Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

El enfrentamiento de dos amantes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El enfrentamiento de dos amantes

Mensaje por Satsuki el 08/01/12, 11:58 pm

(Esta es parte de una historia improvisada que nació en el ChatBox. Para que sea una historia menos complicada de contar en el CB, y para que cualquiera pueda leer cuando quiera, la dejo acá ^^)

La nieve caía con suavidad en el exterior de la taberna, mientras ambos se miraban fijamente, entre mezcla de tristeza y melancolía. Ninguno de los dos se odiaba, y sabían por qué estaban uno frente al otro. El destino quizo juntarlos por una última vez, en un último ritual de despedida, frente al divorcio que uno le solicitó al otro.

Era una pelea que ambos sabían que no podrían ganar, desde cierto punto de vista. Aún cuando uno de ellos dejara de pelear, ninguno de ellos ganaría algo después del resultado.

No quisieron dirigirse la palabra. Entre ellos, no habían palabras para intercambiar, siquiera unas disculpas, una petición de perdón o un saludo. Más bien, eran fijas entre ellos, sin deseos de desvíar la mirada hacia el otro. Satsuki tenía su espada Ragnell en su mano derecha, mientras que Askira, su escudo, esperaba paciente en su mano izquierda. Temblaba a ratos, mientras intentaba hacerse la fuerte, para no acabar derrotada patéticamente en este enfrentamiento.

A veces, en intervalos, no encontraba respuesta. Deseaba aferrarse a algo, a que algo pasaría o algo cambiaría después de este combate, que no todo era decepción, que no todo era tristeza.

Entonces, una bola de nieve llegó por detrás de su cabeza. No la notó, debido a que su atención estaba entre su ex-marido y una dispersión de sentimientos que se le vinieron apenas lo vió. Se volteó instintivamente para ver que, entre el grupo de sus amigos, la joven Minuki tenía su brazo levantado, con una expresión infantil, como si aquella situación no le importase en lo absoluto.

-Recuerda, está helado... pero cuando comiences a moverte, el calor comenzará a hacer el trabajo :3

Por un segundo, la vió desconcertada. A veces, no sabía por qué lo hacía, o por qué hablaba tantas incoherencias... pero por un segundo, repasó esas palabras en su cabeza.

Era cierto... estaba helado, y hacía frío, incluso dudando de por qué estaba ahí. Pero si comenzaba a moverse, si no se quedaba quieta, si no dejaba que ese frío dominara el ambiente y su cuerpo...

No pudo evitar sonreír, volviendo la mirada hacia Ren. Esta vez, se le notaba más decidida, más determinada. Sus manos no temblaban, y se sentía mucho más segura.


----
Ambos alzaron sus espadas al unísono, como si ambos pudieran leer los movimientos del otro. El caminar de ambos fue casi sincronizado, mientras se acercaban mutuamente, acortando poco a poco la distancia. Satsuki repentinamente toma la iniciativa y blande su espada de lado, intentando un corte horizontal hacia su estómago. Pero Ren se da cuenta de esto y blande su espada de manera horizontal, extendiendo su mano hacia la Celestia, logrando que ambas espadas chocaran en sus puntas, dejando una distancia de dos metros entre ambos guerreros.

Sin separar sus espadas del primer choque, comienzan a acelerar el paso hasta correr en un círculo, en el que cada uno se encontraba en el extremo opuesto. Antes de darse cuenta, ambos corren en este círculo improvisado, sin acortar ni aumentar la distancia entre ellos, y sin quitarse la vista del contrario. Ninguno de los dos parecía ceder, hasta que al mismo tiempo, se detienen y con el impulso de sus pies derechos dan un pequeño salto que los acerca peligrosamente entre ellos.

Debido a la posición de las espadas, Ragnell termina en una desventaja ante la fuerza del contrario, por lo que cede hacia atrás. Sin embargo, la joven nota esto y cambia rápidamente la posición de su mano derecha, y llevando su mano izquierda hasta la hoja de la espada, bloquea el primer espadazo del Celestia, echandola levemente hacia atrás.

Sin embargo, esto no la desanima, y flexionando sus piernas, retoma el contraataque, tomando la espada de forma invertida, como una daga, y blande la espada dando un ataque horizontal, el que apenas es bloqueado por Ren. Este hace un juego de piernas para quedar en una mejor posición e imita la posición de la espada de Satsuki, blandiendola para dar un corte horizontal. Debido al primer ataque de la joven, queda en una posición desfavorable ante su contrincante, por lo que levanta su mano izquierda, y Askira materializa su defensa justo antes que la espada de Ren entre en contacto con el cuerpo de la joven. Sin embargo, el impacto la envía hacia atrás algunos metros.

Sus pies frenan lo suficiente como para no acrecentar más la distancia entre ambos, pero al momento de quedarse quieta, el Celestia corre velozmente hacia Satsuki, acortando violentamente la distancia, elevando su espada para dar un golpe vertical hacia la joven. Casi como movimiento reflejo, eleva su espada para defenderse del ataque, pero gracias a su posición, se da cuenta que ese bloqueo será altamente inefectivo contra su fueza. Pero logra alzar su mano libre para tomar a Ragnell desde el otro extremo, amplificando su fuerza y bloquear con éxito el ataque.

El Celestia tomó su espada con ambas manos, intentando doblegar la voluntad de la joven, que debido a su posición, estaba en desventaja. Pero apenas sintió que forzaba demás, cedió en la fueza de su mano izquierda a propósito, mientras que levantó su mano derecha, inclinando su espada hacia su lado derecho. Debido a esto, Ren repentinamente pasó su fuerza hacia el lado débil, dejandolo en una posición desfavorable, la que aprovecha Satsuki de dirigir su mano izquierda a la empuñadura de la arma contraria, juntandola con la empuñadura de Ragnell. El cuerpo de Ren se acerca al de Satsuki, mientras toma la empuñadura de Ragnell con fuerza también.

De ambos, comienza a brotar una energía espiritual intensa, que se encapsula en las empuñaduras de ambas armas. La intensa energía choca entre sí, separandolos violentamente entre si. Ambos dan un involuntario salto hacia atrás, dejandolos a 5 metros entre si, mientras que sus respectivas espadas chocan con el suelo, clavándose muy lejos de ambos Celestias.

- Al parecer, nuestras espadas no desean seguir en esto - mira Satsuki, atenta a los ojos de Ren.

- No puedo culparlas - le respondió, sin perder un segundo de los ojos de su mujer -. No es su culpa que nosotros llegaramos a este punto.

Ambos se erigieron desde donde estaban, mientras la energía espiritual de ambos comenzó a rondar no solo sus cuerpos, sino también parte del ambiente que los cobijaba.

- Entonces... eso se decidirá a puño limpio - dijo el joven Celestia, mientras su puño comenzó a acumular una intensa cantidad de energía.

- Eso parece - a diferencia del joven, Satsuki emanaba desde todos lados de su cuerpo su energía espiritual.
avatar
Satsuki

Cantidad de envíos : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: El enfrentamiento de dos amantes

Mensaje por Satsuki el 09/01/12, 12:07 am

En ambos se podía sentir una fuerza equitativa, aunque distribuída de manera diferente. Mientras que la Celestia parecía distribuir para poseer una ventaja en todo su cuerpo, Ren parecía empecinado en acabar el combate con solo un golpe bien colocado en el cuerpo de su adversaria.

Ren no pudo evitar sonreír, mientras, de manera extremadamente violenta, su energía completa se concentró en su puño. La joven no pudo evtar sorprenderse de aquel acto. No pudo evitar pensar en cuánto demoró en lograr eso. La energía espiritual demoraba demasiado en actuar de esa forma, y que lo lograra de golpe...

Entonces, un paso adelante de Ren alertó a la joven que, con un poco de miedo, solo logró retroceder de un solo salto hacia atrás. Por cada paso que daba el Celestia, la joven se alejaba aún más, con un temor creciente. Podría sentir ese flujo, no era normal en una técnica Celestial. Si se acercaba demasiado, y lograba desatar esa energía cerca de ella, podía darse como liquidada en un segundo.

Pero no le bastó dar más de 3 pasos, cuando levantó su puño con dificultad hacia el cielo, como si este tuviera un gran peso en el, como si cargara algo más que su propia energía espiritual y su carne. Con determinación y apenas visible, dirigió su golpe hacia Satsuki, como si la golpeara frente a ella, aún cuando estuviera a metros de ella. De su puño, la energía espiritual se desató furiosamente en una enorme bola de energía celeste, que se acercó a Satsuki peligrosamente. Era una esfera cuyas intenciones parecían devastadoras, casi malignas, aunque aún podía sentirse la esencia de un Celestia dentro.

La joven se sorprendió enormemente, ya que la esfera tenía una velocidad tremenda. Apenas sus pies tocaron el suelo, una fuerte cantidad de energía espiritual expelió de su cuerpo...

La esfera arrasó con todo delante de ella, destruyendo incluso parte del terreno en el que estaban, deshaciendose a los pocos metros después y dejando una niebla hecha de energía espiritual bastante densa. Apenas terminó de desaparecer, se pudo observar cómo Satsuki estaba sostenida por sus rodillas en el suelo, mientras respiraba agitadamente. No era una respiración hecha por un esfuerzo físico o psicológico, sino parecía por un miedo incontenible para ella.

No despegó su mirada aterrada y nerviosa a los ojos de Ren, los cuales parecían serios.

- ¿Que... que se supone que... fue eso...?

Los ojos del Celestia no parecían responder a la pregunta de la joven, aunque el despliegue de esta energía no era algo a lo que se estaba acostumbrado.

- Para lograr este nivel - respondió el joven al fin -, al menos debes entrenarte 7 años y estar en contacto íntimo con tu propia energía espiritual.

- 7 años... - murmuró la joven - ¿Te arriesgas tanto al crear una técnica que te agota por completo?

De pronto, la energía espiritual que alguna vez se dispersó por efecto de la esfera, volvió al puño de Ren, generando nuevamente un hilo de energía que se sentía tan identicamente fuerte como antes.

- No soy tan estúpido para que me agote por completo. Me aseguré de ello.

La joven parecía aún más perpleja, al ver cómo la energía podía volver a ser usada de la misma manera que antes. Aquella técnica era poco natural en un Celestia, ya que la energía usada no puede ser renovada. No de esa forma.

- ¿Pero que hiciste...?

No obtuvo respuesta cuando el puño del joven nuevamente se elevó hacia el cielo, repitiendo aquel ritual que comenzó antes de lanzar aquella esfera. En esos momentos, incluso la tierra parecía temer aquel embate que presenciaba el lugar.

Pero antes que Ren tomara nuevamente la iniciativa, la joven se acercó velozmente al joven Celestia gracias a su energía espiritual, quedando cara a cara. Al apenas notar a la joven frente a sus ojos, bajó su puño en dirección hacia la joven, con toda la fuerza de su energía espiritual en su mano, con la intención que no pudiera escapar a aquel impacto violento de su técnica. Pero la joven predijo esto al dar incluso el primer paso que dió para acercarse a él, por lo que lo esquivó rápidamente, mientras su rostro se encontraba muy cerca del brazo de Ren. Encerró su puño para aprovechar este instante de debilidad de su marido, y dirigió sus fuerzas hacia las costillas, pero aquel golpe no llegó jamás...

Una fuerte ráfaga de viento levantó a la joven desde donde estaba, lanzandola hacia atrás de manera violenta y repentina, mientras que caía en los restos de donde había pasado la segunda esfera que lanzó el joven Celestia, azotando fuertemente el piso.

El joven parecía cansado, pero nuevamente la energía espiritual volvía a su puño, como si fuera una obediente fuerza que volvía con su amo.

- No creas que no cubrí ese defecto de esta técnica, Satsuki...

La joven se sentó dificultosamente en el suelo, mientras un hilo delgado de sangre descendía de su sien. Su respiración era agitada, mientras que poseía un rostro que expresaba miedo, angustia y temor al mismo tiempo. Jamás se había enfrentado a algo parecido en su vida, una técnica que pudiera ser tan fuerte y que dejara en absoluto control a Ren de la pelea.

Por primera vez en su vida, sentía que estaba peleando una pelea perdida.

El joven levantó su puño, para una última vez hacer una técnica. Pero esta vez, caminó sin aumentar ni disminuir la distancia con la joven. Quedó en una posición que aterró aún más a Satsuki.
avatar
Satsuki

Cantidad de envíos : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: El enfrentamiento de dos amantes

Mensaje por Satsuki el 09/01/12, 12:13 am

- ¡Ren, detente!

Sat se dió vuelta, para observar que, detrás de ella, estaban todos los espectadores de aquella pelea. Todos sus amigos, además de quienes compartían ocasionalmente en aquella taberna. Pero el joven no pareció detenerse, bajando su puño a gran velocidad como aquellas dos veces que bajó su puño.

La esfera se dirigió a todos ellos con rapidez y celeridad, como si el hecho que ellos no tenían nada que ver con ellos dos no importara. La esfera estaba dispuesta a lastimarlos, destruir la taberna y derrotar a la Celestia, todo junto. La joven se levantó, y de la misma forma violenta que su contrincante, su energía espiritual comenzó a emanar desde sus manos, mientras depositaba sus manos hacia el frente.

El impacto produjo que una fuerte ráfaga de viento que parecía poder elevar los mismos árboles desde el suelo. Algunos presentes parecían ser derribados por este viento, mientras que otros aguantaban estoicos, o eran ayudados a aguantar por otros. Pronto, esta ráfaga cedió a su existencia, y dejó a la vista a la Celestia que estaba apoyada en sus rodillas en el suelo.

Sus manos estaban casi destrozadas, mientras que su propia ropa estaba despedazada en la zona de sus manos, y fuertemente razgada en sus brazos. Otro hilo de sangre nació de su sien, mientras respiraba agotada por el esfuerzo que había hecho para que todos los presentes salvaran ilesos de aquella técnica.

Pudo sentir como algunos quisieron acercarse a ayudarla, pero solo alzó la mano en su dirección, sin decir alguna palabra. No quería ayuda, no podía recibir ayuda... no todavía. Alzó su vista hacia Ren, dejando mucho del miedo de lado. Su mirada parecía cambiar a un enojo creciente, mientras que el Celestia alzaba su mano una vez más.

- ¿Te atreviste a alzar... el puño hacia mis amigos?

Se levantó lentamente, mientras el joven parecía responder la pregunta preparando su técnica nuevamente. Estaba dispuesto a hacerla nuevamente, con ellos frente, independiente de si esta vez salían lastimados de verdad, incluso de gravedad.

La joven no dudó en acercarse velozmente antes que Ren desatara nuevamente la técnica. No pudo evitar sonreír, al ver que intentaría nuevamente lo mismo de esquivar su puño. Sabía que no tendría éxito, durante 7 años había perfeccionado esta técnica.

- ¡No podrás esquivarla, Sa--!

No pudo terminar su frase. Efectivamente, su brazo bajó rápidamente hacia el cuerpo de la Celestia, buscando impactarla con su técnica. Esperaba que, con el intento, ella la esquivaría el ataque y saldría volando nuevamente. El puño cambió de dirección, en dirección de abajo hacia arriba, para evitar que la esfera llegara a más personas... pero un impacto impidió que lograra completar su frase.

Miró con sorpresa, miedo e incredulidad mientras veía como su puño levantaba lentamente el cuerpo de la Celestia, mientras su puño se encontraba en su rostro. Cuando se acercó, su intención inicial nunca fue de esquivarlo... ella misma dirigió su rostro hacia el puño de Ren, impactando y absorbiendo toda la fuerza del ataque en su cara.

Sus ojos parecían desorbitados, no podía creerlo... no tenía intención de impactarla así. Sabía que su mujer era una de las mujeres más habilidosas y rápidas que conoció en su vida, por lo que esquivar un ataque así, y a esa distancia, era algo fácil.

- ¡S-Sat!

Podía sentir cómo lentamente su puño levantaba el cuerpo de Sat a unos muy pocos centímetros del suelo, mientras seguía con un sentimiento de incredulidad en su corazón. Ese ataque, en su estado puro, era capaz de destrozarle el cráneo hasta al más fuerte de los animales. Quizás el cerebro de Sat había terminado hecho puré después de eso.

Pero entonces, sintió un muy intenso dolor en el costado derecho de su torso, casi sintiendo que sus huesos cederían y se romperían. Cuando se dió cuenta, podía ver cómo el puño de Satsuki estaba incrustado en su cuerpo, con una fuerza que solo pudo medir con el dolor y solo pudo ver cuando era demasiado tarde.

Solo bastó dar un golpe fuerte con su pie en el piso, para sostener su cuerpo y así moverse contra el cuerpo de Ren, que se tambaleaba debido al impacto de su contrincante. El avance era tal que movió el brazo del Celestia, mostrando su rostro ensangrentado pero más decidido que nunca. Esto se pudo notar aún más cuando su brazo derecho se incrustó en un nuevo ataque en el torso izquierdo del contrincante, haciendolo tambalear y retorcerse de dolor por un segundo.

No pudo evitar mirar con sopresa y enojo a la Celestia, concentrando su energía nuevamente en su puño... pero cuando apenas se dió cuenta, la joven arremetió contra él concentrando violentamente toda su energía en su puño derecho. Lentamente, encapsuló toda la energía alrededor de su puño, mientras viajaba a gran velocidad hacia el cuerpo de Ren. Solo cuando fue demasiado tarde, se dió cuenta que la joven Celestia utilizó su propia técnica contra él, aquella técnica que demoró 7 años en perfeccionar.

Casi como por reacción, colocó sus brazos e intentó protegerse con su energía espiritual, pero el tiempo de reacción fue muy poco como para salvar sin grandes daños del ataque. Solo cuando un golpe tremendo que llegó de lleno a su cuerpo se dió cuenta que esta pelea había terminado...
avatar
Satsuki

Cantidad de envíos : 29

Volver arriba Ir abajo

Re: El enfrentamiento de dos amantes

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.