Censo
Últimos temas
» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
26/07/17, 07:30 pm por Kirill

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
27/04/17, 07:32 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
20/02/17, 01:01 am por Alexandra Whiskers

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Guardián de la Fe [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Tombstone el 12/05/15, 05:49 am

La providencia había guiado mis pasos. Los restos ruinosos de una Iglesia de La Dama, víctima del espolio, era lo más parecido que podía llamar ahora hogar.

Estaba situada en Los Arrabales; Los Distritos, como los solían llamar los maestros constructores. Mis vecinos eran los habitantes de los barrios obreros, gremios y cofradías, posadas, etcétera, que no tienen el suficiente prestigio como para alzarse en la cuaderna principal.

Tras la ola creciente de hostilidades entre el Ducado de Triskel y el de Aspher, parecía que nadie trataría de reconstruir el espacio que había ocupado en mucho tiempo. Había temas mucho más importantes de los que preocuparse y mejores asuntos en los que invertir las "coronas" o los "ducados".

La Iglesia estaba prácticamente en ruinas, pero alguien de mi clase, no necesitaba mucho más que un lugar tranquilo en el que descansar durante el día y mantenerse apartado de ojos curiosos. Había encontrado un pasaje secreto en ella, que conducía a las dependencias privadas del Obispo. Éstas, habían escapado del espolio y se mantenían relativamente intactas. El Obispo, había tenido que huir de forma precipitada, pero no había olvidado arramplar con cuanta pieza de orfebrería había podido. Aquello era insignificante, la verdadera riqueza de aquel lugar era su bien surtida biblioteca.

Había tenido tiempo de indagar entre aquellos volúmenes y había encontrado cosas que me resultaban muy interesantes...

Son muchas las explicaciones que se han intentado buscar, a lo largo de los siglos, para explicar el significado oculto de las gárgolas. Se han visto como símbolos de lo impredecible de la vida, pues nunca representan especies animales conocidas.

En otros casos, se ha dicho que son las almas condenadas por sus pecados, a las que se impide la entrada en la casa de Dios. Esta podría ser una interpretación apropiada, especialmente, para las gárgolas más visibles y terroríficas, que pueden servir como ejemplo moralista de lo que puede ocurrirle a los pecadores.

De todas las explicaciones posibles, la más aceptada es aquella que nos habla de ellas como guardianes de la Iglesia, signos mágicos que mantienen alejado al diablo. Esta interpretación puede explicar el porqué de tan diabólicos y espantosos aspectos y su ubicación fuera del recinto sagrado.

En mi caso concreto, parecía más bien todo lo contrario. No había sido bendito por la Iglesia, ni ninguno de sus representantes. Nada parecido a la luz, que reflejaban los delicadamente decorados volúmenes. Yo era la prueba viviente de que alguien estaba pervirtiendo y corrompiendo los antiguos y sagrados Ritos de La Dama.

La noche era de lo mas desapacible. Una densa manta de agua caía torrencialmente sobre la ciudad. Mis ojos oteaban la oscuridad, atravesándola como un cuchillo caliente, perfora la mantequilla. Desde mi atalaya, yo era el Vigilante de la Oscuridad y esa noche, estaba en guardia.
avatar
Tombstone

Cantidad de envíos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Luthys el 13/05/15, 06:24 pm

A pesar de lo bien que sentía acompañado, Luthys seguía prefieriendo, en muchas ocasiones, la soledad. Podía dedicarse a pensar, a recordar y a caminar conociendo el mundo sin tener que preocuparse de seguir la conversación de alguien. Sin embargo, también en muchas ocasiones echaba de menos a Alma, a Sophitia y a otros acompañantes que había tenido desde que llegó a Mar de Jaspia.

Aún así, cuando iba solo, su mente comenzaba a divagar entre sus recuerdos. Recuerdos que cada vez estaban más olvidados, y que comenzaban a ser reemplazados por los vividos desde que conoció a esa fantasma. Ya no era capaz de recordar con detalle su vida con los de su raza, con los demonios con los que pasó mil vidas, con los que rió, engañó, luchó. Los mismos que le desterraron. Tampoco le era fácil recordar cómo pasar a su forma espiritual. No, aquello era harina de otro costal desde hacía mucho tiempo. Recordaba la última vez que lo consiguió y lo que le costó recuperarse. No se veía capaz de lograrlo de nuevo. ¿Qué le quedaba ya de demonio? Era una pregunta que se hacía a menudo, y acababa dándose cuenta de que algo de su origen lo llevaría siempre en su interior. No era algo que le desagradara, era consciente de lo que era, de lo que fue y de lo que sería todo lo que le durase la vida. Se consolaba pensando que ya no era como antes, ya no disponía de todas las ventajas de ser un demonio. Junto con su inmortalidad perdió mucho más. Y lo cierto era que no lo echaba de menos.

Había decidido volver a Trinacria, más por realizar una visita más amplia, que por otra cosa. Esa ciudad le gustaba. A pesar de la cantidad de gente que había siempre por sus calles, a Luthys le agradaba pasear por allí. Las gentes que hacían su vida le resultaban entrañables, aunque siempre hubiera excepciones. Además, Trinacria poseía edificios interesantes a nivel cultural, y si algo tenía Luthys que nada tenía que ver con su raza, era su interés por la cultura. Le gustaba ver edificios antiguos y empaparse de su historia.

Durante todo el día había reinado un sol espléndido que invitaba a pasar fuera de cuatro paredes todas las horas posibles. Sin embargo, el camino hasta Trinacria desde Adysium había sido largo y el día se le había hecho noche cuando se estaba aproximando a la ciudad. Aún así, Luthys quería aprovechar las horas nocturnas en las que le era más fácil pasar desapercibido. Decidió hacer una visita a la iglesia, la cual aún no conocía interiormente y que estaba seguro que estaría poco transitada a esa hora del día.

Avanzó a paso tranquilo hacia el lugar que había elegido y, justo antes de entrar, decidió sentarse a la entrada, atento a algo que pudiera indicar peligro alguno. Si algo tenía claro, es que no quería sorpresas.
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Tombstone el 14/05/15, 04:31 am

Los ojos de la Gárgola, escrutaban la oscuridad de la noche, mientras el recio aguacero la empapaba por completo. No tuvo problemas en divisar a un joven que parecía dirigirse directamente a la quietud de su refugio; quizás buscando amparo de la lluvia.

La iglesia tenía una "planta" en forma de cruz latina. Estaba parcialmente en ruinas por el saqueo y unas gruesas goteras repiqueteaban en el interior del edificio, por la zona del crucero (lugar en el que ambos "brazos" de la cruz. se encuentran).

Tombstone, descendió sigilosamente, por el hueco que había dejado el derrumbe de la escalera del campanario. Sus sentidos estaban alerta, no sabía a ciencia cierta que reacción podría tener el humano a su presencia y decidió que era más seguro permanecer unos minutos a la expectativa. Con un poco de suerte, se marcharía y el peligro, con él.

El brazo mayor de la Iglesia, estaba conformado por 3 naves, una de las cuales se destacaba por su mayor amplitud. Las naves laterales se prolongaban más allá del "crucero" y permitían rodear por detrás al altar mayor.

El sonido de la lluvia quedaba amortiguado por los gruesos muros, en los que las ventanas eran prácticamente inexistentes. Había muy pocos huecos en los muros y las ventanas eran estrechas y alargadas. El interior de la iglesia por tanto, era muy oscuro y la ausencia de cualquier luz en su interior no ayudaba a menguarla.

Aferrándose con sus portentosas garras a la pared, permaneció inmóvil, escrutando la oscuridad y con su fino oído pendiente de los movimientos del humano.
avatar
Tombstone

Cantidad de envíos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Luthys el 15/05/15, 01:38 pm

La lluvia siempre le tranquilizaba. Le relajaba escuchar las gotas chocar contra suelo, tejados o sus mismas ropas. En otro tiempo, la lluvia le transmitía otro tipo de sentimientos que nada tenían que ver con los de ahora.

Allí, a los pies de la iglesia, observaba el agua caer desde el cielo y olfateaba el aire con ese característico aroma a tierra mojada. Se preguntó quien podría haber dentro del edificio y pensó que quizá alguien hubiera resguardándose de la lluvia que tanto le gustaba a él. Decidió entrar antes de que sus ropas terminaran de calarse del todo, tampoco quería llenar la iglesia de agua, más por no crear conflictos que por educación.

Justo cuando se disponía a empujar la puerta de la iglesia, lanzó una repentina mirada hacia arriba. Le había parecido ver algo, pero no logró saber si había sido algo real o cualquier sombra producida por la noche y el agua que caía. Colocó la mano izquierda sobre la puerta de entrada a la iglesia y empujó para abrirla. Antes de entrar y cerra tras de sí, giró la cabeza una útlima vez para comprobar que nada fuera de lo normal había tras él.

En el interior de la iglesia reinaba la oscuridad. Aunque no poseía ningún tipo de poder especial para ver en la oscuridad, sí era cierto que sus ojos se acostumbraban mucho mejor y de forma más rápida a la oscuridad que el humano medio. Además, Luthys prefería la oscuridad a la luminosidad.
Aguardó unos instantes a la espera de oir pasos o voces que indicaran que no estaba solo, pero no oyó nada. Comenzó a caminar, aunque no sabía muy bien hacia donde dirigirse pues no conocía la iglesia y apenas podía guiarse por la luminosidad de lugar.

Tras unos seis o siete pasos dados de manera pausada, dejó de caminar, echó una ojeada alrededor y dijo en voz baja:

- No sé qué o quién eres, pero sé que no estoy sólo.- A pesar de que su voz sonó calmada, el demonio estaba nervioso, esperaba no haberse metido en la boca del lobo.
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Tombstone el 16/05/15, 04:50 am

Como muchas Iglesias, el edificio no había sido de nueva construcción. En lugar de ello, había aprovechado un edificio más antiguo. Antaño, la zona del "crucero", (donde se unen ambos brazos de la cruz), había formado parte de una sala con una curiosa propiedad acústica.

En esa sala, cuando una persona se situaba próxima a las paredes de la sala y susurraba dirigiendo su voz hacia el techo o las paredes de la sala, otra persona situada en el lado opuesto de la sala, es decir, lo más alejada posible, y también próxima a las paredes, podía oír perfectamente lo que la primera persona susurraba, mientras que las personas más próximas a la primera, situadas más en dirección al centro de la sala y que por tanto no estaban cerca de las paredes, no conseguían oír nada.

Este curioso fenómeno, tiene su explicación no por magia ni brujería, sino por  en diversas causas bien mundanas:

El techo es abovedado, con forma semi-elíptica. Por definición, la elipse es el lugar geométrico de todos los puntos de un plano, tales que la suma de las distancias a otros dos puntos fijos llamados focos es constante. Si dos personas se sitúan cada una en los focos de la elipse y uno de ellas emite un sonido, éste se proyectará hacia el otro foco tras reflejarse en el techo de la sala.

Los materiales superficiales que conforman el techo y las paredes de la sala, principalmente piedra, son muy reflectantes, acústicamente hablando. Esto permite que las pérdidas por reflexión sean inferiores a la atenuación por distancia, haciendo posible que al punto receptor B llegue con más intensidad el sonido reflejado en paredes y techo que el sonido directo proveniente del emisor que susurra en el punto A.

El Obispo, utilizaba aquella construcción para formular sus intrigas sin levantar sospechas. ¿Quién sospecharía los oscuros ardides que se tejían mientras el párroco oficiaba misa?

Este efecto acústico también tenía otro uso interesante. Sentando a rivales políticos y eclesiáticos en ciertos lugares del templo, el Obispo, podía escuchar sus conversaciones de manera subrepticia.

Tombstone, que había tenido acceso a la biblioteca del Obispo, era conocedor de aquel hecho y decidió utilizarlo en su beneficio. Susurrando muy levemente, su voz viajó a través del techo, haciéndose mucho más alta en tono y volumen al otro lado de la sala. Su voz grave y gutural reverberó con más potencia en un punto distante.

No deberías estar aquí. Márchate. La Iglesia está cerrada - ordenó la Gárgola, que trataba de permanecer en completo anonimato.
avatar
Tombstone

Cantidad de envíos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Luthys el 18/05/15, 02:57 pm

Estaba quieto, de pie, a un lado de la iglesia. Había mirado alrededor y no había visto a nadie, sin embargo una voz le había contestado. Pudo discernir que se trataba de una voz masculina, aunque no era un detalle que pudiera aclararle muchas cosas. Más bien no le aclaraba nada. Sabía, por el tono de voz empleado del otro inquilino de la iglesia, que no era alguien querido en aquel lugar. Por algun motivo le estaban echando de la iglesia.

Luthys alzó la vista para observar el techo de la iglesia. Una bóveda preciosa pero ni rastro de nadie que hubiera podido contestar a su pregunta anterior. ¿De qué podría tratarse? Suponía que no se trataba de ningun obispo, cura, cardenal o similar, ya que esos solían ser muy agradecidos con las visitas. De pronto se preguntó que si también serían agradecidos con las visitas cuando se trataba de la visita de un demonio. Por lo general, los demonios no solían ser santo de la devoción de nadie, y mucho menos de personas religiosas. ¿Habrían podido ver sus alas? Luthys dudó, pero era consciente de que los únicos que eran capaces de verle las dos alas negras en la espalda eran fantasmas, magos, brujas y pocos seres más. Aunque, ese ser con voz masculina que le había ordenado que se marchara bien podría haber sido un ser mágico con capacidad de ver qué era en realidad.

- Disculpa, no es por llevar la contraria, pero no voy a hacer ningun mal aquí, solo quiero contemplar el edificio por dentro ahora que no hay nadie. No tardaré, se lo aseguro.- fueron las palabras que el demonio escogió para intentar permanecer en la iglesia y no obedecer las órdenes de alguien del que no conocía ni su forma física. Sin embargo, dudó en que el tono hubiera sido mal empleado y solo consiguiera enfadar más a la voz.

Fuera como fuere, esperaba no haberse buscado más problemas de los que ya tenía.
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Tombstone el 19/05/15, 04:04 am

- Disculpa, no es por llevar la contraria, pero no voy a hacer ningún mal aquí, solo quiero contemplar el edificio por dentro ahora que no hay nadie. No tardaré, se lo aseguro.- fueron las palabras que el insistente humano eligió para no obedecer la orden que Tombstone le había dado.

- La Iglesia está en ruinas, guarda cuidado de que no se te derrumbe encima - habló la gárgola desde su posición actual para tratar de desconcertar más al humano empecinado en permanecer en su refugio. La gárgola no deseaba causarle mal alguno, pero si se veía obligada, no le temblaría el pulso. Malditos metomentodos...

Tombstone, se aferró firmemente a la pared con sus garras traseras. Sus alas se plegaron muy suavemente, adoptando una pose de calma y sosiego. Colocó sus manos frente a sus ojos, como si de una "estatua llorosa" se tratara. Un demonio atormentado llorando y arrepintiéndose de sus pecados en la Casa de Dios.

Aguardó pacientemente, quedándose completamente quieta, mimetizándose con el entorno. Aparentando ser una estatua más de las que había en aquella ruinosa iglesia. ¿Se atrevería el humano a seguir adelante con su investigación? Le dejaría husmear un poco, ya que no había nada en aquel lugar que para la Gárgola tuviera real apego ni aprecio. Su camino era el vagar...
avatar
Tombstone

Cantidad de envíos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Luthys el 20/05/15, 02:27 pm

Aquel ser no cesaba en sus intentos por echarle de la iglesia. Sin embargo, Luthys no iba a irse tan fácilmente. Por un lado, seguía preoupado por la posibilidad de que esa voz perteneciera a alguien que estaba dispuesto a causarle muchos problemas, pero por otro lado se decía a sí mismo que alguien al que no le importe meterse en líos no actúa de manera tan esquiva.

Permaneció un rato en silencio tras la contestación de la voz, luego suspiró y dijo:

-Si la iglesia se derrumba no sólo va a atraparme a mí debajo de ella... olvidas que tú, seas lo que seas, estás en el mismo lugar que yo. -dejó asomar una levísima sonrisa de entre sus labios y realizó varias negaciones con la cabeza. No comprendía quién era ese ser, ni qué hacía allí pero, al menos por el momento, decidió no seguir insistiendo.

Comenzó a caminar por la iglesia, admirando cada una de las piedras de las que estaba construida, con total tranquilidad y parsimonia. Ahora más que nunca no tenía ninguna prisa, sobre todo por llevar la contraria a esa voz que tanto había dejado ver que su presencia no era querida en aquel lugar. Iba a tener que fastidiarse.

Admiró las columnas, el techo, las estatuas e incluso el suelo que pisaba. Lo cierto era que, aunque él no tenía una gran pasión por la arquitectura o el arte, aquel lugar era bonito. Lo relacionado con el tema religioso nunca tuvo una gran influencia en él, pero sabía reconocer algo bonito cuando lo veía.

Le agradó también el hecho de encontrar aquel lugar tan en silencio. Disfrutaba del sonido que hacían sus pasos al caminar por aquel suelo amarmolado. Sin embargo, no era capaz de disfrutar totalmente sabiendo que no estaba solo allí, aquella voz, aquel ser seguía en ese lugar, y se mantenía en completo silencio. En ningun momento pudo identificar un quejido, una respiración, un susurro, un movimiento, pero era capaz de notar la presencia de algo.

Cuando acabó, tras lo que se le antojó más tiempo del que nunca hubiera imaginado que tardaría en recorrer una iglesia, se volvió a acercar al lugar del que había provenido aquella voz. Se mantuvo de pie, con la vista clavada en el suelo, escuchando. Tras unos instantes en los que nada oyó, dijo:

-Sé que, seas lo que seas, sigues aquí. Aunque no tengo mucho que hacer aquí dentro, tampoco tengo que hacerlo fuera, y al menos dentro de este lugar me libro de la tormenta. Igual sería más fácil para ambos vernos las caras, ya que vamos a tener que compartir estas paredes.
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Tombstone el 21/05/15, 05:54 am

El humano deambulaba por la Iglesia, con una parsimonia tediosa, que en mas de una ocasión incitó a la Gargola a precipitarse sobre él y acabar de una vez por todas con el intruso. Algo dentro de Tombstone le impulsaba a atacarle, pero con gran esfuerzo, logró sobreponerse a ello.

Sabía que aquellos sentimientos no eran naturales, el ser en el que lo habían transformado pugnaba por hacerse con el control y destruir al desconocido. Pero, había muchas preguntas sin respuesta. El ritual de conversión, al parecer no había sido perfecto y Tombstone retenía aún, parte de su anterior ser, de su humanidad.

Cuando el hombre volvió a acercarse, se mantuvo en pié con la vista clavada en el suelo, escuchando. Sería tan fácil abalanzarse sobre él... Una presa incauta...

-Sé que, seas lo que seas, sigues aquí. Aunque no tengo mucho que hacer aquí dentro, tampoco tengo que hacerlo fuera, y al menos dentro de este lugar me libro de la tormenta. Igual sería más fácil para ambos vernos las caras, ya que vamos a tener que compartir estas paredes. - su voz reverberó haciendo eco en la ruinosa iglesia.

Abrí levemente los dedos para poder observarlo con más detalle, ahora que le tenía a escasa distancia, posición elevada, distraído mirando el suelo... Mi pétreo corazón latía a buen ritmo. La anticipación de la caza... Pero me negaba a atacarle sin un buen motivo.

Para los humanos, la realidad no era más que una mentira. El mundo que vemos entorno nuestro no es más que una fachada que oculta una realidad mayor y más escalofriante. Nuestros sentidos no están lo bastante desarrollados como para percibir el mundo verdadero. Nuestras mentes son demasiado frágiles para enfrentarse a la realidad exterior. De modo que desechamos la mayor parte de la información que nos rodea, y sólo vemos lo que no nos perturba demasiado. Nuestro mundo, forma parte de una realidad mayor. No es totalmente falso, tan sólo incompleto. Probablemente, no hay una única realidad verdadera, sino muchas...

La "venda" que cubría mis ojos se deshizo al contemplar con detenimiento a aquella criatura que aparentaba ser humano. La primera en delatar algo erróneo en aquel ser, fue mi nariz. Un efluvio extraño, un olor particular, avivó algo dentro de mi. Entorné los ojos, forzándolos, obligándome a ver como nunca antes lo había hecho. Me sentía confuso y aturdido, era como un invidente que acababa de recobrar la vista.

Quizás hubiera algo de verdad en que el Culto de la Dama, creaba seres como yo, para defender y vigilar los lugares sagrados, manteniendo a raya a los seres impíos. La presencia de aquella criatura, que aparentaba ser humano, quizás no fuera casual. Necesitaba respuestas y las quería cuanto antes.

La figura del humano había cambiado, ahora, dos alas emplumadas del color del ébano, coronaban su espalda. Y... sus ojos, de profundo azabache, ahora eran dos pozos de intenso color de la sangre.

Solté la presa con la que me aferraba a aquella columna y caí a plomo, con todo mi peso sobre el suelo de la capilla. Éste retumbó, levantando una gruesa capa de polvo y arenilla, agrietándose por el impacto. Apartando, lentamente las manos de mi rostro, miré directamente al ser:

- ¿Qué eres criatura? Que oculto a ojos mortales entre ellos caminas. ¿Qué buscas entre estos sagrados muros? - rugió la Gárgola, abriendo lentamente sus alas e hinchando su pecho, separando sus brazos levemente del cuerpo para parecer aún más grande, terrible y fiera.

La Gárgola con su voz ronca, gutural y profunda, comenzó a musitar lo que parecía una salmodia en tono bajo...

Regna terrae, cantate Deo,
psallite Domino, Tribuite virtutem Deo.
Exorcizamus te,
omnis immundus spiritus,
omnis satanica potestas,
omnis incursio infernalis adversarii,
omnis legio, omnis congregatio et secta diabolica...


Su transformación no había sido completa, no era más que una sombra de lo que realmente debía ser. Sus votos no eran los del auténtico ritos de creación de la Dama; no obstante, a pesar de su falta de poder, en su mente habitaban las fórmulas para tratar de ahuyentar seres impíos... Pero, carecía de poder real para hacerlo... la Verdadera Fe no habitaba en su interior. Palabras, tan sólo palabras. Palabras musitadas al viento...
avatar
Tombstone

Cantidad de envíos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Luthys el 23/05/15, 07:59 am

Luthys se mantuvo callado y quieto, a la espera de recibir una respuesta de ese ser que se ocultaba de él por motivos que aún desconocía y que no lograba entender. ¿A alguien podría resultarle peligrosa su presencia? Tiempo atrás sí que era algo que le ocurría a menudo, pero las cosas habían cambiado y a nadie parecía dar miedo ya. Ni él mismo se tenía respeto a estas alturas de la vida. Dudaba mucho que fuera eso lo que a esa voz la echaba para atrás a la hora de dar la cara.

Sumido en sus pensamientos se hallaba cuando notó movimiento al fin, cerca de él, en el mismo lugar en el que había escuchado por primera vez aquella voz. Se preparó para lo que pudiera venir e incluso se notó nervioso. De repente, un enorme ser con unas alas en su espalda cayó justo delante de Luthys que dió un par de pasos atrás. El demonio observó a la criatura y comprendió de qué ser se trataba: una gárgola. Se fijó en el color de su piel y en esos dos cuernos que poseía en la frente. Era una criatura enorme, mucho más que él, por supuesto. Su mirada parecía feroz, y su voz esta vez le pareció más grave, más profunda.

Se disponía a contestar cuando fue interrumpido por unas frases emitidas por la gárgola. Le pareció un canto, o un rezo quizá. Tiempo atrás, Luthys hubiera podido descifrar el idioma en el que hablaba ese gigante que había decidido por fin dar la cara ante él, pero eso habían sido otros tiempos. El demonio permaneció inmóvil, observando con gran asombro a la gárgola. En ningun momento se hubiera imaginado que la voz provenía de ese ser. Hacía siglos que no se cruzaba con gárgolas, y tampoco es que a lo largo de su vida se hubiera topado con muchas. Sin embargo, la que se encontraba delante de él en esos momentos le pareció más grande que cualquiera que hubiera visto antes, aunque no tenía muy claro si le parecía así porque él se sentía más pequeño que años atrás. Fuera como fuere, estaba maravillado con lo que su vista le ofrecía. Sin embargo, alguna palabra entendida en el rito de la gárgola le hizo alzar la voz e interrumpirla.

-¡Espera! Soy un demonio, como bien veo que has descubierto. - contestó con firmeza. Sin embargo, decidió añadir algo más a su respuesta para ser más sincero. - O lo fui, porque me desterraron hace tiempo. - Hizo una pausa antes de continuar. - Me oculto entre los mortales, pero ya no para causar daño como los de mi raza. Simplemente intento huir del daño que cualquiera pueda causarme a mí. - Dudó un instante si añadir el hecho de que él también era mortal o guardarse esa información por el momento. Se decidió por lo segundo e intentó cambiar la dirección de la conversación. - Hacía mucho tiempo que no veía gárgolas, y debo reconocer que no las recordaba como tú. Perdona si he interrumpido tu tranquilidad, mi intención era resguardarme de la lluvia y descubrir el interior de esta iglesia que aún no conocía. ¿Es este tu hogar?
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Tombstone el 27/05/15, 04:11 am

Spoiler:
Ante todo, pedirte disculpas por la tardanza en contestar. Son fechas complicadas y he tenido un finde algo movido. Gracias por tu paciencia.

- ¡Espera! Soy un demonio, como bien veo que has descubierto. - contestó a mis inquisitoriales afirmaciones. - O lo fui, porque me desterraron hace tiempo. - Una leve pausa en su respuesta, hizo que mi cuerpo detuviera su ineroxable avance hacia la criatura.

- Me oculto entre los mortales, pero ya no para causar daño como los de mi raza. Simplemente intento huir del daño que cualquiera pueda causarme a mí. - Aquella criatura parecía estar diciendo la verdad. Todos los sentidos de Tombstone así se lo indicaban; más la razón gritaba a viva voz que no debía fiarse lo más mínimo de un demonio.

La gárgola abrió y cerró sus manos acabadas en pétreas garras, mientras sus dientes rechinaban por la presión. Intentaba decidir aué hacer con aquel inesperado encuentro.

-Hacía mucho tiempo que no veía gárgolas, y debo reconocer que no las recordaba como tú. Perdona si he interrumpido tu tranquilidad, mi intención era resguardarme de la lluvia y descubrir el interior de esta iglesia que aún no conocía. ¿Es este tu hogar?

Los ojos de la gárgola se entrecerraron un poco más. ¿Antes o después de ser "desterrado"? - inquirí con firmeza. Estaba convencido de la veracidad de aquella afirmación, pero no de las intenciones de la criatura. Aunque, en mi fuero interno, debía reconocer que había conseguido captar mi curiosidad. No tenía más información relevante al respecto, y era cierto que no era una gárgola al uso. Pero aquel demonio, parecía haber "tenido trato" con alguna otra, o al menos haberlas visto con anterioridad y si eso era así, debía exprimir hasta la última gota de información. Había mucho que no encajaba en mi conversión, y alguien pagaría por ello... tarde o temprano...

Estos son mis dominios - espeté, abriendo los brazos mostrando la "grandeza" de mi ruinosa morada. Aquello era técnicamente cierto, pero no del todo. Las gárgolas, solían estar atadas a un lugar en concreto del que dependían totalmente. Normalmente no podían abandonar el lugar sin una orden de su amo y estaban atadas a él, para poder sanar sus heridas. En mi caso concreto, al no ser una gárgola acabada, las restricciones eran algo más laxas. Pero eso era algo que mantendría en secreto. Era mejor que el demonio pensara que las cosas eran como debían ser...
avatar
Tombstone

Cantidad de envíos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Luthys el 31/05/15, 06:03 am

Luthys contuvo un suspiro de alivio al comprobar que la gárgola se calmaba un poco. Sin embargo, aún podía percibir la tensión en la que se encontraba y la suspicacia con la que le miraba. Estaba claro que no fiaba de él, y tampoco era algo que le sorprendiera. Jamás se ha tenido una imagen buena de los demonios, sino todo lo contrario. Era totalmente lógico que esa gárgola no se fiara de él, ya que estos seres, según había podido discernir en sus breves encuentros con ellas, eran bastante desconfiados. Nunca supo si se trataba de casualidad o era una característica propia de ellas, y tal y como estaba viendo, seguía con la duda. ¿No se fiaría de él por ser un demonio o no se fía de nadie?

- Pues disculpa por haberme presentado en tus dominios sin más. Vuelvo a repetir que no vengo a causar problemas, puedes estar tranquilo. - Luthys pensó que el hecho de que un demonio te diera la "seguridad" de que podías estar tranquilo con él, no era algo que consiguiera ese efecto. Pero, ¿qué otra cosa podía decirle? - Mi nombre es Luthys.- añadió.- La verdad es que durante mis años como demonio, mis encuentros con gárgolas fueron muy breves, y no recuerdo ningun mal final en esos encuentros. Cuando me desterraron, solamente me crucé con una gárgola, una hembra mayor que me previno de que algunos demonios andaban por el lugar, por lo que me marché rápido de allí. Por suerte o por desgracia, esos han sido todos mis contactos con gárgolas... hasta ahora. Y creéme si te digo que había olvidado vuestra temible apariencia.

Notó que se había dejado de escuchar la lluvia golpear contra los ventanales de la iglesia. Parecía que había dejado de llover, por lo que, dependiendo de cómo se desarrollara el asunto con la gárgola, quizá fuera mejor abandonar el lugar y seguir su camino.
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Tombstone el 01/06/15, 05:54 am

- Pues disculpa por haberme presentado en tus dominios sin más. Vuelvo a repetir que no vengo a causar problemas, puedes estar tranquilo. - Las palabras del demonio, no consiguieron apaciguar mis ánimos. A mi mente acudió un relato que había oído mil veces durante mi niñez...

Cuenta el relato que en las orillas del río, vivía una rana muy generosa. Cuando llegaba la época de las lluvias ella ayudaba a todos los animales que se encontraban en problemas ante la crecida del río.

Cruzaba sobre su espalda a los ratones, e incluso a alguna nutritiva mosca a la que se le mojaban las alas impidiéndole volar. Pero, su generosidad y nobleza no le permitían aprovecharse de ellas en circunstancias tan desiguales.

También vivía por allí un escorpión, que cierto día le suplicó a la rana: "Deseo atravesar el río, pero no estoy preparado para nadar. Por favor, hermana rana, llévame a la otra orilla sobre tu espalda".

La rana, que había aprendido mucho durante su larga vida llena de privaciones y desencantos, respondió enseguida: "¿Que te lleve sobre mi espalda? ¡Ni pensarlo! ¡Te conozco lo suficiente para saber que si estoy cerca de tí, me inyectarás un veneno letal y moriré!"

El escorpión le replicó: "No digas estupideces. Ten por seguro que no te picaré. Porque si así lo hiciera, tú te hundirías en las aguas y yo, que no sé nadar, perecería ahogado."

La rana se negó al principio, pero la incuestionable lógica del escorpión fueron convenciéndola... y finalmente aceptó. Lo cargó sobre su resbaladiza espalda, donde él se agarró, y comenzaron la travesía del río.

Todo iba bien. La rana nadaba con soltura a pesar de sostener sobre su espalda al escorpión. Poco a poco fue perdiendo el miedo a aquel animal que llevaba sobre su espalda.

Llegaron a mitad del río. Atrás había quedado una orilla. Frente a ellos se divisaba la orilla a la que debían llegar. La rana, hábilmente sorteó un remolino...

Fue aquí, y de repente, cuando el escorpión picó a la rana. Ella sintió un dolor agudo y percibió cómo el veneno se extendía por todo su cuerpo. Comenzaron a fallarle las fuerzas y su vista se nubló. Mientras se ahogaba, le quedaron fuerzas para gritarle al escorpión:

"¡Lo sabía!. Pero... ¿Por qué lo has hecho?"

El escorpión respondió: "No puedo evitarlo. Es mi naturaleza".

Y juntos desaparecieron en medio del remolino mientras se ahogaban en las profundas aguas del río.

Mi nombre es Luthys.- añadió la criatura. Sin lugar a dudas un apodo o sobrenombre, ningún demonio revelaría tan a la ligera su verdadero nombre, ya que con él, podían realizarse toda clase de sortilegios y ataduras.

- La verdad es que durante mis años como demonio, mis encuentros con gárgolas fueron muy breves, y no recuerdo ningún mal final en esos encuentros. Cuando me desterraron, solamente me crucé con una gárgola, una hembra mayor que me previno de que algunos demonios andaban por el lugar, por lo que me marché rápido de allí. Por suerte o por desgracia, esos han sido todos mis contactos con gárgolas... hasta ahora. Y creéme si te digo que había olvidado vuestra temible apariencia.

La noche ha llegado y con ella comenzó mi guardia. No concluirá hasta mi muerte. Soy la Lápida que protege el descanso de los difuntos y vigila silenciosa a los vivos. Puedes llamarme Tombstone - expresó la gárgola a modo de presentación o saludo. Como la rana, dudaba de la naturaleza de la criatura que tenía enfrente, pero a diferencia de la ella, su piel podía soportar los aguijonazos del escorpión.

La lluvia parecía haber cesado. Los finos sentidos de Tombstone así se lo hicieron saber. Se sentía curioso por el ser que había penetrado en su refugio, pero seguía desconfiando de sus intenciones.

¿Cuál es el nombre de aquella gárgola¿ ¿Dónde fue ese encuentro? -inquirió Tombstone, tratando de arañar hasta el más mínimo ápice de información.
avatar
Tombstone

Cantidad de envíos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Luthys el 04/06/15, 07:24 am

Era consciente de que aquel ser no fiaba de él. No era de extrañar que no se fiaran de un demonio, sin embargo, no llegaba a comprender cómo un ser que obviamente le superaba en fuerza física y resistencia, podía andarse con cuidado con él. Claro que, en realidad, solamente le había proporcionado el dato de que era un demonio desterrado, nada de su inmortalidad o la pérdida de sus capacidades demoníacas. Y, por el momento, no pensaba añadirlas en su descripción de sí mismo. Bien era cierto que tampoco Luthys podía fiarse de un gárgola a la que acababa de conocer.

Cuando la gárgola pronunció su presentación, Luthys tuvo que disimular una sonrisa. Le sorprendía aún dar con seres tan educados y con esa peculiar forma de expresarse. No hacía mucho que él también se presentaba de esa forma, sin embargo, el trato con humanos y seres de todo tipo le había llevado a cambiar su manera de hablar y expresarse, algo de lo que se sentía bastante orgulloso de haber conseguido.

- ¿El nombre de la gárgola que me avisó de los demonios? - Luthys se rascó la coronilla intentando recordar – No tengo la menor idea de cuál era su nombre. De hecho, no recuerdo ni siquiera si me lo dijo. Tampoco recuerdo haberle dicho el mío... Sea como fuere, sí que puedo decirte que fue en Trinacria, pero no soy capaz de darte el lugar exacto de ubicación. - Era cierto que no conseguía recordarlo, habían pasado tantas cosas desde que llegó a Jaspia, que no podía recordarlo todo. Fuera como fuere, tenía la impresión de que tenía que ser sincero con Tombostone, iba a tener que ganarse un poco su confianza si no quería meterse en problemas. Y no, no quería meterse en problemas. - Lo siento, no soy de mucha ayuda en lo que a información se refiere. - Hizo una pausa antes de continuar – ¿Puedo preguntar yo ahora? ¿Por qué tanto interés en los demás seres de tu especie? No sé muy bien cómo funcionáis, ni siquiera sé si tenéis relación los unos con los otros. A decir verdad, no sé practicamente nada sobre gárgolas. Quizá hace siglos supiera algo más, pero hoy por hoy... - conluyó, negando con la cabeza.
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Tombstone el 07/06/15, 02:38 pm

El demonio parecía no tener la intención de revelar más información. Decía no recordar el nombre de la Gárgola, ni el lugar en el que se había encontrado con ella. Dudaba si lo hacía por real desconocimiento o si por el contrario, aquella criatura era capaz de disfrazar las mentiras con la capa de la verdad.

- Lo siento, no soy de mucha ayuda en lo que a información se refiere. - Hizo una leve pausa – ¿Puedo preguntar yo ahora? ¿Por qué tanto interés en los demás seres de tu especie? No sé muy bien cómo funcionáis, ni siquiera sé si tenéis relación los unos con los otros. A decir verdad, no sé practicamente nada sobre gárgolas. Quizá hace siglos supiera algo más, pero hoy por hoy... - concluyó, negando con la cabeza.

Trataba de corroborar tu historia. Aunque, siendo sincero, el umbral de certeza que proporcionas tiene un margen muy estrecho. - dijo la Gárgola al "desterrado".

Tenemos fuertes lazos entre nosotros, si tanto te interesa - mintió Tombstone, tratando parecer convincente, (aunque sabía que tendría pocas opciones de sortear el escrutinio de un demonio) y no aparentar estar desvalido. Hubiera sido muy estúpido por su parte reconocer abiertamente que estaba sólo, que nadie sabía de su creación y que nadie le echaría de menos, ni movería un dedo, si acababan con él. Aquella clase de verdad era algo especialmente letal en manos de un demonio.

Ambos estaban en un impás. El demonio, había penetrado en el refugio y aquello, era obvio, que causaba incomodidad. La gárgola dudaba sobre cuál era el modo de proceder adecuado. A fin de cuentas, no había recibido la formación complementaria que se espera de todo ser como él.

Fui enviado por el Cruzado Armistead, a proteger este sepulcro y el descanso eterno del Santo que aquí reposa - mintió de nuevo, tanto por su patrón, como por su misión. Era una jugada arriesgada, pero no le quedaba más opción que parecer alguien bien posicionado y con contactos dentro de la Orden. Un aspecto amenazador, en algunas ocasiones no era suficiente para amedrentar a ciertas criaturas. Tombstone, tenía miedo, su mente fabulaba con lo terrible que podría ser un traspiés en aquella situación.
avatar
Tombstone

Cantidad de envíos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Luthys el 21/06/15, 02:51 pm

FDI: Mil perdones por la tardanza en responder. Intentaré que no vuelva a ocurrir :S

DDI:

Notó cierta tensión en las palabras que la gárgola le acababa de dedicar. No entendía muy bien a qué era debida esa tensión a la que parecía estar sometido, ¿sería miedo? Lo más probable es que fuera prudencia, lo cual era bastante inteligente por su parte.

Luthys, por el contrario, no se encontraba en tensión por prudencia sino por auténtico miedo. ¿Acababa de decir que era un enviado del Cruzado de Armistead? Ahí podía haber un problema. Desde que llegó a Jasperia, Luthys nunca se había interesado por la política de aquel lugar, como tampoco lo había hecho nunca en su vida. Sin embargo, dadas su circunstancias y las del lugar, iba siendo hora de sentar la cabeza y decidir en qué bando situarse si es que podría situarse en alguno.

Por el momento, iba a mantenerse neutral, cuando se es un ignorante en alguna materia, mejor informarse bien antes de cometer algun error. Esperaba que aquel ser pensara igual que él.

- Yo en temas políticos y religiosos no entro. - soltó sin más. - Entiéndeme, no es que sea un rebelde, simplemente no conozco demasiado para poder sentirme fiel a algo o alguien. - Intentó excusarse de la mejor manera que pudo. - Verás, si te soy sincero, a mí no me interesa llamar la atención. - Había llegado el momento de ser honesto y tratar de explicarse antes de dar lugar a algun tipo de mal entendido. - Sólo busco lugares nuevos que visitar, gente nueva que conocer, y pasar el resto de mi inmortalidad viviendo tranquilo y en paz. Lo útimo que deseo es tener problemas. - La última frase no pudo sonar más sincera, y ciertamente lo era. Se estaba dejando el alma en conseguir ese propósito que, aunque parecía sencillo, en un mundo como aquel en el que habitaban tantos seres distintos, era una auténtica hazaña.

Justo en ese momento, la puerta de la iglesia se abrió. Luthys tuvo el impulso de ocultarse, y fue a hacerlo junto a la gárgola. Esperaba que la visita, fuera quien fuese, se marchara pronto.
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Tombstone el 24/06/15, 06:32 am

FDI: No hay problema, se que son días complicados.


DDI:

- Yo en temas políticos y religiosos no entro. - dijo sin más y la verdad es que aquello me desconcertaba. No era capaz de detectar falacia alguna en sus labios. - Entiéndeme, no es que sea un rebelde, simplemente no conozco demasiado para poder sentirme fiel a algo o alguien. - trató de excusarse - Verás, si te soy sincero, a mí no me interesa llamar la atención. - dijo con honestidad, lo cual me perturbaba aún más. ¿Sería yo incapaz de poder vislumbrar a través de la red de mentiras de un demonio?- Sólo busco lugares nuevos que visitar, gente nueva que conocer, y pasar el resto de mi inmortalidad viviendo tranquilo y en paz. Lo último que deseo es tener problemas. - La última frase no pudo sonar más sincera.

La puerta se abrió con gran estrépito. El olor a tierra mojada inundó las fosas nasales de Tombstone, junto a la inconfundible esencia del sudor y el almizcle que se destila previamente a una reyerta.

Tres guardias irrumpieron en la antigua capilla , armados con lanzas, espadas largas y corazas. Los hombres, portaban el blasón de la ciudad, así como los colores del Ducado de Triskel.

¿Quien osa violar Sagrado? - rugió Tombstone tratando de amedrentar a los guardias. Extendió sus alas en toda su amplitud, mostrando sus pétreas garras y sus amenazadoras fauces. La Gárgola supo inmediatamente que se encontraba en un buen atolladero.

El sargento, aparentemente un veterano curtido, dio un paso al frente. El sonido metálico de su espada al desenvainarse, acompañó a su voz. Apresad al espía - ordenó a sus hombres apuntando en dirección a la Gárgola. Éstos, sobreponiéndose al temor que la criatura les infundia, se precipitaron con sus lanzas en ristre contra el "espía".

Las lanzas impactaron sobre la pétrea piel de Tombstone y se curvaron ligeramente por la presión que ejercían los guardias. Las armas parecían incapaces de penetrar la dura piel de la criatura. Las garras de Tombstone, se asieron con fuerza entorno a una de las lanzas. Haciendo gala de una fuerza total y absolutamente sobrehumana, tiró de ella. Los pies de desdichado guardia, aferrado a su arma, se despegaron del suelo y fue catapultado media docena de metros más allá; aterrizando de forma poco decorosa sobre los banco recomidos por la carcoma.

La Gárgola emitió un nuevo rugido, que resonó en la capilla...
avatar
Tombstone

Cantidad de envíos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Luthys el 11/07/15, 12:40 pm

A la gárgola no le dió tiempo a decir nada antes de que irrumpieran en el lugar tres hombres. Mientras Luthys se quedó paralizado buscando el pasar desapercibido por esos hombres, vió atónito, cómo la gárgola se enfrentaba a ellos, saliendo de su escondite. El demonio observó la escena, incapaz de mover un ápice para tratar de averiguar en qué situación se encontraban.

A juzgar por el tono de voz empleado por Tombstone, esos hombres no eran bien recibidos allí. Se descubrió realmente alucinado con la grandeza de la gárgola cuando abrió sus alas. Luthys se tensó al ver cómo dos de los hombres se abalanzaban sobre Tombstone con sus lanzas preparadas. Sin embargo, las lanzas poco pudieron hacer contra la piel de la enorme gárgola, lo que a Luthys le resultó algo tranquilizador. Después vió cómo uno de los dos hombres que le habían atacado salía lanzado por los aires y dando a parar a un par de bancos de la iglesia.

Luthys no sabía muy bien qué hacer. ¿Sería capaz de huir de aquel lugar mientras durara el enfrentamiento? Lo más seguro era que sí, dado que sólo eran tres contra la enorme gárgola pero, ¿sería correcto? Sin duda alguna no podía quedarse ahí quieto, sin moverse hasta que todo acabara, sobre todo porque nunca se sabía cómo podía acabar aquello. Miró al hombre que Tombstone había lanzado con fuerza hacia los bancos del fondo, y comprobó que no se movía. Dudaba mucho que estuviera muerto, pero sí que era casi seguro que el golpe le había dejado inconsciente. Buscó la situación de los otros dos hombres para comprobar que se mantenían lo suficiente ocupados para que no le vieran. Salió del escondite en el que se había metido y corrió, procurando no ser visto, hacia la zona en la que el hombre había caído. A unos diez pasos de los bancos en los que el hombre se encontraba descolocado, se encontraba la lanza de este. Luthys cogió la lanza y la observó, la hoja de había doblado llamativamente, pero serviría. Echó una ojeada al hombre y asintió con la cabeza cuando comprobó que no se movía. Echó a correr pegado a una de las paredes y se dirigió hacia el que parecía el mandamás de los tres hombres, el que había ordenado el ataque. El hombre se encontraba unos pasos por detrás de Tombstone y el otro hombre, demasiado pendiente del enfrentamiento entre ambos como para percatarde de la presencia del demonio a sus espaldas. Luthys le asestó un golpe con la lanza sobre una de las piernas y luego sobre la otra. Debido a los desperfectos ocurridos al arma con la que atacó, no consiguió más que derribar al oponente. Sin embargo, gracias al desconcierto de este por la sorpresa de que alguien más se encontrara en la iglesia además de la gárgola, Luthys consiguió arrebatarle la lanza y coger las riendas de la situación. Redujo al hombre hasta tumbarlo en el suelo y esperó que la situación se calmara para que Tombstone le explicara de qué iba todo aquel asunto y qué debía hacer con ese hombre.
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Guardián de la Fe [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.