Censo
Últimos temas
» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
26/07/17, 07:30 pm por Kirill

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
27/04/17, 07:32 pm por Narrador

» Vestigios del pasado
20/02/17, 01:01 am por Alexandra Whiskers

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

La Chispa Primordial

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Chispa Primordial

Mensaje por Otto Hoenheim el 26/01/12, 11:40 pm

Aquel parecía un día tranquilo más, en la zona de almacenes del puerto de Trinacria. El sol de invierno brillaba sobre los variopintos tejados de la ciudad, sobre la actividad que se cocía en sus calles.

Pero aquel estaba llamado a ser un día memorable. ¡Oh sí! Otto lo sabía, lo había sabido desde su aventura en Kuzueth cuando aquella idea había plantado una semilla en la fértil imaginación del ingeniero, luego todo fue cálculos, ecuaciones y planos; sabía que era cuestión de tiempo que pudiera llegar ese día.

Por supuesto, había requerido unos ciertos preparativos. El primero, era la nave de dos plantas que había alquilado a buen precio frente al puerto de Trinacria. Era cierto que originalmente estaba destartalada y dañada por un incendio, pero un par de días de trabajo le habían dado un aspecto mejor. Se había mudado allí, utilizando el piso de abajo como taller y tienda de sus artefactos más simples (que, curiosamente, eran los que mejor se vendían) y la segunda planta, como residencia y laboratorio privado.

Era en esta última donde el inventor se encontraba, realizando los últimos ajustes de precisión a su invento. Frente a él, el fruto del esfuerzo ininterrumpido del último mes.

Una máquina de alrededor de 4 metros de alto, formada esencialmente por un tubo, con una aleación cuproferrosa, diseñada para disrumpir el magnetismo de varias bobinas de cobre y níquel, que estaban repartidas a intervalos desiguales pero cuidadosamente medidos. El tubo giraba y se retorcía sobre sí mismo, como un inmenso tobogán en forma de muelle, desde su cúspide hasta su base. Según los cálculos de Otto, en línea recta sería entre uno y dos kilómetros de tubo entre la entrada y la salida.

¡Ah, la salida del tubo! Era lo más ingenioso, difícil y delicado de todo el proceso. Consistía en tres bobinas cargadas inversamente, buscando crear un campo de equilibrio entre ellas, un lugar donde detener el impulso que pudiera restar al resultado de su esfuerzo...

Y es que Otto apuntaba muy alto, en un experimento que habría hecho sonreír a Wolfgang con orgullo. Buscaba la chispa primordial.

Era completamente intuitivo que la materia podía convertirse en energía... cualquiera que mirase una hoguera podía comprender eso. El proceso podía pormenorizarse, pero no era relevante. Lo importante es que Otto daba por supuesto que el proceso podía invertirse. Quería transformar la energía de vuelta en materia. En concreto, quería contemplar la verdadera esencia de una energía sumamente mutable, capaz de convertirse en cualquier cosa.

Otto quería echar un vistazo a "magia sólida". Lo que poéticamente había llamado "chispa primordial".

Sin duda, Wolfgang estaría orgulloso.

El proceso era simple. Otto liberaría la energía arcana que pudiera acumular en el interior del "Ralentizador Energético", nombre que había otorgado al pesado armatoste metálico. A lo largo del interior del tubo, las disintas energías contrapuestas, así como el mismo largo del circuito irían paulatinamente absorbiendo su velocidad, hasta el punto que saliera mansamente por el otro extremo.... Algo que si las estimaciones eran correctas, aún necesitaría un freno para detenerse del todo.

Y que si Otto estaba en lo cierto.... podía tener un potencial casi infinito.

Satisfecho con los últimos ajustes, el chico se colocó su toga de vapor y retiró las lentes de su rostro, como medida de precaución antes de subir por los cuatro peldaños que había dispuesto hasta el punto de entrada.

Tomó aliento para calmar sus nervios. Era el momento de la verdad y necesitaba de su concentración más profunda.

Sus manos comenzaron a dibujar invisibles símbolos arcanos en el aire mientras murmuraba un cántico de acumulación. El aire entorno al mago empezó pronto a crepitar suavemente con pequeños destellos de energía, acumulándose más y más, acercándose peligrosamente al límite que Otto sabía que podía controlar.

Pero, si no erraba, era el punto que necesitaba alcanzar. Los ojos del chico brillaban mientras sus manos finalmente apuntaban a la entrada en forma de embudo.

-Praecantatio Liber- dijo por fin. Y toda la energía contenida se liberó en un estallido canalizado hacia el interior del artefacto...

Y entonces todo pareció cobrar vida, terrorífica vida. El "Ralentizador" se estremeció en toda su estructura, mientras las energías magneticas soltaban chispas en todas direcciones. Otto se preguntó mientras perlas de sudor frío aparecían en su frente por el terror, si al menos la explosión que iba a acabar con él sería vistosa... Pero el momento de tensión pasó y poco a poco, su invento parecía estar ganando el enfrentamiento.

Llevado por la emoción bajó de un salto hacia la salida del invento, temblando con anticipación mientras sus ojos brillaban.

Aquello podía ser un hito. Estaba funcionando. ¡Estaba funcionando! Los minutos empezaron a transcurrir angustiosamente lentos para el chico... Finalmente, algo que Otto jamás había visto antes asomó por el tubo... Tenía forma de diminuto anillo, de un color indescifrable pues no paraba de cambiar por todo el espectro... Pero había algo más...

Otto volvió a situar sus lentes ampliadoras frente a sus ojos y se acercó a contemplarla más de cerca... ¡No era un anillo! Era apenas un punto diminuto que giraba en una órbita alrededor de... aparentemente nada. Pero a tal velocidad que visto desde más distancia...

Una diminuta gota de sudor empezó a resbalar desde la frente del inventor. Nacida del terror frío, dudó durante un segundo sobre la ceja del chico antes de caer al vacío. Sólo que tuvo la fortuna de no caer al vacío, sino de encontrar aquella maravilla que era contemplada. Y si algo era la magia, era mutable.

Desde la calle empezó a escucharse un leve rumor, procedente del segundo piso de una de las naves de almacén. Algunos transeúntes alzaron la mirada con curiosidad mientras dicho murmullo iba ganando intensidad, conscientes quizás de que aquel iba a dejar de ser un día más.

Y es que el día que una pared de agua sale disparada a través de un ventanal de una segunda planta, arrastrando a un chico que grita aterrorizado hacia el agua del puerto, era algo digno de recordarse.

FDI: Err bueno, a pesar del comienzo, es un tema medianamente importante y específico para Otto, por lo que pido amablemente que antes de meterse en el tema, me manden un MP y charlemos un rato. Gracias Smile
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Sam el 12/02/12, 09:25 pm

Vale, se acabó lo de recolectar. No es exactamente lo mío, bueno, igual que los tropecientos otros trabajos que he probado antes, pero es que este… Mmmm… no, no sé que excusa poner, creo que se me han acabado, de hecho, no estoy segura si este trabajo lo he perdido o lo he dejado, ya llevaba demasiado tiempo y la verdad es que echaba de menos este estupendo aroma pegajoso, más sucio cuanto más te acercas al mercado. Añorable en toda su complejidad.

Lo bueno es que han abierto un par de comercios recientemente (llevan un tiempo, pero los fiché cuando abrieron) y eso son, como no, oportunidades de trabajo. Lo malo es que ya he pasado por uno de ellos y no necesitan no tienen necesidad de emplear a nadie, para nada. Así que, ¡a por el otro! No sé si conseguiré algo o no, pero mientras tengo algo que hacer durante el día, ayer hasta dormí para ponerme hoy más seriamente a buscar trabajo. Como se pierde el tiempo durmiendo, cuando podía haber estado tranquilamente en una taberna, tsk.

Una de las pocas tiendas que abren en una nave. Entera. Para ella sola. Bueno, por espacio no será, y eso es sin duda algo bueno para mí, chan chan. Claro que tengo que entendido que vende cosas muy novedosas, inventos y cosas poco vistas antes, no sé muy bien como repercute eso en mi gráfica de posibilidades de conseguir trabajo. Eh, ha quedado bastante bien, teniendo en cuenta como estaba, mis respetos para quien haya tenido la paciencia de arreglarla.

… ¿Ese ruido viene de la nave?

Brutal. O mucho me equivoco o esa… enorme… ola… que... sale de… ¿un piso de la nave? Se esta llevando a un posible empleador. Típicas cosas que pasan. Mierda.

No puedo creer que empiece otro día más corriendo, aun tiene suerte que esta no sea zona de barcos, habría sido hasta cómico. Claro que no para él. Ya debe ser un golpe agradable caer desde un segundo piso empujado por una ola… no tiene sentido. No tiene por qué ser nada grave pero aún así puede confundir a cualquiera, mejor me acerco… por el agua…

Supongo amor mío, agua de puerto encantadora, que te echaba más de menos que al olor de esta ciudad para tirarme a tus brazos con tanta facilidad. Pero no puede ser, no es una buena relación ésta: tu te agitas, yo me mojo... Ahí está el chico.

Reconozco que es una estupidez tirarme al agua, estadísticamente en un archipiélago la mayor parte de la población sabe nadar peeerooo, también hay gente muy débil, el golpe no ha sido exactamente flojo y hay algas al fondo…. Aunque sea profundo. Y es una muy buena carta de presentación si resulta que necesita a alguien. Ayúdale a mantenerse a flote al menos, hasta que se queje al menos.

“¡Hey! ¿En serio?” Espera, no “¿Estás bien?”
avatar
Sam

Cantidad de envíos : 119

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Otto Hoenheim el 20/02/12, 04:12 pm

A Otto se le podía considerar un tipo afortunado, en cierto modo. Bien cierto era que siempre acababa metido en situaciones en las que preferiría no haberse metido nunca, pero era innegable su buena estrella.

Por poner un ejemplo, aquella situación. De haber errado lo más mínimo su construcción del "Ralentizador", aunque fuera por una soldadura inestable o una tuerca mal apretada, no hubiera soportado el estrés y la explosión resultante hubiera transformado el pesado metal en una lluvia de metralla que hubiera dejado más bien poco del muchacho. De haber movido accidentalmente alguna de las bobinas del mecanismo de salida, aquella Chispa, hubiera podido caer sobre la madera del suelo o el mismo metal de alguna de las piezas y, el material creado mágicamente hubiera atravesado o aplastado al pobre muchacho. Incluso con la gota de sudor, de haber estado apenas un paso a la derecha, la fuerza del agua no le hubiera lanzado por la ventana, sino estampado contra la sólida madera del edificio...

...Incluso la ventana, ya que había salido por la que estaba orientada hacia los muelles, lanzándole contra el agua del puerto, en lugar del empedrado de alguna de las calles.

De todo lo que había podido salir mal, había sucedido lo que mejores posibilidades tenía de que saliera relativamente indemne.

Por supuesto, el muchacho no se sentía para nada afortunado mientras la lengua de agua le empujaba volando hacia el puerto; tampoco lo sentía demasiado cuando la fuerza de la caída y el empujón combinados le arrastraron bajo el agua mientras braceaba inútilmente. Finalmente, la fuerza de la ola se perdió en la inmensidad del océano y el joven ingeniero pudo comenzar a bracear hacia la superficie, esforzándose por tomar un poco de aire con urgencia.

Después de todo, caer gritando aterrado no deja guardar demasiado aliento.

Pese a andar dificultado por su ropa, demasiado aparatosa para nadar, consiguió abrirse camino lo suficiente para recuperar aliento, apenas manteniéndose a flote. Y entonces, su buena estrella mandó el siguiente golpe de suerte cuando un transeúnte se lanzó al agua en pos de él.

- ¡Hey! ¿En serio?¿Estás bien?- le dijo una voz juvenil, incluso puede que un poco más joven que la suya; la voz de su rescatador que le ayudaba a mantenerse a flote en tanto conseguía recuperar el aliento y dejar de temblar por el azaroso salto.
-Sí, estoy bien- contestó al cabo de un momento.- Tenemos que alcanzar alguna de las escalas antes de que nos enredemos en fango o nos ahogaremos los dos

Sin embargo, al cabo de unos pocos minutos, ambos estaban empapados pero de nuevo en tierra firme, y los ojos curiosos empezaban a dispersarse al recobrar la normalidad el día poco a poco.

El muchacho estaba erguido cuán largo era frente a quien aquella mañana bien podía haberle salvado la vida, sonriente después de la pequeña aventura, aunque empapado, algo vapuleado y con algún corte de poca importancia por efecto de la caída. Le tendió la mano.

- Muchas gracias, es posible que le deba la vida, buen hombre.- dijo con la franqueza de los humildes.- Mi nombre es Otto, ¿hay algo que pueda hacer para agradecer lo que has hecho por mí?
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Sam el 09/04/12, 05:35 pm

¿Seguro que le estoy ayudando a mantenerse a flote o he cogido un par de ramas? ¡Será el agua pero este chaval no pesa nada! Chica, tampoco vamos a quejarnos de eso, más fácil para mí.

“Tranquilo, si nos vamos a ahogar los dos, te suelto y huyo, jajaja” ¿Se capta la ironía? “Bromeaba, vamos para allá”

Ahora que mi cuerpo le estaba cogiendo el gustito a la temperatura del agua, tenemos que salir, que costumbres tan tontas tiene la gente, ya que te tira una ola gigante… no, sigo sin entenderlo, da igual. Vale, fuera de nuevo. Vida cruel.

Por la Dama, no me extraña que pesara tan poco este chico es un alto, muy, muy alto saco de huesos, jajaja, me encanta, me caen bien sus pintas. ¿Sera un empleado de la nave? ¿El jefe? No creo… ¿no? Cosas más raras he visto, como aquella tienda de moda que regentaba la niña cuando se murió se madre y empezaron a vender telas estampadas con caramelos. Si, fue raro, pero las empleadas eran buenas y lo sacaron bien, que lealtad. Me descentro.

Siempre he oído eso de que un buen apretón de manos es una importante presentación, no sé, tampoco está bien esa gente que intenta romperte un par de huesos de la mano. Firmeza y ya está.

“Dudo mucho que hubiera pasado de un buen susto, pero siempre está bien saber que ha servido de algo” Parece majo, que bien encontrar gente amable, hasta en las circunstancias más raras “Yo me llamo Sam, un placer, ¿Qué te parece si por ahora vamos a secarnos? Tú quizás deberías cambiarte” No sé, no me acaba del todo su ropa, no me parece cómoda, y mojada la verdad debe ser pura diversión, jajaja “Me guardo el favor para más tarde, jajaja”

Mojada es un poco más difícil mantener la coartada de ser un chico, pero lo del “buen hombre” me da buenas vibraciones, quizás con su punto de vista más alto de lo normal y encorvando un poco de más la espalda, se compense bien. Y lo bueno es que esta ropa y este pelo se secan en un momento, afortunada de mí.

“¿Quieres que te ayude un poco a arreglar… lo que…? Vale, es verdad ¿Qué leches ha pasado ahí arriba?” Me muero de curiosidad, en serio, si detrás de esa enorme ola no hay una historia interesante, es que el mundo se ha vuelto loco. Todavía tengo que preguntar si es que necesitan un ayudante, pero ya está claro que ese debe ser un empleo interesante. Me conformo por ahora con saber como ha conseguido meter esa cantidad de agua dentro de una nave.
avatar
Sam

Cantidad de envíos : 119

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Otto Hoenheim el 24/10/12, 05:42 pm

- No se preocupe por eso. Esto - Se señaló la Toga de VaporTM- es material aislante, pero sí, deberíamos secarnos. El pelo mojado podría resfriarnos o peor. Si quiere pasar dentro, tengo unos cilindros por los que sale aire calentado en una caldera y le secarán en un santiamén.- ofreció amablemente, sin perder la franca sonrisa.

- Oh, ¿lo de la ola gigante?- preguntó sonrojándose, como si hubiera sido algo completamente mundano- Verá, estaba con un experimento arriba y sucedió algo imprevisto. Es complicado, y suena mejor si te lo explico frente a una taza de té. Venga dentro, insisto.

El ingeniero, repuesto del susto, de nuevo estaba exultante por el éxito de su experimento. Cierto era que tenía muchos ligeros detalles que retocar (por ejemplo, el asunto de crear olas gigantes a partir de una gota de sudor.) pero el concepto era sólido. Y, ¿quién sabía? Tal vez era el primer humano que conseguía ver magia con sus propios ojos en su forma más primitiva y mutable.

Aquel era un día glorioso para él.... Una vez superado el terror por la docena o más de horribles muertes que había esquivado de refilón en el proceso.

Con un gesto, indicó a su rescatador que le siguiera al interior de la nave y, aunque Otto ya la veía como algo completamente normal, el interior era algo chocante como primera impresión. La nave parecía dividida en dos partes, la mitad trasera oculta por un tabique de madera del que a intervalos salían retorcidos tubos de hierro que comunicaban ora de nuevo a la parte trasera ora al piso superior. La parte frontal, estaba cubiertade estantes en las paredes y muebles de estanteria dibujando hileras, con artefactos diseminados por éstas, algunos con etiquetas de precio.

Lo que hacía a esta sección chocante eran los artefactos en sí, la mayoría parecían esculturas abstractas de metal sin ningún sentido, otros parecían objetos mundanos en los que se habían añadido piezas de metal o tubos sin motivo aparente. El taller de un loco.

O de un genio.

O, probablemente de ambos Neutral
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Sam el 24/02/13, 08:47 pm

Vale… Si resumo mucho lo que ha dicho, solo he entendido que podremos secarnos y qué tiene té. El té no me emociona es como tomar agua aromática, está mejor un poco adornado, pero quizás tras este baño sea bueno tomarlo tal cual. Con que esté caliente ya será algo que agradecer.

“Claro, creo que me lo tendrás que explicar con mucha calma, pero me muero de curiosidad por entenderlo no tengo muchas esperanzas nunca he tenido una capacidad de entendimiento adecuada para cosas tan complicadas, aunque no será por falta de ganas.

Este sitio es… ¿Qué coño es? Menuda locura, me siento muy cuerda o muy tonta, porque no entiendo nada de lo que hay aquí, es decir… Nada. Pero todo es como muy… futurista, me gusta, creo. Supongo que tendrán alguna utilidad. También podrían ser esculturas, me parecería más factible qué que todo esto exista, ¡y sobretodo que no supiera de ello! Estoy impresionada, no sé si por lo poco real que parece todo o por la posibilidad de que sean cosas que hagan, eso, otras cosas, en plan… de verdad. ¡Oh! Me encanta está cosa con tubos. Bueno, en realidad, todo tiene tubos, pero está me gusta más, es como más… manejable y parece un brazalete… Me rindo.

“¿Qué es esto?” creo que me quedo corta “En serio, ¿Qué es todo esto? No estoy segura de si me encanta o me asusta, jajaja”

No puedo procesarlo todo, es decir, todas estas cosas pequeñas son geniales (¿se venden? Parece que sí, debería poner una pequeña explicación en la etiqueta), pero al fondo hay tubos más… mucho, mucho más grandes. Quiero saber qué es esto. Quiero ver lo que hay ahí detrás. Quiero conocerlo todo YA.

“¿Y esta otra cosa? ¿Y esto que hace? Hace algo, ¿no?”

¿Es necesario el té? Yo quiero que me explique. Debo parecer muy estúpida, y un poco pesada, pero me estoy conteniendo un montón, quiero preguntar por TODO. Y solo he preguntado como por… 3 cosas, estoy orgullosa de mi misma, eso sí, me está carcomiendo por dentro la curiosidad. En serio, como puedo decir que conozco bien Trinacria y no saber de este sitio.
avatar
Sam

Cantidad de envíos : 119

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Otto Hoenheim el 03/03/13, 03:34 pm

La fascinación con la que Sam miraba a su alrededor una vez en la parte de la tienda creaba en el ingeniero un inevitable sentimiento de orgullo. Normalmente la gente ponía caras extrañas y miraban los artilugios como si se trataran de chatarra y a él como a un lunático; no le daba mucha importancia, de hecho, pocas de sus invenciones llevaban puesto su nombre o su utilidad para tener una excusa para charlar con los (pocos) que atravesaban la puerta y poderles explicar detalladamente la idea y el funcionamiento detrás de cada uno de ellos, para... tenía que admitirlo, calmar sus dudas ante el peculiar aspecto que tenían todas.

Muestra a la gente común el trabajo de un herrero o un artesano, y no les llamará la atención salvo que sea de una manufactura excepcional, ya que conocen de inmediato su aspecto y función, están acostumbrados a eso. Muestra algo nuevo y tienes que vencer sus reticencias era algo que se repetía a menudo el ingeniero.

Sam, por el contrario, parecía interesado, honestamente curioso por todo lo que había en el taller y eso alegraba en lo indecible al ingeniero. Decidió, tal vez por orgullo profesional, ir un poco más lejos.

- No se preocupe, ahora le explico para qué sirve todo esto. - La invitó a acercarse al mostrador de la tienda, que corría en paralelo al tabique divisorio; sobre éste, como en el resto había objetos pequeños, aunque muchos de ellos daban aspecto de estar sin acabar, o para reparar, como el taller de un relojero. Llamaba la atención un cilindro de metal que estaba en uno de los extremos, comunicado con la sala de atrás por uno de aquellos tubos.

Fue a este cilindro al que se acercó Otto; de un armarito que estaba un poco más alto extrajo un par de vasos, en los que metió un par de bolsitas de papel, las cuales despedían un agradable olor a infusión. Guiñándole un ojo a Sam, acercó uno de los vasos al cilindro y accionó una palanca; de una de las válvulas salió un chorro de vapor dirigido al vaso con un silbido solo un poco por encima de lo molesto.

Cuando la nube se disipó al cabo de un par de segundos, el vaso estaba lleno de un rojizo té que aún humeaba un poco, el punto caliente al que se suelen tomar las infusiones. - Su té. - Dijo con una amplia sonrisa, mientras repetía el proceso con el otro vaso, esta vez para él.

- Lo primero que señalaste es un Mecedor a rosca. Lo ajusta a una cuna, gira la llave durante un par de minutos, y la mece con suavidad para calmar a un niño durante una media hora, dejándole las manos libres para hacer otra cosa. Lo segundo es un Giroscopio recogedor; pone un extremo de la cuerda, pulsa un resorte y se pone a girar haciendo un ovillo con ella, que se suelta sólo con que pulse el resorte de nuevo. No usar sin una cuerda o empezará a rebotar como un loco. Lo tercero....- señalando lo que parecía un brazalete.- Es un Removedor a vapor; se ajusta con los garfios a los bordes de una cacerola, sujetas la cuchara de madera por fuera del círculo con la sargenta y giras la llave... es un poco ruidoso y crea una nube pequeñita de vapor, pero permite evitar que se queme lo que se esté cociendo y a la vez atender otra cosa.

- Permítame presentarme de nuevo.- Otto intentaba dar su mejor impresión de mago presentando un espectáculo para los niños... tal vez ya era excesivo pero... ya había comenzado, ¿qué importaba llevarlo hasta el final?- Mi nombre es Otto Hoenheim, ingeniero y joven mago, y éste es mi taller y el fruto de mi trabajo.
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Sam el 03/03/13, 08:43 pm

Creo que le brillan los ojos de orgullo, deduzcamos de ahí que realmente ha sido él el que ha hecho estas cosas. Impresionante. Aunque no entiendo la mayoría, pero supongo que eso les pasa a la mayoría de los que entran. Jajaja, si fuera yo pondría la mitad de verdad y la otra falsos, a ver quien los distinguía. Sería una gran prueba de inteligencia y de conocimientos mecánicos, la verdad. Yo misma no la pasaría, jajaja.

“¿Todo? Eso realmente llevará un buen rato” Anota mentalmente para preguntar esas dos cosas de ahí que son parecidas y esa otra como espiral y también aquella de la estantería alta que simplemente tiene una forma que mola.

¿Esto se podrá tocar? Parece en proceso de reparación, jeje, ¿de cuánto será la garantía? En los negocios hay que pensarlo todo. ¿Eso sirve para hacer té? ¡Es rápido! Entonces… ¿ahí detrás hay mucha agua? Porque hace falta agua? Aunque me gusta con parte de leche, le da como más sabor. Pero sería raro que hay detrás hubiera leche… y un poco siniestro, con un toque de diva extravagante. Lo último encajaría mucho con la túnica, jajaja, la imagen da mucha risa.

“Gracias, huele muy bien” Aunque esperaré un poquito a que deje de humear amenazante para beberlo, por el aprecio que le tengo a mi boca, nada más. “Creo que es el té más originalmente hecho que habré probado, jajaja”

Madre mía, creo que jamás, jamás lo habría adivinado. No, no, definitivamente ninguno de ellos habría podido usarlo. Todos deberían llevar como un pequeño manual o algo, jajaja. Sus gestos me hacen mucha gracia, eso es tener un tanto de sentido del teatro.

“Un placer señor ingeniero mago, me encanta su taller” no puedo evitarlo, ante tal teatralidad me inclino, jajaja, claro que puede parecer un poco de burla, pero creo que ya estaba claro que todo esto me había impresionado “¡Sobretodo recalcaría lo de joven! ¡Jajaja!”

Mejor traigo las 3 próximas cosas que quiero saber que hacen. ¿Y no hará armas? Por qué sin duda serían impresionantes. Me extraña que no le hayan contratado, yo que sé, del ejército, y más con la guerra al caer. O de las distintas bandas y mafias. Sería un gran punto a favor de quien lo tuviera.

“Debes ser muy rico, para tener está nave tan grande y con estos inventos tan útiles y originales. No lo entiendo, llevo bastante tiempo por aquí y bueno, no estoy enterada de todo pero deberías ser conocido en todo la ciudad, es decir ¡nadie hace lo mismo que tú!”

Si, con estas tres cosas por ahora… aunque claro que está aquello de allí… “¿Y no haces… armas o algo parecido?” Soy bastante consciente de que no parezco nadie amenazante, ni tan siquiera que vaya armada así que me pregunta no queda tan interesada como realmente estoy. “Y espera, aún no me has explicado como ha pasado lo que ha pasado, ¿ha sido con alguno de estos inventos tan pequeños? ¿Y los tubos?”

Se ha abierto la presa de preguntas y ya no se pueden contener. El pobre está perdido.
avatar
Sam

Cantidad de envíos : 119

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Otto Hoenheim el 22/03/13, 08:33 am

Otto no pudo evitar reír ante la reverencia que le dedicó Sam cuando terminó su "presentación". No la tomaba como burla, al contrario, lo tomó como una señal de que estaba llegando demasiado lejos con la teatralidad.

- Lo siento, creo que me estoy pasando. - dijo entre risitas divertidas. - Pero es raro que alguien entre y no ponga cara extraña al ver todo esto. Lo del té... bueno, esto es un depósito de vapor y ese armario conserva los vasos a una teperatura muy baja. Es simple condensación. -dando un sorbo al suyo para tranquilizarla de que estaba a buena temperatura

- No, qué va. - ¿Él, rico? Ya le gustaría. Tenía unos ahorros de Wolfgang, cuya desaparición los dejaba totalmente a su disposición; podía llevar una vida holgada con ellos, o al menos lo que Otto entendía por una vida holgada, habida cuenta de su origen, pero distaba mucho de ser una fortuna; si lo fuera, podría comprar la atención de magos más expertos que él para avanzar en su investigación de la desaparición de su maestro. - Le sorprendería lo barato que puede conseguir un edificio que fue devorado por las llamas en esta zona de los muelles.

- Bueno, he abierto hace bastante poco, en realidad. El boca a boca supongo que aún no ha tenido mucho tiempo de extenderse. - Dijo con un encogimiento de hombros, sin perder la sonrisa optimista, causada por la fascinación que aquel extraño mostraba hacia lo que veía. - ¡Aunque ser único no es tan bueno como pueda creer para el negocio! Si se entra a una herrería, con un vistazo, ya se tiene una idea de qué es cada cosa; aquí, bueno, tengo que explicar a los clientes que es cada artefacto y con frecuencia hacer una demostración o dos.

Armas. Otto entrecerró los ojos, pensativo. Lo cierto era que, técnicamente, sí había hecho armas. Su Bastón GiratorioTM, sus AturdeBrutosTM y sus AtrapaRatasTM, podían considerarse como tales, aunque para el ingeniero fueran en realidad modos de defensa que le habían salvado el cuello en no pocas ocasiones, al igual que había hecho su Toga de VaporTM, pero nunca había pensado en que alguno de sus inventos se usara para tal fin. La tienda tenía todo tipo de artilugios, muchos de ellos inspirados por hechizos de la categoría más simple de la magia arcana pero que simplificaban mucho la vida de los magos. Sin ir más lejos, el Removedor a VaporTM estaba basado en un pequeño cantrip para animar una cuchara en movimiento circular en una cacerola; y era en ayudar a trasladar esas pequeñas comodidades lo que más motivaba al ingeniero.

Claro que había mucho negocio que explotar en ese sector, especialmente con una guerra en ciernes. Tal vez incluso, creando armas capaces de neutralizar a un enemigo sin matarlo, las muertes entre las levas de campesinos se redujeran sustancialmente...

- No, de momento no he diseñado ninguna arma para poner a la venta. - dijo al fin. - No quiere decir que no lo haga, de todos modos, aunque no me gusta mucho la idea. - reconoció. Pero el objetivo del negocio era, entre otras cosas, conseguir dinero y contactos, para a través de ello, rescatar a su maestro de lo que quiera que le hubiera sucedido.- Aún no he conocido a nadie que quiera que le cree un sustituto de su espada o arco, de todos modos. -dijo con una risa al final.

- Lo de antes... bueno, ya le he dicho Sam, que además de ingeniero, soy mago. Tengo mi residencia y mi laboratorio en el piso de arriba y, bueno, estaba haciendo un experimento sobre la naturaleza de la magia, cuando una gota de sudor intervino y... bueno, el resto se puede explicar por "magia" simplemente; el agua del sudor se multiplicó por millares y, voilá, ¡un tsunami en casa!.- No quería entrar en detalles técnicos, para no aburrir a su interlocutor. - Los tubos comunican con calderas y depósitos de agua que tengo construidos en la trastienda; muchos de mis inventos necesitan vapor al ser construidos o como fuente de energía, y es más sencillo tener algo como esto que tener que andar hirviendo agua cada vez. Ya doblar como dependiente de la tienda, reduce bastante mi tiempo para trabajar en el taller.
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Sam el 05/05/13, 06:13 pm

“Puedes dar por hecho que ayudaré con el boca a boca, aunque deberías dejar de salir en enormes olas por la ventana, puede dar una imagen extraña de los inventos, jajaja” aun así, cualquiera que le dé una oportunidad a la tienda y entre se quedará encantado y comprará algo. Y sino es que es gente muy rara, eso no sería culpa suya la verdad.

Lo del té me parece muy rápido, ¿pero quizás también un poco aparatoso? A veces tiene su encanto hacer las cosas con calma, en recipientes pequeños. Pero quizás no tanto si eres un genio con mil cosas que inventar, una tienda que atender, y posiblemente una vida que mantener. No entiendo de donde está tipo de gente saca tiempo para respirar. Visto así, me alegro de ser tan normal, me da tiempo para perderlo en mil cosas, jajajaja.

Mmmm… interesante, ¿a cuánto se referirá con sorprendentemente barato? Quedaría raro que pidieras algo para apuntártelo en la mano así que se puede quedar como una pequeña nota mental: investigar precios de naves industriales quemadas. Me gusta.

“Eso está bien, es decir, seguir una línea más… pacifista. Las armas, en plan serio, pueden dar dinero, pero también es un negocio un poco confuso, es mejor quedarse lejos de él” bastante cierto, desde lo más básico a lo más complejo todo depende de en qué manos caigas en las primeras ventas. Claro que lo normal es que todo vaya bien. No sé porque soy tan negativa ahora mismo. Raro. “Bueno, si algún día te decides a mejorar la lucha con dagas de alguna manera, le echaré un ojo con interés”

Para eso sirven los genios, por qué lo que es a mí no se me ocurre como se podría mejorar nada, y menos algo tan simple. Como mucho pondría venenos pero… eso es rastrero, no una mejora real. Bastante fuera de mis posibilidades lo de inventar.

“Está bueno el té. Gracias” Aunque… “¿No tendrás un poco de azúcar?” Soy golosa perdida. Y alcohólica, un chorro de whiskey iría estupendamente, pero eso no voy a pedirlo. Puedo esperar hasta que vaya luego al bar. Y creo que el whiskey era con el café, no sé qué alcohol queda mejor con el té.

“Guau. Eso podría ser tremendamente útil en sequía. O si en vez de sudor pusieras ron. Los piratas pagarían millones, jajaja” Yo los pagaría “Si si, justo lo estaba pensando, ¡no entiendo de donde sacas el tiempo para todo eso! ¡Oye! ¿Y nunca has pensado en contratar un dependiente?”
avatar
Sam

Cantidad de envíos : 119

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Otto Hoenheim el 05/06/13, 05:15 am

- Gracias, que ayude con el boca a boca será maravilloso. - Los ojos de Otto se iluminaron. En realidad, Sam era la primera persona que le decía abiertamente que iba a hacerlo; era algo más que el comienzo del boca a boca, significaba que su negocio podía funcionar.

Un leve sonrojo se dibujó en su rostro al responder. - Vale, lo de la ola tal vez no sea la mejor publicidad, pero... ¡No me puede negar que no es algo llamativo! Estoy seguro que los próximos días, al menos, se pasarán más curiosos y con suerte, algunos se marcharán como clientes. - Optimismo, al menos, no le faltaba.

La sonrisa optimista se convirtió en una risa divertida ante la broma (al menos, él lo tomaba como una broma) sobre el combate. - No, no, no creo que pueda mejorarlo; no puedo mejorar algo que no conozco como funciona. No, mi enfoque sería intentar algo nuevo; por ejemplo, esta toga...- Señaló el aparatoso ropaje que llevaba y que ya estaba seco pese al reciente chapuzón. - pesa poco más que un abrigo de invierno; en cambio, protege tan bien como una armadura de metal, especialmente contra proyectiles. - Otto había perdido la cuenta de cuantas válvulas y pistones habían estallado en el curso de sus trabajos y cuanta metralla había sido desviada por chorros de vapor.

- Eso sí, hasta que no has experimentado su eficiencia, crea mucha menos seguridad que el peso del metal. - añadió con una risita mientras ponía un botecito de cristal con azúcar moreno sobre el mostrador, de uno de aquellos infinitos cajones pequeños que se ocultaban tras éste.

Dio un lento sorbo a su té. - Lo he pensado; sin embargo acabo de abrir y no he tenido tiempo ni oportunidad. - dejó una risita.- Entran pocos clientes, imagina cuánta gente ha entrado preguntando por un empleo...
avatar
Otto Hoenheim

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

Re: La Chispa Primordial

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.