Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Sophitia el 14/10/15, 03:19 pm

El cielo nocturno estaba despejado, la luz de la luna iluminaba las tranquilas aguas cercanas a la costa, gracias a eso podían manejar el bote sin necesidad de lámparas que delatara su posición. Cinco piratas y un mercenario se acercaban a su destino, serios y en silencio, los más jóvenes remaban, mientras que los otros se perdían en sus meditaciones, solo podía escucharse el sonido de las aguas golpeando contra la madera y a lo lejos las olas rompiendo contra la escollera.

Habían pasado tres semanas desde que les informaron de esa nueva encomienda, la pirata no había logrado calmar sus inquietudes desde entonces...

***

-No me gusta esa gente, andan en cosas raras, sus almas están malditas, te lo digo - Sophitia era muy supersticiosa, pero además había conocido a gente del Credo en persona y podía decir con seguridad que esas personas se manejaban con fuerzas que ningún humano debería tocar- Además no entiendo cual es la necesidad de que les hagamos favores, es decir, no tengo problemas de hacer negocios con quien sea que me pague, pero esto es distinto… Simplemente no tiene sentido…

-Me parece que lo que no entiendes es que no estás aquí para entender – Le respondió Krumm, la muchacha lo conocía desde hacía años, cuando llego a ella con la orden supo que se trataba de algo serio, ya que era del tipo de pirata que había alcanzado una posición económica lo suficientemente acomodada como para no tener que aceptar cualquier trabajo que se le presentara – Tu solo concéntrate en las ordenes y NO hagas idioteces, o te aseguro que los del Credo será lo que menos te preocupe. - Agrego en tono amenazante el hombre, mirando a los lados para asegurarse de que nadie había escuchado la charla, pero su preocupación era en vano, habían pocos logares mas bulliciosos que una taberna en el centro de Nehmen.

-Bien, bien, de acuerdo, no preguntare mas… - Bebió un trago de cerveza, dejó la jarra de modo brusco en la mesa y se quedo mirando como un grupo de ebrios golpeaban a un muchacho que se había pasado de listo, mientras tamborileaba con los dedos manteniendo un gesto de enojo en el rostro – Solo una cosa más, ¿Porque de todos los seguidores que tiene el Credo justamente tiene que ser Kirill el que tiene que acompañarnos?
***

Por supuesto que no había recibido respuesta que calmara su enojo, pero tampoco podía negarse a hacer ese trabajo, nadie en su sano juicioso le diría que no a una orden de Valeska. Era la segunda vez que tenía que hacer un encargo a pedido de ella, se sentía sumamente orgullosa de que la hubiese elegido, y solo esta satisfacción era lo que hacía que en esa hermosa noche estuviera ella en ese bote con los demás, a punto de encontrarse con ese mago tan desagradable.

La última vez que había visto a Kirill ambos escapaban mal heridos en direcciones distintas para evitar que los guardias de la ciudad los atrapen. Cada puntada que había tenido que dar para cerrar el corte había escupido maldiciones e insultos de todo tipo hacia el mago, su familia y conocidos, jurando que si volvía a encontrarlo disfrutaría viéndolo hacer gárgaras con su propia sangre. Y es que no solo la había lastimado, sino que además había arruinado en gran parte los planes de robo y por sobre todo, había amenazado con hacerle daño a Flor.

El verlo de nuevo solo le provocaba ganas de destriparlo como a un conejo, pero allí estaba, a punto de llegar a la costa. Respiro profundo varias veces para calmarse, repitiéndose a sí misma que era solo un trabajo más, que tenía que olvidarse del mago y concentrarse tan solo en lo que le habían ordenado.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Kirill el 20/10/15, 01:09 am

Nota: en este ordenador no tengo instalado el teclado espa;ol. Luego edito.

- Te acuerdas de lo que pasó la última vez que hubo piratas de por medio, ¿no?

Ajar no creyó necesario contestar. Parecía enfrascado en descifrar alguna formula, con las puntas de sus dedos recorriendo líneas y dibujos en uno de sus múltiples cuadernos. A Kirill le molestaba lo suficiente que no le estuvieran prestando atención mientras hablaba, pero es que además era Ajar el que le había hecho llamar. Habría esperado que se tomara una pausa en sus actividades habituales para al menos mirarle mientras le ordenaba cooperar con piratas.

- Vamos, no me fastidies. Seguro que tienes a alguien mejor a quien enviar en esta tonter'ia.... Hay como cuatro otros pardillos deseando besarte los pies.

Su maestro hab'ia vuelto a hacerse con unos cuantos nuevos lacayos, despu'es de que todos los dem'as - a excepci'on de Kirill - desaparecieran poco a poco sin dejar nota alguna o recoger sus pertenencias. Ajar no parec'ia preocupado por esta incansable fuga de subalternos; de hecho ni siquiera se sorprendia cuando alguno de ellos no volvia a dejarse ver, y Kirill habia aprendido a dejar de preguntar. No es que le importara mucho de todas formas.

- ¿Acaso tengo a alguien mejor que tu, Kirill? - y el joven no supo determinar si esto era sarcastico o no. Se limito a fruncir los labios- Tienes toda la informacion que necesitas ... ahi.

Se;alo entonces un artefacto al que Kirill jamas podria acostumbrarse. Por fuera no parecia mas que una bolsa raida abandonada sobre una mesa, pero al intentar moverla resultaba ser de un peso imposible. La mayoria del tiempo se encontraba vacia. De vez en cuando, sin embargo, surgia de ella una peque;a bola de un gris ceniciento, imperfecta y rugosa. Kirill odiaba aquella cosa. "Y ademas esto" se quejo por lo bajo, pero sabia por experiencia que Ajar no daria el brazo a torcer. Tomo aquella estupida bola y con un gesto que pretendia dejar bien claro lo mucho que odiaba hacer aquello, la presiono contra su frente, insistentemente, haciendola rodar un poco. Aquella sustancia arenosa empeque;ecio poco a poco sin haberse desmigado, hasta que no quedo nada de ella entre los dedos del mago; y en cambio en su mente tenia toda la informacion que necesitaba.

A veces le parecia que, junto a la informacion, Ajar estaba intentando meter algo mas en su cabeza utilizando aquella tecnica. Durante los dias sucesivos se le ocurrian pensamientos extra;os, y casi notaba un peso detras de sus ojos y como una batalla en la parte posterior de su cabeza, junto a la nuca. Los efectos nunca eran duraderos, pero dejaban a Kirill con una sensacion extra;a, casi de alivio, como si se hubiera librado por los pelos de que le ocurriera algo.

Pero aunque odiara todo el ritual de meterse una bola en la cabeza, debia admitir que al menos le ahorraba tener que hablar de mas con Ajar. Kirill supo a quienes tenia que llevar con el, que barco les llevaria desde Ur a Rhylia, quien les daria los falsos visados que les permitirian entrar en el ducado de Ashper y cuanto pagar por ellos. Disponia de alguna informacion desde el principio; otra, por motivos de seguridad, no se hacia presente en su mente hasta que era necesaria. Y no fue hasta que Kirill se encontro en Rhylia cuando la bolita de las narices decidio revelarle asi, de golpe, que la representante de Valeska seria la pirata Sophitia.

Estuvo a punto de mandarlo todo a la mierda. Le dio un ataque de ira con el que casi mato a uno de sus acompa;antes, y entonces la bola en su mente le dijo que aquello estaba dentro de lo esperado, y que por eso Ajar le habia provisto con tres ayudantes en lugar de dos. Kirill casi podia escuchar a su maestro riendo por lo bajo en algun lugar, si no fuera porque aquel hombre nunca reia.

Los dos siguientes dias los paso ultimando algunos preparativos y haciendose a la idea de que tendria que ver a Sophitia. El anochecer del segundo encontro a Kirill junto a los dos otros miembros del Credo, esperando en la cala en la que deb'ian reunirse con los piratas.


Caminante, no hay camino
avatar
Kirill

Cantidad de envíos : 775

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Sophitia el 24/10/15, 08:06 pm

De nada servía el continuar quejándose, no siempre se podía trabajar como a uno le gustaba, eso lo tenía bien en claro luego de toda una vida de encargos, así que lo mejor era al mal paso darle prisa. Sería amable con él, no mencionaría lo sucedido, se comportaría de modo maduro y profesional a sabiendas de que eso sería mucho más irritante para el mago que cualquier insulto que pudiera dedicarle... Si, muy madura y profesional...

Bajo del bote de un salto cuando el agua aun llegaba a la altura de la cadera, dejando a los nuevos con el asunto de tirar del barco hasta la orilla mientras ella se dirigía al grupo que ya estaba esperándolos en la playa. Ahí estaba Kirill, con su habitual gesto de desagrado, el ceño fruncido y su postura rígida, resultaba evidente que él estaba tan contento como ella de estar ahí. Irónicamente, eso le arranco una sonrisa ¿Detestaba el verla? Pues qué bien, se encargaría de ser más molesta que un grano en las nalga, y todo solo por ver como se retorcía su gesto de odio.

-Saludos camaradas - Dijo jovial al llegar a la orilla con los pantalones escurriendo agua - ¡Kirill! Que agradable sorpresa ¿cómo has estado? - Lo miro de arriba a abajo evaluándolo - ¿Ya se curaron las heridas? - Omitió, claro, el cuándo y porque se habían producido esas heridas.

-Ya deja las bromas - Dijo Krumm de forma tajante. Él también había participado de ese robo y sabia bien a qué se refería la pirata, también de las cosas que podía hacer Kirill cuando se enojaba - Tenemos que movernos, en cualquier momento puede acercarse una de las patrullas - Con la guerra en su punto más álgido las guardias se habían duplicado y los soldados fanáticos de la Orden hacían rondas sin pausa - Esconderemos rápido el bote y seguiremos camino.

Arrastraron el barco hasta lo que parecía ser una parte de la playa como cualquiera otra, Krumm toco con la bota en varios lugares hasta que pareció encontrar lo que buscaba, se agacho y movió un poco la arena hasta dar con una manija, le hizo señas a otro de los piratas quien agarro de otra igual que se encontraba a unos dos metros. Tiraron a la vez y dejaron al descubierto un gran depósito con algunas cajas viejas, restos de antiguas entregas de contrabando, se podía bajar por un tablón inclinado, pero en ese momento con empujar el bote y cerrar fue suficiente.

Que los piratas, entre otros, ingresaban productos de modo ilegal en la isla era un secreto a voces, detrás de la fachada de pureza y rectitud las personas que pertenecían a la Orden eran tan humanos como cualquier otro en Jaspia, y tenían gustos y necesidades especiales que satisfacer. Era un negocio que dejaba a todos contentos, y hasta antes de la guerra resultaba hasta cotidiano el hacerlo así, luego de los primeros ataques se comenzó a complicar el poder pasar, todo el mundo estaba mucho mas alerta.

-Bien, sigamos - Dijo el pirata haciéndole un gesto a Sophi para que camine junto a él, probablemente sabía que si la dejaba junto a Kirill mucho tiempo complicarían la misión - Por todos los mares de Jaspia, te pones tan infantil cuando estás cerca de ese mago - Le susurro mientras caminaban más adelante por la playa.

-¿Qué puedo decir? Es mi debilidad - Le respondió en tono burlón, luego miro hacia atrás y le sonrió de modo socarrón - Si supieras lo divertido que es molestarlo - Y eso lo dijo lo suficientemente alto como para que él la escuche.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Kirill el 25/10/15, 04:51 pm

No pensaba esquivar a la pirata. No tenía ninguna intención de darle ese placer, de que pareciera que tenía miedo de ella. Imaginaba su expresión¡ si llegaba a la isla y se enteraba de que Kirill había desertado con tal de no enfrentarla. No, antes muerto que permitir tal cosa. No huiría; al contrario, quizás podía tomar aquella oportunidad para hacerle pagar, matarla cuando ya no fuera necesaria. A Ajar no le importaría mientras no pusiera en peligro su acuerdo con los piratas; sólo tenía que hacer que pareciera un accidente, o al menos que no hubiera pruebas... En fin, sabía que era poco probable que pudiera hacer esto, pero quizás en el futuro, si seguían colaborando, encontrara la ocasión de poner fin a aquella vida miserable.

Así que sí: el día acordado estaba en la playa, con los brazos cruzados, rígido pero con un gesto más calmado de lo que habría cabido esperar. Sus ojos se achicaron con odio cuando, a medida que la barca se aproximaba, pudo distinguir a la pirata Sophitia, pero tuvo suficiente tiempo para oprimir el rescoldo de furia que sentía encenderse en su pecho, si bien era imposible apagarlo del todo.

Detestaba verla. Detestaba su expresión, su sonrisa falsa y provocadora, sus aires de poder subido a la cabeza, la manera en que se dirigía a él. Reaccionó con una frialdad sepulcral cuando ella expresó la alegría que sentía al verlo. Pirata embustera, manipuladora y traicionera, estaba intentando provocarle.

- El placer es... todo mío... - consiguió responder, en un tono helado  que dejaba demasiado claro que aquello no era cierto, pero al menos no traicionaba el odio que sentía.

Inconscientemente, con los brazos aún cruzados, se palpó el brazo derecho allí donde la pirata le había herido la última vez. Como respuesta dirigió su mirada allí donde él la había herido a ella: algún lugar en el pecho o abdomen, creía recordar. En su mente revivió el instante en el que había clavado unas garras de oscuridad en su carne, desgarrándola, y saboreó aquella imagen por unos breves segundos. Ojalá hubiera sido un corte más doloroso que el que ella le había infligido.

-Sí, movámonos - se dirigió al otro pirata, Krumm, pero tardó unos segundos más en dejar de mirar a Sophitia -... esto no debería llevar demasiado tiempo ni ser demasiado difícil... Si no terminamos antes del amanecer, tenemos provisiones y un lugar donde podéis pasar el día.

Esperaba que los piratas no aceptaran  su hospitalidad, pero Ajar le había ordenado ofrecerla. Mientras ellos escondían la barca, Kirill contó cuántos piratas había y procuró fijarse en las armas que llevaban. Que fueran aliados temporales no les había de fiar, y el mago había aprendido a ser paranoico con ellos.

No hubo presentaciones, pero tampoco eran necesarias. Sophitia y Krumm comenzaron a caminar, abriendo el paso, y Kirill los siguió a unos pocos pasos de distancia. Xa'fei, uno de sus dos acompañantes, cerró la marcha y borró las huellas en la arena con un hechizo de viento. Si una patrulla pasaba por allí, no vería nada extraño en la playa.

"Lo divertido que es molestarlo".

- ¿Sabes lo que sería divertido? - respondió inmediatamente sin poder evitarlo, un poco más alto de lo que debería - Sería divertido arrancarte la piel a tiras, a ver si sigues manteniendo esa estúpida sonrisa falsa.

La furia se le había ido de las manos por un momento y, aunque fue consciente de esta debilidad, en aquel momento le daba igual. Sus ojos estaban encendidos pero se esforzó en murmurar para no llamar la atención de una patrulla.

- Mira, si quieres provocarme, podemos hacerlo más tarde. Ahora mismo tenemos otras cosas que hacer, así que si puedes cerrar la... boca y llevarnos a la entrada de los túneles, sería lo mejor para todos.


Caminante, no hay camino
avatar
Kirill

Cantidad de envíos : 775

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Sophitia el 02/11/15, 01:27 pm

Se mordió el labio divertida, siempre había sido tan sencillo molestarlo, el comentario a Krumm había sido en parte una broma, pero también tenía cierto valor de verdad. Picarlo hasta verlo estallar se estaba convirtiendo poco a poco en un hobby que la posicionaba a un paso de la muerte, sabía de primera mano que el mago no tendría remordimiento alguno si acababa con ella ¿Entonces porque molestarlo? ¿Por qué tenía esa fascinación de jugar con fuego? No lo sabía, pero tampoco se lo preguntaba, aunque probablemente su respuesta sería algo como “Porque es muy aburrido vivir la vida andando siempre en el camino seguro”.

-Jajajaja, si, de seguro que eso sería divertido - Le respondió mientras apoyaba las manos en la cadera, tenía la firme creencia que si hacía que se enojara lo suficiente la cabeza le explotaría o algo similar - Oh, vamos Kirill - Disminuyó un poco el ritmo de su paso para quedar más cerca de él - Ya que tenemos que hacer esto, al menos que sea divertido ¿Cierto? - Krumm le hizo una señal para que vuelva junto a él, y la pirata prefirió no seguir tentando a la suerte.

Siguieron caminando alejándose de la costa hasta la base de un acantilado, el camino se cortaba abruptamente dando lugar a una cueva no muy grande que en ese momento estaba llena de agua casi hasta el techo. Parecía no haber mucho más por dónde seguir y de hecho, esa gruta probablemente estuviera sin vigilancia solo por estar repleta de agua, no porque los de la Orden no supieran de su existencia. Los piratas se dirigieron hacia lo que parecía ser una de las paredes del precipicio, en una parte que parecía que solo había una grieta natural era en verdad un doble fondo que escondía una escalera.

Para subir tenían que hacerlo en fila, ya que el largo de los escalones sólo dejaba espacio para que una persona pasara por vez, para alguien que los viera de lejos parecería que estaban caminando en el aire. Krumm iba primero, seguido de Sophitia y el resto de los piratas, luego de subir varios metros, la escalera hacía un giro en U muy brusco que los dejaba frente a la entrada de una gruta.

-Cada día que pasa el viejo Charly está más paranoico, un día de estos siquiera nos va a reconocer a nosotros y nos recibirá con una puñalada - Le comentaba a su compañero Sophitia mientras subían.

-Tiene motivos de sobra para estar así, recuerda lo que le hicieron la última vez que lo capturaron - Le respondió Krumm, metió la mano en un agujero que había en la pared de la cueva y sacó dos antorchas, se quedó con una y otra se la tiró a Kirill para que la atrape - Miren bien por donde caminan.

No lo decía en tono de amenaza, ni despectivo, era una persona responsable cuando estaba trabajando, y mientras los del Credo estuvieran de su lado, se aseguraría de que estuvieran a salvo y todo el plan se cumpliera a la perfección. Al entrar la luz de la luna ya de nada les servía, era una boca oscura y húmeda, sin la ayuda del fuego de las antorchas no podrían ver siquiera a medio metro.

-Levantense las polleras, Señoritas - Dijo algo burlona Sophitia- Lo que corre por el piso no es agua, jajaja - Pateó una rata que pasaba a su lado mientras se reía.

Las paredes que en un comienzo eran de piedra común poco a poco se iba volviendo de prolijo empedrado, era lógico, hasta en sus alcantarillas los de la Orden eran minuciosos y perfeccionistas. Era difícil asegurarlo, pero el túnel parecía ir hacia arriba por momentos, se giraba y se dividía hasta que resultaba imposible saber donde estabas. Para no perderse los piratas habían hecho una serie de marcas en los adoquines, no eran simples flechas que señalaban por dónde ir, sino un complejo sistema de signos que les decía también qué les esperaba más adelante.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Kirill el 08/11/15, 06:27 pm

¿Hacerlo divertido? No había manera humana de que algo fuera divertido si Sophitia estaba de por medio. Kirill comenzaba a sospechar que ni siquiera disfrutaría matándola; lo haría únicamente por la paz y tranquilidad que al fin podría sentir si ella moría. No más burlas, no más chillidos, no más pirata apestando a alcohol. Aquello sería el cielo en tierra. Krumm fue sabio al llamarla de nuevo a su lado, donde Kirill tendría más difícil herirla si ella  acababa con su paciencia.

Xa´Fei no dijo nada, pero Kirill escuchó a su otro acompañante reír por lo bajo. Keogan, aquel hombre grande de piel oscura y una mirada penetrante y lúcida, sacudió la cabeza en un gesto de incredulidad. Le devolvió la mirada a Kirill y mostró una hilera de dientes blancos, desplazando y torciendo la cicatriz que le cruzaba media cara.

- Casi echaba de menos trabajar con piratas - le comentó a Kirill -. Buen sentido del humor. Despreciables en todo lo demás. - Keogan golpeteó su cicatriz con un dedo -. Yo tampoco les guardo gran simpatía.

Siguieron a los piratas hasta la entrada en la base del acantilado, y subieron las escaleras tras ellos.  Pronto estuvo oscuro como para dudar sus propios pasos; para poder ver, Keogan invocó una esfera verde que se quedó levitando sobre su hombro, con su superficie cambiando siempre como si se tratara de un mar de magma intentando engullirse a si mismo. Kirill aceptó la antorcha que Krumm le lanzó, y le hizo un gesto a Xa´Fei para que estuviera atento.

No sabía que los túneles que los piratas iban a abrir para ellos eran en realidad una red de alcantarillado, pero fue fácil deducirlo por el olor. De vez en cuando una sombra los cruzaba correteando, y cuando Sophitia pateó a una de ellas pudieron ver que era una rata. Kirill pisó la misma rata que la pirata había pateado, y el animal emitió un chillido de queja antes de salir huyendo hacia la oscuridad.

- "Señorita" será tu madre.
- Si sigue riendo así de alto nos van a escuchar por todo Rhylia - murmuró Keogan.
- Hay marcas en el suelo y las paredes.

Xa´Fei intervino en la conversación, aparentemente ajeno a las burlas de la pirata. Su sangre le hacía más tolerante a la oscuridad, y era capaz de ver cosas que ninguno de los otros dos miembros del Credo notaba en aquel momento. Kirill comenzó a fijarse y vio varias de aquellas indicaciones a medida que andaban.

- ¿Qué significan? - pero ninguno de sus dos acompañantes podía responder aquella pregunta - Eh, Krumm, Sophitia. ¿Qué son estos signos?


Caminante, no hay camino
avatar
Kirill

Cantidad de envíos : 775

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Sophitia el 10/11/15, 01:25 pm

No parecía estar cosechando gran cantidad de simpatías en el grupo, no era difícil el interpretar sus gestos de desprecio, pero era el tipo de miradas a las que Sophitia estaba más acostumbrada, no harían mella alguna en su ánimo. Tampoco era como si la pirata estuviera ahí para hacer amigos, la mayoría de los que había conocido del Credo eran un montón de cretinos petulantes que creían que con sus poderes podían llevarse el mundo por delante, que cualquiera que no fuera como ellos eran menos que basura. Chasqueo la lengua ante el comentario de Kirill, poniendo un gesto serio solo por un instante.

-Esa es cualquier cosa menos una señorita - Murmuró, no le importaba mucho que la escucharan, era un tema molesto, pero lo era aún más por ser Kirill quien le había pasado aquel mensaje hace ya mucho tiempo... Lo mejor era no pensar en eso, pero era inevitable.

La pirata cerró la boca por fin y se dedicó a caminar con las manos en los bolsillos, en una actitud entre caprichosa y malhumorada. Krumm captó el cambio de ambiente pero lejos de quedarse más tranquilo su recelo aumento, había pocas cosas más peligrosas que Sophitia con una de sus rabietas. La agarro del brazo y apretó fuerte, mirándola con intensidad para que entendiera que no era el momento de tener uno de sus arranques.

-Son marcas que fuimos haciendo con el tiempo para señalar el camino y donde están las trampas - Le respondió Krumm, soltando a Sophitia de modo algo brusco - Este sitio está repleto de mecanismos para asegurarse que los intrusos no tengan un camino de llegada directo a la ciudad - Les había costado mucho trabajo y muchas vidas el poder averiguar dónde estaban, y aún hoy de vez en cuando se llevaban alguna sorpresa cuando ponían alguna trampa nueva, pero en líneas generales el sistema servía - Solo hagan como nosotros.

Krumm iba por delante de todos, miraba los signos y en base a eso o seguía caminando sin mayores preocupaciones, o se aseguraba de pisar en ciertos lugares precisos. Sophitia lo imitaba aún en silencio, parecía estar prestando atención al camino, se puso algo más cerca del grupo de magos y con mucha seriedad y profesionalismo les marcó donde no pisar.

-Allí donde está esa marca que parece un rayón, no la pisen - Les dijo señalando una línea que bien podría haber pasado por alto - Y tengan cuidado, en esta parte hay unos huecos donde se les encajan los pies- les advirtió mientras continuaba caminando.

Por momento el agua se elevaba hasta el punto de llegarles a las rodillas, oscura y espesa les dificultaba el andar sin resbalar, se podían sentir cosas que se pegaban a la pierna de uno por debajo del agua, no se podía saber con certeza qué era, y tal vez era mejor así. Pero eso mismo le dio una idea a Sophitia...

Continuó actuando con normalidad, en apariencia guiando al grupo, aunque en realidad estaba esperando, miraba las señales en las paredes en busca de la que le iba a resultar útil. La llama de la antorcha iluminó un signo, uno más entre tantos para el resto del grupo, pero uno bien reconocible para Sophitia, quien sonrió levemente.

Caminó más lento con la excusa de que el agua le dificultaba el movimiento, y cuando estuvo cerca de Kirill se detuvo de golpe, logrando que choque contra ella y empujándolo muy levemente hacia atrás. No necesitaba que su movimiento fuera muy exagerado, solo lo suficiente como para que pierda un poco el equilibrio y apoye la mano contra la pared, tres lanzas salían entonces del suelo, atravesando todo lo que se cruzaba en su camino.

Un pequeño “click” y un sonido como de engranaje fue la única advertencia antes de que la trampa se activara. La pirata espero para darse vuelta, intentando disimular sin mucho éxito la sonrisa de satisfacción.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Kirill el 26/04/16, 09:07 pm

Tener que seguir indicaciones de Sophitia para evitar desencadenar una trampa era una idea que a Kirill le ponía los pelos de punta. Para empezar no confiaba en que la pirata pudiera salvarse a si misma, y en segundo lugar tenía demasiado claro que su supervivencia no estaba entre las prioridades de aquella mujer. No es que tuviera otra opción, pero al menos quería sentirse más autosuficiente, y a cada símbolo que veía en las paredes o el suelo intentaba asociarlo a los movimientos de los piratas, devanándose el cerebro para comprender el significado de cada uno. Pero parecía tal aleatorio que era completamente incapaz de descifrar aquel código en tan poco tiempo.

Kirill se encontraba mirándose los pies, preguntándose si una sustancia gelatinosa que parecía habérsele pegado a la espinilla sería parte de una trampa o puro deshecho de alcantarillado, cuando sintió un choque frontal. Sorprendido, con un gesto alarmado y casi asqueado al darse cuenta de que se había dado contra Sophitia, se echó hacia atrás.
Su pie izquierdo pareció hundirse sólo unos milímetros; casi inmediatamente sintió una vibración en el suelo. Tres lanzas salieron de entre el agua, pasándole a Kirill por la espalda, junto a la nuca, de forma que pudo sentir cómo el movimiento del aire empujaba sus cabellos. Hubo un segundo de incomprensión; miró al techo y vio las lanzas ahí clavadas. Entonces comprendió lo cerca que había estado de quedar herido, si no muerto, y se dio cuenta de que no había sido un accidente.

Lentamente, mecánicamente, dirigió su mirada de las lanzas a la pirata. La miró con los ojos muy muy abiertos, como si no pudiera creer que Sophitia realmente hubiera intentado aquello, de la misma manera que uno no espera que una cucaracha se plante sobre dos patas y te insulte a la cara. Frunció el ceño, parpadeó un par de veces, y entonces explotó.

- ¡Me ha empujado! - Miró a Keogan en busca de confirmación, pero el hombre, que no había visto nada, se alzó de hombros -. ¡Me ha empujado hacia la trampa!

Xa´Fei tampoco dijo nada, y Kirill se sintió terriblemente sólo ante una injusticia. Todavía incrédulo, miró a Sophitia y le pareció adivinar una risa en su gesto. Aquello fue más que suficiente. Sin pensarlo dos veces, y sin que nadie pudiera mediar, contratacó empujándola con fuerza hacia delante, hacia otro de aquellos símbolos cuyo significado no conocía.


Caminante, no hay camino
avatar
Kirill

Cantidad de envíos : 775

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Sophitia el 09/05/16, 02:05 pm

La expresión de desconcierto de Kirill era deliciosa, una poesía resumida en un instante, fueron momentos de suma gratificación para la pirata, con un leve toque de decepción al ver que el mago lograba esquivar la trampa. Sophitia no era del tipo de persona que disfrutaba con el sufrimiento ajeno, o que matara porque si, no le causaba placer alguno el tener que hacer ese tipo de cosas, pero sí tenía que hacerlo no dudaba.

Pero con este hombre era distinto, en verdad la idea de verlo sufrir le resultaba de lo más agradable ¿Por qué? Porque en verdad se lo merecía, porque no iba a permitir que un potencial peligro para Flor anduviera suelto, porque se había metido con ella en varias oportunidades. Pero además... Además era muy fuerte, la pirata jamás lo admitiría en voz alta, pero era obvio que en una batalla directa no tenía oportunidad alguna de vencerlo, así que tenía que aprovechar ese tipo de situaciones traicioneras, era su única opción.

Ante el gesto indignado y las acusaciones de Kirill la pirata lo único que hizo fue levantar las manos, fingiendo inocencia, encongiendose de hombros incluso ante la indiferencia del grupo, como si el mago estuviera loco. Tan confiada estaba que siquiera se le ocurrió que el hombre le podía devolver el gesto, trastabilló y cayó sentada en el lodoso piso.

El sutil sonido de los engranajes moviéndose señalaba que una nueva trampa había sido activada, pero la posición de Sophi no era muy cómoda para poder escapar con velocidad. Intentó moverse pero fue muy lenta y si no hubiese sido porque Krumm la agarró del brazo y tiró de ella seguramente las púas venenosas le hubiesen atravesado los pies.

-¿Pero que mierda te...? - Comenzó a quejarse la mujer mientras se ponía en pie, pero fue interrumpida por un potente golpe en la mandíbula que casi la hace caer de nuevo. Krumm la miraba sin emoción alguna en el rostro, le había dado con la parte posterior de la mano para que los nudillos dejaran una buena marca.

-Te lo advertí - Dijo sin más el pirata - Me parece que ninguno de los dos se da cuenta que nos estamos jugando el pellejo en esto, si piensan tirar todo por la borda tan solo por sus estúpida rivalidad, ya pueden ir regresando por donde vinieron - Se dió la vuelta y continuó caminando.

Sophitia se quedó quieta, no hizo comentario alguno, escupió sangre a un lado y se apoyó la mano fría en el lugar que la habían golpeado. Dentro de un par de horas estaría hinchado, y al día siguiente seguro tomaría un hermoso color entre colorado y violeta, pero podía darse por satisfecha de que no le había partido una muela con semejante cachetada.

Continuaron caminando y al menos por parte de Sophitia no hubieron más interrupciones, de hecho, la muchacha no dijo una sola palabra más, en parte porque le dolía al hablar, pero también porque su rabia hervía por dentro. Casi una hora más tarde Krumm se detuvo y señaló una escalera sucia y vieja que parecía terminar en una reja de alcantarilla.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Kirill el 26/07/17, 07:30 pm

- ¡Ajá! - se exclamó Kirill, victorioso, cuando Krumm le dio aquel puñetazo a Sophitia - ¡En toda la cara, pirata!

Una expresión de vanagloria infantil se fijó en su rostro, y no se disipó en lo más mínimo aunque Krumm también le reprochara su actitud. Más importaba que Sophitia hubiera sido recriminada, lo cual era una forma de reconocer que sí que le había empujado a la trampa y, por lo tanto, era todo culpa de ella. Mientras caminaban en silencio, en Kirill hervían dos sentimientos que se realimentaban mutuamente: sensación de victoria, ya que Sophitia había terminado peor que él en aquel breve intercambio, e ira aún no aplacada, pues un puñetazo no bastaba y quería hacerle más daño a la pirata.

No hubo más tropiezo durante lo que parecieron horas. Lo único que interrumpía la monotonía del avance eran chillidos de algunas ratas, y alguna breve conversación entre piratas o los miembros del Credo. De manera esporádica, comenzaron a cruzarse con rayos de luna que se colaban al alcantarillado a través de rendijas. Ahora sí, se encontraban directamente debajo de la ciudad de Rhylia.

El avance se hizo más lento cada vez que cruzaban una de estas aberturas, ya que por donde pasa la luz también pasa el sonido y no querían alertar a algún guardia con el chapoteo del agua. Finalmente Krumm se detuvo y señaló una escalera, desde el final de la cual se colaban de nuevo algunos rayos de luna.

Kirill miró a su alrededor, de alguna manera esperando que fueran los piratas los que iniciaran el ascenso. Pero tras un segundo en el que nadie pareció moverse, se alzó de hombros y subió aquella escalera el primero, aunque no sabía bien dónde desembocaría. Una vez hubo llegado al final de la escalera se detuvo, se mantuvo atento durante unos segundos en los que no escuchó nada extraño, y levantó la rejilla con cuidado.

Al asomar la cabeza, sintió inmediatamente la pureza del aire libre en su rostro. "Debo apestar a alcantarillado", fue el primer pensamiento que cruzó su mente. Kirill se izó fuera del alcantarillado y miró a su alrededor, alerta. Parecía encontrarse en un patio, cuyo suelo de piedra estaba decorado con mosaicos de escenas religiosas. Se hizo a un lado, con la mano en el pomo de su espada, mientras esperaba que los demás surgieran del tunel.


Caminante, no hay camino
avatar
Kirill

Cantidad de envíos : 775

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Sophitia el 30/08/17, 01:33 pm

Probablemente lo que más le dolió a la pirata fue el gesto de victoria de Kirill, esa sonrisita satisfecha fue como una puñalada directa a su orgullo. Apretó la mandíbula y sintió una punzada de dolor en donde había recibido el golpe, su odio contra el mago se multiplico hasta el infinito y una certeza se asentó con fuerza en la mente de la pirata: No dejaría que saliera vivo de esa misión.

“Ojala haya un guardia arriba y le rebanen la cabeza” Fue el infantil deseo que pidió la pirata mientras veía a Kirill subir por la alcantarilla. Pero lamentablemente no fue así, afuera no había nadie, ni un guardia, siquiera algún religioso, lo único que parecía circular por allí era una fresca brisa.  Krumm fue el segundo en salir, y al cerciorarse que estaban solos les hizo una seña a los de abajo para que fueran saliendo en absoluto silencio, una vez fuera volvieron a poner la tapa de la alcantarilla y con eso habían borrado toda huella de su paso por allí.

Aún no estaban en el templo, pero de todos modos habían figuras y grabados religiosos por todos lados, era de lo más incomodo tener todas esas siluetas de piedra observándolos, la mayoría de ellas con gesto de enojo. Si había un lugar en todo Jaspia que fuera el opuesto absoluta a Nehmen, sin duda era ese. Todo estaba limpio y ordenado, no solo se respetaban las leyes creadas por el hombre, sino también las impuestas por la Dama, todo aspecto de sus vidas estaba regulado… Era escalofriante.

-Ni siquiera nosotros tenemos un camino que nos lleve directamente a la sede central, tendremos que seguir por arriba desde aquí, y tener algo de suerte también – El corazón de la isla era la Base de la Orden, una fortaleza implacable, orgullo de los caballeros y sacerdotes que vivían y se entrenaban allí adentro – Vamos a ir por las calles menos transitadas – Aclaro Krumm para que los demás tuvieran una idea del plan a seguir.

La ciudad estaba silenciosa, horriblemente silenciosa, al parecer había toque de queda y nadie andaba por las calles luego de cierto horario. Solo los guardias de la Orden tenían permitido transitar, y si encontraban a cualquier persona vagando sin una buena excusa, era automáticamente detenida, en tiempos de guerra no podía correrse ningún riesgo.

-Continuemos con cuidado – Dijo Krumm dirigiendo una significativa mirada a Sophitia, la pirata no dijo nada, no había emitido ni un solo sonido desde que la habían golpeado, y pretendía seguir así. Había pasado del humor juguetón a un ánimo asesino que pocas veces dejaba relucir – Por aquí.


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.