Censo
Últimos temas
» Adonde me lleven los sueños
04/04/18, 08:55 pm por Lisandot

» Sentimientos encontrados
22/02/18, 10:03 pm por Songèrie

» El fin de un viaje y el comienzo de otro.
04/02/18, 03:16 pm por Florangél

» Vini, saquei, marchi
30/01/18, 06:23 pm por Narrador

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/01/18, 06:01 pm por Narrador

» Trama 3 . Se reclutan piratas y maleantes varios
30/01/18, 05:58 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Crisol… Los dos lados del Crisol

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 11/03/13, 10:10 am

La expresión de esfuerzo de Arale era imperdible, la centauro se la quedo mirando mientras intentaba decir esa palabra “discriminante”, creía tener una idea de lo que su amiga quería decir con respecto a cómo se comportaban a veces.

-Tranquila, no pensaría de ti esas cosas, sé bien cómo pueden ser a veces… Para empezar, carecen de sentido del humor, y parecen incapaces de comportarse de modo algo más relajado, entre tantas formalidades siquiera puedo decir que conozco a las personas con las que entreno a diario – La actitud fresca y jovial de Ireth ponía incomodo a más de uno, cosa que a ella no le importaba, claro – Prefiero ser honesta a seguir las normas de etiqueta jajaja – Confiaba en que habían muchas personas que sabían apreciar su modo de ser.

Se quedó pensando durante algunos segundos la pregunta de Arale, no solo porque le costaba definirlo, sino también porque consideraba que era algo que había que responder de modo serio. Por lo tanto, dejo de reírse, y tomo un aire más adusto antes de abrir la boca…

-Creo que es un lugar que en sus comienzos tuvo muy buenas intenciones, que con el tiempo y la toma progresiva de poder pudo haber perdido un poco el rumbo. Hay muchas personas que sin duda yo no hubiese elegido para que sean caballeros… Sin embargo, la esencia sigue siendo la misma, y sus ideales también, son las personas los que la corrompen, no la institución… - Pensó un momento más antes de seguir – Y eso puede verse en que aun hay muchas personas que valen la pena dentro, como tú, como el Señor Devan y hay mas…

No solo era eso, el tema era muy complejo ¿Hasta dónde era correcto seguir órdenes? ¿Cuánto de su labor era en verdad sagrada y un mandato de la Dama? ¿Y cuanto era solo un movimiento más dentro de un gran tablero de juegos de poderes? De todos modos, ellas eran solo peones, dos jóvenes que apenas podían intuir todo lo que podía haber detrás de tan enmarañado manojo de problemas.

-Voy a agregar que no me gusta nada que la Orden se meta tanto en asuntos políticos, fíjate que hay mandatarios que no se animan siquiera a mover un dedo sin que la Orden le diga que puede… No me explico que tiene eso que ver con seguir los preceptos de la Dama… - En tono levemente enojado.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 17/03/13, 11:04 pm

Dulfary la escuchó con completa atención. En un silencio exterior, pero no interior, en donde las palabras de Ireth y sus propias idas corrían de una dirección a otra gritándose entre sí dándose indicaciones y hasta ordenes de donde almacenarse y como sacar provecho o, donde ser ese punto de apoyo.

- Uno de mis hermanos, me dijo alguna vez, que en toda canasta de frutas, siempre hay alguna que no está tan bien, que entre más hermosas las frutas, más posibilidad hay de gusanitos internos... o algo así. Por eso me causa curiosidad lo que dices del rumba... Qué rumbo es el que toma ahora? - preguntó antes de asociar el nuevo rumbo con ese aire político - Todos necesitan aliados, en especial que subsidien actividades y la política suele servir para eso - repetía como loro, algo que alguna vez leyó o escuchó en casa, no estaba segura - pero no quiero pasar por ingenua, pues no tengo bases para eso que digo. Es la política el rumbo errado que tomó la Orden? - preguntó con curiosidad - cómo puede tener parte de su esencia en un rumbo errado? - sólo trataba de armar el rompecabezas desde la perspectiva de Ireth.

Desde que la conocía, nunca había dudado de la moral de Ireth (moral en términos de animo y resistencia, no de sus valores, aunque también), se mantenía firme en un mundo difícil y trastocado como lo era una Orden tan llena de ciertos prejuicios, como cualquier otra organización, sin embargo, le preocupaba un poco que esta moral se veía todos los días amenazada de la misma manera que se alegraba mucho que saliera airosa, todos los días.

Por eso, para la misma Dulfary, resultaba confuso si lo que le dijo a continuación era producto de impulso innato de ayudarla, o solo una muestra más de su eterno optimismo y ver en el mundo solo la mejor cara.

- Que no te quite el sueño el sentir que no conoces a las personas que no tienen la capacidad de abrirse y solo muestran la cara que más les conviene y por eso no dejan conocer, son personitas que se han puesto en tu camino para que algo aprendas de ellas o de tí misma a través de ellas, así no merezcan el título de caballero o paladín y, quien quita, a lo mejor se dan la oportunidad a sí mismos de aprender de ti - le sonrió tranquilizadoramente
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 25/03/13, 10:00 am

De a poco comenzaba a llamar la atención de la centauro el que su amiga estuviera tan preguntona, sobre todo porque ese tipo de cosas eran pareceres muy personales ¿Sería que la muchacha estaba tan desconectada de los asuntos de la Orden? Sabía que era distraída, y que siempre estaba ocupada en algo mas, pero… Bien, si había algo que era seguro es que Arale era de fiar, no tenia por que darle tantas vueltas al asunto.

-Pues… No es que yo tenga mucha información, me fijo mas en lo que veo, y comparo con lo que yo creo que debería ser en realidad… - Sentía la necesidad de dejar en claro que era su opinión, no le gustaba hablar mal de la Orden, así fuera solo por decir un parecer – Está metiendo su mano en los grandes poderes y… Creo que la guerra no tardara en volverse algo que nos involucre a todos… - Miro al cielo un momento, pensativa – el rumbo errado que tomo no es la política, es el sembrar la discordia entre hermanos lo que la está llevando por el camino equivocado, de ninguna manera la Dama podría desear que su Orden creara caos entre sus fieles, ni tampoco contra personas que no sean creyentes… Todos somos seres vivos, y no debemos pelear…

Tal vez Ireth era demasiado ingenua, pecaba de creer en el buen corazón de las personas incluso aunque no los conociera, aunque su pasado fuera oscuro, aunque su presente fuera dudoso, ella no hacia diferencia, la Dama le había enseñado que había que saber perdonar, que había que ser comprensivo, que tenía que ayudar a todos por igual, sin hacer diferencia alguna. Y no lograba entender como toda esa doctrina podía ir de la mano con las peleas que se habían estado generando en las diferentes islas.

Escucho con atención las palabras de Arale, entre curiosa y contenta. Ella jamás perdía la fe en las personas, creía firmemente en que todos merecían la oportunidad de cambiar de ser necesario, y que incluso en el más malo, hay algo de luz ¡Y vaya que vale la pena buscarla! No había nada más hermoso en las personas que una sonrisa sincera, gesto que se hizo presente en Ireth de inmediato
.
-Intento aprender de todo lo que vivo, lo bueno, lo malo, e incluso lo que parece insignificante. Y eso incluye a las personas, he conocido a mucho tipo de personas, pero más allá de sus modos, de si se portaron bien o mal en la vida, lo que es seguro es que aprendí mucho de todos ellos – Sonrió aun mas y se rasco la cabeza mientras se le escapaba una risita – Jaja, el título de caballero es solo eso, un titulo, allá afuera está lleno de personas que hacen el bien sin tener rango en nada, mismo puedo decir que hay montones de paladines que no levantan el trasero de sus cómodas sillas en los consejos – apoyo su mano derecha sobre su pecho – Yo miro aquí adentro, es esto lo que muestra como en verdad somos, solo hay que saber escuchar y comprender.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 27/03/13, 07:28 pm

- Es lo que ves lo que me interesa saber, cómo lo ves tú - aclaró con sencillez apenas interrumpiendo. De hecho, cualquier observador externo podría asegurar que, durante un par de líneas, habían hablado en simultáneo sin que eso representara un problema para ninguna de las dos; como si a pesar de ello, se entendieran... o por causa de ello.

Escuchó todo lo demás, pensando un poco en la visión que tenía ella de la Orden, como cambió un poco tras su encuentro con Lohengrin y aun más, al empezar una relación cercana con Devan.

- Es una institución, las Instituciones las hacen las personas, sin importar la raza - reflexionó en voz baja en un momento de silencio entre la chachara de una y la de la otra - tal vez era eso lo que tenía que aprender - miró a Ireth y luego al vacío entre sus ojos y el lejano horizonte. Si la lección era esa, basada en lo que decía Ireth, entonces porqué Kelisay había hecho lo que hizo? Iba contra las personas como ataque a la Institución. La idea era clara, pero no lograba comprenderla del todo.

- Cuando recién venía para las isla - corrigió lo que decía en la marcha, pasando al singular, casi marcado - la concepción que tenía de ella era de un lugar "perfecto" bañado de luz que trataba de llevar esa misma luz al mundo para que se cubriera con ella de forma homo... igual para todos. Mi familia tenía esa concepción de la Orden, no entiendo por qué si Devan nos visitaba tan frecuentemente - y ahí estaba su don para mezclar verdades y mentiras - él me dijo, alguna vez, antes que yo misma viajara, que buscaba la Perfección, fue confuso porque le tomó al menos medio día y dos charlas conmigo, interrumpidas por el almuerzo, explicarme que era con P mayúscula... teniendo en cuenta lo que me dices y lo que pasó hoy... debió ser un golpe muy duro para él buscar esa Perfección en la Orden y encontrarse con... bueno, lo que tú y yo hemos visto y vivido, es triste que no se haya el tiempo para aprender - la miró de nuevo - como tú y yo lo hacemos, por lo dicho - sonrió dulcemente y, de pronto, se echó a reír sin más

- A mi me cuesta mucho escuchar - volvió a reír, esta vez con más ganas - paso tanto tiempo hablando que de escuchar hago más bien poco - rió un rato más y después soltó un suspiro
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 09/04/13, 09:34 am

Se rasco el lomo mientras pensaba en lo que decía Arale, sin duda sonaba a algo que Devan hubiese dicho. Aunque sus explicaciones a veces podían ser confusas, y aunque muchas veces Ireth sospechaba que lo hacía aun mas difícil a propósito, cuando uno lograba entender lo que quería decir, en verdad sentía que había aprendido algo.

-La Perfección… - Creía saber a lo que se refería – Creo que al principio corrí buscando ese sueño, pero no me decepcione del todo al encontrar la realidad. ¿Sabes? Al fin y al cabo, nuestros errores son lo que nos hacen seres únicos – Era como lo sentía, y también, en parte, la eterna tendencia de la centauro a ver las cosas del mejor modo posible.

En muchas partes de la charla ambas chicas hablaban a la vez, pero no hacía que la situación fuera menos armoniosa, o equilibrada, al contrario, se reían y hablaban por igual, y ambas parecían tener muy en claro lo que la otra decía y porque.

-Yo no soy tampoco lo que se dice un ejemplo a seguir en eso de escuchar, jajaja, pero ya sabes, es cosa de ver un poco más lejos en la persona, no quedarse con lo que te muestra el exterior… - Pensó durante algunos segundos como explicarlo – Somos más que una centauro y una mujer seguidoras de la Orden… - Asintió como satisfecha con la explicación en general.

Estaba en verdad muy contenta de haber podido pasar ese tiempo con Arale, no se había dado cuenta de cuánto necesitaba hablar de sus cosas hasta ese momento. No es que en la Orden no pudiera hacer ni decir nada, pero no era lo mismo que hablar con una amiga.

-Sea como sea, tenemos que ir juntas a la próxima aventura – Sus superiores la regañarían mucho si supieran que hablaba de las misiones de la Orden de modo tan superficial, como si se tratara de un juego o similar – Y… no es por pasar a cosas menos serias, pero… me parece que le gustas a uno de los caballeros que vinieron conmigo, jajaja, no sé de donde es que te conoce, pero no te quito el ojo de encima durante la comida.

Y es que, al final, Ireth no era tan grande como para escapar a esa clase de cotilleos y rumores, le daban mucha risa y aligeraban un poco la gravedad de la charla.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 11/04/13, 03:37 pm

El aura de Ireth podía tener la facultad de estabilizar un poco el caos. Sin embargo, habían ciertas situaciones caóticas dentro del razonamiento de Dulfary que por alguna razón lograban sobreponerse a ese influyo:

~ Será qué Ireth puede rascarse la espalda ahí donde nadie puede y tiene que rascarte alguien o hacerlo con un árbol???? ~ Por su mente, la imagen de las caras largas y envidiosas de los caballos al ver que ella sí podía rascarse el lomo y ellos necesitaban de otras especies para eso, era una oda al arte conceptual infantil. Pero era tan impactante que no solo logró sacarle una sonrisa, pero no una risa.

- Quieres que te rasque? - preguntó entre curiosa, perpleja y tímida, dejando que la conversación siguiera su curso, solo una anotación al margen y de refilón.

Más al fondo, se alegraba que Ireth no quedará decepcionada por lo que encontró en la Orden por todo cuanto creía de ella y esperaba hallar ahí. Eso era bueno. Ella era buena y era la clase de persona que, según Dulfary, debería estar en la cabeza de algo tan grande, delicado y profundo como una orden religiosa.

Pero la sonrisa se borró cuando se refirió a que ellas eran más de lo que parecían a simple vista. Algo amargo y poco agradable se le instaló e la boca, bajo la lengua. Tomó el impulso para corregirla, para decirle la verdad sobre lo que había debajo de sí misma más allá de las apariencia e incluso de las muchas verdades que había mostrado de sí. Le sabía muy mal no poder contarle más.

La miró con ojos acuosos y se dio cuenta que ni siquiera con Rinoa había sido tan cercana, que lo más parecido era Kansei y...

- ¿¿¿Qué??? - no lo dijo en voz alta, fue prácticamente un grito que atrajo la atención del soldado de guardia mas cercano a ellas desde el templo recién atacado. El asunto del caballero la sacó el curso de pensamientos y soltó la risa - que va!! - rió con más ganas - me habría dado cuenta - pero la duda estaba sembrada - quien es? No te estaría mirando a ti??? - preguntó azarada.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 15/04/13, 09:44 am

Sin duda Ireth tendría que haber sido una contorsionista para poder rascarse todo el lomo, llegaba apenas un poco más lejos de la zona donde su parte humana se convertía en una parte animal. Jamás se animaría a admitirlo, pero a veces, cuando nadie estaba mirando, caía bajo la tentación de rascarse contra un árbol las partes a las que no llegaba, y su rostro era invadido por ese gesto de placer que todo el que se haya rascado alguna vez donde le picaba conoce.

Así que la centauro no se lo tuvo que pensar mucho cuando Arale preguntó.

-Bueno, ya que preguntas, si, me gustaría – respondió sonriendo ampliamente. No solía pedir esas cosas porque delataba su incapacidad, pero con su amiga podía sentirse cómoda y confiada, no la trataba como a una centauro, sino como a una igual.

La indecisión de Arale paso totalmente desapercibida para Ireth, ya que estaba ocupada diciendo con tono un poquito socarrón el chisme, por lo mismo, el primer grito/pregunta de su amiga la tomo por sorpresa, se tapo sus sensibles oídos de inmediato y se empezó a reír a carcajadas.

-Yo sé que mis cuartos traseros son irresistibles, pero no, querida amiga, estoy segura que te miraba a ti, no se perdía ni uno solo de tus preciosos movimientos, jajaja - Siguió riendo un poco más, es que la reacción de su amiga era magnifica – Si no me crees, fíjate mañana en el desayuno, es el pelirrojo, lo ascendieron hace poco de rango, creo que el nuevo título le está dando valor para acercarse a ti, jajaja.

Ireth no tenía nada de experiencia en el amor, se había ido de sus tierras de muy chica y en relación a los humanos no había siquiera pie para la discusión. Así que todo lo que podía saber se basaba en cuentos o lo que veía a diario en las calles, de cualquier manera, estaba segura de lo que decía, esa mirada boba que ponía el chico cada vez que se fijaba en Arale era inconfundible.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 18/04/13, 01:17 pm

Casi que en forma simultanea, la respuesta afirmativa de Ireth llevó a que la mano de Dulfary le empezara a rascar. Y eso era lo que hacía, rascar. No era un mimo como tal, le buscaba donde podía estar la comezón, y rascaba con la yema de los dedos y un poco las uñas que de por sí no las tenía muy largas, deteniéndose solo un momento al caer en el shock de la revelación que le hacía el caballero.

No podía evitar reírse con la conversación y el rumbo que había llevado, tan inesperado. Fue un reflejo el mirarle los cuartos traseros, sin dejar su tarea como Rascador ® y por supuesto sonrojándose mucho, al punto de llevarse el cabello detrás de la oreja.

-No me ha ido muy bien con los pelirrojos. Él ultimo trató de matarme varias veces, la mayoría por mi propia causa que no supe cuando quedarme callada respecto a sus creencias – y sin embargo, no pensaba en el pelirrojo - Mañana voy a fijarme, pero pobre chico, yo no estoy con eso en mente, ni siquiera tengo edad para andar pensando en esas cosas – mientras lo decía, pensaba, tenía grabada en la retina sin necesidad de cerrar los ojos otra imagen, se fijaba en el barco naufragado, en el beso que se diera con el kamael en el inminente ataque pirata y el corazón latió de una forma diferente con ese recuerdo; ya no era cálido, era triste, casi doloroso

Mientras tanto, en la oscuridad, el guarda más cercano a ellas desde el templo, se iba acercando lentamente, tal vez con curiosidad, pero con la excusa de asegurarse que se encontraban bien.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 24/04/13, 09:48 am

La centauro tuvo que poner toda su fuerza de voluntad para no quedarse extasiada disfrutando de que le rascaran el lomo y olvidarse así totalmente de la charla. Aunque si se quedo unos segundos en silencio, cosa extraña en ella, con la cabeza levemente inclinada como si estuviera soñando despierta, a medias disfrutando, otro poco escuchando la respuesta de Arale.

-¿Trato de matarte? Arale… ¿Con que tipo de gente te andas juntando? – Preguntó sinceramente sorprendida – Uno parece estar relacionado con lo que paso aquí, el otro intenta matarte… - Ireth negó con la cabeza como sin poder entender – Tienes que pensar seriamente en cambiar de amistades, jajaja!

Sonriendo, la centauro agarro la mano de su amiga para que pudiera dejar de rascar, luego le hizo señas de que se acerque, que se sentara bien junto a ella para poder mimarla un poco, era algo que le surgía de modo natural, una actitud que no se permitía a sí misma en otros momentos, pero le parecía justo devolverle el favor.

-¿No tienes edad? ¿Hasta qué edad pensabas esperar? Aunque es cierto que el tomarte tu tiempo para este tipo de cosas está muy bien, no queras que cuando por fin llegue el gran momento del primer beso resulte ser con la persona equivocada – Decía las cosas sin pensarlas mientras le hacía mimos a Arale – No sé cómo me gustaría que fuera mi primer beso, espero que con un centauro que sea todo un caballero, o incluso un paladín, jajaja, no creo que la Orden deje que uno de nosotros llegue a paladín ¿verdad? Jaja, pero ya que estamos soñando, me doy esas libertades.

Uno de los guardias se acercaba, Ireth se dio cuenta justo cuando estaba hablando de temas de besos, cerro la boca de inmediato, en un intento por mantener las apariencias. Intentaba recordar si había alguna regla que les impidiera estar teniendo una charla amistosa a mitad de la noche, pero no recordaba alguna, y si la había, estaría más que lista para replicar con todo tipo de argumentos sobre lo tonta que era esa regla.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 24/04/13, 10:16 am

- Es que nadie me quiere como tú - dijo apoyando la cabeza contra Ireth, con un mohin mucho más infantil que su edad real incluso, hablando medio en serio, medio en broma, pero quien conociera bien la clase de situaciones en las que solía meterse no podría decir que tanto de una o de otra, eso sí, dándole mayor peso a la seriedad - a la primera de conocerme -

Pero Irteh llevaba mucha razón en sus palabras y sobre eso pensaba cuando la empezó a mimar.

- No sé, tengo la tendencia a meterme en problemas con la gente más por mis palabras que por mis actos... este niño loco, por ejemplo, a la final terminamos hablando bien y todo, sólo creo que se tomó demasiado a pecho las cosas que dije sobre sus creencias, actitud y metas - dicho así, y de nuevo conociéndola, fácilmente podía estar refiriéndose al 90% de las personas que conocía, pero si se limitaba a Jaspia, decir que se refería a Gonzalvus, a Otto, a los Chicos del Patito Nadador, a Breigal o a Cyrian, era bastante difícil - salvo la elfa psicópata y el zorrito que nos cambió de entremés a los caníbales a para que no se la comieran a ella suele irme mejor con las mujeres - se detuvo y la miró con una sonrisa traviesa - Eh!! que sé que lo estás pensando!! No, con elfa psicópata no me refiero a nuestra querida amiga de La Torre - se río - porque ella creo que es medio elfa - como quien dice, no por los psicópata, sino por la raza.

Al sentir los pasos del guardia, a Dulfary sí no le importó continuar hablando del tema tan importante que tocaban, besos

- No, en realidad mi primer beso ya me lo dieron - suspiró - no fue tan bonito como creí que sería, sabes? Fue muy especial por todo cuanto movió acá adentro - se tocó la barriga y sonrió ampliamente - pero eso del jardín, la luna, las estrellas, la música lejana, tú me miras, yo te miro - dijo ensoñadora - no, realmente no. Pero quiero creer que más allá de ese primer primer primer beso, es muy bonito cuando por fin das o te dan ese primer beso alguien que te gusta cuando has descubierto que efectivamente te gusta. Ojala no pienses que voy por la vida besuqueandome por ahí con la gente, pero el último beso decente que me dieron, fue varias semanas después que esa misma persona me robara uno y le diera tu que cachetadón - soltó la risa, lo que coincidió con el carraspeo del guardia.

Sin dejar de reírse, se giró hacia él y entre todos se miraron con curiosidad

- Está todo bien? - se notó la forma en que contuvo de decir "Señoritas" no tanto por la intromisión, sino por el mayor rango de Irteh - no sé si sea buena idea que estén las dos solas fuera de la protección de la muralla, dados los acontecimientos - agregó un poco azarado pues estaba casi convenido que el caballero presente podría arreglárselas con cualquier problema que se presentara

- Mira, este es un buen ejemplo de lo que te iba a decir - sonrío ampliamente Dulfary refiriéndose al guardia, como si acaso no estuviera ahí - Si encuentras un caballero o paladín de corazón, así no tenga el titulo, con el jardín adecuado, las lunas correctas, y la música de fondo tendrás eso de lo que estamos hablando - volvió a mirar al guarda, muy sonriente y él, que tonto no era y podía asociar los dos temas, miró rápidamente a Ireth, abrió un poco los ojos impresionado y su cara se coloreó toda de rojo.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 24/04/13, 11:02 am

Con una sonrisa de oreja a oreja agregó

-Pues, no puedo imaginarme como alguien no podría quererte a la primera que te conoce, jaja - Le dio unas palmaditas en la cabeza para dar más énfasis a sus palabras.

Ireth también se metía en problemas por hablar de mas, no faltaba nunca el que se ofendiera por algún comentario, o que se quedara mirándola mal por algo que se le escapo, pero la diferencia era, en primer lugar, que nadie la había querido matar por eso, y además, que ella la mayoría de las veces siquiera se daba cuenta.

-Las personas se ofenden de nada, me parece que tienen todos los aires muy altos, o no sé cómo será, pero una quiere hacer un comentario con la buena intención de ayudar y en seguida te miran como si te quisieran hacer desaparecer –
Saludo al guardia con alegría cuando estuvo lo suficientemente cerca – Para mi deberían relajarse más, y no tomarse todo tan a pecho.

Si el recién llegado no había escuchado de que hablaban la centauro se encargo de que se entere

-¿¡Como que ya te dieron tu primer beso!? – Esta vez la que grito de sorpresa fue ella, le agarro una mejilla a Arale y la estiro pero no hasta el punto de que le duela – ¿¿¿¡¡¡Y no solo uno, sino dos!!!??? Que injusto es esto, no solo vives las mejores aventuras sino que además te andas besando con sujetos misteriosos en lugares peligrosos y mágicos – Todo eso lo había agregado la imaginación de Ireth, tenía una facilidad increíble para salir volando – No, no creo que vayas por ahí besuqueando gente, pero aun así es injusto – Agregó mientras se cruzaba de brazos, fingiendo estar ofendida – Si, estamos perfectamente, salvo que Arale se queda con todo lo bueno – Le saca la lengua a su amiga y se ríe.

Miro al muchacho recién llegado, tal vez de modo demasiado obvio, aunque para nada de modo despectivo. Le sonrió e hizo ademan de que se calme, como quitándole importancia al comentario de su amiga.

-Ella solo bromea jajaja – el pobre soldado no sabía en qué sitio se había metido.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 24/04/13, 11:29 am

Dulfary pensó un poco sobre lo que decía Ireth y llegó a la misma conclusión. Las personas son muy sensibles y se ofenden por todo y por nada.

- AJA!! sí!!! eso hacen!! - volvió a hablar casi al unisono con Irerth sin llegar a interrumpir lo que estaba diciendo - Yo casi nunca digo las cosas con el animo de ofender o poner de malgenio a los demás. Sólo voy diciendo lo que pienso, tal vez no en los términos más delicados y correctos para evitar inconvenientes, pero es solo eso, mi opinión de la vida y lo que me acaban de decir -

Para la siguiente reacción, simplemente se puso rojita. Bajó la mirada un poco avergonzada y hasta se rascó la nuca un poco incomoda. Pero había algo que corregir en todo lo que estaba diciendo la centauro

- Solo peligrosos, ninguno era mágico. Bueno, era la torre de adivinación y tenía cosas raras, pero no era mágica que yo recuerde. Excepto por... en fin no importa- se supo atajar a tiempo antes de decir nada del anillo, el lobo, la maldición, las guardas envenenadas. Ya no tanto por Ireth, como por el guardia que las estaba escuchando, muy arrepentido de haber ido a verificar su bienestar.

Por su lado se quedo mirando a Ireth un momento, con los ojos entrecerrados y empezó a sonreír totalmente maliciosa, con una travesura en mente

- Sabes qué? - le preguntó al guardia que trataba de emprender a retirada - ella tiene razón!! Hay que buscarle a ese caballero paladinesco que le de no solo su primer beso sino muchos besos!! -

Del rojo, el joven pasó al blanco

- ehm... no... no creo que deba ser yo! no sería correcto, la Dama... - tartamudeó

- No digo que tú- se echó a reír - pero tú - lo señaló enfáticamente con el dedo - vas a ayudarme a encontrarlo!! - el joven sonrió y negó con la cabeza

- no creo que sea buena idea que me meta en... -

- está decidido! él está de acuerdo! - se puso nuevamente color tomate mientras infructuosamente trataba de decir "yo no..."
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 24/04/13, 02:07 pm

La centauro revoleo los ojos e hizo un sonido que quedo graciosamente parecido a un relincho, como quien no cree una palabra de lo que dice.

-Vas a decirme que estabas en una torre de adivinación y no habían cosas mágicas, si claro – Aun sin descruzar los brazos.

La situación sin duda tenia gracia, el pobre muchacho había caído ahí de la nada, y se veía de pronto involucrado en la charla entre dos chicas sumamente alegres que hablaban hasta los codos. Su incomodidad era casi palpable, pero al menos Ireth siquiera se fijaba, se reía muy tranquila con los comentarios de Arale.

-¿Así que van a buscar a mi paladín? ¡Jajajaja! – Sin poder evitar el seguir riendo se agarra la panza a estas alturas adolorida – Pues van a tener que viajar lejos, no vi un solo centauro fuera de mis tierras.

No eran una raza ni muy numerosa, ni muy dada a salir de sus territorios, a veces llegando a ser desconfiados de todos aquellos que no sean pares directos suyos, incluso podía haber peleas y desconfianza entre tribus cercanas. Desde que Ireth se había ido de su pueblo no había vuelto a ver a otro centauro, había días que eso podía molestarle un poco, pero siempre veía el lado bueno, y todo lo que había aprendido y conocido compensaba esa perdida.

-No metas al pobre muchacho en esto, Arale, jaja, si se ve a lo lejos que quiere salir corriendo – Hablando como si el soldado no escuchara ni estuviera ahí – La que se tiene que buscar un caballero soy yo – Dijo apoyando el dedo pulgar en su pecho – Pero soy mas de pensar que cuando tenga que llegar, llegara y ya.

Lo cierto era que no se imaginaba yendo puerta por puerta buscando a alguien igual que ella, y tampoco se sentía apremiada por encontrarlo, tenía que entrenar mucho aun, y conseguir una graduación mayor, vivir aventuras, ayudar a mucha gente… Ya más adelante, algún día, se encontraría con ese ser maravilloso de sus sueños… Que seguramente no resultaría ser como ella pensaba, porque al destino le encanta jugar esas bromas.

-El primer obstáculo es encontrar a alguien que me aguante el humor, y con eso ya tenemos el asunto casi resuelto, jajaja – Lo decía en broma, aunque no del todo.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 24/04/13, 02:23 pm

- Seeeh!! te lo juro!!! - mintió sin problema sobre las cosas en la torre de adivinación y se alegró, al caer en cuenta, que no preguntara en donde estaba la dichosa torre.

Ambas reían a carcajadas con la situación. El guardia se moría de ganas por salir corriendo de ahí y dejar al pare de... mujeres, con sus cosas. Sólo a él se le ocurría irse a meter en una conversación entre chicas, pero había algo con lo que no contaban, al menos Dulfary y que fue lo que hizo que dejara de reír.

El guardia sabía que la rubia se había enfrentado sola a un enemigo superior, había arriesgado su vida como solo había escuchado que hacían los grandes héroes de la Dama pero jamás había presenciado, sabía que la habían herido y que no le había importado por salvar a la acólita que él si conocía a quien le tenia cariño. también había escuchado de Ireth en el barracón, en todos los 2feos" que le habían hecho y se hacía una idea de lo dura que era su vida dentro de la Orden siendo diferente.

Y ahí estaban las dos, riendo, como niñas, hablando de temas que por lo general llenaban el corazón, como si nada de lo que había ocurrido fuera mas importante que las intrascendencias de no encontrar a un "centauro lindo del cual enamorarse" (su hermanita adolescente usaba la frase "un muchacho lindo del cual enamorarse" ) y sólo le estaba pidiendo una cosa.

Sus "yo no.." murieron y de pronto se convirtieron en un enérgico:

- Y porque tiene que ser solamente un centauro? podría ser un hombre o elfo o norteño capaz de tener un porte regio sobre un caballo -

Fue ahí cuando Dulfary dejó de reír y o miró con atención, sorprendida, casi con la boca abierta, porque... para ella, tenia razón.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 24/04/13, 02:53 pm

Por supuesto que ni por un segundo se había puesto a pensar las cosas desde la perspectiva del soldado, para Ireth resultaba normal que las cosas le sucedieran como le sucedían, era la respuesta que esperaba casi desde el mismo momento que puso un pie en la Orden, pero sinceramente le daba igual, ella sabia porque estaba donde estaba y porque hacia lo que hacía. En cambio si le parecía de lo más increíble Arale y todas sus hazañas, que en verdad no conocía ni un cuarto del total, pero las pocas que conocía le parecían de lo mas fantásticas.

Cuando escucho el planteo del muchacho también se quedo callada de pronto, era algo imposible de concebir, con una sola oración había logrado silenciar a las dos chicas que hasta hace poco apenas si detenían su constante parloteo. Lo miro sorprendida, como si nunca lo hubiese pensado antes, luego se sonrojo y bajo la mirada.

-Eso es imposible, son razas distintas, un amor así solo podría conducir al fracaso … además, un humano, elfo o lo que sea que se enamorara de mi solo podría ser algún tipo de sujeto con deseos raros hacia los caballos, jajaja, ni de broma, no, tiene que ser un centauro si o si.

Cuando termino el discurso se puso en pie y se acerco al soldado, su mitad equina, mas su mitad humana hacían que en general fuera algo más alta que los humanos promedio, y esta no era la excepción, pasaba al muchacho por un poco, y aun era chica, con el tiempo la diferencia se haría mayor.

-Eres muy amable, y hasta dulce – dijo sonriendo como siempre – Se que tienes buenas intenciones, pero me parece imposible, jajaja – No la amargaba la idea, en verdad le parecía impracticable algo así – ¡Mejor vamos a buscarle un novio a Arale que no sea un psicópata! - se empezó a reír ni bien termino la oración.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 27/04/13, 12:49 pm

- Eso no es necesariamente cierto - dijo Dulfary al tiempo que el guardia
- Eso no es necesariamente cierto - dijo el guardia al tiempo que Dulfary.

Lo dijeron al unísono. Razón por la que se miraron y mientras Dul volvía a soltar la risa, el guardia se limitó a sonreír y retomó.

- Eso es racista! - reprendió, con una sonrisa comprensiva - Por ejemplo, sé que mi hermano siente cosas muy fuertes por cierta gnomo del mercado que vende cucherías y estafa personas, y él es tan humano como yo y puedo dar fe, por Dama, que no tiene ningún tipo de aberración -

- Hay cosas que traspasan las diferencias más tontas como la apariencia física. Querer a alguien es una de esas - agregó Dul, muy de acuerdo con el guardia.

- Además, caballero Ireth, con todo respeto - carraspeó y se le notó incomodo con lo que iba a decir - usted no es un caballo - lo dijo en voz baja y cuando Dul lo señaló con una mano extendido, arqueando ambas cejas y un leve encogimiento de hombros a modo "ves???" hacia Ireth, pareció relajarse un poco. Y aun así, dirigió una mirada a sus patas cuando esta se levantó, dejando a Dulfary aun en el piso, y se acercó a él. Obvio, pasó saliva.

- No lo vayas a patear para probar tu punto! - protestó Dul sin moverse de donde estaba y el guardia rió, por fin. Negó con la cabeza y se quedó donde estaba, sonriendo halagado con las palabras de Ireth sobre su gentileza

- No lo digo por decirlo - le quiso aclarar.

Sin embargo, con lo último que dijo la centauro, surgió la duda de cómo explicarle que a pesar que tenía un par de besos de recorrido, nunca había tenía novio per se? Que las cosas no se habían dado con el suficiente idealismo como para lograr una relación como tal? Sonrió, se sonrojó y le tomó su tiempo reírse. Referirse a esos dos como psicópatas, para Dulfary, era exagerar.

Sólo... sólo habían tomado caminos mucho mas radicales, les faltaba ese... no sabía como expresarlo, ni siquiera en sus pensamientos. Sí eran psicópatas? Para empezar iba a necesitar que alguien le definiera bien el término, pero no iba a aceptar en voz alta que ... pensó en la elfa y empezó a compararlos con ella. Era su mejor referente al respecto y, fue casi doloroso ver tantos puntos de convergencia. Aunque estaba segura de algo que los diferenciaba de ella: no disfrutaban rebanando cuellos ni segando vidas.

Le dirigió una mirada al templo desde la posición en la que estaban y fue como si la edificación con sus ventanas como ojos ciegos, le dijera que estaba equivocada, que de nuevo había visto sólo lo que quería ver.

Así que de nuevo suspiró.

- No cual es mi proto..tipo de príncipe azul, para empezar ni soy princesa - dijo con una sonrisa burlona - y si tú no necesitas un caballero en abollada armadura, yo no necesito novio, no por ahora - le sacó la lengua, supeditando las necesidades amorosas de la una en la otra.

El soldado, encargado de hacer el recorrido perimetral, también terminó por acercarse al grupo, no sin antes guardar la espada que había sacado por precaución, ya que no sabía que habría personas fuera de las murallas o del barracón del personal de la Dama
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 29/04/13, 08:49 am

Ireth iba mirando a uno y a otro a medida que exponían sus argumentos, inclinando la cabeza a un lado cuando se quedaba pensando alguno de los puntos, estaba más seria, pero no porque se enojara, sino porque en verdad recapacitaba sobre lo que decían ¿Existía esa posibilidad tal vez? ¿Dos razas tan diferentes podrían…? Sacudió la cabeza negativamente, como quitándose la idea de encima.

-Yo entiendo lo que me dicen, pero el ejemplo no es válido, las relaciones entre humanos, elfos, gnomos, enanos, y demás, son mucho más normales… - Apoyo la mano en su mentón, como pensando en algo, sonrió con el comentario sobre el caballo, no podía ser mas irónico que le estuvieran aclarando justo a ella eso – jajaja, por favor, no me digas “caballero Ireth”, me suena tan formal, dime solo Ireth – Dijo mientras le daba unas palmaditas amistosas en el hombro y giraba la cabeza para ver a Arale – ¡Oye! ¿Cómo piensas eso de mí? ¡Yo no voy pateando a la gente por ahí! – Le saco la lengua a su amiga nuevamente.

Claro que lo de psicópata lo decía por decir, y no como un término de trastorno real, ciertamente, esperaba que su amiga le dijera algo más acerca de sus amores en algún momento, pero parecía que la charla se había desviado de ese punto y la centauro no quería seguir insistiendo a menos que Arale sacara el tema por si misma.

-En todo caso, digamos que dudo mucho que pase, y si pasa, ya veremos cómo me las arreglo, jajaja, pero no creo haber notado a muchos interesados – Se volvió a reír con la simple idea, aun tenía que demostrar que valía para estar en la Orden, pensaba que tal vez así sus miradas fueran más de respeto - Pero que dices, Arale, si tu ya tienes a tu caballero de brillante armadura que te sigue con la mirada a todos lados, jajajaja!

Otro soldado se estaba acercando al grupo y la reunión ya se estaba poniendo muy entretenida, la centauro seguía parada al lado del muchacho amable, de brazos cruzados riéndose de Arale y sus razonamientos, adoraba a su amiga, siempre la sorprendía con algún nuevo comentario de lo mas gracioso e inocente.

-Nada, nada, ya eres una chica grande, tienes que empezar a tomarte seriamente tu vida, buscar a un buen hombre que te cuide y te trate bien – Decía en evidente tono de broma – Yo en cuanto vaya de visita a mis tierras buscare a alguno y lo convenceré de que venga a la Orden también, jajaja, o como decían… ¿Un humano que sepa apreciar mis exóticas curvas? Jajaja – En verdad le parecía de lo más gracioso.

Saludo alegremente al nuevo soldado, animándolo a que se acerque y de su opinión sobre los asuntos del amor.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 11/05/13, 12:27 am

- No son normales - analizó Dulfary rascándose la rodilla, más hablando para sí que para Ireth o el guardia.

- Eem, cof, lo que nuestra Iniciada quiere decir es que no se trata de normalidad, sino que son uniones un poco más comunes, de encontrar, quiero decir -

- Sí, eso era lo que yo quería decir!! - se apresuró a agregar Dulfary - son comunes y que sean comunes a veces le quita lo especial, así que tu valiente caballero en abollada armadura y tú serían algo suuuper especial lo que lo haría aun más especial para ustedes - lo decía rápido y con suma emoción, con los ojitos brillantes y las manos sujetas entre sí, muy cerca al corazón.

Eso sí, su sonrisa se borró pronto y se dirigió ahora al guardia

- Eso no quiere decir que lo de su hermano y el gnomo, o la gnomo o lo que sea en orientación de género, no sea especial, eh? porque es bien bonito y mágico - miró a Irteh - tan bonito y mágico como sería lo tuyo y no te desgastes en decir que mágico por lo imposible de ocurrir o lo fantasioso, jum - soltó una risita. No pensaba que fuera algo que ocurriría en dos dos días, nunca podía ser así de inmediato, a no ser que al día siguiente tuviera un súbito flechazo de amor. Solo esperaba, de corazón, que no se negara a que la posibilidad podía existir, algún día, en algún lugar.

El guardia tenía fruncido el ceño por el comentario, pero con la llegada del soldado no llegó a decir nada, ni tampoco se desarrolló en su interior el sentirse ofendido, aunque debiera. En un par de días, ya lo había olvidado.

- Ya veo que se trata de charla de chicas - mencionó el soldado al terminar de acerarse - con todo respeto, curso - el guardia le restó importancia al comentario. Mejor un aliado que lo apoyara - Y están hablando de Asignho? Eso pobre chico es un desastre, pero antes que las importune, les puedo decir que no tiene mala intención -

- El famoso pelirojo? - preguntó incrédula y ante la respuesta afirmativa de ambos le dirigió una mirada a Ireth. Por un momento pensó que eran exageraciones suyas - bueno... en ningún momento pensé que tuviera malas intenciones... Y ustedes muchachos, cómo están del corazón? - preguntó incisiva y una sonrisa mordaz, no dejaría que solo fueran ellas las cuestionadas y sin duda, esperó contar con el respaldo de Irteh al respecto.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 21/05/13, 12:26 pm

Miraba a Arale sonriendo, no le molestaban los comentarios de su amiga, sabía que lo hacía con buena intención, aunque tampoco le veía mucho sentido a ilusionarse, además que apenas podía con las cosas de la Orden como para preocuparse por el amor.

-Jaja, de acuerdo, no por lo imposible, ni fantasioso jajaja, pero si creo que estás leyendo muchas historias fantásticas, mañana a primera hora nos ponemos a entrenar, así dejas un poco los cuentos –
Sonrió medio en broma, medio en serio, ya que le gustaba entrenar con Arale.

Se cruzo de brazos orgullosa cuando ambos soldados le dieron la razón, miro a su amiga como diciendo: “¿Ya ves que yo decía la verdad?”, seguida de una risita algo infantil. Arale sería humana, pero parecía tan cerrada a la posibilidad como ella, ambas estaban ocupadas con otras cosas, o eso era al menos lo que podía ver Ireth, claro que aun le faltaban saber muchas cosas sobre ella.

-Eso ¿Hay alguna afortunada dama que se quedo con sus corazones? - Pregunto sonriendo contenta, lo decía con sinceridad, ya que parecían buenos hombres – Aunque, a menos que sean parte de la Orden, debe ser difícil ser esposa de un soldado…

Largos años entrenando, dedicación y devoción absoluta hacia la Dama, viajes interminables, probabilidades de terminar muerto en alguna batalla, o desaparecido en alguna tormenta en barco… Sin duda las esposas de los soldados merecían ser tan destacadas como sus maridos.

-Si alguno de los capitanes nos ve aquí papando moscas nos llevaremos un buen reto – Comentó Ireth aunque seguía sonriendo, así que en realidad no parecía muy preocupada – Y creo que Maria no aprobaría que te tenga despierta hasta tan tarde Arale… - Se aguanto la risa un poco para que no pareciera que se burlaba de la pobre y preocupada acolita.

Ireth dio un bostezo mientras estiraba un poco los brazos, hacia mucho que no se quedaba hasta tan tarde y en verdad lo había disfrutado, pero mañana sería otro día, y entre los trabajos de reparación, exploraciones, visitas y encargos seguro no iba a tener tiempo de sentarse a descansar, iba a necesitar de todas sus fuerzas para dar lo mejor de sí.

-Yo creo que esta charla merece que la continuemos mañana, tal vez durante el desayuno… - Miro de reojo a Arale y dejo escapar una risita traviesa – ¿tal vez con Asighno… ? jajaja

Le saco la lengua a su amiga mientras se seguía riendo, ansiosa por ver si se enojaba o si se ponía colorada… O ambas, a saber!
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 22/05/13, 10:44 am

Historias fantasiosas. Pensó en el libro que estaba leyendo, de inmediato. Se preguntaba hasta que punto era fantasioso. En realidad tenía una, en concepto de la niña, complicada historia de amor, le daba fondo a lo que en verdad parecía ser un tratado sobre estrategia militar, tanto para el que sitia como para el sitiado.

Tal vez sólo se trataba de cómo se sentía, de cómo había creído que tal vez, solo de pronto, algún día, podría haber algo sano y bonito con el kamael... al calor del aura de Ireth y efecto de esta en Dulfary, donde sus emociones no estaban tan a la deriva en medio del caos de pensamientos y situaciones, llegaba a formularse hasta qué punto esa expectativa era auto infundada... hasta qué punto no era algo del corazón sino de la oportunidad y las ganas de tenerlo.

Con un ataque como el recibido, tan reciente, era muy difícil saberlo, pero al menos, la semilla, estaba ahí. Cuanto más tiempo pasara con Ireth, más lograría madurar (la semilla, Dul... nop) sin embargo, desconociendo el origen real de ese instante de lucidez, pese a la cantidad de cosas que estaba diciendo, habría de crecer por si misma o debido a otros factores externos.

- Hey!!! no soy yo quien elige los libros que lee. Quiero decir, no siempre. Este me lo dio - sin título alguno de respeto - sí el dice que es bueno para mi formación yo le creo - le sacó la lengua un poco más infantil que de costumbre.

- Qué libro es? - preguntó el guardia. Dulfary le contó y ambos asintieron como si, uno, estuvieran de acuerdo, dos supieran exactamente de qué libro se trataba. No existiendo la segunda, la primera no era más que exageración, una mera cortesía. Aun así, era otra semilla que se sembraba esa noche: ambos averiguarían y leerían.

- En mi caso sí - dijo el guardia, con una sonrisa tímida - pero vive un poco lejos, así que no la veo siempre que quiero -

- Yo también, y yo sí logré mi propósito con ella. Estamos casados desde hace dos primaveras - dijo el soldado recorredor, no sin cierto y gran orgullo.

- Felicitaciones!! - dijo Dul poniendo al fin en pie - para cuando los hijos? - preguntó, metida, curiosa e inoportuna, sin llegar a entender del todo la respuesta que le dio.

- Estamos trabajando muy constantes en eso - lo dijo sin sonrojo alguno.

- No te preocupes por los jefes, ni por María - sonrió ampliamente Dulfary, regresando al fin a cosas mas aburridas como ser responsables, eso sí, sin dejar de lado tan rápidamente su expresión de "no entendí" por la respuesta del soldado - si hacen mucho lío, decimos que estábamos apoyando la labor de vigilancia porque no podíamos dormir y yap, naaaaadie nos va a decir que no y los chicos pueden dar fe de eso, cierto chicos? - los dos se miraron entre sí y antes de lograr abrir la boca siguió - desde aquí se ve mejor la muralla y bien podría decirse que hace parte de la ruta de nuestro amigo - señaló al soldado - así que, mentira, lo que se dice mentira, no es. Además, yo me siento bien, Maria ha sido muy atenta conmigo y me ha cuidado muy bien, debería tener más confianza en sí misma y sus capacidades, ahora que si están cansados es otro asunto, nos podríamos ir a la camita y ya, mañana será otro día - miró al horizonte por un momento y pasó la mirada con rapidez hacia Ireth cuando mencionó al joven caballero - Oye!! que mala! y mira que lengua tan fea!! - soltó la risa un poco azorada - que seguro aun tienes la duda de si te miraba a ti - le regresó la pelota.

Con dos o tres frases, relativamente cortas, de agradecimiento y buenas noches, se despidió de los muchachos para emprender el regreso al barracón.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 05/06/13, 03:33 pm

Arale e Ireth caminaron despacio de regreso a la residencia donde estaban los demás, parte del camino fueron acompañadas por ambos soldados, al final se habían conseguido nuevos amigos, y con la promesa de desayunar juntos al día siguiente para continuar la charla se despidieron. Las amigas siguieron un poco más solas, entre risas y comentarios divertidos o simplemente totales delirios, la centauro insistió en acompañarla hasta las puertas de sus habitaciones, claro que no podían dormir en el mismo lugar, tenía un cuarto aparte para ella.

Se despidieron con alegría, Ireth prometió pasar a la mañana así entrenaban un poco antes de comer… Pero al día siguiente Arale ya no estaba. Intrigada, la busco en el comedor, pensando que tal vez no se había aguantado el hambre y se le había adelantado, pero no estaba allí tampoco, y los soldados aseguraban no haberla visto.

Finalmente, la centauro se acerco a sus superiores con la duda, y confirmaron lo que ya suponía, la habían enviado a hacer una tarea, algo simple, pero tal vez le llevara algo más de tiempo. No quedaba más remedio que esperar, de cualquier manera, las tareas no pararon de llegar e Ireth no tuvo mucho tiempo para quedarse pensando, aunque cuando pasaban los días y ella no regresaba el desconcierto crecía.

Sabía que Arale tenía la extraña capacidad de hacer que hasta la tarea más sencilla se volviera extremadamente peligrosa, pero, con su siempre firme animo positivo, intentaba pensar que todo estaba bien, y que seguramente su amiga solo estaba divirtiéndose en algún lado.

Al segundo día luego de su desaparición, Ireth se encontraba llevando una gran caja con algunas provisiones a la parte baja de la isla, la había rodeado varias veces con una soga y le había hecho un buen nudo, dejando libre dos pedazos de la misma para poder pasarlas por arriba de sus hombros y evitar así que se balancee mucho, o peor aún, que se caiga y se rompa.

La habían elegido porque para llevarla hubiesen necesitado a dos personas, en cambio ella podía por si sola sin problemas. Iba tranquila por el camino que bajaba hacia la parte de los muelles, podían encargarle el trabajo pesado, pero de ninguna manera la iban a obligar a que fuera corriendo, se iba a tomar su tiempo y aprovecharía para preguntar por Arale en la zona de los barcos a ver si tenían noticias.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 11/06/13, 01:24 am

Abrió los ojos despacio, no con pereza o somnolencia sólo despacio, sin dejar ir, aun, esa sonrisa serena y feliz de lo que fuera que estuviera soñando. Algo tranquilo y feliz, en la interminable pradera de suaves colinas en la que estaba, en algún lugar, el templo pagano en ruinas.

No fue el sol de la mañana siguiente o el toque de diana o un despertador interno lo que la trajo de vuelta a la vigilia. Fue la intensa y penetrante mirada de Marie lo que la despertó. A escasos centímetros de cara, sin llegar a tocarla en lo más mínimo.

Ninguna de las dos se sobre saltó y se sonrieron mutuamente, a modo de buenos días. Para Dulfary era raro ver sonreír a Marie, desde lo ocurrido, si lo había hecho un par de veces era mucho. Por eso no la molestó en lo más mínimo que la despertara.

- Qué ocurre? - fue lo primero que preguntó y con lo que Marie se sentó en su cama. Con calma, le explicó que el clérigo dijo que en este día no usara su Beso de la Dama en ella, que debía dejar que lo que quedaba de heridas sanaran solas y que Arale lo iba a entender.

En realidad no lo entendió. Pero sí la acólita quería un descanso, no sería ella quien protestara. Aunque sí lo hizo cuando una guardia le dijo que Solydan la requería, en especial cuando notó que faltaba un poco para el amanecer.

Se presentó ante su superior, quien le dio indicaciones exactas de lo debía hacer, en donde y muy seguramente cuando. Se lo repitió dos veces e hizo que ella misma lo repitiera, solo para estar seguro que había entendido, sólo una cosa hizo que volviera a decir:

- No te metas en problemas, no hables con extraños más de la cuenta y por favor, no te metas en problemas - la ultima vez, le sonó con un deje de angustia que la hizo sonreír y morderse el labio para no reír - lo digo muy en serio. Aun no estás bien del todo, no te pongas en peligro innecesariamente. Te pido esto porque en teoría no debería implicar ninguna complicación, es extremadamente sencillo, sin embargo... - su fama la precedía, así que repitió varias veces lo que le pedía.

- Marie, podrías hacerme el favor de avisarle a Ireth que debo salir? No quiero que piense que la dejé plantada - preguntó mientras alistaba un par de cosas en un pequeño zurrón de viaje.


Para la hora del desayuno, hizo su primera parada en el camino. Vestida de "civil" se había asegurado de llevarse su sombrero de palma de cera e iba al paso lento pero cómodo de la mula que tenía por montura. Para el medio ya estaba en el puerto de Moselec, aguardando por el barco que venía desde Rhylia, con un mensajero al que entregaría las cartas y reportes de todos los hombres y mujeres de la Orden, unos para Lytemberg, otros para diferentes islas,

Para la segunda hora de la noche, ya había olvidado la determinación y buena intención de cumplirle al paladín, cada vez que repitió que no se metería en problemas. Para cuando amaneció el día siguiente, era ella quien tenia mucho que reportar a su propio Clan, de ser posible a Yato y a Devan.

Hacia el medio día, de nuevo aguardaba por el barco, así que las pesquisas que hiciera irteh, dieron buen fruto, guiándola a la zona de desembarco de los grandes navíos

- Es extraño, si es pesquisa no debería ser algo como pescar, en el mar, red? entonces porque frutos? Vale que a algunas cosas se les dice frutos del mar, pero es raro, no toda cosecha tiene que ver con frutos, también los hay de trigo, cereales... eso es! semillas, pero se entiende el concepto, casi sin pensarlo mucho, aunque sea raro. Me pregunto si muchas personas se detienen a analizar y darse cuenta de esas cosas, yo por lo general no lo hago, pero ... - la pobre victima que debía aguantar la retahíla encontró no solo paz, sino la oportunidad de escape cuando la niña, encerrada en cuerpo de adulto, abrió los ojos de par, con más alegría aun que aquella con la que había salido en la mañana, dejando ir a su espalda el sombrero de palma, prácticamente se puso en pie sobre aquello que le servía de silla y batiendo el brazo con una gran sonrisa atrajo la atención de todo aquel que tuviera oídos.

- ireth!!! qué haces aquí?? - más que una pregunta de curiosidad, era un Hola que alegría verte.

Vestía un pantalón de lino naranja y una blusa de mana tres cuartos de amarre por lazos en el cuello color beige, la bolsita a la cadera y el sombrero verde colgándole en la espalda, como ya se mencionó. En resumen, más allá de su propio entusiasmo y escandalo, era un blanco visible, muy visible.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 18/06/13, 09:53 am

Llevar la caja con provisiones había resultado más duro de lo que esperaba, eso no hacía que su sonrisa fuera menos amplia, ni su ánimo menos elevado, y eso era porque si bien no había podido encontrarse con Arale de modo directo, si había podido hablar con algunos marineros que le habían dicho que su amiga estaba de regreso… En realidad, Ireth había hablado sin parar sobre la rubia, describiéndola hasta en los detalles más superfluos hasta que lograron callarla el tiempo suficiente como para darle la información requerida. A lo que la centauro comenzó a agradecerles y a comentar todo dato irrelevante relacionado sobre marineros y su honorable profesión que se le vino a la cabeza.



Luego de despedirse muy amablemente, se dirigió trotando hacia la zona de desembarco, o a donde le habían dicho que estaba, porque para ella, con la poca cultura marítima que tenia,  todo lugar donde  parada un barco tenía el nombre genérico de “muelle”, y no le veía mucha diferencia entre la parte donde desembarcaba, abordaban, o cualquier otra cosa que pudieran hacer los barcos… Lo cual la llevo a pensar en muchas cosas que los barcos podían hacer, y que al fin y al cabo los estudios náuticos sonaban muy interesantes, y que tendría que leer algunos libros al respecto.



-Veo las oportunidades que tengo de hacerme pirata – Dijo mientras se acercaba a la muchacha con paso alegre, luego se puso a reír - ¿Qué voy a estar haciendo aquí? Buscándote ¡Claro! – Que podría ser traducido como un “Hola, te extrañe mucho”, o algo similar – Me parece horrible que te fueras de aventuras sin mí de nuevo, vas a tener que comprarme muchas cosas dulces si quieres que te perdone – Se cruzó de brazos en gesto fingido de ofendida – Y mientras tú te divertías yo me quede aquí trabajando ¡Y fue de lo más aburrido! Aunque pasando por aquí seguido me empecé a llevar bien con los marineros, y resulta que su profesión es mucho más divertida de lo que pensaba ¿Alguna vez se te paso por la cabeza ser Capitana de un barco? Porque suena muy bien el titulo.



Ireth iba conectando los temas en lo que parecía una asociación libre casi plena, estaba contenta de ver a Arale de nuevo y no tenia problema alguno en demostrarlo. Le apoyo una mano en el hombro mientras hablaban y apretó un poco de modo afectivo.



-Que bueno que estés de vuelta… - En algún momento de los monólogos interminables de ambas logro colarse esa oración.



-Mañana mismo empezamos a entrenar y no pararemos hasta que estés agotada, eso te ganas por dejarme de plantón la ultima vez – Sonrió como planeando algo malvado… como si una niña planeara algo malvado -  Alguien que yo se te estuvo esperando, jajaja, Arale va dejando corazones rotos por las islas.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Dulfary el 09/07/13, 09:33 pm

La sonrisa por la ocurrencia sobre hacerse pirata no se hizo esperar. Entre que Ireth se acercó y que Dulfary también lo hizo, la distancia entre las dos fue rápidamente reducida y la niña aprovechó para abrazar corto pero efusivamente a su amiga. Le alegraba muchísimo verla, verla antes de tiempo.

- Pero ten en cuenta que no es mala idea, eh? Mira que los piratas se divierten mucho, yo tengo una amiga que quiere serlo y a veces se hace pasar por uno de ellos y lo hace muy bien. También están los chicos del Patito Nadador, excelente muchachos y vieras las historias que me contaron, todas cual más de fascinantes. Si no me marearan los barcos sería un buen plan y seguro que haríamos la diferencia – lo más grave de todo, era que lo proponía en serio – luego están los malos y malosos, pero, lo dicho, haríamos la diferencia. Claro que no quiero ser Capitana, no es tan divertid, todo el día dando ordenes y gritándole a los marinos no es mi estilo, lo de gritar tal vez sí, pero las ordenes… no sé, no sé. Creo que el segundo a mando… contramaestre creo que se llama, se divierte más y tiene una mejor relación con los demás marinos – su sonrisa de oreja a oreja acompañaba cada oración.  – Cuando tengamos nuestro barco, te dejaré el puesto de Capitana -

Por fin cayó en cuenta de lo que le dijo que era realmente importante. La estaba buscando y que quería cosas dulces. Sólo tenía sus trufas, las que había cocinado con Lisandot en Tricarnia y ya se estaban agotando. Pero si no eran para compartirlas con su amiga, para qué eran?

- Yo también te eché de menos, no te imaginas – dijo mientras rebuscaba en su bolsa de armas – Pero no fui yo quien tomó la decisión de irse de aventuras, mi jefe me mandó y fue sólo a buscar una carta – los problemas surgidos de por medio se los guardó para sí. Tal vez, mas adelante, le contara algo.

En especial cuando se sin poderlo evitar se sonrojó con el comentario de ir dejando corazones rotos por todas las islas.

- Exageras, además, el pobre tendrá que esperarme por más tiempo si vas a exprimirme de esa forma entrenando – lo dijo con el buen humor de siempre, pero si lo que decía era cierto, le pondría todo el empeño a los entrenamientos, con tal de esquivar un encuentro con el pobre muchacho

- Te lo repito, no fue mi culpa, pero trataré de no volverte a plantar. Espera, es que Marie no te dio mi razón? Le dije a ella que iria a buscar una carta que por favor te contara. Qué raro – y es que contaba con que le diera el mensaje.

- Qué harás más tarde? Yo aun tengo que esperar por el barco con el mensaje que me pidió mi jefe, pero espero volver hoy mismo -  

Y como si lo estuviera invocando, a lo lejos, se dejó ver una pequeña embarcación
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Ireth el 15/07/13, 09:03 am

Mientras Arale rebuscaba en entre sus cosas por unas trufas que nunca llegarían, Ireth se reía, contenta de ver que su amiga había regresado y que todo volvía a su cauce normal. Todo era más aburrido cuando no tenia con quien compartirlo, incluso el entrenamiento, no se lo haría fácil, eso seguro, era su modo de castigarla por lo de la última vez.

-Pues no, no me dijo nada… Si le dejaste una nota tal vez la dejo en mi habitación y yo ni cuenta que me di, siempre me levanto temprano y rápido para ir a entrenar, y a la noche llego tan cansada que apenas me fijo – Y el cuarto de la centauro, que era en realidad un corral modificado, estaba verdaderamente desordenado, era evidente que solo lo usaba para descansar, lo único que siempre mantenía en orden era su armadura, sus armas y su capa, todos los objetos de los que se sentía sumamente orgullosa porque los había conseguido luego de mucho esfuerzo – Seguro que fue eso, o que se le olvido porque la mandaron a hacer otras cosas urgentes, ni te fijes, luego me dijeron que había pasado contigo, así que no es que no sabía nada de lo que estabas haciendo, bueno, por eso te estaba buscando aquí y no en otro lado, cierto? Jaja

Sin duda el muchacho tendría que esperar mucho, ya fuera por Arale o si era que en verdad miraba a Ireth como decía su amiga. Ambas muchachas estaban en un momento que entrelazaba perfectamente la responsabilidad con la inmadurez, no podían pensar en otras cosas que no fueran sus misiones y las aventuras que estas podrían traer, muy lejos estaban las ideas románticas aun.

-No tengo nada que hacer… Bueno, si, miento, en realidad tendría que estar regresando, pero shhh – Dijo mientras se apoyaba un dedo en los labios como si fuera un secreto – Si digo que me tarde un poco mas nadie se fijara, que me tuvieron trayendo y llevando cosas todo el día, me puedo tomar un descanso. Tu mensaje no tardará en llegar de todos modos, cierto? – Miro hacia el horizonte mientras apoyaba la mano arriba de los ojos para tapar la luz del sol que la enceguecía – Y luego de que lo entregues ya eres libre de nuevo? Me gustaría ir a algún pueblo a por cosas dulces, aunque sé que no estamos aquí para andar de paseo, pero si salimos un rato no se van a enfadar, no? Les podemos decir que regresaremos lo antes posible y que te lo mereces porque tu encargo estuvo más difícil de lo que esperabas, por cierto, como te fue con eso? No tardaste un poco de mas?

No era como si estuviera segura de cuanto tendría que haber tardado Arale en realidad, bien podía ser que la espera se le hiciera larga por ser su amiga, tampoco sería raro. El barco se acercaba con la lentitud típica de cuando están por llegar al puerto, ya podían verse a algunos de los marineros en la cubierta, preparándose para bajar con las cuerdas en las manos algunos, con bolsos para quedarse otros.
avatar
Ireth

Cantidad de envíos : 51

Volver arriba Ir abajo

Re: Crisol… Los dos lados del Crisol

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.