Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Conquistador

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 01/09/09, 12:52 pm

Intentó incorporarse de cintura para arriba, con la ayuda del brazo que estaba en mejor estado, pero no pasó del intento. Era increible como le dolía cualquier músculo que moviese, por lejos que se encontrara de la herida principal. Pegó la barbilla a la pechera, mirando a Anaïs.

-Era una tontería, de la que ya se la respuesta- Se preguntaba si habrían atacado también el campamento del resto de sus hombres. No les importaba demasiado, pero no quería que muriera nadie bajo sus ordenes. No era plato de buen gusto para nadie que tuviera gente bajo sus ordenes. En un acto de inconsciencia o preocupación, hizo llamar a uno de los hombres. -Eh, tu, el sano. Quiero que vayas al campamento y les digas que tardaremos un día mas. No te acerques al bosque y no vuelvas aqui, quedate alli- El hombre pareció que iba a protestar, pero pensó que quizas no era buena idea cuando Alex se pusiera mejor seguramente se lo recordaría.

-Señor, ¿puedo acompañarle por si sale otra bestia?- Alex se rió, o al menos lo intentó; pero una tos de borrego le entrecortó. -Haz lo que te salga de las narices. Si os ataca un Bôrg ya no será cuestión de cuanto seais si no de cuanto podeis correr, idiotas- Si a él le habían dejado asi, ellos no tenían ninguna opción mas que la de correr mas que él. Al fin y al cabo, esperaba no necesitar a nadie mas para el día siguiente; ya que la herida la tenía en el hombro y no en las piernas, y en caso de tener una infección en la herida, cuando se extendiera por el cuerpo; no poder andar sería el menos de sus problemas.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 01/09/09, 02:20 pm

Anaïs sintió tristeza al saber que no iba a saber la pregunta pero después interrogaría a Alyan, después separó los labios para decir algo pero los cerró, el hombre tenía razón si a alguien que parecía tener más idea de ataque lo había dejado así, una bola de bárbaros simplemente podrían rezar para que ningún Bôrg les hiciera frente. Lo que ellos no sabían y ninguno de los elfos diría en esos momentos es que esa clase de animales nunca atacaban a un grupo de más de 5 personas, al menos así se comportaban desde el primer choque entre elfos y Bôrgs que hacía ya bastante tiempo; así que no creía que el otro campamento tuviera muchos problemas.

Observó como los hombres salían rápidamente dejando las cantimploras, y sonrió en verdad es que ella hubiera preferido quedarse en este campamento el cadáver del animal ahuyentaría a cualquier otro Bôrg y a los depredadores más chicos. Se dio la vuelta y tomó una de las cantimploras tiradas y una fruta, destapó la cantimplora y se puso en cuclillas frente a Alex.


-Debe de tomar un poco de agua, despacio, la acercaré a sus labios que no queremos que se vaya a ahogar o se lastime con algún movimiento.

Había tratado a suficientes heridos para saber que el orgullo haría que intentaran tomar primero la cantimplora y luego al sentir la punzada de dolor aceptarían la ayuda. Sintió la penetrante mirada de Alyan que observaba cada movimiento y analizaba cada tonalidad que su voz imprimía a las palabras, en definitiva en cuanto Alex durmiera iban a tener una larga charla, de todas formas alguien debía mantenerse alerta.

-Como sugerencia no trate de moverse, Anaïs tiene un feo carácter…

-Alyan no tienes que decir esas cosas, el herido necesita descanso

Los ojos de la semielfa se volvieron mucho más fríos que cualquier cosa que había visto en ese poco tiempo, incuso el aura que la rodeaba cambiaba, pero el rostro de Alyan se mantuvo impasible sus ojos fijos en el punto medio entre Alex y Anaïs como si con esa actitud acabara de confirmar su advertencia. Ella solamente respiró profundo varias veces mientras sostenía la cantimplora cerca de los labios de Alex esperando su respuesta, ni siquiera se esforzó en sonreír si quería lastimarse su problema, después de todo estaban en su “casa” así que ella no veía dificultades en dormir bajo el cobijo de las estrellas como cuando era pequeña
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 01/09/09, 07:13 pm

Al menos, aun le respetaban lo suficiente como para obedecer sus ordenes. Eran sus hombres en cuanto a que él había puesto los recursoso para este viaje, pero ninguno de estos marineros había crecido como soldado bajo la tutela de Alex; por lo que él no los podía sentir como "los suyos", si bien es cierto que bajo el panorama que ahora mismo existe, esa gente y Anaïs son lo mas parecido a su gente. Alex era el capitán de una división independiente, que vagabundeaba por toda Imeria viviendo como aventureros hasta que algun superior los requisiera, y no podía dejar de maldecir el día que se separó de ellos. Eran lo único que Alex podría considerar familia o amigos. Y ahora estaban a tres meses en barco, si no mas.

Como era de preveer, Alex intentó alzar el brazo sano en dirección a la cantimplora, pero como también era previsible; su movimiento se cortó a medio camino por el dolor que le provocaban las heridas. Un leve quejido fué lo mas que se permitió Alex, mientras devolvía a su cara la expresión que tenía antes de la mueca de dolor. Con dificultades, intentó beber sin que nada de agua se le fuera a la nariz, sus pulmones ya tenían suficiente liquido. Alex era incapaz de verlo, pero su imagen había variado lo suficiente como para cambiar de manera radical. La mitad de su melena se había quedado mas atrás, en el combate contra el Bôrg. Tendría que cortarse el pelo bien corto, y eso era algo que no pasaba desde tranquilamente los 5 años. De todas maneras, ese era ahora el menor de sus problemas, aunque cuando estuviera curado, seguramente se moriría de rabia. En Imeria lo normal es que un explorador lleve el pelo largo y, contra menos cuidado, mejor. Perdería todo su caché.

Cuando Anaïs le dió la fruta, Alex tragaba poniendo muecas. Era increible como le dolía todo, y como la hipertermia de la herida le hacía sufrir a cada musculo interno que movía. Entonces, se lamió los labios para no desperdiciar nada de esa fruta. Alex se comenzaba a sentir mejor, no por la fruta, si no por el ambiente. La temperatura estaba descendiendo y había un olor característico.

-Va a llover... ¿veis nubes?- Alex parecía encantado con la idea. Llevaba meses sin ver una mísera gota de lluvia, y en la zona de Imeria de donde él era, las lluvias se sucedían a diario con bastante fuerza. Siempre se estaba quejando del tiempo Imerense, alegando que era lo que arruinaba la imagen turística del país; pero ahora que le había faltado por tantos meses, la hechaba de menos. Y notaba que llegaba, podía oler su llegada -Espero que estén bien en el campamento...-

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 01/09/09, 08:00 pm

Anaïs sintió como una sonrisa quería nacer, en verdad era necio este hombre pero no iba a burlarse de él, ya tenía el orgullo bastante magullado por un día.

-Sí, es muy posible que llueva….

La voz de Alyan vino desde la esquina del improvisado campamento, no había hecho ningún ruido al caminar y sus ojos examinaban el cielo, a lo lejos parecería que las nubes empezaban a agarrar fuerza, si no tardaría en llover, la suerte es que el río estaba lo bastante lejos como para que les preocupara el hecho de que creciera y los ahogara.

-No creo que deba preocuparse por sus hombres, por lo que observé son capaces de poner un campamento decente, y no enfrentarán problemas si se mantienen fuera del bosque, son un grupo grande ningún depredador es tan tonto.

Con cuidado partió otra fruta y le ofreció la mitad a Alex, si podía comer es que en verdad se encontraba mejor, ella se llevó a los labios la otra mitad disfrutándola, era de las pocas cosas que no se conseguían con facilidad en Rhylia fruta exótica de tan buena calidad. Logró detectar en las palabras de Alex algo parecido a añoranza con respecto a la lluvia, quizá le gustaba el olor que dejaba en la tierra al acabar o simplemente era necesario para la meditación.

-Le gusta la lluvia Alex?

Se puso de pie lentamente para revisar el fuego, no quería que se apagara, no porque ahuyentara a otros bichos sino porque tendrían problemas en encenderlo de nuevo si llovía y el humano no estaba en condiciones de quedarse con la ropa mojada con esa herida. En estos momentos observó el montón de ramas que había conseguido el hombre en su ausencia, era una buena cantidad así que tendrían suficiente para toda la noche, ya mañana se preocuparía por conseguir algo más. Sintió como el calor del fuego acariciaba sus mejillas y se llevó una mano a la nariz tocándola con cuidado, le dolía pero no era nada que pudiera matarla eso si no estaba tan segura que podría evitar el morado.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 01/09/09, 10:22 pm

Otra vez intentó hacer el gesto de coger la fruta con su propia mano. Era algo instintivo, y que por mas que intentara, el primer impulso era agarrarlo con la mano. Intentó disimular de una manera bastante decente el intento fallido con un reposicionamiento que dolió como el mismisimo infierio. Acto seguido, le pegó un bocado a aquella fruta. Realmente estaba deliciosa, algo que en Imeria sin duda sería un manjar del que solo los mas ricos dispondrían. Cuando huvo tragado, escuchó la frase de Anaïs. No era solo preocupación por sus hombres. Si les pasaba algo, la culpa no iba a ser de ningún otro que de Alex, y aunque conocían los riesgos cuando aceptaron ser parte de la tripulación, no le gustaba la idea de que su conciencia tuviera que cargar con mas pesos de los que debiera.

-En Imeria siempre llueve mucho. Quizas demasiado, pero cuando llevas tanto tiempo sin ver lluvia por estar en altar mar... la hechas de menos- En su voz se dejaba oir un tono melancólico, que intentó corregir mas tarde. -Aunque me parece que una vez comience de nuevo, no lo voy a hechar tanto de menos...-

En cualquier caso, puede que tuviera razón en cuanto a lo de los hombres, pero eso no dejaba de ser preocupante para él. -Si no os importa, voy a descansar, que se me cierran los ojos solos... buenas noches a ambos- Sin moverse, cerró los ojos. Primero quedó en silencio, esperando escuchar alguna conversación, pero la simple espera le cansaba hasta el punto de dejarse caer en el oscuro pozo del dormir.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 01/09/09, 10:57 pm

Anaïs asintió a las palabras de Alex mientras empezaba a escuchar como las primeras gotas de lluvia caían, eso podría ayudar al hombre a relajarse y caer profundo en el mundo de los sueños. Cuando hubo verificado que el fuego aguantaría un par de horas sin supervisión a pesar de la lluvia se acercó hasta donde estaba su gabardina que había conseguido secarse entre la fogata y la caminada; con cuidado tapó a Alex, él necesitaría más del calor que podría proporcionarle.

-Será necesario darle algo para que duerma o el cansancio lo vencerá?

Preguntó mientras acababa de acomodarle la gabardina como si fuera una cobija y después pararse al lado de Alyan, sintiendo la fogata que crujía detrás de ellos como si tratara de devorar más madera por miedo a acabar bajo la lluvia.

-El cansancio hará que duerma, si se siente mal al despertar dale un poco de las hierbas de la luciérnaga, cuando mucho tardará un día en recuperar toda la sangre, mañana trata de conseguirle algo de carne eso le ayudará..

El elfo no dejo entrever nada en su tono de voz utilizó uno neutro y frío como si estuviera calculando las probabilidades de que sobreviviera Alex, cuando Anaïs estuviera por completo junto a él se giró y le pasó una mano por la cabeza hasta llegar a su barbilla. La levantó con cuidado analizando sus ojos y la nariz, la semielfa no parecía poder descubrir cual miraba con mayor atención.

-Tendrás que ponerte una compresa para evitar que tu nariz de inflame demasiado, aún tienes de las pomadas que te dí la última vez?

Anaïs asintió, había pasado mucho tiempo desde la última vez que le había visto a solas, aún siendo ahora pareja de su madre era casi imposible que pasaran un instante de paz en el que pudieran hablar sin los oídos indiscretos de otros elfos y el lenguaje humano en definitiva no era adecuado para hablar en la aldea. Sabía que Alyan no podría quedarse mucho tiempo antes que le buscaran y de encontrarle podría meterse en problemas, por más estatus que tuviera ella no dejaba de ser de una mezcla de razas y por lo tanto inferior.

-Dale recuerdos a mi madre…gracias Alyan por todo.

El elfo sonrió soltando la barbilla, y con agilidad desaparecer del campamento hasta internarse en el bosque, ella trató de seguir el reflejo de su cabello hasta que le fue imposible y con un suspiro se giró hacia el campamento, sería una noche solitaria, nada nuevo en su vida. Caminó hasta quedar cerca de Alex y la fogata y se sentó, concentrando todos sus sentidos en lo que los rodeaba, no quería más problemas por hoy, mañana sería un nuevo día, lleno de preguntas y obstáculos no tenía caso estresarse desde ahora.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 02/09/09, 08:50 pm

Sus ojos observaban algo mas allá de las olas. Mas allá del propio límite donde cielo y mar son uno, y en ese limite, solo la plenitud era patente. Apoyó su mano en la pared que servía como marco de una ventana sin cristales, llenandose la mano de cal. El sonido de los pájaros inundaba el panorama, hipnotizando como canto de sirena a quien quiera que se dejara embriagar por los sentidos en aquella playa, demasiado alejada de todos lados. Cuando miró al interior de la habitación, observó de nuevo esas paredes blancas. Aquella chica estaba bañando con su pelo negro la claridad de las sabanas, mientras su respiración era el único canto de sirena que podía hipnotizarlo ahora. No había mas que una sábana cubriendo su cuerpo. Alex jamas había conocido tanta belleza junta, con un caracter tan dulce como la miel y un cuerpo tan delicado como las mismas olas que bañaban la playa, dejando su estampa en la arena durante unos segundos, antes de que el calor borre todo rastro de su presencia.

Cuando desperto, sus ojos se abrieron para Alex. La hipnosis se había completado con la sonrisa de aquella chica, antes de estirarse en la cama mientras rotaba hasta quedar boca arriba, expuesto su torso desnudo a los dioses. Cada vez que la miraba, tan menuda, se preguntaba como habían acabado juntos. Él era un chico muy cortado para esas cosas y aquella chica siempre le gustó, desde que la conoció a los 6 años. Daba igual, no se arrepentía de nada.

Cuando Alex se quiso incorporar, de estar sentado en la ventana, observando a su mujer; algo se lo impedía. ¿Que estaba pasando? nada le ataba a ningún sitio, pero todo a su alrededor parecía silencio. Ya no se escuchaba a los pajaros cantar, ni a las olas romper en la playa para dibujar esas siluetas en la arena. El sol fué lentamente cubierto con nuves, mientras su mujer parecía asustarse, mirando hacia todos lados y llevandose la sábana con las dos manos a su cuello, como si pudiese protegerla de algo. En ese momento, un crugir en la puerta de casa los alertó a los dos, y mientras Alex no podía moverse, su mujer dió un pequeño salto, acompañado de un apenas perceptible grito. A los pocos segundos, las puerta de madera del cuarto blanco comenzó a abrirse, dejando lugar solo a la desesperación. Había un hombre oculto en las sombras del interior de la casa, y varios cada cadaveres por el suelo. No se podía definir que les había pasado, pero las manchas rojas de la puerta les daba a entender que había habido una carnicería. La figura oscura, lanzó medio cuerpo al centro de la habitación, cuando la luz del primer rayo alimentaba el dramatismo de la escena. El cuerpo de su hijo cayó justo a los pies de la pobre, mujer, que lloraba desconsolada. La figura entró en la habitación sin que Alex pudiera moverse. Quería gritar, quería matar. Quería beber ácido.

La sombra se acercaba a aquel cuerpo asustado, paralizado por el shock de observar como la mitad de su hijo mayor estaba sin vida encima de sus piernas. La figura estaba ignorando por completo a Alex, mientras se acercaba a la chica; que tardó demasiado en salir del shock para preocuparse por su vida. La figura le agarró del pelo y, con fuerza, tiró de su cabeza hacía la suya, lamiendole la mejilla mientras, ahora si, observaba con aquellos ojos rojos a Alex. Pasó su otra mano, con firmeza, por el cuerpo de la chica, haciendola descender hasta llegar a la peor zona donde podía llegar. Alex quería hacer muchas cosas, pero todo lo que pudo hacer es llorar. El extraño lanzó a la chica contra la cama, mientras agarraba la sábana para cubrirse. El fuego engulló por completo el alma de Alex.

-NOOOOOOOOOOOOOOOOO!!- Gritó alex, incorporandose con la gabardina de Anaïs en la mano. Sus ojos estaban llenos de lágrimas y de incredulidad. ¿Había sido un sueño? Fué como el que tuvo al caer inconsciente, y nunca antes había tenido estos sueños. ¿Que eran?. Aunque le dolía el hombro, ahora mismo se veía con fuerzas para enderezarse, como asi hizo. Intentó resistir la tentación de mirar hacia el mar, en dirección a su Imeria natal. Nunca llegó siquiera a decir a aquella chica que la amaba, ¿porque en sus sueños estaban casados?. ¿Y quien demonios era esa figura? Alex sentía la desagradable sensación de saber algo al respecto y no poder acceder a ello. Sabía que habia visto eso antes, pero no sabía decir cuando, donde ni en que circunstancias. Entonces... ¿que significaba todo aquello? ¿Realmente significaba algo?

-Buenos días, Anaïs- Dijo, mientras se secaba el sudor frio de la frente. Mejor no preocuparse demasiado, lo mas provable es que fuera un delirio, nada mas. Quizas tenía fiebre o la había tenido durante la noche, ¿quien sabe?

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 02/09/09, 09:21 pm

La noche había pasado tranquila, Anaïs había estado manteniendo el fuego con vida y revisando que Alex aún respirara, ok no tenía que acercarse para comprobarlo con su afinado oído pero debía de verificar que no pescase una fiebre. Pero nada, parecía estar durmiendo bastante bien aún cuando no se encontraba en una posición idónea, por lo que la semielfa se dedicó a escuchar la pausada respiración de Alex y el chocar de las gotas de lluvia sobre la manta que les servía de techo.

No llevaba mucho tiempo de haber amanecido y estando de espaldas escuchó el gritó proveniente del hombre, y sin pensarlo desenvainó a Thenidiel y se giró tan rápido como podía imaginándose que se encontraría con alguno de los habitantes de la isla pero cual sería su sorpresa: no había nada. Después vino el saludo como si no hubiera pasado nada, y entonces enarcando una ceja envainó a Thenidiel y se acercó con cuidado. Un grito tan desgarrador solamente salía de lo más profundo del espíritu cuando el dolor era insoportable, y aunque sus heridas eran graves no creía que estuviera teniendo pesadillas con el Bôrg. Tomó una cantimplora y se acercó a Alex, una media sonrisa en sus labios pero en sus ojos preocupación mal disimulada acaso las heridas que quedaban eran más serias de lo que Alyan había dicho?


-Buen día Alex, cómo se siente del hombro?

Le acercó la cantimplora a los labios, incluso a sabiendas que seguramente su brazo sano estaría mejor, en ese momento su cerebro estaba debatiéndose entre las millones de opciones que había para un grito así. EL hombre parecía estar consciente de que había gritado pero no parecía muy afín a querer decir la razón, ella aunque se preocupara no preguntaría la privacidad era muy importante. Lo observó con detenimiento como si con ello le fuera a dar alguna pista de qué había ocurrido, lo notó menos pálido pero las gotas de sudor en su frente delataban la ansiedad desembocada por el grito.

-Si lo desea puedo intentar atrapar algún pez o conejo para cocinarle, de todas formas me gustaría revisarle la heridas y ver que no estén infectadas.....

Su cara seguía con la media sonrisa pero el morado que tenía en la zona de la nariz le daba actitud de “chica mala” y aunque agradecía el que no estuviera rota (por muy poco) el golpe seguía doliéndole, se había puesto solo un poco de pomada, pero prefería guardarla para cosas de urgencia, como por ejemplo la herida del imprudente o quizá las que le propinaría si llegaba al límite de su paciencia.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 02/09/09, 09:51 pm

Alex miró a la chica cuando le ofreció agua. Extendió su mano para cogerla.

-Está mucho mejor, gracias-

Cuando la miró, vió el moratón que tenía en el arco nasal. Seguramente dolía mucho, ya que la nariz es una zona con bastantes terminaciones nerviosas y, que en definitiva, es mas sensible que el resto del cuerpo. Tras beber algo de agua, le devolvió la cantimplora y se secó con el dorso de la mano la boca. Al momento, como acordandose de algo, lanzó su mano a su oreja izquierda. Había algo aparte del escozor... faltaba algo, mas bien. Aquella bestia le había cortado el pelo, después de años de dejarselo largo; en un solo día allí le habían desgraciado el pelo. En fin, esas cosas pasan, pero en Imeria a un aventurero se le reconoce por dos parametros: las heridas que posee y lo larga que es su melena. Ahora lo unico que le quedaban eran las heridas de epocas pasadas y las que le había hecho ahora el Bôrg.

-Mejor no, cuanto antes lleguemos a la ciudad antes podremos arreglar las cosas y agradecerte la ayuda que me estás dando- Si había alguna cosa que Alex tuviera casi mas que inconsciencia, era dinero. No sabía cuanto valor le daban en este lugar al oro, pero esperaba por su bien que no fuera poco. Al menos quería invitarla o hacer un donativo importante a su orden. Lo que fuera, pero tenía que agradecerselo. Después de todo casi es violada por sus hombres y aun y asi le estaba ayudando muchísimo.

-¿Quieres hecharles un ojo a las heridas? Espera...- Alex comenzó a afoljar las correas de la coraza, para no tener que curar las heridas a través de la ropa o lo que fuera.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 02/09/09, 10:07 pm

Iba a responderle que de todas formas iban a estar aquí un par de horas sería mejor aprovecharlas en alimentarse de algo más que de fruta, pero supuso que sería como hablarle a una pared y no tenía ánimos para empezar a discutir desde temprana hora. Alex parecía estar tranquilo y cuando empezó a quitarse la coraza, cerró la cantimplora y le ayudó, así podría enjuagar un poco la ropa que aparte de empezar a apestar tenía toda la mezcla de sangres que le daba un aspecto patético.

-Con cuidado, no se esfuerce demasiado…

Si parecía una de esas enfermeras viejitas que tenían el complejo de madre tatuado pero de todas formas no pareció importarle mucho, en estos momentos aún estaba en la categoría de ‘aliados’ así que lo trataría como si fuera parte de la Orden….o mejor no recordando la última vez que tuvo a su cargo a algunos caballeros que dejaron mucho que desear de la misión que se les había encomendado. En definitiva mandar a la gente a la enfermería no contaba cómo ayudarlos a sanar.

-EL riachuelo está cerca y no le vendría mal un poco de carne para recuperar las fuerzas, las frutas ayudan pero no en el mismo nivel…

Ya escuchaba la respuesta, acaso todos los hombres traían activado el gen de ser testarudos? Igual no le iba a hacer mucho caso, quien sabía cómo llegar a la ciudad era ella, y si se desaparecía un poco no creía que Alex la persiguiera y dejara el campamento tirado, eran cosas que podría necesitar en un futuro, vamos que no lo tenía en un plano tan malo como líder. Esperó que el Bôrg no lo hubiera tratado tan mal, de todas formas quitó sus ojos del hombre y se fijó en la maleza que crecía cerca, había bastantes hierbas de luciérnaga así que podrían evitar que si había una infección se propagase. Cuando se hubo quitado la coraza le preguntó.

-Por dónde desea que empiece?

Había conocido guerreros que preferían que se les curara primero el lado derecho y de arriba abajo, de esas supersticiones que ella no acababa de entender por completo pero si con eso creían que serían mejores en el campo de batalla quien era ella para quitarles esa ilusión?
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 02/09/09, 10:27 pm

Alex, miró hacia el cielo cuando se quitó la ropa que llevaba como sotavesta de la coraza. Eran ropas bastante gruesas y duras, y pesaban bastante. Aun quedaban algunas nubes, pero no amenazaban con tormenta ni con siquiera tapar el sol.

-Quizas si, pero no se como cazar en estas zonas. Si no te huviera conocido seguramente huviera pensado que el Bôrg era mi primer desayuno consistente. Si sabes como y que cazar por aqui... no hay problema-

Cuando la chica hizo la pregunta, Alex no lo comprendió. Se refería a su cuerpo, supuso, pero desde luego no le parecía que la diferencia de minutos fuera a hacer mejorar o empeorar una sola herida. El cuerpo de Alex estaba bastante musculado, pero para nada marcado; lo que si estaba era lleno de cortes y heridas nudosas de dudosa buena curación y cauterizaciones. Había una herida nudosa que recorría todo su torso; una que fuera profunda en su día, por debajo del abdomen y un corte que iba de omóplato a omóplato. Antes de responderle, le hizo un gesto con el brazo bueno, y hechó mano al interior de la protecciones de la bota, sacando una daga de ella. Agarró con fuerza su coleta y se llevó la daga a la nuca. -Ya no la necesitaré- dijo, mientras intentaba, con bastante dolor, cortar la coleta. Una vez cortada, la miró como con melancolía.

-Pues... si puedes comenzar con la del costado; me está matando cada vez que me rozo con el brazo- Cuando Alex contestó, lo hizo saliendo como del hechizo que el pelo ejercía sobre él.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 02/09/09, 10:49 pm

Miró como se cortaba la coleta, supuso que le traía buenos (y no tan buenos) recuerdos y por lo largo que estaba supuso que su tiempo le había costado llegar a ese largo, pero al menos seguía vivo y con posibilidades de hacerlo crecer de nuevo.
Sus finos dedos recorrieron las heridas “curadas” como si tratara de imaginarse el arma que le había ocasionado semejante daño, suspiro seguramente las presumiría como un trofeo cada vez que saliera a la luz alguna historia. Se enfocó en la herida del costado, era un raspón bastante feo y que parecía tener intenciones de no curarse y fastidiarle más la vida al hombre. Con cuidado levantó su brazo para examinarla con más cuidado y tomando la cantimplora la roció con un poco de agua.


-Es un raspón, no demasiado profundo, no está sangrando pero igual la lavaré y pondré unas hierbas para evitar que se infecte. NO creo que hayan empacado vendas en esas mochilas no?

Sería demasiada buena suerte, pero sino podría intentar con retazos de la manta que los cubría, después de lavarla a conciencia. Se puso de pie y fue a la maleza cortando unas hierbas y de regreso pasar por una fruta que le ofreció a Alex.

-Coma esto mientras.

Empezó a partir las ramitas por la mitad hasta que sacaron lo que parecía miel con cuidado dejó que cayera sobre la herida, escocería si pero mejor un poco de dolor ahorita que después una infección masiva. Sus dedos fríos contrastaban con el calor de la piel de Alex, siempre había sentido curiosidad por esa diferencia de temperaturas, pero ahorita debía enfocarse a la herida. Acercó su rostro para soplar y secar la miel tardaría unos minutos en formar una capa glaseada de protección sobre la que podría vendar sin problemas.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 06/09/09, 09:32 am

Alex no había pensado ni por asomo en semejante cuestión o situación. Atacado por un híbrido de gusano y oso y siendo herido por éste. Alex se quedó pensativo, examinando la posibilidad de que llevara algo parecido a vendajes, pero contra mas inspeccionaba mentalmente la mochila, mas claro le resultaba que no habría nada semejante a eso. Mientras, se iba dejando moldear por Anaïs, para que pudiera acceder como ella quisiera a las heridas.

-No, creo que no empaquetamos vendas... aunque tampoco me plantee que nos atacara algo asi-

Cuando Anaïs le ofreció media fruta, Alex la cogió sin reservas. Se la metió en la boca y continuó en la posición dificil, para que ella pudiera verle mejor las heridas. Cuando huvo tragado la fruta, intentó romper algo del hielo que por lo visto la chica aun sentía con él.

-Puedes tutearme si quieres, no hace falta que me trates de usted. Menos después de haber luchado juntos.- Esa era, en parte, la filosofía por la que se regía Alex. Mucho mas parecido a un descenso rápido al infierno que a un camino para iluminar su alma, pero le servía en batalla y le servía en la vida, ¿que mas se le puede pedir a una doctrina?.

-No te preocupes por que sea humano o extrangero, hablamos la misma lengua y con eso debería de bastar, ¿no?- No había ni reproches ni mal tono, simplemente expresaba toda la simplicidad que le llenaba por dentro. Si hay algo que defina a Alex es la sencillez, la simpleza. Si se fía de alguien es incapaz de leer segundas intenciones, si le prometen o le juran algo por sus propias vidas; Alex tomará esa palabra. Quizas, efectivamente, sencilleza es la palabra mas idonea.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 06/09/09, 01:04 pm

Anaïs enarcó una ceja al escuchar el comentario de Alex, tutearlo después de luchar contra un Bôrg sería de lo más normal, pero aún sentía que había una distancia infranqueable, a saber quizá era que fuera humano, no-creyente, extranjero o simplemente alguien con un entrenamiento militar básico. Su razonamiento le era lógico y eso ganaba puntos en que se esforzara, aunque eso no significaba que de vez en vez combinara el ‘usted’ con el ‘tú’ en una misma oración.

-Sí, tiene….tienes razón…

Vaya, esto podría ser más complicado de lo que se planteó. Se puso de pie y sacó una de las dagas, cortando un trozo de la manta que usaban como techo, suponía que con cortar unos trozos podría cubrir esa herida y la del hombro, sin dejar desprotegido a Alex de la posible lluvia.

-Iré al río a lavar esto, no queremos quedarnos sin agua potable, aprovecharé para ver si consigo unos peces para que coma. Desea…deseas que lo…te ayude a acomodarse en otra posición?

Suspiró, debía mantener la mente enfocada en tutearlo, y ni así lograba concentrarse lo suficiente, si era una situación poco usual para la Paladín, siempre se había encargado de sobrepasar las expectativas de los demás en todo lo que hacía como era posible que algo tan simple le costara tanto trabajo? Mejor sería que se despejara, igual una caminata al río, lavar las “vendas” y conseguir el desayuno serviría, claro si se encontrara con algo con que luchar para sacar esa frustración sería una mañana perfecta.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 07/09/09, 09:58 pm

Alex observaba con algo de asombro lo que le costaba tutearle. Él llevaba haciendolo desde hacía ya bastante tiempo, y no lo encontraba tan complicado. La verdad es que la idea de ir a coger agua y volver para volver a marcharse no acavaba de convencer del todo a Alex, mejor parar en el rio de camino ya a la ciudad que no ir y volver. De todas maneras, quería conseguir algun lugar para sus maltrechos hombres y para él mismo. No sabía si habría algún médico o curandero por el lugar, pero la mayoría de ellos solo necesitaban descansar.

-Mejor sería que comenzasemos el camino y hicieramos todo lo que tuvieramos que hacer al lado del rio. Tengo ganas de volver a pisar una ciudad y dormir en una cama de verdad después de meses...- Aunque le preocupaban sus hombres, no era el tipo de persona en declararlo de manera abierta. Y por lo que habia comprovado, no eran preocupaciones vácuas. -Podemos dejar aqui lo que no necesitemos o esté roto, y ya lo recogeré cuando vuelva al campamento a buscar a los chicos- Quizas el tono era hasta demasiado familiar, pero tampoco habia nada de malo en ello.

En cualquier caso, su coraza no parecía que pudiera ser reutilizada por nadie, y el resto de material pesado, exceptuando la espada y el escudo, se quedarían allí haciendo compañía al campamento. Las grebas le acompañarían el resto del viaje, si dios quería. Llevaba también el oro suficiente como para alquilar una hostal entero para ellos solos y aun le sobraba una buena cantidad. Mas allá de eso, no llevaba nada que no se huviera arruinado con el agua.

-¿Te apetece partir ahora o prefieres que vayamos al rio y volvamos?- Preguntó mientras parecía comenzar a prepararse. Si decidía lo segundo, al menos ya estaría preparado para cuando volviera ella y le mirara las heridas. -Aunque si queda menos de medio día, yo casi preferiría llegar al pueblo y que me hecharas un ojo tu allí- No le parecía descabellado, no parecía tener fiebre ni corporal ni local y, pese al dolor; gracias a la reducción de lastre, ahora se movería algo mejor y, sobretodo y mas importante: mas rápido.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 07/09/09, 10:33 pm

Asintió con la cabeza, hubiera preferido darle más tiempo de descanso pero igual si solamente serían ellos dos el resto del camino sería mucho más fácil que avanzaran y descansaran después al lado del río, sí era una buena idea.

-Entonces será mejor llevar las cantimploras de agua, algo de la fruta y mmmm creo que con eso estará bien en la mochila.

Dijo mientras sus ojos recorrían el campamento, analizando cada cosa para darle un valor y ver que tan factible sería llegar sin esa cosa a la ciudad. Cuando dijo que regresaría al campamento por los “chicos” se le quedó mirando incrédula, esperaba que al menos pidiera un par de hombres que lo acompañaran si es que su compañía ya no le era agradable o útil.

Se acercó hasta una de las mochilas que habían dejado los marineros y la vació, guardando con cuidado las cantimploras después de haber verificado que estaban bien cerradas, después la fruta tratando que no se magullase demasiado. EN el río podrían encontrar más pero no le agradaba el hecho de desperdiciar la que había ya recogido, una de las enseñanzas elfas que no parecían desaparecer del todo.

Dejó la mochila al lado de Alex, y tomó su gabardina poniéndosela con destreza y rapidez antes de acomodar a Thenidiel y ofrecerle la mano para ayudarlo a levantarse.


-Aún es temprano y me gustaría ver cómo te sientes de pie. Vaya primera vez que la tuteada le salía sin mucho esfuerzo era un buen indicio. De todas formas si llegaras a cansarte demasiado al llegar al río regresaría por la manta por si llegara a llover de nuevo, no tienes que esforzarte de más de nada le sirves a tus hombres muerto.

Le sonrió aunque no se vio el reflejo de la misma en sus ojos, que lo examinaban. Era normal la preocupación por sus hombres, vaya ella lo había sentido en más de una ocasión pero también era cierto que si moría ellos quedarían desamparados: en una isla peligrosa con habitantes que no daban buenas bienvenidas, en un país totalmente extraño y por lo que pudo ella observar sin la más mínima educación de como comportarse o medir el peligro. Esperó paciente a que le tomara el brazo, pero no dejó de verlo a los ojos, se preguntaba que habría visto Alyan en ellos, siempre había sido mejor “lector” que ella.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 07/09/09, 11:38 pm

Alex, que hasta cierto punto se sorprendía del hecho de que Anaïs huviera accedido a ir directamente, se quitó un peso de encima. Estando sentado, se aseguró los cintos de la bolsa trasera, que era la que llevaba el dinero, para después asegurarse el resto del equipamiento, generalmente cosas que le costaría hacer depié, como asegurarse las botas para caminar entre el fango, aun fresco por culpa de la humedad ambiental y la poca agua que le quedaba por absorver al suelo.

-Solo espero que no tengamos que arrepentirnos de nada, de lo contrario si que podría ser problemático regresar a por cualquier cosa.- Dijo, mientras se procuraba la espada a la espalda, ya que si no el propio peso en la cintura lo desequilibraría, siendo mejor llevar el peso en vertical y no en horizontal. Miró por un momento la ropa de la parte superior y volvió a mirar al cielo. Era provable que lloviese en unas horas, si no menos. -Dejaré la ropa aqui, mojada no me hará demasiado bien y aun acabaré, ademas de acuchillado y seguramente infectado, con un resfriado de tres pares de narices-

Cuando huvo dado por zanjado el tema de la ropa, se acordó de preguntarle por algo bastante importante. Se llevó la mano al bolsillo trasero y sacó una bolsa de tela bien dura, como las que se usan en los sacos que requieren de una resistencia excepcional. Deshizo el nudo y sacó de la bolsa una moneda dorada, con la cara de un hombre de nariz aguileña, expresión altanera y ropas dignas de rey, acuñado en un lado, mientras que en el otro había una inscripción en lo que parecían dibujos aleatorios de palos, unidos por sus extremos sin sentido, algo parecido a runas. En el saquito parecía haber bastantes mas, lo que no sabría Anaïs seguramente es que la mochila de Alex no estaba llena de nada mas que de saquitos con el mismo contenido. En Imeria, seguramente un campesino medio pudiera vivir toda su vida con solo aquello y las inversiones adecuadas.

-¿Se usan aqui estas monedas? En Imeria no tenemos mas monedas, aunque los imperios y feudos vecinos algunos tienes hasta cuatro tipos distintos de monedas...- Lo último, sonaba casi mas a reproche, a burla; que algo que respondiera tan solo al simple y sincero deseo de informar.

Alex tomó la mano de Anaïs con ambas manos. Tiró hacia él para ponerse depié, esperando que Anaïs huviera tomado una buena base para no perder el equilibrio, o se irían los dos al suelo.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 07/09/09, 11:57 pm

Miró con curiosidad la moneda, el perfil del hombre era demasiado peculiar para no analizarlo por completo pero solamente dijo mientras trataba de ponerse en una posición adecuada para levantar a Alex

-Eso podría ser equivalente a una corona, es la moneda de más alto valor, aunque le recomendaría que las cambiara por algunos ducados, la gente siempre hace demasiadas preguntas porque es difícil de conseguir.

Sintió como ambas manos tomaban la suya y como el peso la hacía trastabillar un poco, nada grave podría sostenerse…aunque claro en ese momento unos arbustos se agitaron detrás suyo. Anaïs se giró un poco pero su pie no pudo sostener el peso y el cambio al mismo tiempo y resbaló; dejando a Alex en la misma posición con un fuerte sentón y cayendo ella por encima suyo. De los arbustos salió una liebre que empezó a olisquear el aire y se dirigió hacia ellos tratando de alcanzar alguna de la fruta que había metido la paladín en la mochila. Ella alcanzó a ver de reojo como lo que parecía ser una amenaza era solamente una liebre, una pobre liebre que solamente quería evitarse el camino hasta el río y tratar de alcanzar las frutas. Sintió como sus mejillas se volvían de un color rojo intenso, aunque no se distinguía si era de vergüenza o de la ira que sentía al haber perdido el equilibrio de esa forma. Se encontraba sumida en sus pensamientos asesinos en contra de la pobre liebre “seguramente con un poco de hierbas el sabor sería genial” cuando recordó exactamente dónde se encontraba y levantó el rostro para encontrarse con los ojos marrones del hombre.

-Yo…lo siento…pensé que era algo más peligroso…

Trató de incorporarse lo más rápido sin hacer presión en ninguna parte, a saber si no lo había lastimado más con esa acción, tendría que revisarle con mucho cuidado las heridas una vez llegados al río. Si tan solo pudiera encontrar un poco de tierra seca para ponerse de pie, y dejar respirar a Alex que con su peso encima y los golpes de ayer la cosa no sería fácil para el "pobre".
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 08/09/09, 12:41 am

Alex la se dejó parte de la cadera en la caida, pero por suerte el impuslo hacia atrás hizo que lo primero que tocara el suelo fuera la bolsa con las monedas. Alex se dejó caer hacia atrás, arqueandose su espalda por culpa de la bolsa, que evitaba que alcanzara una posición totalmente llana, por lo que intentó enderezar un poco el tronco. La visión era, cuanto menos, apasionante, de no ser por que el golpe le había recordado que las heridas eran de ayer. Mientras se incorporaba, con el ojo del lado del corte cerrado, se encontró con dos ojos de un azul como el que en el horizonte del mar, bañaba el cielo. Alex no se puso rojo, pero gracias a dios su presión sanguinea era insuficiente y su cuerpo no se podía permitir ciertos gastos innecesarios.

Anaïs procedió a expresarse con rapidez y nerviosismo. De hecho, toda la fachada de impertuvabilidad acavaba de caer para dejarse ver nerviosa y, quizas, vulnerable. Empezaba a entenderla un poco; esta situación, la dificultad para tutearlo, el comportamiento intachable y sistemático. Ella no era, despues de todo, tan diferente de él. Parecía que ella también se escondía de algo, interponiendo una dura máscara de imperturvable frialdad a todo lo que hacía. Pero como toda mascara, tarde o temprano se le deben de hacer agujeros para respirar y para ver el mundo.

-No pasa nada... podía haberle pasado a cualquiera- La dificultad era que no le había pasado a cualquiera. A veces costaba mantener la mente enfocada en parajes helados, sobretodo cuando hablaba con ella, teniendo su cara tan cerca. Sería la sangre élfica, la juventud, la genética. Fuera lo que fuera, aquellos rasgos se le antojaban casi endiablados, y aquellas dos joyas heladas brillaban entre el negro de su pelo y su traje. "Estoy bien" se decía para sus adentro. "No pasará nada, no debe pasar nada", pensaba para si mismo; meditando acerca de lo poco que estaría en el lugar y lo insensato que sería dejarse llevar por una situación tan digna de los cantos que los bardos imerenses cantaban a las cortesanas relatando relaciones imposibles y apasionadas que las hiciera olvidar y soñar que quizas su vida pudo ser de una manera que no fué.

Incluso con los oscuros, sobre todo contrastandose con Anaïs, tonos de piel que tenía Alex, se le notaba algo inquieto y sonrojado. Parecía que a él, al igual que ella, le había afectado esta posición y situación. Algo muy comprensible, dado el escaso trato que normalmente tenía Alex con cualquier mujer, ni aunque fueran de su misma condicion de nobleza. Las mujeres nobles imerenses le despreciaban por ser de una casa caida, poco menos que el miedo a la viva representación de como acaban los supervivientes de las familias caidas, mientras que la gente de menor estatus lo veían como alguien totalmente inaccesible, por su apellido. Pero parecía que aqui las cosas eran distintas, aunque eso no cambiaba el hecho de que no supiera del todo bien como reaccionar ante aquella situación. Y entonces, comprendió que ahora mismo, lo único que podía hacer era dejarse hipnotizar, mientras le ofrecía una mano para que usase de apoyo si lo deseaba o si quería quedarse asi un rato mas. Además, le estaba dando un calor que no le había dado ninguna manta hasta ahora.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 08/09/09, 06:21 pm

Escuchó las palabras pero no les prestó demasiada atención, se encontraba enfocada en otra cosa: la penetrante mirada de Alex que parecía querer ver más allá de lo que ella quería mostrarle. De reojo notó el movimiento de la mano que se posicionaba para ayudarla a levantarse no se movió. En su mente giraban toda clase de preguntas, desde porqué la miraba así, hasta porque ella no podía despegar su mirada, pasando por qué pensarían sus subordinados de verla así o peor los altos rangos. En ese momento todas las enseñanzas de la Dama no parecían poder ayudarle en saber cómo reaccionar; trató de pensarse no como una paladín sino como una mujer normal y se topó con pared. Sonrió levemente, nunca se había planteado algo así, y jamás había experimentado algo tan “casual”, cuando había tenido que mostrarse como mujer era por misiones y el script no variaba: seducirlos sin llegar a nada “extremo” y hacerles confesar la información que buscaba o llevarlos a la cárcel para que fueran interrogados con respecto a un sin fin de cosas que podían haberlos metido en problemas.

-Lo siento, espero no haberte lastimado más..

Movió su mano hasta tomar la de Alex y con una suave presión empezó a ponerse de pie, aún sonriente como si esto fuera simplemente una prueba más que tendría que superar. Trataba de no fijarse en el rubor del hombre casi imperceptible para cualquiera pero no para sus ojos entrenados y al preguntarse la razón también le vino a la mente la cuestión de si él se preguntaría por el que ella mostraba de forma mucho más notoria. Se puso de pie sin despegar sus ojos de los de Alex, hasta que dando un suspiro (aunque sin entender bien el motivo) se posicionó de nueva cuenta y le ofreció su brazo, perdiendo unos instantes el enlace hipnótico que habían mantenido.

-Listo para un segundo intento?

No sabía porqué pero incluso el enojo que había sentido hacia la libre se había disuelto, sonrió de una forma más abierta y esta vez en sus ojos se pudo observar un chispazo que compartía la sonrisa. Estaba frente a un reto que no dejaría que la venciera, no sabía de que se trataba pero lo iba a tomar de frente, ya pasaría lo que la Dama dispusiera, como antes de cada batalla le encomendó sus acciones y le pidió que la dirigiera por el camino correcto; más no podía hacer. Esperó pacientemente a que tomara de nueva cuenta su brazo, esta vez no lo dejaría caer y esperaba que con ello volviera la calma a su persona y su piel a la palidez normal eso de estar sonrojada no era lo suyo.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 08/09/09, 09:11 pm

Alex no perdía detalle de la chica. Nunca había tenido suerte con las mujeres, y no solía acercarse a ellas a no se que fuera necesario; ya que la anseidad que le podían llegar a causar era motivo mas que suficiente para él como para huir o rechazar cualquier contacto. Por suerte, a Anaïs la conoció como a una salvadora y después mas como a una hábil guerrera. Hasta ahora, le costaba verla como mujer, y ahora que habían estado tan cerca, se daba cuenta de que podía verla como una mujer sin ser una amenaza, muy seguramente porque la primera impresión no habia sido la que hasta ahora mantenía Alex. Cuando la mujer se alzó de nuevo, le tendió la mano con bastante confianza.

-A la de tres, ¿eh?- Dijo Alex mientras se sentaba para que coger la mano de la chica. Una vez la agarró, tiró con fuerza de si, esperando esta vez la resistencia que le permitiese alzarse de nuevo. -...tres!- En un momento se puso en alto a un poco menos de la altura de Anaïs. A Alex no le pareció tan alta ahí abajo, de hecho en el suelo no se podía percibir nada acerca de la altura, y ésta era lo de menos.

Alex, una vez en alto de nuevo, se quedó agarrado a la mano de Anaïs, mientras la miraba. La sensación de estar cayendo en un pozo cuyo fondo eran aquellos ojos azules era una sensación que, seguro, a mas de un hombre le había llevado a su perdición mas absoluta. En ese momento, Alex volvió a sentir aquel tunel de fibras negras, cuyo único destino era la misma cara de la desesperación y el dolor y, en unos segundos, apartó su visión de los ojos de Anaïs, como si le huvieran hecho daño.

-Será mejor que nos pongamos en marcha, Anaïs. Cuanto antes lleguemos mejor- Dijo, mientras miraba de tenerlo todo en su sitio y preparado para partir hacia la ciudad de nuevo.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 09/09/09, 12:44 am

Sintió la primera prueba del tirón y sonrió así que la estaba probando pues no quedaría mal, cuando vino el mayor esfuerzo estaba más que preparada y esta vez no hubo nada que los importunara. Se quedó mirándole los ojos otro rato, con curiosidad como si tratara de encontrar las palabras para preguntarle todo aquello que era, si sabía que en Imeria adoraban a un Dios, la Iglesia era como un “poco” estricta pero al mismo tiempo no se veía que a él le afectaran demasiado esas cosas después de todo había reconocido ser un no creyente. Cuando sus labios se separaron para empezar a interrogarlo bajó la mirada y fue como si el hechizo se hubiera roto; por un instante se quedó pasmada sin saber si había hecho algo mal o simplemente tenía algo en la cara como lodo o ramas.

De lo que Anaïs sí se percató fue del hecho que aún cuando se girase para revisar el campamento no le había soltado la mano, y eso la confundió aún más sintiendo como el bochorno que había logrado controlar regresaba a sus mejillas. No estaba tan débil como para no poder caminar, y la forma en la que le había tomado de la mano tampoco sería muy útil pero entonces, porqué no la soltaba? Sus labios aún seguían separados como si las palabras no encontraran el camino a seguir para salir, solamente las palabras que venían de Alex lograron que su cabeza girara para seguir su mirada como si esperara de forma inconsciente que la viera de nueva cuenta.


-Sí, entre más pronto vayamos más rápido podré revisar tus heridas de ayer y las que te causé hoy..

Se sorprendió de ser capaz de tutearlo sin siquiera pensar demasiado en las palabras, quizá eso era simplemente un indicativo que se sentía en confianza con el hombre….claro a cualquier otro le hubiera cortado el brazo por tenerla tomada sin su autorización pero en este caso (aunque se la había dado de forma indirecta al ofrecérselo) no le molestaba tanto el hecho. Cerró los ojos y se concentró en sentir la mano de Alex, sin mover la suya demasiado (no fuera a pensar que quería que la soltase) pero era algo curioso. En definitiva curioso era el adjetivo que buscaba, no es que jamás en su vida la hubieran tomado de la mano pero igual que instantes antes: solo en misiones en los que no involucraba sentimientos. “MOMENTO” sentimientos? De dónde salió esa palabra? Anaïs abrió los ojos algo sobresaltada y apretó un poco la mano de Alex, como si quisiera comprobar que era real y que esa palabra había solamente una equivocación de su mente al no entender por completo lo que estaba ocurriendo.

Buscó moverse de tal forma que sus ojos se encontraran de nueva cuenta, quería asegurarse que estaba alucinando, quizá debía dormir un poco sí eso debía ser la causante que esa palabra prohibida en su existencia se hubiera hecho presente ahora: la falta de sueño….si eso pensaría hasta el instante en que lo pudiera ver y comprobara su teoría; o tuviera que desecharla y buscar una nueva para tratar de encontrar una solución.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 09/09/09, 08:55 pm

Alex siguió mirando a su alrededor, sumido en su propia farsa. Sentía su mirada buscado sus ojos, y creía entender el porqué. Pero sabía que mirar a esos ojos le haría daño, igual que el tacto casi abrasivo de aquella mano, dolía como a fuego. Todo lo que apreciaba se moría, por eso, aunque procuraba ser un buen samaritano, evitaba el contacto mas intimo. Su último amigo fué asesinado hacía dos años, en la defensa de una ciudad de fuera de Imeria, trabajando como mercenarios, y fué intentando proteger una familia de lugareños. No sabía hasta aquel día cuantas espadas podían clavarse en un mismo ser humano sin matarlo o partirlo por la mitad. Aquel día se ganó el titulo que le ha andado acompañando estos últimos años, "el noble berserker".

Entonces, sabía que no tenía otra solución. Le aflojó la mano por lo absurdo de agarrarla durante tanto rato, y en silencio la miró a los ojos. No sabría contar los segundos que se mantuvo en silencio, mirandola a los ojos. Era horrible, la sensación de que algo tirara de él hacia ella y tener que negarse a un impulso como aquel por el código que regía su vida. Cerró los ojos, venciendo ligeramente su cabeza hacia adelante mientras aparecía una sonrisa que, si bien era franca, tenía un deje de vencimiento.

-Lo siento, nunca me había pasado algo asi- Alex hizo un gesto que jamas huviera pensado que se atrevería a hacer. Aquello era contacto con una dama sin la accidentalidad de antes. Conectando sus ojos con los de ella, le puso la mano del brazo herido en la cara, casi como queriendo acariciar el perfil de la misma. No pudo saber si su piel era suave o no, porque simplemente en el brazo no notaba demasiadas cosas mas que un anestesiante dolor. Se atrevió a acariciarle parte de la mejilla mientras retiraba el brazo.

Quería contarle que no quería acercarse a ella porque sabía que no era bueno para nadie, por el propio medio que sentía Alex hacia el resto, aunque la chispa era obvia entre ambos. Pero no sabía como deriselo sin que sonara como un argumento de niño pequeño. De modo que prefirió guardarse esto por si las cosas iban a mas en la cercanía. Se hechó las manos a las nalgas, palpando su equipaje. No faltaba nada, o al menos no parecía faltar.

-¿Vamos moviendonos?- Preguntó el chico, con bastante mas alegría que antes. Una alegría cuyo origen, irónicamente, se escondía a su conocimiento consciente.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Anaïs el 09/09/09, 10:23 pm

Sintió como le soltaba la mano, y aunque hubiera querido apretarla con fuerza y evitarlo no hizo nada, supuso que si la estaba dejando ir era porque no se sentía tan cómodo como ella hubiera deseado. Se giró para verla de nuevo y pudo notar algo en esa mirada, ese silencio que la desconcertó; aunque claro, no tanto como sus palabras. Quiso decirle que ella tampoco entendía muy bien lo que estaba pasando y cuando vio la sonrisa no pudo más que sentir como algo dentro de ella se rompía. Cuando sentía que iba a caer por no comprender porque sentía algo así el tímido toque por su mejilla. Se quedó lo más quieta que pudo, imaginándose lo doloroso que debía ser el mover el brazo así y sin embargo no se atrevía a tomarle la mano y ayudarle en el recorrido.

Se quedó mirándole ahora ella en silencio, y al notar como tanto su tono como su sonrisa se veían más alegres dio medio paso y fue ella quien acercando su brazo le acarició la mejilla hasta llegar a la barbilla, moviéndola hasta que logró que sus ojos se encontraran de nuevo. Le sonrió de una forma que no sabía que era capaz, pues nunca había sentido la necesidad de mostrársela a alguien, pero esto era diferente.


-No eres el único que no sabe qué hacer… Retiró su mano de forma lenta antes de acomodar a Thenidiel de nueva cuenta y tomar la mochila con el agua y la fruta. Vamos, el río no está lejos pero, si te sientes cansado no dudes en decírmelo.

El tono de voz que usó ya no era tan distante, pero se notaba que estaba tratando de protegerse, pero al mismo tiempo de protegerle. Era novata en muchas cosas de la vida, si llevaba viviendo muchos años y seguramente experimentado cosas que otras personas no tendrían oportunidad siquiera de imaginarse. Se había dedicado tanto primero a complacer a los elfos de la isla y luego a los superiores de la Orden que no se había imaginado que había un mundo que desconocía lejos de su bosque y su Lytenberg. Aunque le hubiera gustado quedarse unos instantes más observando sus ojos y tratando de adivinar lo que pensaba se giró un poco, era momento de que se enfocara de nueva cuenta en sus alrededores, no permitiría que de nueva cuenta sufrieran una “emboscada”. Se llevó una mano al rostro para acomodarse el cabello atrás de la oreja y sintió como su mejilla estaba aún caliente, sonrió, no sabía si Alex notaría el drástico cambio de tonalidad pero no es que le importara se sentía extrañamente alegre.

Esperó a que el hombre se pusiera a la par de ella para empezar a caminar, no es que fuera a perderse pero esperaba que pudieran conversar un poco más. El tema no era importante, o quizá sí; sentía una necesidad de no dejar que esa sensación se la llevara el viento y fuera olvidada recién descubierta. Sabía que en su inconsciente tenía mil preguntas acerca de Imeria, su religión, lo que lo había motivado a tomar las armas, experiencias en batalla, preguntarle acerca de esas cicatrices que había visto en su torso, si no le había pasado algo así eso significaba que no tendría una mujer que estuviera en el puerto de casa esperándole y…..Se mordió el labio inferior, su línea de pensamientos empezaba a asustarla era como si de repente alguien hubiera descubierto una caja donde se habían quedado olvidadas las sensaciones de una mujer normal y recién las estaba descubriendo. Mantuvo el silencio, quizá Alex tendría mejor suerte con su cerebro.
avatar
Anaïs

Cantidad de envíos : 164

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Alex el 12/09/09, 12:34 pm

Pusieron rumbo hacia la ciudad pasando primero por el rio. Podía notar que la confianza, la fachada que mantenía Anaïs, se derrumbaba dejando en su lugar un monton de escombros humeantes. No es que le temblaran las piernas, pero su actitud había cambiado radicalmente, aunque muy seguramente, ella notaría exactamente lo mismo de cara a Alex. En cualquier caso, Alex mantuvo el ritmo de Anaïs para observar en un descuido, no sin asombro, como ésta se mordía el labio inferior con una cara que quería desencajarse pero no podía. A Alex le recorrió un escalofrío cuando lo vió, miró aquellos labios... ¿Cuando fué la última vez que alguien le besó?

Alex se perdió en ese pensamiento, mientras sus ojos se quedaron fijos en los labios de la mujer. Su madre, la última mujer que lo besó en la mejilla fué su madre y hacía ya largo tiempo de aquello. Demasiado, cuando él todavía tenía familia y un apellido famoso en el que recostarse cuando quisiera descansar. Era raro, él se sentía orgulloso de ser imerense y siempre aprobechaba la menor oportunidad para sacar el tema de su tan querida patria, pero aqui, en esta isla, se sentía mucho mejor de lo que se pudiera sentir en Imeria. Allí si le huvieran malherido como lo acavaba de hacer el Bôrg, se podía dar por muerto y esta mujer, a la que apenas conocía de dos dias, le había salvado la vida cuando perfectamente podría haber huido dejandolo allí solo contra el Bôrg, y ademas, seguro que a su tabique nasal le parecía una idea digna de tener en cuenta. ¿Porque le acavaba de dar ese flechaz aquella mujer? La última vez que sintió algo asi, fué hace mas de diez años con la chica con la que acavaba de soñar, entonces ¿porque un sentimiento que ya debería de estar enterrado salia a flote?.

"Porque, porque, porque" pensó para si mismo "¿es que no se me ocurre otra cosa mejor que preguntarme?". Intentaba autoconvencerse de que él no era asi, que esas cosas no le preocupaban, pero no podía dejar de mirar esos labios que hacía ya un rato que se habían dejado de superponer, mordiendose el uno al otro. Después de un rato de silencio, comenzó a oler el agua dulce, pura y virgen. Poco después, escuchó correr el río con bastante bravura debido a las precipitaciones de la noche anterior. Y aun no salía el sol... Alex no había dejado de oler la lluvia, pero parecía que aun no les alcanzaba. Se sintió tentado a comentar que no tardaría demasiado en llover, pero se negaba a romper el silencio con algo tan... meteorológico. En vez de romper el silencio, se dejó llevar por el ruido del rio, por el aroma de la tierra húmeda y las plantas mas vivas que él.

-Ya falta menos para el rio- Dijo mientras le dedicaba una sonrisa, desviando de nuevo sus ojos de los labios de la chica a sus ojos azules.

Alex

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Re: Conquistador

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.