Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

Ni a propósito encoentrarías tal compañía. (Valeria y Tchik si quiere xD)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ni a propósito encoentrarías tal compañía. (Valeria y Tchik si quiere xD)

Mensaje por Shëa el 18/04/12, 12:23 am

Enie... ciudad de piratas. Tengo entendido que es peligroso adentrarse en esta ciudad, aunque no me dan miedo un puñado de saqueadores de barcos, y tengo cosas que hacer aquí. Creo que he encontrado algo útil después de tantos años, y todo empieza aquí.

A pesar de todo voy un poco a ciegas, mirando entre los puestos de este extraño mercado lleno de cosas de lo más variopintas. Sé que lo que busco está por aquí, aunque no tengo muy claro qué es, así que voy despacio, mirando atentamente todos los puestos, incluso los que me parecen estúpidos. llegados a este punto ahora juega mi intuición. Aquel hombre que reconoció mis espadas y dijo que había visto unas parecidas aquí... eso puede significar que esté más cerca de lo que parece. Por si fuera poco, las miradas furtivas alcanzan más de una vez a mis armas, y un hombre hasta me ofrece un número considerablmente alto de monedas por ellas. Pero las rechazo. No puedo deshacerme de ellas, quién sabe lo que podrían ocasionar en unas manos que no conozcan su verdadero poder.

A todos los que se interesan, pregunto si han visto algunas parecidas, si les suenan de algo, si podría encontrar algo parecido. Pero todos me sueltan evasivas, supongo que creen que intento encontrar a quien las robó o algo así. A sabr, estamos entre piratas, ¿no? Y la verdad esque empiezo a atraer demasiadas miradas y eso no me gusta.

Un pirata con pinta de ser peligroso me corta el paso y me pregunta sobre mis indagaciones de las espadas mientras intenta ver algo más allá de las sombras de mi capucha. Le contesto con evasivas y trato de marcharme de allí lo más rápidamente posible, pero me tropiezo con alguien y caigo al suelo.

Mi mano agarra la capucha para evitar que se deslice de mi cabeza y suelto una maldición bastante audible por todos. Me incorporo lo más deprisa que puedo y le lanzo una mirada fulminante a quien me ha cortado el paso. Ahora el pirata de aspecto temible está encima de nosotros con cara de pocos amigos.

avatar
Shëa

Cantidad de envíos : 46

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni a propósito encoentrarías tal compañía. (Valeria y Tchik si quiere xD)

Mensaje por Valeria Gianetti el 21/04/12, 06:29 am

Llevaba días pensando en Enrique. Había llegado a esa ciudad llena de piratas, lo que hacía ya de por sí bastante desagradable la situación. Lo único bueno era que Valeria podía pasar perfectamente por pirata, aunque solo fuese por el echo de la mala fama de los rysodianos, por mucho que le pesase. Aunque la verdad es que sus orejas, su piel peluda y su larga cola negra llamaban bastante la atención de aquellas personas, si es que a un pirata se le puede llamar pirata. A pesar de ello no había salido de la habitación donde se alojaba desde que había llegado. Había salvado de las fuertes fiebres que casi habían matado al pequeño de una familia que regentaba una taberna. Le habían dejado como agradecimiento un hueco en el establo. No era la casa de Carmen, pero era mejor que dormir al raso.

No podía dejar de darle vueltas al hecho de que Enrique lo sabía. Sabía que el barco se hundiría. Sabía que la galeno sobreviviría. ¿Por qué si no se despidió? ¿Por qué si no le habría dado la rosa de los vientos? Cuando se sentía sola, lo cual cada vez le ocurría más tomaba el colgante entre sus manos y lo apretaba con fuerza. Lo observaba y le daba vueltas sin cesar.

"Crack"

-¡¡Cazzo!! -la pieza había cedido. Parecía que una profunda grieta se hubiese abierto en el medio de la estrella con un crujido. ¿La había roto? Valeria giró un poco más la pieza con cuidado para ver si podría arreglarse, cuando se dió cuenta de que en realidad no la había roto, sino que había girado dos piezas unidas por un minúsculo eje.

-Pero, ¿qué ez ezto? -giró la pieza por completo hasta darle la vuelta, y se dio cuenta de que también había una abertura en horizontal. Empezó a girar las piezas, con extremo cuidad, como si fuese un extraño puzzle. Tardó casi una hora en descubrir el final del puzzle. Tras girar, doblar y manipular cientos de veces la pieza esta se había convertido en una especie de cubo pequeño con una abertura circular en cada una de las caras que daban a un centro donde parecían haber unas diminutas piezas de cristal. Tenía una belleza extraña. Valeria necesitaba examinarlo más de cerca.

Se acercó a la ventana, despacio, sin dejar de mirar, inquieta, la nueva forma que había adquirido el colgante que le había dado Enrique. Cuando miraba en los cristalitos de dentro del cubo le pareció ver sus ojos, esos ojos de miel que la habían enamorado...

La luz del amanecer entraba tenue por la ventana sucia, pero fue suficiente para que un rayo reflejara en el cristal una y mil veces, proyectando a su vez una linea de luz que señalaba directamente a la puerta del granero donde estaba. Era una luz fija y segura, que no titiló ni un segundo. La feran giró la pieza para ver el rayo de luz moverse, pero eso no ocurrió. La linea luminosa seguía señalando a la puerta. Era algo extraño, porque el reflejo de la luz debería cambiar al cambiar la posición del cristal. Maldita sea, ¿qué le había dado Enrique? Entonces decidió salir a la calle. Por primera vez en tres días. Parecía que esa luz se lo pedía.

Volvió a mirar la luz que hacía brillar el cristal dentro del colgante. Era hermoso. Seguro que quien lo hubiese creado tenía una mente brillante, aunque realmente odiaba a aquellos que utilizaban su inteligencia y su arte para engañar al resto. No podía soportar a esos falsos magos que con la misma ciencia que ella usaba pretendía hacerse pasar por gente gente con poderes mágicos. Y los que creaban puzzles así eran más de lo mismo. Tratando de poner sus conocimientos por encima de los del resto, para dejar clara su superioridad. Valeria ponía sus conocimientos al servicio de los demás.

Pero a pesar de todo, siguió la luz, que no cambió de dirección hasta que estuvo a pie de calle. En ese momento pareció girar cuando debía haber continuado fijando su luz en la pared de enfrente, en cambio guió a la gata por la calle hacia la derecha.

Llegó un momento en el que dejó de fijarse en por donde iba. Simplemente miraba la luz. La hipnótica y extraña luz que la guiaba. No se dio cuenta del barullo a su alrededor. No se dio cuenta que había llegado a la plaza del mercado. Y por supuesto no vio a la figura con capucha que tropezó con ella hasta que cayó a su lado. Cuando levantó la mirada un pirata la miraba con una expresión que no le gustaba nada.
avatar
Valeria Gianetti

Cantidad de envíos : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni a propósito encoentrarías tal compañía. (Valeria y Tchik si quiere xD)

Mensaje por Tchik el 07/05/12, 12:58 pm

El Nezumi había aprendido rápido que aquella isla no era Tres-Islas-que-son-Una, pero los Nombres de los Humanos que se había encontrado hasta el momento le hacían creer que tampoco era mal lugar para buscar indicios de las Palabras-de-Mañana que le llegaron hacía ya tantos ayeres y que eran la razón de su viaje.

A fin de cuentas, muchos de aquellos humanos, especialmente en la zona cercana al agua salada, hablaban entre ellos constantemente de "velas". Era simplemente natural que alguno tuviera idea de lo que podía ser la Vela-de-Sangre, ¿no?

Sin embargo, también había aprendido rápido a que las calles no eran nada seguras para un Nezumi. A aquellos Humanos les encantaban los cristales de colores de Tchik, muchísimo. Tanto que alguno no había podido evitar lanzar su mano hacia la bolsa que los contenía, para contemplarlos maravillados, sin duda, y se habían ofendido mucho cuando Tchik no les había dejado. Tchik había tenido ya varias peleas, y sabía que los Humanos eran muy susceptibles de tomarse las peleas a mal y guardar rencor durante muchos mañanas. Muchos Humanos encontraban Mañana precisamente por esos rencores, había dicho alguna vez su Jefe, y Tchik no lo había olvidado.

Del mismo modo, la mayor parte de las hembras eran muy supersticiosas, y salían persiguiéndole con varas de madera coronadas con finas cerdas de hierba (sin duda, algún tótem ritual) gritando algo sobre ratas gigantes. Tchik no había tenido ocasión de preguntarles si aquel ritual era porque adoraban a las ratas aquellos Humanos, o porque temían que la presencia del Nezumi atrajera una plaga de ratas. Y Tchik tenía mucha curiosidad al respecto.

Por todo esto, Tchik andaba más por los tejados y los callejones pequeños que por las calles despejadas. Sin embargo, aquellos humanos cuidaban muy poco sus madrigueras, y Tchik tenía que tener mucho cuidado para no pisar las cerámicas sueltas de los tejados y caer...

...Aunque esta vez aquello no fuera suficiente, pensó mientras caía. Por fortuna, aterrizó sobre la espalda de uno de aquellos Humanos que hablaban tanto de velas, lo cual amortiguó la caída. Aún así, desde el punto de vista de un humano, debió ser escalofriante, ellos no tenían huesos tan flexibles como los rátidos y sin duda, se hubieran roto varios.

Con una sonrisa ratonil encantadora, saludó con una inclinación de cabeza a las dos hembras que estaban con el Humano. - Tchik pide-pide disculpas, pero resbaló-resbaló.

avatar
Tchik

Cantidad de envíos : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni a propósito encoentrarías tal compañía. (Valeria y Tchik si quiere xD)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.