Censo
Últimos temas
» Adonde me lleven los sueños
04/04/18, 08:55 pm por Lisandot

» Sentimientos encontrados
22/02/18, 10:03 pm por Songèrie

» El fin de un viaje y el comienzo de otro.
04/02/18, 03:16 pm por Florangél

» Vini, saquei, marchi
30/01/18, 06:23 pm por Narrador

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/01/18, 06:01 pm por Narrador

» Trama 3 . Se reclutan piratas y maleantes varios
30/01/18, 05:58 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Melia, madre e hija del fresno

Ir abajo

Melia, madre e hija del fresno

Mensaje por Melia. el 21/10/15, 09:29 pm

  • Nombre del Personaje: Melia
  • Raza: Dríada
  • Edad: 214 años


  • Descripción física:

  • Las dríades, por lo general tienden a cambiar su apariencia a consciencia o de forma inconsciente. Pueden menguar de su altura habitual, modificar su tono de piel para semejar a los humanos y alterar su supuesta edad, en cambio, algo que no pueden controlar es el color de su cabello. En época invernal Melia toma apariencia enfermiza y vulnerable, además de que por su cabello aparecen mechones canosos; en primavera un castaño lleno de salud, una mirada pícara y uno cuerpo lleno de vida representando a esta época magnífica y; en el otoño su tono torna al rubio y cae por sus hombros, tranquilizándose con el paso de los días.
    Por lo general, esta dríade suele verse como una mujer joven, de unos 18 años y un 1’70 de altura. Su piel parece fina y suave, pero áspera al tacto. Su rostro hermoso y amable correspondiente a las facciones élficas de una niña, con una nariz pequeña y unos labios carnosos de formas delicadas. Sus ojos, dos luceros de un tono verde casi esmeralda, son lo que más llama la atención de ella por cómo observan todo a su alrededor de forma inocente y curiosa.

    Apariencia:



  • Descripción psicológica:

  • Esta dríade es muy joven en comparación con la antigüedad de sus compañeras por lo que la ignorancia, la inocencia y una mente muy volátil es lo que la caracteriza. Su desconocimiento sobre el funcionamiento del mundo humano sumado a su curiosidad la hace meterse en continuos problemas de los que acostumbra a zafarse. No exagero cuando digo que no entiende nada…ni las normas sociales, ni los oficios, ni el sistema monetario, ni las diferencias entre clases… Tiende además a comportarse de forma instintiva, dejándose llevar por lo que siente y le apetece tal y como lo hacen los de su condición. Por no hablar de las veces que acostumbra a perderse en sus ensoñaciones, creyéndose sus imaginaciones hasta un nivel insospechado.
    Con todos los seres es amable y extrovertida ya que según su educación no hay maldad en nadie. Sin embargo todo cambia cuando esos gestos ponen en peligro la naturaleza o a cualquier ser del bosque…Entonces desata su furia sin pensarlo y no para hasta vengarse del que ha cometido el daño. No es algo para tomárselo a broma, no se juega con el poder de la madre tierra.


  • Armas y/o habilidades:

  • Melia, como cualquier dríade está ligada a su árbol de origen y no puede separarse más de un kilómetro de él pues en cuestión de días morirían ambos. Entonces…¿cómo es que está por ahí perdida en las islas y sigue vivita y coleando? Porque se sometió a un ritual mediante el cual logró concentrar el núcleo de su fresno y darle forma como si de un pequeño ídolo de unos 20 cm de altura se tratase. Ella lo conserva en una mochila y todos los días debe de sacarlo al menos un par de horas para que le dé la luz solar, cubrirlo en parte de tierra y regarlo para mantener su esencia y evitar que se seque. Al fin y al cabo es ella la que debe cuidar al árbol, no viceversa.
    Como ente de la naturaleza ligado a un fresno comparte algunas de sus características como la resistencia al frío y la intolerancia de climas secos y calurosos. Obviamente el terreno que la rodea influye mucho en sus movimientos, en su caso prefiere las zonas frescas con humedad media-alta con suelos ricos en materia orgánica. Además no suele ser consciente de ello pero puede controlar en cierto grado este elemento, para ello debe estar muy concentrada o muy enfadada. Consigue hacer crecer las plantas y los árboles, mover sus ramas y esconderse dentro de ellas, especialmente las semejantes al fresno, es decir, las caducifolias.
    Por lo general es capaz de camuflarse, adhiriéndose y tomando la tonalidad de cualquier árbol. Además, tal y como se ha dicho, puede cambiar su edad con facilidad. Sus puntos fuertes son su conocimiento sobre remedios curativos naturales y su agilidad para trepar. Pocos saben las propiedades de su sangre ya que es cicatrizante, analgésica y antipirética. En cuanto a sus puntos débiles: no es muy resistente al daño físico, pero si al mágico (salvo que no esté en contacto con la naturaleza) y tampoco es demasiado astuta por lo que suele utilizar las piernas para correr cuando la cosa se pone mal (y llega a darse cuenta a tiempo, que eso no lo tiene muy claro)

  • Atributos:

  • Voluntad, Suerte, Carisma, Inteligencia, Constitución física y Astucia


  • Historia:

  • Que la dama de verdes luceros y sonrisa cálida no te persiga:
    “Que la dama de verdes luceros y sonrisa cálida no te persiga”

    Escribo esto porque la estancia en este barco se me tercia insoportable. Padre no cree que escribir en un papelote con un carboncillo sirva para algo, pero en realidad sé que lo que más le molesta es no enterarse de lo que pongo. Llevamos días aquí metidos entre cajas, apoyados en unas mantas como catre de camino a un lugar llamado Thialir donde establecernos. No sé muy bien cómo es pero dicen que abunda el comercio y nuestro negocio no es muy conocido por lo que seguro que nos va bien. Allí Jungor tiene un conocido que nos alquilará una de sus casas, pero ha puesto demasiado hincapié en que no mostremos nuestro culto a quien no sea de confianza, tampoco entiendo por qué, Lavdresec cuida a todo el mundo aunque no crean en ella.
    Y ahora explicaré el por qué de nuestro viaje intentando no recordar las lágrimas de nuestros amigos cuando nos despedían. … Es difícil no pensarlo, ni siquiera debería haberlo escrito…

    Según me han contado nuestra familia está maldita por un espíritu, el mismo que se llevó a mi madre y la perdió por el bosque y el mismo que se llevó de igual manera a mi abuela y a la abuela de mi tía. La gente del pueblo nos mira con recelo y en parte los entiendo, nadie quiere que sus hijas sean presas del bosque. Por suerte comprenden que no tenemos nada que ver ya que somos los que más sufren su pérdida. Mi hermana mayor Landa es la única que continúa a nuestro lado, pero no sé lo que opina, dicen que este espíritu le arrebató la voz y la conciencia hace tiempo, aún así la queremos igual y tiene unas manos que son un portento.

    El origen de este mal se remonta a mi bisabuelo, dicen que cuando tenía mi edad se perdió entre los árboles en una ceremonia y apareció al año siguiente inconsciente en una ladera, cubierto de arañazos. Él no recordaba apenas nada, solo unos ojos verdes y una sonrisa cálida, por eso se extendió esa expresión entre los lugareños a modo de despedida y eso fue lo que escribieron en la pancarta del puerto cuando nos íbamos.
    Hace un mes el abuelo estaba enfermo, en las últimas, a punto de morir. Él también había soportado la herencia de su padre y había sentido la pérdida de su madre y de sus dos mujeres, sabía de lo que hablaba. Una noche nos convocó a todos, nos rogó que recogiéramos todas nuestras cosas y que tras su muerte partiésemos a un lugar alejado. Padre no dijo nada, solo me miró y asintió, apenas quedaban una semana para mi cumpleaños y los pasamos preparando todas nuestras pertenencias y buscando un comprador para la casa.

    No quiero sacarle el tema, parece estar roto por dentro. De pronto sube a cubierta con una sonrisa de oreja a oreja como otras veces se tapa con la manta y pasa la noche haciendo muescas en la pared y picando las hojas secas de fresno entre sus dedos. Sin embargo, tengo que decirle que durante estos dos últimos años ya he sentido como los ojos verdes se clavaban en mí cada vez que me acercaba al bosque a por madera. Sentía las caricias de las ramas en mi cuello, pero eran suaves y delicadas. Sentía una risa o un murmullo, pero era la brisa entre los árboles. No es un secreto que extraños seres anidan en cada rincón de la isla, incluso en ocasiones he visto duendes tratando de robarme el almuerzo, peculiares libélulas con forma humana o un sátiro lejano escalando por unas rocas…Lavdresec nos dice que los respetemos y ellos nos respetarán, sin embargo este espíritu es distinto. Un día me acerqué al río y me pareció ver el reflejo del rostro de una joven dentro de un árbol, me sorprendió tanto que salí corriendo y llegué a casa en apenas veinte minutos. Ese día estaba cansado pero no le di importancia. ¿Pero y si la tiene?
    Bueno, espero que en nuestro nuevo pueblo nos sintamos queridos, es algo que necesitamos.

    Melia:
    -Agazapada en un rincón una niña de cabello castaño largo sonreía ya que por fin en bastante tiempo tenía a quién contarle su historia- ¡Qué decir de mí! No recuerdo muy bien cuando nací, simplemente surgí dentro de mi fresno y pronto mis compañeros me dieron la bienvenida. Crecí junto a él, soportando unos meses de Aesir muy duros y disfrutando como la que más del reinado de Enki, correteando divertida huyendo de los sátiros –mientras hablaba dirigía su mirada viajante a una nada, denotando en su rostro infantil cómo se iban formando las imágenes en su mente- Existen muchos más espíritus como nosotros en la isla, en la brisa, en las plantas, en los riachuelos, en las rocas, con los animales, en las nubes, bajo las madrigueras…y convivimos en paz puesto que nuestro fin es proteger la naturaleza que nos da vida, aunque allí en tu caso tendrías que huir más de una vez…-Para un momento para terminar de reír y tomar aire de nuevo. Llevaba mucho tiempo guardando todo en su interior- Las sílfides, que viajan por el aire, dicen que los humanos son una plaga que destroza por donde pasa, sin embargo los que yo he visto no son así. Cuidan, respetan y piden permiso a nuestra madre cada vez que pisan el bosque o cuando necesitan tomar algo prestado…si si, no me mires así, esos humanos existen y tienen mucho cuidado con todos nosotros… De todas maneras Kraneia, nuestra líder, no nos recomienda relacionarnos abiertamente, exceptuando con los llamados miembros de la Triada: Yney Regbar, Ahinir Addrau y Kilrab Verathy, pero es más que habitual alguna que otra historia de amantes o hijos con humanos. Mi historia viene por ahí, pero no creas que es la típica de siempre

    Hay veces que los humanos se visten con sus mejores galas para una celebración en el bosque: nacimientos, bodas, ceremonias de cambio de etapa vital… Muchos de nosotros vemos en ellas una oportunidad para disfrutar de la algarabía, beber esos zumos que te alteran la cabeza, danzar y relacionarse. Como es costumbre, adoptamos su forma y nos integramos entre ellos.
    Sin embargo cuando él llegó a mis manos todo cambió, dejó de ser lujuria para transformarse en algo más. Huyó del gentío persiguiendo mi risa hasta llegar a mi árbol donde, en la intimidad de la noche, lo hice mío y me hizo suya…Jajajaja…¡Oye! ¡No te rías así! No era un hombre como el resto, lo vi en su mirada…cuando me besaba y me estrechaba entre sus brazos
  • Momentos más tarde ya estaba todo claro, quería quedarse conmigo. Y así fue, pasaba los días dentro de mi árbol, dábamos largos paseos por la orilla del río, mirábamos las estrellas tumbados sobre las ramas y soñábamos que estaríamos juntos para siempre.

    Desgraciadamente, él extrañaba a su familia y a los suyos y finalmente lo tuve que dejar marchar. Tenía un taller donde hacía extrañas construcciones de madera, como las que se ven en sus fiestas para sentarse, guardar comida o apoyar de forma más accesible las cosas. Aquí también hay de eso por lo que he visto, tendré que aprenderme su nombre…-Decía mientras su espalda reposaba en las patas de un taburete roto- Cada semana venía a verme al bosque y pasaba el rato conmigo contándome cómo iba todo en el pueblo mientras recogía un poco de madera, que yo le daba gustosa. Otras veces yo me aparecía en su fresno, al lado de su casa y observaba lo que hacía en silencio para que ninguno de sus compañeros nos descubriesen.. Las lunas pasaban, nosotros continuábamos nuestros deberes y nuestra rutina que evitaba que nos echásemos de menos.

    -Un enorme suspiro hizo sobresaltar a su interlocutor, ver a una niña tan risueña y tan chica hablando de amor de esa forma le resultaba tan tierno- ¡Ay! ¡Es que era tan bonito! … Lástima que un buen día bajé de nuevo y me encontré su casa vacía y una nota en la mesa que decía que la guerra había estallado y él debía ir a combatir de la mano del resto de sus compañeros para establecer la paz…Se me echó la isla encima… Pasé meses menguando mi aparencia, en una continua época de Aesir, donde mi cuerpo se mantenían mustio y sin hojas, sin salir de mis raíces…Hasta que mis compañeros llamaron a Kraneia temiendo ya por mi salud. Ella comprendió mis motivos y aceptó que yo quisiera romper mi vínculo de tierra para ir a buscarlo. Necesito estar junto a él…no puedo permitirme perderlo… ¿lo entiendes, verdad?
    El ritual estuvo cubierto de lágrimas, sufrimiento y silencio…solo interrumpido por mis gritos… -La dríade baja el tono de voz al recordarlo y dirige su mirada al suelo- …me ataron a una roca y partieron por la mitad…buf…de alto en bajo mi…mi árbol de origen –una especie de sollozo surge de su garganta- Conservaron intacta la médula…si…el centro del tronco para que me entiendas…y con eso, Kraneia me modeló esta imagen de mi fresno en pequeño tamaño –una sonrisa tímida aparece cuando saca de su bolsa la figurita y la acaricia- Fue doloroso, no os imagináis cómo es sentir cada corte en la propia piel…Aún así, dejar mi vida atrás para comenzar una nueva con él…siento que merece la pena.


    Sin más dilación me presento, me llaman Melia y soy una dríade, una protectora del bosque. Me colé en este sitio de viajar cuando me recuperé del ritual, es parecido al que salió con mi amado…telas blancas atadas en los troncos, la cáscara decorada con agujeros que luego resulta que son ventanas… por lo que calculo que irá al mismo sitio
    –todavía recuperándose de los recuerdos que inundaban su mente la niña acarició al ratón que tenía en la mano- ¿Y tú, pequeño? ¿Eres de aquí o te diriges a algún sitio?

  • Explicación:
    [*Explicación de lo sucedido*]


    La mente de Melia es más compleja de lo que parece puesto que apenas es consciente de la realidad y de las consecuencias de sus acciones en la vida de los protagonistas. Ella en sus ensoñaciones ha aceptado que mantiene una relación amorosa idílica y prohibida con un humano y es lo que le cuenta a todos sus compañeros. Atrapó al bisabuelo del joven escritor de la carta, del que se enamoró perdidamente. No está muy claro si lo hechizó sin darse cuenta para que hiciera todo lo que ella quería o si la juventud del muchacho también jugó un gran papel. Finalmente él calló en la cuenta de que se trataba de un secuestro, muy agradable, pero un secuestro al fin y al cabo y huyó.

    La dríade, también bastante inocente, desconoce muchísimas cosas de los humanos, entre ellas que el paso de los años es lo que hace que envejezcan y cambien. Cree que es una raza parecida a la suya, donde pueden cambiar a placer modificando aparentemente su edad ya que el concepto de tiempo de un espíritu como ella no es igual al nuestro. Teniendo en cuenta esto suponemos que Melia no se ha enamorado de un humano, sino de cuatro generaciones de la misma familia, incluso al tiempo. Conforme pasaban los años el padre se dedicaba a otras labores y acudía cada vez menos al bosque, entonces era el primogénito de la familia el que iba a por madera. Este siempre compartía muchos rasgos con su padre por lo que Melia lo confundía. Las pocas veces que los vio juntos no los relacionó carnalmente, no se sabe muy bien por qué.

    Otra mentira es que realmente hace tiempo que no puede aparecerse en el fresno del jardín de la casa por mucho que lo intente porque un sacerdote creó un hechizo que la repelía. Todo lo que dice sobre sus visitas es falso, el elegido simplemente iba a por madera para su taller sin mediar palabra ni saber de su existencia y ella no bajaba a verlo. Tampoco sabe leer, por lo que descubrió que la familia había marchado al escuchar una conversación en la que los miembros de la Triada mencionaban el ataque que había sufrido la Isla por parte de Ashper, de la guerra que había estallado y pedían ayuda para sanar a los heridos.

    Durante las celebraciones en el bosque siempre ha andado detrás de un nuevo secuestro a su elegido o, en caso de que este tuviese alguna novia o esposa, presa de un ataque de celos terminaba guiándolas hasta zonas desconocidas y provocando su muerte. Landa, la hermana del elegido más joven casi es víctima de Melia por una confusión. La pobre fue guiada por la noche hasta subirse un árbol, su padre la vio a tiempo y dio la voz de alarma, esta se cayó y la contusión en la cabeza le causó los problemas que ahora tiene.

  • Bando: Neutral

  • Otros:
  • No sabe leer ni hablar la Lengua Común ni ninguna otra, únicamente puede comunicarse con otros entes de la naturaleza, animales e incluso algunos elfos, sin mencionar palabra, de forma mental. En cambio los entiende a la perfección aunque no sepa responder.
    El único elemento mágico contra el que es más débil es el fuego, el resto no le afectan, de hecho el agua le encanta. Por otro lado no le afectan las maldiciones ni los artilugios que otorguen poderes o den suerte, aunque la magia ilusoria de alto nivel si puede llegar a confundirla.



    Última edición por Melia. el 24/10/15, 01:27 pm, editado 3 veces
    avatar
    Melia.

    Cantidad de envíos : 3

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Melia, madre e hija del fresno

    Mensaje por Sophitia el 22/10/15, 01:27 pm

    Awwww es una psicópata en potencia I love you Me gusta, muy lindo del detalle de que cambie con las épocas del año y sus habilidades en relación a la naturaleza.

    Tiene toda mi aprobación ^^


    Que es mi barco mi tesoro,
    que es mi dios la libertad,
    mi ley, la fuerza y el viento,
    mi única patria, la mar.
    avatar
    Sophitia

    Cantidad de envíos : 955

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Melia, madre e hija del fresno

    Mensaje por Kirill el 23/10/15, 10:12 pm

    Uuuh que driade mas mentirosa! Muy interesante, como dice Sophitia bonito detalle el de los cambios con las estaciones, o tambien lo de la piel aspera como la corteza. Se va a meter en problemas! Me encantaria que conociera a Zeiss... Very Happy

    Pero si no puede hablar... va a estar dificil Neutral. Asi que no entiende nada d elo que le dicen?

    Por cierto, si el da;o magico es de fuego... tambien es resistente?

    Aprobada por mi sea cual sea la respuesta a las preguntas Smile


    Caminante, no hay camino
    avatar
    Kirill

    Cantidad de envíos : 779

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Melia, madre e hija del fresno

    Mensaje por Melia. el 24/10/15, 12:23 pm

    ¡Ay! ¡Muchas gracias a las dos! Very Happy Y gracias también por esas preguntas, Kirill, hay cosas que se pasan al escribir la ficha.

    Si entiende lo que le dicen, pero ella no sabe contestar, al menos no muy bien.
    Y no, al fuego no es resistente.

    Voy a incluir eso Very Happy Ya tenía ganas de tener a esta ninfa por aquí
    avatar
    Melia.

    Cantidad de envíos : 3

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Melia, madre e hija del fresno

    Mensaje por Contenido patrocinado


    Contenido patrocinado


    Volver arriba Ir abajo

    Volver arriba


     
    Permisos de este foro:
    No puedes responder a temas en este foro.