Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Un nuevo despertar...

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 10/04/16, 06:46 am

- Oh, y yo intentando enseñaros educación y ahora la grosera soy yo- De nuevo una ligera reverencia-. Un placer conoceros, señorita Katt-.

Sin decirle nuevamente el nombre, aferró el brazo de la muchacha con una sonrisa y una parsimonia digna de una idílica tarde de verano sin, obviamente, medio pelotón de soldados en su búsqueda. No es que Chelsie fuera una mujer imprudente o, mucho menos, despistada, pero llevaba alejada de la civilización (o mejor dicho de los seres humanoides) demasiado tiempo. Como ya mencioné, su mente necesita de vez en cuando un reseteo y, del mismo modo, necesita asentar de nuevo los patrones de comportamiento adquiridos durante sus más de 400 años de vida (o no vida, eso es completamente subjetivo). Es un proceso relativamente lento que implica que la vampira se encuentre algo desorientada durante un tiempo y su comportamiento sea, digamos, más fuera de lo normal que de costumbre. No es de extrañar, por tanto, que a veces parezca una completa loca digna de encierro.

- Por supuesto, por supuesto, vayamos en busca de tus bártulos. Mmmm... ¿Por allí?- Señaló en la dirección de la cabaña y comenzó a caminar lentamente, contemplando lo que tenía a su alrededor-. No parece un fortín muy grande, y creo que deberían haber tomado unas clases de construcción primero. Conocí a un hombre una vez que amaba la arquitectura defensiva y aprendí un par de cosillas. ¿Veis aquel montículo de allí a la sombra de los árboles? Debían haberlo allanado, ahora mismo es un lugar perfecto para esconderse… Es muy posible que los fugitivos a los que persiguen se encuentren por allí... ¿Y aquella zona del muro de madera y piedra? Estoy casi segura que si cualquiera quitara esa sujeción, se vendría abajo ese pequeño tramo…-Suspiró-. Tendré que comentárselo al Capitán en cuanto le vea-.

Aquella lentitud desesperante de la condesa permitió que los soldados prácticamente las rodearan; casi en el centro del patio, entre los calabozos y la cabaña de las armas, se encontraban las dos mujeres. Situados a derecha e izquierda había un par de parejas de soldados. A su espalda venían otros cuatro, pero todavía se encontraban lo suficientemente lejos como para que los ocho se echaran sobre ellas. El Capitán, acompañado por otros cuatro soldados, había aparecido por detrás de la construcción principal pero igualmente se encontraba demasiado lejos para intervenir inmediatamente. Como conclusión, estaban… medianamente jodidas.

No obstante las habilidades de nuestras protagonistas actuales podrían llegar a jugar a su favor: la gatita tenía una gran constitución física y era obvio que debía ser una mujer lo suficientemente hábil y astuta como para librarse de, al menos, un par de soldados; por otra parte, la vampira, contaba con una gran inteligencia y la suficiente voluntad y habilidad como para deshacerse quizás de los otros dos. Añadiendo, además, que la primera podía transformarse en pantera y la segunda, a pesar de ser de día, seguía siendo una vampira y acababa de comer.

Pero tenían grandes problemas en su contra; el tiempo no se ralentiza y, si no eran rápidas con aquellos cuatro soldados, se lanzarían sobre ellas ocho soldados más y un Capitán rojo de ira al que le faltaba muy poco para expulsar fuego por los ojos. Por no hablar que ninguna de las dos estaba armada y los soldados ya hacían brillar sus espadas desenfundadas a la luz del sol.

Esta bien, me retracto, estaban muy jodidas.

Dados:
He hecho una tirada con los dados por dejar la resolución un poquito… al azar. Me he dado cuenta después de hacerla que podría haberla hecho aquí directamente al postear xD Pero como ya la he hecho y por mi parte me ha divertido mogollón lo que ha salido te digo: puse dificultad 8/10 y tiré dos dados, el primero para Chelsie y el segundo para Katt. Resultados: Chelsie 1, Katt 7 xDDD

Te dejo que contestes y ya veré cómo resuelvo el fracaso absoluto de mi vampira xDDD
En principio esta tirada es solo para las dos parejas de soldados y el tiempo en contra de ambas... Así que Chelsie está hiperjodida jaja
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 10/04/16, 09:50 am

Estaba tan entusiasmada con lo que le contaba aquella mujer, a pesar de que aún no sabía ni su nombre, que se había olvidado por completo que se encontraban en apuros, en medio de un fortín rodeadas de soldados que las buscaban cuanto menos para encerrarlas de nuevo si no para ejecutarlas allí mismo.

Asentía a todo lo que le decía y miraba donde ella señalaba y, de paso, anotaba más y más preguntas que surgían en su cabeza a medida que ella hablaba. La primera de todas ¿cómo se llamaba? ¿Y por qué no había querido decírselo?

Cuando la vampira mencionó al capitán, volvió al presente de golpe y, poniéndose en guardia, se giro para comprobar la situación. Dos soldados a derecha y otros dos a la izquierda, oía más voces por detrás entre ellos creyó reconocer al airado capitán. La cosa se complicaba por momentos. Tardó apenas unos segundos en evaluar la situación y sus posibilidades y, antes de darles más tiempo para atacar, se soltó del brazo de la mujer y se lanzó al cuello de uno de los soldados que venía por su lado. En mitad del salto cambió su forma a la de pantera y fue directa a partirle el cuello al primer soldado que, paralizado por la sorpresa fue una presa fácil.

El segundo soldado, fue más listo, mientras su camarada caía, sin dudarlo un instante, empuño su espada con energía para intentar asestar un golpe a Katt, esta lo esquivó por los pelos, aunque le dejó un bonito recuerdo en forma de corte superficial en una de sus patas traseras. Lanzando un bufido de rabia y dolor se abalanzó sobre el soldado, la misma jugada que con el anterior no iba a funcionar y ya no estaba el factor sorpresa, por lo que cambió su trayectoria en el último paso y se lanzo a su pierna. Hoy los hados debían de estar a su favor porque consiguió dejar al soldado tirado en el suelo con una pierna herida y casi fuera de su sitio y ella solo con otro pequeño corte esta vez en su hombro izquierdo.

Derribados los dos soldados se giró para ver cómo le iba a su compañera, no había pensado que aquella mujer, que tan fácilmente había despachado a los otros soldados, con su rapidez y habilidad, fuera a necesitar un protector y por eso se había lanzado al ataque sin mirar atrás. Sin embargo, la escena que se encontró no le gustó nada. La situación se complicaba por momentos, había derribado a dos pero llegaban refuerzos y los dos que había dejado para la vampira seguían en pie y poniendo en graves aprietos a la mujer.

No tardó mucho en decidirse, primero aquella mujer le caía bien, segundo estaba en apuros, tercero, si moría se quedaría sin saber nada. Se lanzó contra uno de los soldados que la atacaban para intentar quitárselo de en medio y facilitarle la tarea.

Fue entonces cuando apareció una de aquellas tormentas de primavera, de pronto el cielo empieza a ennegrecerse hasta quedar todo encapotado y caen lluvias torrenciales durante un rato dejando todo lleno de agua, barro y más agua, para después salir de nuevo el sol y mostrar un precioso arcoíris. No es que le importara especialmente la lluvia, no iba a encoger más mojándose, pero dadas las circunstancias, no sabía si eso sería una ventaja o una desventaja. Pelear con el barro resbaladizo bajo sus pies no era ideal.
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 14/04/16, 03:21 am

Aunque la tormenta podría jugar a su favor (quién sabe si producida por la propia confusión de la vampira), Chelsie no pareció aprovecharla. En realidad, no estaba en condiciones de iniciar una pelea. Se había alimentado de pequeños animales durante el tiempo que había permanecido viviendo con su familia lupina y su última comida de verdad había sido aquel soldado al que había reducido sangrandole lo justo como para que se desmayara. Le faltaba energía y el hecho de que fuera de día tampoco jugaba a su favor. Su cabeza todavía estaba algo embotada después del “reseteo” y, aunque podía reducir a un solo soldado, medio pelotón era otro cantar.

Lo cierto es que la vampira, cuando vio que la muchacha se lanzaba a por los soldados, farfulló un simple ¡oh! y puso cara de fastidio; no tenía ganas de luchar. Su par de soldados se echaron sobre ella y, con cierta teatralidad, los esquivó mientras contemplaba a su nueva compañera. Apuntó en su mente el hecho de que fuera una “niña pantera” y observó con atención sus movimientos interesada. Eso explica su olor, pensó. Y mientras hacía ésto descuidó por completo su propia lucha.

En otras circunstancias, la vampira quizás podría haber reducido a sus oponentes fácilmente, pero como ya digo, no se encontraba en situación de hacer uso de todos sus encantos y perder el tiempo contemplando una pelea ajena, no le ayudó nada. Los soldados volvieron a la carga. En el último segundo evitó que uno de ellos la ensartara con su espada y solo le produjo un feo corte en un costado. Pero esquivar a uno, dio ventaja al otro que alzando el arma quiso darle un golpe de gracia desde arriba. Del mismo modo, in extremis, Chelsie consiguió frenarla colocando su propia mano entre el metal y su propio cuerpo; la espada se hundió en la palma de su mano produciéndole un profundo corte. Jugó a su favor que el soldado fuera consciente de que aquella mujer no sangraba y, sorprendido, pareció quedarse petrificado, lo que la vampira aprovechó para quitárselo de encima de un empellón justo cuando ya tenía a su compañero otra vez encima. Fue entonces cuando hizo aparición la pequeña pantera.

Y también cuando la tormenta descargó sobre ellas. Uno contra uno facilitaba sobremanera las cosas, pero Chelsie ya era consciente de que su energía no daría para mucho más. Sus baterías estaban en las últimas y, a pesar de que la oscuridad hizo que se descargaran más despacio, el resbaladizo barro tampoco la ayudó. Para colmo aquella tormenta primaveral no duró mucho, y el sol comenzó a brillar otra vez con todo su esplendor. Chelsie seguía jodida.

Ya estaban prácticamente encima de ellas el resto de soldados y el Capitán que, algo rezagado y resoplando, también se dirigía corriendo hacia el lugar. No sabría decir si fue entonces cuando por fin reconoció a la mujer como aquella salvaje de la selva que, junto a su manada de lobos, había destrozado a unos pocos de sus mejores hombres, pero al verla sus emociones se encontraron. Sería un triunfo darla caza y mostrarla (viva, por supuesto) a sus superiores, pero aquella mirada salvaje le produjo cierto pavor y le costó tragar saliva.

Sea como fuere, Chelsie intentó avisar a la muchacha para que desapareciera, mientras ella pegaba un salto en dirección a los soldados y el Capitán mostrando sus afilados dientes. Un grito desgarrador salió de su garganta y continuó luchando. Saltos, mordiscos, fintas y gruñidos… Casi volvía a parecer el extraño ser salvaje que había vivido en la selva. ¿De dónde sacó la fuerza? Quizás del odio que volvía a resurgir en sus entrañas cuando recordó lo crueles que aquellos soldados habían sido con el pueblo, especialmente el Capitán. Tenía por seguro que no iba a ganar, ni mucho menos, pero en sus ojos se veía la determinación de un plan… o algo parecido.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 18/04/16, 06:03 pm

No le costó mucho acabar con uno de los soldados que acosaban a la mujer y, en un uno contra uno, parece que ella también pudo defenderse. Se hallaba realmente sorprendida, tan potro parecía que era una máquina de matar salvaje y enfurecida, o se dejaba vencer por dos soldados, aquella criatura era todo un enigma y Katt estaba encantada, quería conocerla más a cada instante que pasaba.

Definitivamente estaba loca, tenía que estarlo o no se lanzaría ella sola, malherida, sobre 9 hombres armados. O eso o quería salvarla… pero no podía permitirlo necesitaba saber y no estaba bien dejar que aquella vampira muriera por dejarla espacio para huir… ¿o quizá la estaba dando tiempo para recoger sus cosas y salir de allí cuanto antes? Apenas un segundo después de que ella se lanzara sobre los soldados se giro y corrió hacia la cabaña, no tardó en abrir la puerta, ya en su forma humana, recoger sus sais y a toda prisa llenar una mochila con comida. Apenas un minuto después de entrar volvía a salir.

Al salir de la cabaña se encontró con que 4 de los soldados la había seguido hasta allí, ajustó bien la mochila, sacó sus sais y se dispuso a pelear. No quería dejar a la vampira demasiado tiempo sola, asique se lanzó sin pensar sobre los cuatro soldados, acabo con uno al insertar uno de sus sais directo al corazón mientras el otro se hundía en el ojo de otro de los soldados. Sacando los sais se giró para propinar una patada al tercero y, esquivando una estocada del cuarto salió corriendo en dirección a la batalla.

Al ver que rodeaban a la vampira, corrió aun más deprisa preparando sus sais en el camino, apenas la separaban unos metros… no debería haberla dejado sola, o tenía un día de mierda y nada de suerte o aquella mujer aparentaba ser fuerte cuando en realidad era una criaturita indefensa, en cualquier caso no iba a permitir que aquella panda de soldados acabaran con ella.

Le pareció que si no intervenía rápidamente acabarían con su nueva amiga, barajó sus opciones y, estando en clara desventaja su mejor opción era la huida tenía que llegar hasta su compañera y hacerla entender que lo mejor era salir de allí lo más rápido que pudieran. Lanzó uno de sus sais a un soldado que trataba de atacar a la vampira por la espalda acertando en un costado. Unos pasos más y llegaría junto a ella…
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 19/04/16, 05:59 am

Pero la vampira había leído en la mente del Capitán que no la mataría; la mirada que ésta había recibido por su parte cuando por fin se había dado cuenta de quién y qué era lo decía todo. Era un trofeo y, para su propio reconocimiento, valía mucho más viva que muerta. Pero, además, no parecía poder olvidar que aquella mujer había insistido demasiado en su condición de condesa. ¿Y si se equivocaba y estaba metiéndose donde no le llamaban? Sea como fuere aquella mujer, condesa o no, había infringido la ley.

- ¡Detenedla!-.

Chelsie comenzaba a flaquear, ya no podía sacar fuerzas. El sol brillaba alto en el cielo, la sangre ingerida prácticamente estaba consumida y todavía se sentía excesivamente aturdida. La ayuda de la niña pantera había sido un regalo, pero la vampira no pudo evitar echarle una mirada de enfado. ¡Pero quieres largarte de aquí! ¡No suelo sacrificarme por gusto! Pero no podía gritar sin que el resto de soldados se echaran también encima de ella.
El filo de una espada desgarró su espalda, produciéndole un profundo corte que casi acabó por unirse con el que ya tenía en el costado. La vampira se dobló y cayó de rodillas rugiendo de dolor (quizás de forma ligeramente exagerada), pero ésta vez sí apareció un hilo de oscura y casi coagulada sangre.

- ¡Ponedle los grilletes, maldita sea!-.

Dos soldados se echaron sobre ella mientras un tercero peleaba por encajar bien las piezas de metal a sus pies y manos, pero parecía imposible; la vampira no cejaba de contorsionarse y patalear. Resoplando, el Capitán se acercó hasta ella y, con un golpe seco, descargó la empuñadura de su espada sobre la sien de la mujer que, inconsciente, cayó de nuevo al barro esta vez inmóvil.

- Llevadla dentro. Encadenadla al muro-.

No puedo contaros qué pasó con la niña pantera y el resto de soldados que se encontraban en el lugar. Con suerte, la joven se había mantenido a cierta distancia y contaba con ventaja para huir, si es que hacía caso a la vampira. Si os puedo decir que de nuevo, el Capitán orgulloso, dirigía la procesión de camino al interior del fortín.

Aquella edificación donde llevaban a la vampira no era más que una barraca, una especie de cuadra adaptada como vivienda para el Capitán. Contaba con dos estancias separadas por un muro a media altura y una tupida cortina. En la parte más alejada de la puerta, más allá de la cortina, se encontraba los aposentos privados del Capitán y, del otro lado, una amplia sala que hacía las veces de despacho o estudio. De todos los edificios con los que contaba el fortín, aquel parecía el mejor; sus muros eran sólidos y se encontraban en buen estado, y el tejado parecía no tener apenas goteras. Antes de su llegada había sido utilizado como polvorín, y anteriormente como cuadra. De hecho, todavía conservaba en los muros las grandes arandelas donde ataban a las bestias… Y allí fue donde engrillaron, esposada de pies y manos, a la vampira todavía inconsciente.

El Capitán se aseguró de que todo estaba correcto, guardó la llave de los grilletes en su bolsillo y salió de nuevo al exterior dispuesto a poner fin a aquel cachondeo de día.

Click aquí:
Pues con ésto... ya he hecho caso a los dados... y al estupendo y maravilloso 1 que me salió xD De todas formas pienso tirar los dados otra vez cuando se presente la 2º oportunidad de fuga... Sí, soy un poco masoquita con la vampira xDDD Ya te dejo a ti si quieres tú tb dejarlo al azar de los dados o no Smile

Chelsie recobró el conocimiento cuando el sol casi se había puesto. Todavía algo aturdida, miró a su alrededor descubriendo que estaba sola y encadenada. Valoró el daño que había recibido y como algunas heridas comenzaban a sanar, pero todavía estaba débil. Sonrió cuando se dio cuenta de que la noche llegaba y con ella sus poderes, pero aún así necesitaba alimentarse para hacer un buen uso de ellos y comenzó a desarrollar un plan.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 19/04/16, 10:12 am

En cuanto se dio cuenta de que el capitán no tenía intención de matar a la vampira y, además, que si se quedaba allí solo conseguiría que volvieran a encerrarlas a las dos, o que acabaran con ella, se dio a la fuga. No se fue muy lejos, solo quería esconderse en las sombras y observar para encontrar un hueco y ayudar a aquella mujer.

No le fue difícil salir del núcleo de batalla principal, todos se habían centrado en la condesa y habían dejado un poco a un lado a la pequeñaja. Cosa no del todo entendible, quién había causado más bajas y daños entre los soldados era ella y no la vampira, ¿qué demonios había hecho aquella mujer que mereciera tantas atenciones? En cualquier caso, no pensaba marcharse y dejarla en manos de aquellos tipos.

En cuanto estuvo segura de que la había perdido de vista se escondió en una de las cabañas prisión desde donde podía observar el patio y la puerta del edificio principal donde había visto que conducían a su compañera herida. Se paso el resto del día observando los movimientos de los soldados, los cambios de guardia, el ir y venir del capitán… nadie pensó en buscarla dentro de las prisiones, por lo que, aunque seguían intentando dar con ella, dieron por hecho que había abandonado a la otra presa y había huido, lo que disminuyó considerablemente el movimiento de los soldados.

Mientras esperaba, tomó su forma de pantera y empezó a lamerse las heridas que había sufrido en la batalla, en poco tiempo empezaron a cicatrizar

Cuando la noche empezó a caer y los hombres estuvieron más calmados, pensando más en un descanso merecido por aquel mal día, Katt se transformó en pantera y con sigilo salió de su refugio. La noche y su pelo oscuro la ayudaba a camuflarse y, si no se había equivocado, los soldados que vigilaban la entrada al edificio al que se dirigía se irían en breve, dejando la puerta descubierta durante un par de minutos, suficiente si la cerradura no era complicada.

Por suerte para ella, apenas tardo un minuto en abrir la puerta tras la marcha de los soldados y para cuando cerraba de nuevo tras ella, los nuevos vigilantes torcían la esquina en dirección a sus puestos, sin darse cuenta de nada. Recorrer aquel edificio si pensó que sería más complicado, no sabía donde había dejado a la mujer, y pensó que tendría que ir habitación por habitación, hasta que se le ocurrió dejar que su olfato la guiara.

Desde luego aquella noche la suerte estaba de su parte y no tardó en dar con la mujer, atada con cadenas como un animal. Su aspecto no era muy bueno, pero se sorprendió al descubrir que estaba mejor de lo que creía posible y sus heridas estaban más curadas de lo que esperaba. Nuevos misterios y preguntas, volvió a su forma humana y se acercó hasta ella.

- ¿Puedes andar? ¿Te encuentras bien? ¿Qué les has hecho a estos tipos para que te traten tan mal? Tienes un aspecto bastante malo, pero mejor de lo que parecía allí fuera – recordó entonces lo que había oído sobre los vampiros y lo que había visto cuando salieron de la cabaña prisión donde había conocido a la mujer y sintió curiosidad por saber que se sentía – mmm… eso de morder ¿duele? ¿Necesitas alimentarte? ¿Quieres probar con mi sangre? Pero solo un poquito ¿eh? Que tengo muchas preguntas y quiero salir viva de aquí.


Click aqui:
Entendí mal el tema de los dados y en tu tirada anterior no le hice caso como debería, prometo estar mas despierta en tu próxima tirada. Perdón!!

En esta ocasion he tirado los dados solo para mi, para ver si conseguía llegar sin ser vista y abrir la puerta del edificio y he sacado un 8 y un 9 con una dificultad de 7, wiiii
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 24/04/16, 04:00 am

El Capitán no había tardado mucho en presentarse delante de la mujer, seguramente avisado por alguno de los guardias que flanqueaban la puerta de que ya había recuperado la consciencia. Aquel hombre, llamado por la curiosidad y el ánimo del triunfo y los reconocimientos monetarios (y no sin algo de miedo) había examinado a la vampira junto a su segundo al mando, un teniente que no estaba muy por la labor de todo aquel lío, y un incondicional discípulo, de no más de 15 años, que siguiéndole a todas partes y siendo un poco tarugo jamás dudaba que lo hecho por el Capitán, bien hecho estaba.

Efectivamente. Sus colmillos lucían más afilados de lo normal y la mayoría de sus heridas ni si quiera sangraban, es más ¡algunas empezaban a curarse como si llevaran tratadas 5 días! El informe del médico sobre aquel muchacho encontrado inconsciente había sido determinante; el pobre había sido casi sangrado a través de dos pequeños orificios situados en su yugular. Y él mismo había confirmado, entre delirante y poco consciente, que aquella mujer se había bebido su sangre.

Tengo un vampiro en mi poder, un vampiro hermoso… Si no la quieren en el reino, ya me encargaré de venderla al mejor postor.

- Me he estado informando ¿sabes? – Y dando un paseíto con engreimiento enumeró todo aquello que había descubierto sobre aquella raza y su pretensión sobre hacerse rico o famoso, o ambas, a costa de ella.

- Entonces también sabréis que debo alimentarme pronto o moriré y no os serviré de nada, mi cuerpo tardará muy poco en desintegrarse, tan rápido como se curan mis heridas, y no podréis sacar nada por mí. Así que dese prisa mi Capitán, si pretende venderme o aquí no quedará más que polvo-.

Tanto el Teniente como aquel muchacho (que no insistió demasiado, debo decir) estuvieron de acuerdo en que no debían hacer caso a las palabras de la mujer; si solo una pequeña parte de las leyendas eran ciertas, una simple gota de sangre podría convertirla en un monstruo salvaje. Pero el Capitán, orgulloso y confiado en su propia sabiduría, no había hecho caso alguno y poco tiempo después, un soldado temeroso apareció junto a un pobre pueblerino envuelto en harapos detenido días atrás y casi famélico.

Chelsie pretendió engañar a aquel soldado para alimentarse de él y no de aquel pobre hombre, pero estaba tan asustado que apenas se acercó y Chelsie no pudo atacarle a él como tenía planeado. Resignada y diciéndole algo al oído, la vampira hincó sus colmillos en el cuello del campesino hasta que éste cayó al suelo inconsciente. Casi de inmediato, el color cetrino de su piel se volvió algo más tostado y recuperó parte del color de sus mejillas, además de un brillo extraño y perturbador en sus ojos verdes.

Como fue que aquel grupo no se cruzó con la pantera no sabría decirlo, pero poco tiempo después de su marcha, el torbellino naranja apareció ante la vampira, aturdiéndola de nuevo con tantas preguntas. Intentó hacer uso de su fuerza para romper aquellas cadenas que de pies y manos la mantenían a poco más de medio metro de la pared, pero todavía se encontraba débil y cansada. Y sin demasiadas ganas de hablar, se limitó a mirarlas y a mostrárselas a Katt.

- ¿Puedes hacer algo con esto?-.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 24/04/16, 06:45 pm

Katt se acercó a la mujer y se sentó a su lado, saco una de sus ganzúas, agarró la mano de la vampira y empezó a manipular los grilletes para liberarla. No tardaría mucho, no parecían demasiado complicados.

- Oh, vamos. Ya es la segunda vez que te ayudo a salir de una prisión, al menos podrías decirme tu nombre no? Y si de pasó me cuentas algunas cosillas más mis orejas están dispuestas a escuchar. Somos amigas ¿no? Puedes confiar en mí.

No tardó mucho en abrir las cerraduras y liberar a la vampira. Se puso de pie y la ayudo a ponerse en pie. No tenía buen aspecto, al menos eso creía, no es que fuera una experta en su raza, quizá su color era normal, o su debilidad… puede que las leyendas fueran exageradas… nunca se sabía, pero de lo que si estaba segura es que bebía sangre. Y no creía, por muy exageradas que fueran las historias, que un vampiro tuviera tantas dificultades como ella tenía.

- En serio, tienes toda la pinta de necesitar algo de alimento, me reafirmo en mi propuesta, cuando quieras, solo dímelo

Se encaminó a la puerta por la que había entrado, y abriéndola de golpe, confiada por la suerte que había tenido al entrar, se dio de bruces con el capitán, la sorpresa, hizo que tropezara y diera con sus posaderas en el suelo, antes de que pudiera ponerse en pie, tanto el capitán como un soldado que lo acompañaba se había tirado encima de ella.

- Por fin te tenemos, gatito, ya no te escapas, vas a pagar por todo el daño causado y por los robos

Desde luego aquella parecía la noche de suerte del capitán, por más que intentara fugarse una y otra vez, por mucho que hicieran acababan otra vez con sus huesos encadenados o en prisión. Trató de oponer resistencia, pero un golpe en la cabeza con el mango de una espada, hizo que de pronto todo se oscureciera.

No supo que había pasado con su nueva amiga, ni que pensaban hacer con ella (aunque sospechaba que nada bueno), ni cuánto tiempo estuvo inconsciente. Para cuando abrió los ojos de nuevo ya era de día (que día?), se encontraba encadenada y de nuevo le habían quitado sus pertenencias. Miró a su alrededor tratando de localizar a su compañera y de saber donde se encontraba.
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 25/04/16, 06:44 am

¿Qué era aquello? ¿Una broma del destino? ¿De los dioses? ¿¡Es que nunca conseguirían salir de aquel maldito y destartalado fortín!? Cuando Chelsie (que por cierto ya se había presentado formalmente a la muchacha mientras ésta la desencadenaba) llegó a la puerta junto a Katt no cayó también de culo porque era condesa y para eso tenía todavía mucha dignidad, pero la sorpresa fue del mismo tamaño para ambas. Otra vez el Capitán.

Esta vez, viendo que a la muchacha ya casi la tenían, la vampira no opuso ni pizca de resistencia. Es más, cualquiera que la mirara podría darse cuenta que, casi de pronto, parecía todavía más famélica y enferma… Lo que a cualquiera le habría hecho sospechar, pero no al Capitán.

De nuevo encadenadas a la pared de aquel salón de reuniones con acceso directo al exterior, junto con el Capitán, tres soldados que hacían guardia, incluido el Teniente, y el joven aprendiz que miraba a la vampira con curiosidad.
- Espero que le entre ya por fin en la cabeza, mi querida condesa, que no se marchará de aquí mientras yo no obtenga algo por usted. Y ya puesto, también por el gatito- Frotándose las manos, el Capitán ya imaginaba las sumas de dinero que recibiría y el reconocimiento por parte del reino por frenar a aquellas agitadoras y asesinas.
- Mi Capitán, le repito… si usted me lo permite… que si quiere algo de mí va a necesitar alimentarme… Y un famélico y triste campesino no servirá- Chelsie seguía pareciendo enferma, su voz apenas salía en un susurro de entre sus labios y estaba literalmente colgada de las cadenas, casi rozando el suelo. La cabeza se le iba hacia los lados como si estuviera a punto de perder el conocimiento y sus ojos apenas parecían distinguir nada.

El Capitán bufó, pero se giró hacia uno de los soldados y le dio una orden a la que éste respondió rápidamente. El Teniente le dirigió unas palabras al Capitán en un susurro; seguía sin estar de acuerdo en todo aquel asunto y alimentar de nuevo a la vampira no le parecía que fuera lo más sensato. Con un desaire el Capitán hizo que se callara. Minutos más tarde el soldado volvió con cuatro campesinos y el Capitán los empujó hacia la condesa cerrándoles el paso con la puta de su espada.

En realidad, Chelsie esperaba que el Capitán sacrificara a un par de sus soldados y no a los pobres campesinos, pero viendo que no tenía ninguna otra salida aceptó con resignación aquel repugnante acto y, del mismo modo que hizo con el anterior campesino, tras susurrarle unas palabras al oído, se alimentó de cada uno de ellos hasta que los cuatro quedaron inconscientes en el suelo.

El Capitán observaba la escena con una sonrisa de orgullo en el rostro. Miraba a la vampira como si fuera una nueva pieza de colección mientras ésta hincaba sus dientes en el cuello de aquellos míseros hombres.
- Curarlos y dejarlos marchar… Ya han cumplido su función y ellos no te aportarán ningún beneficio- Susurró la vampira todavía con sangre chorreando de sus labios.
- ¿Dejarlos marchar? ¿Crees dar tú las órdenes, preciosa? – Dijo el Capitán, armándose de valor y situando la punta de la espada bajo el mentón de la mujer para alzarle la cabeza-. Pero llevas razón con lo del beneficio, no los necesito. Matadlos- Los soldados, diligentes, se abalanzaron sobre los cuerpos inertes de los campesinos cuchillo en mano dispuestos a cortarles el cuello.

Lo que pasó a continuación es difícil de describir por la rapidez de los hechos. Un gruñido salvaje, un grito, las cadenas rotas en el suelo junto a un cadaver y los soldados corriendo en busca de ayuda, incluido el Teniente. Pero como es una descripción demasiado vaga, intentaré explicároslo lo mejor posible. Alimentada por fin en condiciones, Chelsie apenas tardó unos segundos en recuperarse. Gracias a ello y a la noche (o a la ausencia de sol, más bien) sus poderes regresaron y, no sin algo de esfuerzo, consiguió arrancar las cadenas que la anclaban a la pared aprovechando la rabia que se adueñó de ella cuando el Capitán dio la orden de matar a los campesinos. Hecho esto, y sin dejar a ninguno de los allí presentes asimilar lo que ocurría, hizo uso de los grilletes de sus manos para partirle el cuello al Capitán y se acercó al soldado que más cerca tenía y que, para su desgracia, ya había rebanado el cuello del campesino. Apenas fue consciente de cómo la vampira, haciendo uso de su propia espada, lo dejaba inconsciente con la empuñadura. El Teniente, asombrado y algo temeroso, viendo como corrían sus propios soldados, dirigió una mirada a la vampira que ésta correspondió con otra de desafío. Optó por largarse de allí y dar la alarma. Si no salían de allí pronto, todos y cada uno de los soldados se echarían sobre ellas y, esta vez, no se cometería el mismo error; ninguna sobreviviría.

Forzando de nuevo la arandela que anclaba las cadenas a la pared, liberó a la joven y cogiéndola en brazos salió al exterior. Todavía con los grilletes puestos en pies y manos, la vampira valoró que sería demasiado difícil salir del recinto del fortín y que su única opción era esconderse hasta que Katt despertara y pudiera hacer uso de sus habilidades para deshacerse de ellos. Precavida como era, antes de salir, recogió las pertenencias de la muchacha que descansaban sobre una de las mesas.

Echó un vistazo a su alrededor, buscando la mejor opción donde esconderse. Un numeroso grupo de soldados, encabezados por el Teniente, ya se dirigían hacia ellas y, además, las puertas del fortín estaban cerradas y vigiladas por otro gran número de soldados. Rápidamente y haciendo uso de su habilidad para esconderse en las sombras, desapareció del campo de visión de los soldados y se dirigió hacia uno de los edificios cercanos al campanario que hacía las veces de torre de vigía.

Aquella torre estaba en peores condiciones de lo que a la vampira le había parecido a su llegada y los soldados no la utilizaban. La escalera que conducía hacia lo alto prácticamente había desaparecido y había zonas donde la pared ni tan si quiera había aguantado el paso del tiempo. Valorando de nuevo la situación, Chelsie comprobó que gracias a su habilidad y fuerza, podría conseguir subirlas a ambas hasta una pequeña repisa, unos 7 u 8 metros por encima de su cabeza, haciendo uso de los maderos que servían para sostener el resto de la estructura y que parecían estar colocados en una extraña espiral. Prácticamente agotó las fuerzas que le quedaban en aquella tarea, pero una vez conseguido, apoyó dulcemente a la joven en el suelo y se aseguró de que no hubiera soldados cerca que pudieran descubrirlas. Para su suerte (¡por fin!) los soldados no las buscarían allí arriba.

A la mañana siguiente, cuando la joven dio muestras de despertarse, dirigió una mirada a la niña pantera y, sorprendentemente, sonrió con ternura a aquella joven tozuda que, movida por la curiosidad, había arriesgado su vida un par de veces por ella; una completa desconocida.
- Buenos días- Dijo en un susurro-.

Aclaración:
Viendo que estábamos entrando en bucle y que he tenido suerte en las dos últimas tiradas, pero no en la de que Chelsie se librara, he optado por hacer que, por lo menos, tuvieran la oportunidad de intentar escapar partiendo de cero, a ver si así salimos de una vez de aquí xDDD

La torre es básicamente una especie de campanario que si no se ha caído ya es gracias a los dioses. Está casi completamente diáfano por dentro, salvo los maderos que aguantan la estructura de las paredes, y casi no tiene tejado. Las dos se encuentran en una repisa que antiguamente formaba el suelo de un rellano, pero que ahora no tendrá más de un par de metros de largo. Los antiguos ventanales son como pequeñas aspilleras o arqueras, así que les permiten mirar al exterior y hacerse una idea de lo que pasa fuera sin exponerse demasiado a que las descubran.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 25/04/16, 06:31 pm

- Buenos días

Sonrió a la vampira, se alegraba de que siguiera de una pieza, y parecía tener mejor aspecto que anoche. Miro a su alrededor… desde luego aquello no era una de las cabañas y definitivamente tampoco estaban en las cuadras donde había desencadenado a Chelsie, pero por el olor del lugar estaba convencida de que seguían en el fuerte. Además las cadenas de sus brazos…. Un momento, ¿por qué llevaba cadenas si están no la ataban a ninguna parte?

- ¿Qué pasó anoche? ¿Por qué estamos aquí? ¿Dónde es aquí? ¿Por qué llevamos las cadenas? ¿Por qué las cadenas no están… encadenadas? ¿Conseguiste recuperar mis pertenencias? Entonces ¿por qué seguimos…?– Se dio cuenta de la mirada de su compañera y frenó en seco las preguntas – vale, vale, no es momento para preguntas ¿no? – Puso cierta cara de fastidio y pena, no parecía nunca el momento de saciar su curiosidad – En un momento estaremos libres de estos trastos

Efectivamente, en un momento sacó una de sus ganzúas de la bolsa y, en pocos minutos las cadenas de ambas eran abandonadas en un rincón. Desperezándose como un gatito se puso en pie, frotándose la zona donde le habían arreado el golpe la noche anterior y, se acercó con sigilo a una de las ventanas.

- Vaya, vaya, parece que esta vez sí tendremos suerte. Conozco una entrada trasera por donde he estado colándome para conseguir comida a los aldeanos, y los soldados no saben que yo lo sé, en fin que no me pillaron colándome, es solo que había esa cosa tan interesante… - Con un gesto de la mano, desechó el pensamiento – Está a pocos metros de la torre donde nos encontramos y es fácil llegar sin que nos vean. Ven conozco el camino

Sonrió a Chelsie y cogiéndola por el brazo como si fueran amigas de toda la vida que se fueran a dar un paseo, tironeo de ella para que la siguiera. Una vez en el exterior, fue bastante fácil esconderse entre las construcciones y matorrales evitando a los soldados (a pesar de que seguían buscándolas), y pocos minutos después llegaban a la “entrada secreta” al fortín. Se acercó a la puerta e intentó abrirla sin éxito, observando la cerradura.

- Vaya parece que después de todo no son tan tontos estos tipos, han cambiado la cerradura por una mejor, llevará unos minutos más pero no va a ser esta la primera cerradura que se me resista!

Dicho y hecho sacó un par de ganzúas y se agachó junto a la puerta. Pese a lo que pudiera parecer viendo como estaba construido todo de manera tan improvisada, las puertas de entrada al fortín estaban bien acorazadas y era más práctico y rápido, al menos para alguien como la pantera, forzar una cerradura que intentar tirar la puerta abajo. Así se aseguraba, además, una entrada más discreta y una salida casi asegurada.

Empezaron a oír voces al poco de que Katt empezara a trabajar con la puerta, y pocos instantes después una patrulla de soldados daba la alarma de haberlas encontrado.

- Por Selene!!, Casi lo tenía!! ¿Puedes entretenerlos unos minutos mientras termino? Enseguida podremos largarnos

Sin esperar la confirmación de su nueva amiga, se aisló del resto de mundo centrando todos sus pensamientos y habilidades en abrir aquella puerta. Esta vez sí o sí, tenían que salir de allí, demasiadas oportunidades perdidas y al final iban a tener que lamentarlo. “Un pequeño giro aquí, y si ahora hago así…”  ¡¡CLICK!! Cuando por fin escuchó el ansiado sonido de la puerta abriéndose, se giró rápidamente, casi sin mirar enganchó del brazo de la mujer y tiró de ella con fuerza arrastrándola con ella a la salida. Era imposible que le diera tiempo a cerrar, por lo que simplemente corrió sin soltar el brazo de su amiga hasta que llegaron al bosque cercano. Una vez allí, cuando creía que tenían unos minutos para tomas aire, la soltó y se giró, fue entonces cuando se dio cuenta del aspecto de la vampira.

- Oh! Lo siento! No fui suficientemente rápida!

Realmente su expresión debajaba ver la genuina preocupación de la muchacha por el aspecto de su amiga, Se sentía en parte culpable por haberla dejado frente al resto de soldados, eran demasiados, por mucho que hubieran matado a un puñado de ellos, todo el lugar estaba plagado de ellos y Katt había cometido la imprudencia de dejar que peleara sola contra todos.
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 26/04/16, 03:28 am

No, esta vez no pienso describir el enfrentamiento. Es una poderosa vampira y condesa, tiene su orgullo y su dignidad, y no es normal que en dos días acabe de esta forma. Así que, me van a dejar coger esta licencia narrativa y saltar directamente fuera del horrible fortín que tantos problemas les había traído a ambas.

Pero sí, efectivamente Chelsie no estaba (otra vez…) en su mejor momento. Los cortes volvían a plagar su cuerpo, alguna de las antiguas heridas se había vuelto a abrir a pesar de estar casi curadas y ¿sorprendentemente? estaba cubierta de sangre. La novedad es que, por una vez, la sangre también era en gran parte suya. Ahora me diréis, Chelsie no sangra. Correcto, estáis en lo cierto. Normalmente no sangra, porque normalmente no se ha dado un festín con cinco campesinos. La sangre que bebe recorre el cuerpo de la vampira haciendo que todo su organismo se conserve fresco y sano, pero en su ser la sangre no se recicla, por lo que se ve en la obligación de recargar la sangre cada cierto tiempo. De lo contrario, Chelsie comenzaría a secarse como una pasa… aunque no moriría tendría el aspecto de una momia. Para que esto pase, sin embargo, tiene que pasar mucho tiempo sin alimentarse puesto que su cuerpo está preparado para “almacenar” cierta cantidad de sangre y, habitualmente, su cuerpo no lo recorre toda la sangre que debería. Un humano adulto tiene unos 5 ó 6 litros de sangre, y la vampira hace uso de la mitad. Cuando se pega un buen banquete, sus depósitos se llenan y en su cuerpo hay tanta sangre (o más) que en un humano normal como es el caso. Por lo tanto, un corte significa una pérdida de sangre, y en este caso había heridas bastante feas.

En cuanto tuvieron un respiro en la carrera, Chelsie se palpó el cuerpo. ¿Tengo todo en su sitio? Lo tenía. La ropa, entre una pelea y la otra, estaba hecha girones y a penas la cubría, pero su cuerpo estaba entero y, gracias a los dioses, no había perdido ninguna extremidad. Suspiró y, tras olfatear el aire, se dejó caer sobre el primer tronco que vio. Los soldados seguramente no llegarían hasta ellas aquel día; casi era hora de comer y tendrían que organizar la batida antes de que se hiciera de noche y, por supuesto, volver al fortín cuando todavía quedara luz. Chelsie creía que ni el Teniente, que parecía más inteligente que el Capitán, se atrevería a darlas caza en la oscuridad.

- He de decir que nunca imaginé lo poco hospitalarios que pueden ser los… ¿trinacrianos? ¿trinacrenses? Los gentilicios de este lugar son impronunciables…- Masculló algo más entre dientes mientras se observaba cada una de las heridas; solo necesitaba reposo para conservar la energía que le quedaba y esperar a que llegara la noche para alimentarse de algún venado u oso y reponerse un poco.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 29/04/16, 10:39 am

Katt observó a su amiga, su ropa estaba prácticamente inservible y estaba cubierta de sangre, aunque esperaba que no toda la sangre fuera de ella. Su aspecto no era el mejor, parecía agotada y frágil, aunque sospechaba que no estaba tan indefensa como pudiera parecer. No sabía cómo había sido capaz de aguantar peleas varias, tantas heridas y la carrera, y seguir en pie. En cualquier caso se alegraba de que siguiera de una pieza.

No pudo evitar reírse ante el comentario de la vampira, no se había parado a pensarlo pero desde luego algo de razón tenía. Cualquiera de aquellos extraños nombres era difícil de pronunciar, mas aun tratándose de gentilicios.

- Será mejor que descansemos un rato y busquemos algo nuevo de ropa para ti, no creo que esa vaya a aguantar mucho tiempo.

Se sentó al lado de Chelsie, explicándole mientras lo hacía que su saliva era curativa en su forma de pantera y que quizá podría ayudar a frenar las heridas y la pérdida de sangre. Se transformó en pantera acurrucándose cerca de la mujer y lamió algunas de sus heridas.

Desde que había oído su voz en aquella cabaña prisión y sintió la llamada de su curiosidad, no habían tenido tiempo de relax más allá de un minuto y ahora que podían descansar, mil preguntas pasaban por su mente : necesitaba desesperadamente alguna respuesta. Volviendo a su forma humana y sentándose frente a su compañera empezó a dejar libre su verborrea

- Repito mi propuesta de antes, si necesitas sangre puedes tomar un poco de la mía. ¿Qué se siente? ¿a parte de sangre te alimentas de algo más? He oído que los vampiros viven muuuuucho tiempo ¿Es cierto? ¿Cuántos años tienes? ¿Cómo es tu historia?

Hubiera seguido con muchas más preguntas pero las veces anteriores que había empezado a preguntar sin descanso apenas había recibido respuesta, y no estaba segura de que hubieran sido solo las circunstancias, asique frenó su lengua y su mente y esperó a obtener algo. Necesitaba saber.

Mientras esperaba que la vampira dijera algo miró al cielo, intentando distraer su mente de más y más preguntas, y empezó a hacer cálculos, si estaba en lo cierto y había calculado bien aquella noche había luna llena, creyó oportuno avisar a su compañera de que desde que se pusiera el sol hasta el nuevo amanecer no podría volver a su forma humana.
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 29/04/16, 02:43 pm

Chelsie se recostó mejor, ya más tranquila, aunque sin dejar de escuchar si alguien se acercaba. Dejó que Katt lamiera sus heridas y, aunque cualquier otro ser pudiera considerar aquello algo violento, a la vampira no le importó en absoluto. Después de todo, hay que recordar que hasta antes de ayer había convivido con una familia peluda y aquel gesto era la forma más normal de socializarse con el resto de la manada.

Cuando la muchacha comenzó de nuevo con el aluvión de preguntas, Chelsie suspiró. La mente de la vampira no funcionaba de la forma habitual, como ha quedado patente hasta ahora, y todavía no estaba demasiado recuperada de su "período de descanso", pero de vez en cuando, ráfagas de lucidez cruzaban su cerebro y se establecían allí durante el tiempo suficiente como para que la vampira fuese consciente de que, después de todo lo acontecido, le debía algunas respuestas a la pequeña pantera.

- No me alimento de personas- Chelsie contestó muy segura de ello, tanto que parecía haber olvidado que hacía apenas unas horas que había bebido del cuello de cinco campesinos-. Cuando bebes o comes ¿sientes como tu cuerpo hace la digestión? En realidad yo tampoco. Puedo comer todo lo que quiera, si a eso te refieres. Aunque he de decir que las gachas no suelen sentarme bien, creo que por el exceso de ajo- La vampira hizo una pausa, como si estuviera valorando algo, y tras encogerse de hombros continuó-. Y sigo creyendo que necesitáis refinar algunos patrones de comportamiento. No está bien preguntarle a nadie de esa forma tan directa la edad que se tiene, al menos no sin elogiar alguna de sus características para que el choque no sea tan duro. Enfrentarte a tu edad a veces puede ser difícil. En mi caso, no me importa porque realmente no recuerdo bien el año que nací, y aún recordándolo no estoy demasiado segura que, después de haber visitado tantos lugares con tantos calendarios, puediera darte una fecha exacta de mi próximo cumpleaños. Puedo decir que nací en... ¿otoño? de hace... 403 años... ¡No! ¿407? Quizás 401... No estoy segura- La vampira volvió a hacer una pausa algo más larga que la anterior mientras contemplaba sus heridas; cicatrizaban bien. Muy rápido, pensó, concediendo que quizás la saliva de la pequeña pantera estaba funcionando. Se encogió de hombros.

- ¿Y usted, señorita? Sorprendente habilidad la suya. Está claro que no es una maldición, de serlo la mayoría de los seres serían bastante reacios a usarla por las consecuencias que acarreara, así que deduzco que es un regalo o un don. Seguramente un don, muy natural para no ser algo con lo que no se ha nacido... A no ser, claro, que hubiera sido recibido siendo todavía lo suficientemente pequeña como para similarlo por completo... Pero todavía quedarían algunas marcas que...- Chelsie dirigió la mirada hacia Katt y sacudió la cabeza. Volvía a desvariar. Calló y esperó la respuesta de la muchacha.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 29/04/16, 08:26 pm

Por fin algunas respuestas!! Se acomodó mirando con gran interés a Chelsie, apoyó su barbilla en las palmas de sus manos y escuchó con atención cada palabra, cada pequeña parte de sabiduría nueva. Se preguntó por qué no quería beber de personas, si al fin y al cabo no las mataba… ¿acaso sabían mal? Le fascinó el hecho de que pudiera comer de todo, aunque suponía que solo servía la sangre para mantenerla con vida. Se sonrojó algo avergonzada por la reprimenda sobre sus modales, aquella mujer conseguía hacerla sentir como una niña, normalmente la echaban con cajas destempladas o a patadas, la mandaban al cuerno o salían corriendo pero ella con toda su paciencia y sus refinados modales, intentaba corregirla de manera tan educada que la hacía sentir avergonzada de no pararse a mirar sobre sus modales. Abrió los ojos y la boca con sorpresa al escuchar su edad, la condesa era el ser vivo con más años que conocía. Incluso escuchó con fascinación cuando ella sacaba sus propias conclusiones sobre Katt, sintiéndose un poco desilusionada por que parara de hablar.

- Nací así, soy una cambiaformas, aunque solo puedo cambiar de pantera a humana y punto. En mi ciudad natal todos somos así y conozco más gente que puede cambiar, pero cada uno es tan fascinante… conocí una vez criaturas que cambian para convertirse en bestias gigantes, ni humano ni animal y más grande que ambos, conocí una bella mujer que en realidad era una foca, conocí… bueno en realidad he conocido mucha gente. Supongo que tu también, tantos años de sabiduría acumulada! 400 años de saber y aprender! Es fántastico!! Me da hasta un poco de envidia! Eso da para conocer a mucha gente ¿no?

El resto del día transcurrió así tranquilamente, compartiendo sus preguntas y su interés. Katt estaba tan fascinada por la vampira, por sus refinados modales, por conocer sobre su raza y su vida que hasta se había olvidado de comer, desde luego aquellos soldados no la habían alimentado, se guardaban la comida para ellos, y llevaba quizá dos días sin probar bocado, sus tripas rugieron de hambre. Se levantó desperezándose.

- Creo que necesito algo de comer

Aunque llevaba la comida robada a los soldados no pensaba tocarla, le había prometido esa comida a los aldeanos y ella podía cazar algún animal sin mayores problemas, aquella gente necesitaba mucho más aquella comida que cualquiera de las dos mujeres. Miró a su alrededor solo para darse cuenta que apenas quedaba una hora para el anochecer.

- Bueno, esta noche no creo que podamos seguir charlando, aunque me encantaría.-sus ojos delataban que era algo más que “me encantaría” y dejaban ver que la curiosidad de Katt seguía ardiendo con fuerza en su interior.- Pasaré toda la noche como pantera y necesito comer algo. Podemos ir de caza juntas o reunirnos en un rato cerca del pueblo, necesito entregar esta comida

Sonrió a su amiga deseando ir de caza con ella, seria fascinante ver un vampiro en acción. Quién sabe, tal vez hasta podrían compaginarse. Chelsie se bebía la sangre y ella se comía la carne.

(FDI: He pasado rápido la tarde, si prefieres extender la charla o pensabas que ocurriera algo cambio la respuesta sin problemas Very Happy )
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 01/05/16, 04:33 am

¿Cambiaformas? ¿Había conocido a alguno alguna vez? Solo dos imágenes consiguieron salir nítidas a la superficie del mar de recuerdos. Melancólica, Chelsie recordó a aquellos dos hombres y sonrió con nostalgia. Hacía tanto tiempo… Aunque ninguno era un cambiaformas. Quizás él, un dragón. Pero no, ellos no. A algún cambiaformas había tenido que conocer ¿no? Rostros, gestos, ropas… Nada tan nítido. Chelsie suspiró algo cansada.

- Sí… A muchos seres…- La vampira sacudió la cabeza alejando los pensamientos que como nubes de tormenta comenzaban a formarse en su mente. Chelsie cambió de tema, preguntándole cosas banales sobre su pueblo y aquel don y así continuaron charlando hasta que finalmente fue la propia Katt quien dio otro rumbo a la conversación-. No creo que tenga todavía las fuerzas suficientes para cazar- Lentamente se levantó del tronco-. Pero me vendría bien estirar las piernas-.

La vampira no estaba segura de que fuera buena idea volver al pueblo aquella tarde. Seguramente la vigilancia se había doblado y, con el Capitán muerto, el Teniente habría tomado el mando… Y él era otro cantar. Por lo poco que Chelsie había visto, aquel hombre se tomaba en serio su trabajo y sabía lo que hacía. Iba a ser mucho más difícil zafarse de él, mucho más sabiendo que estaba sobre aviso y conocía los poderes de ambas.

- Quizás debiéramos esperar algunos días para volver al pueblo- Miró el saquito de comida que había conseguido robar del fortín y sabiendo lo que ésta iba a decir, suspiró-. Dejaremos la bolsa cerca de alguna de las casas más cercanas al bosque… No podemos arriesgarnos a ir a alguna de las cabañas flotantes. Seguramente, haya demasiados soldados vigilando los muelles-.
Chelsie esperaba que la joven lo entendiera. Volvió a estirarse y miró a su alrededor para cerciorarse que nadie había dado con ellas.

- ¿Nos ponemos en marcha?-.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 01/05/16, 10:06 am

- Pero…

Efectivamente Katt iba a protestar, había prometido ayudar a aquella familia llevándoles comida, estaban en las últimas y necesitaban alimentarse, lo que los soldados de unos y otro bando habían dejado a aquellas gentes no era suficiente. Pero la réplica se apagó en sus labios al oír a la vampira. Tendría que valer, al menos por el momento. O quizá ella podría acercarse a solas y dejárselo discretamente sin ser vista. Por el momento ambas necesitaban alimento.

- Esta bien, vayamos, yo cazaré y te traeré alguna presa para que puedas alimentarte. O puedes hacerlo de mi como pantera, al fin y al cabo, no soy del todo una persona

Le guiñó un ojo alegremente, estaba deseando satisfacer la curiosidad de lo que era ser mordida por un vampiro y seguiría insistiendo siempre que tuviera ocasión.

Se pusieron en marcha mientras los últimos rayos de sol desaparecían en el horizonte. Cuando por fin la noche llegó, Katt dejó su forma humana para convertirse en la pequeña pantera. Mirando un momento a su compañera trato de indicarle con algún gesto que enseguida volvía, acto seguido se giró y desapareció en la maleza.

Katt disfrutaba tanto su forma humana como su forma animal, todo tenía sus ventajas y desventajas, estaba claro que así no podía hablar y era muy difícil satisfacer su curiosidad a base de preguntas, pero dejarse llevar por su lado más salvaje, sentir el húmedo suelo bajo sus patas, la velocidad  al correr, la libertad de movimientos, ser un depredador en busca de su presa y dejarse llevar por la emoción de la caza. Normalmente no cazaba como humana, prefería mil veces dejarse llevar por aquella sensación de euforia y adrenalina, nada comparable a la humana.

Se paró unos instantes para olfatear el aire, en busca de su presa, localizó a pocos metros un par de jabalíes. Siguió el rastro hasta localizarlos en su campo visual, debía estar de suerte, normalmente aquellos animales iban en manadas más grandes, o se habían extraviado o su manada no estaría lejos, pero era ideal para una cacería rápida. Se oculto entre las hierbas cercanas, pegando su cuerpo al suelo, siempre evitando que las corrientes de aire llevaran su olor hasta sus presas. Esperó acercándose lentamente y, aprovechando que una de ellas se quedaba más rezagada salto sobre su presa directo a su cuello. Mientras el otro jabalí huía presa del pánico, Katt se enzarzó en una breve pero intensa batalla por la vida, saliendo vencedora.

Arrastrando su triunfo con orgullo, volvió hasta donde se encontraba Chelsie y depositó el animal cerca de ella, esperaba que aquello fuera suficiente y que le gustara ¿sabría diferente la sangre de uno u otro animal? Se había olvidado de preguntarla sobre sus preferencias.
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 02/05/16, 05:02 am

En aquel rato que había estado sola, la vampira había vuelto a perderse en el mar de recuerdos y pensamientos que le abrumaban. Habitualmente, cuando un vampiro se tomaba aquellos descansos y volvía a la “rutina”, su cerebro se había deshecho de ciertas cosas inútiles y se había reprogramado de tal forma que cualquier recuerdo anterior fuera como un sueño. Manchas, colores, formas, algún rostro y olores era lo único que a veces quedaba de sus experiencias pasadas. De todas, salvo de dos períodos de su vida que, sorprendentemente se encontraban en sus inicios como vampira.

Cuando llegó la pantera, todavía murmuraba entre dientes y sonreía, hasta que a sus pies apareció un jabalí muerto. La vampira, sorprendida, lo miró con cierto desagrado mirando después a Katt como quien mira a su gato que acabara de traerle un pajarillo muerto de la calle. No es que ella fuera una gran exigente para comer… pero habitualmente ni si quiera mataba a los animales, a veces simplemente se quedaba cerca de una granja donde hubiera grandes y gordas vacas y se iba alimentando de ellas poco a poco. Un cerdo para ella o estaba vivo o era directamente baicon. No solía haber término medio porque era condesa, y generalmente éstas comían a mesa puesta, pero la etapa que acababa de pasar; matando a inocentes por compasión (entre otras cosas), viviendo entre lobos, apresada y teniendo que escapar del fortín casi moribunda… Empezaban a hacer mella, había que adaptarse a las circunstancias, y acabó por encogerse de hombros y clavar sus dientes en una de las sangrantes heridas que, por suerte, todavía seguía fresca (en algún momento os contaré lo desagradable que es para un vampiro beber de algo muerto).

No tardó demasiado en caer que, si desangraba completamente al animal, algo bastante costoso cuando la sangre no circula de forma natural, la carne de éste se quedaría dura y áspera y no sería demasiado agradable. Así que se dio por saciada en seguida y dejó que fuera Katt quien acabara con la presa. Después de la cena, cuando la noche se hizo lo suficientemente cerrada, Chelsie se levantó, recogió las cosas de la pantera y, dirigiendo una mirada a su alrededor, comenzó a andar hacia el pueblo.

- Vamos, aprovecharemos que el cielo está algo nublado y la luna no brilla demasiado-.

Manteniéndose en las sombras, no tardaron en llegar a los umbrales del pueblo. No parecía que hubiera nadie despierto y el mar estaba en calma, pues apenas había olas. Las casas más cercanas al bosque se encontraban en la otra punta de la costa, donde ésta hacía un pequeño quiebro y se estrechaba la franja de arena, pero también eran las casas más cercanas a los muelles.

Chelsie esperó, observando por si apareciera algún soldado en la linde del bosque que pudiera verlas, pero nadie apareció. Ni si quiera en el pueblo parecía que hubiera ningún soldado. Que raro, pensó Chelsie, pero haciéndole un gesto a Katt para que la siguiera, se puso en camino hacía las casas con precaución.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 02/05/16, 05:55 pm

Katt agachó las orejas ante la mirada de asco de la vampira, seguramente se había equivocado, y no le gustaba el menú, o tal vez prefería otro tipo de sangre, o quizá era porque no lo había cazado ella… desde luego la opción de que fuera un animal muerto no pasaba por su cabeza. No es que ella fuera una asesina, pero entendida la ley de cazar para comer, ella no mataba por gusto y solo cuando tenía la necesidad de alimentarse salía de caza, era un depredador y formaba parte de su ser.

Devoró el jabalí en pocos minutos, el hambre acumulada compensaba la falta de sangre y que ya no fuera una presa recién cazada. Le pareció un bocado delicioso. Cuando terminó de cenar se acurrucó cerca de su compañera para descansar unos minutos antes de ponerse en marcha. Cuando se levantó se puso en pie desperezándose y siguió a su amiga en dirección al pueblo.

Por el camino, iba pensando en cómo convencer a la mujer de que se acercaran hasta las casas flotantes, si la dejaban en unas de las afueras del bosque posiblemente no quedaría nada para la familia a quién le había prometido aquella bolsa. Explicarse sin poder hablar era bastante difícil.

Una vez que llegaron a la linde del pueblo, ambas se detuvieron escondidas entre la maleza, observando por si aparecía algún soldado o encontraban algo sospechoso. Todo parecía extremadamente tranquilo, vale que aquella isla lo era, que después de los saqueos y la ley marcial de los soldados no había mucha vida nocturna, pero aquello era extremadamente raro, casi podía palparse en el aire que faltaba algo, aparte de la presencia de los soldados. Katt olfateo el aire una vez más tratando de descubrir alguna trampa, sin lograr localizar nada. Aún así, no estaba convencida de que fuera lo más adecuado salir de su escondite, por lo que cuando Chelsie la hizo el gesto y empezó a moverse, la agarró con los dientes de su ya casi inexistente ropa para detenerla. Su pelo estaba erizado, tenía un mal presentimiento.
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 21/06/16, 03:54 am

La vampira frenó ante el tirón y desvió su mirada hacia la pequeña pantera. Alzó la ceja intrigada, pero entendió en seguida que algo ocurría y escrutó de nuevo las sombras del poblado con mayor atención.

A simple vista todo parecía en silencio y tranquilo, extremadamente calmado. Sin soldados patrullando, sin ninguna luz en ninguna casa… Era evidente que algo iba mal, pero a la vampira se le escapaba el qué. Las chozas de la playa eran en su mayoría pertenecientes a comerciantes, pero el grueso del pueblo se extendía sobre las aguas de la bahía donde ni un solo bote se movía. Habitualmente, a pesar del toque de queda impuesto por el Capitán, se podían ver parejas de soldados, algún alma perdida que, borracha, volvía a casa desde la pequeña taberna, pescadores que faenaban de noche y preparaban sus ligeras barcas… ¿dónde estaba todo el mundo?

Tras hacerle un gesto a la jóven para que esperara y haciendo uso de su habilidad para pasar desapercibida en la noche, se escurrió de sombra en sombra hasta pasar la primera línea de casas, giró en una esquina y se encontró a un lado de la plaza del mercado. Del otro lado de ésta se encontraba la choza donde había pasado la noche con Zeiss; allí tampoco había movimiento y parecía evidente que el joven no estaba en casa. De hecho, parecía que nadie estaba en casa. Fijó la vista entonces en el resto de casas, prestando mayor atención a los detalles; había trozos de madera y palos por doquier, restos de un fuego apagado no hace demasiado y evidentes signos de pelea. Una pelea que había implicado a un buen número de personas.

Desde allí podía ver a lo lejos, sobre el promontorio, la pequeña fortaleza. Podía distinguir movimiento a su alrededor y el fulgor de algunas antorchas. Pero allí abajo no parecía haber nadie. Aventurándose con precaución, se internó de nuevo en las sombras y continuó avanzando por el poblado hasta la última línea de casas; aquellas más cercanas a las que se asentaban sobre las aguas; distinguió a mínimo un par de hombres patrullando, aunque no parecían soldados. Qué raro, pensó.

Se dio la vuelta para dirigirse de nuevo hacia donde se encontraba Katt. No le quedaban muchos pasos para llegar cuando una sombra se interpuso entre ambas. Parecía dirigirse directamente hacia Katt con una especie de falcata en la mano, sigiloso y de tal forma que el viento no revelara su posición, se acercaba a ella paso a paso.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 22/06/16, 10:41 am

A Katt no le hacía ninguna gracia separarse, siempre que había peligro y los grupos se dividían ocurría algo malo, parecía una especie de ley no escrita, amén del dicho que rezaba: divide y vencerás. Le había cogido mucho cariño a la vampira y aún tenía muchas preguntas sin respuesta.

Pese a todo, se quedó oculta en donde estaban, olfateando el aire, utilizando su vista nocturna para escrutar en las sombras, tratando de descubrir que era lo que iba mal. Aunque seguía presintiendo que algo estaba mal, no encontraba nada fuera de lugar salvo los soldados. No había movimiento, no había luces, no había soldados, ni borrachos, ni ruidos… cualquiera pensaría que era un pueblo fantasma.

El viento cambio y de repente le llegó el olor de las hogueras ya extintas, mezclado con el agrio olor característico del sudor y algo más… claro! De repente se dio cuenta, no sabía cómo o por qué pero allí había ocurrido algo gordo, porque una pelea que dejara rastro tan evidente de quemado, sudor y sangre tenía que haber sido grande.

Impaciente y deseando que Chelsie volviera descuido su vigilancia y poco a poco una sombra se fue acercando a ella. Cuando por fin tuvo a la vista a su nueva amiga se pudo en pie sin darse cuenta del peligro.

El viento, tan caprichoso e impredecible, cambió de repente a su favor y, tarde, se dio cuenta de la persona que tenía casi encima, salto lejos de su alcance pero no lo suficiente rápido y recibió un corte profundo en una de sus patas delanteras. Rugiendo de dolor se giró hacia su atacante dispuesta a presentar batalla.
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 12/08/16, 04:43 am

Aunque Chelsie corrió hacia la pantera, no llegó a tiempo para frenar a su atacante ni tampoco pudo darle ningún aviso previo. Por suerte, la pantera estaba atenta y pudo esquivar aquel golpe que podía haber sido mucho peor. Pendiente de si había alguna otra persona, siguió haciendo uso de las sombras hasta situarse lo suficientemente cerca de la pareja. Por su parte, el atacante, se puso en guardia en cuanto vio a la pantera dispuesta a atacar, con los pies afianzados en el suelo y la falcata delante, esperaba cualquier mínimo movimiento para comenzar la pelea. Sus movimientos no eran los de un soldado, se movía bien y sabía hacer uso de aquella especie de espada corta, parecía más bien un bandolero o, mejor dicho, un cazador. Chelsie tragó saliva, sabía lo buenos que eran los cazadores de aquella zona. Pero si era un miembro del pueblo...

Justo cuando ambos iban a comenzar el ataque, Chelsie se interpuso entre ambos llevándose un nuevo corte en el brazo y, por suerte, ningún mordisco del gato. Arrastró en su caída al hombre que, sorprendido, soltó la falcata a la vez que su espalda tocaba el suelo. Chelsie lo inmovilizó y observó su rostro. En el fondo no era más que un niño, contaría con poco más de 20 años y, aunque parecía un buen cazador, aquella falta de atención y el hecho de haber soltado la espada confirmaban que todavía le quedaban cosas por aprender.

- Eres tú… La mujer de la plaza. La que se llevaron los guardias. ¡Esto es culpa tuya!- Casi gritó retorciéndose en un intento por escabullirse.

Chelsie lo miró frunciendo el ceño, intentando comprender, pero algo se le escapaba.

- ¡Alto! ¡Ya basta! - Una voz bastante imponente llegó desde las sombras acompañada por el ruido del paso de varios hombres. Cuando la luna bañó sus rostros, Chelsie los reconoció; eran miembros del pueblo encabezados por el herrero y acompañados por el nervioso y antiguo tesorero del alcalde fallecido-. Totomaw, ésto solo es culpa nuestra por haber dejado que esos mierdas se hicieran con nuestro pueblo. Si no fuera por esta… Dama... -Titubeó viendo las condiciones en las que la vampira se encontraba- seguiríamos como peleles esperando a que otros soldados nos dieran por el culo- Hizo un gesto a la joven para que se levantara. Ésta lo hizo y se sacudió la ropa-. Nos presentaremos como es debido. Mi nombre es Shakabaw, herrero y de momento alcalde en funciones de Shama y este es mi sobrino, Totomaw, que en seguida procederá a disculparse como los dioses mandan-.

Tras las breves disculpas murmuradas por el apuesto joven, Chelsie hizo una leve inclinación de cabeza y también se presentó.

- Chelsie, condesa de Karnstein y ésta es… - Dijo girándose hacia la pantera- La jóven Katt, una amiga que creo que algunos conocéis-.

Chelsie no estaba segura de hasta qué punto Katt quería mostrar su identidad así que no añadió más a pesar de la cara de desconcierto de algunos. Después de todo, si finalmente iban con ellos, alguien tendría que acabar explicando por qué donde ayer había una pantera hoy hay una muchacha ligera de ropa.

Sin decir una palabra más y trás un “acompañadnos”, el herrero se puso en camino al pueblo flotante después de dar varias órdenes a sus hombres que se dispersaron de nuevo. La comitiva, ahora reducida a Shakabaw, su sobrino, el tesorero, un par de hombres, Katt y Chelsie, se subió a una de las canoas y fue dirigida hacia una de las casas más grandes donde les esperaba una mujer hermosa y de buen ver que saludó con afecto al herrero.
- Entrad, tenemos que hablar-.
- No- Contestó ésta-. Deja que descansen y que se aseen, vuelve al pueblo y procura que no vengan de nuevo los soldados. Corotaw ha dicho que ya hay movimiento en los barcos, algo traman y todavía no estamos preparados-.
- Mujer…
- Hazlo-.

Dicho ésto y refunfuñando, el herrero se fue con sus hombres dejando solas a las tres mujeres y a una jovencita niña de apenas 13 años temerosa de la pantera que esperaba las órdenes de la que al parecer era su madre.
Bienvenidas. Mi nombre es Callabue y ésta es mi hija Sholani. Mandaré que os traigan algo de comer y que preparen los baños y ropa. Pronto amanecerá, pero tenéis tiempo de descansar un rato, después os pondremos al día de la situación-.

- No te preocupes, pequeña. Se llama Katt y no te hará nada. Mañana podrás hablar con ella, esta noche… creo que lo máximo que conseguirás será un lametón en la cara, Mi nombre es Chelsie-.

Fueron conducidas a una habitación contigua donde, detrás de una cortina, ya estaban preparando una bañera. Sobre la cama había una serie de ropas típicas del lugar, muy similares a las que Chelsie llevaba antes de ser presa, y un agradable olor a pescado asado llegaba ya hasta ellas desde algún lugar. La pequeña Sholani se encargó de curar las heridas de Katt, todavía algo temerosa, mientras la vampira aprovechaba para darse un buen baño. Algún tiempo después, ambas se encontraban descansadas, comidas y aseadas. El cielo ya comenzaba a clarear y se escuchaba movimiento en la habitación contigua, pero todavía le quedaban unos momentos a las dos mujeres para hablar, si es que la pantera volvía a ser humana al despuntar el alba.

FDI:
Este mierdipost de campeonato lo tenía guardado con pensamiento de modificarlo muy muy muy mucho, pero al final entre unas cosas y otras no pude hacerlo y lo odio, pero en esencia explica la llegada a Shama y el inicio de la entrada de los dos pjs en la recién creada "Resistencia de Cessele", lo que no significa que tengan que formar parte de él (Chelsie sí porque le toca por staff xD). La cosa es que ya no va a pasar mucho más en este tema porque todo el inicio (aunque el inicio más avanzado) de la resistencia quiero empezarlo en la siguiente trama. Así que podemos postear un par de veces más y dejar el tema. Y cuando acabe los exámenes puedo ponerme al lío de montar bien la siguiente trama ^^
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 12/08/16, 10:13 am

En el último momento Katt vio por el rabillo del ojo que Chelsie se interponía entre su atacante y ella y evitó morderla. Se apartó algo molesta, se había dejado llevar por los instintos para defenderse del ataque y la interrupción, la vuelta la realidad y al presente no la había sentado muy bien. Más tarde agradecería que la hubiera parado, se hubiera arrepentido de hacer daño al muchacho cuando había prometido ayudar a aquel pueblo, pero por el momento se encontraba molesta.

Se sentó algo apartada, girando la cabeza con dignidad mientras aparecía más gente. El enfado duró lo que tardó en aparecer su curiosidad, conocía a varios de aquellos hombres por las veces que había robado comida para ellos, pero se sorprendió de que la vampira fuera también conocida por ellos (que no al revés), y que la culparan algunos al mismo tiempo que otros la alagaban por su ayuda. Las preguntas empezaron a agolparse en su cabeza, era un fastidio no poder decir nada aquella noche. Anotó mentalmente todas las preguntas, se acercó a su amiga cuando esta la presentó.

Katt se alegró de haber ido a parar a casa de Callabue, que ella recordara era la única que la había visto transformarse de pantera en mujer en una ocasión, de las primeras veces que se acercó al pueblo y eso había hecho que fueran amigas, al menos para Katt. Por lo que se ve, la mujer había creído sensato no contar nada sobre su poder de transformación, porque nadie más en el pueblo parecía saberlo, sin embargo Katt se transformaba sin pensarlo, para ella era algo natural, que formaba parte de su ser y ni lo ocultaba ni se avergonzaba de ello.

Por eso la mujer no puso reparos para curarla y mando a su joven hija que, aun con algo de temor pese a las palabras de la desconocida, había colaborado de buena gana para curarla. En agradecimiento Katt, le lamió la cara y las manos con dulzura, un poco juguetona. Para cuando los primeros rayos del sol asomaban por el cielo, Sholani y la pantera ya eran amigas.

En cuanto la luz del sol empezó a señalar el fin del día y ocultar las estrellas, Katt volvió a su forma humana. Se desperezó, se acercó a la mujer y empezó a asaltarla con preguntas.

- ¿Por qué Totomaw, parecía querer culparte de su situación? ¿y su tío? El estaba agradecido ¿por qué? ¿Cómo es que te conocen? ¿qué has hecho? ...

Katt no pararía mientras no la pusieran freno, no se daba cuenta de que su curiosidad a veces podía ser molesta para los demás ¿Cómo podía ser el conocimiento molesto? ¿cómo mostrar interés por saber era algo malo?
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Chelsie el 15/08/16, 04:37 pm

La vampira no había dormido demasiado aquella noche y éstas se iban acumulando. En principio aquello no suponía un problema (realmente necesitaba dormir menos que un humano), pero sabía que tarde o temprano, de seguir así, le pasaría factura y, estando todo tal cual estaba, no creía que fueran a dejarla descansar. Empezaba a oler a guerra y aquello no era plato de buen gusto, mucho menos sabiendo lo que había escuchado desde las sombras.

Mientras la joven Katt se había tomado un merecido descanso, Chelsie, haciendo uso de su fino oído, había espiado las conversaciones que se habían mantenido en el salón de aquella casa que parecía haberse convertido en un salón de mando. Había descubierto, o más bien deducido de las conversaciones, que tras su incidente en la plaza, algunos comerciantes se habían alzado repentinamente contra los soldados, cansados como estaban de los abusos. Un hombre bastante querido en el pueblo había muerto y varios habían resultado heridos pero, aunque los soldados se replegaron para evitar más problemas, el pueblo no se amilanó y poco tiempo después se había enfrentado a ellos haciendo uso de las pocas armas que tenían pero que tan bien sabían usar. El resultado había sido más muerte y represión, pero con una sorprendente victoria por parte de Shama que había hecho huir a los soldados hasta el fuerte. La situación actual era que los barcos que se mantenían en la bahía hacían movimientos que no dejaban claro si pretendían partir o desembarcar, mientras que los soldados del fuerte (después de una serie de problemas en su interior causados por una salvaje y un gato gigante) se encontraban diezmados, sin capitán y sin tener demasiado claro si merecía la pena enfrentarse al populacho.

Chasqueó la lengua a modo de contestación a Katt; no tenía claro por donde empezar. Ella no era una heroína y, ni muchísimo menos, su intención había sido provocar un levantamiento. Había presenciado grandes guerras e incluso participado en históricas batallas, pero eso era en otra época. En una época en la que tenía la mala costumbre de inmiscuirse en las cosas de los mortales que ya había pasado… y, sin embargo, se sentía culpable de la situación de aquellos pescadores. ¿No podría una maldita vez mantener la boca cerrada? Con lo poquito que hablaba y los problemas que le traía lo poco que lo hacía…

- El pueblo se levantó contra los soldados, los tienen recluidos en el fuerte y creen que se están preparando para volver a hacerse con el control de Shama. Al parecer el teniente, a falta del capitán, ha mandado una misiva a los barcos de la bahía y están esperando una contestación. Seguramente hayan pedido refuerzos… Si es como imagino que es, organizará una carnicería comparable a la de los anteriores- Se pusó en pie sin previo aviso y con total decisión, abrió la puerta que comunicaba con el salón.

Allí se encontraba el nuevo alcalde en funciones, su mujer, varios hombres y mujeres y el joven sobrino algo apartado. Se preparaban para tomar un desayuno mientras debatían lo acontecido aquella noche, con caras visiblemente cansadas. Callabue invitó a las dos a sentarse tras desearles buenos días, y les puso un par de cuencos delante con un potingue a base de leche y cereales que, independientemente del aspecto, desprendía un olor delicioso. Quizás Callabue había contado a los presentes la peculiar situación de Katt porque ninguno de ellos pareció sorprenderse en exceso. El herrero pasó a relatarles la situación y Chelsie confirmó sus peores temores.

- Ese… sádico, ha colgado a dos de nuestros hombres de las puertas del fuerte, atados de pies y manos y abiertos en canal como si de puercos se tratase. ¡No podemos quedarnos de brazos cruzados!-.
- Y no lo haremos. Pero no podemos atacar el fuerte con lo que tenemos sin un plan. Corotaw ha confirmado que llegarán más soldados aunque uno de los barcos haya puesto rumbo al Triskel. Somos una panda de viejos y de pescadores, y nuestros cazadores no son suficientes para hacer frente a los soldados, sus cañones y sus afiladas y metalizadas armas-.
- ¡Maldita sea, pues algo tendremos que hacer si no queréis que nos castiguen dándonos por culo y colgándonos de los árboles más altos como jodidos cochinos!-.
- Tranquilos… Debemos atacarles por sorpresa, no vale un asedio con lo que tenemos aunque consigamos frenar sus suministros. Tenemos que entrar a ese fuerte, inhabilitar todas las defensas que tengan… Sin que se den cuenta- La mujer que hablaba giró su cabeza hacia las recién llegadas-. Callabue dice que vosotras habéis visto bien el interior del fuerte… ¿Qué podéis contarnos de él?-.

Pero Chelsie no abrió la boca, parecía completamente ausente con la mirada perdida en la nada, así que todas las miradas se dirigieron entonces a la jóven Katt.
avatar
Chelsie

Cantidad de envíos : 1022

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Katt el 17/08/16, 04:56 pm

Como ya era costumbre, Chelsie no respondió a sus preguntas, pero al menos tampoco la había regañado por sus modales y si había resulto algunas de sus dudas. Al mirar mejor a su amiga empezó a preocuparse no sabía si la veía cansada por todo lo vivido recientemente o por la preocupación. Antes de que pudiera decir nada más o preguntarla por como se encontraba, la vampira salió por la puerta con decisión. Katt hizo una mueca de fastidio y la siguió sin pensárselo.

Para no interrumpir la conversación de los allí reunidos y poder enterarse de más cosas Katt empezó a comer sin más miramientos, necesitaba tener la boca ocupada para no saltar con continuas preguntas que la asaltaban cada vez que alguno de los presentes abría la boca.

¿Quién era el sádico exactamente? ¿Por qué los había colgado? ¿Por qué habían atacado? Vale, sabía un poco lo que había ocurrido en aquel lugar, la guerra, el asedio, el salvamento, el nuevo asedio por parte de los supuestos aliados... pero, aunque el pueblo estuviera oprimido no había tanta violencia entre el pueblo y los militares ¿qué había ocurrido para despertar los ánimos de aquella manera? ¿por qué la lucha? Hasta ahora el pueblo se había mantenido mas o menos pacífico esperando que los soldados se marcharan de la isla... Y así anotando pregunta tras pregunta y con la boca llena de aquel delicioso potingue que Callabue les había ofrecido como desayuno, la encontraron todos cuando las miradas se clavaron en ella.

Miró a su alrededor con cierta sorpresa, por primera vez eran los demás los que la miraban con ojos curiosos y preguntas contenidas a la espera de alguna explicación. Aquello era totalmente nuevo y no estaba tan mal después de todo, que sensación tan curiosa.

Tragó el contenido de su boca de golpe sonriendo. Deseaba saborear aquel nuevo sentimiento un poquito más... hasta que empezó a ver las caras de impaciencia de los allí presentes.

- Bueno, pues... si, lo cierto es que he estado en el fuerte bastantes veces y creo que podría hacer un croquis del mismo... más o menos se donde guardan las cosas importantes, especialmente la comida, de allí la sacaba para traérosla cuando... - Sacudió la cabeza - pero eso es otra historia, os contaré lo que se sobre el fuerte y os ayudaré a atacar si vais a hacerlo, pero podría alguien contarme primero todo lo que ha ocurrido? ¿por qué conocéis a Chelsie? ¿Y de que la acusaba Totomaw? ¿Por qué habéis pasado a la acción?...

Las caras de los presentes empezaban a mostrar cierta impaciencia e incredulidad ¿cómo podía alguien hacer tantas preguntas? Aún así, por una vez, aunque fuera de un modo un tanto resumido, las preguntas de Katt no quedaron sin respuesta, ni tampoco las de los habitantes de Shama con respecto al fuerte.
avatar
Katt

Cantidad de envíos : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo despertar...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.