Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

¡Preparaos para el abordaje!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Sophitia el 26/02/14, 03:17 pm

El brioso mar mecía el barco de los piratas, el día estaba hermoso y despejado, perfecto para cazar, desde el palo mayor podía verse a la distancia, el océano parecía infinito y más cuando hacía muchos días que no se pisaba la tierra.  La tripulación estaba desconforme, hacía ya una semana que no encontraban ni un barco a la vista, para peor,  las reservas se estaban terminando, pronto tendrían que regresar a tierra a reabastecerse, y si no conseguían ningún botín, no habría tampoco paga alguna.

El capitán se veía nervioso, y tenía motivos para estarlo, iba a ser el primero al que le “pidieran explicaciones” sobre tan pobres resultados, cada murmullo, cada mirada hosca, y cada grupo que se dispersaba a su paso eran motivos de sospecha de un motín.  Si no aparecía algún barco pronto, no dudarían en hacerlo desaparecer, y ya se estaba corriendo la voz de un nuevo nombre…

Sophitia por su parte tenía mucho tiempo libre, su lugar como Jefe de Carga tenía poco movimiento cuando no había carga alguna en las bodegas. En parte creía que era algún tipo de broma por parte de Rupert el ponerla en ese puesto, no la quería cerca de ningún cargo que le permitiera demostrar sus capacidades de liderazgo, pero a la vez era una persona con experiencia que no podía simplemente dejar como uno más de la tripulación, porque sería un desperdicio.

-Así que me ponen a cargo de los bártulos… - Murmuraba sentada en uno de los cuartos del buque, tenia frente a ella una gran mesa de madera llena de libros y cuadernos en blanco donde se tomaba nota de los objetos que conseguían, Ethel era muy rigurosa en su control, así que siempre que regresaban pedía que le entregara todas las notas a sus muchachas para que lo controlaran todo. Al paso que iban lo único que entregaría esa vez la pirata eran sus garabatos de los múltiples días aburrida en el mar – Bien podrían haberme puesto a cargo de pelar papas, al menos así haría algo… - En el piso había aserrín disperso producto de un trozo de madera que Sophitia estaba tallando.

Tiro el pedazo de madera maldiciendo su suerte, lo único que podía hacer era esperar, aguardar a que las pequeñas acciones que había estado llevando a cabo rindieran fruto. Escucho pasar corriendo a alguien por el pasillo, iba hacia al camarote del capitán, en un instante se puso en pie y abrió la puerta, atajando al muchacho cuando regresaba de dar su mensaje.

-¿Qué pasa? ¿Por fin hay algo? – Le dijo pregunto agarrándolo con fuerza de la camisa, el joven tenía apenas 15 años, y era el más nuevo del grupo, por eso solo le dejaban a cargo el que corra y pase los mensajes. Asintió a las demandantes preguntas de la mujer.

-Sí, acaban de verlo, hay un barco aunque aún está lejos, pero es lento, así que de seguro lleva una carga... – Solo entonces Sophitia lo soltó para que pudiera irse. Miro a su izquierda y vio salir al capitán, la poca simpatía que había entre ambos era evidente, siquiera le dirigió la palabra, paso de largo y subió por unas escaleras angostas a la cubierta.

Pasados unos minutos Sophitia salió también, tuvo que taparse los ojos de la intensa luz del sol para poder ver algo, la tripulación entera estaba ya preparándose para el abordaje, se notaba un cierto aire de emoción e ilusión con la idea de poder conseguir algún buen botín por fin.  Aparto a uno de los piratas y subió por una de las redes para poder ver mejor al barco que perseguían, no era necesario buscar demasiado, estaba frente a ellos, era ancho y lento, y hasta podía ver que la gente comenzaba a correr para esconderse.

La situación prometía, y la bandera pirata ya estaba hondeando en lo alto del mástil…

FDI: Imágenes del barco
Spoiler:
Spoiler:


Última edición por Sophitia el 27/02/14, 09:54 am, editado 1 vez


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Breigal el 26/02/14, 04:18 pm

Ya había perdido la cuenta de cuánto tiempo llevaba yendo aparentemente hacia ninguna parte. De hecho, ya ni siquiera le importaba. Sólo esperaba que, de cierta forma, fuese en la dirección correcta. ¿Y qué pasaba si se equivocaba? La nada misma, tal como venía ocurriendo hace largo tiempo. Al menos sabía algo que no sabía antes: Talinthraxus estaba en algún lugar de estas islas, pero Daliny no lo acompañaba.

-Eso significa que cada uno de ustedes pensaba que los otros dos estaban muertos.

-Sí, pero... Esperaría que Talin me creyera muerto, que Daliny me creyera muerto, y que ella creyera muerto también a Talin. Pero, ¿él creerla muerta? ¿A ella? Pude deshacerme de un par de humanos antes de ser capturado. No eran lo suficientemente buenos como para invadir exitosamente en igualdad de condiciones. Mucho menos aún si les tocaba enfrentarla.

-Ella se marchó primero, entonces. Puede que Talin haya visto un barco zarpar y supuso que era ella, la siguió pero le perdió el rastro en algún momento. Tripular un barco solo es prácticamente imposible, más aún para un seguidor de Athanexis. Sus energías son muy parecidas a las de los seres humanos.

-Si nos buscamos entre nosotros, encontrarnos es tan probable como no encontrarnos nunca, ¿cierto?

-Temo que sí, Breigal.

El reoraf sonrió con amargura. Aunque le produjo cierto pesar esa respuesta, no esperaba otra. Los guardianes no estaban ahí para decir lo que su protegido quería oír. Estaban ahí para emitir su verdad si les era pedida. Y la verdad de Breigal y de Phabendior era la misma en aquella ocasión. Sabían que Talinthraxus estaba en algún lugar de aquel archipiélago, pero lo cierto es que no podían estar seguros de que Daliny estuviese ahí. ¿Quién sabe en qué momento Talin le había perdido el rastro?

Si bien al reoraf le gustaba viajar a una corta distancia de las nubes, para poder ocultarse en ellas en caso de ser necesario, aquella vez el tiempo no se lo permitió. No había una sola nube en el cielo, así que simplemente se dedicaba a volar considerablemente alto. Con suerte, el sol ayudaría a que si alguien miraba en dirección a él, no vería el barco, mientras que él podía ver hacia adelante sin inconvenientes. Y si el sol le impedía mirar hacia atrás, enviaba al búho de Sast. En un momento, mientras salía de su camarote a estirar un poco las piernas (realmente no tenía mucho para hacer, así que caminar casi se convertía en la mayor diversión a la que podía aspirar), lo vio. O, mejor dicho, los vio. Dos barcos a un puñado de minutos, horas quizás, flotando en el mar. Estaba seguro de que eran barcos, aunque no los distinguía como tales. ¿Pero qué otra cosa iban a ser? No se sentía con suerte como para encontrar algún animal legendario.

-Quizás encontremos a alguno de los otros en esos barcos, Phab.

El demonio guardián asintió, mostrando así su acuerdo con la idea de explorarlos, por lo que el barco del reoraf se acercó a ellos poco a poco. Breigal miró al búho, que al encontrar la mirada de aquel al que servía emprendió vuelo, comprendiendo a la perfección lo que tenía que hacer.
avatar
Breigal

Cantidad de envíos : 135

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Dulfary el 26/02/14, 05:25 pm

- Piratas... - masculló el capitán del Velero Embravecido. Faltó más bien poco para escupir al suelo, en su lugar, cerró el catalejo y dio un par de ordenes para iniciar la evasiva - No se preocupen señoritas... estamos bien preparados contra esas alimañas - para ser palabras de aliento, semejaban mas un gruñido que cualquier otra cosa.

- Y contamos con la bendición y protección de la Dama - dijo una de las "señoritas", haciendo una pequeña reverencia hacia su devoción. La segunda, mantuvo la mirada fija en el horizonte, en la bandera negra que hondeaba y frunció el ceño.

- Sí, sí, lo que diga - murmuró el capitán y empezó a alejarse, dando instrucciones que su primer oficial iba repitiendo a los gritos.

- Ya puedo volver a vomitar, o tengo que esperar un momento más? - preguntó la segunda señorita sin mirar a la primera, que sí la veía a ella con cierto espanto - Si le soy honesta, sacerdotisa, preferiría hacerlo por la borda, ensuciar el mar y que los peces hagan un festín de lo poco que queda de mis comidas anteriores que hacer un desastre en la cubierta, mira que brillante y bonita está. El Capitán se pondrá de peor humor y no estoy de mucho humor para aguantar regaños de un amargado que se contiene las ganas de escupir al piso solo porque a ti te da asco verlo, de la misma en que pretendes que yo misma me alimente de mi propio vomito porque te parece poco decoroso que alguien este vomite y vomite y vomite en un barco en el que tu viajas, verás, no lo hago no por no darte el gusto, es solo que el saber ácido que deja en la garganta no es de lo más agradable, sino lo repetiría, mis comidas fueron muy saborosas y volver a degustarlas desde mi vomito es... - la arcada de la sacerdotisa de la Dama hizo callar por fin a la Iniciada en la Cabala de la Torre. cuando está corrió con la mano en la boca, lejos de ella y de las ideas que decía protesto con una sonrisa tan traviesa como burlona - por qué tú si tienes derecho a vomitar y los demás no? - dejó ir una risita socarrona y se contenía mucho por no reír a carcajadas.

- Es mejor que no te quedes aquí, Arale... la situación puede ponerse muy peligrosa - le advirtió un marino que corría con cuerdas y una espada ya en el cinto.

- No te preocupes por mi Yusepe, si hay problemas... bueno, suelo estar yo, pero además de eso, me sacara de mis deseos de... - corrió hacia la borda y dejó ir todo lo que páncreas produjo de bilis en los últimos minutos.

Una vez más se había hecho a la mar. La quería lejos de las misiones oficiales e importantes. Su tarea esta vez era acompañar a la sacerdotisa Luthienne a hacer entrega de una ofrenda de paz y gracia y virtud a una familia que por tradición era aliada de la Orden de la Dama, pero que aun no tomaba partido en la guerra. Y sus barcos, serían de mucha utilidad.

El Velero Embravecido, además llevaba víveres, mercancía, una pequeña parte de las fortunas de los que habían viajado como pasajeros y algunas otras cosas de valor.

Junto a Dulfary, se paró el mago del barco. Según lo que había charlado con él en los últimos días, no era un mago de mar, era un mago de guerra y su labor, como la de Dulfary, era proteger la preciosa carga de Luthienne y a ella misma. Sin prisa, empezó a trabajar en el tejido mágico y a tener listos hechizos que solían ser de destrucción.

- Por qué los piratas siempre ponen su bandera negra con huesitos? - le preguntó al mago. Este, aunque no le respondió en lo más mínimo y estaba concentrado en su labor, le prestaba atención a su pregunta - Sería más sencillo para ellos acercarse con una bandera normal, de esas neutrales y cuando no pudiéramos hacer nada, tas!!!! abordar y robarse las cosas -

El mago por fin la miró.

- La próxima vez que alguien me pregunte cómo es que aun te aceptamos en la Orden de la Dama, les diré la verdad - sonrió ampliamente, para ser una persona tan severa - Tendríamos más que temerte si fueras el enemigo... - le revolvió el pelo y no dejó que se enfurruñara. - Prepárate, ahí vienen... - la sonrisa de ambos se perdió.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Sophitia el 27/02/14, 10:00 am

A medida que el capitán gritaba las ordenes el teniente las repetía, se aseguraban así de que todos en el barco estuvieran haciendo lo que tenían que hacer, asegurar las velas, aligerar la carga, preparar las ballestas, tener listas las espadas, tenían que hacerlo bien, porque solo tenían una oportunidad. En el castillo de popa solo estaban el capitán y el mago, pero este último salió corriendo a su puesto en seguida, alistándose para comenzar con los hechizos.

La pirata observaba todo mientras pensaba que ella lo haría mejor, que ella podría hacer que el barco fuera más rápido, que el abordaje fuera exitoso y que el barco tuviera más carga, no era una suposición, en su cabeza tenía mucho sentido, era una seguridad. Pero nada de eso podría demostrarlo mientras estuviera ese idiota entre medio, Sophitia miro la daga que llevaba en el cinturón, sea como sea, su filo hoy probaría la sangre.

-Para empezar yo no llevaría un mago – Pero eso no era algo que ella pudiera decidir, el barco no era suyo, y si La Jefa insistía en que había que llevar uno… Pero esas eran cosas modernas, antes los piratas eran todos humanos y se peleaban con espadas y puños, nada más, como correspondía.

Con todo el asunto de la guerra, los barcos mercantes estaban en constante movimiento, entrega de mensajes, de provisiones, ofrendas de paz, envío de tropas de repuesto, pagos de negocios turbios, había de todo, y si había una característica por la cual los piratas se destacaban era el ser oportunistas. Era el momento ideal para robar, entre la confusión de las alianzas en proceso de formación, y el enorme número de barcos en el mar, era como pescar con red.

El barco que pretendían atacar hacia maniobras evasivas, como era de esperarse, pero el buque pirata era mucho más ligero y se acercaba sin remedio. Los primeros arpones de abordaje fueron disparados antes de estar a la distancia correcta, pero eso siempre pasaba, en base a los errores calculaban mejor la distancia, siguieron disparando hasta que el primero de los proyectiles se clavo con fuerza en el barco enemigo, ahora ambos estaban unidos, aunque solo por una cuerda gruesa, la primera de muchas otras.

Los magos prácticamente peleaban entre si, ya que a cada hechizo de ataque había uno de contraataque, Sophitia no entendía nada de esas cosas, solo veía que si uno de los dos tiraba una bola de fuego, el otro usaba escudos, que si tiraba proyectiles, del otro lado le respondían protecciones de viento, “Entre ellos se entienden” Pensó la pirata mientras se acercaba a la baranda del barco, espada en mano, esperando a que estuvieran a una distancia que le permitiera pasar.

Algo como una piedra enorme golpeo la cubierta principal a pocos metros de Sophitia, haciendo volar a varios hombres y rompiendo tablas y baranda, la muchacha se tiro al piso para cubrirse del impacto y sintió las astillas pegar contra su espalda. No tenía idea de qué había sido eso, pero había algo que era seguro, mientras más protegieran el barco, más importante era lo que tenían de carga y por lo tanto, más iban a querer abordarlo.

-¡Despídanse de su oro, malditos! - Grito emocionada, no quería levantar la cabeza aun por las dudas de que algo mas saliera disparado, y de hecho tuvo razón, porque un barril paso volando por encima de ellos - ¿Qué demonios? – No sabía qué tenía dentro, pero cuando cayó aplasto al pobre Frank – Adiós compañero - Dijo Sophitia antes de levantarse, dar un salto y agarrarse de unas de las sogas que la llevaba al barco enemigo.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Breigal el 27/02/14, 01:43 pm

La diosa del aire le había regalado un búho etéreo por una sencilla razón: la inmortalidad del animal. Así se evitaba que fuese asesinado adrede o por accidente, y el ser de luz le garantizaba visión al reoraf. Por si acaso, se aseguró de mantener la vista sobre su ayudante durante todo el trayecto, no para mantenerlo a salvo (no lo necesitaba y, aunque lo hiciera, el reoraf no podría hacer más que arrojar espadas falsas a esa distancia). Lo que quería era no perderlo de vista. Entre la altura, la luz solar sin obstáculo alguno y los reflejos del agua, perderle el rastro era lo más fácil de conseguir en aquel momento.

Mientras observaba al búho, Breigal tomó de la pequeña bolsa que llevaba encima una moneda de oro, que se duplicó mientras el reoraf le pasaba el pulgar por encima. Con un gesto que parecía más automático de lo común debido a que el pelirrojo no despegaba los ojos del ave de luz, una de las monedas regresó a la bolsa, mientras que la otra quedó en su mano. Lanzó la moneda una y otra vez hacia arriba, empujándola con su pulgar y tomándola nuevamente cuando caía. Pasaba el pulgar por encima de la cara superior cada vez que la recuperaba. Si algo había hecho el reoraf, además de caminar en círculos, era lanzar monedas. Y lo había hecho tanto que no precisaba verla para saber en qué momento caería en su mano, y por el mero sentido del tacto reconocía la cara que quedó hacia arriba. Se dedicó a contar cuántas veces salía la sutil representación de sus deidades, y cuántas veces salía el símbolo que representaba su valor. Eso le ayudaba a aliviar un poco la tensión y la ansiedad que sentía en ese momento. Y no era para menos sentirse así, probablemente encontraría algún conocido en alguna de las naves que surcaban el mar.

-Bueno, creo que ya podemos empezar, compañero -murmuró Breigal, y acto seguido se tapó el ojo izquierdo.

Ahora veía lo que veía el búho. Contemplaba de cerca una de las embarcaciones, rápidamente llegó a cubierta y luego recorrió el interior, sin ver ningún rostro conocido. Luego salió y sobrevoló el barco rápidamente, sin éxito. El plan era simple y fácil de recordar, por lo que simplemente se dirigió a la otra embarcación...

-Están unidas por cuerdas -le comentó a su guardián-. Varios navegantes están yendo de una nave a la otra. Es un abordaje.

-¿Alguna señal de Talinthraxus o Daliny?

-No, no veo un solo rostro co... -El búho se detuvo en seco, a la vez que Breigal, volando en el lugar. Reconocía ese rostro. Era Arale... o algo así era su nombre. La humana que se había comprometido a ayudarlo a buscar a sus dos amigos. Y si era parte de un abordaje, estaba en peligro. Eso significaba la posibilidad de dos ojos menos buscando a los reoraf perdidos.- En marcha, una aliada nos necesita.


Última edición por Breigal el 28/02/14, 12:24 pm, editado 1 vez
avatar
Breigal

Cantidad de envíos : 135

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Dulfary el 27/02/14, 01:57 pm

Cuando el mago de guerra dejó caer la primera Bola de Fuego, el mago de abordo del barco mercante también inició su ataque. Estaban en cierta desventaja, el barco pirata era más ágil que el propio, pero ellos tenían dos magos. Aquel contratado por Ethel tendría que demostrar toda su valía, cada uno en la tripulación.

El primer gancho que impactó contra el barco, sacó como por arte de magia a Dulfary de su estado enfermizo por la marea, retrocedió dos pasos y fue su propio escudo de viento el que la protegió de las primeras astillas que volaron cuando las balistas empezaron su arremetida. No podía quitarse la espada, no delante de tanta gente, pero ya estaba armada y con la atención fija en los piratas que gritaban toda clase de cosas aparte de ordenes y de la "amable sugerencia" de rendirse para no perder vidas en el cumplimento de su trabajo. No se veían como los chicos del Patito Nadador... se veían un poco más enclenques, menos grande, mas fieros, más ágiles, menos devastadores, pero si más veloces, lo que era un problema

Pero entonces, entre la algarabía, escuchó algo que le hizo hervir la sangre.

- DESPÍDETE DE TU MADRE!!! - fue la respuesta de Dulfary, que atrajo la atención de más de un marino que no podía creerse que una Iniciada tuviera semejante vocabulario. Respuesta a voz en cuello. Mas de un pirata también la miró con cierta extrañeza, justo antes de caer al agua por las soga cortada con tal precisión por parte de un par de kunai. El siguiente grupo de cuchillos, con el que cortaría otra cuerda (aunque la primera ya estaba siendo restituida por una nueva), no llegó a dejar su mano.

Un haz de luz atrajo su atención, pero por ausencia de sentido común, en lugar de cubrirse lo siguió con la vista. Había partido del barco pirata ay ahora volaba en medio del caos que era su suyo. Hizo un esfuerzo por calcular su trayectoria, pero en lugar de eso descubrió que tenía forma de ave... ave de luz. Casi por instinto y no por traer a la mente un recuerdo claro, grió sobre sí misma y dirigió la vista al cielo, buscando algo más grande que un pájaro y... cayó al suelo, bajo un marino. El hombre rodó y se puso en pie, interponiendo su espada a la de un pirata

- O te cubres o ayudas - la regañó y ella, sin dar más tiempo, le hizo un barrido al pirata que lo mando al piso y le dio a ella el impulso para levantarse

- Ya ya, perdón, me distraje con el búho, es que ya uno no puede fijarse en dos cosas a la vez? - preguntó mientras le daba un segundo golpe al pirata que lo dejara inconsciente y a salvo de una muerte por espada - me pareció bastante curioso, y solo quise verificar que no fuera cosa de un amiguito que tiene uno - el kunai en su mano detuvo una daga, se giró y cuando fue a golpear al pirata, otro, la espada de este se interpuso, resonando los metales - pero no alcancé a ver, de todas formas gracias por tu ayuda, me tengo que fijar más - el pirata enarcó la ceja mientras la pelea singular entre ellos seguía, pues aunque Dulfary hablaba para el marino, este hacía mucho tiempo se había ido de ahí y solo el pirata No. 2 era quien escuchaba su perorata, que no terminaba.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Sophitia el 28/02/14, 10:42 am

Salto de un barco a otro con ayuda de una de las tantas cuerdas que había para ese fin, caer en una superficie en movimiento no era sencillo, la pirata aterrizo y cayó al piso de inmediato, pero ya tenía su espada en la mano, un arma ni demasiado elegante, ni con demasiado filo, pero comprobó que cortaba bien al darle en la espalda a uno que estaba distraído peleando contra otro.

Se le venía a la mente que era como una pelea entre un montón de ebrios, balanceándose de aquí para allá al son del movimiento de las olas. Sophitia buscaba en cual pelea meterse primero, pero los problemas en general la buscaban a ella, sintió un fuerte empujón en la espalda y cuando se giro resulto ser uno de los marineros que había tropezado con ella, fue un segundo de mirarse y al siguiente intentar darse a la vez con las espadas, enzarzándose en una cadena de golpes.

La pelea no duro mucho, otro pirata que estaba saltando desde una soga más alta cayó sobre el oponente de Sophitia, paso los brazos alrededor de su cuello y le mordió la oreja, suficiente distracción para que la muchacha lo traspasara con su arma rápidamente. Chock era un buen tipo, un hombre muy alegre y buen bebedor, con la extraña fascinación de morder cuando peleaba, ya le habían dicho muchas veces que iba a terminar pegándose alguna enfermedad, pero sus gustos siempre ganaban la mano.

La tripulación estaba oponiendo bastante resistencia, pero los piratas estaban muy desesperados por obtener un botín también, como resultado, la pelea se estaba volviendo extremadamente encarnizada. La sangre manchaba los tablones del barco, los volvía desagradables y resbaladizos. Sophitia golpeo a uno de los marineros que pasaba, cortaba a otro, pero no les prestaba atención, así que no los remataba a menos que insistieran en atacarla, estaba pendiente de otra cosa, quería encontrar al capitán del barco enemigo antes de que su propio capitán lo encontrara, si lograba reducirlo y detener la pelea su imagen se volvería más poderosa, le daría más influencia sobre el grupo de piratas.

Así que iba avanzando sin fijarse mucho en nada buscando su objetivo, tanto es así que paso por al lado de Dulfary, que estaba mirando al cielo, la empujo como a tantos otros y ni cuenta se dio que era ella, siguió caminando mientras esquivaba golpes, algunos por suerte, otros por simple costumbre y habilidad. No podía encontrar al capitán enemigo por ningún lado, y empezaba a perder la paciencia, dos hombres la agarraron de los brazos, arrastrandola hasta uno de los mástiles y golpeándole la cabeza contra el mismo. Como resultado quedo atontada y con un corte en la frente que sangraba mucho aunque no era la gran cosa.

Agarro a uno de los pelos y se subió a él, pasando las piernas por alrededor de su cintura, haciéndole perder el equilibrio y caer al piso, donde empezó a darle puñetazos limpios en el rostro, en eso estaba compenetrada cuando el capitán enemigo hizo acto de presencia por fin.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Breigal el 28/02/14, 12:24 pm

-Sabe que estamos aquí.

Claro que lo sabía. Vio al búho y como respuesta miró al cielo, evidentemente buscando el barco que se dirigía a ese lugar. El combate entre ambas tripulaciones ya había comenzado. ¡Qué batalla! Mientras se acercaba y el búho sobrevolaba la zona, Breigal sonrió. Esas peleas le recordaban tanto a casa... Su sonrisa se borró poco después, cuando recordó que Arale estaba allí, y no la sentía preparada para una pelea de taberna en Werth. ¿Cómo actuaría? El reoraf recordaba perfectamente su absurda manía con mantener con vida a todo el mundo, manía aún mayor que la de Talinthraxus, ya que éste último al menos sabía cuándo había que dejarse de diplomacia y matar. Pero la paladín...

-El maldito aguijón... -murmuró. Estaba seguro de que nunca olvidaría aquel momento, que le demostró que aquella mujer era incurablemente loca.

El búho terminó de explorar el campo de batalla. Si alguno de los otros reoraf se encontraba en el barco, seguramente estarían combatiendo, pero no vio a ninguno de ellos allí, por lo que el ave regresó. Quizás Breigal hubiese seguido su camino de no ser porque había otra buscadora en una de las naves, pero eso ya no era lo único que lo impulsaba a formar parte de aquello que sucedía un poco más adelante. De Werth sólo extrañaba dos cosas: a sus amigos, y las peleas de taberna, y por gracia del destino, aquel abordaje era lo más parecido a esto último que había visto en muchos años. No podía perdérselo.

-¿Te parece si entramos un poco en calor, compañero?

-Quieres que sea como en casa. No veo por qué omitir un detalle tan importante como el calor.

-Eso mismo pensé -concluyó sonriente. Bajó a la bodega y se sirvió una jarra de vino-. Por los viejos tiempos. -Bebió todo el contenido de golpe, y luego sirvió otra jarra, que fue bebida por Phabendior.- Esto será grandioso, Phab. Si solamente Talin estuviese aquí, sería perfecto.

Era la primera vez que se sentía tan contento desde la invasión de Werth. El tiempo que le llevó llegar hasta la lucha le pareció realmente eterno. Cuando creyó estar lo bastante cerca, la nave del reoraf descendió, aunque se mantuvo unos cuantos metros por encima del agua. De ser posible, quería evitar que alguien subiera allí, puesto que no dudaría en hacerlo desaparecer junto al barco. Además, no quería estar en el agua por si a alguna de las embarcaciones (o a ambas) se le ocurría disparar.

-¿Para qué barco luchas, anatema? -gritó, causando una peligrosa distracción en algunos que se voltearon a ver de dónde salía esa voz que, a diferencia de otros, pudieron percibir en medio de los gritos y quejidos del combate. Alguno que otro retrocedió al ver un barco flotando a unos diez metros sobre el mar, y tripulado aparentemente por un solo hombre, que hablaba de manera tan imprudente y despreocupada. A los gritos, como si quisiera que todos pusieran atención en él. Algunos pocos repararon en que en uno de los hombros de aquel hombre, se posaba un haz de luz, a los que sólo dos o tres le encontraron una forma idéntica a un ave.
avatar
Breigal

Cantidad de envíos : 135

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Dulfary el 05/03/14, 07:58 pm

Y Dulfary, tan dispersa como siempre, tampoco se percató de Sophitia cuando pasó junto a ella. En su lugar, dio gracias al Viento porque esa pirata había decidido seguir derecho y no unirse a la pequeña trifulca que tenía con quien tenía en frente.

Siendo como era la niña, para no despersonalizarlo, le dio el nombre de Luis. Y la lucha con Luis estaba bastante pareja, el muchacho, aunque bien podría sacarle varios años de ventaja aun en su apariencia física, era muy ágil, se movía con rapidez y respondía a los golpes e intentos de Dulfary por neutralizarlo con mucha velocidad e incluso anticipación, en especial cuando se percató que ella no estaba interesada en matarlo, solo en que dejara de luchar y como consecuencia cesara en su intento por robar el barco. Sin embargo, Luis, a diferencia de Dulfary, sí que quería lastimarla, aunque no lo estaba logrando con mucho éxito; no la quería muerta, la quería herida y fácil de manejar: como miembro de la Orden de la Dama y su exótica apariencia, sería un bonito trofeo para reclamar... si lograba además que se quedara callada por un momento.

En eso estaba pensando, cuando el milagro se dio. Guardó silencio. algo había captado su atención y ya no se enfocaba en él. Miraba al Capitán y cómo este se unía a la lucha, o mejor dicho, se instalaba en el centro de la lucha, ya que tras de sí había una multitud de cuerpos caídos, no todos ellos muertos y por paradójico que fuera, no todos ellos piratas.

Luis volvió a atacar, era ahora o nunca, pero el filo de su espada volvió a toparse con el pequeño cuchillo. Entonces, un grito que provenía del cielo atrajo la atención de Luis y fue el momento de la niña, un desvío al sable, más un barrido, más una finta, más un golpe en la garganta tan bien puesto (ya que no era tanto lo fuerte como lo doloroso) que esta vez sí le dejó viendo estrellitas. Su sable trató de darle una última oportunidad y un último golpe de la Iniciada, lo envío al piso, de donde no se pudo levantar. Pero su sable había cobrado lo que tanto quería: sangre. Un corte superficial en el brazo, pero que en su tabardo blanco daba la impresión de ser mucho mas serio

- ME DESANGRO!!!! - exclamó asustada Dulfary, se miró el brazo y agregó - Ah no, mentiras, estoy bien - le sonríe con tranquilidad a un par de piratas y otro par de marinos que la miraron por su grito.

Y la sonrisa se hizo aun mas amplia si cabía al ver descender y luchar a Breigal. Corrió hacía él, ayudando en el camino a un par marinos que llevaban las de perder, y en cuanto le dio alcance, dio un par de saltitos emocionada, a pesar del peligro en el que estaban todos

-Oyeee que el anatema eras tú, nada de regalar posiciones - su sonrisa se hizo aun mayor, ajena un poco al contexto y más aun a la forma en que la espada ropera e este, cortaba el aire sin importar que se interpusiera en su camino cosas como barriles, personas, tela o fuego... fuego como el que acaba de estallar contra el barco pirata en forma de una pequeña tormenta de meteoros, cortesía del mago de guerra y como el mago de abordo, herido y al fin protegido por varios guardias y marinos, hacía que se expandiera a través de otro hechizo. En lugar de eso, tomó a Sophitia del pelo y tiró de ella con fuerza acercándola a él

- Donde está tu cobarde capitán? - al unísono que Dulfary preguntaba muy feliz

- Qué haces aquí?? mira que es una pelea pirata, son de lo peor, eh? siempre tomando barcos, a veces pienso que los atraigo - golpeó a uno que se le acercó demasiado - pero si no es mucho pedir, podrías no matarlos? - Justo al decir esa pregunta, la respuesta al Capitán del Velero Embravecido llegó en forma de una puñalada

- Aquí estoy... - por parte del otro capitán. La pirata, no era la única con la idea de ir a por la cabeza para acabar con todo aquello lo más pronto posible.

Y mientras, Dulfary seguía en lo suyo

- Es que puede que sean de poca monta, feos, apestosos y que tales, pero son personas, con sueños esperanzas, vidas - el golpe en la nariz a uno de ellos parecía desmentir sus tiernas palabras - Yo estoy con los marinos, los que sangran más pero estás mejor vestidos y más aseados. Mira, mira, mira, sigo en la Orden, aun no me han echa... - por fin calló, alguien le dio un golpe por la espalda que la envío de cuatro patas al piso. Marino o pirata?
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Sophitia el 06/03/14, 10:19 am

Ya desde antes de que un barco cayera del cielo la pelea parecía estar perdida para los piratas, si, Sophitia tuvo que asegurarse varias veces de que no estaba alucinando, pero era tal como lo veía, había un barco que antes no estaba ahí ¿Era acaso brujería? ¿Alguna especie de hechizo extraño que había vuelto invisible uno de los barcos? Pero no, porque además esa otra embarcación estaba en el aire, era completamente imposible…

No fueron pocos los que se quedaron mirando como ensimismados la aparición de ese extraño y a la vez cotidiano objeto, pero también sobraron los oportunistas que aprovechando la confusión o escaparon o golpearon a su contrincante que estaba con la guardia baja. La pirata estuvo entre los primeros en clavar varias puñaladas por la espalda para finalizar con las peleas.

Fue entonces que vio a Dulfary, y entonces todo tuvo sentido, porque solo cuando ese niña estaba cerca pasaban ese tipo de cosas, se iban en barcos voladores, las atacaban pájaros gigantes, naufragaban una y otra vez… Era como un amuleto de la mala suerte para Sophitia, por momentos se apoderaban de ella profundos deseos de estrangularla, pero por otro lado, era una buena chica.

Empezó a caminar hacia ella, tal vez si pudiera convencerla de que cambie de bando, o que no se metiera o incluso de que se fuera, podría cambiar el curso de la pelea, para ese momento ya estaba totalmente convencida de que la maldición la traía la muchacha. Pero cuando estaba a mitad de camino sintió como la tomaban del pelo y la arrojaban hacia atrás.

-¿Dónde está tu cobarde capitán? – La increpaba el capitán enemigo, a Sophitia le lagrimaban los ojos por el dolor, lo salado de las lagrimas se mezclaba con lo dulce de la sangre, la pirata le agarraba de la mano para que dejara de tirar.

-¿Cómo mierda quieres que lo sepa? -Fue lo único que le salió decir, en primera porque era cierto, en segunda porque toda su concentración estaba en soltarse , escucho el “Aquí estoy” mientras sentía que el agarre se volvía más débil – ¡Maldita sea, no puedes dejarte matar así! – La indignación que sentía por no haber podido ser ella quien lo ejecutara hacia que se atragantara.

Ya no había nada que pudiera hacer, oponerse a su capitán era como contradecir a Ethel y sus designios, si quería ese puesto tenía que ganarlo de modo indirecto, no a través de la espada o los puños. Aunque aun había una posibilidad…

La batalla parecía perdida, los piratas no contaban con encontrarse a Dulfary y a Breigal en el bando enemigo, era algo contra lo que no se podía pelear, no al menos sin obtener más perdidas que ganancias. Alguien grito primero.

-¡¡RETIRADA!! – aunque entre el gentío no se distinguió quien, pero sea como fuere, no tardaron en hacer caso y comenzar con los preparativos, heridos y muertos quedarían en el barco enemigo, no se tomarían el trabajo de recogerlos.

Sophitia intentaba ponerse de pie cuando recibió una patada de parte de su Capitán que la dejo sin aire en el piso nuevamente.

-¡Solo vienen los que puedan regresar al barco solos!- Grito el hombre bien alto para que todos lo escucharan, para que la pirata lo escuchara - ¡Rápido todos! ¡Nos vamos! – Sonrió satisfecho y le propino otra patada solo para asegurarse de que no se movería de allí.

Les tomaría un rato el poder escapar todos, y los marineros seguramente tomarían rehenes, pero Sophitia no estaba en condiciones de poder ver nada de esto, desplomada como estaba sobre las tablas del barco enemigo, agarrándose el estomago con fuerza.

-Metan a esta al calabozo – Escucho luego de un rato, no estaba segura de cuanto, entre medio de los gritos de las peleas que aun quedaban y del estruendo de los barcos separándose lentamente.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Breigal el 10/03/14, 06:41 am

-Me recuerda mucho a las tabernas de casa -respondió Breigal, sonriendo mientras lograba desviar una espada dirigida a su cabeza, y asesinando a su atacante, no sabía qué era-. Sólo que al parecer aquí los sobrevivientes son más comunes. Lástima...

Sintió un ligero pesar ante el pedido de la paladín. Sabía que le pediría una estupidez como esa, y ella debería saber que Breigal no le haría caso alguno, a no ser que alguno de ellos significara una fuente importante de información o fuese intercambiable por una. Su espada iba contando 3 víctimas, y no tenía intención de detenerse.

-Yo también lo soy, y no creo necesitar recordarte lo que pasó.

Lo ocurrido a continuación fue demasiado rápido. La paladín se cayó al suelo, Breigal miró y atacó, impulsado por las mismas reglas que lo llevaron a esa lucha (formaba parte de la pelea quien golpeara, y ese en particular había golpeado a quien vendría a ser su aliada, así que su bando no importaba), y mientras conseguía herirlo en el brazo para desarmarlo, escuchó aquellas palabras que lo llenaron de decepción.

-¡¡RETIRADA!!

-¡Solo vienen los que puedan regresar al barco solos! ¡Rápido todos! ¡Nos vamos!


El reoraf miró sin dar crédito a esas palabras. ¿Retirada? Por un instante, tuvo la esperanza de que en los abordajes humanos esa palabra tuviese otro significado, pero ver cómo varios de los piratas se marchaban a su propia nave hizo que el reoraf comprendiera lo asquerosa que era aquella especie. La súbita decepción sufrida se convirtió en rabia, en una rabia perfectamente palpable, mayor aún a aquella que sintió cuando faltaron el respeto a sus diosas. Lo habían hecho sentir como en casa, y le arrancaron esa sensación de tranquilidad antes de que pudiese realmente disfrutarla.

-¡¡¡VENGAN Y PELEEN, COBARDES ASQUEROSOS!!!

Ya le importaba un bledo lo que la paladín acababa de pedirle, la razón por la que no había matado al hombre que la noqueó. Si esos desgraciados querían estar a salvo en su barco, no les saldría gratis. Atacó con ambas manos, a diestra y siniestra, sin detenerse en ver a quién atacaba. Sólo quería matarlos, o asegurarse de que no les quedara mucho de vida. Decapitó a uno, hirió unos cuantos brazos y alguna que otra pierna. Cuando estuvieron fuera de su alcance, creó una copia de su espada y la arrojó con fuerza, logrando acertar a un pirata en la pantorrilla. Si tan solo hubiese una isla cerca, podría intentar usar la tierra para perforarles el casco, pero seguramente tardaría mucho en hacerla subir. El reoraf se derrumbó sin despegar la vista del capitán pirata. Se juró a sí mismo aplastarlo con el barco si lo veía de nuevo.

-Por un puñado de segundos, estuve en casa, Arale... -comentó a la única humana interesada en saber de él. No sabía si podía oírlo o no, pero era lo único que se le ocurría hacer en aquel mar de impotencia. Se encontró observado por varios marinos, todos en guardia.  El hombre que hirió en el brazo era un marino, pero al parecer comprendieron que llegó a la lucha para ayudarlos, sumado al hecho de que conocía a la paladín, y por lo tanto no decidían qué tenían qué hacer con él. Además, el barco volador parecía amedrentarlos un poco, y su desvanecimiento consiguió que algunos se sorprendieran. -No pienso entregar mi arma, si quieren encerrarme, díganme adónde ir e iré con gusto. Pero mi espada viene conmigo, y el barco también puede hacerlo, si no podemos negociar.

Ganarse la confianza de los humanos no era algo que se le diera muy bien.
avatar
Breigal

Cantidad de envíos : 135

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Dulfary el 25/03/14, 11:52 pm

- No lo haré… - susurró el capitán mercante muy cerca al oído de Sophitía de una forma tan intima y cercana que tal vez no fuera tan agradable. Pero sus palabras no tardarían en cumplirse. Lo irónico de la situación es que fuera la misma Sophitia quien propiciara su propia oportunidad, a base de recibir golpes de parte de su despiadado capitán.

El grito de retirada atrajo a Dulfary de vuelta a la realidad y el verdadero contexto, mucho más que el golpe recibido los pasos de la huida en desbandada no pasó desapercibido a Dulfary, aun estando en el piso y desde su posición, pudo ver a Sophitía siendo golpeada, lo que sirvió para levantarse con ímpetu y, casi pasando por alto a Breigal y mas bien esperando que la cubriera ya que no quería escucharla en eso de “no matar a nadie”, lanzarse al ataque en su defensa.

Cosa que tal ve no sería tan sencilla ya que varios piratas aceptaron la invitación del reoraf, tal vez no por coraje sino por estar en la vía de escape a su barco, pero desde los apoyaron disparando balistas contra él.

Solo que llegó demasiado tarde, con la última frase y la última patada del capitán pirata recibió dos heridas fatales, la primera, una réplica en su espalda, la segunda, una mano ensangrentada que cortaba casi en forma lenta su garganta

- No tan pronto – dijo el capitán mercante, con voz ahogada por su propia herida. Se veía mal, pero no dejaría huir al pirata y Dulfary se detuvo, impresionada en seco cuando dejó caer el cuerpo sobre su amiga. Sintió nauseas y esta vez no fue por el movimiento del mar.

Cuando dieron la orden de meterla al calabozo, fue el grito de Dulfary el que imprudentemente se dejó oír

- Sobre mi cadáver!!! –

- Cuando identifiquemos a tu amiguito, tal vez eso se pueda cumplir – anunció el mal herido capitán mercante, señalando cómo tenían rodeado a Breigal, aunque no parecían hostiles, bastaría una orden del capitán y se desencadenaría una masacre.

- Ellos son infiltrados de la Orden en misiones muy importentes en diferentes campos. Ella en Nehme y él en… - se quedó sin ideas y lo que siguió fue un silencio muy largo y tenso. No podía dejar que le hicieran daño a Breigal, tampoco a la pirata, pero estaba justo en medio.

Entonces, el capitán se tambaleó.
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Sophitia el 28/03/14, 11:00 am

Sentía algo pesado sobre ella, también algo cálido, un liquido espeso que la mojaba, con dificultades para respirar, y solo uno de los ojos funcionando del todo bien, ya que el otro había comenzado a hincharse levemente por el golpe, apenas entendió bien qué estaba pasando. Luego vio a su Capitán sobre ella, pero ya no iba a moverse nunca más, no sabía si sentirse feliz o decepcionada por no haberle podido robar el puesto estando él vivo para así poder regodearse de su cara de disgusto.

Boca arriba sobre la cubierta del barco enemigo lucía una extraña sonrisa, era extraña porque en la posición que estaba, ahora cubierta de sangre, algo golpeada, y en zona enemiga, por lo general las personas se mostrarían más bien desesperadas, preocupadas, aterradas… Pero no sonrientes… Más de una vez se había dudado de la cordura de Sophitia, lo que en realidad pasaba es que no lograban entender su lógica.

Se había pasado más de un mes en el mugroso barco de Ethel intentando ganar apoyo para crear un motín, enfrentarse por fin cara a cara con el imbécil de su Capitán y quedarse con el puesto que le correspondía a ella por derecho, por experiencia, porque era más lista y más arriesgada. Y ahora, por atacar a un tonto barco mercante al azar, se había perdido todo su duro trabajo, no había manera de que con sus camaradas, y aunque lo lograra eso no aseguraba que la volvieran Capitán.

Era gracioso, en verdad lo era, las bromas del destino no tenían fin, era como una de esas mulas a las que se les cuelga una zanahoria cerca para que camine, pero que nunca la agarre, y ella siempre caía. Aparto el cuerpo de encima suyo y levanto las manos en señal de que se rendía, no tenía sentido pelear…

-Déjalos, no te metas en problemas – Le dijo a su amiga para que no interviniera - Que me encierren si eso los deja más tranquilos… - No iba a morir por estar enjaulada, y eso les daría tiempo para pensar en alguna buena mentira, que resultara más firme que la inventada por la muchacha - ¡Que bueno verte por cierto! – Agrego como si estuvieran paseando por un parque y se toparan de casualidad.

Se arrodillo lentamente con las manos aun levantadas para no provocar ataque alguno, vio al Capitán enemigo tambalearse, pero no hizo nada por ayudarlo, no era su problema si quería morirse ahí mismo, sería en cierto modo irónico de hecho.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Breigal el 30/04/14, 04:09 pm

El reoraf entendía realmente poco, no le interesaban los motivos. ¿Qué clase de idiota atacaba un barco y luego corría como cobarde? Aquellos cobardes debían aceptar las consecuencias de su error. Si aquella decisión de abordaje les costaba la vida, debían aceptarlo.

Al escuchar a la paladín, sólo estaba seguro de una cosa. Aquella farsa de la Orden no funcionaría. No había funcionado la última vez que alguien intentó aplicarla, no funcionaría ahora. Breigal jamás fingiría venerar a una deidad que no fuese ninguna de las diosas de Werth, de las cuales veneraba a una pero no por eso negaba a las otras dos. Después de todo, las 3 aportaban algo de sí en cada reoraf.

-Yo no tengo un lugar definido -afirmó-. Llevo semanas navegando sin rumbo, buscando a dos personas que deben acompañarme. Aún no tuve éxito, este lugar es muy grande como para encontrar a alguien. Más aún, si ese alguien no quiere ser encontrado -añadió luego, por consejo de Phabendior.

Al parecer también conocía a una pirata que había quedado ahí, de cuya existencia Breigal acababa de percatarse. Tenía pinta de haber participado en muchas batallas, y haber aprendido a los golpes a luchar. La naturalidad con que se tomaba la situación llamó la atención del reoraf, especialmente por la actitud mostrada por sus camaradas. Quizás ella se lo hubiese pasado bien en casa. O al menos mucho mejor que el resto de los suyos.

-Al final resulta que sí eres un imán de problemas, Arale.
avatar
Breigal

Cantidad de envíos : 135

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Dulfary el 30/11/14, 02:13 am

Dulfary estaba increíblemente preocupada por Sophitia. Se veía tan golpeada, con llena de magulladuras que no podía evitar sentir cierto dolor empático y en verdad quería ayudarla, darle una mano y sacarla del problema. La sonrisa que tenía le daba tranquilidad, al menos estaba relativamente bien, pero no podía quitarse de la mente que tenía que hacer algo y pronto para sacarla de ahí viva y preferiblemente libre, nada de grilletes ni de marcas por piratería.

Por qué había tenido que atacar precisamente ese barco? Estaban bien armados, estaban preparados y ahora… ahora se alegraba que hubiera elegido este y no otro y así tener la oportunidad de colaborar en alguna forma.

- Pero si no me estoy metiendo en problemas!! – refutó y se preparó para seguir adelante con la mentira, así tuviera que elaborarla en el camino, no podía dejar que las cosas pasaran así, aun por encima de su propia misión y el encargo que le hacía la Orden, que Breigal colaborara en la mentira sería otro cantar, muuuuuucho más complicado, pero esperaba que sólo le siguiera la corriente, no tendría que hacer nada más, ni rezar, ni proclamar, ni mencionar a la Luz o lo que fuera, solo seguirle la corriente y no sacar a relucir a sus extrañas diosas.

Eso sí, el comentario final de Sophitia le sacó una sonrisa, de esas cálidas, alegres e increíblemente entusiastas de la niña (es decir, de las normales)

– sí!! Me alegra que sigas viva! Y coleando, eso quiere decir que has estado de parranda y que… - no calló sí misma, sino con la mano del warlock en su boca, quien casi de inmediato la soltó, dando indicaciones para que atendieran al capitán y encerraran a la pirata.

- Pero pero pero pero pero pero!! –

- A callar… - susurró el otro, bastante intimidante, pero ligeramente frustrado al darse cuenta que Dulfary ni siquiera lo miraba, sino que ahora conversaba con el extraño individuo del barco volador, demostrando cuan dispersa podía ser.

-No sabes aun nada de tus amigos? – preguntó con mucho interés y desconcertada Dulfary, ahora que dos marinos tomaban a Sophitia de los brazos con la intención de mantenerla retenida y llevarla en custodia, pero que la niña interpretó como ayuda solícita para su condición tan magullada – Ni tanto, ni tanto, es el primer barco que nos ataca y aun no ha habido maremotos, ni ciclones ni nada – sonrió con inocencia – quieres quedarte o volverás a tus asunto y tu barco – miró hacia arriba, con cierta ensoñación. Le fascinaba el barco volador de Breigal

Claro que no se iría, no sin su amiga marinera. Oh no! No señor!
avatar
Dulfary

Cantidad de envíos : 1481

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Sophitia el 03/12/14, 09:38 am

Por suerte Dulfary no iba a verse involucrada en el asunto, al parecer tenia influencias en el grupo, o al menos su jefe la tenía en alta estima como para soportarle sus extrañas amistades. Uno de los guardias le dio un ligero golpe con el mango de su arma a Sophitia para que se levante, esta obedeció sin poner objeción alguna y empezó a caminar hacia la escalera que comunicaba con un pasillo y las celdas del barco.

Aún nerviosos por el reciente enfrentamiento se mantenían cerca de la pirata, observando con atención cada uno de sus movimientos. Pero esta sabía cuando era momento de pelear y cuando era mejor estar calmada, tenía que esperar a que su oportunidad apareciera, y no desesperarse pensando en lo que le esperaba si ese barco tocaba tierra.

Le dieron un empujón para que entrara en lo que sería su “aposento” el resto del viaje y cerraron, uno de los guardias se fue, el otro busco un banco y se sentó a vigilar. Sophitia suspiro y se sentó resignada en el piso, por supuesto que no tenía muchas comodidades, un montón de forraje sería su cama, dos jarros sería donde más tarde tendría agua y comida, lo bueno es que no estaba amarrada con grilletes.

Claro que no estaba sola, habían algunos mas de sus compañeros que habían sido tomados como rehenes, todos serian ejecutados al llegar a la ciudad, luego de un juicio justo en el cual básicamente dirían que eran culpables y que por eso irían a la horca. Ninguno estaba de ánimos como para hablar, la mayoría tenia golpes, cortes, articulaciones dislocadas, un abatido silencio se cernía sobre los presentes.

El piso estaba húmedo y frío, Sophitia apoyó la mano un momento en este y luego la puso sobre su ojo en un intento de bajar la hinchazón. Lo extraño era que mas allá de todos los problemas la amenazaban en ese momento, el que más le preocupaba era el tener que explicarle a Ethel, en el supuesto caso de que pudiera escapar y volver, que su barco había sido dañado, que sus marineros habían sido capturados y su capitán muerto, y todo eso sin conseguir botín alguno, por lo que sería pagado por su bolsillo… Pensándolo así, la horca no sonaba tan mal.

Se quedó allí sentada, tirando la cabeza hacia atrás mirando el techo de la celda, con un ojo tapado por la mano y acumulando paciencia, todo llega para quien sabe esperar.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Preparaos para el abordaje!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.