Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Aidlliain Llhuc-Dwahin

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aidlliain Llhuc-Dwahin

Mensaje por Aidlliain Llhuc-Dwahin el 23/12/15, 11:35 am


  • Nombre del Personaje:
    Aidlliain Llhuc-Dwahin, o así es como se presenta ahora.

  • Raza:
    Humano

  • Edad:
    Muy, muy viejo.

  • Profesión:
    Marchante de arte y objetos de lujo. Contrabandista ocasional.

  • Descripción física:
    Aidlliain es un varón humano que aparenta alrededor de 70 años. Aunque algo en él sugiere que en el pasado ostentó un porte noble y gallardo, hace años que desapareció. En su lugar sólo queda un anciano encorvado de hombros hundidos y mirada triste. La piel del rostro, casi transparente, cuelga de un cráneo abultado semioculto bajo una rala mata de pelo blanco. Los ojos, pequeños y oscuros, cubiertos por una finísima película blanca, se guarecen bajo unas hirsutas cejas blancas. Una enorme nariz y unas orejas aún más grandes acaban por completar el cuadro.
    A pesar de su decrépito estado, Aidlliain cuida mucho su aspecto exterior. Unta su escaso cabello con aceites aromáticos, cubre su piel de ungüentos y perfumes y suele llevar tanto maquillaje como la cortesana más presumida de Tincracia. Uno de los rasgos más destacables de su anatomía son los dientes, sorprendentemente blancos y perfectos para un hombre de su edad (el secreto: una finísima dentadura de marfil).
    En público siempre viste con una ostentosa elegancia, ropas brillantes y coloridas, y accesorios a juego, dándole un aspecto barroco y recargado, pero imposible de pasar por alto. Sin embargo, cuando tiene que llevar a cabo sus negocios más turbios, viste ropas mucho más humildes, de colores grises y una enorme capa gris.
    Se podría decir que existe dos Aidlliain: El público y el privado. En público es un anciano estrafalario que anda arrastrando los pies, ayudado por un bastón. Es un tipo jovial, de voz aflautada y aspecto frágil. Sin embargo, cuando nadie le mira, ese torpe anciano se transforma en un hombre ágil y seguro, con una voz áspera e hiriente.

  • Descripción psicológica:
    La mente de Aidlliain es un oscuro torbellino en un océano profundo, un océano en el que nadie se atrevería a navegar, ni siquiera él mismo. Ha pasado tantos años viviendo en ese cuerpo que los recuerdos se confunden con sueños que apenas es capaz de diferenciar de la realidad. Las memorias que desea conservar se desvanecen entre pesadillas que le consumen tanto despierto como dormido, y aunque trata de aferrarse a ellas con desesperación, las riquezas de su dañada mente son demasiado esquivas.
    Tan sólo hay una cosa que salva Aidlliain de convertirse en un despojo babeante: una voluntad férrea. Llhuc-Dwahin tiene un único objetivo y éste es la razón de que pueda seguir levantándose cada mañana conservando unidos los jirones de su mente y armar una personalidad coherente. Hará todo lo que crea necesario con tal de cumplir su objetivo, sin detenerse ante nada ni nadie.
    Por lo demás, el resultado de interactuar con él depende mucho de la “persona” con la que te encuentres: con el jovial y despistado anciano que interpreta en público o con la confusa y maltrecha sombra que es cuando se quita ésa máscara.

  • Armas y/o habilidades:

      -Dominio experto de la magia de invocación de espíritus y demonios. Es un tipo de hechicería muy ritualizada, que necesita materiales muy específicos y un tiempo determinado para funcionar adecuadamente. Asimismo, la condición mental de Aidlliain le impide explotar esta habilidad al 100%, ya que además de estar constantemente olvidando y recordando rituales aleatorios, se muestra muy reacio a realizar cualquier invocación, casi fóbico. -Sigilo. Cuando quiere, Aidlliain puede ser como una sombra: invisible y silencioso, sin ayudarse de ningún tipo de hechicería. Simplemente, a lo largo de los años, ha desarrollado una habilidad increíble para pasar desapercibido. -Red de contactos. El anciano marchante tiene una extensa red de contactos por todo el archipiélago, algunos mercantiles, de amistad, o simplemente conocidos, y otros de legalidad más que dudosa.-Armas: suele llevar un pequeño cuchillo, más como herramienta que como arma, y el bastón en el que se apoya podría ser usado como arma en una situación desesperada.


  • Atributos:
    1 - Voluntad
    2 - Suerte
    3 - Inteligencia
    4 - Astucia
    5 - Carisma
    6 - Constitución física

  • Historia:
    Muchos, muchos años atrás, cuando el mundo era joven, antes de que duques y monarcas impusieran su ley de hierro a la tierra y el mar, sólo existía el poder. La supervivencia estaba condicionada a lo implacable que fuera el deseo de vivir. Era una época de sangre, poder y miedo. Hombres y espíritus caminaban como iguales por los senderos mortales y la línea entre lo posible y lo imposible podía ser traspasada… por aquel suficientemente fuerte como para doblegarla a su voluntad.
    Pocas historias se conservan de esta época oscura, y las que quedan no son más que leyendas, tan erosionadas por el tiempo y las mil lenguas que las han relatado, que apenas queda en ellas un vestigio de realidad. Sin embargo, como cualquier ficción, nos cuentan algo sobre nosotros mismos, nos animan, nos dan consejo… y nos advierten.
    Una de las leyendas más antiguas y deformadas cuenta la historia de un poderoso caudillo. Bajo su bandera reunía miles de tribus e imponía su voluntad allá donde posaba su mirada. Este líder, admirado y temido por igual, no sólo era un hábil guerrero, sino también un poderoso hechicero, amigo de espíritus y maestro de diablos. Se decía de él que tenía una cohorte de guerreros demoníacos que le protegían día y noche, con cuatro ojos que nunca se cerraban, cuatro brazos capaces de asestar un golpe mortal y cuatro piernas que jamás se doblegaban; y que una hueste de espíritus había forjado sus pertrechos.
    Este hombre tenía todo lo que un hombre mortal podía desear, excepto una cosa. Sabía que su vida acabaría llegando a su fin, y cada día que pasaba estaba un paso más cerca de ese amargo final. Reuniendo toda su ciencia, el caudillo viajó por todo el mundo en busca del secreto que le permitiera seguir viviendo y prolongar su gloria hasta el mismísimo Fin de los Días. Y por fin, tras años de búsqueda cuajados de sangre dolor y muerte, un poderoso demonio se apareció frente a él para ofrecerle aquello que buscaba… por un precio, por supuesto.
    Tan obsesionado como estaba con su muerte, el caudillo aceptó todas las condiciones de aquel ser, y cuentan que los actos que cometió para conseguir la inmortalidad fueron de tal crueldad y malevolencia que el sol y las estrellas desaparecieron del firmamento durante seis días y seis noches, y que al amanecer del séptimo día todo lo que rodeaba a aquel caudillo yacía muerto en el suelo mientras el danzaba en un lago de sangre…
    En este punto las historias comienzan a diferir. Algunas dicen que algún dios benevolente (el nombre de la deidad varía según el credo que profese el narrador de la historia), indignado por las maldades que se habían llevado a cabo, borró a aquel hombre corrupto de la existencia. Otras, que algún héroe bendecido por el Destino o la Fortuna se enfrentó a él y a su hueste de demonios y mediante alguna heroica gesta consiguió librar al mundo de su maldad, y otras terminan la historia con la moraleja “el fin no justifica los medios”, y sin aventurar el final de aquel caudillo.

    ••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

    En otro orden de cosas para nada relacionadas con el relato anterior, Aidlliain Llhuc-Dwahin aparece en Tincracia poco antes de que Su Altísima Majestad el Rey Rothien XIV de Jasperia accediese al trono tras la regencia de su madre. Hoy en día nadie sabría decir de dónde vino, aunque si preguntas en los círculos de la alta sociedad de Tincracia, todos tienen su propia teoría. El caso es que ese estrafalario hombrecillo apareció de la nada y de la noche a la mañana había conseguido una mansión en la Plataforma, un lugar por derecho propio en los círculos más selectos de la ciudad y un buen negocio como marchante de arte y objetos exóticos.
    Muchos nobles, elitistas y desconfiados, comenzaron a hacer pesquisas en torno al anciano, y al contrario de lo que cabía esperar, resultó muy fácil descubrir su pasado… ¡excepto que cada noble contaba una historia distinta! Se cuentan, entre otras historias, que es un artista de tierras lejanas, que es el bastardo del abuelo del Rey, que es un mago rebelde que se esconde de sus camaradas de Adysium, que es un espía de Cessele, de Aspher, del Credo, de los piratas, de la Orden de la Dama… Etcétera, etcétera, etcétera. Lo cierto es que ninguna de estas historias se ha podido probar, y aunque el origen de Aidlliain sigue siendo un misterio, la voluble nobleza de Tincracia hace años que se cansó de eso y se dedica a otros chismes más jugosos.
    Los 18 años que lleva en la capital lo han convertido en parte del paisaje de Tincracia, todos dan por hecho que pertenece al lugar, tanto, que nadie se extraña que parezca no haber envejecido desde que llegó. Su asistencia asidua a las fiestas de alta sociedad es siempre un motivo de celebración, ya que suele traer consigo alguna chuchería exótica que compartir con los presentes.
    Al comienzo de la guerra hizo una más que generosa donación monetaria a la flota real (sin que le fuera requerido), pero nunca se ha pronunciado públicamente a favor o en contra de ninguno de los bandos.

  • Bando: Ducado de Triskel

  • Otros:

      -Posee una mansión modesta en la Plataforma, en Tincracia.

avatar
Aidlliain Llhuc-Dwahin

Cantidad de envíos : 6

Volver arriba Ir abajo

Re: Aidlliain Llhuc-Dwahin

Mensaje por Sophitia el 23/12/15, 12:34 pm

¡Que Pj mas interesante! Me gusta mucho Very Happy Sobre todo la historia y como utilizas los pnj de Jaspia en la segunda parte, se nota que estuviste entretenido leyendo la ambientación jajaja ^^

Yo no tengo mayores problemas con la ficha, espero no termine invocando un demonio en medio de la ciudad por error o algo así Shocked Shocked

Jajaja, bienvenido a Jaspia ¡Espero la pases bien roleando con nosotros!


Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
avatar
Sophitia

Cantidad de envíos : 955

Volver arriba Ir abajo

Re: Aidlliain Llhuc-Dwahin

Mensaje por Cyrian el 23/12/15, 12:36 pm

Una muy buena ficha. Por mi, no tengo especial inconveniente en darle mi visto bueno. ¿Eres nuevo/a?


¿Luz? No es más que una ilusión, su poder no es más que un guiño fugaz sobre la oscuridad que reina. La luz es una promesa vacía, un desafío imposible contra la absoluta negrura que es el estado natural. Algún día, toda se apagará y consumirá, y todos verán el mundo como es en realidad, oscuro y sin esperanza. Como lo veo yo.

Mientras tanto, dejad que vuestra luz me ilumine. No hace más que aumentar mi sombra.

avatar
Cyrian

Cantidad de envíos : 305

Volver arriba Ir abajo

Re: Aidlliain Llhuc-Dwahin

Mensaje por Aidlliain Llhuc-Dwahin el 23/12/15, 03:03 pm

¡Muchas gracias a los dos! La verdad que tengo muchas ganas de empezar a rolear aquí. Me gusta mucho la ambientación del foro y que la trama vaya avanzando. Y si, soy nuevo en el foro, pero no en el rol por foro.
avatar
Aidlliain Llhuc-Dwahin

Cantidad de envíos : 6

Volver arriba Ir abajo

Re: Aidlliain Llhuc-Dwahin

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.