Censo
Últimos temas
» Adonde me lleven los sueños
04/04/18, 08:55 pm por Lisandot

» Sentimientos encontrados
22/02/18, 10:03 pm por Songèrie

» El fin de un viaje y el comienzo de otro.
04/02/18, 03:16 pm por Florangél

» Vini, saquei, marchi
30/01/18, 06:23 pm por Narrador

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/01/18, 06:01 pm por Narrador

» Trama 3 . Se reclutan piratas y maleantes varios
30/01/18, 05:58 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Kaisui [Finalizada]

Ir abajo

Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Kaisui el 23/07/15, 01:37 pm


  • Nombre del personaje: Kaisui Jalmosdoen Nunmul
  • Raza: Hitosame. Los hitosame son una extraña raza no muy conocida en el mundo. Su nombre significa "hombre tiburón". No son originales del mar de Jaspia, aunque no se sabe exactamente de donde salieron. Vagan por los océanos y los mares sin un rumbo fijo. Estos seres abandonan a sus hijos a cierta edad para que crezcan con una gran fortaleza, rudeza y fuerza, pues no les gusta nada la debilidad, y ningún Hitosame quisiera tener a un hijo débil. Hay varios tipos de hitosame, dividiéndose depende del poder que controlan. Esto se debe ya que se cuenta que los hitosame son los guardianes del dios del mar, y que este les dio a cada uno un poder especial para defender los mares. El poder que heredó Kaisui es el poder de las sobras.
  • Edad: Aparenta 19
  • Profesión: Músico ambulante
  • Descripción física:

    ·1er Aspecto: Tiburón.

    En esta forma Kaisui es un simple tiburón, aunque con un tamaño mayor al habitual. Puede alcanzar un tamaño 3 o 4 metros como máximo. Un dato curioso es que puede reducir su tamaño hasta 1 metro. Su color es común, grisácio, con la parte inferior blanca.

    ·2º Aspecto: Forma humana incompleta.

    Kaisui es una persona con una complexión delgada y una tez pálida. A pesar de tener un aspecto algo débil, su cuerpo es bastante resistente y ágil. Su altura es de unos 1,67m. Su rostro tiene rasgos orientales, con ojos de color azul marino. Su pelo liso es de un color  negro azulado, al igual que sus ojos, y se extiende hasta su cuello. Un flequillo le cubre dos partes de la cara, y una parte en el centro de esta.

    A pesar de que esta es su forma humana, no puede ocultar su gran cola y su aleta. Aun cuando los hitosame si pueden, él aun no aprendió la forma para no mostrarlas.

    Su vestimenta consta normalmente de una camiseta de manga larga que posee un color azabache, ocultada a veces por una larga camiseta amarillenta, la cual su extensión llega hasta la parte superior de sus piernas, y es sujetada por una cinta marrón y negra como cinturón, para mejorar la movilidad. Esta camiseta deja ver las mangas de la inferior, y la cual tiene en su centro una gran y ancha linea vertical que recorre desde el cuello hasta la base, de un color negro con rayas blancas en su interior. Cuando no esta oculta por esta prenda, suele llevar una chaqueta de color tierra bastante desgastada,  levemente adornada con un color blanco. Siempre lleva con él una bufanda al rededor de su cuello, de un color bastante semejante al de su chaqueta, y suele esconder en bastantes  momentos su rostro en él, ya que no le gusta mostrar su cara a la gente. Pasando de la parte del torso a la de sus extremidades, suele cubrir sus piernas con un pantalón de tela que posee un color como el mar en la noche.

    Un dato extra de su aspecto, es que tiene una cicatriz en su ojos derecho. La razón de está, está explicada en el libro "Relatos de Kaisui I". Puede abrir el ojo, pero de cualquier manera, no ve bien con él, por lo que normalmente esconde la cicatriz con una venda para que la gente no se fije demasiado en él.

    Aspecto:
    1er Aspecto: (Versión videojuego)


    (Versión real)

    2º  Aspecto:




    Vestimenta:
    (Normal)

    (Chaqueta)

  • Descripción psicológica:

    La forma de comportarse de Kaisui suele ser bastante confusa. Esto es gracias a que tiene algunos problemas con su personalidad, gracias a varios hechos del pasado, que no le dejan ser una persona normal.
    Kaisui es alguien que suele ser bastante calmado, sin embargo, a pesar de su usual cara inexpresiva, en algunos momentos, muchas emociones residen en su interior, tales como alegría o preocupación, aunque trate de ocultarlo. Es alguien bastante tímido en el interior, a pesar de ser alguien que se enfrontaría a cualquier peligro. Es alguien bastante maduro, pero hay momentos en los que actúa como un auténtico niño, con un comportamiento bastante infantil. Suele ser enojón y algo terco, pero siempre intenta entender a los demás, aunque no se dé cuenta. A pesar que no suele confiar en las personas, se preocupa por ellas, especialmente por las que necesitan ayuda. Es alguien que aunque le pidas algo, y él quiera aceptar, se negará rotundamente, ya que no es sincero consigo mismo. En algunos momentos es una persona impulsiva, aun cuando normalmente siempre piensa antes de actuar. A pesar de ser tan calmado y solitario, sin darse cuenta siempre busca compañía y cosas que hacer.

    La fortaleza es algo que predomina en él. Ya que no tiene confianza en las personas, no suele hablar mucho, y sus frases son relativamente cortas. Nunca hablaría de su pasado con nadie que no fuera de su total confianza, y aun este cuando lo fuera, le costaría mucho hablar de ello. Aun cuando ayuda a alguien, se muestra siempre frio con la otra persona, dando la sensación de que ayuda forzadamente, cuando realmente lo hace porque quiere echar una mano, pero siempre se miente a si mismo respecto a esos temas.

    Pero a pesar de ser siempre fuerte, su mente a veces se vuelve débil, gracias a hechos de su pasado. En ese momento, puede cambiar su modo de ser completamente, llegando a extremos realmente incomprensibles. Puede cambiarse a alguien completamente expresivo, sonriente y creativo, aunque no como las personas normales. Solo una persona que hubiera tratado con él desde mucho tiempo, lo entendería. Pero dado que esa persona no existe, nadie podría entenderlo.

    No es una persona super inteligente que lo sabe todo, pero al menos pudo aprender a escribir y algunas cosas básicas en sus viajes. Su nivel de inteligencia estaría sobre la preparatoria, aunque sabe mucho más valores que un adolescente normal. A pesar de eso, es muy astuto. Puede idear enseguida planes de huída o de ataque, y funciona a base de lógica. Cuando sabe que hay un enemigo que no puede vencer, no lo enfrentará, a menos que la vida de alguien más esté en juego.


  • Armas y/o habilidades:

    A pesar de que Kaisui no es propenso a pelear, siempre lleva armas a mano. Las armas que suele llevar son dos dagas finas pero largas, con una hoja bastante afilada, fáciles de mover, con las que puede cortar prácticamente cualquier cosa, ya que están creadas con un material más resistente al acero: Huesos de Krenuori. Esta es una extraña criatura marina difícil de encontrar. Kaisui consiguió estas dos dagas gracias a que cierto herrero le debía un favor, y las creó con el trato de que él trajera los materiales. También, suele llevar una katana, fabricada por el mismo herrero y el mismo material, la cual tiene una funda hecha de cuero de Literun, uno de los cueros más resistentes físicamente, como elementalmente, es decir, esa funda es capaz de protegerse del fuego, del hielo, y de la electricidad. Sirve como un escudo elemental, y claro está, fue hecha por el mismo herrero.

    Una de las habilidades de Kaisui es la fuerza. A pesar de su apariencia delgada, posee una gran fuerza, propia de los hitosame. También posee una buena velocidad, combinada con  sus armas ligeras, que hace que su ataque sea rápido y letal. A pesar de eso, es muy malo con la puntería, y le cuesta mucho manejar cosas pesadas. Tiene resistencia, pero tampoco es de las mejores. A pesar de que normalmente lucha con armas, también tiene algunas técnicas.

    •Gracias a su descendencia como hitosame, es capaz de controlar el agua en estado líquido. Y con controlar, significa que puede crear corrientes en el mar que le dan ventaja al escapar de alguien, o cambiar el agua de forma, siendo capaz de crear un gran dragón de agua que ataque al enemigo.  Pero para ello, debe estar cerca de una gran masa de agua. Para ser capaz de realizar esto, puede estar en cualquiera de las dos formas, tanto tiburón como la forma humana. Además, hacer esto requiere una gran parte de su energía elemental.  Siendo la energía elemental 100/100, utiliza un 5 para crear esferas de agua de unos 5 cm de radio, 20 para serpientes de agua de uno o dos metros, 50 para una serpiente alada de unos 6 metros y  100 para una serpiente de unos 30 metros. Al crear la última serpiente, su energía se reduce a 80/80, ya que tanta energía usada de golpe le debilita, haciéndole imposible volver a crear semejante serpiente. Recupera 15 de energía por cada tema.  

    •Como su descendencia es de los hitosame de las sombras, es capaz de dar vida a estas. No es capaz de darles un alma, si no que las convierte en sus marionetas. Es capaz de robar las sombras y que estas cambien de forma, e incluso parezcan un humano de verdad, solo que inmaterial, es decir, translucido y con un resplandor negro, ya que las sombras son incapaces de tomar un volumen fijo. Las sombras, al tomar vida, no son materiales, es decir, no pueden tocar nada. Pero eso no quiere decir que no puedan coger cosas, o transportarlas dentro de su cuerpo. Además, si una de estas sombras toca la piel de alguien normal, el sujeto sentirá una sensación extraña y helada. Esto tan solo hace que el usuario se sorprenda, pero no es para nada ofensivo. Pero como se mencionó antes, pueden transportar objetos, y eso resulta completamente peligroso. Una sombra que transporte dentro de sí cristales rotos, y atravesase a una persona, bueno, esta persona simplemente sería atravesada por estos cristales, más la sensación que deja aquella sombra. Las sombras que crea vuelven a su estado original cuando sueltan un objeto, o tras un gran periodo de tiempo. Si son de tamaño pequeño (hasta 50 cm) un día entero. Si son de tamaño mediano (de 50 cm a 2,5 metros) 10 horas, y si son grandes (a partir de 2,5 m) duran entre 1 y 2 horas. Kaisui puede crear al mismo tiempo 30 sombras pequeñas, 10 sombras medianas o 1 gigante, considerando que 1 sombra pequeña equivale a 10 medianas, y una gigante a 10 sombras medianas, lo que hace que solo pueda crear una sombra gigante sin ninguna otra sombra. Tan solo puede darles vida en forma humana, y después de convertirlas, puede transformarse en tiburón y aun le seguirán obedeciendo.

    •Kaisui es capaz de combinar el poder de las sombras con el de controlar el agua. Gracias a esto, mientras haya agua cerca, puede traerla a su lado, y rodeándola de una sombra, puede lograr que esta se congele, convirtiéndose en hielo, gracias al tacto frío de las sombras. Como él tan solo puede controlar el agua en estado líquido, no puede hacer mover los fragmentos afilados de hielo a su antojo, por lo que suele lanzarlos golpeándolos con su largo cola, razón por la que siempre hace esto cerca de su cola. Como usa el poder de las sombras, ha de ser humano para congelar los fragmentos. Además, considerando que tiene que invocar el agua para poder atacar, gasta 5 de energía por cada esfera de 5 cm de radio que invoque para cambiarle la forma y congelarla. Ya que la esfera es demasiado grande, suele dividirla para que así de lugar a dos afilados conos de hielo de unos 5 cm de largo. A pesar de ser afilados, se derriten rápidamente si la temperatura es alta, y se pueden romper fácilmente.

    •Sus canciones son capaces de cambiar las emociones de la gente a su antojo. Y esto no lo consigue gracias a su voz, sino gracias a una ocarina. La procedencia de esta se explica en el libro de “Relatos de Kaisui I”. Depende de la melodía que toca con esta, es capaz tanto de apaciguar el alma de las personas, a crear cierto sentimiento de furia a una persona calmada. El efecto perdura unos minutos, incluso unas pocas horas después de haber escuchado la canción. Gracias a esto, suele conseguir mucho dinero, ya que atrae a la gente con melodías llamativas y que las impulsan a escuchar más. También, es capaz de hacer dormir a las personas con su melodía, mientras que la otra persona tuviera un ánimo tranquilo, alegre o despreocupado. Dado que ha de tocar la ocarina, ha de ser humano para poder tocar las melodías.

  • Atributos:
    Habilidad, Astucia, Constitución física, Voluntad, Inteligencia, Carisma.

  • Historia:
    [Un libro de apariencia gruesa y bastante antiguo se encuentra ante ti. En la portada, se puede leer "Relatos de Kaisui". Es decisión tuya si abres el libro o no. Pero si lo abres, disfruta de la historia.]

     Después de años y años navegando por el mar, hay muchas historias que contar sobre Kaisui. ¿Cuando nació? Quien sabe ¿Sus padres? Él tampoco sabe nada sobre ellos. Desde que nació ha tenido que vivir por si solo, Un tiburón ha de estar siempre nadando para sobrevivir, o si no, morirá. Él tuvo que combatir grandes peligros desde el momento en el que le dejaron solo, cuando ya podía pensar por si mismo. A pesar de estar en cualquier momento al borde de la muerte, Kaisui nunca se rindió y siguió adelante, solo. Pero como ya dije antes, hay muchas cosas que contar sobre él y de su gran pasado, porque hay momentos en su larga vida en los que tuvo una gran compañía.

     (NT: Estos relatos explican el porque tiene fobia, odio o cierta adoración sobre algo, y son completamente originales e invención mía)

      El gato de los ojos extraños.- Esta historia se remonta a cuando Kaisui ya llevaba a penas unos 30 años, que para los Hitosame era como el principio de la adolescencia, una muuuy larga adolescencia. Todo empezó en una noche de caza de focas, con Kaisui acechando desde las sombras para conseguir una nueva presa con la que poder alimentarse. Todo paso en apenas un instante. Una gran sombra alargada paso delante de sus narices, a una velocidad tan grande que, el hecho de tan solo haber pasado delante de su hocico, le hizo un gran arañazo, llenando el mar de sangre. Aquella sombra se dirigió al instante a la manada de focas que había en la orilla, con algunas repartidas por el agua, y la otra parte en tierra firme, observándolas. Aquella sombra, en un abrir y cerrar de ojos, paso por todas aquellas focas que estaban nadando, atravesándolas de alguna manera a cada una de ellas, dejando flotar su cadáver en aquel gran mar, llenándolo de su sangre. Pero no se detuvo ahí. Aquel ser saltó del mar y ataco a todas las focas que trataban de huir, zigzagueando, elevándose cada vez que atravesaba el cuerpo de cada uno de esos inocentes animales. Su velocidad disminuía en la tierra, y permitía ver ya su apariencia: Una gran y larga serpiente verdosa, con un gran cabeza con afilados colmillos que atravesaban a su presa fácilmente, con una extrema delgadez para su tamaño que permitía que, con los movimientos necesarios, alcanzara una velocidad increíble. Gracias a eso, en un corto periodo de tiempo, acabo con esa gran manada de focas, y reposo por unos segundos en una de las rocas de la costa. Pero no parecía haber terminado. Ahora, sus ojos rojos y de reptil miraban fijamente a su siguiente objetivo: Kaisui. Él todavía seguía mirando la escena, atemorizado por semejante poder, y cuando se encontró con aquellos ojos, pensó que aquel era su final. La gran serpiente se preparó para atacar y se impulsó para llegar a su objetivo. Kaisui trató de alejarse lo más rápidamente posible, pero parecía inútil. Y cuando la cabeza de aquella monstruosa serpiente se quedo a unos pocos metro del tiburón, algo ocurrió. El tiburón, sorprendido de seguir con vida, se volteó. Entonces, no creyó lo que sus ojos vieron. Un común gato negro, delgado y con aspecto famélico, se encontraba en el cuello de la serpiente, justo detrás de la cabeza de esta.  Lo más extraño es que, aquel gato, tenia toda la pata derecha inmersa en la piel de la serpiente, la cual ahora empezaba a retorcerse y a soltar alaridos de dolor. El gato, a pesar de los grandes esfuerzos que hacia la serpiente para librarse de él, seguía con su pata inmersa en el centro de su cuello.  Pero hizo un movimiento más, aun cuando la serpiente seguía retorciéndose en el aire. Aun con las posibilidades de caerse, el gato dio un salto hacia la cabeza de la serpiente, aterrizando en la parte donde se situaban sus dos ojos. Sin ningún miramiento, el gato volvió a introducir su pata en el centro de la serpiente, esta vez, donde debería estar su cerebro. Y con este movimiento, la serpiente dejó de retorcerse, y con un gran alarido, se desplomó sobre el agua drojiza, salpicando gotas del mar mezcladas con la sangre. El gato sacó de nuevo su pata de la serpiente, ahora toda cubierta de sangre, y lanzó una mirada a Kaisui, quien observaba apenas a unos metros, nadando cerca de aquella escena. Y unos segundo antes de que Kaisui escapara, pudo ver la mirada de aquel gato. Nunca volvió a ver una mirada igual, una mirada intensa, pero a la vez amable y cautivadora, pero lo más extraño, era que esos ojos eran de color rojo, y azul, como si aquel gato fuera una representación del mal y el bien en un solo animal. Desde aquel momento, agradece completamente la existencia de los gatos, gracias a que uno de ellos, le salvó la vida.

      El cangrejo que hablaba.- Unos meses más tarde del acontecimiento de la serpiente, Kaisui se encontró con un cangrejo. Este cangrejo andaba gritando ayuda, y como Kaisui en ese momento no tenia nada que hacer, se acercó para ver que ocurría. Al parecer el cangrejo estaba atrapado en una caja con una especie de barrotes, pero Kaisui no sabía que era eso. Entonces, el cangrejo empezó a hablar:
    -¡Ayúdame! ¡Me quieren comer! ¡Aquellos tipos me atraparon en esta caja cuando yo estaba tranquilamente caminando, y acabaron encerrándome. Cuando vuelvan seguro me comerán. ¡Ayúdame!
      A lo que Kaisui respondió:
    <<¿Quién es él que quiere comerte? ¿Cómo te han encerrado ahí? ¿Por qué no puedes salir por tu cuenta?>>
    -Esos tipos de arriba Son unos seres aterradores, que andan sobre la tierra con dos patas, y cogen cosas con las otras dos. Son unos seres muy extraños, y especialmente malvados. Quieren comerme Yo estaba tranquilamente caminando, y cuando ya me di cuenta, ya estaba aquí dentro. La puerta se ha cerrado, y no puedo salir. ¡Sácame de aquí, por favor!

      Dicho esto, Kaisui le dio un gran mordisco a la jaula y la abrió con sus poderosos dientes. El cangrejo escapó y se lo agradeció. Este enseguida se fue corriendo, y Kaisui se preguntó la prisa que este se dio en irse, y suponió porque ya llevaba mucho tiempo encerrado, y estaría asustado por ello. Cuando Kaisui se volteó para irse y seguir merodeando, algo lo agarró de la cola. Trató de zafarse de él, pero lo tenia bien agarrado. Al darse la vuelta se encontró con que una cuerda le agarraba la cola. La procedencia de la cuerda era de un ser que se encontraba escondido en las rocas marinas cercanas, y entonces, en ese momento, salió de su escondite. Era completamente igual a como lo describió el cangrejo. Ese ser se acercó lentamente hacía Kaisui, y tenía un arma afilada en mano. En ese momento vinieron las palabras del cangrejo: "Son unos seres aterradores, que andan sobre la tierra con dos patas, y cogen cosas con las otras dos. Son unos seres muy extraños, y especialmente malvados. Quieren comerme" El tiburón trató de liberarse, pero no lo lograba, y aquel ser estaba cada vez más cerca, y cuando esta apenas a unos pocos metros, le oyó decir:
    -Has caído en la trampa, querido tiburón, ahora no tienes escapatoria. Sabía que ese cagrejo fue un buen cebo.

      Y en ese momento comprendió, que aquel cangrejo le había engañado. El cangrejo pedía ayuda para que alguien tomara el relevo de la presa, y así condenar a alguien más a la muerte. Kaisui, indignado por aquella traición, dejó de tratar de escaparse, y en cambio, se dio la vuelto y, con una gran rapidez, mordió a aquel ser humano por el pecho, matándolo al instante. La cuerda se aflojó y logró escapar con la misma facilidad con la que la atraparon. Desde ese momento, no se volvió a fiar tan fácilmente de los seres que pedían ayuda, por lo tan alto que gritaran o lo mucho que parecía que sufrían. Y también, así fue como su odio hacia los cangrejos aumento, hasta el límite de, cada vez que veía uno, querer matarlo y acabar con su miserable vida. Nunca olvidaría aquella traición.

      [A partir de aquí, las páginas están dañadas Las palabras están tan borrosas ue es prácticamente imposible leer. Continuas pasando las páginas hasta que encuentras un nuevo relato, pero antes, una breve nota.]
    (A continuación esta el relato que explica parte de su comportamiento, aunque antes uno breve que explica como aprendió a leer)

       Los barcos hundidos atraen a los tiburones.- Un día cualquiera, en el mar, Kaisui encontró un barco hundido. Se sorprendió al no ver a ningún otro ser al rededor de él, ya que normalmente otros tiburones siempre andaban cerca de estos barcos, o incluso dentro, porque solían estar plagados de comida. A pesar de que la falta de sus camaradas, si se les podría llegar a llamar así, él se adentró en las profundidades de aquel gran barco, aun sabiendo que no iba a encontrar nada para saciar su apetito. Merodeando por los pasillos del barco, y abriendo las puertas a golpes, Kaisui encontró una sala diferente a las demás. Esta estaba llena de estantes de madera, con lo que parecían ser libros. Merodeó por la sala, chocándose contra las paredes por su enorme tamaño, provocando que los libros restantes de los estantes se cayeran, y se abrieran de par en par. Kaisui, al verlos, recordó a su madre. A pesar de no recordarla bien, le vino a su mente que ella le enseñó algo sobre la escritura cuando aun tenía apenas consciencia. Rememoró algunas de las letras que ella le enseñó, por si alguna vez iba al mundo humano. A pesar de ser un tiburón, Kaisui al pasar del tiempo, volvió a aquel lugar en su forma humana para poder recordar como era leer, y así mejorar su lectura. (Explicación forma humana siguiente relato)

       ¿Un pájaro mensajero?.- Este relato se remonta a un tiempo más lejano que los relatos anteriores, al rededor de sus 200 o 250 años, siendo aún un adolescente, y aun muy joven. A esta edad, Kaisui aprendió a como convertirse en algo parecido a un ser humano, pero con una aleta y una cola de tiburón. Gracias a esto, empezó a poder andar por tierra. Este relato es cuando se adentra por primera vez en ella. El cielo estaba nublado, y el clima era frío. A pesar de ello, Kaisui se alegró mucho por no tener que estar todo el tiempo en movimiento para poder respirar, eso era algo maravilloso. A pesar de ello, le parecía muy raro el andar por tierra, sin sentir el contacto con el agua. Pero no se puso a pensar mucho en eso, y decidió empezar a explorar. Se adentró en una especie de bosque, vagabundeando entre las plantas. Siguió caminando por un buen rato, hasta que se encontró con algo en el suelo. Era una gran maraña de plumas blancas. Se agachó para observarlo mejor, y revolvió las plumas que se dispersaron. Bajo ellas había una especie de pájaro, el cual parecía ya no respirar. No daba indicios de tener vida. En una de las patas de aquel ave blanca, habría enganchada una pequeña bolsa. Indagado por la curiosidad, Kaisui la abrió, y en ella se encontró un par de cartas, exactamente dos. Abrió una de ellas, y en su interior decía:
     "Querida Glenn:
       Quisiera informarte que no duraré mucho más. Se que me dijiste que no luchara solo, pero no podía permitir que aquellas personas te traicionaran. Logré darles su merecido, y acabé con cada una de ellas. Pero tengo la lastimosa noticia de que gracias a ello recibí una herida mortal en el pecho. Utilizo mis últimas fuerzas para poder escribirte, aguantando el dolor en forma de sangre que gotea desde mi pecho. No trates de buscarme, no sobreviviré apenas unos minutos más y esta carta tardará más de un día un llegarte.  Lo que quiero contarte es que, utilizó mis últimos momentos de vida que me queda para decirte que te amo, y que siempre lo hice, y lo seguiré haciendo, incluso muerto. Aun sin mi a tu lado, debes seguir adelante, y conseguir a alguien mejor que yo, que te pueda consolar y hacer que te olvides de mi. Es un favor que te pido, mi último deseo.
    Besos y un gran abrazo, tu esposo, Edward"
     En el sobre de la carta estaban escritos en una caligrafía muy fina la dirección de a quien iba dirigida la carta. Kaisui volvió a guardar la carta en el sobre y abrió la segunda. En ella, había escrito lo siguiente:
     "Estimada Glenn:
      Quería decirle que ya tengo los resultados sobre los diagnósticos de su hija. Ella padece una enfermedad grave si no es tratada a tiempo, y puede llegar a morir. Ella padece que ataques de asma, que se darán a la luz en cuanto el estrés se apodere de ella. Como ella vive tranquilamente con usted con una vida calmada, no hay necesidad de preocuparse por ahora, pero hay otros factores que también influyen en el asma de su hija. El cansancio o la depresión forman parte de ellos, así que haga que su hija disfrute cada momento, y que además duerma lo necesario para su débil cuerpo. Ire en cuanto pueda con un bote de medicina para su hija, pero mientras tanto, trátela con sumo cuidado, y que no sufra ningún tipo de percance. Tal y como está ahora de débil, podría morir con un ataque enseguida, ya que con uno de estos podría dejar de poder respirar, y le conduciría a una muerte segura. Pero no se preocupe demasiado tampoco, si su hija la ve preocupada, le transferirá estos sentimientos. Llegaré lo más próximo posible.
     Un saludo cordial, su médico, el Dr. Wolfswood"
     Kaisui hizo lo mismo que con la otra carta, y la devolvió al sobre. Dirigió su mirada de nuevo al cuerpo yacente sin vida del pájaro, y de nuevo observó las cartas. Estas cartas parecían realmente serias. A pesar de que no tenían nada de ver con él, o con su vagabundeante vida, sintió la necesidad de entregar aquellas cartas a su destinataria, estuviera en el lugar que esté. Aun cuando se dijo a si mismo de no ayudar a los demás, porque podía ser engañado fácilmente, en ese momento tenía que entregar aquellas cartas. No era una vida, si no la de dos. Además, sentía que era un real crueldad no informar a aquella dama sobre lo ocurrido, pues podría suponer un gran problema para ella, y para su hija. Kaisui se levantó del lugar, y se sacudió los restos de hojas que se habían pegado a sus ropas. Comenzó a caminar sin ningún rumbo, esperando encontrar algún indicio de población para que le dijera donde podría encontrar aquel lugar.
     Pasaron horas y horas, pero al final Kaisui logró encontrar un pequeño pueblo de aspecto británico, rodeado completamente por el bosque. En ese momento cayó en la cuenta de que las personas no eran como él. Ellos no tenían aquella aleta, ni aquella cola. Recordó en esos momentos la última vez que le vio un ser humano. Casi lo mata. Se volvió y empezó a correr hacia el bosque, pero se tropezó con algo y se cayó al suelo de espaldas. Ese algo se quejó. Kaisui se levantó, y cuando iba a pedir disculpas, se dio cuenta de que aquella niña de cabello marrón ya le estaba observando, con una mirada que era imposible de ignorar. Él ya había empezado a pensar que ya estaba muerto, que aquella niña le contaría las demás personas que estaba allí, pero en cambio, la niña se acercó a él, y le preguntó:
    “¿Qué son esas cosas? ¿Qué eres?” La niña le observaba con ojos curiosos, mirando su aleta y su cola, pero en su mirada no se encontraba el miedo, algo que le sorprendió a Kaisui.
    “No tengo porqué decírtelo. Deberías regresar a casa, las niñas no deberían andar solas por el bosque.>La voz de Kaisui sonaba algo fría, pero amable, sin poder ocultar que estaba preocupado.
    “No has respondido a mi pregunta.” La niña se le quedó observando un rato, lo que a Kaisui lo ponía algo nervioso, por lo que trataba de ocultar su cara de ella “¿Eres un travesti?”
    “¿¿¡¡Qué!!??” Gritó Kaisui
    “Mi madre me dijo que los hombres con una apariencia extraña son travestis, y me dijo que no me acercara a ellos. ¿Lo eres?”
    “No, no lo soy. Deberías volver ya a tu casa” Kaisui se volvió para irse, cuando se le cayó una de las cartas. Antes de que pudiera agacharse para recogerla, aquella joven se la quitó de las manos, y empezó a leer la dirección del sobre. “Oye, devuélveme eso, es mío.”
    “¿En serio? ¿Y por donde se va a esta dirección?” La niña le seguía observando. Kaisui se había paralizado.
    “¿Porqué habría que decírtelo?” Entonces Kaisui emprendió de nuevo la marcha.
    “Entonces, ¿por qué vas en la dirección opuesta de a donde la tienes que entregar?> La niña soltó una leve risita. Kaisui se avergonzó y se volvió, y la miró de reojo. La chica se seguía riendo, y Kaisui no pudo hacer nada más que soltar un suspiro.
    “¿Qué es lo que quieres?”
    “¿Cómo que que es lo que quiero?” La joven se dejó de reir, pero seguía con una sonrisa en su rostro.
    “¿Qué es lo que quieres si me acompañas hasta esta dirección?”
    “¿Si son tuyas, no deberías saber donde se encuentra el receptor?” Kaisui se quedó callado por un momento, dudando si debería decirle de dónde sacó esas cartas o no. La joven le miraba, en silencio, esperando que le respondiera.
    “Está bien, esas cartas no son mías. Pero me mandaron que las enviara. ¿Puedes mostrarme el camino?”
    “Un mensajero con mala orientación. Me sorprende que no te hayan despedido ya.> Kaisui había empezado a enojarse, le irritaba aquella joven.
    “Pues no, soy un mensajero de confianza, solo que cualquiera puede confundirse. Ahora, ¿me dirías por donde se va a esa dirección?> Su voz sonaba irritada.
    “Entonces, es cierto que estabas perdido” La chica soltó otra de sus risitas “Creo que será mejor que te acompañe, si vas tú solo, seguro te confundirás de nuevo. Por cierto, mi nombre es Tehru. ¿Y el tuyo?”
    "Kaisui"

     Y así Kaisui y Tehru emprendieron su camino hacia la casa de la destinataria de aquellas dos cartas, Su amistad se reforzó tal cual iban avanzando, y Kaisui, a pesar de que le irritaba aquella niña, empezó a cogerle cariño. Aunque quizás demasiado. También, Kaisui escuchó de Tehru su historia. Ella era una niña huérfana, ya que sus padres habían muerto recientemente. El orfanato trataba muy mal a los niños, por lo que siempre se escapaba de allí. Ella le dijo, que estaba alegre de haberlo encontrado, porque por fin había conseguido un amigo de verdad. Las otras personas siempre andaban tirándole piedras o peleando con ella, por el simple hecho de ser débil. De alguna manera, Kaisui se sintió familiarizado con esa historia, y sintió un gran impulso de protegerla. Tardaron unos días en llegar a la casa, agotados de tanto caminar. Al verla, se sorprendieron completamente. Era una mansión británica, vallada con una verja alta y puntiaguda. El edificio estaba decorado abundantemente por esculturas renacentistas, y la arquitectura era una mezcla de esta, y arquitectura victoriana. El edificio parecía relucir como si fuera un nuevo sol, gracias a su destacante color amarillento y blanquecino. Kaisui y Tehru se acercaron a la puerta principal, la cual estaba vigilada por un hombre con esmoquin. Ambos le dijeron sobre las cartas, y extrañamente, aquel guardia les dejó entrar. Les acompañó hasta la puerta, y por el camino, les explicó que allí residía la Duquesa Glenn, una de las personas de confianza de la reina.

    [Las páginas han sido arrancadas. Es imposible el continuar leyendo. A pesar de eso. aun hay unas páginas al final del libro. Decides leerlas.]

    Al fin, ¿un hogar?- Kaisui nunca a parado de viajar, ya que es un ser que nunca se queda en ningún lugar en específico. pero los continuos peligros y la contaminación de las aguas le hicieron pensar que a lo mejor podría encontrar un lugar llamado hogar. Así es, probó con varios paisajes terrenales, pero nunca le llegaban a gustar, ya que acababan juzgandole por su aspecto, el lugar era bulgar, el territorio era peligroso, o inconvenientes semejantes.

    A pesar de eso, un día, encontró un nuevo lugar. Tuvo un inconveniente con los habitantes de aquella isla, que estaba relacionado gracias a su abundante pesca, pero acabó resolviendolo todo. Oyó en las calles de aquella ciudad historias y leyendas sobre aquella isla, y sobre el mar en la que habitaba. Al final, acabó quedándose en aquel lugar, y lo proclamó su hogar, ¿La razón? Esta era porque aquel lugar era un lugar tranquilo, con abundante arte, comercio, y dinero. Pero especialmente, porque aquel lugar no estaba actualmente en ningún conflicto. Así es, Kaisui acabó quedándose en la isla Shamataw, del Ducado de Cessele, como se esperaba, en el mar de Jaspia.

    Perdido en Kuzueth- Explorando el territorio del Ducado de Cessele, Kaisui llegó a través del mar a la isla Kuzueth. Se adentró a ella a través de la selva, tratando de buscar algo de comer para su viaje, ya que los peces no eran abundantes en aquella zona. Además, él quería acostumbrarse a la comida terrenal, por lo que se adentró a la selva para encontrar algo, pero, cuando se dio cuenta, ya no sabía cuál era el camino de vuelta. Anduvo por unos buenos días, hambriento, cuando encontró en edificio en ruinas. Él decidió entrar en el gran edificio, para descubrir dentro de él a un anciano. A pesar de que era una persona desconocida, no pude evitar pedirle si podía ofrecerle algo de comida, contándole el hecho de que se había perdido. El anciano se sorprendió de su presencia, pero a pesar de ello, sacó de una bolsa que llevaba enganchada en el pecho una manzana, y se la ofreció. Kaisui la aceptó. Una manzana era mejor que comer insectos. Él le preguntó al anciano que hacía en aquel lugar, y este le explicó que era un templo dedicado al Koudaa, y que estaba allí para ofrecerse de sacrificio, y así que aquel espíritu no se acercara a su pueblo. Kaisui se sintió curioso sobre ello, y le preguntó al anciano sobre ello, haciendo que él le contara más sobre la religión de los Vashnak, y sobre su pueblo. Al parecer, su pueblo era uno que estaba rodeado por la selva, apartado de cualquier otra civilización, por lo que prácticamente no existía para las demás personas. Este era uno de los pueblos que aun creía en la religión de los Vashnak, y seguían haciendo sacrificios a Koudaa, el espíritu más poderoso. El anciano le contó que le quedaban apenas unos días de vida, y el día en el que la muerte le atacara, entregaría su cuerpo y alma al Koudaa para que no se acercara al pueblo, y así su sacrificio serviría para salvar a su gente. Kaisui escuchó todo lo referente a aquella religión, y le prometió a aquel anciano que estaría con él hasta que aquel día llegada, como compensación por haberle ayudado. El anciano aceptó su compañía, y así Kaisui pasó su tiempo con aquel hombre, escuchando más relatos que tenían que ver con los espíritus y con su pueblo, hasta que llegó aquel día. El anciano, antes de morir, le dijo que si caminaba hacia el norte, encontraría la costa, y le señaló una dirección. Kaisui agradeció al anciano, y se quedó a su lado hasta su último aliento. Por último, salió de aquella selva, y de Kuzueth, para volver a ir a Shamataw. Aquel anciano le había regalado algo en lo que creer ahora.

    [No hay más páginas, es el fin del libro. En el pie de la página, hay una nota escrita] (Este no es el final de los relatos, aún hay muchos relatos que no son mencionados en este libro, por favor, no se olvide de comprar "Relatos de Kaisui II". Por lastima aun no está a la venta. Qué haya disfrutado de su lectura)

  • Bando: Ducado de Cessele,
  • Otros:
    -A pesar de que diga lo contrario, le encanta estar con los niños pequeños y estar con ellos.
    -Aunque los gatos les guste comer peces, se comportan de manera normal con Kaisui, lo que hace posible que él esté con ellos la mayoría del tiempo, ya que siente cierta adoración hacía ellos.
    -Le gusta admirar las estrellas, ya que desde el océano no podía hacerlo.
    -Porta siempre con él un medallón estrellado antiguo y desgastado. A pesar del paso del tiempo, se puede ver claramente el grabado en su superficie; dos lineas que forman un angulo recto, y que seguidamente se convierten en una espiral infinita que se extiende y rodea a la línea más larga.
    -Él está en busca de algo que es muy importante para él, y no durará en encontrarlo. Desde que oyó sobre él en las calles del mercado, empezó a buscar información sobre ello. No le importaba que tuviera que hacer para encontrarlo.

    Símbolo medallón:



Última edición por Kaisui el 22/08/15, 10:16 am, editado 53 veces
avatar
Kaisui

Cantidad de envíos : 4

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Lisandot el 23/07/15, 05:41 pm

Primero: ¡Bienvenido!

Segundo: ¿Es una ficha en construcción? Porque veo que la historia está muy desrrollada, pero no ecribiste nada en cuanto a la descripción psicológica y a sus armas y habilidaes.


"Y allí los sueños que te atreves a soñar se hacen reales"
avatar
Lisandot

Cantidad de envíos : 941

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Kaisui el 14/08/15, 12:45 pm

Ficha terminada!, espero que todo este en orden owo

PD: Las partes que menciona que algo está en el libro de "Relatos de Kaisui I" pero en realidad no está, es porque esta en las paginas arrancadas owo
avatar
Kaisui

Cantidad de envíos : 4

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Lisandot el 16/08/15, 05:14 pm

¡Sí que te has dado un gran trabajo con esta ficha! Tengo un par de preguntas:

- ¿Cuál es la edad real de Kaisui?

- ¿Qué anda buscando y por qué es tan importante para él? Si esto prefieres mantenerlo en reserva para el público, envíame un mp con la respuesta, por favor.


"Y allí los sueños que te atreves a soñar se hacen reales"
avatar
Lisandot

Cantidad de envíos : 941

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Kaisui el 22/08/15, 09:54 am

Perdona si tarde en contestar, no me di cuenta que respondiste mi ficha uwu

La edad real de Kaisui sería 283, mas o menos unos 30 años despues de lo sucedido con Glenn y Tehru. Aunque pueda parecer exagerado, me base en que los hitosame tienen una esperanza de vida sobre los 500 a 700 años, así que por eso puse que aparente 19 años, dado que aun es un adolescente-adulto.

Lo que está buscando, si que es algo que quiero ocultar. Ahora lo explicare en un mp. Gracias por revisar mi ficha nwn

PD: Me acordé de una cosa importante! Fui tan estupido que me olvide ponerlo xD Lo añadire a la zona de extras
avatar
Kaisui

Cantidad de envíos : 4

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Lisandot el 23/08/15, 04:38 pm

Contestadas mis preguntas, doy por aprobada la ficha Smile A ver como se las apaña el muchacho tiburón en el Mar de Jaspia.


"Y allí los sueños que te atreves a soñar se hacen reales"
avatar
Lisandot

Cantidad de envíos : 941

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Kaisui el 23/08/15, 07:15 pm

¡Yey! Estoy muy agradecido de que revisaste mi ficha, muchas gracias. Espero no atraer a la mala suerte xD
avatar
Kaisui

Cantidad de envíos : 4

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Sophitia el 24/08/15, 08:21 am

Entonces todo listo ^^


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Luthys el 31/08/15, 01:28 pm

WoW ¡Menuda ficha! Vaya trabajo te has pegado, bravo.

Bienvenido al foro (ando poniendome al día un poco y no me ha parecido encontrar un tema con tu presentación). espero que estés agusto y que rolees mucho. Aunque en tu contra diré que odio los tiburones >.<
avatar
Luthys

Cantidad de envíos : 889

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Beck el 01/09/15, 01:48 pm

Llevo teniendo pendiente leerme esta ficha desde que la completaste pq me abrumó tanto texto jajaja.

Pero ha merecido la pena, está muy bien. Muy completo, ameno e interesante.

Solo puedo darte un consejo pequeñito, en materia de escritura. Usas mucho gracias a, te recomiendo alternarlo con frases que signifiquen lo mismo, como debido a, por culpa de, a razón de ello... Etc. Es un fallo muy habitual el repetir la misma expresión. A mi me pasa porque estoy pensando en qué quiero escribir y se me olvida prestar atención a cómo lo estoy escribiendo. Embarassed

Bienvenido y que disfrutes mucho en Jaspia.
avatar
Beck

Cantidad de envíos : 694

Volver arriba Ir abajo

Re: Kaisui [Finalizada]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.