Censo
Últimos temas
» Vestigios del pasado
30/08/17, 06:51 pm por Auria

» Mientras la Dama esta distrída... ~~♫ [Kirill]
30/08/17, 01:33 pm por Sophitia

» Rumbo a Moselec (Trama 3)
30/08/17, 10:22 am por Sophitia

» Abyss Gate [Élite]
30/07/17, 09:41 am por Delin

» Adonde me lleven los sueños
27/07/17, 04:19 pm por Seizan

» Olvido de hombre muerto
04/07/17, 04:49 pm por Katt

» El plan de reclutamiento
18/02/17, 08:46 am por Maximilian Magnus

» El discurso del recaudador
19/01/17, 06:31 pm por Erin

» Quiero un tema!
10/01/17, 05:15 pm por Delin

Noticias
  • 13/04/16 ♒ ¡¡¡Nueva Trama!!!"Se reclutan piratas y maleantes varios" aquí.
  • 24/03/16 ♒ Conclusión de la Segunda Trama aquí!


  • Fecha Actual: Mes de Enki, 4994, II Era
PearlHook University 28_194846_96xb13Rol Psiquiátrico UnstSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas MágicasMariollette Empire ~ ROL
Afiliados normales
KirillAdmin ♒ MP!
ChelsieAdmin ♒ MP!
LisandotMod ♒ MP!
DelinMod ♒ MP!
SophitiaColab ♒ MP!
CyrianColab ♒ MP!
Años Activos

No la conozco de nada

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No la conozco de nada

Mensaje por KS el 24/08/09, 01:47 am

La noche llevaba todo el día acechando la ciudad de Enie, y al atardecer se decidió a hacer su movimiento. El sol comenzó a ponerse con rapidez, pero nadie le dedicó demasiada atención. Al contrario de lo que suele pasar en la mayoría de ciudades, el crepúsculo no significaba que la gente se fuera a sus casas a descansar. En una ciudad como aquella, lo que importaba no era que hubiese menos luz, sino que había más sombras.

Pero no había nada excepcional en el puerto de Enie. Los barcos llegaban y se marchaban, algunos tras una breve escala, otros después de cargar o descargar algunas mercancías. Unos cuantos llegaban con una tripulación y se marchaban con otra, y en algunos casos, incluso dejaban caer discretamente al agua a la primera tripulación en cuanto se divisaban los primeros tiburones. Animalitos.

No había mucho, pues, en lo que fijar la vista. Al menos, no dentro del exótico caos que era la ciudad. Las gaviotas se paseaban a sus anchas por los cielos en busca de un último pedazo de pescado que llevarse a la boca, y unos cuantos piratas borrachos salían de las tabernas para ser reemplazados por piratas aún sin emborrachar (una mera cuestión de tiempo), y una apaciblemente desordenada vida seguía su curso sin nada nuevo.

No hasta que no se abrió la puerta del Tejón Sarnoso.

El hombre que salió de ella no tenía nada de especial, al menos no a primera vista. Era un hombre de buena estatura, fuerte de hombros pero no ancho de espaldas, cuyos ojos azules miraron a ambos lados de la calle antes de decantarse por la derecha. Vestía unos largos y anchos pantalones negros que ocultaban unas botas de cuero, y un escueto chaleco del mismo color que no intentaba ocultar su torso. Sus manos viajaron rápidamente hasta los bolsillos del pantalón, y avanzó con gesto distraído unos pocos metros sin que nada resultase extraño...

Hasta que volvió a abrirse.

- ¡Slavik! - llamó una voz chillona y desagradable que hizo al hombre poner los ojos en blanco de inmediato. - ¿Adónde te crees que vas?

El hombre apretó el paso con ganas, pero no fue suficiente para impedir que la menuda figura de una mujer semielfa de largos rizos morenos le alcanzara y le cerrara el paso, arremangándose las faldas de su largo vestido bermellón para permitirse correr. El interfecto pretendió desviarse de inmediato, pero ella fue más rápida y se le colocó delante.

- ¿Cómo puedes pensar en dejarme sola en un lugar como éste?

- Señorita Linell - suspiró Krysengard Slavik con un deje de exasperación en la voz. - Mi contrato solamente incluía escoltaros hasta el archipiélago de Jasperia, y aquí estamos. Ahora, si me disculpáis...

- ¿Y qué se supone que voy a hacer yo ahora? - gruñó ella, volviendo a cerrarle el paso cuando él intentaba escabullirse. - ¡Éste lugar está lleno de piratas! ¡Vendrán a mí como polillas a un cirio!

- Si seguís alzando la voz, podéis tenerlo por seguro - refunfuñó Slavik. - Volved a la posada. Alquilad una habitación. Mañana...

- ¡Mañana me habrán robado! ¡O me habrán matado! ¡O...! - de pronto la chica se puso las manos frente a la boca, horrorizada. - ¡Slavik! ¿Crees que los piratas se atreverían a...?

- Señorita Linell, podéis estar muy tranquila. En cuanto cualquier pirata tenga que soportaros cinco minutos seguidos no le quedarán ganas de conocer el resto de vuestros innumerables encantos.

- ¿Qué...? - la indignación de la chica permitió a Krysengard salir del paso, pero enseguida la mujer volvió a interceptarle. - ¡Qué grosero! ¿Es que quieres que me pase algo, Slavik?

- Señorita - dijo, muy serio. - No me hagáis contestar a eso.

- Tienes que sacarme de aquí, Slavik - siguió diciendo, ignorando al desdichado truhán. - ¡No puedo pasar la noche aquí! ¡Te he pagado más de lo que te merecías como para que me dejes tirada aquí de pronto... rufián!

- Ninguna moneda de éste mundo es suficiente para pagar una travesía con vos, mi señora - mientras hablaba, finalmente, la tomó con delicadeza por los brazos y la apartó a un lado. - Tenéis dinero. Encontraréis a alguien que acceda a escoltaros.

- ¡Pero *ya* he pagado a un escolta! - chilló, mientras Krysengard aprovechaba la oportunidad de dar dos pasos sin que ella se pusiera por medio. - ¡No te atrevas a marcharte, Krys Slavik, o tendrás problemas muy serios!

- Señora, mi problema más serio está gritando mi nombre en mitad de un puerto pirata - refunfuñó el hombre, sin volverse para mirarla.

- ¡Vuelve aquí ahora mismo! - rugió ella. - ¡Eres... eres un ladrón!

- Y un sinvergüenza - matizó él. - "Que necesita un trago y veinte minutos de silencio" - agregó para sí mismo.

Pero la necesidad de encontrar una posada no era tan grande como la de alejarse de aquella pequeña arrabalera que sin duda atraería atención indeseada no sólo sobre ella, sino también sobre él, de modo que no se detuvo a mirar hacia dónde se dirigía, sino que echó a andar hacia adelante.

Y fingió no saber quién era ella ni inmutarse por lo que decía.

KS

Cantidad de envíos : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Cedric de Varlac el 30/08/09, 10:55 am

A Varlac no le gustaba nada aquel lugar. Estaba lleno de individuos de mala catadura y mujerzuelas impúdicas. La única razón por la que se encontraba allí era la información que le habían prometido podría conseguir. De momento lo único que había conseguido era un par de discusiones estúpidas a cambio de calderilla -le habría sorprendido, de todas formas, que aquellas gentes de dudosa reputación tuvieran algo que ofrecerle a él. Tan sólo cuando oyó los comentarios jocosos y de mal gusto acerca de una mujer abandonada a su suerte, se molestó en prestar interés. Nunca se sabía…

Se acercó al punto hacia donde todo indicaba que se estaba desarrollando el espectáculo y se cruzó con un tipo flaco, un elfo de cabellos plateados con cara de estar muy satisfecho de si mismo. Eso no le extrañó al caballero, pero sí se fijó en que el elfo era el único que caminaba alejándose de la zona, al contrario de los demás transeúntes, que aunque pocos iban acercándose a la plaza como moscas a una jarra de miel. Varlac los ahuyentó con facilidad –hasta el momento sólo los pobres borrachines se habían congregado a observar a la desgraciada que sollozaba en un rincón. Pero cuando pudo verla comprendió que, una vez más, la suerte lo había esquivado. Aquella no era su dama.

No lo lamentó. Encontrarla en un lugar como aquel habría dado lugar a una serie de interrogantes que no creía concebibles en lo que se refería a su bella. No, en aquel lugar detestable tan sólo había despojos de humanidad.

-Disculpad, andaba errado –se limitó a decirle a la mujer, que había dejado de gimotear para mirárselo de arriba a abajo, y dio media vuelta.
avatar
Cedric de Varlac

Cantidad de envíos : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por KS el 01/09/09, 01:26 pm

Mierda.

No, no, no, no. Aquello estaba saliendo mal. Slavik estaba empezando a ponerse nervioso. La muchacha le seguía allá adonde se moviera, y su discusión empezaba a ser la comidilla del maldito pueblo. A éstas alturas, su descripción - y la de ella - habrían trascendido a todo el que tuviera las orejas lo suficientemente abiertas.

Pronto se dio cuenta de que era la única persona que se alejaba del lugar de los hechos. Todo el mundo al que veía hacía justo lo contrario: Acudir. Algunos eran más discretos que otros, pero podía verlo. Tenían público. Krysengard tenía erizado el vello de la nuca, presintiendo que un montón de ojos se estaban clavando en él a cada momento. Intentaba no volverse y no mirar a la mujer, pero ésta seguía siguiéndole. Cuando su camino se cruzó frontalmente con el de un caballero, se apartó bruscamente, casi golpeándose el hombro con él. No se volvió para mirarle.

Linell sí.

- ¡Señor! - exclamó la semielfa en dirección a Varlac, ignorando lo que el hombre parecía haber dicho. - Parecéis un hombre decente y yo necesito ayuda de alguien como vos. Os pagaré.

En cierto modo, las palabras de la chica relajaron a Krysengard. "Al Infierno", pensó con alivio. "Ya ha encontrado otro pardillo. Ahora es problema de ése pobre hombre." No se dio cuenta de cómo la mujer dirigía un largo, esbelto y amenazador dedo hacia su espalda a medida que se alejaba unos metros más, siempre sin volverse, intentando no parecer más fuera de lugar de lo que ya estaba.

- Ése hombre me ha estafado - gimió ella, apenada. - Os pagaré si me lo traéis.

...

Krysengard se detuvo un instante, repitiendo para sí mismo las palabras que acababa de oír pronunciar. Estafado, repitió para sí, y se volvió lentamente, muy lentamente, hasta comprobar cómo el dedo de la señorita Linell se dirigía en línea recta hacia su persona. Suspiró con exasperación, poniendo los ojos en blanco.

- Venga ya... - gruñó.

KS

Cantidad de envíos : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Cedric de Varlac el 02/09/09, 06:03 pm

Al ofrecimiento/demanda de la joven, Varlac se detuvo en seco y se volvió, mirándola de arriba abajo sin siquiera pestañear, moviendo tan sólo sus globos oculares, inexpresivo. Quizás la infeliz lo tomó como una muestra de interés, porque repitió su oferta.

-¿Por quién me habéis tomado? Os equivocáis conmigo, no soy un mercenario al cual podáis comprar. Y si fuera cierto que os han estafado, no tendríais dinero para pagar a otro. Mis servicios, sin embargo, no podríais pagarlos ni aunque fueseis la dueña de la isla entera.

Dicho lo cual, se alejó por donde había venido, llegándose hasta donde estaba el tipo con el que antes casi había chocado, y que era precisamente el que la “dama en apuros” había señalado.

-¿Vos la habéis estafado? Entonces tiene suerte de librarse de semejante tipo –dijo, alzando la voz deliberadamente para que la joven lo oyera.
avatar
Cedric de Varlac

Cantidad de envíos : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por KS el 03/09/09, 12:52 pm

Mierda.

Había subestimado a Linell. Aquella chica sabía jugar fuerte, sabía - mejor de lo que él creía - cuál era el lugar en el que se encontraban. No apeló a la buena voluntad del hombre con quien se encontró, sino a su bolsillo. Y lejos de ofrecerle una recompensa, le ofreció una situación en la que él era el objetivo del que obtener el pago. Lo que había hecho seguía careciendo de inteligencia alguna, pero estaba muy bien pensado. La muy... pelleja. Ya alzaba un dedo amenazador para dedicarle unas palabras al apuesto príncipe azul rescatador de la joven burguesa...

Cuando éste vomitó su respuesta.

El aberkryn abrió mucho los ojos al escucharla, sorprendido. No tan sorprendido como la propia Linell, cuya expresión esperanzada se volvió un deje de tristeza brillante en los grandes ojos marrones con los que miraba fijamente al caballero recién llegado, pero sorprendido en resumidas cuentas. Parecía bastante obvio que tanto él como ella esperaban otra cosa... Bueno, Krysengard supuso que éso le quitaba un problema de encima. No pudo evitar sonreir a medias, escondiendo el dedo que pensaba blandir contra el tipejo.

Pero aún no había escuchado lo mejor de todo. Nooo, señor; el mejor momento esperó pacientemente y se disparó cuando el caballero, en voz alta, le reprendió. "Semejante tipo", repitieron sus labios involuntariamente antes de curvarse en lo que le faltaba a ésa media sonrisa para ser completa. "Coño", se dijo Slavik. "Ahí va el rey del mundo, ¿Eh?".

- Sí, señor - asintió, en tono jocoso. - Es justo lo que llevo diciendo toda la tarde.

Observó a Linell desde donde se encontraba. La mujer no había reaccionado. Como él, había hecho el amago de levantar un dedo amenazador (De pronto Krysengard se encontró preguntándose si no habría aprendido de ella ése gesto, y prometiéndose en silencio no volver a usarlo), pero se había detenido. Al parecer, aún esperaba que el caballero hiciese algo por ella. Bueno, y de hecho, el caballero seguía ahí. Krys había esperado que le pasara de largo, pero no lo hizo. Su mente se detuvo muy rápidamente en las alternativas que se le presentaban, y decidió que no parecía taaan interesado en socorrer a la perpleja damita.

- Y, ¿Puede un tipo semejante hacer algo por alguien como vos? - preguntó.

KS

Cantidad de envíos : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Cedric de Varlac el 03/09/09, 07:25 pm

Por supuesto que no, estuvo a punto de contestar Varlac. Pero no era alguien que respondiera irreflexivamente. Si había alguna posibilidad de salir ganando con algún tipo de asociación, ¿por qué no? Miró al tipo de brillantes cabellos grises directamente a los ojos mientras ignoraba por completo los gimoteos de la muchacha.

-Depende de si me podéis ofrecer información. Y puede que algo más. Busco algo y a alguien y no me iría mal un… asociado, pero no veo por aquí candidatos que me puedan servir. ¿Os dedicáis únicamente a tomarles el pelo a las furcias incautas, o tenéis en mente algún proyecto de más provecho?

Echó una mirada en derredor. Los transeúntes que se encontraron con sus ojos fríos se encontraron dando un pequeño rodeo automáticamente. Infelices, pensó Varlac. Ni siquiera tienen idea de lo que soy capaz. Temerían a su sombra si les sostuviera la mirada.
avatar
Cedric de Varlac

Cantidad de envíos : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por KS el 07/09/09, 03:41 am

Slavik se llevó la mano al mentón.

"Vaya, vaya", pensó, mientras examinaba a aquel hombre de hito en hito. Al principio le había confundido con alguien distinto, lo cual demuestra por enésima vez que no se puede confiar en las apariencias; seguía sonriendo, pero ahora su sonrisa, acentuada por la posición de sus dedos en su rostro, se hacía interesante.

- Información - repitió. - Claro. Conozco bien ésta isla y a sus habitantes, es como un segundo hogar para mí.

Se le escapó una mirada involuntaria en dirección a la joven Linell. Ella podría haber dicho algo incómodo en aquellos momentos, pero estaba demasiado ocupada llorando amargamente justo detrás de donde Cedric se encontraba. El corrillo de gente que la rodeaba se estaba empezando a dispersar, y Krysengard no podría haber estado más agradecido por nada en su vida. Lo que menos le apetecía era llamar la atención en una ciudad pirata que le era completamente desconocida.

¿Cómo? ¿Que éso no se parecía en nada a lo que acababa de decir en voz alta? Ah, bueno, no sería un problema. Seguramente todo lo que pudiera encontrar en una ciudad pirata se acercaría tanto a los viejos tópicos que no le costaría inventarse algo sobre la marcha. Aunque en cualquier caso no sería más que la pura verdad, por supuesto. Slavik siempre decía la verdad. Especialmente cuando mentía.

- La pregunta es qué queréis saber. No, la pregunta es qué queréis hacer - se corrigió de inmediato. - Tened en cuenta que yo solo soy un recién llegado, bueno, un recién regresado. Mi negocio, ahora mismo, consiste en ayudar a la gente a llegar adonde quiere ir. Y en contra de lo que puedan deciros al respecto, soy muy formal.

Abrió ligeramente los brazos para practicar una levísima y casi cómica inclinación, sin perder aquella sonrisa, como quien se presenta.

KS

Cantidad de envíos : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Cedric de Varlac el 10/09/09, 02:30 pm

Hubiera podido parecer que Cedric se estaba dejando embaucar voluntariamente. Pero nada más lejos de la realidad. Tenía algo en mente, y aquel tipo le iba perfecto para sus planes.

-La pregunta, exactamente, es qué quiero que hagáis vos. Quiero que encontréis un lugar y a una persona y me comuniquéis sus respectivos paraderos. Pagaré bien cuando el trabajo esté hecho, no antes. No llevo el dinero encima. Y si aceptáis el trabajo y me engañáis como a esa desgraciada, lo pagaréis vos con la vida.

Prefería ser directo y exponer sus condiciones para no perder el tiempo. No podría evitar un intento de regateo, pero le iba perfectamente bien que el otro supiera de antemano lo que había de por medio.

-Por el contrario, si tomáis a bien aceptar el encargo, podéis estar seguro de que no sólo seréis bien recompensado, sino que tras ello tendréis oportunidad de ampliar vuestra fortuna posteriormente.


Desde luego, la oferta era una oportunidad única. Una vez salvados los inconvenientes, claro. Pero nadie regala nada, ¿verdad?
avatar
Cedric de Varlac

Cantidad de envíos : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por KS el 21/09/09, 11:47 am

FDI - Disculpa el retraso, mala semana.

Ajá.

Krysengard escuchó en silencio y pacientemente lo que aquel hombre tenía que decirle. Algo que, de hecho, sonaba bien, al menos en líneas generales. Aquel hombre le resultaba curioso. Sus modales más bien hoscos y su forma de ir directamente al grano no parecían encajar con lo que se esperaba de una ciudad así.

Claro que, en una ciudad como ésa es precisamente donde uno podía esperar lo que fuera, encajase o no con la tónica del resto de la urbe. Después de todo... ¿Esperaba alguien un espectáculo como el que había montado Linell hacía unos minutos? Afortunadamente, ahora la calle estaba más o menos desierta, y la mayoría de la gente se había dispersado. Krys sonrió de medio lado ante aquello.

- Parece interesante - dijo el aberkryn, acariciándose la barbilla con un gesto teatral. - ¿Y cómo se yo que no sois vos quien intenta embaucarme?

Por supuesto que Cedric hacía bien en esperar un regateo. Y todo regateo comienza por la desconfianza.

KS

Cantidad de envíos : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Cedric de Varlac el 22/09/09, 05:17 pm

El elfo –al menos eso le pareció a Cedric que era- no era estúpido, lo cual era bueno. Buscaba a alguien avispado pero que no intentara pasarse de listo, más que nada por no tener que tomarse el trabajo de despellejarlo vivo si lo decepcionaba. Con suerte, el tipo al que acabase contratando estaría más interesado en el fruto de su trabajo que en jugar al gato y al ratón.

-Un embaucador empezaría ofreciéndote recompensas sin límite por un trabajo tan fácil que sería imposible tratar de justificar por qué no lo hace él mismo. Lo que yo tengo entre manos no es fácil y preferiría hacerlo yo solo, pero… digamos que me está costando más trabajo de lo que suponía. Si os interesa, no habrá recompensa hasta que la tarea esté solucionada, y os entregaré tan solo una cantidad para gastos sin posibilidades de ampliarla. El resto habréis de ganároslo. Y si queréis saber cómo, habréis de empezar por indicarme dónde hay un lugar más privado que una plaza pública.

Aunque los mirones se estaban cansando, no era aquel sitio para una conversación de negocios, especialmente por la información de que disponía. No quería algún metomentodo complicándose la vida y viniéndole luego con burdas historias. Aunque, afortunadamente para Linell, la conmoción se había calmado, la calle no era el despacho favorito de Varlac.
avatar
Cedric de Varlac

Cantidad de envíos : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Maldoror el 24/09/09, 11:50 pm

Pero uno de los mirones no se había retirado. Permanecía ahí, de pie, muy cerca de donde todo había empezado, fumando de una exótica pipa. Parecía muy curioso y sin mayor intención de disimular. Era pues, la calle, tan mal despacho como lo sabía Cedric, sino peor, a menos que lo que uno desease ante su puerta (siempre metafórica o tal vez metafísica) fueran visitantes, que no simples metomentodos.

Canturreaba el extraño voyeur una tonada suave y paseaba su mirada entre Linell y los dos hombres, cuya conversación tal vez no pudiera seguir del todo, pero que ciertamente eran el principal objeto de la atención en sus vibrantes ojos.
- ¿Está en lo correcto ese hombre, o poseéis el dinero para pagar por el truhán, mi dama?- preguntó a la semi-elfa sin perder de vista a Varlac y a Slavic.
avatar
Maldoror

Cantidad de envíos : 10

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por KS el 27/09/09, 02:26 am

Ajajá, pensó Krysengard. O tal vez no. Tal vez un embaucador querría que yo pensara que actuaría de otra manera si lo fuera.

De todas maneras, y por desconfiado que sea uno, siempre tiene que haber un punto límite. Cuando a uno le interesa algo, llega el momento en el que ha de ceder. Por supuesto, en ningún momento pasó Slavik a confiar en aquel caballero cada vez más siniestro; sin embargo, sí que cortó ahí el ciclo de desconfianza.

Bien, parecía genuino. Aquel hombre estaba buscando a alguien, y pobrecillo del que fuera, a juzgar por la premura que guiaba sus actos. El elfo - más vale un error inocente que cien complicadas explicaciones - asintió lentamente con la cabeza, pues, y no pudo evitar perderse una fracción de la conversación cuando sus ojos y sus oídos se volvieron bruscamente hacia la figura de Linell... y hacia el nuevo jugador que entraba en escena.

- ¿Señor? - contestaba Linell algo sorprendida, a una pregunta que el aberkryn no había escuchado.

La semielfa había asistido a la conversación entre Cedric y su 'compañero' con una mueca de sorpresa y de tristeza en el rostro. Aparentemente sin tener muy claro qué era lo que debía hacer a continuación, parecía dudar entre si debía seguir buscando a alguien que accediera a resolver su problema con el bandido o seguir ella misma al truhán hasta que surgiera la oportunidad de volver a ponerle en un aprieto. Sin embargo, la presencia de aquel hombre de tan peculiar aspecto solucionaba el problema.

Bueno, tal vez no, pero era un cambio agradable para sus pretensiones.

- ¡Ah! - dijo, sonriendo de pronto tras la sorpresa inicial. - Señor, es cierto que no llevo conmigo más que un puñado poco valioso de monedas, pero ése hombre está en posesión del dinero que me ha sido estafado.

Krysengard le hizo una seña a la mujer, desesperadamente, pero en vista de lo que acababa de decir y de la pinta que tenía el hombre a quien acababa de decírselo, cambió bruscamente de estrategia, y se dio la vuelta mientras, con una mano cerca del hombro de su recién adquirido amigo, le instaba a que comenzase a caminar calle arriba. A ser posible, a su vera.

- Tenéis razón - dijo bruscamente. - ¿Qué tal si nos movemos a un sitio más privado y más discreto? ¿Qué tal aquel lugar, por ejemplo?

¿Qué tal el primer condenado sitio que tenga puerta y posibilidad de perderse en su interior, sea tasca, taberna o domicilio?, agregó mentalmente mientras se retiraba en dirección al lugar recién señalado. Afortunadamente no era tan difícil encontrar una taberna en una ciudad como Enie. Lo difícil habría sido no encontrar un lugar en el que refugiarse.

KS

Cantidad de envíos : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Cedric de Varlac el 02/10/09, 06:56 pm

Varlac alzó una ceja imaginaria al oír al entrometido –no iba a dejar que ningún signo exterior traicionase la atención que le estaba prestando. Desde luego era hora de moverse, o el asunto de la desafortunada joven no se iba a acabar nunca. Y para él la historia había perdido todo interés. Había juzgado por su cuenta y dado un veredicto: la muchacha era una aventurera, como todos en aquel lugar, que había intentado alguno de sus viles trucos contra uno de sus colegas, logrando en consecuencia ponerse en evidencia y en una posición más que torpe. Lo que le sucediera no le interesaba; carecía de cualidades que la hiciesen agradable a su vista, o dicho de otra manera: no tenía utilidad alguna para él.

Aceptó de buen grado, pues, la sugerencia de su posible nuevo asociado, y comenzó a andar hacia la entrada sin mirar atrás y sin esperarlo.

-Vamos, pues –dijo.
avatar
Cedric de Varlac

Cantidad de envíos : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Maldoror el 05/10/09, 12:14 pm

- Pues bien, aprovechadlas para hospedaros, si os place. Ya veremos si las Fortunas nos son gratas... ¿Cuál es el nombre del hombre que os ha estafado?

Maldoror tan solo esperaría a que Linell le respondiera para partir tras los dos hombres, nuevamente, sin mayor disimulo, como si importarle en absoluto que comprobaran que les estaba siguiendo. Todo esto mientras fumaba de su pipa y canturreaba una canción.
avatar
Maldoror

Cantidad de envíos : 10

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por KS el 14/10/09, 11:12 am

FDI: De nuevo, lamento la tardanza.

Ah, pero no siempre es tan importante buscar refugio como llegar a él a tiempo.

Algo así estaba sucediendo ahora mismo para Krysengard. El aberkryn caminaba hacia adelante, sí, pero sus oídos estaban puestos en la conversación que se sucedía algunos pasos por detrás de donde se encontraba, el lugar que tanta prisa tenía por perder de vista.

- Seguro que sí - contestaba Linell, no muy segura de lo que el hombre quería decir con aquello de las fortunas, pero malditamente convencida de que era la solución de su problema. - Se llama Slavik, señor. Es aquel tipo de allí. Se atreve a desoírme como si no existiera.

Mierda, pensó Slavik.

Sentía su dedo señalándole, tan nítidamente como si se lo hubiera puesto en la nuca. El 'elfo' se detuvo un momento, poniendo los ojos en blanco. Muy bien, estaba en un lío. Había poco que hacer en seguir caminando. O en cambiar de rumbo. O en fingir que no había pasado. Estaba en dos líos, a decir verdad. Necesitaba, o bien deshacerse del hombre que hablaba con Linell,o bien conseguir que el que le seguía a él desembuchara los detalles de su plan en aproximadamente veinte segundos.

Se volvió.

- Me temo que ahora mismo tengo un pequeño problema, señor mío - le dijo a Cedric, en tono bastante serio. - ¿Es posible que me echéis una mano a hacerme cargo de él antes de que nos moleste mientras me contáis vuestro plan?

Alzó los ojos hacia Linell con una mueca de rabia mal contenida. Maldita mocosa entusiasta. A su acompañante no le conocía, pero una mirada bastó para que se diera cuenta de que significaba problemas. Bastantes problemas.

Suspiró. Iba a matar a aquella muchacha. Prometido.

KS

Cantidad de envíos : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Cedric de Varlac el 23/10/09, 06:03 pm

[FDI: Siento el retraso. Problemas personales varios, todos a la vez.]


Varlac también suspiró, casi al mismo tiempo que Slavik. No le apetecía perder tiempo con aquella pequeña inútil, y mucho menos con un oportunista con ganas de juerga. No veía ninguna razón por la que el elfo tuviera necesidad de detenerse a discutir con aquel tipo. Habría sido más sencillo desaparecer simplemente por alguno de aquellos obscuros portales y encargarse de que el tipo no podía entrar detrás de ellos, cosa que parecía temer su futuro asociado.

Claro que todo eso habría estado muy bien si el tipo hubiera sido uno de tantos piratas de tercera venidos a menos que pululaban por el lugar. Este tenía un aire de confianza en si mismo que lo distinguía de los demás fanfarrones de ocasión y que al mismo tiempo a Varlac le molestaba profundamente.

Pero si buscaba pelea, iba a salir chasqueado, se dijo el caballero. E inmediatamente se puso a pensar en cómo deshacerse del problema con rapidez y sin montar un espectáculo. Le dirigió una breve y fría mirada a la muchacha causante de la situación, la estúpida criatura que creía que le estaban haciendo un favor.

-¿De veras creéis que os van a ayudar? Deberíais poneros a cubierto en lugar de buscar venganza en alguien que sin duda se limitará a quitaros lo poco que os queda y dejaros en peor situación que antes. Un cazafortunas robando a una cazafortunas… parece una práctica muy común en estas latitudes.

Se volvió hacia Slavik para responderle.

-Si yo fuera vos, no perdería mi tiempo tratando a ese personaje. Al fin y al cabo, ¿por qué no dejar que se ocupe de vuestra ex protegida? Parece que se llevan muy bien.
avatar
Cedric de Varlac

Cantidad de envíos : 9

Volver arriba Ir abajo

Re: No la conozco de nada

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.