Censo
Últimos temas
» Adonde me lleven los sueños
04/04/18, 08:55 pm por Lisandot

» Sentimientos encontrados
22/02/18, 10:03 pm por Songèrie

» El fin de un viaje y el comienzo de otro.
04/02/18, 03:16 pm por Florangél

» Vini, saquei, marchi
30/01/18, 06:23 pm por Narrador

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/01/18, 06:01 pm por Narrador

» Trama 3 . Se reclutan piratas y maleantes varios
30/01/18, 05:58 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

A brave new world

Ir abajo

A brave new world

Mensaje por Tinkerbeth el 24/08/15, 05:40 pm

Queridos papá y mamá:

El viaje ha sido largo, pero sin incidentes. Estoy bien, y por fin escucho las gaviotas volar a nuestro alrededor, lo que según Bronn es una buena señal. No puedo esperar a poner mis pies en tierra y...

¡Beth! ¡Deja de reencontrarte con tu desayuno y ven a proa! ¡Ya se ve tierra!

Contuve una arcada mientras centraba mi mirada en la mancha verdosa que se encontraba ahora mismo en esa especie de ataúd de madera en el que me había metido. Por unos segundos me pregunté cómo era posible que las gachas adquiriesen ese color al ser medio digeridad, y tuve que agarrarme con fuerza a la baranda mientras echaba lo poco de comida que quedaba en mi estómago.

O llegábamos a tierra de una maldita vez, o iba a llegar más delgada que un elfo. Gruñí, apartando un mechón de pelo de mi frente sudorosa, apreté los dientes e inspiré de nuevo, girándome hacia Bronn. El enano, robusto y moreno, me miró con una sonrisa ladeada, con su pecho descubierto y su cara afeitada. Para los estándares de los míos (eso es, por si no os habíais dado cuenta, los enanos), Bronn era atractivo. Su piel era morena por el trabajo en el mar, tenía una cicatriz que le hacía parecer fiero en el pecho y sus músculos estaban perfectamente cincelados. Quizás sus únicos defectos eran que no tenía barba, le gustaba demasiado navegar... y que era pirata.

Oh, sí, cuando mis padres se enteraron que viajaría con él junto con un puñado más de mercenarios a los Mares de Jaspia, mis padres pusieron el grito en el cielo. Decían que Bronn no era un enano como los ancestros mandan, que sus lealtades eran tan inestables como el suelo de madera que pisaba, que un descastado sin barba no era un hombre adecuado para mí y...

... y la verdad es que no se equivocaban. Bronn y yo lo sabemos, sabemos que sólo podríamos ser amigos. Ya no sólo por esa peculiaridad de tamaño entre ambos , si no porque no seríamos compatibles. Él es demasiado liberal, le gusta tener una mujer en cada puerto, de cualquier raza, y a mí... bueno, a mí me gustan también las mujeres, no lo negaré. Eso no ayuda para ninguna relación amorosa, pero he de reconocer que Bronn es el mejor amigo que pueda tener, y por mucho que digan mis padres, su lealtad nunca ha flaqueado cuando ha sido puesta a prueba.

Con un gruñido, me tambaleé hasta donde él se encontraba, dejando caer mis brazos envueltos en mi eterna armadura contra la barandilla de ese lado del barco, rezongando y conteniendo el mareo como podía. Bronn reía a su manera, esa tan estruendosa y exhuberante, mientras comentaba que me faltaría algo de carne y patillas para ser una enana, pero que me mareaba como una. Gruñí y rezongué, pero ver un puerto al otro lado del mar me animó de golpe. Recuperé algo de color y sonreí a mi amigo, que me dirigió esa sonrisa que hacía que todas le suspirasen.

Por los ancestros, hasta yo suspiraría por una sonrisa así.

Me separé de él y me dirigí al camarote, lanzando una arenga desganada a mis compañeros. Aunque fuera la líder del grupo, todos sabían que eso de tener el cielo abierto por encima de mi cabeza y un suelo bamboleante bajo mis pies no era lo mejor para mi humor. Aceptaron la buena noticia con una sonrisa y se prepararon para recoger sus cosas.

Yo por mi parte, me convertí en zorra y me volví a dirigir a la superficie, tumbándome al lado de Bronn hasta que finalmente embarcamos. Y en cuanto echamos amarras, salté sin esperar si quiera a que extendiesen las escalas, echando a correr por el puerto con la lengua fuera. Tenía hambre, estaba deseosa de explorar el lugar, y tenía un par de horas antes de reunirnos en el lugar designado...

Al menos, me divertiría un poco antes
avatar
Tinkerbeth

Cantidad de envíos : 10

Volver arriba Ir abajo

Re: A brave new world

Mensaje por Story el 02/09/15, 02:14 pm

Había una vez una niña que creció fuera de casa. En un lugar diferente, con una vida diferente a la que debía haber tenido. Una niña que se sentía diferente. Un día, nuestra pequeña y diferente protagonista decidió salir de su casa con la intención de dejar de sentirse así. Se propuso ser como querían que fuese todas esas personas diferentes. Empezó a comportarse como tenía que comportarse y a ser como tenía que ser. Pero no era feliz.
Otro día, se levantó  y decidió que sería diferente. Pero diferente hasta decir basta. Y hizo todo lo que se supone que no tenía que hacer y se comportó como nadie más lo hacía. Pero seguía sin ser feliz.
Otro día decidió marcharse, porque se convenció de que el problema estaba en su pueblo, en su ciudad. Que fuera de allí debía haber alguien como ella, alguien diferente con quien se sintiera normal. Estuvo vagando durante una temporada, conoció mundo y gentes, y seguía sintiéndose diferente. Y no era feliz.
Harta, se escapó al bosque, donde decidió que viviría sola, porque si estaba sola no podía ser diferente, ya que no tendría a nadie con quien comparar.  Durante un tiempo vivió sola, en un árbol, tranquila y relajada. Pero no era feliz.
Hundida, decidió volver a casa. A ese lugar que no era el suyo, pero donde había crecido.
Cuando llegó, su madre la abrazó y le dio la bienvenida. Pero nuestra protagonista, que ya era una mujer, no estaba feliz. Su madre le preguntó por qué y ella le contestó que no había conseguido dejar de ser diferente. Entonces, su madre la sacó de casa, la llevó a la plaza y le dijo que mirase a su alrededor.
"¿Qué ves?" - preguntó.
"A la gente del pueblo"- respondió ella, sin apenas mirar. Sabía lo que había habido siempre en aquella plaza y no necesitaba ni siquiera un viaje allí para describir la escena.
"Mira mejor".- Le dijo su madre.
Y ella lo hizo. Y vio la imagen de los niños jugando, y la gente hablando, y las cosas que ella conocía. Pero también vio que no reconocía a la gente, que todo era... diferente. Y miró a su madre y la sintió diferente, Ni siquiera la plaza era igual que antes, esa plaza estática donde había pasado su niñez. No, las cosas a su alrededor habían cambiado, ella había cambiado... y ahora todo era diferente.
Y por primera vez, se sintió feliz, porque ella ya no lo era.


La voz de la Narradora se apagó, dejando tras de sí las imágenes en las pequeñas cabezas que habían estado escuchándola, absortas. La pequeña plaza estaba situada cerca del puerto, y durante la historia de la Narradora, el silencio había imperado allí. Lentamente, el bullicio empezó a brotar otra vez, como si el sonido hubiese vuelto de repente. Se escuchaban los gritos no tan lejanos de los estibadores del puerto y la gente pasaba por allí sin prestar demasiada atención. Pero los niños que se habían mantenido en corro alrededor de la mujer, que se sentaba en el borde de una bonita fuente de piedra. Story sonreía y notaba la expectación. Pronto, una de las pequeñas voces pidió otra historia. Y se le unieron varias voces más, alguna incluso de las madres que aguardaban vigilantes al fondo de la plaza.

Los ojos ciegos de Story apenas distinguían las siluetas, pero eso no quitaba que no fuese capaz de poner, a su manera, rostros y expresiones a lo que tenía alrededor. Acarició la piedra con sus dedos, sintiendo cada grieta y dejó que una niña se acercase a ella y le tirase un poco de la falda para pedirle otra historia. Con una expresión amable, Story acarició la cabeza de la pequeña.

- Lo siento, pero no más historias por hoy. - Las Palabras eran caprichosas, y sabía que, aunque lo intentara, no podría contar otra historia en ese momento. Sus palabras fueron seguidas por un coro de decepcionados niños, que insistieron un poco antes de alejarse jugando. Story mantuvo su sonrisa y se cambió el bastón de mano, haciendo sonar los cascabeles, mientras acariciaba la piedra y sentía lo que la rodeaba. El aire salado, el bullicio, el agua de la fuente, las risas de los niños, el fuerte olor de los callejones sucios de más allá de la plaza...

Se quedó unos segundos disfrutando antes de ponerse en pie y caminar con paso lento atravesando la plaza. Pero en mitad de su camino sintió un pálpito, una intuición. Y se paró en seco. Una sombra apareció en la plaza, pero no pudo pararse a discernir si era eso lo que le había hecho notar su instinto, porque unos niños corriendo, chocaron contra ella y la hicieron perder pie.

Story se vio en el suelo, sin su bastón y riéndose a carcajada limpia
avatar
Story

Cantidad de envíos : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: A brave new world

Mensaje por Tinkerbeth el 17/09/15, 11:48 am

Despacio... despacio... despacio...

Ya estaba justo en uno de esos puestos que sirven carne en salazón, dispuesta a darle un mordisco a un chuletón en salazón cuando de pronto oí un golpe que me hizo erguir las orejas y girarme centrando mis ojos (ahora ambarinos) en una mujer tirada en el suelo que se reía a mandíbula batiente.

Bueno, he visto cosas peores que pueden pasar en un mercado. Especialmente de un puerto. Y al menos la señora esa se estaba riendo como una tarada, tan mal no estaría.

Me rasqué la oreja derecha con mi pata trasera (el gesto equivalente a rascarme el mentón pensativa) y tras unos segundos decidí trotar hasta ella en silencio, ladeando la cabeza. La olisqueé un poco di una vuelta a su alrededor y me senté, con las orejas bien enhiestas y mirándola fijamente

Parecía alguna suerte de vagabunda, no iba a darme trabajo y tampoco parecía que estuviese herida, así que lo normal en un mercenario habría sido dejarla tirada y seguir a lo mío. Pero yo no soy una mercenaria normal, y sé que hay algo que los vagabundos hacen muy a menudo: viajar.

Y alguien que viaja en una región en guerra ha visto y oído de todo. La miré intensamente, entrecerrando los ojos.

Con un poco de suerte, se pensaría que soy algún tipo de perro o algo así, y podría acompañarla a algún sitio con menos oídos indiscretos. O algo.
avatar
Tinkerbeth

Cantidad de envíos : 10

Volver arriba Ir abajo

Re: A brave new world

Mensaje por Story el 20/09/15, 11:37 am

Los ojos casi ciegos de Story se posaron en una pequeña sombra que apareció a su lado. Parecía un perro o algún tipo de animal. Centró su atención en él, aún riéndose.

- Vaya, hola pequeña. - Su instinto, su habilidad innata y un remanente de historia que flotaba en el aire, le daba la seguridad de que lo que tenía delante era un "ella".

Una mujer se acercó también, con un par de niños cogidos del brazo. Por la posición de la silueta y lo que podía percibir, la mujer estaba enfadada y los niños sollozaban un poco. Las tres sombras se delimitaron cuando se detuvieron delante de la Narradora. La mujer le tendió la mano para ayudarla a levantarse.

- ¡Ahora vais a pedirle disculpas a esta señora! ¡Os tengo dicho que tengáis más cuidado cuando jugáis en la plaza...

Las dos figuras más pequeñas se mostraron contritas y pidieron disculpas y salieron corriendo de nuevo, mientras la mujer ayudaba a Story a levantarse.

- Lo lamento mucho, de verdad....

- No se preocupe, son niños. - Contestó la Narradora con una sonrisa. La mujer olía a hierbabuena y a salitre, una combinación extraña, y su tacto era suave- Gracias por su ayuda. - La mujer la miró, sonrió a su vez y se marchó en pos de los niños.

Story miró las siluetas negras alejarse, confundirse entre otras. Luego  se quedó quieta un momento, mirando a su alrededor. No tenía su bastón. Mientras buscaba una silueta alargada y oscura, la silueta del animal que seguía allí llamó su atención. Se agachó con cuidado, su pargo pelo cayó hacia delante y rozó el suelo ante el animal, enmarcando su extraño rostro.

- Dime, ¿de dónde sales? - Preguntó con una sonrisa. Alargó la mano esta vez, con intención de que el animal la oliese para que decidiese si le gustaba o no y se hiciera a su olor. Tan cerca del animal podía oler el salitre, también algo como de metal, y el pelaje del animal. - Oye pequeña, ¿no habrás visto mi bastón verdad? Mucho me temo que sin él no voy a llegar muy lejos... - La Narradora empezó a tantear el suelo con las manos, buscando el preciado objeto.
avatar
Story

Cantidad de envíos : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: A brave new world

Mensaje por Tinkerbeth el 06/10/15, 08:40 am

Me resultó curioso que la mujer supiese que yo también lo era. Claro que a la hora de adivinar el sexo de alguien, siempre tienes una de dos posibilidades la mayor parte del tiempo, así que podría ser simplemente pura suerte por parte de la mujer en cuestión.

La verdad, vista de cerca resultaba escuálida, le faltaban patillas, tenía la piel hecha unos zorros y su pelo no es que estuviese muy cuidado que digamos. Vamos, que tenía todas las pintas de ser una mendiga si no fuera porque parecía bastante alimentada y la ropa no estaba tan mal como se esperaría de alguien que vive de las limosnas. Casi parecía una viajera sin rumbo o alguna loca en general.

Sin embargo, cuando apareció la mujer con sus dos hijos, se mostró coherente y bastante compuesta, por lo que todo apuntaba a que era una viajera. Me dejé acariciar por los niños un rato antes de bostezar y apartarme de ellos indolentemente, y tras unos segundos, por fin, me quedé a solas con la mujer extraña, que pronto se agachó ante mí, como si intentase mirarme con esos ojos velados.

De hecho, acercó una mano, por lo que la olisqueé con cierto desinterés y empecé a rascarme la oreja (un gesto equivalente en un zorro a encogerme de hombros) mientras me hablaba como hacían todos los que se encontraban conmigo en esta forma: Como si fuera idiota, una niña de cinco años o un chucho idiota. Solté un leve y altivo resoplido, pero no negué mi ayuda a la mujer. Que los enanos tenemos mucho orgullo, pero tampoco somos unos desalmados, maldita sea.

Así que me acerqué al bastón, lo cogí con cuidado con los dientes y se lo acerqué a la mujer, en silencio. Una vez colocado ante su mano, me senté y alcé las orejas, moviendo la cola con tranquilidad, atenta a su reacción y sus palabras.
avatar
Tinkerbeth

Cantidad de envíos : 10

Volver arriba Ir abajo

Re: A brave new world

Mensaje por Dr. Mortius el 06/10/15, 04:52 pm

Debían haber transcurrido tan solo unas semanas desde mi llegada a Nehmen pero ya me parecía una eternidad,. El puerto me lo conocía de memoria, era una rutina constante formada por el griterío de los jovenes bandidos y los pequeños vagabundos, la venta de mercancías de dudosa procedencia y su ambiente cargado de desconfianza y de tratos poco legales. Lo bueno de estar aquí era que nunca faltaban los heridas con navajas que me permitían sustentar mis gastos modestamente. Aparentemente no hay muchos médicos con las suficientes agallas de trabajar por aquí y los curanderos parecen no ser tan fiables.

Esta tarde me encontraba en el puesto del viejo Bill, un ex marino que había perdido una pierna en combate y con el dinero que había juntado se había instalado un pequeño y maltrecho puesto de bebidas cerca del embarcadero. Generalmente se me podia encontrar ahi, no porque la cerveza fuera particularmente buena, de hecho sabía bastante parecido a trapo mojado, sino porque tenía un toldo lo suficientemente amplio como para cubrirme del sol para estar tranquilo mientras esperaba a algun cliente maltrecho dispuesto a pagar.
El día transcurría bastante lento, el movimiento de gente era bastante habitual y no parecía haber conflictos entre piratas como los anteriores días. El sol pegaba fuerte y yo estaba sumido e mis pensamientos acerca del futuro cuando por el rabillo del ojo vi una figura que me llamó la atención: Un pequeño zorro. No es que en el puerto no circularan bestias de todos los colores, sino que era extraño ver a una libre sin su jaula o su amo. Debía de haberse escapado. Mis ingresos eran suficientes pero un poco de oro nunca está de más, así que procedi a seguir a la criatura con cautela. El zorro parecía hambriento, posiblemente lo podría atraer hacia mi con cualquier pedazo de carne, pero cuando me disponía a realizar mi plan vi otra cosa que me llamó la atención, la pequeña bola de pelos estaba ayudando a una mujer ciega. Un zorro guía ya de por si era extraño, pero la mujer tampoco me cerraba del todo. Su aspecto parecia desaliñado, pero la expresión en su rostro me hacía sentir que no era una persona cualquiera.

e detuve en seco esperando ver algo de lo que no me estuviera dando cuenta.
avatar
Dr. Mortius

Cantidad de envíos : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: A brave new world

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.