos y solamente se preocupaba por cumplir sus misiones de la Espada. Meditó unos instantes sobre la siguiente pregunta que le gustaría hacer, si era un mundo casi en su mayoría gobernado por humanos y sin contacto con otras razas seguramente tendrían algunas ideas extrañas.

-Y qué clase de gobierno tienen? Aquí tenemos una Monarquía con la sede en Trinacria pero cada isla tiene un sistema más o menos independiente con constante supervisión del rey.

Poco a poco, tenía que ser paciente para poder obtener toda la información que pudiera y después hacer una investigación para ver que tanto era verdad, que tanto exageración y demás. Quizá el tema que sería más difícil sería el de la religión pero al no estar bajo las órdenes de Lady Amaraya quizá podría tener un poco más de libertad para ‘platicar’ en vez de interrogar y pedir el cambió de creencia.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 22/08/09, 01:36 pm

Imeria... llamar a aquello gobierno era tan acertado como llamarle a él caballero. Tenía algo de ello, el estatus de nacimiento y algo de su conducta, pero hasta ahí llegaban las similitudes.

-En Imeria hay un sistema feudal. Los estamentos solo sirven para saber que porcentaje de los tributos se lleva cada uno, y se rigen por pequeñas o grandes extensiones de terreno que pertenecen a un noble. En función de las ganancias que de la tierra; se les "invita" a ceder parte de sus ganancias. En otras palabras, lo único que mantiene unida la nación es el sistema economico y el miedo a los ejercitos reales. -

Alex sentía el impulso de hablar de su pasado, pero prefirió guardarselo. En aquellas circunstancias costaba creer que alguien como él fuera de una familia noble ya extinta como tal, pero tantos años de guerra, lucha y supervivencia habían acabado por curtir el caracter del que fuera un niño ñoño de familia. Y eso que él no era de los recatados, ni mucho menos.

-Pero la guerra está desgastando al actual rey, y su sucesión se manchará de sangre. Nosotros estabamos destinados a buscar una "prometida" digna del principe imerense para asegurar el no inicio de una guerra civil. Pero por lo visto hemos fallado catastroficamente... por eso nunca me gustó ir por mar. Una gran tormenta y ya nadie sabe donde queda ni el norte ni el sur ni absolutamente nada.-

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.